SHANG-CHI: la leyenda de los diez anillos

Jorge Ariel
Jorge Ariel

Los diez anillos hacen referencia aun grupo terrorista que busca destruir la paz mundial, la cual entrena a sus seguidores en artes marciales. Shang-Chi es hijo de un poderoso criminal de China. Educado en un complejo aislado del resto del mundo, Shang-Chi fue entrenado en dicho grupo y ha desarrollado habilidades sin igual. Shang-Chi se enfrentará a un poderoso enemigo: El Mandarín. Shang-Chi es una nueva película de Marvel Studios a ser estrenada el 3 de septiembre de 2021.

Los antiguos guerreros, los grandes samuráis sabios y protectores de antaño, sabían muy bien que la utilización del ritmo en su fase positiva y constructiva era benéfica y confería grandes poderes. Sincronizaban el alma y la personalidad y utilizaban la corriente natural de la vida evolutiva.

LA LEYENDA DE MARVEL

Shang-Chi se clasifica como un atleta, pero él es uno de los mejores en artes marciales que no son superhumanos y ha dedicado gran parte de su vida a entrenar, siendo denominado por algunos como el mejor luchador a manos vacías y practicante de kung fu con vida. Gran parte de sus capacidades físicas parecen provenir de su dominio de chi, que a menudo le permite superar las limitaciones físicas de los atletas normales. También ha demostrado la capacidad de esquivar las balas de ametralladoras y rifles de francotirador, y es capaz de desviar los disparos con sus brazaletes. Shang-Chi también está altamente capacitado en las artes de la concentración y la meditación, y es un experto en diversas armas de mano.

Wenwu fue hijo de uno de los hombres más ricos en la China continental prerrevolucionaria y un descendiente de Genghis Khan, mientras que su difunta madre fue una mujer inglesa de la nobleza. Wenwu nació en un pueblo sin nombre en China antes de la Revolución Comunista. Los padres del niño murieron poco después de su nacimiento, y fue criado por su tía (paterna), quien estaba resentida contra el mundo y lo crio con la misma actitud. Hasta la más pequeña porción de la fortuna de la familia fue gastada en el entrenamiento obsesivo del Mandarín en la ciencia y el combate, dejándolo en la bancarrota cuando ya era un adulto. Incapaz de pagar los impuestos de su hogar ancestral, el Mandarín fue desalojado por el gobierno.

Con la esperanza de encontrar una manera de vengarse de la civilización que le había gravado y dejado sin hogar, el Mandarín exploró el Valle de los Espíritus, en el que nadie se había atrevido a poner un pie durante siglos. Allí encontró el esqueleto y la nave de Axonn-Karr, un alienígena con aspecto de dragón, proveniente del planeta Maklu IV, que había venido a la Tierra hace siglos. Durante los años siguientes, el Mandarín estudió las ciencias de los Makluan hasta dominarla.

Las principales armas personales del Mandarín son los diez anillos que lleva en cada mano. El funcionamiento de los anillos no puede ser explicado por la ciencia contemporánea de la Tierra, pero se sabe que sirve como una fuente de energía casi ilimitada para los motores de la nave espacial Makluan de Axonn-Karr. El Mandarín aprendió cómo invertir los anillos para sus usos personales y hacer que respondan a sus órdenes mentales.

DEDOSMANO DERECHAMANO IZQUIERDA
MEÑIQUE

ANULAR

MEDIO

INDICE

PULGAR

Rayo de hielo

Intensificador mental

Rayo eléctrico

Rayo de fuego

Luz Blanca

Luz Oscura

Rayo de desintegración

Rayo vórtice

Rayo de impacto

Rayo de control

El Dragón es el origen de los diez anillos que fueron  encontrados por el Mandarín en la nave, los cuales aparentemente eran la fuente de propulsión, entre otras cosas. Tales anillos habían sido creados por un Ser de la raza Draconiana. Chen Hsu contactó con el Mandarín, y le habló de otro dragón de la misma raza. El Mandarín y Hsu encontraron donde estaba sepultado Fin Fang Foom, y le liberaron. Con la ayuda del Dragón, el Mandarín conquistó la tercera parte de China.

Fin Fang Foom es un ser extraterrestre de Kakaranathara, el cuarto mundo en el sistema Maklu de la Gran Nube de Magallanes. Su raza llegó a la Tierra en la antigua China, con la intención de conquistar el planeta. Utilizando sus poderes metamorfos para imitar la forma humana, los extraterrestres se infiltraron en la sociedad humana para estudiarla antes de su conquista. El navegador extraterrestre es la excepción, y, actuando como una reserva, es colocado en una tumba en estado catatónico.

Chan Liuchow es un adolescente cuya tierra natal está siendo amenazada por las fuerzas invasoras de la China comunista. Liuchow despierta al dragón y lo incita a perseguirlo al campo comunista (el cual es destruido por Foom), para luego regresar a la tumba de Fin Fang Foom, donde la criatura vuelve a dormir a través del uso de una extraña hierba.

EL FUNDAMENTO TAOISTA

Los SANTOS sabios de tiempos antiguos hicieron el libro de las mutaciones de este modo: escrutaron la relación entre el destino y el libre albedrío, estableciendo por lo tanto el Tao, el sentido del Cielo lo denominaron lo oscuro y lo luminoso, al sentido de la Tierra lo denominaron lo blando y lo firme y al sentido de lo Humano lo denominaron lo sabio y lo justo. Juntaron estas tres energías fundamentales y las duplicaron. Por esta causa son siempre seis los trazos los que forman un signo HEXAGRAMA,  en el Libro de las Mutaciones.

Para ayudar de manera misteriosa a las luminosas divinidades, los sabios inventaron el oráculo de los tallos de milenrama. Durante el transcurso de los siglos se ha documentado lo que los pensadores más notables de China han pensado y dicho en lo referente a los signos y a las líneas.

Diez Alas o escolios recogen efectivamente lo más antiguo que existe en materia de literatura exegética sobre el Libro de las Mutaciones. El primero de estos comentarios recoge los dictámenes o juicios sobre cada uno de los signos del I Ching, constituye las dos primeras Alas. Las Alas tercera y cuarta están formadas por el comentario a las imágenes. Las Alas quinta y sexta componen un Gran tratado e incluye juicios anexos. El Ala séptima se centra en los dos primeros hexagramas. El Ala octava platica sobre los signos, el Ala novena sobre las secuencias, el ordenamiento de los signos, el Ala décima presenta los signos entreverados y los enfrenta por pares.

El Chi es el flujo de energía vital muy semejante al concepto hindú del prana aunque el prana es considerado principalmente una energía que desde el aire respirable se adquiere en la respiración, mientras que el concepto chino del qi se entiende también como la energía del macrocosmos (todo el universo), en el microcosmos (el cuerpo humano y su psique).

Los practicantes de ciertas disciplinas afirman que el ser humano puede controlar y utilizar esta energía, a través de diversas técnicas, acrecentándola, acumulándola y distribuyéndola por todo el cuerpo o usarla en forma concentrada, como en el Tàijíquán, el Daitō-ryū aiki-jutsu, el Aikidō y otras artes marciales. Otros afirman poder curar cierto número de enfermedades y otros efectos liberando el libre flujo del Qì por el cuerpo humano. Este es el caso de medicinas alternativas como el magnetismo curativo, reiki, la acupuntura, la digitopuntura; y de algunas disciplinas como el qìgōng.

En los movimientos se debe permitir que el chi fluya, relajando en lo posible los músculos y las articulaciones y realizándolos de manera suelta y fluida. A través de los ejercicios, se debe «aumentar el chi en el cuerpo» y el practicante debe llegar a estar en condiciones de percibir y finalmente controlar el poder chi.

Tao es la palabra china que significa Sentido, es aquello que pone en movimiento el juego de las fuerzas y las sostiene. Ese algo sólo significa una dirección, invisible y enteramente incorpórea, de manera que hay que elegir un camino para alcanzar el propósito y regular sin embargo todos los movimientos. El sentido en su manifestación aparece ante cada cual según su propia motivación. Para una persona activa, para el que la bondad y el humanismo son lo más elevado, el amor es la suprema compasión. Para una persona contemplativa, para quien lo más elevado es una tranquila conocimiento, la sabiduría es la máxima comprensión. El sentido del mundo es, por cierto, amor y sabiduría, pero en su más íntima esencia  también se encuentra más allá del amor y la sabiduría.

Tai es la palabra china que significa Todo, Wu significa Nada, tenemos así al «gran extremo» taiji con el «sin extremo» wuji. Se trata de dos estados entre los cuales el practicante de la alquimia interna evoluciona en su trayecto hacia la inmortalidad. El símbolo es el Taijitu.

La elaboración del diseño del símbolo representa el proceso por el cual el Tao da origen, desde la no diferenciación o wuji (círculo superior), a los diez mil seres (círculo inferior), pasando por el surgimiento del yin y el yang y de los cinco elementos (centro).

Todos los elementos de la naturaleza son una pieza del todo, y la realidad se expresa en procesos de opuestos que alternan (día/noche, invierno/verano, movimiento/quietud), lo que se conoce como yin yang: dos conceptos del taoísmo, que son usados para representar o referirse a la dualidad que esta filosofía atribuye a todo lo existente en el universo. El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración.

DE LAS GEMAS A LOS ANILLOS

Las primeras tres fases del Universo Cinematográfico de Marvel nos mostraba la mitología implícita en las gemas del infinito, en la cuarta fase nos adentramos en el análisis de los rayos de energía. Y es que al ser los rayos  emanaciones de los «Espíritus ante el Trono de Dios» se centran en el número siete propio de la versión Elohista, los Taoistas, por su parte,  se centran en el número ocho. Esto es así porque son cuatro los éteres físicos y cuatro los éteres cósmicos y la guerra del Infinito ocurre entre ambos bandos. Los chakras que están debajo del diafragma son controlados por los éteres físicos, mientras que los chakras por encima del diafragma son controlados por los éteres cósmicos.

El Triángulo inicial de energía fue formado por Sanat Kumara, un Anciano de los Días (llamado el Coleccionista en Marvel), el cual es protegido por tres Budas de Actividad (llamados Guardianes del Tiempo en Marvel) y las tres energías que circulan por dicho triángulo se denominan los tres Rayos de Aspecto mayores.

Las siete gemas expresan la naturaleza séptuple de la conciencia a través de siete líneas de radiación. y son llevados cada una a la expresión vital.

La gema de poder se encuentra en el centro sacro.

La gema de la mente se encuentra en el ajna.

La gema del alma se encuentra en el centro cardíaco.

La gema de la realidad se encuentra en el centro esplénico.

La gema del espacio se encuentra en el centro plexo solar.

La gema del tiempo se encuentra en la garganta.

Los diez anillos hacen referencia a los diez discos en la columna vertebral, cinco sacras y cinco lumbares, es como si lo sacro estuviera en relación con el rayo rosa de inteligencia y lo lumbar con el rayo azul de voluntad. En cuanto a las manos, la mano izquierda está en relación con el destino y la derecha con el libre albedrío.

En la mano derecha encontramos los siguientes anillos:

El Rayo de Hielo emite ondas de frío que pueden ser utilizadas para inmovilizar a un oponente. Como gema tiene la forma de múltiples cápsulas pequeñas cilíndricas, de colores azul y blanco. El Intensificador Mental aumenta la propia energía psiónica del usuario, permitiéndole colocar a una o más personas bajo su control mental y transmitir órdenes a ellos mentalmente. Es utilizada frecuentemente para crear ilusiones. Como gema tiene la forma de un cuadrado inclinado. El Rayo Eléctrico emite electricidad en cantidades e intensidades mentalmente determinadas por el usuario. Como gema tiene la forma de una línea verde angulosa. El Rayo de Fuego emite radiación infrarroja (o calor) a intensidades mentalmente determinadas por el usuario. Como gema tiene la forma similar al anillo de hielo, pero con cuatro cápsulas de color rojo. La Luz Blanca puede emitir varias formas de energía a lo largo del espectro electromagnético. Como gema tiene la forma de dos círculos de color blanco, colocados en oro.

En la mano izquierda tenemos los siguientes anillos.

La Luz Oscura puede crear una zona absoluta de oscuridad que parece absorber toda la luz utilizada en su interior. Como gema tiene la forma de cuatro puntos diminutos de colores azul y negro, organizados en una forma cuadrada en grupos de dos. El Rayo de Desintegración emite un rayo de energía que destruye todos los enlaces entre átomos y moléculas del objeto que golpea. Como gema tiene la forma de un cuadrado dorado. El Rayo Vórtice hace que el aire se mueva a alta velocidad en un vórtice. Como gema tiene la forma de un simple círculo azul. El Rayo de Impacto puede proyectar varias formas de energía con una gran fuerza de conmoción. Como gema tiene la forma de una estrella, de color morado (o rojo). El anillo que controla la Materia puede reorganizar los átomos y moléculas de una sustancia, o acelerar o ralentizar su movimiento, con el fin de producir diferentes efectos. Como gema tiene la forma de un pequeño círculo color púrpura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx