Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Kuthumi » UNA CHARLA DE TRINIDAD – Adamus y Kuthumi – Universidad de Pioneros

UNA CHARLA DE TRINIDAD – Adamus y Kuthumi – Universidad de Pioneros

Lord Kuthumi 007

Enfóquense en la calma. En esta calma los invito a sentir vuestro propio amor manando de vuestros corazones. En esta calma, en esta inexistencia, en este Todo Lo Que Es, vuestro propio-amor y déjenlo esparcirse por todo el cuerpo y lejos,  más allá. Es vuestro ser en vuestro propio centro. Es ustedes, quienes pretendieron ser. Los invito a conectarse desde el corazón con toda la gente aquí, en este salón, como un único corazón latiendo juntos y encontrando calma juntos. En esta quietud los invito a abrirse a las palabras que están entrando (mucha risa).

KUTHUMI: ¡Finalmente! Mi Dios Mujer…

PÚBLICO: No sabía que venían.

KUTHUMI: …me pusieron a dormir. Estuve casi fuera de aquí, saltando al río o lo que sea que esté por ahí. ¡Jesús!

PÚBLICO: Perdón, Kuthumi.

KUTHUMI: Da un paso a la calma, la quietud, sí, sí, sí y quiero que sientan lo bueno y lo malo, y quiero que se sientan contentos, felices, asombrados, y vamos a cantar juntos una canción (mucha risa). ¿Listos?

PÚBLICO: ¡Aleluya!

KUTHUMI: No, no Aleluya, es muy del siglo pasado, no está más de moda. Conocen la canción, Relax.

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Muy bien, la voy a cantar primero por ustedes, y ustedes se van a unir conmigo; es mí ley, es la ley de Kuthumi. Así que, acá vamos; lo haré por ustedes. (Kuthumi canta):

Relájate, no lo hagas

cuando quieres conseguirlo

Relájate no lo hagas

cuando quieres venir.

KUTHUMI: Cuando quieres venir

PÚBLICO: Cuando quieres venir.

KUTHUMI: ¡Sí! Buenas noches Den Helder. Son un gran público esta noche. Ah, no estoy cantando, lo siento. Creí que iba a ir a una presentación de Michael Jackson o algo así. De todas maneras gracias por tenerme aquí, es muy hermoso lo que está ocurriendo en mi pecho ahora mismo. La belleza de ustedes manando de mí, y yo teniendo la habilidad de hacerlos manar, como siempre.

Sé que soy un pato extraño en la laguna, lo admito. Pero otra vez, si ustedes, todos ustedes, y hola -de paso- Si todos ustedes realmente se permiten ser ustedes mismos, ¿qué harían? Así que déjennos comenzar con esa pregunta. Si se permiten estar aquí ahora completamente, (risas) dejarse ir por completo -¿es tan gracioso?- Dejar ir por completo todos vuestros juicios sobre sí mismos. Todos los enojos, los dolores, los miedos (risas), ¿qué pasaría? Supongo que alguien está averiguándolo (risas).. Es de lo que estoy hablando, sí. No imito este acento por nada (risas) ¿Creen que es mi verdadero acento? No lo es. No tengo voz, no tengo idioma, sólo tengo energía. La razón de por qué uso este acento es para ponerlos contentos (risas) Ese soy yo mismo, mi yo, Kuthumi. Estoy muy entusiasmado Imzaia de que podamos estar aquí esta noche, de tener la oportunidad de esta conversación, especialmente cuando estos dos amorosos ángeles, y podría dormir con ustedes en un abrir y cerrar de ojos, sí, cuando estos dos amorosos ángeles aquí están llegando a un acuerdo. Ambos están accediendo, por hacerlo, a un acuerdo que se hizo tiempo atrás.

PÚBLICO: Fui forzada un poquito.

KUTHUMI: ¿Forzada? Tal vez deberías cambiar la cosa, querida.

PÚBLICO: Estoy bromeando.

KUTHUMI: Sí, por aquel (señala) haciendo la mala meditación. No mencionaremos su nombre ahora. (Se levanta un momento y dice algo que no se entiende) Ah, sí, si, pero entonces lo has estado posponiendo por largo tiempo, ¿no es así?

PÚBLICO: Sí. Y pienso que Kuthumi es mi gran favorito. Es un gran tipo; hace bromas. A veces bromas pícaras. Me gustan.

KUTHUMI: Ah, sí, tu favorito. Sí algunas bromas subidas de tono -también me gustan- Él es totalmente el buscador, ¿no es así? (muchas risas) Dos días de silencio, ¿y ahora esto? (más risas) si, es maravilloso.

PÚBLICO: Soy un tipo totalmente ocupado, pero debo confesar que es así.

KUTHUMI: ¿Podemos tomar a este cura?

PÚBLICO: Así que algunas cuestiones vienen a mí. Que es un favor estar aquí, estar sentado aquí.

KUTHUMI: Estoy muy feliz de que estés aquí.

PÚBLICO: Gracias.

KUTHUMI: Vamos a comenzar contigo.

PÚBLICO: ¡O Dios!

KUTHUMI: Cuéntame sobre tu vida (muchas risas); es mejor que: cómo estás, porque podrías responder, “bien, adiós”.

PÚBLICO: ¿Cuánto tiempo me das?

KUTHUMI: El tiempo es una ilusión, querido. Él cree en el tiempo (risas).

PÚBLICO: Sí, sí, pero qué decir. He estado escuchando por más de un año a todas las Ekaraias y canalizaciones.

KUTHUMI: Sí, lo sé, comprendo.

PÚBLICO: Sí, sé que lo sabes.

KUTHUMI: Sí, sé que sabes que lo sé.

PÚBLICO: ¡O Dios, mi Dios!

KUTHUMI: El asunto es si ella lo sabe.

PÚBLICO: Ella sabe, ella sabe, ah sí, ah sí.

KUTHUMI: ¿Ella sabe que lo sé?

PÚBLICO: Pero yo, hay tal diferencia entre escuchar las Ekaraias y caminar en ellas, podría decir la vida diaria. Me gustaría tener una buena señal real de cómo no volver atrás. Hay un solaparse con la chica danesa.

KUTHUMI: Sí, la chica danesa. Sí, ¿la hermana lemuriana de Ekara quieres decir?

PÚBLICO: Sí. Sólo gané una patada en mi culo.

KUTHUMI: Bueno, hablando honestamente el cotidiano al que te refieres, y al que nos referimos aquí, simplemente no encaja.

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Es imposible encajar estas realidades porque ves, una es una realidad que no es real, que como sabes la dificultad que una vez he contado son realidades tan frecuentes, sin sentido lo llamo, y en lo que estás entrando cuando tienes este tipo de experiencias, básicamente entras en ti mismo. Así que la pregunta sería, ¿cómo pueden casarse tú y el mundo externo?

PÚBLICO: Sí. Pienso que es totalmente difícil para mí.

KUTHUMI: Ah; ¿por qué?

PÚBLICO: Tiene que ver con, e, eh…

KUTHUMI: ¿La naturaleza aburrida de tu trabajo? Tu trabajo es una broma de la que te das cuenta, ¿si?

PÚBLICO: Estoy bromeando todo el tiempo. Sí, a veces es completamente aburrido.

KUTHUMI: Entonces, ¿por qué lo hace?

PÚBLICO: Buena pregunta. Es una especie de seguro. Me da dinero. Con ese dinero puedes comprar comida para la familia y ese tipo de cosas.

KUTHUMI: Entonces, ¿eres del sistema de creencias que para ganar dinero tienes que estar en un lugar que es aburrido?

PUBLICIDAD GOOGLE

PÚBLICO: Podría decirse.

KUTHUMI: ¿Por qué?

PÚBLICO: Pero estoy cambiando mi sistema de creencias.

KUTHUMI: O, sí, ese es un buen pensamiento. (Risas).

PÚBLICO: Dos minutos. Es un chiste.

KUTHUMI: No creo que sea gracioso.

PÚBLICO: Ahora, más de un año.

KUTHUMI: Más de un año. Es gracioso. ¿Por qué no está funcionando, qué te mantienen dentro de la caja?

PÚBLICO: Creo que el miedo.

KUTHUMI: Miedo, ¿a qué?

PÚBLICO: Miedo a perder por completo muchas cosas. Por ejemplo, la familia, la familia inmediata.

KUTHUMI: ¿O sea que tienes que pagarle a tu familia para que ellos estén contigo? (Risas) Comprendo. Dices que tienes que hacer dinero para sostener a la familia.

PÚBLICO: Es difícil cambiar los patrones. Por ello, no entiendo la idea de que tienes que hacer dinero para mantener tu familia.

KUTHUMI: Tómate tu tiempo.

PÚBLICO: Del – es difícil encontrar las palabras en inglés.

KUTHUMI: Supongamos.

PÚBLICO: Sí, supongamos, tal vez yo renuncie con la familia, con el trabajo, y ese tipo de cosas.

KUTHUMI: ¿Por qué tan dramático?, mi amigo.

PÚBLICO: Es miedo.

KUTHUMI: Es miedo. ¿Cuál es tu pasión?

PÚBLICO: Este tipo de cosas.

KUTHUMI: ¿Hacer este tipo de cosas, quieres decir?

PÚBLICO: Hacer esto, sí; presentar.

KUTHUMI: ¿Y aún no lo has hecho?

PÚBLICO: No.

KUTHUMI: Entonces, ya es hora de que lo hagas. Pienso que eres muy gracioso si quieres (risas).

PÚBLICO: Lo sé.

KUTHUMI: Entonces, ¿qué te mantiene ahí cuando sabes que algo está pasando allá? Algún otro lugar. ¿Por qué no haces el cambio? ¿Qué podría pasar? ¿Qué podría salir mal?

PÚBLICO: La mente está pensando muchas cosas por las que podría salir mal. Mientras el corazón piensa que nada puede salir mal.

KUTHUMI: Entonces, ¿por qué eliges la mente reverendo idiota? (Risas) Lamento decirlo pero es así de simple.

PÚBLICO: Lo sé, lo sé.

KUTHUMI: Entonces, vienes aquí, te sientas aquí a preguntarme por una buena manera de integrar la otra vida, la vida diaria, con esta información, ya teniendo tú la respuesta.

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Entonces, no estás buscando respuestas, estás buscando confirmación de que lo que quieres hacer, el paso que quieres dar, es un buen paso. ¿Sí?

PÚBLICO: Un poco de apoyo.

KUTHUMI: Te estoy apoyando. Estoy dándote todo. Pero debes reír, maldita sea (risas)..

PÚBLICO: Lo comprendí.

KUTHUMI: ¿Están bromeando? ¿Deberíamos ir a tomar un trago por ahí?

PÚBLICO: Sííí.

KUTHUMI: Vamos, salgamos de aquí, sí. Entonces, ya sabes que me hiciste la pregunta equivocada, no porque la pregunta estuviera errada, sino porque la apersona que se la haces está equivocada. Porque ves, porque nunca he tratado con ese tipo de problemas. Nunca consideré ni por un minuto que lo haría, cuando estuve en vuestros zapatos, que no era capaz de ir con estas cosas. Que esas cosas no pasarían en mi realidad y es por eso que sucedieron. ¿Cuál es tu realidad? ¿Qué estás eligiendo? ¿Qué quieres y por qué estás aquí? Dos preguntas muy importantes. Una hecha por la mente, la otra por el corazón.

La pregunta mental nunca va a ser contestada correctamente porque siempre te conducirá a nuevas cosas, cosas fuera de ti. La segunda pregunta tiene una muy fácil respuesta. Estás aquí para existir, para experimentar y expresar. Estás aquí para gritar y cantar; para bailar y hacer todas esas cosas. Aunque cada mañana vayas a trabajar. ¿Si?

PÚBLICO: Hasta ahora sí.

KUTHUMI: ¿Hasta ahora? ¿No estás regresando?

PÚBLICO: Estoy volviendo.

KUTHUMI: ¡Ah!

PÚBLICO: Sí, pero pienso que muchos de estos tipos y damas regresan a sus vidas diarias.

KUTHUMI: Sí, ¿Por qué haces esto, querido?

PÚBLICO: Lo hago hasta que definitivamente pueda tomar la elección de salir de esto.

KUTHUMI: ¿Qué necesitas para eso?

PÚBLICO: Este tipo de seminarios. Escuchar a las ekaraias, tener algunas puntas muy buenas de un ser llamado Kuthumi, por ejemplo. (Risas de Kuthumi).

KUTHUMI: ¿Quién es ese? Ese Kuthumi, compañero. Eres tú.

PÚBLICO: Soy yo, sí.

KUTHUMI: Sí, sí, estamos llegando a algo. Si me reconoces dentro de ti, entonces, ¿por qué no me dejas darte salida, porque te diré, que si me dejas salir de tu corazón cada mañana -ya que soy parte de ti, como tú lo eres de mí- dado que somos parte uno del otro, podrías tomar elecciones muy diferentes si yo fuera el latir de tu pecho. Ves, la primera elección que haría es hacerle el amor a todo a mi alrededor. La segunda elección que haría es llamar a mi jefe y decirle que se mee encima (risas).

PÚBLICO: Él ya lo hace. (Más risas).

KUTHUMI: Él está casi listo, te diré. Sí, sí. A continuación llamaría de nuevo a mi jefe y le preguntaría si le gustó, y si no le gustó (mearse encima)…

PÚBLICO: A él le gusta.

KUTHUMI: Ah, ¿le gusta? Bueno, pero si no le gustó lo invitaría a mearse sobre mí, así él podría tener la máxima experiencia; ah, sí. Entonces, perdonaría a todos a mi alrededor pero en primer lugar me perdonaría a mí mismo porque diría, “mira, he estado conduciendo esta vida, conduciendo esta ilusión llamada vida, y ahora finalmente estoy listo para aceptar la verdad de mí mismo, y voy a avanzar en esa verdad y nadie me lo va a impedir”.

Ves, ésa es la única respuesta que uno puede siempre hacer y la única pregunta que uno puede siempre dar. Ahora piensa sobre la verdad de esas frases. Una respuesta que puedas preguntar y una pregunta que puedas dar. Si quieres la respuesta a lo que me preguntaste está esas preguntas. ¿Lo ves? Necesitas pedir la respuesta y tienes que dar la pregunta y esa es la manera de unir las dos realidades. Porque estás buscando una respuesta en una realidad mientras la otra realidad es la pregunta. Debes asegurarte que la realidad que contiene la pregunta se vuelve la respuesta a la pregunta hecha que se parece a la respuesta. Piénsalo y sabe que vas a romperla porque está dicha para ti por una razón y serás capaz de hacerlo. Eso es lo que quise darte, ¿sí?

PÚBLICO: Sí, fantástico.

KUTHUMI: Lo sé, soy yo, Kuthumi (risas)

PÚBLICO: Fui yo, El (risas y aplausos)

KUTHUMI: Y así es, reverendo; ¡Sí! (plausos) Gracias querido. Así que si alguien más está listo para sentarse aquí…

Muchas gracias (un pequeño abrazo) ah, un pequeño abrazo, muchas gracias. ¿Qué puedo hacer por ti? ¿Cómo estás? ¿Por qué estás aquí? ¿Adónde vas? Gracias por las respuestas; linda piedra.

PÚBLICO: Bien; me va bien.

KUTHUMI: Tienes una linda piedra en tu pecho. ¿Qué significa?

PÚBLICO: No tengo idea.

KUTHUMI: No tienes idea. Comencemos ahí. ¿Por qué estás aquí?

PÚBLICO: Tengo preguntas sobre un curso que estoy haciendo para aprender la manera de sanar gente. Se llama Equilibrio Total.

KUTHUMI: Equilibrio Total.

PÚBLICO: Equilibrio Total.

KUTHUMI: Es un nombre rebuscado.

PÚBLICO: Y quiero preguntar si la energía es aún correcta, si aún encaja con lo que estoy haciendo.

KUTHUMI: Bueno, dijiste que no tenías ni idea de ella, así fue como comenzaste, ¿si? Entonces, miras afuera de ti para encontrar respuestas y, dicho sea de paso, si alguien más quiere llenar esta silla por favor vaya directo a ella.

PÚBLICO: Yo iré.

KUTHUMI: Ah; ahí está otra vez ella; hola, así que ese es tu problema. Piensas que no sabes todas las respuestas, pero en realidad las sabes. Así que permíteme hacerte la pregunta, Equilibrio Total, ¿es esa la manera de ir para ti? ¿Sientes que es la energía correcta?

PÚBLICO: Pienso que sí.

KUTHUMI: ¿Piensas que sí?

PÚBLICO: No lo sé y pienso que sí.

KUTHUMI: No lo sabes y piensas que sí. Volvamos a la piedra. ¿Qué te dice ella? ¿Está la piedra ocupada pensando ahora mismo? ¿Qué está haciendo la piedra?

PÚBLICO: Estando allí.

KUTHUMI: Está justamente en un lugar de quietud. Si vas a ese espacio de quietud, hazlo, ¡HAZLO! (risas) ¿Estás ya ahí? Hola, ¿estás en la quietud? Pienso que sí. Ahora hagámoslo en serio. Vayamos a ese lugar, seamos la piedra; seamos la piedra juntos. Ah, sí, somos la piedra juntos y canta una canción una respuesta. ¿Cuál es la respuesta? Pero para conocerla primero sabes la pregunta. La pregunta es, la sentí salir de tu corazón, y tú estás preguntándote quién soy, ¿si? ¿Qué dice la piedra? ¿Qué sientes? No puede haber una respuesta equivocada. ¿Qué sientes? Sí.

PÚBLICO: Soy energía.

KUTHUMI: Eso es un pensamiento.

PÚBLICO: ¿Es un pensamiento?

KUTHUMI: Es un pensamiento; eres tú pensando. Vayamos a la piedra. Ves que cuelga sobre tu pecho todo el día, así que te conoce muy bien. ¿Si? Por lo que probablemente tenga una respuesta para ti, de otro modo no estaría gastando su tiempo colgando de tu cuello. Sabes que estaría en un río por ahí. Ah, hay dos amorosos cisnes; ¿los has visto? Así que la piedra te dio una respuesta. Parecieron dos bellos cisnes.

PÚBLICO: Los vi ayer.

KUTHUMI: ¿Sabes lo que significa? Dos, reflejo, la energía de la reflexión. Y entonces, tres amorosos cisnes; o mi Dios. Eso es trinidad, querida. La has realzado. Así que la pregunta sobre la reflexión ya ha sido respondida. Amor, alegría, libertad. Si puedes sé esa trinidad y la piedra está creando realidad a tu alrededor ahora, mostrándote esto y, la gente no hace esto con suficiente frecuencia -dicho sea de paso- sólo preguntas; esas preguntas tontas y quieren las respuestas y no miran en la realidad y ven que las respuestas tontas ya están allí. ¿Lo ves?

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Pero la respuesta te ha sido dada, por lo que si ya estas en tal estado, sí, entonces ¿por qué necesitarías cualquier causa, incluso esta? Sabes que tenemos un acuerdo con el canal, de que no le daríamos nada a nadie. Sólo permitiendo venir a darle a la persona una oportunidad de auto-descubrimiento y auto-empoderamiento; ¿si? Así que, ¿puedes aceptar lo que ha sucedido? ¿Aceptar que fue tu piedra quien te brindó esta realidad? ¿Si? Ahora, ¿puedes hacerlo a cada momento? Si puedes confiar en que tu piedra puede hacer eso por ti; ¿tendrías la habilidad de mirar a tu alrededor y mantener los ojos abiertos? ¿Lo harías? Hazlo, porque ahí es donde están las respuestas.

Está sucediendo todo el tiempo a tu alrededor. Y todo lo que hacemos es danzar y a cada momento damos vueltas a esta realidad y nos dejamos flotar, eso es lo que hacemos. ¿Puedes hacerlo? Porque, honestamente si te miro veo a una persona muy tensa, una persona con problemas para soltar, para dejar ir. ¿Por qué? Pregúntale a la piedra porque ella representa a tu corazón. Así que pregúntale a tu corazón. Así, todos los que así hacen, cierran sus ojos y piensan que la respuesta va a venir de dentro. Ellas no vienen desde dentro sino de fuera. ¿Te diste cuenta de los cisnes, diablos? Entonces pregúntale a tu corazón. Puedo ver ya la respuesta, te comento. ¿Por qué estás insegura?

PÚBLICO: Es un hábito.

KUTHUMI: Sí, pero mira cómo estás sentada ahora. Lo estás frente a un grupo de gente y estás girada de costado a ellos. Así que (ella levanta la silla y la pone bien de frente al público; éste, aplaude), ¿ves a lo que me refiero? Te diré por qué. Es porque la gente de tu ambiente espera que te sientes al frente. ¿Comprendes a lo que me refiero? Ellos quieren que te sientes al frente y la razón es porque quieren darte, no una posición de guía, sino una de responsabilidad. ¿Lo ves? ¿Es verdad?

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Bueno, todavía soy bueno (risas).. Entonces, la razón por la que te dan la responsabilidad es porque ellos no quieren tomarla para sí mismos. Es así de simple. Lo que acabas de hacer es darle la vuelta y la próxima vez que esto suceda dirás, “Alto, en el nombre de”. ¿Si? Porque es parte de la trinidad. Puedes hacer una canción, bailar, cualquier cosa (risas). Aligera la carga, ¿sabes? Pero cuando lo haces, y le das la vuelta de la manera más amorosa que puedes, comienzas a compartir porque eso es lo que te está bloqueando. Necesitas empezar a compartir. Compartir la energía, la responsabilidad y más aún la belleza que hay en tu corazón. Sé de las canciones en tu cabeza, así como de los lugares que creas y amo venir a bailar contigo allí, pero tienes que invitar al mundo a que venga a bailar a tu cabeza, porque -créeme- el mundo que vive en tu cabeza es mucho mejor que el que está ahí afuera. ¿Si? Así que por favor, confía en ti, inicia el proceso, ¿si?

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Date vuelta, enfrenta al mundo y comparte la responsabilidad, la creatividad y la alegría, pero en especial la belleza. ¿Hecho? Y para no olvidar nunca esta pequeña cosa si te sales de este momento y te olvidas de todo lo demás nunca te olvides que la realidad a tu alrededor es un holograma que te muestra exactamente lo que creas -crear-, exactamente. Así que si creas una pregunta, la naturaleza, realmente te dará la respuesta. Es un axioma y siempre funcionará, siempre. Aún no ha habido pregunta que no haya sido contestada. Tal vez algunas personas no encuentran las respuestas porque están mirando en el lugar intelectual equivocado. Pero las respuestas están siempre a su alrededor. ¿Correcto? Sí. Sí. Y ahora, ¿qué tal si nos damos un abrazo? Ven querida. Gracias querida. Iremos a bailar esta noche; así que: “hola, estás sola esta noche?

PÚBLICO: Sola al fin.

KUTHUMI: Al fin sola, no, no por mucho; ahí está él…

PÚBLICO: Sabía que podría venir.

KUTHUMI: Sí, sí, sí, claro que podría. Sí querida, soy oídos y ojos y nariz y boca y manos para ti. (Risas). Comencemos. Escucho; hablas con Kuthumi.

PÚBLICO: No hay palabras para esto.

KUTHUMI: Comencemos por ahí. La palabra esto, ¿qué es esto?

PÚBLICO: Esto, soy yo.

KUTHUMI: Eres tú. ¿Haciendo qué?

PÚBLICO: Disfrutando.

KUTHUMI: Eso es maravilloso. ¿Disfrutando qué? ¿Esto?

PÚBLICO: Sí (risas).

KUTHUMI: ¡Estamos hechos! (risas). Tontos, tontos humanos (risas) Bueno, ¡hola! Estoy muy feliz de verte aquí.

PÚBLICO: Bueno, yo también.

KUTHUMI: Saludos mi querido.

PÚBLICO: Sí, muchas gracias. Es su asunto.

KUTHUMI: ¿Es su asunto? ¿Estás aquí por su asunto?

PÚBLICO: Ella dijo que tenía que estar aquí.

PUBLICIDAD GOOGLE

KUTHUMI: ¿En serio? Maravilloso.

PÚBLICO: Ah, si, tal vez lo hice, o tal vez tú.

KUTHUMI: ¿Qué hice?

PÚBLICO: ¿Nos pediste que nos sentáramos aquí?

KUTHUMI: No pido nada, sólo doy órdenes. Así qué, ¿qué haces aquí? Sólo sentado por ahí haciendo nada, ¿si?

PÚBLICO: ¿Qué piensas del placer?

KUTHUMI: ¿Placer? ¿Qué tienes en mente? (risas) ¿Tenemos ejemplos? No tienes ni idea de adnde te estás metiendo; no, no, no.

PÚBLICO: No tienes palabras.

KUTHUMI: Hora de irse.

PÚBLICO: Sin ideas, ¿sin nada? (risas) ¿Ni dialecto?

KUTHUMI: Nada.

PÚBLICO: Nada.

KUTHUMI: Pero en serio no tienes ni idea de adónde te estás metiendo. Realmente, y ese es un buen punto donde comenzar, ni tú tampoco, y es por eso que están aquí juntos. Por lo que si no tienen ni idea entonces están creando infinito entre ustedes dos. Así que, ¿qué yace en el corazón de ese infinito? (Risas) Es superior, querido (risas)

PÚBLICO: No sé lo que es.

KUTHUMI: Me encuentro rodeado de gente loca. (Risas)

PÚBLICO: ¿Te gustó?

KUTHUMI: ¿Sabes lo que fue eso?

PÚBLICO: ¿Te gustó? (risas).

KUTHUMI: Acabas de arrojarme medio kilo de caviar encima.

PÚBLICO: Sí, pensamos que te gustaría.

KUTHUMI: Ni siquiera me pidieron que abra la boca. Eso es muy duro.

PÚBLICO: Pero tú crees que te las sabes todas.

KUTHUMI: ¡No sé nada, querido! Saber algo es no conocerte a ti mismo; ¿si?

PÚBLICO: Tengo una pregunta ahora.

KUTHUMI: Por fin (risas). Hay una razón.

PÚBLICO: La semana pasada estuvimos aquí con las Vidas en la Serie de Lemuria.

KUTHUMI: Eso, sí.

PÚBLICO: Eso, y en verdad estuvimos juntos en lo que se llamó el Concejo de la Belleza. Sí, esa hermosa Me gustaría preguntarte sobre eso; que nos dijeras algo que pudiéramos hacer juntos. No necesariamente nosotros como personas, sino…

KUTHUMI: …como grupo.

PÚBLICO: El grupo sí, para realzar la belleza o para…

KUTHUMI: …Bueno querido, si no hubieras arrojado medio kilo de caviar en mi cara te hubiera dicho que lo que hay en el medio de ustedes dos ahora mismo cuando están creando la señal del infinito de no saber nada, y no saber nada es existencia. Y eso es lo que hay entre ustedes dos ahora. Es una perla que tuvieron en sus manos atrás en los días del concejo. Vienen a mí, al humilde de mí, incluso aunque amo hacer bromas, a preguntarme sobre la belleza. Pero de lo que no se dan cuenta, mis amores, es que la están creando ahora mismo. Aún no comprenden el poder del Concejo de Lemuria. Existe aún hoy. Nosotros sólo lo reactivamos para ustedes, más ustedes aún están creando belleza en el mundo de hoy. Lo saben, si. Y eso es lo que está justo ahí en el centro de ustedes deberían estar en el Concejo de la Alegría.

PÚBLICO: Ella es, ah sí, ella es Alegría.

KUTHUMI: Se ríe y sopla, haciendo shhhhhhhhhhhhhh (risas).

PÚBLICO: Ella es un tanto tímida.

KUTHUMI: ¿De veras?

PÚBLICO: Sí.

KUTHUMI: Ishhhhhhhhhhh (risas) ¿Lo está? (Aquí Kuthumi juega con las palabras Ish e Is, ya que dice: “She Ish?”, queriendo decir: “¿lo está”; pero también se refiere al Ish de las enseñanzas de Ekara) Todos los que vienen aquí regresan a casa con un deterioro del lenguaje.

PÚBLICO: No lo sé.

KUTHUMI: ¿No lo sabes?

PÚBLICO: Terminé. Sí.

KUTHUMI: Ella está hecha.

PÚBLICO: Es la primera vez en tu vida, creo. (Risas).

KUTHUMI: Señor Servicio Magnético eres travieso, muy travieso, sí. En realidad debo decir que otros me están pidiendo salirme porque quieren venir, pero quiero tomar un voto en esto. (Risas) ¿Qué piensan?

PÚBLICO: ¿Cuál es la votación?

KUTHUMI: ¿La votación? Si me quedo o me voy.

PÚBLICO: Quédate,quédate, quédate, quédateeee.

KUTHUMI: Bueno esa no es una respuesta definitiva. ¿Me voy o me quedo?

PÚBLICO: Vete, quédate, quédate.

KUTHUMI: Ven, algunos dicen que me vaya y otros que me quede. (Risas) Voy a escucharlos a ustedes primero pues sé que alguien más necesita hablarles, queridos. Pero primero quiero escucharlos. ¿Listos?

PÚBLICO: Tal vez no sepa.

KUTHUMI: Hay una razón por la que viniste a sentarte en esta silla y la sabes. Profundo abajo, lo haces, ¿si? Sí. Te lo diré.

PÚBLICO: Ella es una mujer divertida.

KUTHUMI: Sí, lo es, pero ahora se trata de ti. Te digo esto, es una de las primeras veces en toda tu carrera como humano que están en el otro lado. Que estás aquí tratando de encontrar qué es lo que sigue para ti mientras lo has estado haciendo para mucha gente. Siempre mostrándoles el camino, el modo, siempre estando allí para ellos. Y ahora sé que esto es una celebración, este preciso momento, no sólo para otros sino también para ti, porque por primerísima vez te diste el momento de tomar el regalo del momento de sentarte en esa silla y escuchar sobre ti mismo. Siempre antes de esto guiaste a otros, ahora se trata de ti. Sé que mucha gente no comprendería este preciso momento pero puedo decirte esto. El alma que está sentada frente a mí ahora ha hecho cosas brillantes para muchas personas en este planeta tierra y probablemente no siempre lo sepas. Todo lo que les pido es darle a él vuestro amor, vuestro corazón y un gran aplauso (aplauso). Fue necesario, créeme. Eres muy humilde.

PÚBLICO: Caí infiltrado sólo un poquito. También para Kuthumi, él me pidió que me infiltre aquí.

KUTHUMI: -Se ríe- Bueno, sólo quería darte eso, y te agradezco por todo el trabajo que has hecho y no puedo decirte nada sobre el trabajo que viene, pero vendrá, sólo tómate tu tiempo y disfruta ahora. ¿Sí? Así que, damas y caballeros, tengo que irme.

PÚBLICO: (Risas) Pero primero me puedes dar un abrazo.

KUTHUMI: Sí, primero te doy uno.

PÚBLICO: Muchas gracias.

KUTHUMI: O, muchas gracias (risas).

ADAMUS: Así que ahora, con Kuthumi fuera del camino, estoy listo para responder a vuestras preguntas queridas formas angélicas de vida (risas)

PÚBLICO: Mi inglés no es tan bueno.

ADAMUS: Bueno, el mío lo es así que lo haré por ambos. Estoy escuchándote y en caso de que no lo hayas notado, estás sentada justo frene a Adamus (risas)..

PÚBLICO: No te conozco.

ADAMUS: Tampoco yo a ti; sí te conozco, muy bien en realidad. Estoy aquí porque quería dar el paso a este momento, ahora mismo, porque quería charlar contigo. Lo ves, incluso aunque no me conozcas, incluso habiendo pensado que no hemos charlado mucho, sé una cosa. He sido un guía para ti, un compañero, muchas veces por el camino y esta es una de las primeras veces que tenemos para hablar, por lo que estoy muy feliz.

PÚBLICO: Yo también.

ADAMUS: Te escucho, y si alguien más quiere unírsenos, por favor háganlo. Sí mi querido.

PÚBLICO: Me siento como un generador.

ADAMUS: Sí un generador, dices. Generando, ¿qué?

PÚBLICO: Energía. Mucha, tanto que todas mis lámparas de la casa bajan. No sé lo que mi nuevo pero lo que sé, lo que siento, es que el último año fui puesto en la corriente de algo.

ADAMUS: Umm; ajá.

PÚBLICO: Como un río salvaje, tuve que tomar muchas decisiones desde mi corazón y ahora estoy sentado en (risas). A veces pienso ¿qué estoy haciendo aquí?

ADAMUS: Sí, esa es una muy buena pregunta porque esa es la razón exacta de por qué quería hablarte ahora mismo. No he sido siempre un guía para ti, no he estado siempre cuidándote, incluso aunque soy conciente de muchas vidas sucediendo al mismo tiempo, hola -de paso-, usualmente no me enfoco en mucha gente. La razón de por qué comencé a darte atención, exactamente tres años y medio atrás, tiene que ver con el hecho que has pedido, en ese momento a nivel del alma, has pedido la habilidad de ir más alto, de comenzar a vibrar más alto, de ir al siguiente nivel, por decirlo de algún modo.

Incluso pensando que podrías no recordar, lo pediste entonces, y nosotros tomamos estas cosas muy seriamente. Así que incluso pensando que varios de ustedes pudieron haber pedido la misma cosa, y aún no han recibido una respuesta, comprendan que estamos en la mira, estamos ayudando y asistiendo a cada uno de ustedes que están tratando de hacer esto. La razón de por qué quise hablar contigo querido, es que después de una muy cercana observación quise decirte directamente que has pedido la pregunta en el momento preciso de tu vida. Estás generando mucha energía, dices. Bueno, la razón es muy simple, estás integrando más y más de tu propio patrón de energía, lo que significa que estás llegando a un estado donde ahora tienes la habilidad de ir por arriba de todo de lo que jamás supiste. Estoy usando muchas palabras aquí. La palabra que usaría ahora en un viejo paradigma es ascensión, pero ya no la usaré aquí, quiero decirte que estás listo para moverte, hacia el siguiente paso. ¿Si?

Ahora puede que ahora no lo sientas así ya que puede que mires tu vida y digas: “aún sigo teniendo muchos problemas; sigo inseguro sobre mí mismo. Sí, sigo inseguro porque, ¿qué soy?” ¿Qué eres tú? ¿Qué son estas plantas de aquí? Todos somos uno y la misma cosa, ¿no? Somos todos Dios pero aquí sentados hablando unos con otros, dándonos cuenta que lo somos, pero no viéndolo con claridad y la incertidumbre toma una posición clave baja hacia el paso que tienes la habilidad de dar. Así que quise tener esta oportunidad de hablarte ahora mismo y hacerte saber, si estás listo para dar el siguiente paso, así estamos y seguiremos guiándote, es así de simple. El resto del proceso no lo puedo explicar aquí. Es algo que vas a tener que experimentar a un nivel muy personal y único. Pero estaremos allí, asistiéndote. Así que lo que sea que signifique, tómalo, no respondas la pregunta, sal de la silla sin decir nada más y pondéralo.

PÚBLICO: Gracias.

ADAMUS: Eso fue algo. Gracias.

Forma de vida angélica.

PÚBLICO: Hola, Adamus. Tengo esta pregunta como humano. Tengo un conflicto enorme con el sistema monetario. Elijo no ser parte de la sociedad, trabajar, tener un trabajo. No quiero ser controlado(a) por el dinero, pero cada día experimento escasez.

ADAMUS: Si.

 

PÚBLICO: Desafortunadamente, y me impide hacer todas las cosas que en verdad quiero hacer…

ADAMUS: …quieres hacer, sí. Miremos esto, entonces.

PÚBLICO: ¿Cómo puedo llevarme con esto?

DAMUS: Sí, miremos esto. Así que has tomado una decisión muy brillante, dicho sea de paso, y si alguien más quiere unírsenos, estamos por aquí. Lo has hecho comprendiendo que el sistema monetario básicamente apesta. No es verdad, no es real, es sólo energía, nivel como lo expliqué antes de que escucharas todo sobre eso cortamente. Es una buena elección, salirse de estas cosas. El asunto sin embargo es, que si lo haces te vuelves completamente responsable desde una perspectiva del ser. ¿Cuál es tu acción? Así que la única forma de salir de eso es poniéndote en acción. Dices que el dinero te impide hacer las cosas que deseas hacer. ¿Cuáles son esas cosas, o la falta de dinero de eso? ¿Cuáles son esas cosas?

PÚBLICO: Ir a todos los seminarios.

ADAMUS: Sí, pero eso no puede ser una pasión. Tal vez una pasión, pero no la pasión de tu vida, ¿si? Háblame de animales.

PÚBLICO: No tengo nada con los animales.

ADAMUS: Lo sé. Pero háblame de los animales.

PÚBLICO: Amo al tigre.

ADAMUS: Canal del tigre. Mira, dado que no estás canalizando al tigre, te diré esto. A diferencia del otro que estuvo sentado aquí antes, pero aún una energía similar. Alguien listo para re-emerger, un fénix surgiendo de las cenizas de la vieja sociedad, vieja vida, aquí sentada esperando por algo que venga a ti.

PÚBLICO: Sí.

ADAMUS: Te diré que algo viene a ti incluso mientras charlamos. Es la voz del reino animal. Puedes decir que no tienes nada con los animales y eso es porque no reconoces realmente de qué se tratan los animales. ¿Lo ves? Sí, adelante.

PÚBLICO: Sí, sí. La semana pasada conocí al delfín (texto no provisto en el original________) y fui muy movilizada por los delfines. Sí, fue hermoso, mágico. Fue la primera vez que experimenté eso.

ADAMUS: Y por eso te lo hice ver. Literalmente porque has hecho una apertura aquí, ¿lo ves? No estoy diciendo que tienes que comenzar con seminarios sobre animales y que deberías hacer todas esas cosas. Lo único que estoy diciendo es que tienes que estar lista, si, porque hay una voz saliendo de ti. Y es una voz que es única dentro de la naturaleza. Es la voz del reino animal. No hablan en palabras, hablan en energía, hablan en sentimiento, hablan en geometría. ¿Lo ves? La razón de por qué tu primer contacto fue con los delfines es porque ellos traen un lenguaje muy próximo a lo que los humanos harán en el futuro. Eres un puente a ese respecto; el punto es re equilibrarlo todo. Humanos, vida animal, vida vegetal, todas esas cosas.

En todo lo que está sucediendo hay la necesidad de un puente donde sea. Tú lo eres entre lo que llaman el mundo humano y el mundo animal. Es tiempo de que comiences a escuchar a esta voz porque no se trata sólo de ti sino también de la humanidad. Cuando recuperes tu voz, les podrás mostrar a otros cómo hacerlo; ¿si? Y creo firmemente que serás capaz de hacerlo con rapidez. ¿Listo? Ahora hablaremos más, no hay problema, lo haremos, pero es tiempo de que entres en acción. Todos los que han estado aquí durante el seminario comprendieron que están básicamente en un período de transición, y así es contigo. Necesitas hablar con una voz diferente y cuando aprendas a hacerlo verás que otros necesitarán aprender esa voz también porque es una de las voces más profundas y auténticas que tú y cada humano llevan dentro de sí. ¿Comprendido? Y ve qué pasa cuando comiences a trabajar con este material. Pero todo lo que debes hacer es ponerte en acción. No puedes sólo dejar ir la sociedad y no poner nada en ese lugar. ¿Sabes? Necesitas poner acción aún cuando sea tal vez un concepto abstracto, pero necesitas poner acción en lugar de la sociedad, y entonces fluirás automáticamente. Te hemos dado, yo y los otros, una visión de eso y creo que tendrás mucha diversión a medida que explores esto pero no lo es todo. La acción es requerida por tu perspectiva para acceder a lo que deseas acceder. ¿Puedes seguirme?

PÚBLICO: Te sigo pero no sé cómo, cómo darlo, cómo hacerlo. Espero por la pasión en mí, pero todo lo que siento es como un saco vacío.

ADAMUS: Bien, entonces hagámoslo.

PÚBLICO: En casa, todo el tiempo.

ADAMUS: Bien, hagámoslo. Date vuelta. Lo haremos en silencio, no emitiremos ningún sonido. Pero ustedes, todos los presentes aquí, cuando cierren los ojos, sí, incluso aquellos que lo están mi

 

 

4 de diciembre, 2008

www.pionerscollege.com

Canalizado por Jeshua B. Swanson

Traducción: Sergio Hache

Edición: Anita Manasse – wayran@gmail.com


 

 

 

 

16 de mayo, 2009???????????????????????????????????????? 1

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.

Un comentario
  1. User comments

    GRACIAS¡

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend