El juego de la vida

En el juego de la vida, las preguntas correctas pueden empoderarte como cocreador.

Momentos difíciles

INTRODUCCIÓN

Era una noche como cualquier otra noche en la ciudad después de la 9 pm. Había poco tráfico, algunas personas saliendo del supermercado 24H, otras llegando a la plaza para disfrutar con la familia de un helado, y se apreciaban algunas parejas saliendo del cine.

Beto, un chico muy simpático que recién se ha incorporado a la fuerza laboral de su localidad, conduce su auto en compañía de su prometida. Están felices e ilusionados porque ya se acerca la fecha tan esperada por ellos donde ante sus seres queridos se jurarán amor incondicional.

En eso, de la nada sale un vehículo que se pone a la par de ellos, y les disparan sin piedad, dejándolos abatidos.

¿Por qué suceden estos acontecimientos a gente buena? ¿Por qué hay tanta injusticia? ¿Por qué estas personas respaldas por armas parecen gozar de mejor suerte?

Son muchos los seres humanos que en algún momento de su vida se han hecho alguna de estas preguntas. Y muchas veces las respuestas, en el mejor de los casos, parecen ser las mismas que durante generaciones se han venido repitiendo: “Hay un Dios”, “Al que obra mal, le va mal”, “Todo lo que haces, se te regresa multiplicado”.

PUBLICIDAD GOOGLE

Sin embargo, estas respuestas, raramente dejan un buen sabor de boca.

En este artículo, se expondrá la humilde opinión que el autor, que a través de los años, se ha ido formando en sus estudios místicos, esotéricos y metafísicos, acerca del tema aquí expuesto.

La realidad intrínseca del ser humano

La reencarnación

La reencarnación, ciclo tras ciclo expandiendo la Consciencia Universal

El ser humano, desde el momento que nace, es impregnado por la cultura que le rodea y todas sus creencias, formándose así una idea preconcebida de lo que la raza humana hace en esta tierra, y para qué la habita, haciendo un énfasis muy marcado en el desarrollo físico y material del humano.

Es desde temprana edad que se arraigan en la psique los conceptos de que sólo existe lo que se ve y se toca, todo lo demás es imaginario y carece de valor, desde los amigos imaginarios de los niños pequeños hasta los sueños!

Sin embargo, al estudiar los escritos que han dejado diversos investigadores místicos como Max Heindel, es evidente que aquello que se puede ver y tocar es apenas uno más de los componentes del ser humano, y al parecer el más pequeño.

Y es ante estas revelaciones que el juego de la vida toma una nueva dimensión, y permite alcanzar nuevas profundidades en la comprensión de situaciones como la mencionada al inicio del artículo.

Max Heindel, el Cristiano Místico de América (así le conocía allá al inicio de los 1900), en su libro “El Concepto Rosacruz del Cosmos”, dejó varios conceptos que aquí se consideran:

  1. La reencarnación es una realidad, a tal grado que los investigadores místicos pueden comprobarlo una y otra vez en los reinos espirituales.
  2. El objetivo de estar en en esta rueda de reencarnaciones, en esta dimensión, es lograr dominar la materia hasta niveles insospechados, por lo que en cada ciclo construimos un vehículo físico más sensible, flexible y fino.
  3. En cada y tú, ¿estás consciente que eres co-creador en el juego de la vida?, se trae una mochila de pendientes por finalizar, así como deudas a cobrar y créditos a recibir de las encarnaciones anteriores.
Ciclo eterno ascendente de la evolución

Ciclo eterno ascendente de la evolución

Bajo estos puntos arriba especificados, el contexto de la vida humana y sus distintos sucesos, toma otro contexto, una nueva perspectiva que permite entender lo vivido bajo una nueva perspectiva.

La evolución del ser humano es un proceso eterno, donde cada vida es sólo un paso más en la expansión infinita del Universo. Una encarnación podría compararse con un día vivido. Al finalizar el día, se descansa y se entra en otro reino, y al amanecer nuevamente sería otra encarnación. Es el ciclo de la vida, es un proceso natural.

Por su parte, Esther Hicks (canalizadora de la Conciencia Abraham), afirma y reafirma en sus enseñanzas que el ser humano es un ser vibratorio, que con gran alegría decidió encarnarse para vivir la experiencia de ser un cocreador de primera mano.

PUBLICIDAD GOOGLE

Es decir, el ser humano es más que sólo lo físico que vemos y tocamos. Y bajo la evidencia de la física, es fácil darse cuenta de la ínfima cantidad del rango vibratorio que el ser humano puede percibir de manera consciente, existiendo “allá afuera” todo un Universo vibratorio desbordante de energía que es la verdadera esencia del hombre.

Soy cocreador

En este juego de la vida soy cocreador

 

¿Qué es en realidad el juego de la vida?

En su libro “Oye Dios! Es hora de Despertar”, Sakti y Bhushana a través de una sencilla alegoría muestran otro aspecto de este juego de la vida.

Mencionan que un angelito en el cielo, mientras caminaba por un paraje, se encuentra a un grupo de angelitos que hablan acerca de un juego. El angelito se emociona y se une a ellos porque quiere jugar. Le explican que en ese juego hay dolor y miedo. Él no puede imaginar por qué algo así le dañaría, puesto que él es Dios y nada puede afectarle!. Y se apunta para jugar muy emocionado. Los otros angelitos le indican que debe bajar a la Tierra para poder jugar, pero antes necesita encontrar otro angelito que quiera jugar con él, que esté dispuesto a herirle y a asustarlo. Muy contento se pone a buscar a su compañero de juegos, alguien que lo ame tanto que esté dispuesto a hacerle sentir dolor y miedo. Al encontrarlo, y ponerse de acuerdo acerca del papel que cada quien desempeñará, su compañero le dice: “Pero recuerda, cuando estemos allá en la Tierra que esto es un juego”.

Juntando todas las piezas de este rompecabezas, es fácil percibir que el juego de la vida es sólo eso, un juego. Pero en el día a día, el ser humano olvida que sólo es un actor representando un papel, y se mete tanto en el papel, que termina creyendo que él es ese personaje.

El juego de la vida

En el juego de la vida hay que elegir bien cada pieza

Es en este contexto, donde las situaciones difíciles de la vida, toman su respectivo lugar, y los argumentos como: “era tan bueno, ¿por qué a él?”, “ella no se merecía esto!”, pierden su peso, se escuchan huecos.

Sería mucho más benéfico para todos, tomar conciencia de la real naturaleza intrínseca del ser humano, vivir todos los momentos que se presentan con el pleno conocimiento que el hombre es cocreador, que es un chispa divina, es Dios en potencia, es el medio a través del cual el Universo se expande.

Termino parafraseando a Abraham,  canalizado a través de Esther Hicks: “Dejad de ver el detalle, y ved la situación en un contexto general, buscando aquellos pensamientos que les permitan ir ascendiendo por la escala emocional. Porque cuando logras sentir una emoción más elevada y te dejas llevar por el Flujo Universal de Bienestar, comienzas a estar en armonía con aquello que tu corazón desea, y este se materializa en tu vida.”

Sigue a tu corazón

Sigue a tu corazón

Autor: Spiritual Warrior13

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Omar Soto

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend