Mensaje Muriel: Todos ustedes son hijos de la luz y del día, no de la noche ni de la oscuridad

Lurdes Sarmiento
Lurdes Sarmiento

Bendiciones para todos ustedes hijos de la Luz,

Me presento ante ustedes durante este periodo de incremento no solo de la Luz, sino también de la Conciencia, con el propósito de brindarles un gran dón que proviene directamente de la Fuente Divina y es que ya es tiempo de que reclamen totalmente su esencia y su derecho de nacimiento, en lo más profundo de su interior. Y al lograr apreciar que la luz de la Compasión y la Pasión Divina resplandece dentro de ustedes, podrán ver igualmente, cómo la misma brilla en el interior de quienes los rodean.

Esto se debe a que cada uno de ustedes son hijos de la Luz

seres de luz

Se encuentran viviendo la Nueva Tierra, por lo que es hora de que vivan y den la bienvenida a esa realidad que les ofrece la de quinta dimensión.

En esta dimensión deben tomar conciencia de la verdadera esencia no solo de la Aceptación Incondicional, también del Amor, es decir, deben aceptarse a sí mismos y a quienes se encuentran a su alrededor como auténticos hijos de la Luz, para poder ver realmente la belleza y la perfección propia de los seres humanos. Igualmente, de este modo, podrán dar la bienvenida a que todo ser viviente que exista desde el Amor y la armonía.

Sin importar si el Universo que habitan es agradable, cuidadoso y/o amoroso, en el cual tienen la oportunidad de explorar y que todo gire a un ritmo perfecto, deben saber, amados hijos de la luz, que el mensaje que les traigo en esta oportunidad se debe a que han logrado llegar a un punto dentro de su evolución donde se encuentran realmente listos para dejar a un lado la perspectiva tridimensional que poseen sobre sí mismos como seres “imperfectos” y “heridos” y aceptar que de verdad son seres de Luz completamente perfectos.

A partir del momento en que la Atlántida se hundió, la psique humana se ha encargado de transmitir, de generación en generación, la huella de la imperfección y la culpa. En la parte más recóndita de la membrana de su ADN existe un sentimiento de miedo y vergüenza, generado como consecuencia de aquello que realizaron con el propósito de “herir” durante su periodo existencial en la Atlántida, lo cual produjo a su vez, la destrucción de dos continentes:

Estos dos continentes son Lemuria y Atlantis

cuerpo de luz y perfeccion del tiempo

Y aún siguen jugando ese mismo patrón, no solo en sus interacciones sociales, sino también en sus sistemas de creencias. Ustedes se enfocan en aquello que se encuentra mal, es decir, en sus problemas, errores y/o sombras y de esa manera, permiten que dicha membrana siga siendo parte de ustedes. Sin embargo y a medida que vayan avanzando más a la Matriz de Energía Paradisiaca, mis amados, tendrán la oportunidad de sentir como vuelven al Amor y experimentan una gloriosa aceptación de lo que realmente son.

Podrán sentir como vuelven a tener esa conexión pre-Atlante y que perdieron, con el gran Amor Incondicional que proviene directamente del Corazón central de todo lo existente. No obstante, para prepararse para dicha realidad, es preciso que se encuentren listos, amadisimos hijos de la luz, para permitir que la comprensión y la aceptación entre en ustedes y los llenen con su Luz y perfección.

El secreto para poder lograrlo, consiste en la compasión; deben aceptar conscientemente donde han estado y los errores que han cometido para después poder liberarse. No se permitan caer dentro de ese estado y tampoco traten de profundizar en él, simplemente acéptenlo para que al alcanzar la 5ta dimensión, puedan experimentar el incremento de su energía divina.

Amados, recuerden que se encuentran viviendo un periodo bendito.

AUTORA: Lurdes Sarmiento redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

3 comentarios

    1. Oscuridad, vacío y luz. Nacimos de la antimateria, el equilibrio es necesario. PEro claro se dedican a materializar en la 4ª seres nuevos con características ideales de los auténticos seres de quinta y séptima que sus enseñanzas solo son los reflejos ideales que queremos pero no son posibles en este plano, en otros la convivencia es más clara. Bueno cada cual con su momento y su percepción. Pero estoy más con Melchizedek cuando se den cuenta de lo que realmente hay que hacer aceptar tu oscuridad e integrarla, equilibrar los polos y ahí ascender sino se quedarán en algo ficticio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx