Home » Sabiduria y Conocimiento » Manejo de las Energias » Vulnerabilidad, viejos códigos y libertad

Vulnerabilidad, viejos códigos y libertad

lluviasTodos tenemos un deseo innato de ser libres, libres en nuestros espíritus y mentes, libres en nuestros corazones y almas….y hasta físicamente libres.

Anhelamos convertirnos en la persona que profundamente deseamos ser. Sin embargo, no podemos ser libres si no somos lo suficientemente valientes como para hacer frente a nuestros viejos códigos del pasado.

Los viejos códigos son códigos de protección. Los creamos para que no los lastimaran desde el comienzo mismo de nuestra vida.

Comenzaron a tomar forma en ese primer momento en que perdimos la confianza en los demás o en nosotros mismos, cuando nos sentimos heridos y decepcionados. Los dimos a luz para protegernos de otra decepción. Sin embargo, como la falta de confianza y el dolor se acumularon a través de los años, estos códigos pasaron de “protegernos” a limitarnos desde el inconsciente, esa maravillosa Caja de Pandora que nos sirve para guardar nuestros tesoros irresueltos. Fortalecen su dominio hasta que constituyen una sólida presencia que nos impide la realización de nuestras vidas, afectando nuestros amores y nuestros sueños de una manera oculta.

Podemos pensar que somos dueños de nosotros mismos, pero de hecho desde el inconsciente, estos códigos, como parte de nuestra sombra, nos maniobran. El castillo, que fue diseñado para protegernos se convierte, sin previo aviso, en una prisión que nos mantiene exiliados de la manera real y verdadera en que viviríamos nuestra vida con intensidad si ellos no existieran…si los sacáramos a la luz.

Y es que hay dos acciones a tomar con respecto a ellos: hacerlos conscientes y atrevernos a ser vulnerables de nuevo.

PUBLICIDAD GOOGLE

Sé que no es fácil y me consta por experiencia, criada como he sido por personas que menospreciaban y temían al sexo opuesto, por ejemplo, o que tenían serios problemas con la abundancia y sembraban en los niños esas creencias de carencia…mas es necesario recordar esas frases sueltas con que nuestros mayores sembraron ciertos estigmas que ahora nos marcan el rumbo.

“Todos los hombres son iguales…solo quieren eso…”

“Los hombres te embarazan y luego te jodiste la vida para siempre”

“A los hombres…mientras tengas agujero…les basta”

“El que no trabaja, no come”

“Si eso no te va a dar con qué ganarte la vida, déjalo de lado”

“Lo que importa es una carrera que te dé dinero”

“No se compra nada que no sea absolutamente necesario”

“Hay que guardar dinero”, etc.

Éstas son algunas de las cantinelas que como códigos escuché en mi infancia…y me costó mucho darme cuenta de que estaban incrustadas en mí como propias, aunque yo no pensara para nada lo mismo.

PUBLICIDAD GOOGLE

Por eso, el primer paso es desenmascararlas en todos esos dichos que sin mala intención nos sembraron…y después…

ATREVERSE A SER VULNERABLES…

Ya hemos hablado de ello, mas si no nos sacamos todas las corazas que nos hemos puesto para que “no nos toquen” de todas formas…pues no vamos a ser tocados: NO!…

No vamos a ser tocados por el dolor ni por el Amor, no vamos a ser tocados por el desprecio, mas tampoco por la aceptación incondicional, no vamos a ser tocados por la agresión, mas tampoco por la ternura, por la crítica ni por la bendición, por la dureza ni por la bondad, por el golpe, ni por el abrazo, por la mirada hostil ni por la mirada dadora de energía amorosa, por la mano dura ni por la mano acariciadora….y agreguen cuanto quieran a ésta lista.

DE ESO SE TRATA LA VIDA…DE VIVIRLO TODO…

Entonces,   con valentía, una vez que nos vamos quitando las espinas de los códigos que nos incrustaron, aunque duela…abrimos el corazón, sabiendo que otras espinas van a herirnos, para lo cual estaremos mejor preparados, pero asumiendo que es la única manera de ser SINTENTE…de que nos lleguen el amor, la alegría, la ternura, la fe, la caricia….NO HAY OTRO MODO…

O nos enquistamos en una apariencia de vida que no lo es, debajo de la armadura de lo que creemos ser, o nos despojamos de toda armadura y con la piel al viento, nos disponemos a VIVIR

Con Amor!

Tahíta

Fuente: http://elblogdetahita.blogspot.com.es

Vulnerabilidad, viejos códigos y libertad

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Eva (Redactora GHB)

Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend