Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » La nueva etapa de la responsabilidad interior por Jordi Morella

La nueva etapa de la responsabilidad interior por Jordi Morella

jesus sentado mirando en el infinito

Me parece que ha llegado el momento de no escribir más sobre lo qué hacer o dar información de la dirección a seguir, porque es cada uno quien ha de redescubrir su camino y el cómo hacerlo. Es cada uno quien ha de vivir en su presente lo que las circunstancias le hacen sentir. Es a través de este sentir que se podrá llegar al conocimiento y aprendizaje, dando pie a la sabiduría pero necesitamos el sentir para darnos cuenta de aquello que hay en nosotros, que hemos de tener presente de otra manera a partir de ahora en nuestra vida,….y esto, solo uno lo puede hacer por sí mismo.

Hablar o transmitir el camino que seguimos, no siempre permite que otro se responsabilice de sus pasos a dar. Es desde nuestro interior que se podrá llegar a saber quién es cada uno y qué hacer.

Tengo una especie de sensación que no es cuestión de hablar del camino que se está siguiendo, sino de saber del camino que estamos haciendo. No es cuestión de hablar hacia donde se dirige, la inercia que lleva, sino de lo qué está haciendo cada uno en su presente. Esto será lo que le dará el entendimiento hacia donde se dirige. Será la consciencia del presente, no el saber de él mismo en un ahora posterior. Estar pendiente de lo que será, nos hace estar pendiente de algo externo que no siempre se corresponde con lo que vivimos, ahora y aquí.

Estar más pendiente de la información del universo, sus vidas y lo que está sucediendo en él en estos momentos, es querer conocerse uno mismo sin tener presente aquel quien tú eres. Tú eres una realidad. Es cierto que en algún momento puede llegarte a dar un empujón para continuar el camino hacia ti mismo, pero no hará que tu potencial interior se manifieste porque tu visión estará centrada fuera de ti. Será cuando pongamos toda nuestra atención en nosotros mismos que podrá conocerse uno mismo, despertar la divinidad que se es y manifestarla.

Sabemos que el planeta y la humanidad que la habita se dirige hacia una armonización a todos los niveles, donde la densidad dé lugar a una elevación energética tal que todos los que convivan en este mundo, puedan hacerlo en paz, amor y respeto. El Amor está haciéndose un lugar en nosotros.

PUBLICIDAD GOOGLE

Las energías actuales permiten abrir las puertas de la responsabilidad de cada uno en su vida. Esta, consiste en conocer quien habita el interior de cada uno. ¿Os suena la expresión “quién soy yo”?, pues, la respuesta está en vuestro interior. La respuesta a la pregunta “¿de dónde vengo?” se encontrará en lo que sientes, y “¿hacia dónde voy?”, solo se necesita ser un observador de tu proceso que estás siguiendo. ¿Lo ves? Solo es cuestión de uno mismo el hecho de saber de uno y conectar con aquel quienes somos.

Saber de lo qué sucede más allá de nosotros nos puede llevar a una distracción de nuestro camino. Es cierto que a veces nos puede dar una mano, pero cuando obtenemos un referente donde cogernos para mantener una fortaleza en nosotros, no siempre, este punto de referencia nos libera, porque esperamos más y más de él, a veces, quedando atrapados en una dependencia para una liberación ilusoria de nuestra alma y nuestro ser de la dualidad. Es como a un niño pequeño darle un bastón o un apoyo para levantarse cada vez que tropiece y caiga, o hacerle ver y enseñarle que puede levantarse por sí solo. Cuando ya sepa, se dará cuenta que no se necesitan los soportes y apoyos físicos para elevarse, porque por él mismo lo puede conseguir. Empezando por encontrar el camino hacia uno mismo, por sí mismo, nos abrirá las puertas del entendimiento de lo que sucede fuera de nosotros. Aquello que vemos fuera, es la referencia de nuestro interior. ¿Qué tal si empezamos desde el principio a mostrar la dirección de la divinidad, y no la dualidad, teniendo presente solo la divinidad como una referencia para apoyarnos cuando alguien lo necesite?

Yo he seguido un proceso, donde me ha ayudado el hecho de hacer, en su momento, una serie de cursos y talleres sobre aspectos de nosotros, pero lo que ha hecho la liberación de aquel quien ahora soy, ha sido la aplicación y la interiorización de lo aprendido. Eran unos tiempos donde la energía no era la de ahora. Abrir el corazón, perder el miedo y adentrarme en mi interior para escuchar y seguir la voz de mi corazón, me ha llevado a darme cuenta que no necesitaba ningún curso, ni seminarios, ni ningún otro tipo de talleres para llegar a mí mismo.

Ha llegado la hora de ir a uno mismo, de no depender de nadie y de confiar y tener Fe en el camino que estamos siguiendo, siempre que, tengamos la sensación que estamos haciendo y estamos allí donde hemos de estar en estos momentos.

A lo largo del camino he conocido muchas personas que han priorizado las comunicaciones exteriores y las actividades donde se quería hacer ver que aquel camino era el adecuado para cada uno. Ya no se necesitan tantos indicativos en nuestro camino. En el fondo, solo se necesita uno, y es aquel donde muestra una flecha que indica tu interior. Todo un mundo interior lleno de amor, sensaciones, sentimientos, percepciones y otras puertas esperando ser abiertas para saber de ti.

Me he dado cuenta en la distancia, que gran parte de lo que se ha hecho, ahora ya no es vigente, siendo obsoleto o estar caducado. Aquellos pasos sirvieron en su tiempo, que te podían dar un empuje para subir nuevos peldaños, pero estos peldaños los habías de subir tú, no que te graduasen como en una jerarquía académica.

Aquello que hay dentro de ti, ¡solo tú lo puedes encontrar y disfrutar!

El mayor tesoro que puedas llegar a encontrar, está esperando en tu interior ser encontrado para que lo aceptes y lo disfrutes a lo largo de tu existencia a partir de ahora. Perder los miedos, te permitirá adentrarte y empezar a ver una especie de luz, cada vez más clara e intensa para darte cuenta que aquello que siempre has buscado en tu vida, ya lo tenías dentro de ti, esperando ser encontrado. ¡Qué gran descubrimiento el hecho de encontrarte a ti mismo! Cuando te reencuentras, dejas de hacer cursos, seminarios, talleres, leer libros,….pero escuchas en todo momento tu corazón, porque él te guiará hacia la Fuente adecuada para tu alma.

Encontrarás Fuentes en todo tu camino, solo se necesita que te des cuenta de ellas para beber del agua que más te convenga. Escucha a tu corazón, que él te guiará. Discernir por uno mismo es una de las características de este aprendizaje realizado desde tu propio autoconocimiento.

PUBLICIDAD GOOGLE

No estás sola, amada alma. No has estado nunca sola.

Continúo recibiendo mensajes y mails de algunos de vosotros donde queréis compartir conmigo el hecho de sentir entidades y recibir comunicaciones. Esto no se aprende. Es siendo vosotros que os unís con el Hogar del cual procedéis. Siempre habéis pertenecido a él, y es en estos tiempos que la humanidad vuelve a Casa.

Yo puedo ser una Fuente, como tú otra para tu entorno, pero no debéis de beber de donde una gran parte bebe, porque quizás aquella no sea la que eliminará tu sed para siempre. Solo yendo a vuestro interior sabréis la Verdad. El discernimiento, la voz que os guía, el susurro que os indica el camino a seguir, todo, absolutamente todo lo que es importante y la Verdad para ti, surge de tu interior. Todos los tesoros deseados ya se encuentran en tu interior. Activando las pautas de tu ADN para llegar a ellos, te permitirá sentir aquel quien eres, y no la dualidad que aceptaste en ti. Esta activación se produce cuando te adentras a ti mismo y empiezas a darte cuenta de todo lo que eres y aceptas tu potencial como ser espiritual, dejándote guiar por tu corazón y sintiendo en todo momento, la honestidad entre lo que sientes, piensas dices y actúas.

Esto solo lo puedes hacer siendo tú. Dejando que tu interior se manifieste, tu esencia divina se manifestará.

Estás en el camino. Estamos en esta dirección, por eso, nuestro amado mundo va como va.

Las Fuentes, de alguna manera, continuarán estando mientras haya quien no crea en él y en su potencial. Tu presencia alimenta la de los demás, pero no con una consciencia de ayudar a los otros porque lo necesitan, sino, dándote cuenta del potencial divino que los demás también tienen. Siendo tú, los demás también lo serán. Será por Resonancia, no por querer convencerlos y ayudarlos.

Las Fuentes continuaran existiendo, pero ya no “para guiar al rebaño”, sino para alimentarlos en su camino mientras ellos son ellos”. La energía es muy diferente del primer propósito al segundo. El Amor está pidiendo paso en nuestra vida. ¡Ábrete a él!

Que el Amor y la Paz sea en todos vosotros para sentir aquel quien en verdad sois.

Autor : Jordi Morella

Blogs: “El Racó de la Veu del Cor” (en catalán), “El Rincón de la Voz del Corazón” (en castellano).
Facebook y YouTube: Jordi Morella.

La nueva etapa de la responsabilidad interior  por Jordi Morella

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jordi_Morella

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend