Home » Sabiduria y Conocimiento » Civilizaciones Antiguas » ¿Quién era la Diosa Artemisa? La Reina de las montañas, los bosques y la caza

¿Quién era la Diosa Artemisa? La Reina de las montañas, los bosques y la caza

La diosa Artemisa, es una de las formas más antiguas, más complejas e interesantes del panteón griego. La diosa es la hija de Zeus y Leto, hermana gemela de Apolo, y es la reina de las montañas, los bosques y la caza. Ella también es la protectora de los niños pequeños y los animales.  El nacimiento de esta diosa peculiar, fue en la isla de Ortigia.

 

Leto, estando embarazada y después de pasar terribles penurias y vagabundear, tuvo que huir de esta isla rocosa y estéril, con el fin de ocultar y protegerse de la persecución furiosa de la esposa legítima de Zeus, Hera. Allí, con la ayuda de todas las deidades femeninas (con excepción de Hera), nació Artemisa y poco después, su hermano Apolo.

 

Desde las primeras horas de su nacimiento, Artemisa comenzó a tomar la iniciativa. A pesar de que era una recién nacida, ella ayudó a su madre agotada dar a luz a su segundo hijo, y de ahí se ha identificado de esta manera con Ilitía, la diosa del parto.

 

la-diosa-artemisa_opt

 

La diosa Artemisa era hermosa y brillante, y desde muy temprano se había ganado el aprecio de otros dioses. Desde la edad de tres años, tenía requisitos específicos relativos a la ropa, equipo y la secuencia de su actividad más preferida, la caza. Ella era una niña que sabía lo que quería y era muy estable y rígida en sus decisiones. Zeus le admiraba por su perseverancia y debido a su versatilidad, albergaba un gran afecto por ella.

 

¿Qué le pidió la diosa Artemisa a su padre Zeus como regalo?

 

Una de las primeras cosas que Artemisa pidió como regalo a su padre, fue la eterna pureza y la virginidad.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Seria fiel y constante en lo que deseaba, a cambio de comprometerse a nunca empañar su ética o su carácter. De forma seria y orgullosa, ella siempre mantuvo su pureza, desafiando cualquier asedio y asaltos eróticos. Dedicada a la caza y la naturaleza, Artemisa no estaba preocupada sobre el matrimonio y de los placeres del amor. Con el afán y el rigor, exigió la inocencia y la virginidad no sólo de sí misma, sino de las ninfas que la rodeaban y también los que la honraron con sus servicios.

 

Artemisa era una diosa implacable que casi nunca perdonó a alguien. Cualquier irregularidad en su contra o de cualquier desviación con respecto a sus creencias y principios merecía su castigo. Su furia implacable estaba lista para estallar en cualquier momento contra el infractor de sus normas estrictas. Sus mortíferas flechas orientadas de forma mortales a dioses y héroes que ignoraban su existencia o descuidados sus principios y culto.

 

artemisa_opt

 

Una vez, Aktaionas, el hijo de Autonois y Aristeo, pasó a ver a Artemisa desnudo, en el momento en que estaba tomando su baño. La diosa, por temor a que el incidente se extendería, lo transformó en un ciervo y puso sus cincuenta perros a que lo devoraran.

 

La diosa Artemisa tenía una debilidad por los niños y adolescentes. Los hombres y mujeres que mantuvieron su inocencia y que vivían de acuerdo a sus principios siempre fueron favorecidos y estaban constantemente bajo su protección.

 

De hecho, Hipólito, que se dedicó a ella y la adoraba, es un ejemplo vivo de esta táctica y la debilidad de la diosa.

 

Hipólito, un cazador, había dedicado su vida a la bella Artemisa y los ideales que ella profesaba. Ningún desafío, ninguna mujer era capaz alguna vez de atraerlo. Ni siquiera Fedra, esposa de Teseo, fue capaz de encanto y seducirlo. Su comportamiento ejemplar tocó la diosa que le dio premios, gloria y memoria eterna a su nombre después de su muerte. Artemisa era una de las diosas más bellas y elegantes de Olympus. Los antiguos griegos realmente la admiraban.

 

En general, la diosa Artemisa era una diosa enérgica, dura e inquieta. En la mayor parte de sus apariciones ella era consciente, madura y decisiva, aunque en muy pocos ocasiones se mostraba en eventos con una imagen completamente diferente.

 

artemisa-1_opt

 

Ante la reticencia de Apolo a duelo con Poseidón, Artemisa tenía una actitud negativa y se enfrenta al hermano gemelo con palabras irónicas, insolentes y despectivas. Hera, que estaba presente en este incidente, se enfureció por su comportamiento y furiosamente comenzó a golpearla con sus propias flechas.

 

Una de las actividades favoritas de Artemisa era la caza. Una mujer activa, impetuosa y ágil, una diosa libre e inquieta, canalizó la mayor parte de su vigor en la búsqueda y seguimiento de los juegos en las montañas. Acompañada por bellas ninfas y rodeado de perros salvajes, que estaba corrieran a través de los lagos, ríos, prados y montañas con el fin de encontrar, sobre todo, los animales salvajes.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Vestida siempre con ropa ligera y equipada con el apropiado equipo para la  ocasión, ella tiraba a sí misma con el entusiasmo y la furia en lo que principalmente le interesaba.

 

Una de las principales características de la diosa Artemisa era la soberanía universal de la naturaleza. Los animales domésticos y salvajes, peces en el agua y los pájaros en el aire estaban bajo su protección. Como diosa y protectora de la naturaleza, Artemisa fue considerada responsable tanto de la agricultura y la ganadería.

 

Las áreas que adoraban y veneraban indefectiblemente siempre tuvieron su tierra fértil, campos salpicados, abundante cosecha y los animales sanos y fértiles. Por el contrario, muchas de las áreas que no cumplieron correctamente con sus obligaciones para con ella, y por otra parte ignoraron su existencia, tuvieron que hacer frente a la rabia y la furia vengativa, lo que significaba la destrucción de cultivos y rebaños diezmados.

 

La guerra entre griegos y troyanos no se torno Artemisa indiferente. Junto con su hermano Apolo, Ares, Afrodita y Leto, ella participó activamente tomando parte de los troyanos.

 

Uno de los primeros eventos que ocurrieron incluso antes del inicio de la guerra, se debió a la ira de la diosa Artemisa. La flota griega ni siquiera pudo iniciarse debido a la ausencia de vientos fuertes que la diosa había creado. Un incidente al azar en relación con el líder de los aqueos, Agamenón, había causado esta situación.

 

la Diosa Artemisa

 

Una vez, sin darse cuenta, había invadido un bosque dedicado a Artemisa, había matado a un ciervo sagrado. La diosa se enfadó tanto que exigía el sacrificio de su hija Ifigenia para enviar vientos favorables para ayudar a las velas de los barcos griegos.

 

Por último, la herida hecha por Diomedes durante la guerra, Eneas, había recibido la ayuda de Artemisa y Leto, y había tenido éxito gracias a ellos para recuperar su fuerza y volver a la batalla.

 

Los símbolos de la diosa Artemisa fueron muchos y variados. Se extendieron como animales y plantas, como armas, cabras, ciervos, osos, perros, serpientes, laureles, palmas, ciprés, espadas, aljabas, jabalinas y más.

 

 

AUTOR: Josyeliz Alcalá, redactora de la gran familia de hermandadblanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Josyeliz Z. Alcalá (Redactor GHB)
Josyeliz es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org
4 comentarios
  1. User comments
    Belisario Gonzalez

    Gracias por la valiosa informacion que nos proveen.Felicitaciones

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend