Salud energética: beneficios de la Terapia Radiónica

Pedro González

Hoy nos vamos a adentrar en el mundo de la Terapia Radiónica. Dentro de la sanación para mejorar la salud energética se pueden encontrar muchas terapias alternativas. Sea como fuere, esta ha demostrado ser una de las más eficaces y que mejores resultados ofrece para la sanación.

Qué es la Terapia Radiónica

La Terapia Radiónica es un tratamiento de salud energética que controla y equilibra la energía a distancia mediante aparatos dinamizadores y medicamentos radiónicos, con el objetivo de sanar las enfermedades físicas, emocionales y los bloqueos en el desarrollo humano.

La radiónica también es utilizada para equilibrar la energía de animales, campos o sitios geográficos, como casas, comercios u oficinas.

Esta es una disciplina que pretende curar las enfermedades restaurando la energía o frecuencia vital de las personas según las teorías de Albert Abrams, un médico estadounidense fallecido en 1924.

Bases de la Terapia radiónica

Albert Abrams fue un médico muy controvertido en su época, quizás a causa de sus revolucionarias teorías. En su tiempo, muchos elementos de la comunidad científica y médica internacional intentaron desacreditarlo.

Pero Abrams fundó las bases de la radiónica, una disciplina que continuó con el trabajo de la Dra. Ruth Drown, una quiropráctica norteamericana, y más tarde fue objeto de estudio en los Laboratorios De La Warr en Oxford.

En 1960 Malcolm Raes aporta nuevos descubrimientos en la instrumentación de la radiónica y el Dr. David Tansley instituye una nueva base para el diagnóstico y tratamiento de terapia Radiónica basado en la innovadora teoría de los campos de energía.

hermandadblanca energia interior 300×150.jpg - Las energías y las fuerzas del ser humano - hermandadblanca.org

Según Albert Abrams, cada persona está rodeada por un campo electromagnético y la frecuencia de esta energía es diferente en un cuerpo sano que en un cuerpo enfermo. Los desequilibrios de ese campo energético producen dolencias, desequilibrios emocionales, enfermedades y hasta la muerte.

La Terapia radiónica intenta detectar y tratar estos desequilibrios para regenerar la frecuencia adecuada al campo magnético de una persona. No es una medicina tradicional, sino que pretende curar a distancia utilizando los patrones de energía que representan los medicamentos (homeopáticos, plantas, oligoelementos, piedras, gemas, sales, mantras, etc.).

Otra diferencia de este tratamiento es que no solo ayuda a sanar los problemas físicos de una persona, sino también los emocionales, problemas de pareja, familia, etc., los problemas de salud animales y también los bloqueos energéticos del lugar geográfico.

Beneficios de la Terapia Radiónica

Los expertos en radiónica afirman que la aplicación de esta terapia es muy extensa, siendo posible tratar mediante ella una gran variedad de problemas de salud en humanos, animales y también en la Tierra, por ejemplo, en la eliminación de plagas en los cultivos.

Algunos de sus beneficios como terapia humana son:

  • Apoya el tratamiento de diversas enfermedades y problemas de salud.
  • Promueve las capacidades de una persona.
  • Ayuda a eliminar los obstáculos que impiden la superación personal.
  • Armoniza la pareja, ayuda a tratar los problemas sexuales o la infertilidad.
  • Ayuda a resolver conflictos familiares, mejora la comunicación en la familia.

La Terapia Radiónica y la Radiestesia tienen algunos puntos en común, pues ambas pueden detectar a distancia las frecuencias energéticas de una persona u objeto.

Beneficios de la Terapia Radiónica

La Radiestesia afirma que estos campos electromagnéticos pueden percibirse y manejarse a distancia, y por este motivo puede encontrar problemas de salud o desequilibrios energéticos incluso cuando aún o se han presentado los síntomas.

Ahora que conoces mejor esta terapia alternativa, está en tus manos aprovechar sus beneficios y ventajas. Si crees que puede ser la solución a tus problemas, no dudes en ponerte en manos de un experto. Recuerda que tu salud siempre es lo primero.

Visto en En Buenas Manos, por Pedro, redactor de la Hermandad Blanca

1 comentario

  1. Excelente me encanta todo esto ya en los años 70-80 + leí y practiqué varias cosas de las qué comentas, es un es un gran estudio, fabuloso té admiro. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx