Home » Sabiduria y Conocimiento » Geometria Sagrada » Mándala: La Geometría Sagrada en el arte budista

Mándala: La Geometría Sagrada en el arte budista

Tal vez el símbolo más admirado y discutido de la religión budista y el arte es el mándala, una palabra que, como el gurú y el yoga, se ha convertido en parte del lenguaje Inglés. Su popularidad es subrayada por el uso de la palabra mándala  como sinónimo de un espacio sagrado en el mundo, y por su presencia en los diccionarios idioma Inglés y enciclopedias. Ambos definen en términos generales señalan que los diseños geométricos pretenden simbolizar el universo, y se hace referencia a su uso en las prácticas budistas e hindúes. Pues, aquí se encuentra la geometría sagrada en el arte budista.

 

La idea mándala se originó hace mucho antes de que existiera la idea de la historia misma. En el primer nivel de la India o incluso la religión indoeuropea, en el Rig Veda y su literatura asociada, mándala es el término para un capítulo, una colección de mantras o himnos en verso cantado en las ceremonias védicas, tal vez procedente del sentido de la ronda, como en una ronda de canciones.

 

la geometría sagrada en el arte budista

 

El universo, se cree que se originan a partir de estos himnos, cuyos sonidos sagrados contenían los patrones genéticos de los seres y las cosas, por lo que ya es un claro sentido del mándala como modelo mundial.

 

La palabra en sí mándala se deriva de la raíz manda, que significa esencia, a la que el sufijo la, significa, recipiente. Por lo tanto, una connotación obvia de mándala es que es un recipiente de la esencia. Como una imagen, un mándala puede simbolizar tanto la mente como el cuerpo de Buda. En el budismo esotérico, el principio en el mándala es la presencia del Buda en el mismo, pero las imágenes de deidades no son necesarias. Ellos pueden ser presentados ya sea como una rueda, un árbol, una joya o en cualquier otra manifestación simbólica.

 

Creación de un mándala

 

El origen de la mándala es el centro, un punto. Es un símbolo aparentemente libre de dimensiones. Significa una semilla, esperma, caída, el punto de partida relevante. Es el centro de reunión en el que se dibujan las energías externas y el acto de dibujar las fuerzas, energías propias del devoto que se despliegan. Por lo tanto, representa los espacios interior y exterior. Su objetivo es eliminar la dicotomía sujeto-objeto. En el proceso, el mándala está consagrado a una deidad.

En su creación, se materializa una línea de un punto. Otras líneas se dibujan hasta que se cruzan, creando patrones geométricos triangulares. El círculo dibujado alrededor representa la conciencia dinámica de los iniciados. La plaza periférica simboliza el mundo físico atado en cuatro direcciones, representadas por las cuatro puertas, y la zona central es la residencia de la deidad. Así, el centro se visualiza como la esencia y la circunferencia como capturar, por lo tanto en su imagen completa un mándala significa captar la esencia.

 

Construcción de un mándala

 

Antes de permitir que un monje trabaje en la construcción de un mándala, este debe someterse a un largo período de formación artística y técnica de memorización, aprender a dibujar todos los diversos símbolos y el estudio relacionado con los conceptos filosóficos. En el monasterio de Namgyal (el monasterio personal del Dalai Lama), por ejemplo, este período es de tres años.

 

En las primeras etapas de la pintura, los monjes se sientan en la parte exterior de la base del mándala sin pintar, siempre mirando hacia el centro. Para los mándalas de mayor tamaño, cuando el mándala se completó a mitad, los monjes se colocan en el suelo, inclinándose hacia delante para aplicar los colores.

 

la geometría sagrada en el arte budista

 

Tradicionalmente, el mándala se divide en cuatro cuadrantes y se le asigna un monje a cada uno. En el punto donde los monjes están de pie para aplicar los colores, un asistente se une a cada uno de los cuatro. Trabajando de forma cooperativa, los asistentes ayudan rellenando áreas de colores primarios, mientras que los cuatro monjes esbozan los otros detalles.

 

Los monjes memorizar cada detalle de la mándala como parte del programa de entrenamiento de su monasterio. Es importante señalar que el mándala se basa explícitamente en los textos de las Escrituras.

 

Hay una buena razón para el extremo grado de cuidado y atención que los monjes ponen en su trabajo: en realidad están impartiendo las enseñanzas del Buda. El mándala contiene instrucciones de Buda para alcanzar la iluminación, la pureza de su motivación y la perfección de su trabajo permiten a los espectadores el máximo beneficio.

 

Cada detalle en los cuatro cuadrantes de la mándala está enfrente del centro, por lo que se enfrenta a la deidad residente de la mándala. Por lo tanto, desde la perspectiva tanto de los monjes y los espectadores de pie alrededor de la mándala, los detalles en el cuadrante más cercano al espectador aparecen al revés, mientras que en el cuadrante más distante parece al derecho.

 

La preparación de un mándala, que no es más que la geometría sagrada en el arte budista es un esfuerzo artístico, pero al mismo tiempo es un acto de adoración. Se creó esta forma de conceptos de culto y la forma en la que las intuiciones más profundas se cristalizan y se expresaron como arte espiritual. El diseño, que por lo general se meditaba, es una continua expresión de experiencias espaciales, la esencia de lo que precede a su existencia, lo que significa que el concepto precede a la forma.

 

En su forma más común, el mándala aparece como una serie de círculos concéntricos. Cada mándala tiene su propia deidad residente alojada en la estructura cuadrada situada concéntricamente dentro de estos círculos. Su forma cuadrada perfecta indica que el espacio absoluto de la sabiduría es sin equivocación.

 

Esta estructura cuadrado tiene cuatro puertas elaboradas. Estas cuatro puertas simbolizan la unión de los cuatro pensamientos ilimitados a saber y bondad, la compasión, la simpatía y la ecuanimidad. Cada una de estas puertas de enlace está adornada con campanas, guirnaldas y otros elementos decorativos. Esta forma cuadrada define la arquitectura de la mándala descrito como un palacio de cuatro lados o templo. Un palacio, ya que es la residencia de la deidad que preside el mándala, un templo, ya que contiene la esencia del Buda.

 

La serie de círculos que rodean el palacio central sigue una estructura simbólica intensa. Comenzando con los círculos exteriores, es frecuente encontrar un anillo de fuego, representado frecuentemente como volutas estilizada. Esto simboliza el proceso de transformación que los seres humanos comunes tienen que someterse antes de entrar dentro de un territorio sagrado. Esto es seguido por un anillo de rayo o cetros de diamante (vajra), lo que indica la indestructibilidad y un diamante como brillo de los reinos espirituales de la mándala.

 

En el siguiente círculo concéntrico, en particular aquellos que cuentan con mándalas de deidades coléricas, se encuentran ocho campos de cremación dispuestos en una banda ancha. Estos representan los ocho agregados de la conciencia humana que vinculan al hombre al mundo de los fenómenos y el ciclo de nacimiento y renacimiento.

 

Por último, en la geometría sagrada en el arte budista, especialmente en el centro del mándala se encuentra la deidad, con el que se identifica el mándala. Por lo generalmente la deidad central puede ser uno de los tres siguientes:

 

  • Deidades pacíficos

Una deidad pacífica simboliza su propio enfoque existencial y espiritual particular. Por ejemplo, la imagen del Bodhisattva Avalokitesvara simboliza la compasión como el foco central de la experiencia espiritual; el de la sabiduría toma como eje central a Manyhushri; y el de Vajrapani hace hincapié en la necesidad de que el valor y la fuerza es la búsqueda del conocimiento sagrado.

 

Deidades pacíficos

 

  • Deidades coléricas

Las deidades coléricas sugieren la lucha poderosa involucrada en la superación de una alienación. Son la expresión de todas las aflicciones internas que oscurecen en nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestros actos y que prohíben la consecución de la meta budista de la iluminación total. Tradicionalmente, las deidades iracundas son aspectos de los principios de beneficencia, temerosos a los que ellos perciben como fuerzas alienígenas.

 

mandala Deidades coléricas_opt

 

  • Imágenes sexuales

La imaginería sexual sugiere el proceso de integración que está en el corazón de la mándala. Los elementos macho y hembra son más que símbolos de los incontables pares opuestos (por ejemplo, el amor y el odio; bien y el mal, etc.) que se experimenta en la existencia mundana. El iniciado pretende reducir su alienación, aceptando y disfrutando de todas las cosas como un campo sin fisuras, interconectado de experiencia. La imaginería sexual también puede entenderse como una metáfora de la iluminación, con sus cualidades de satisfacción, la felicidad, la unidad y la terminación.

 

mandala Imágenes sexuales_opt

 

La visualización y la concretización del concepto mándala es una de las contribuciones más importantes del budismo a la psicología religiosa. Mándalas son vistos como lugares sagrados que, por su propia presencia en el mundo, recuerdan un visor de la inmanencia de la santidad en el universo y su potencial en sí mismo.

 

En el contexto de la ruta budista, el propósito de un mándala que no es más que la geometría sagrada en el arte budista, es poner fin al sufrimiento humano, para alcanzar la iluminación y para obtener una visión correcta de la realidad. Es un medio para descubrir la divinidad por la constatación de que reside dentro de su propio ser uno.

 

 

AUTOR: Josyeliz Alcalá, redactora de la gran familia de hermandadblanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Josyeliz Alcala (Redactor GHB)
Josyeliz es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    confio gracias gracia gracias gracias

  2. User comments

    Esto vale ORO , y Lo bien redactado que maravilla de artículo.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend