Ciudad Virtual Gran Hermandad Blanca Banner

LA CONEXIÓN CÓSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES

Por el Maestro Ascendido Djwhal Khul, o “El Tibetano”

hermandadblanca.org 3556351299 a524e781dc m La conexión cósmica con las mentes terrestres gran hermandad blanca verdad tibetano servicios energeticos revolución psicología musica mundial meditaciones Maestro Djwal Khul maestro ascendido maestro libro imagen grupo grupal Gran Hermandad Blanca Evolución dioses depuración consciencia Ciencia cambio description multimedia

hermandadblanca.org 363340663 2e9059ab85 m La conexión cósmica con las mentes terrestres gran hermandad blanca verdad tibetano servicios energeticos revolución psicología musica mundial meditaciones Maestro Djwal Khul maestro ascendido maestro libro imagen grupo grupal Gran Hermandad Blanca Evolución dioses depuración consciencia Ciencia cambio description multimediaHace tiempo se dijo que se escribiría un libro titulado La Conexion Cosmica Con Las Mentes Terrestres. Quiero informar que dicho libro estará bajo mi cargo y a partir de esta sesión en adelante.

Mi naturaleza es perfectamente compatible con el trabajo que están desarrollando como parte del Ashram del Quinto Rayo. Nosotros los del Segundo Rayo trabajamos como instructores a nivel mundial y el propósito de este nuevo libro será el de permitir entender el tipo de comunicaciones que se han estado recibiendo desde hace muchos, muchos años, a través de ciertos canales humanos.

Por lo pronto comenzaré diciendo que el libro se desarrollará bajo el siguiente programa: Un programa definido en acorde a la Ley de la Armonía Perfecta simbolizada por el número tres.

En la primera parte veremos cuáles son los mecanismos sensorios a través de los cuales el ser humano puede percibir los mensajes del cosmos. En segundo aspecto, veremos cuáles son los motivos y los mecanismos empleados por los Maestros Cósmicos para enviar sus mensajes hacia los seres humanos. Y en tercer aspecto, daremos los principios básicos de lo que será un entrenamiento formal en el uso y el correcto empleo de los mensajes ya recibidos y en vías de recepción.

Así pues, sirva esta primera plática únicamente para centrarlos en lo que deberá ser el libro COMUNICACION COSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES, y para empezar explicaré la forma como deberán tratarse estas primeras comunicaciones y cómo deberá escribirse el libro en su forma final.

El proceso de servir como canal o despertar como canal de los Maestros Cósmicos, es un proceso en extremo peligroso y por supuesto muchas veces desvirtuado, por los incontables ejemplos de seres que en sus patologías psíquicas se creyeron portavoces de inteligencias superiores.

En el proceso de convertise en canal, se requiere primero un trabajo arduo y largo sobre la propia personalidad, a fin de desligarla completamente de su mecanismo sensorio de telepatía. Esto significa a nivel energético, trabajar sobre el Chakra Coronario, de tal manera que pueda lograrse una abertura sobre las emanaciones áuricas, que permitan penetrar a las ondas telepáticas provenientes de los altos planos, de una manera limpia y sin necesidad de pasar a través de los filtros muchas veces convertidos en barreras que constituyen las auras de los seres humanos.

ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………………………. 1

Partes del estudio………………………………………………………………………………. 1

Cómo deberá escribirse el libro………………………………………………………………… 1

La primera información………………………………………………………………………….. 1

El canal…………………………………………………………………………………………… 1

La adecuada recepción de los mensajes……………………………………………………… 2

1. DEFINICIÓN DE CONCEPTOS…………………………………………………………………. 2

Limitaciones de los libros que tratan ña fiñosofía espiritual………………………………… 2

La responsabilidad del lector…………………………………………………………………… 2

Forma de recibir los nuevos conceptos………………………………………………………. 2

Mecanismos que poseen los seres humanos para usar la telepatía……………………….. 3

¿Qué es un ser humano?……………………………………………………………………….. 3

Vehículo………………………………………………………………………………………….. 3

La telepatía………………………………………………………………………………………. 3

Alma………………………………………………………………………………………………. 3

Espíritu……………………………………………………………………………………………. 3

Formas de telepatía…………………………………………………………………………….. 3

Personalidad……………………………………………………………………………………… 4

2. LA TELEPATIA EN LA EVOLUCION HUMANA……………………………………………….. 4

La glándula pineal……………………………………………………………………………….. 4

El lenguaje……………………………………………………………………………………….. 4

Telepatía y desarrollo actual del Ser humano……………………………………………….. 4

Necesidad de un nuevo lenguaje,…………………………………………………………….. 5

La nueva tarea………………………………………………………………………………….. 5

La gran clave……………………………………………………………………………………. 5

El trabajo sobre el inconsciente colectivo……………………………………………………. 5

3. LABOR DE LAS ESCUELAS PARA CONTACTAR A LOS MAESTROS………………………. 6

Psicología y comportamiento de los seres humanos………………………………………… 6

Formas de conexión con los seres humanos…………………………………………………. 6

La actividad del mundo espiritual……………………………………………………………… 7

La labor de las escuelas………………………………………………………………………… 7

Las pirámides: antenas de comunicación…………………………………………………….. 7

4. EL ACERCAMIENTO DE LOS MAESTROS HACIA LA RAZA HUMANA……………………. 7

Un poco de historia……………………………………………………………………………… 7

Acercamiento mental astral y etérico………………………………………………………… 8

El enorme esfuerzo necesario para el acercamiento………………………………………… 8

Los sacrificios de los grandes seres…………………………………………………………… 8

La danza del universo…………………………………………………………………………… 8

El libre albedrío………………………………………………………………………………….. 9

5. LAS IDEAS PURAS VS. LAS PALABRAS HUMANAS………………………………………… 9

La comunicación………………………………………………………………………………… 9

La percepción……………………………………………………………………………………. 9

El lenguaje……………………………………………………………………………………… 10

Comunicación en los mundos internos………………………………………………………. 10

Cómo leer estas comunicaciones…………………………………………………………….. 10

6. CÓMO DIFERENCIAR LAS SENSACIONES EXTERNAS DE LAS INTERNAS……………. 11

La atención del ser humano a la realidad (interior y/o exterior)…………………………. 11

Disociación de la actividad mental…………………………………………………………… 11

Actividad mental generada por un estímulo externo………………………………………. 11

Actividad mental generada por el Yo superior……………………………………………… 12

Disciplina………………………………………………………………………………………… 12

Funciones del cerebro…………………………………………………………………………. 12

7. LAS SIETE REGLAS PARA LA CONCENTRACIÓN Y LA MEDITACIÓN………………….. 12

Formas de producir estados espirituales……………………………………………………. 12

Aislarse del mundo exterior para centarse en el ser interno……………………………… 12

Reglas para favorecer la concentración en el ser interior………………………………… 13

1) La respiración. 13

2) La relajación. 13

3) Cruzar la manos y los pies. 13

4) Ojos cerrados. 13

5) Quietud mental. 13

6) Irradiación de amor. 13

7) Atención en el Maestro interno. 13

Guia práctica para la meditación…………………………………………………………….. 14

Actitud del ser que es instrumento de los Maestros………………………………………. 14

Carencias de la personalidad…………………………………………………………………. 14

8. LA GRAN INVOCACIÓN………………………………………………………………………. 14

Meditación……………………………………………………………………………………… 14

La Gran Invocación……………………………………………………………………………. 14

Importancia del trabajo grupal……………………………………………………………….. 15

9. FORTALECIMIENTO ÁURICO DEL GRUPO…………………………………………………. 15

La responsabilidad de los intermediarios…………………………………………………….. 15

El trabajo de los Maestros con los futuros canales……………………………………….. 16

Espíritu de grupo………………………………………………………………………………. 16

Ejercicio para el fortalecimiento áurico del grupo………………………………………….. 16

Cadenas de energía……………………………………………………………………………. 16

Posición de las manos…………………………………………………………………………. 17

Atención en los plexos………………………………………………………………………… 17

La Gran Invocación……………………………………………………………………………. 17

Frecuencia de estas prácticas……………………………………………………………….. 17

La respuesta de los discípulos……………………………………………………………….. 18

Efectos de la energía sobre La Tierra……………………………………………………….. 18

10. LA SUPREMA CIENCIA DEL CONTACTO…………………………………………………… 18

Aportación del lenguaje……………………………………………………………………….. 18

Necesidad de la telepatía…………………………………………………………………….. 18

Unión de la raza humana……………………………………………………………………… 19

Unión con el Padre, con la Jerarquía de Maestros y con el Cosmos……………………. 19

El influjo de la nueva Era……………………………………………………………………… 19

La siembra de ideales…………………………………………………………………………. 19

Factores esenciales para convertirse en canal…………………………………………….. 19

(Volver al INICIO)

 

 

 

 

 

 

 

1. INTRODUCCIÓN

Hace tiempo se dijo que se escribiría un libro titulado La Conexion Cosmica Con Las Mentes Terrestres. Quiero informar que dicho libro estará bajo mi cargo y a partir de esta sesión en adelante.

Mi naturaleza es perfectamente compatible con el trabajo que están desarrollando como parte del Ashram del Quinto Rayo. Nosotros los del Segundo Rayo trabajamos como instructores a nivel mundial y el propósito de este nuevo libro será el de permitir entender el tipo de comunicaciones que se han estado recibiendo desde hace muchos, muchos años, a través de ciertos canales humanos.

Por lo pronto comenzaré diciendo que el libro se desarrollará bajo el siguiente programa: Un programa definido en acorde a la Ley de la Armonía Perfecta simbolizada por el número tres.

Partes del estudio

En la primera parte veremos cuáles son los mecanismos sensorios a través de los cuales el ser humano puede percibir los mensajes del cosmos. En segundo aspecto, veremos cuáles son los motivos y los mecanismos empleados por los Maestros Cósmicos para enviar sus mensajes hacia los seres humanos. Y en tercer aspecto, daremos los principios básicos de lo que será un entrenamiento formal en el uso y el correcto empleo de los mensajes ya recibidos y en vías de recepción.

Así pues, sirva esta primera plática únicamente para centrarlos en lo que deberá ser el libro COMUNICACION COSMICA CON LAS MENTES TERRESTRES, y para empezar explicaré la forma como deberán tratarse estas primeras comunicaciones y cómo deberá escribirse el libro en su forma final.

Cómo deberá escribirse el libro

Debido a la imperfección de las comunicaciones entre nosotros y ustedes, es natural que las ideas bajen no en su forma más pura, sino ligeramente contaminadas por múltiples aspectos, que van desde la personalidad propia del individuo que actúa como canal, las limitaciones propias de la cultura de este mismo canal y las condiciones ambientales que impiden el limpio paso de las ideas desde los diferentes planos en que nos movemos.

Así pues, identificamos únicamente las más importantes fuentes de error, es bastante claro señalar que los mensajes tal como se reciban, deberán ser depurados de acuerdo a las reglas gramaticales del idioma en que se vaya a expresar y por otra parte, para darle una mejor coherencia y una integridad completa en lo que vendrá siendo el cuerpo del texto. Esta revisión deberá ser hecha por algún grupo de ustedes y el manuscrito final será corregido y limpiado a fin de que las ideas puedan ser expresadas con un correcto uso de lenguaje y dando el énfasis adecuado a aquellos conceptos que merezcan ser tratados de esa manera.

La primera información

Nuestras primeras comunicaciones tendrán que ser por necesidad generales, breves y no entraremos en mayores detalles, a menos que el canal permita una expresión completa, pura, de las ideas que deseo transmitir, pero tal como lo he expresado en otras ocasiones ante otros discípulos, la labor que se desarrolla a través de estos libros, es una labor ampliamente apreciada en los mundos espirituales y de un valor gigantesco para el despertar de muchos seres en la tierra.

El canal

El proceso de servir como canal o despertar como canal de los Maestros Cósmicos, es un proceso en extremo peligroso y por supuesto muchas veces desvirtuado, por los incontables ejemplos de seres que en sus patologías psíquicas se creyeron portavoces de inteligencias superiores.

En el proceso de convertise en canal, se requiere primero un trabajo arduo y largo sobre la propia personalidad, a fin de desligarla completamente de su mecanismo sensorio de telepatía. Esto significa a nivel energético, trabajar sobre el Chakra Coronario, de tal manera que pueda lograrse una abertura sobre las emanaciones áuricas, que permitan penetrar a las ondas telepáticas provenientes de los altos planos, de una manera limpia y sin necesidad de pasar a través de los filtros muchas veces convertidos en barreras que constituyen las auras de los seres humanos.

La percepción de la realidad es tan diferente entre los seres humanos, como las huellas digitales lo son en los dedos de las manos. La realidad se ha convertido en un concepto más que en algo concreto y estos conceptos son derivados de la cualificación inherente que perciben todos los hombres al estar mirando a través del filtro de su propia personalidad. Es por eso que antes de pretender servir como canal telepático, se requiere un trabajo largo y disciplinado sobre la propia personalidad, esto es en el aspecto material; mientras que en el aspecto espiritual, se requiere como dije antes la activación del Chakra Coronario.

La adecuada recepción de los mensajes

Pues bien, los mensajes serán plasmados a manera de lecciones. Cada lección será estudiada ampliamente y si es preciso aclarar algo será aclarado en futuras sesiones. Ya se han escrito otros libros acerca de la telepatía; Yo mismo dicté uno, años atrás, a la señora Bailey, es por eso que en esta ocasión, este segundo libro busca tratar temas explicativos acerca de todas las dudas que aparecieron en la lectura del manuscrito de la señora Bailey.

Creo que he dejado clara la forma en que se trabajará.

 

PRIMERA PARTE:

MOTIVOS DE LA COMUNICACIÓN Y MECANISMOS NECESARIOS

(Volver al INICIO)

1. DEFINICIÓN DE CONCEPTOS

Nuestra primera lección versará sobre las diferentes acepciones de cada una de las palabras utilizadas en la actualidad por los diferentes grupos. Estos diferentes significados para una misma palabra conducen inevitablemente a confusiones, en las cuales los más perjudicados son aquellos seres que no pertenecen a una ideología en particular y que buscan abrirse paso entre los diferentes caminos que se ofrecen a través de los libros, de las diferentes publicaciones y de toda aquella literatura de documentales visuales que permanecen al alcance del público.

Quiero indicar que en el transcurso de estas lecciones estaremos utilizando términos como espíritu, alma, cuerpo, conciencia, etc., y todos ellos deberán tener en sus mentes el significado claro con el cual están siendo utilizados. Una advertencia es pertinente en este momento, el material que será dado a conocer ha sido adoptado de una manera tal, que la cultura del grupo de gente a quienes va dirigido pueda asimilarlo sin dificultad.

Limitaciones de los libros que tratan la filosofía espiritual

Una de las grandes desventajas en relación a los libros, que ya antiguamente realicé en cooperación con la señora Bailey, era que el lenguaje utilizado es extremadamente complejo y muchas veces constituyó una barrera entre aquellos lectores que carecían de una formación adecuada en el terreno espiritual. Sin embargo, desde un principio fue aclarado que esos libros no pretendían llegar a las masas incultas de la humanidad, sino más bien eran la guía clara que hacía falta para aquellos aspirantes serios, discípulos en el principio del camino e incluso para aquellos iniciados de grados avanzados y que todavía trabajan en la tierra. Dichos libros cumplieron y aún están haciendo correctamente su misión.

En esta ocasión el manuscrito que se derive de estas palabras, deberá permanecer al alcance de las masas y los conceptos manejados deberán estar en palabras sencillas, fáciles de entender y presentando un material con significado práctico muy claro.

Varias dificultades se nos presentan cuando se trata de elaborar un manuscrito que estudia la filosofía espiritual. El lenguaje, vehículo de manifestación de las ideas, no es el adecuado para tratar conceptos que van más allá de la realidad tridimensional en que normalmente se mueven los seres humanos; es el lenguaje el vestido muchas veces inadecuado para transmitir las ideas tal como deben ser transmitidas, es por esto imprescindible, que el correcto uso de las palabras sea una de las imperiosas necesidades que deben ser cumplidas por todo libro que trate estos temas.

La responsabilidad del lector.

Es responsabilidad del lector a su vez, el meditar cuidadosamente cada uno de los conceptos para evitar tergiversaciones que lo lleven a equivocar el camino o a producirle una confusión de ideas. Así mismo, se sugiere fuertemente que los temas sean leídos de una sola vez y que se evite interrumpir la lectura en la mitad de un párrafo o a mediación de algún tema. La idea completa constituye en sí misma un todo que puede ser digerido con mayor facilidad por la mente cuando se ha visto completo.

Muchos lectores tienen la mala costumbre de interrumpir su lectura sin importar en que punto de ella se encuentran. Se recomienda evitar esto para que la mente siempre reciba ideas completas y, de esta manera, mientras el consciente del individuo realiza sus cotidianas labores, el inconsciente permanezca trabajando en estos conceptos hasta hacerlos fácilmente asimilables por la mente consciente.

Forma de recibir los nuevos conceptos

Un comentario más: tengamos en cuenta que cada vez que introducimos a nuestra mente nuevas ideas y nuevos conceptos, éstos son siempre confrontados contra aquellos que ya anteriormente habían sido aceptados por nuestra mente. De esta confrontación se deriva una actitud de parte del individuo hacia aquello que está leyendo. Sin embargo, si consideramos que todos los conceptos acumulados en la mente constituyen recuerdos de experiencias o lecturas anteriores y que siempre han sido vistos a la luz de un alma que viene en desarrollo, entendamos que el ser que ahora lee estas palabras, no fue el mismo ser que leyó o recibió los conceptos anteriores. Una mayor riqueza en experiencias y desarrollo espiritual ha sido alcanzada a través de la experiencia.

Estos nuevos conceptos deben ser tomados como algo nuevo y no ser confrontados contra realidades que ya no son actuales. Para aquellos de ustedes que no deseen aceptar las ideas expuestas en este manuscrito, se sugiere simplemente archivarlas porque el trabajo de ellas es muchas veces a nivel inconsciente. Son como semillas sembradas en suelo fértil que tarde o temprano harán florecer una planta; de esa manera, muchas de las cosas que leerán no podrán ser aceptadas en estos momentos; sin embargo, llegada la hora precisa, serán tan claras como las cristalinas aguas de un lago.

Hechas todas estas advertencias y sugerencias, pasaremos a explicar la manera como van a desarrollarse estas lecciones:

Dijimos que, en primer término, trataríamos sobre aquellos mecanismos sensorios que hacen factible la telepatía y que todos los seres humanos poseen. Que en segundo término hablaríamos sobre los motivos que los MAESTROS CÓSMICOS tienen para comunicarse con los seres terrestres y que en tercer punto veríamos cómo deben ser utilizados los mensajes recibidos por telepatía y cuál es su función en el desarrollo de la humanidad.

Mecanismos que poseen los seres humanos para usar la telepatía

Empecemos, pues, hablando de aquello que los seres humanos tienen proveído en sus diferentes vehículos para el uso correcto de la telepatía. En primer término aclararé el uso de la palabra vehículo:

¿Qué es un ser humano?

El ser humano es ESENCIA DIVINA, una extensión de DIOS trabajando en el plano tridimensional, una corriente de vida como diríamos en los términos de Alice Bailey. Corriente de Vida implica un continuo de conciencia, un continuo de energía que fluye desde el centro mismo de la creación, hasta los rincones más apartados de manifestación. Rincones más apartados no significa lugares distantes en espacio, significa lugares distantes en dimensiones de vibración. El Universo no sólo es infinito en espacio y en tiempo, sino en vibración y conciencia.

Vehículo.

Cuando hablemos de vehículo nos referimos al cuerpo de manifestación de esa conciencia asociada a la Corriente de Vida que utiliza en sus diferentes manifestaciones, en las diferentes dimensiones en que se mueve.

Explicando en palabras simples, diremos: Vehículo es el cuerpo a través del cual trabaja el alma, el alma es el vehículo a través del cual trabaja la conciencia, y la conciencia es el vehículo a través del cual trabaja la Esencia Espiritual, y esta Esencia Espiritual no es otra que el Espíritu Santo, manifestación Pura y Perfecta del DIOS CREADOR, no es otro que la manifestación visible de eso que no tiene nombre.

Ahora bien, todos los seres poseen su Corriente de Vida que los enlaza a ese GRAN SER que no tiene nombre. En estas Corrientes de Vida, en estos hilos, si se pueden llamar de esta forma, están precisamente los mecanismos a través de los cuales puede ser efectuada la telepatía y todas las diferentes formas de percepción que el ser humano tiene.

La telepatía

En los planos más materiales y cercanos a este tridimensional, la telepatía es la facultad que tienen los seres humanos de comunicarse por otras vías, no precisamente materiales, no a través de lenguajes, no a través de las señas, no a través de los signos, sino más bien a través de las mentes, o bien a través de los plexos solares, o bien a través de las almas o de los espíritus.

Alma

Entendemos por alma, la conciencia humana viajando en su propio cuerpo de manifestación y evolucionando a través de las diferentes encarnaciones en diferentes cuerpos físicos.

Espíritu

Entendemos por espíritu esa conciencia superior, ahora conocido por muchos como la AMADA PRESENCIA. El término es similar en la manera como vamos a manejarlo a lo largo de estas páginas.

Formas de telepatía

Por otra parte, la telepatía puede ser en diferentes niveles: Telepatía emocional, cuando el ser humano experimenta las mismas emociones que el resto de sus congéneres, que en todo caso, sería el contacto con el inconsciente colectivo; o bien, cuando el ser humano siente lo mismo que otra persona, en todo caso sería una conexión entre dos seres, una pareja, madre e hijo, etc. En esos casos, el contacto viene a través de los plexos solares.

Tenemos también la telepatía que se trabaja de mente a mente tal como la que estamos en estos momentos practicando y existe también la telepatía entre un grupo y un ser, entre un grupo y otro grupo, tal como la que ustedes realizan en su trabajo sobre el Quinto Rayo.

Quiero terminar esta primera sesión simplemente informando que la telepatía es algo que todos los seres humanos pueden tener, gracias al trabajo activo y consciente del chakra coronario, a través del cual bajan estas irradiaciones. Purificar el chakra coronario liberándolo de todas aquellas energías que tienen que ver con las falsas concepciones de la vida y de la realidad humana, es una de las tareas más importantes que todo estudiante de la verdad debiera tener presente.

Personalidad.

Expliqué en la sesión anterior que la personalidad juega un papel importantísimo en toda práctica telepática. La personalidad es otro vehículo a través del cual se manifiesta el alma en evolución, pero la personalidad es efímera tal como lo es el cuerpo físico. La personalidad es transitoria, porque está formada de los elementos que cada ser tomó durante su crecimiento físico. La personalidad siendo un vehículo hasta cierto punto independiente del alma, busca también su campo de manifestación, y siendo la telepatía por el momento exclusiva de algunos cuantos, la personalidad no dudaría ni por un momento en utilizar todos sus artificios para simular una facultad de que carece. La personalidad tiene carencias porque se alimenta de todo aquello que está afuera del ser humano.

Mediten en esto: Si el Alma se forma de las experiencias que la conciencia vive en esta tridimensión, la personalidad lo hace de las mismas experiencias que se reciben en esta tridimensión. Sin embargo, mientras el alma está formada a la luz del espíritu, la personalidad lo hace a la luz del organismo físico. Así pues, el alma es al espíritu lo que la personalidad es al cuerpo.

Mediten en esto y que mis palabras sirvan para aclarar los conceptos que en otros tiempos han sido dejados inconclusos.

(Volver al INICIO)

2. LA TELEPATIA EN LA EVOLUCION HUMANA

Es mi deseo explicar ahora cómo es que la telepatía ha venido desarrollándose como parte de la evolución humana. Deben saber que en un principio, cuando el hombre todavía pertenecía a los reinos inferiores de la naturaleza, cuando aún la evolución no le había proveído de un órgano capaz de expresarse de manera tan clara y con una riqueza de sonidos que hiciera posible la creación de un lenguaje, el hombre se comunicaba mediante gruñidos y movimientos de su cuerpo.

Sin embargo, a la necesidad sigue el desarrollo, es preciso antes tener una necesidad imperiosa de manifestar algo, para que el desarrollo evolutivo pueda manifestarse en cambios morfológicos que den lugar a eso que se necesita. Así pues, la voz fue el resultado lógico y consecuente de la necesidad de expresión de un ser que era más grande que el vehículo que lo portaba.

Sin embargo, el hombre en su ser interior sigue siendo aún más grande que ese vehículo que utiliza en el plano tridimensional. Es por eso que la necesidad de expresión no está aún satisfecha del todo con el lenguaje común que se habla en el planeta.

El espíritu del hombre ha venido presionando a su vehículo terrestre para que desarrolle un mecanismo nuevo de comunicación, y es gracias a este hecho, que la telepatía ha venido desarrollándose mediante la activación de ciertas glándulas que se encuentran en el cerebro. En esta activación se mueven corrientes energéticas que van desde el mundo astral o de las emociones, desde el mundo mental o de las ideas, hasta el vehículo físico, de tal forma que estas corrientes energéticas, van moldeando al que será su futuro cuerpo de manifestación.

La glándula pineal.

La glándula pineal quien será la responsable de esta comunicación, ha venido cambiando, mutando, a través de las últimas generaciones terrestres, gracias a la presión que están ejerciendo las corrientes energéticas que el espíritu del hombre ha puesto en funcionamiento. Será a través de esta glándula como vaya despertándose ese nuevo mecanismo de expresión humana.

El lenguaje.

Por otra parte el lenguaje deberá ir cambiando para dar lugar a nuevos términos y vocablos que puedan expresar correctamente las experiencias espirituales, experiencias que van más allá de los términos limitantes del tiempo y espacio, experiencias que tienen que ver con sensaciones aún no conocidas en la Tierra, desde colores, sonidos y aromas, hasta percepciones de realidades distintas de las que normalmente se conocen en estos planos de actividad física.

Una pregunta flota en el ambiente:

¿Cómo poder desarrollar de manera acelerada esta glándula para que así la telepatía pueda ser del dominio público lo antes posible? Y la respuesta es simple. No hay razón para acelerar algo que de por sí ya trae un tiempo para manifestarse.

Telepatía y desarrollo actual del Ser humano.

Si los hombres tuvieran en este momento el dominio completo de la telepatía ¿que harían? En primer término los seres humanos están muy poco preparados para conocer la realidad de los pensamientos ajenos. En términos generales, los pensamientos propios de cada persona son totalmente observados de manera consciente por ella misma y si estos mismos pensamientos los fueran a captar otras personas, sería tal su sorpresa y su choque emocional, que seguramente sus actividades se verían seriamente perturbadas afectando sus relaciones con la gente que la rodea.

La realidad interior, la realidad de los pensamientos humanos es algo que no se vive de manera consciente, porque la conciencia del hombre se encuentra deambulando entre diferentes estados, entre diferentes niveles y su mente trabaja hasta cierto punto de manera inconsciente y, podríamos decir, a escondidas de la conciencia.

Sin embargo, en las nuevas generaciones, en los niños que ahora están apareciendo en la Tierra, dichas glándulas vienen con cambios ligeros pero ya perceptibles, que harán posible la manifestación telepática a edades muy tempranas. Así pues, no se asombren si de pronto sus niños empiezan a tener dotes desconocidos en ustedes.

Necesidad de un nuevo lenguaje,

La telepatía irá siendo del dominio público a medida que la humanidad la vaya necesitando. Por lo pronto, el trabajo continuo sobre un nuevo lenguaje de expresión, sobre nuevos términos, sobre nuevos conceptos, sobre nuevas palabras que nos acerquen a la realidad espiritual, debe ser tarea común y prioritaria para todos ustedes.

Cuando el ser humano se despegó del plano tridimensional e hizo conciencia de sus estados emocionales, inventó palabras tales como felicidad, tristeza, amor y conciencia; palabras que no pueden ser asociadas a cosas objetivas, concretas, que sin embargo dan una idea hasta cierto punto generalizada, de algo que es subjetivo pero común a todos y que forma parte de esa realidad interior espiritual del hombre.

Pero démonos cuenta, que con diez o veinte términos no podremos describir ni comunicar experiencias acerca de un mundo que es infinitamente más vasto que éste tridimensional en que se mueven. Así pues, trabajar en la modificación del lenguajes, en la creación de nuevos mecanismos de expresión, debe ser una tarea constante para todos ustedes.

Por otra parte, no únicamente el hombre está en la búsqueda continua de nuevos mecanismos de comunicación, en el reino animal se vienen desarrollando igualmente estos mecanismos para transformarlos y hacerlos más eficientes en la tarea de la sobrevivencia. Las abejas y los delfines son símbolos inequívocos de la gran complejidad que sus lenguajes o medios de comunicación han logrado alcanzar.

El vuelo de las abejas y la riqueza en sonidos y distintos matices que tienen la voz de los delfines, ha permitido al hombre conocer que no es el único que posee medios de comunicación efectivos.

Sin embargo, no son únicamente estas dos especies las que manifiestan tal complejidad en su mecanismo de comunicación, los hay también en las hormigas, los hay también entre los perros y los gatos, los hay entre las aves, los hay entre los peces, los hay en muchas especies migratorias y entre las mariposas. Cada especie ha desarrollado un cierto mecanismo de comunicación y hemos de encontrar en los próximos años cambios en éstos, tan marcados, que la misma raza humana se maravillará de todo esto que verá acontecer en muy pocos años.

La nueva tarea

La tarea de este tiempo pide a los iniciados, a los aspirantes y a los discípulos en general, un trabajo muy importante. En estos tiempos es preciso establecer el contacto con el inconsciente colectivo de la humanidad. La telepatía se da en sus primeras etapas, entre el consciente individual y el inconsciente colectivo. Bastan unas cuantas horas de meditación para que el ser empiece a captar las necesidades que privan en este inconsciente colectivo. Es preciso entonces, una vez contactado este inconsciente, sembrarlo de amor, sembrarlo de todas aquellas emociones positivas que puedan equilibrar las energías que actualmente se encuentran en desorden.

La telepatía es pues, un mecanismo de alta utilidad para el momento actual. En principio ese inconsciente colectivo se nutre de todas las emociones y de todos los pensamientos que el conjunto de seres humanos están continuamente emitiendo. Este conglomerado de emociones e ideas forma en sí mismo una gran conciencia y esa conciencia hasta cierto punto, puede dirigir los destinos de la humanidad.

La gran clave

Sin embargo, el trabajo consciente sobre este gran inconsciente colectivo, puede modificar el comportamiento de la humanidad. Sé lo que estas palabras implican, sé que serán escuchadas por muchos, sé también que en algunas mentes se provocarán reacciones encontradas y las polémicas se harán cada vez más fuertes, sin embargo, la clave del trabajo sobre este inconciente colectivo, puede ser dada a conocer de manera segura en estos momentos.

La decisión de liberar estos conceptos al dominio público fue tomada por la Jerarquía de Maestros y, a través de mi conducto, hoy vamos a revelar este gran secreto que fue anhelado por muchos, en sus tergiversados ideales de dominar a la humanidad para así acelerar su evolución.

La conciencia colectiva ha dado ya el paso que la llevó hasta cruzar el umbral, en donde estos conocimientos pueden ser dados de manera libre y segura para toda la humanidad.

El trabajo sobre el inconsciente colectivo.

El trabajo sobre este inconsciente colectivo puede ser hecho en tres formas principales:

Primero, a través de un grupo de individuos que movidos por los más altos ideales, puedan llegar a establecer el contacto con su Yo interior y a través de una regresión en su personalidad, puedan tocar ese Yo esencial que encarnó al momento de su nacimiento. Permaneciendo en ese estado de pureza virginal (hablando en términos de personalidad) les es posible sembrar ciertos ideales en ese inconsciente colectivo,

La siembra debe ser hecha aprovechando las líneas energéticas que cubren al cuerpo energético de la Tierra. El conocimiento de estas líneas energéticas es algo que debe ser descubierto por cada uno de los grupos que pretenda esta tarea, puesto que estas líneas son específicas para los lugares en donde se trabaje.

Así pues, tomando la dirección de esa línea energética y habiendo hecho la regresión, es posible sembrar en la humanidad estos ideales, de manera que puedan llegar a cada uno de los seres humanos a través de su inconsciente y los muevan hacia nuevos estados de libertad, tanto psicológicos como de expresión de la Divinidad.

El segundo mecanismo a través del cual es posible modificar este inconsciente, es a través de los lugares energéticamente despiertos. Existen alrededor de la Tierra ciertos puntos que desde siempre han sido utilizados como centros de poder, tales como las pirámides y otros centros ceremoniales en donde las líneas de tiempo y espacio se cruzan, para dar lugar a una abertura hacia otra dimensión.

Esos lugares presentan ventajas especiales para que la conciencia humana viaje a través de ellos y pueda sembrar en este inconsciente, los mismos ideales que ya he mencionado.

Y en tercer término, el trabajo sobre este inconsciente colectivo, puede ser dado a través de una suprema irradiación de Amor. El amor es la fuerza más poderosa que el ser humano maneja, pues el amor combinado de un conjunto tan pequeño como siete seres humanos plenamente conscientes de una misión e irradiando el amor en su más pura expresión, puede producir una abertura energética en cualquier lugar donde se reúnan que haga posible el trabajo sobre este mismo inconsciente colectivo.

Estas tres formas que he mencionado y que varían en grado de complejidad, dependiendo de la naturaleza de las escuelas o grupos que deseen practicarlo, constituyen tres claves de sumo valor, dada la situación actual que priva en la humanidad.

Dejemos pues, que este trabajo se desarrolle en aquellos seres humanos conscientes de su papel como iniciados, discípulos o aspirantes de la Verdad.

(Volver al INICIO)

3. LABOR DE LAS ESCUELAS PARA CONTACTAR A LOS MAESTROS.

En la sesión anterior planteamos la necesidad de trabajar con el inconsciente colectivo de la humanidad, hoy quisiera profundizar un poco en este tema del inconsciente colectivo.

Todos los seres humanos con sus emanaciones mentales, conforman un inconsciente cuya influencia se ve fortificada a medida que esta humanidad va experimentando cada vez más choques de conciencia. La caracterización de la humanidad como un solo ser, es factible desde el punto de vista que su comportamiento es predecible. Las corrientes filosóficas como el materialismo histórico que buscan explicar las razones que mueven a la humanidad hacia un determinado comportamiento, funcionan porque el ser humano es perfectamente predecible en su colectividad, pero dejan de tener sentido cuando se busca explicar el comportamiento de un ser humano en función exclusivamente de las experiencias acumuladas a lo largo de su vida.

Psicología y comportamiento de los seres humanos.

Otros factores que tienen que ver con su realidad espiritual influyen fuertemente en el comportamiento humano, siendo estos efectos más marcados en los seres de evolución superior y en aquellos que están en la búsqueda de su realidad interior.

Para los seres humanos dormidos, inconscientes, la psicología es perfectamente aplicable cuando se busca las razones de su actual comportamiento, más una vez que la chispa de los ideales ha sido prendida en su ser interior, en su conciencia empiezan a aflorar factores que no son muchas veces obvios a los ojos de los demás. Es aquí donde la psicología esotérica empieza a funcionar. Es aquí donde la realidad de una alma inmortal empieza a tener sentido, en esa lucha incesante del Yo esencial queriendo manifestarse y una personalidad que busca también su propia manifestación. Es aquí justamente, en el conflicto de lo que debo hacer contra lo que quiero hacer, que la psicología esotérica nos da la respuesta clara, inmediata y lógica del comportamiento individual.

Solamente en aquellos seres en donde estos conflictos han sido ya trascendidos, solamente en aquellos seres en los que los ideales espirituales están puestos por encima de los deseos personales, es posible para los MAESTROS trabajar a través de una conexión cósmica con sus mentes terrestres.

Formas de conexión con los seres humanos.

Como expliqué en la primera comunicación, en todo mensaje existen ciertas fuentes de error que deben ser cuidadosamente sopesadas antes de poder enviar una comunicación. Las carencias psicológicas del individuo que se presta como canal, deben ser evaluadas a fin de evitar cualquier posible contaminación de la idea esencial que se desea transmitir.

Cuando esta conexión se hace de mente a mente a través de un lenguaje, es más fácil evitar este tipo de errores o contaminaciones; mas cuando la conexión es entre los MAESTROS del mundo interno y las mentes terrestres, no se usa el lenguaje como medio de comunicación sino las ideas puras sin palabras. Es aquí entonces cuando el nivel cultural de la persona que recibe esta idea influye, puesto que para dar expresión a algo que carece de un vestido, es preciso cubrirla con un vehículo de manifestación. Cierto que el lenguaje es sin lugar a dudas una de las herramientas más importantes con que cuenta la humanidad, pero cierto es también que el lenguaje no es el apropiado cuando se intentan describir cosas de una realidad espiritual.

Todos los libros que han sido escritos mediante estos contactos telepáticos con los MAESTROS de la realidad interior, deben ser vistos y estudiados a la luz de estas limitaciones que estamos mencionando, más en el caso que la comunicación sea transmitida mediante un lenguaje esta fuente de error puede ser minimizada y la comunicación hasta cierto punto es más confiable. Pocos MAESTROS hay en el plano físico trabajando de esta manera, solamente algunos del Segundo Rayo y otros del Séptimo se encuentran actualmente trabajando en forma encarnada a través de telepatía con algunos discípulos.

La actividad del mundo espiritual.

El Séptimo Rayo por ser el que actualmente se encuentra enfocado sobre la Tierra, cuenta con varios discípulos activos y MAESTROS que trabajan en todos los campos de la Tierra. Además, existen también otros seres pertenecientes a otras Jerarquías con misiones específicas para ayudar a los seres humanos en esta etapa de transición y que moran en los planos etéricos; muchos de ellos tienen capacidad para manifestarse en formas tridimensionales, muchos de ellos cuentan actualmente con contactos, seres humanos encarnados, a quienes enseñan y transmiten todo aquello que es de utilidad para sus misiones.

En el mundo espiritual la actividad es intensa, en este mundo físico pocos son los grupos que se encuentran conscientemente trabajando para estos hermanos del mundo etérico y espiritual.

La atmósfera de las ciudades muchas veces asfixia las almas de los hombres, la atmósfera pesada formada con los pensamientos de los seres humanos se asemeja a una niebla densa que impide a los ojos del alma vislumbrar la realidad espiritual.

La labor de las escuelas.

La labor de las escuelas y de los grupos de luz es generar aberturas dentro de esta niebla, campos de irradiación magnética e irradiación de amor tan poderosos que disuelvan estas nieblas, de manera que la comunicación con los MAESTROS espirituales sea permanente y continua. De ahí la importancia de formar grupos y escuelas y de evitar el trabajo solitario, porque muchas veces es fácil desviar el camino cuando el alma no puede vislumbrar claramente en donde se encuentra la luz.

Las pirámides: antenas de comunicación.

Sabemos que las pirámides son monumentos levantados con el firme propósito de servir como antenas y enlace de comunicación con los MAESTROS espirituales, pero mientras no existan seres conscientes del funcionamiento de estas pirámides, las pirámides permanecerán apagadas, durmiendo y de esta manera no podrán cumplir su función.

Hoy les digo que para activar una pirámide se precisan cuatro seres humanos colocados uno en cada una de las caras, con sus dos manos puestas sobre las piedras y con su mente fuertemente puesta en la luz. Cuando esto sea hecho por cuatro hermanos plenamente concientes de su realidad espiritual y sea pronunciado el mantram sagrado, la palabra secreta, en esos momentos la energía de la Tierra encenderá la pirámide y abrirá un hueco en la atmósfera terrestre para conectarse con las energías espirituales del Cosmos.

Por ahora solamente quiero decir que la comunicación entre el Cosmos y las mentes humanas será cada vez más frecuente, más clara y del dominio público, gracias al trabajo que se ha estado desarrollando por los grupos de luz del mundo. En algunas regiones las densas nieblas empiezan a desaparecer, y en su lugar un brillante Sol empieza a ser evidente ya.

(Volver al INICIO)

 

4. EL ACERCAMIENTO DE LOS MAESTROS HACIA LA RAZA HUMANA

Hemos hablado ya de las alteraciones que gracias a la evolución de los seres humanos, se vienen manifestando en las glándulas pineales de los niños que están naciendo actualmente. Hemos hablado sobre el inconsciente colectivo. Hemos dicho algunas de las limitaciones que tenemos que enfrentar tanto ustedes como nosotros, cuando se pretende desarrollar un trabajo mediante el mecanismo de telepatía.

Un poco de historia.

Quisiera ahora hacer una breve historia de cómo es que los Maestros decidimos emprender una tarea de acercamiento hacia la raza humana.

A decir verdad, nuestro acercamiento obedece a ciertos ciclos cósmicos que están viendo su terminación en estas recientes edades. La humanidad sin lugar a dudas, ha venido evolucionando de acuerdo al plan trazado muchos millones atrás por los creadores de la forma y por los creadores del alma.

Esta evolución que no es otra cosa que un movimiento ascendente de parte de la humanidad, trae como consecuencia un movimiento descendente por parte nuestra, y así como un triángulo al moverse hacia arriba ocasiona un movimiento hacia abajo del triángulo superior, así la humanidad al ir evolucionando, provoca un acercamiento de los niveles superiores hacia un plano de manifestación.

Acercamiento mental astral y etérico.

Pero el acercamiento no podría ser un acercamiento físico, sino más bien un acercamiento primero de ideas y propósitos, que fue cuando los planos mentales de la raza humana y nuestros se unieron en los mundos internos.

Posteriormente debemos hacer un acercamiento de nivel astral y esto ya está ocurriendo, al grado de que muchos discípulos pueden fácilmente en sus meditaciones, captar nuestras imágenes e interaccionar con nosotros. Sueños, videncias y experiencias de orden parapsicológico manifiestan la realidad de esta verdad que les estoy dando a conocer. Posteriormente, el acercamiento debe llegar incluso a los niveles etéricos que es justamente en donde estamos trabajando en estos momentos.

Estar tan cerca como en el nivel etérico, implica el poder trabajar de una manera sencilla a través de la telepatía, puesto que la telepatía en los niveles etéricos es muchas veces más factible que la telepatía en los planos superiores, esto debido a que es posible usar el lenguaje como medio de expresión, evitando así las posibles contaminaciones que pudieran deberse a la cultura y a la perfección del mecanismo cerebral del canal que estuviera recibiendo las comunicaciones. Estas palabras llegan pues desde el plano etérico en donde nos estamos encontrando.

Finalmente y esta etapa aún no se ha logrado, el acercamiento podrá ser en los niveles físicos. Hasta ahora sólo unos cuantos discípulos muy aventajados han podido entrar en contacto físicamente con nosotros, gracias a que su vibración los hace compatibles con la nuestra.

El enorme esfuerzo necesario para el acercamiento.

Se podría pensar que nosotros podríamos viajar aún más nuestra vibración y entrar plenamente en contacto con los hombres, sin embargo, dentro de las escalas de evolución, dentro de las leyes que rigen al Universo, se dice que el esfuerzo debe provenir de abajo para que haya una respuesta de arriba. Implica que el acercamiento con los Maestros debe ser motivado por acciones humanas, es por eso que los grandes seres evolucionados tienen que hacer un esfuerzo, un sacrificio monumental, para revestirse de carne y desde este plano tridimensional, hacer el esfuerzo necesario para acercar a la humanidad hacia los Maestros.

Los sacrificios de los grandes seres.

Esta es la razón de los sacrificios que todos los grandes seres a lo largo de la historia han hecho, todo por amor a la humanidad. Igualmente, así como este sacrificio se realiza de parte de algunos Maestros de la Jerarquía para con la humanidad, así los hay también que desde los planos superiores bajan hasta el nuestro, hasta el plano jerárquico, para acercarnos hacia donde ellos se encuentran, y así en una cadena infinita, interminable, los grandes seres bajan a los planos inferiores para acercarlos más a sus respectivos planos de residencia, y todo el universo se va moviendo en un eterno vaivén, en un eterno flujo y reflujo de energías, corrientes ascendentes y descendentes. Y justamente esta imagen que hoy estoy plasmando en palabras, es la que da origen a esa armonía, a esa esfera cósmica llamada sinfonía celestial.

Las notas descendentes emitidas por los espíritus en sacrificio, se combinan armoniosamente con las notas ascendentes emitidas por aquellos que realizan el esfuerzo de acercarse con Dios y de esta manera formando acordes infinitos, se va conformando la música de las estrellas, aquella que es posible captar en los más elevados estados de meditación y que ante los oídos del discípulo, pareciera que el Universo todo danza en una música infinitamente bella, que lo transporta al éxtasis espiritual.

Pues bien, cuando el ser humano llega a entender esto, empieza a aplicarlo en su vida diaria y empieza a tratar de contactar su mente con aquellas creaciones que reconoce son de planos más bajos, y así empieza a comunicarse con las plantas, con los animales e incluso con las piedras y, de esta manera, colabora con este vaivén de energía, que busca llegar hasta los más apartados rincones de la manifestación del ABSOLUTO DIOS.

La danza del universo.

Todo es danza en movimiento en el Universo y la energía que transporta de una mente a otra las ideas que posteriormente son plasmadas en palabras, son también parte de esta armonía musical. La telepatía es pues, música mental que coordina los mecanismos sensorios receptores y transmisores de los seres humanos, permitiéndoles coordinarse en acciones y en propósitos.

Llegará el tiempo en que los seres humanos a una sola voz se muevan todos para realizar un trabajo colectivo y llegar a cumplir la Voluntad Divina en la Tierra. Llegará el momento en que será a través del inconsciente colectivo (que se volverá consciente) que los seres humanos trabajarán colaborando unos con otros en trabajaos de alcances que no es posible concebir en estos momentos.

Entendiendo pues, cuáles son los mecanismos y los propósitos que los Maestros persiguen al acercarse a los hombres a través de la telepatía , a través de los mensajes, es posible entender un aspecto más de la creación del Universo, un aspecto más de la Voluntad de Dios.

Tal como antes se los había anunciado, los motivos y mecanismos seguidos por los Maestros Cósmicos para acercarse a los hombres terrestres, son participar de esta armonía cósmica y provocar el acercamiento entre estos dos grandes reinos de la Creación Universal.

El cumplir con un Propósito Divino no es estar a favor de la teoría determinista de la evolución y negar a todas luces el sagrado libre albedrío que el hombre tiene. Cumplir un Propósito Divino significa hacernos acordes a los Principios Universales de Armonía y crear una manifestación nacida de nuestro propio libre albedrío y que va en acorde a esas Ideas o Principios Universales que nunca son puestos en el grosero lenguaje humano.

El libre albedrío.

El Propósito Divino nunca es expresado en palabras, es luz pura que impulsa al hombre a evolucionar en una dirección, que impulsa la vida a moverse hacia una dirección, pero nunca a efectuar determinadas acciones, y así como el libre albedrío del hombre le permite infinitas opciones en la evolución que persigue, siempre y cuando se mantenga apegado al Plan Universal, en esa misma forma podemos ver reflejado el Principio Divino, obligando a los árboles a crecer y a dar sus frutos y dejándoles a ellos escoger si tienen veinte o treinta ramas, escoger si tienen mil o dos mil hojas, escoger si dan veinte o cincuenta frutos.

El libre albedrío humano es la capacidad del hombre para decidir de qué manera desea cumplir el Propósito Divino, siendo éste tan infinitamente amplio, que los límites que pudiera tener no son ni siquiera comprensibles a la mente humana.

Dejo aquí mis palabras y les recuerdo la importancia de estudiar estos mensajes en forma intensa, a fin de que podamos entender la secuencia que sigue y lo propósitos que persiguen.

(Volver al INICIO)

5. LAS IDEAS PURAS VS. LAS PALABRAS HUMANAS.

Cuando buscamos entender los motivos que guían a los Maestros para acercarse a los hombres y establecer esa conexión cósmica que permite garantizar el Plan Divino en la Tierra, no debemos olvidar que el vaivén cósmico en que el Universo manifiesta su existencia, no se compone de otra cosa más que de energías en movimiento; las descendentes, provenientes de los planos sutiles y las ascendentes, provenientes de los reinos que pugnan por emprender el ascenso siguiendo el camino de la evolución cósmica.

El hombre aspira conocer a Dios porque su camino es ascendente. Los Maestros aspiran conocer al hombre porque cumplen con su movimiento descendente y en este eterno flujo y reflujo el equilibrio debe permanecer inalterable, un equilibrio que no es otra cosa que un balance de vibraciones.

Todo movimiento de acción ocasiona uno de reacción en sentido opuesto. Al sacrificio de los grandes seres que se revisten de carne y bajan a la Tierra, corresponde un movimiento ascendente de las grandes masas humanas. Al sacrificio descendente que efectúan los artistas cuando crean magníficas obras en el barro y el cemento, corresponde un movimiento ascendente de los reinos minerales. Al sacrificio descendente que efectúan algunos seres humanos al educar a sus mascotas, corresponde uno ascendente de parte del reino animal hacia los planos superiores humanos.

La comunicación

La comunicación entonces se establece bajo los mismos principios y así como el hombre ensaya las diferentes formas de comunicación con sus animales y busca ser comprendido mediante señas, premios o castigos en el lenguaje rudimentario de los animales, así los grandes seres buscan establecer un vínculo de comunicación entre el reino humano en los términos groseros en que se comunica.

Sin embargo, más allá de todos los aparentes vestidos, instrumentos o formas de comunicación, permanecen encerradas pero siempre accesibles a las mentes iluminadas, las ideas puras que constituyen el cuerpo de la enseñanza que se pretende difundir entre los seres humanos. Si bien el lenguaje humano ha sido una de las grandes conquistas que el reino ha conseguido a lo largo de su evolución, es aún bastante imperfecto y grosero para expresar la infinita riqueza de la vida espiritual; además de esto, existen las limitaciones propias de las experiencias acumuladas a lo largo de su vida por los seres humanos, quienes no han conocido sus latentes posibilidades como seres espirituales.

La percepción.

Así pues, cuando nosotros hablamos de percepción, el hombre piensa en función de sus cinco sentidos, cuando en realidad lo que buscamos expresar a través de percepción, es la suma total de los diferentes mecanismos en que el Universo interacciona con nuestras conciencias.

Cuando hablamos de conocimiento, el ser humano piensa en conceptos. Sin embargo, cuando nosotros hablamos de conocimientos, implicamos una certeza absoluta de aquello que sabemos y así, mientras los conceptos son rebatibles en términos de lenguaje y percepción humana, la realidad que nosotros percibimos no está sujeta a polémicas, puesto que permanecemos siempre en unidad unos con otros.

El lenguaje

El lenguaje es necesario porque los seres humanos se encuentran disociados, sus conciencias son diferentes y se encuentran separadas unas de otras, por eso que se ha dado en llamar personalidad y que no es otra cosa que un espejismo levantado por la ignorancia del hombre y reforzado por sus experiencias cotidianas, mas llegará el día que el hombre hable mirando a los ojos y pueda traspasar esos espejismos e ilusiones que la personalidad ha levantado en torno a la Esencia Divina.

Las palabras dirigidas hacia el corazón y mirando a los ojos, son mensajes que tumban barreras y penetran hasta lo más hondo de la conciencia. Hablar de comunicación entre los seres humanos, es tratar de comprender los increíblemente complejos mecanismos, mediante los cuales la conciencia humana interpreta en términos de su experiencia acumulada, las palabras y los hechos que percibe de afuera de él mismo.

Comunicación en los mundos internos.

Sin embargo, hablar de comunicación en los mundos internos, es hablar en términos de unificación, es separarse de las palabras para captar la energía pura de las ideas; es así que cuando intentamos penetrar en los fenómenos de la telepatía, inevitablemente debemos separar las diferentes clases de comunicación que pueden ser establecidas entre dos conciencias y tal como fue expresado en sesiones anteriores, la telepatía en los mundos etéricos en donde todavía el lenguaje es utilizado, puede minimizar algunos errores de interpretación, en cuanto que el cerebro del canal que se encuentra recibiendo la comunicación trabaja exclusivamente en repetir las mismas palabras que están siendo impresionadas en su glándula pineal.

Más allá del mundo etérico, hablar de telepatía astral o mental o de cualquier reino, es hablar en términos de ideas y entonces el cerebro debe convertir éstas en palabras y expresarlo en una manera que inevitablemente irá asociada a su experiencia acumulada a lo largo de su vida. Las limitaciones propias de esta vida estarán inherentemente en aquellos mensajes que sean recibidos a través de esta forma.

Es importante hacer notar que las ideas siempre subyacen atrás de las palabras, de allí que el estudio de todos aquellos mensajes, libros y comunicaciones que han sido recibidos a través de este mecanismo (que el hombre viene utilizando desde muchos miles de años) debe hacerse siempre teniendo en cuenta estos problemas.

Cómo leer estas comunicaciones.

Cuando desde la conciencia humana se leen estos libros, es posible encontrar imperfecciones y contradicciones de forma, mas no de esencia, porque las palabras son tan sólo el vestido de las ideas que los reinos superiores desean transmitir al reino humano. Cuando desde la conciencia superior son leídas estas comunicaciones, es posible entonces seguir el hilo de la idea primaria que fue captada por el receptor y el mensaje puede ser entonces transmitido e incluso corregido por los mismos lectores.

Los Maestros conscientes de las limitantes de sus canales o receptores terrestres, usamos siempre algunas fórmulas que nos garantizan que los seres de conciencia superior a quienes lleguen estas comunicaciones, pueden trazar el camino que dejamos plasmado mas allá de las palabras y de esta manera pueden seguir evolucionando con la guía adecuada de parte nuestra.

Más allá de las palabras subsiste la idea, es por eso que exhortamos a todos los lectores de estas obras, que previamente a lectura de las mismas, se sumerjan en un estado de meditación profunda, eleven su conciencia y puedan recorrer todas estas líneas con su mente puesta en la luz, tratando de captar aquellas ideas revestidas de palabras.

Muchos libros ya hay escritos mediante este mecanismo. Los libros sagrados incluso, fueron recibidos de la misma manera y los traductores en las diferentes épocas, fueron también muchas veces inspirados por nosotros, de tal forma que pudieran seguir inalterables las ideas que buscamos plasmar para los hombres. Sin embargo, la ignorancia humana y las buenas voluntades las cuales son fruto de una época y de un lugar, de una cultura, de una familia, de una filosofía o de alguna escuela en particular, inevitablemente adaptan de tal forma estas ideas, que aún cuando ellas subsisten, quedan revestidas de tal manera que dejan de ser universales, para pasar a ser propiedad exclusiva de alguno de estos grupos o naciones.

En otras ocasiones, mentes enfermas o con anomalías psicológicas, toman prestadas las ideas expuestas en algunos libros, crean elementales psíquicos que después refuerzan mediante su misma enfermedad a un grado tal, que se crean después receptores de estos mismos Maestros, (que no son otra cosa que elementales creados por su psiquis enferma) y escriben en nombre de ellos lecciones que son producto exclusivamente de sus patologías psíquicas.

Estos son los riesgos a los cuales debe enfrentarse el discípulo sincero y que por otra parte tienen que soportar también los auténticos receptores terrestres. Y así entre la infinita variedad de comunicados atribuidos a Cristo, por ejemplo, sólo unos cuantos son verdaderos, los demás nacen de esos entes psíquicos creados por muchos fanáticos en diferentes escuelas, en diferentes grupos.

Cuando nuestros nombres fueron dados a conocer a través de Madame Blavatski y sus numerosos seguidores, nuestros nombres también fueron usados sin ninguna autorización creando confusiones en aquellos lectores que conocían la verdad y que después eran mal informados; mas ha llegado el tiempo en que los aspirantes sinceros conozcan que la única forma de leer estos comunicados sin temor a equivocaciones o tergiversaciones es situándose en la conciencia superior, en la conciencia de su ser interno, en su Yo espiritual.

Leídos de esta manera, los mismos libros que probablemente antes rechazaron por el estilo que fueron escritos, o por la forma en que fueron presentados, o probablemente porque hacían exagerada publicidad en favor de sus autores, puede ser que sean comprendidos de manera diferentes y capten el propósito que subyace detrás de las palabras, o bien puedan identificar a los charlatanes o enfermos psíquicos que se creyeron receptores de mensajes cósmicos.

 

SEGUNDA PARTE:

DESARROLLO ARMÓNICO DE LA TELEPATÍA

(Volver al INICIO)

6.CÓMO DIFERENCIAR LAS SENSACIONES EXTERNAS DE LAS INTERNAS.

Terminada la primera parte de nuestro manual práctico de telepatía, hemos querido dejar bien claro la utilidad, las limitaciones y los objetivos involucrados en el proceso de la conexión cósmica con las mentes terrestres.

En todas las sesiones anteriores se ha intentado por una parte, presentar conceptos que no habían sido dados hasta estos momentos, y por otra parte, clarificar en las mentes de todos los estudiantes de estas verdades, los impedimentos naturales que enfrentan aquellos que desean trabajar bajo este mecanismo de comunicación.

Nos corresponde en esta segunda parte, establecer una serie de lecciones que vayan encaminadas al desarrollo armónico y acelerado de la telepatía, como un vehículo válido para la comunicación con los Maestros Espirituales.

He mencionado la palabra acelerado no porque vaya en contradicción con lo antes mencionado, sino porque al establecer un método para el desarrollo de esta facultad, el desenvolvimiento normal que para las masas humanas representará el utilizar la telepatía, en los estudiantes entrenados se alcanzará con menor esfuerzo y en menor tiempo.

En esta primera sesión esbozaremos algunas de las técnicas que los estudiantes pueden seguir, a fin de diferenciar entre las sensaciones provenientes del mundo externo y aquellas provenientes del mundo interior.

La atención del ser humano a la realidad (interior y/o exterior).

Por una parte, es bien claro que los seres humanos han aprendido a lo largo de su vida a utilizar sus sentidos sensorios para establecer un nexo con la realidad exterior; por otra parte, es también claro el que los seres humanos no han prestado la debida atención a aquellos impulsos o estímulos que provienen de su realidad interior; únicamente las emociones que son la manifestación del vehículo astral, han sido atendidas por los seres humanos; sin embargo, los estímulos provenientes de su vehículo mental a través de una conexión con su Yo superior no han sabido ser escuchados hasta ahora y todo ha sido asociado a la actividad mental proveniente de estímulos exteriores.

En otras palabras, el ser humano requiere aprender a identificar el llamado de su Yo superior, de aquellas actividades mentales que tienen que ver con los estímulos que reciben de su mundo externo; para esto es preciso en primera instancia, aprender a disociar la actividad mental en dos grandes campos.

Disociación de la actividad mental.

Primero aquella actividad que se relaciona con todos los estímulos provenientes del mundo exterior y por otra parte aislar la actividad mental asociada a impulsos provenientes del Yo superior; para esto requeriremos:

Primero un ejercicio sencillo y que deberá ser practicado cuando menos por tres meses antes de que pueda decirse que el discípulo ha aprendido correctamente este disociamiento. El ejercicio consiste en observar la actividad mental de la manera siguiente:

Justo al despertar por las mañanas, el ser humano no está en contacto todavía con el mundo físico; sin embargo, su mundo interior se encuentra en un nivel exaltado y es fácilmente escuchado por una mente atenta.

Las ideas que provengan en las primeras horas de la mañana deberán ser observadas cuidadosamente, puesto que es muy seguro que ellas sean efecto de un impulso proveniente del Yo superior. Tales ideas habrá que anotarlas y mantener un registro de ellas cuando menos por tres meses. Lógicamente, las ideas que serán anotadas deben ser aquellas que tengan que ver con el desenvolvimiento espiritual del discípulo, es decir, todas aquellas que tengan que ver con el esfuerzo consciente del discípulo para alcanzar estos estados de conciencia superior.

Todas las mañanas tomarán una libreta y anotarán aquellos primeros pensamientos que provienen de su Yo superior y que son captados en esos primeros momentos de conciencia.

Actividad mental generada por un estímulo externo.

Por otra parte, la mente humana está capacitada para responder de manera casi instantánea a cualquier estímulo proveniente del exterior; sin embargo, la actividad mental que de esta manera se desenvuelve, tiene características diferentes de la actividad mental que proviene del Yo superior; pues la mente trabaja en base a asociaciones de aquellas cosas que los oídos o los ojos captan; estas asociaciones son simples y las ideas provenientes de las mismas son igualmente simples, y no revelan un conocimiento superior ni un estado de conciencia especial.

Actividad mental generada por el Yo superior.

Sin embargo, aquellas que provienen del Yo superior, vienen cargadas generalmente por una energía diferente que se manifiesta en emociones espirituales, en visiones, en estados anímicos de armonía espiritual, en una necesidad de meditación, en un deseo de perseverar en esos estados místicos a los que son empujados cuando es el Yo superior el que está influenciando la mente.

En resumen, los estímulos que provienen del Yo superior, van acompañados de una serie de experiencias que deben ser captadas, y en esto reside lo complejo de la diferenciación, y los estímulos que provienen del exterior causan una actividad mental de una vibración muy diferente a la ya antes descrita.

Disciplina.

El discípulo sereno y responsable, aprenderá a diferenciar las dos actividades mentales rápidamente; sin embargo, es preciso llevar una cierta disciplina en este trabajo: si cada uno de ustedes no altera su rutina de actividades, generalmente se verán necesitados de hacer rápidamente la tarea que se les está encomendando, y en ninguna manera podrán aprovechar esos conocimientos que quedarán únicamente como conceptos y nunca como una vivencia realmente experimentada.

Es preciso entonces alterar la rutina normal de actividades, a fin de que pueda haber un tiempo de serenidad en que puedan ustedes permitirse experimentar esto que les acabo de describir; de esta manera, la práctica será altamente provechosa y podrán sin lugar a dudas en un tiempo razonablemente corto, diferenciar a esos estímulos que provienen del Yo superior, de aquellos que provienen del mundo tridimensional tal como mencioné al inicio de esta plática.

Esta práctica debe hacerse cuando menos por tres meses; de esta manera aprenderán a diferenciar hasta en sus más mínimos detalles estas dos actividades mentales.

Funciones del cerebro.

Recordemos que el cerebro no es otra cosa que un órgano al servicio del espíritu. El cerebro es como una central telefónica, y aquí tomo prestados los conceptos que antes nuestro hermano Franolú pronunciara. Siendo el cerebro una central telefónica, su función es únicamente enlazar todas las diferentes regiones del organismo, con aquellos puntos de contacto de los vehículos superiores, es decir, el cerebro a través de su complejo sistema de información y comunicación, mantiene en orden el vasto y complejo mecanismo a través del cual este vehículo físico trabaja.

El cerebro tiene también una segunda función de enlace entre los cuerpos espirituales y el vehículo orgánico; esta función de enlace la efectúa a través del sistema glandular por un lado, y por otro lado a través de la glándula pineal que actúa como una interfase entre el lenguaje y los estímulos de los vehículos superiores.

Así pues, démosle al cerebro el valor que realmente tiene y pensemos que en el mejor conocimiento de sus funciones y en el mejor aprovechamiento de sus capacidades, se encuentra el secreto fundamental para el desarrollo armónico espiritual del ser humano.

(Volver al INICIO)

7.LAS SIETE REGLAS PARA LA CONCENTRACIÓN Y LA MEDITACIÓN.

Dijimos en la sesión anterior que era sumamente importante, en primera instancia, poder diferenciar correctamente los estímulos que provienen del Yo superior de aquellos que proceden de la actividad ordinaria que el cerebro efectúa en base a las asociaciones causadas por los impulsos del mundo exterior.

Formas de producir estados espirituales.

Una vez que el ser humano ha aprendido a identificar correctamente estas dos actividades mentales un siguiente paso será el de producir los estados espirituales en los que la actividad mental proveniente del Yo superior se vea favorecida y esto se puede hacer de diferentes formas: meditaciones, oraciones, elevación de nivel vibratorio mediante un cambio de estado anímico a voluntad, o bien frecuentando aquellos lugares cuya atmósfera psíquica predispone al ser a un estado superior de conciencia.

Así pues, la segunda práctica que aconsejaré, será la de provocar esos estados específicos espirituales, en los que el ser humano se aísla por momentos de las sensaciones exteriores, para concentrarse exclusivamente en aquellos impulsos que provienen de su ser interior.

Aislarse del mundo exterior para centrarse en el ser interno.

Entre los humanos occidentales no es muy frecuente encontrar personas lo suficiente disciplinados como para aislarse del mundo exterior con facilidad, es preciso entonces, mencionar algunas líneas que puedan servir de guía a todas aquellas personas que aún tienen problemas para encerrarse en su santuario interior.

Cabe mencionar que todo el problema reside en un enfoque de atención, porque aislarse de la realidad exterior no significa cerrar los oídos, los ojos y el resto de los sentidos para poder captar la realidad interior, tampoco significa encerrarse en un cuarto aislado a prueba de ruidos para lograr este mismo objetivo. El ser humano tiene la capacidad, aunque muchas veces no entrenada, de poder enfocar la totalidad de su atención a su mundo interno, sin embargo, la nula experiencia que se posee entre los occidentales, los incapacita para efectuar este tipo de tarea.

Reglas para favorecer la concentración en el ser interior.

Como ejercicio para fortalecer la concentración en el ser íntimo, mencionaré siete reglas:

1) La respiración.

Un control efectivo sobre la respiración en la cual aconsejamos: mantener un ritmo de siete tiempos para la inhalación, tres tiempos de retención, siete tiempos para exhalación tres tiempos nuevamente para retención.

El ejercicio de este tipo de respiración, produce tarde o temprano estados anímicos especiales en donde se ve favorecida la atención interna.

2) La relajación.

Relajen su cuerpo. La relajación no es otra cosa que evitar estímulos provenientes de incomodidades o insatisfacciones que el organismo continuamente está mandando al cerebro y por lo tanto llamando su atención. Es preciso relajar el cuerpo de una manera total y completa, quiero decir con esto que la relajación no debe ser exclusivamente de músculos, sino también de los órganos internos. Una vez que los músculos han sido relajados mediante la acción de la voluntad del hombre, es preciso pasar a revisar cada uno de los órganos internos del cuerpo y visualizarlo en completa calma y reposo. Esto permite que la conciencia humana no reciba o al menos se reduzcan al mínimo, los estímulos provenientes del organismo.

3) Cruzar la manos y los pies.

Es preferible cruzar las manos y los pies para cerrar de esta manera el circuito. La posición de Loto tan acostumbrada en las meditaciones orientales, es una posición excelente para la meditación, sin embargo, la anatomía de los occidentales no permite muchas veces este tipo de posiciones, sin embargo, cruzar los pies y las manos, o bien, teniendo las manos en la posición de meditación efectuando alguno de los Mudras que ustedes conocen, definitivamente producirá un efecto si no óptimo sí positivo, que favorecerá la meditación.

4) Ojos cerrados.

Es preciso que sus ojos permanezcan cerrados porque de esta manera se evita cualquier estímulo de luz proveniente del exterior. Sin embargo, no únicamente los ojos cerrados eliminan los estímulos de afuera, sino que es preciso antes, efectuar un ligero movimiento de los ojos en círculos, para que de esta manera el músculo ocular también se vea relajado a la hora de efectuar meditaciones. Es muy común encontrar entre los estudiantes, que los párpados permanecen vibrando y los ojos inquietos aún cuando estos permanezcan cerrados.

5) Quietud mental.

La quietud mental. La quietud mental se logra una vez que la respiración ha sido armonizada; la quietud mental se logra poniendo la atención en la respiración, de esta manera el flujo de pensamientos disminuirá y no deberá ser atendido ninguno de los pensamientos que crucen por la mente. Dejar fluir es uno de los secretos para evitar perder la concentración.

No bloqueen sus pensamientos, al contrario, déjenlos fluir mientras su atención permanece en la respiración; de esta forma su flujo mental irá disminuyendo hasta llegar casi hasta la inactividad.

 

6) Irradiación de amor.

Una vez que su ritmo mental ha bajado, empiecen a trabajar con los aspectos astrales, es decir, irradien amor hacia todo el Universo, hacia toda la Creación, dejen que su cuerpo y su conciencia sean invadidos por ese estado de armonía interna que produce exclusivamente ondas e irradiaciones de amor de una naturaleza de vibración muy alta.

7) Atención en el Maestro interno.

Finalmente, como séptimo paso, pongan toda su atención en el MAESTRO, en ese Maestro Interior que los ha venido acompañando desde el principio de los tiempos y que seguirá con nosotros hasta el final de los mismos. Irradien amor hacia El y siendo el Amor una fuerza de Unión, inevitablemente producirá un acercamiento con El.

Guia práctica para la meditación.

Con estos siete pasos que no son otra cosa que una guía práctica para la meditación, podrán ustedes inducir estados anímicos específicos que favorecen la interiorización del ser.

Antiguamente se pensaba que la meditación era simple y sencillamente el pensar de una manera sistemática sobre algún asunto, para encontrar alguna respuesta o conocimiento superior. Sin embargo, la meditación enfocada hacia el Maestro interior, definitivamente produce resultados óptimos en cuanto a que el ser recibe la explicación a aquellas incógnitas que su Yo superior sabe o reconoce más importantes, que las que él en su mente consciente pudiera estar pensando.

Dejen pues a su Maestro interior, decidir el tipo de instrucción y la profundidad de la misma que requiere cada uno de ustedes en su camino espiritual. Sean humildes en su inspiración, sean también humildes ante esos Grandes Seres que se presentan ante algunos de ustedes para transmitir ideas o mensajes, no penséis que alguna grandeza encierra su evolución por el hecho de que tal o cual MAESTRO se haya presentado ante vosotros, antes bien enfoquen su atención en la responsabilidad que esto implica, porque sin lugar a dudas, un conocimiento proveniente de altas esferas cósmicas, lleva también la gran responsabilidad de ser poseedor del mismo.

Actitud del ser que es instrumento de los Maestros.

Con respecto a la actitud que cada uno de ustedes tome ante sus condiscípulos, o bien ante aquellos seres que los rodean, piensen que el ser que se ha convertido en antena o en instrumento para la ejecución de alguna misión, no es más que eso, un instrumento de los Maestros, y en ningún momento debe la personalidad sentirse exaltada por eso que él considera un favor, y que no es otra cosa que un servicio que está prestando a la humanidad y a los Maestros.

Carencias de la personalidad.

Así pues, que la personalidad no sea en ningún momento un obstáculo que pueda entorpecer este trabajo, ni tampoco que sean un obstáculo para evitar que estas comunicaciones se puedan llevar a cabo.

Menciono esto último, porque existen algunos discípulos que teniendo perfectamente bien desarrollada su capacidad telepática, su personalidad en un falso concepto de humildad, los hace creer que son indignos de tales recepciones y que definitivamente son imaginaciones de ellos mismos.

No permitáis que la personalidad se involucre en los aspectos de desarrollo espiritual, porque definitivamente estaréis corriendo riesgos de entorpecer, desviar o suspender el camino ascendente que lleva su alma a través de las edades.

Los conmino a que sigan trabajando arduamente tanto en la primera práctica mencionada en la sesión anterior, como en esta que va encaminada a fortalecer esa diferenciación que existe entre los impulsos internos y los externos.

(Volver al INICIO)

8.LA GRAN INVOCACIÓN.

Como ya había explicado, una vez que el ser humano ha logrado establecer el contacto con su realidad interior y sus canales empiezan a abrirse a sus vibraciones, podríamos decir que empieza un proceso de sintonización vibratoria de la conciencia humana con los planos internos. El ejercicio dado en siete pasos que mencioné en la sesión anterior, debe permitirles establecer un contacto claro con su Maestro Interno, pero si aún así persisten los problemas, deberán practicarlo diariamente durante tres meses y posteriormente hacer el siguiente ejercicio:

Meditación.

Durante los períodos en que la Luna Llena se manifieste en la Tierra, la mente espiritual del hombre permanece más receptiva a las realidades espirituales, el trabajo en estos períodos podrían muy bien fructificar si cada uno de ustedes observa los siguientes pasos:

En primer término, realizar el ejercicio revelado en la sesión anterior.

En segundo término, colocarán su mente y toda su atención en el Plan Espiritual que los MAESTROS han deparado para la Tierra; esto lo realizarán meditando brevemente en los esfuerzos que la Jerarquía ha venido desarrollando para acercarse a los hombres. Meditarán brevemente en todos aquellos libros, enviados, grupos de luz, movimientos de paz, movimientos ecologistas, inventos humanos y logros alcanzados por la humanidad, y verán a todos ellos como el fruto innegable del trabajo del PLAN DIVINO en la Tierra.

La Gran Invocación.

Con esto en su mente, harán una interna invocación que deberá ser precisamente la conocida como La Gran Invocación. En sus afirmaciones observarán ustedes que dice:

“Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida”, y allí estarán llamando a ese centro espiritual de donde parte la Voluntad Divina.

“Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres”. En esa segunda afirmación sentirán ustedes que las ideas de la Jerarquía son atraídas a su mente consciente.

Analizando cada una de las frases de esta maravillosa invocación ustedes se estarán preparando para establecer la conexión cósmica con las mentes de los MAESTROS.

La Gran Invocación aún cuando tiene muchos propósitos, uno de ellos es el de acercar las voluntades de los hombres a la Voluntad Divina.

Si durante los períodos de Luna Llena ustedes la practican intensamente en algún lugar purificado de pensamientos y vibraciones toscas, fácilmente podrán empezar a captar el propósito que guía a las pequeñas voluntades de los hombres, el propósito que los MAESTROS conocen y sirven.

Todo esto aunado a la preparación que han venido siguiendo a raíz de las últimas prácticas, los pondrán en una situación perfecta para establecer ese nexo de comunicación que tanta importancia tiene estos momentos.

Un siguiente paso sería el de anotar todas aquellas ideas que son captadas mediante esta inspiración.

Importancia del trabajo grupal.

El trabajo grupal es altamente recomendado por nosotros, porque es más fácil guiar a una voluntad colectiva que a una voluntad individual. Las razones de esto son fácil de explicar, pues mientras una voluntad individual se ve entorpecida por multitud de egregores psíquicos y egos, pequeños egos de la personalidad, la colectividad tiene una personalidad mucho más sutil y menos firme, que generalmente ofrece pocos obstáculos a la guía de la voluntad espiritual.

Es por esto que es mil veces más fácil trabajar con grupos que trabajar con individuos. Y también es por esta razón que la mayor parte de los seres humanos ingresan a las escuelas internas en grupos y posteriormente lo hacen a nivel individuos.

Es también mucho más fácil para un MAESTRO conectarse con un grupo a través de la fuerza de ellos, que lograr hacerse escuchar por un discípulo que continuamente está pensando que lo que está recibiendo no son más que creaciones de él.

Poder entender este mecanismo de conexión entre nosotros y vosotros, es un gran logro por el que debe luchar cada uno de los estudiantes.

Para finalizar quisiera únicamente recomendar lo siguiente: Dejen, permitan que sea vuestro Yo esencial el que guíe los pasos de cada uno de ustedes por el sendero de la iniciación. Deseo que sigan los siete pasos mencionados y que dejen a su mente volar y penetrar en estos recintos de Shamballa; aquí es donde recibirán la fuerza, los mensajes y la voluntad, que harán la gran diferencia en sus vidas particulares. Déjense fluir y no resistan a los cambios.

(Volver al INICIO)

9.FORTALECIMIENTO ÁURICO DEL GRUPO

Hoy continuaremos con las prácticas que deberán llevarlos tarde o temprano hacia un desarrollo de ese mecanismo conocido como telepatía. Ya mencionamos algunos ejercicios que van encaminados principalmente a producir en ustedes aquellos estados de paz interior y equilibrio energético que favorezcan la comunicación mental entre ustedes y su ser interior.

Dado que no es mi propósito reescribir algo que ya fue dictado anteriormente en el Libro de la Telepatía que fue editado por la señora Bailey, he estado dedicado estas comunicaciones a fortalecer el nexo que existe entre sus almas en desarrollo con sus conciencias humanas que se encuentran muchas veces cristalizadas entre una multitud de conceptos que constituyen su propia versión del maya, el espejismo o de la ilusión, dependiendo del nivel de conciencia en que se estén moviendo actualmente.

Desde la época en que fue escrito el Libro de la Telepatía hasta el momento actual, han transcurrido diferentes etapas en la humanidad que han venido a enriquecer o bien a hacer más complejo el espejismo entre los discípulos de estas verdades.

Por una parte el gran deseo de ayudar a la humanidad y por otra el mecanismo mental que ha acumulado algunas ideas y ha logrado captar algunos ideales, conduce muchas veces a aquellos discípulos serios, a fabricarse un espejismo mediante el cual guían a sus respectivos discípulos sin que ellos mismos se den cuenta.

La responsabilidad de los intermediarios.

La guía de una escuela espiritual, o de un grupo de estudio, o de una serie de hermanos rodeando a alguien que trabaja como intermediario con los Maestros es realmente una labor de alta responsabilidad y que debe siempre estar sopesada en bases a las limitaciones o cualidades que posee el canal respectivo.

Todos los mensajeros, canales o receptores de comunicaciones, tienen inevitablemente que sufrir en cierta medida los efectos del espejismo o de la ilusión, sin embargo, rápidamente la población mundial de discípulos está disolviendo el espejismo para empezar a trabajar en los niveles mentales, constituyendo de esta manera, una liberación de los lazos que astralmente mantienen unidos a todos los seres humanos y entrando en el reino de las ideas, muchas veces confusas o cristalizadas, que encierran en si mismas los ideales que las originaron, pero que sin embargo requieren del discípulo, la habilidad necesaria para poder ver a través de la cristalización y poder transformar esas ideas ya caducas, en nuevas versiones del mismo ideal que ha estado inspirando a los grandes mentes de la humanidad, en los diferentes tiempos de su historia.

Expresado en otras palabras, significa que es responsabilidad de todos aquellos guías de grupo o de escuelas, buscar el nexo mental que los lleve hasta encontrar los ideales que han inspirado a las diferentes mentes iluminadas, en los diferentes tiempos de nuestra vida. Una vez encontrados estos ideales, es preciso proveerles de un cuerpo de manifestación adecuado a la época y adecuado a la porción de humanidad a quien va ir dirigido; sin embargo, esta labor no es fácil si es desconocen las formas adecuadas para poder captarlos primero y depurarlos después.

Lo que hemos estado haciendo en las primeras páginas de este libro, ha sido buscar estudiar las limitaciones que se ven involucradas en el proceso de recepción de comunicaciones para poder tener una mejor idea, mental por supuesto, acerca de como actúa este mecanismo y poder obrar en consecuencia, de una manera más inteligente.

El trabajo de los Maestros con los futuros canales.

Cuando los Maestros descubrimos a alguien con cualidades adecuadas a la labor que buscamos desarrollar en el mundo, empezamos siempre trabajando a través de una depuración. En esta depuración se enfrenta al discípulo contra aquellos aspectos de su personalidad que son incongruentes con el camino que está llevando, o bien se le busca despegarlo de todas aquellas cosas materiales que mantienen en cierta forma unidos su campo astral y su aura mental con esos factores y que inevitablemente afectarían las comunicaciones de estarlo trabajando en esos momentos.

De la reacción dicho discípulo tenga ante estos estímulos provenientes de nosotros, dependerá nuestro trabajo futuro con él.

Hay sin embargo, ocasiones en que estas limitantes deben ser afrontadas de una manera inmediata, debido a la urgencia del tiempo que se está viviendo. En ocasiones todas las condiciones están dadas, el grupo de individuos está completo y simplemente es el canal el que aún no está preparado. Bajo esas condiciones, es preciso trabajar inmediatamente a través del canal tomando en cuenta las limitaciones que tenga y trabajando con el grupo de discípulos de tal forma que sea insensible a aquellas imperfecciones que pudieran estar siendo impresionadas por el canal sobre el mensaje.

Cuando esto ocurre el trabajo se complica y es preciso que un mayor número de Maestros o de iniciados avanzados, estén trabajando sobre ese grupo, a fin de que su camino no se vea perturbado por estos factores.

En otras ocasiones el canal ya está listo pero el grupo no ha llegado; en esos casos al canal se le ordenan trabajos específicos que van encaminados a un mayor desarrollo por un lado y a adquirir el suficiente magnetismo personal que pueda atraer al grupo hacia él y mantenerlo unido, porque otra de las labores de los canales, es adquirir un gran magnetismo a fin de poder mantener unido al grupo que muchas veces está formado por personalidades contrarias que causan fricciones y pueden romper la armonía del trabajo.

En esta ocasión, he querido platicar un poco acerca de la forma de cómo nosotros escogemos a estos canales, a fin de que cada quien observe sus vidas y se pregunte a si mismo, si no estará siendo trabajo o preparado por nosotros, para convertirse tarde o temprano en un canal de comunicación.

Espíritu de grupo.

Para aquéllos que ya se encuentran rodeando, o bien que se encuentran ya recibiendo este tipo d comunicaciones, debo decirles que una vez establecido el contacto, las prioridades cambian un poco para enfocarse de lleno al fortalecimiento del aura grupal y al crecimiento o maduración del espíritu de grupo. Esto es posible mediante una acción coordinada y perfectamente en armonía con los propósitos que el mismo Maestro ha revelado en sus diferentes comunicaciones.

Así pues, para todos ustedes que ya se encuentran metidos de lleno en estas labores, busquen por sobre todas las cosas fortalecer la unión, la comprensión y el amor entre todos ustedes, a fin de que no exista ningún factor que pueda constituir en un futuro una fuente de fricciones, de desarmonía y por consiguiente de debilitamiento áurico.

Ejercicio para el fortalecimiento áurico del grupo.

El ejercicio que hoy quisiera indicarles, es un ejercicio que va encaminado precisamente al cumplimiento de estos propósitos, al fortalecimiento áurico del grupo y tiene que ver con el manejo de las energías que cada uno provee a esa aura grupal.

Cadenas de energía.

En primer lugar, explicaré cual es el propósito de las cadenas que son tantas veces utilizadas en los diferentes grupos, pero que muy pocas veces son entidades en su concepto profundo y elevado de utilidad:

Cuando los seres humanos toman sus manos y forman de esta manera una cadena, las energías individuales empiezan a circular a través del grupo, pero empiezan a circular de una manera no lineal, es decir, no a través de los brazos, sino que la energía pasa generalmente a través del brazo derecho, toca los siete chakras del organismo, pasa al lado izquierdo y continúa con el siguiente discípulo; el siguiente discípulo la recibe igualmente por su mano derecha, vuelve a inspirar, a irradiar y a exhalar sus siete centros y despide esa energía ya enriquecida por sus respectivos centros hacia el siguiente hermano; de esta manera tenemos, que la energía va pasando y multiplicándose en siete por cada hermano que constituye la cadena.

Ahora bien, esta energía forma o trabaja de manera similar a como lo hace la energía eléctrica. Es sabido por la ciencia actual, que una corriente de energía eléctrica fluyendo a través de un alambre conductor, forma a su alrededor campos eléctricos y magnéticos; igualmente, la energía vital de los seres humanos cuando circula a través de una cadena forma a su alrededor campos electromagnéticos.

Estos campos electromagnéticos que son de una naturaleza muy superior, muy sutil, comparados con aquéllos que son posibles medir a través de los instrumentos humanos, conducen a un rompimiento en las diferentes capas de la atmósfera psíquica que rodean al planeta; el campo áurico así manejado produce una abertura en esa atmósfera, ocasionando o facilitando que las irradiaciones provenientes de otras esferas mayores de vibración, puedan alcanzar estos planos tridimensionales y enriquezcan de una manera definitiva, la atmósfera psíquica en que se desenvuelven los seres humanos.

Son las cadenas entonces, una forma fácil y práctica de poder abrir ciertos conductos mediante los cuales los seres espirituales, los MAESTROS que guían a esta humanidad, pueden impresionar las mentes de los hombres o bien, enriquecer al aura de la Tierra o purificarla. Todo esto dicho en diferentes términos para que cada grupo lo entienda en su respectivo lenguaje.

Pues bien, entendiendo ya el funcionamiento de las cadenas espirituales, vamos a trabajar ahora con un ejercicio que va encaminado precisamente a este propósito, pero que sin embargo combina todo lo anterior, todo aquello que hemos dicho en las primeras sesiones.

Cada uno de los integrantes de la cadena empezaría por seguir los primeros siete pasos que ya dimos en nuestra comunicación anterior.

Posición de las manos.

Una vez que cada uno de ustedes ha alcanzado el estado de interiorización necesario y todo esto ha sido hecho con sus manos juntas y sus pies juntos o bien cruzados, se pondrán de pie y cada uno tomará las manos de su compañero. Generalmente la palma de la mano derecha apunta hacia el suelo, mientras que la palma izquierda apunta hacia arriba. cada uno de los hermanos seguirá estas líneas y formará una cadena.

Aun cuando existen otras formas de establecer la cadena, cruzando los brazos y por ejemplo uniendo su mano izquierda con el hermano que se encuentra a su derecha y así sucesivamente, este otro tipo de cadena tiene sus funciones específicas y serán explicadas más tarde.

Por el momento sin cruzar los brazos su mano izquierda irá a dar con el brazo derecho de su hermano a la izquierda de ustedes, mientras que su brazo derecho los unirá con el hermano que se encuentra a su derecha.

Atención en los plexos.

Su mente deberá ser puesta ahora: primeramente en su plexo Solar, en segundo lugar en su plexo Laríngeo y en tercer lugar en su plexo Frontal.

Cada vez que observen a sus plexos tratarán de visualizarlos como que adquieren una mayor luminosidad y una mayor velocidad de giro en sus movimientos.

La Gran Invocación

Una vez que han puesto su atención en estos tres plexos o chakras, pronunciarán la Gran Invocación, visualizando en todo momento como si una gran apertura se estuviera dando en esos momentos en la atmósfera terrestre y a la vez, como si un gran rayo de luz empezará a colarse a través de ese hueco que han abierto. Ese rayo de luz será precisamente la respuesta a La Gran Invocación que están ustedes efectuando.

El rayo de luz utilizará igualmente la misma conducción que ustedes están efectuando a través de la unión de sus chakras coronarios, excitará sus siete chakras y finalmente formará parte de esa cadena que están ustedes formando.

La energía enriquecida o complementada de sus cuerpos vitales con esta energía recién llegada de las esferas cósmicas, produce una combinación tal, que cada uno de los integrantes de la cadena será enriquecido fuertemente por una parte y por otra parte, los campos electromagnéticos que están formando cambian inmediatamente su coloración, su vibración, para hacerse muchas veces más brillantes y con un campo de influencia mayor.

Esto a su vez impregna las paredes, el mobiliario y todo aquello que se encuentra cercano a esta cadena, favoreciendo en un futuro las siguientes meditaciones o prácticas que vayan a realizarse. Esa es una forma bastante efectiva y sencilla de consagrar algún lugar a la meditación o a las prácticas espirituales.

Frecuencia de estas prácticas.

Ahora bien, el uso repetido de este tipo de prácticas, conducirá tarde o temprano a que el lugar donde se hayan efectuado, se convierta en un canal permanente de comunicación en donde cualquier hermano, cualquier persona que pase por ese lugar, se vean directamente influenciados y favorecidos en estas comunicaciones.

La respuesta de los discípulos.

Quiero comentar también que la respuesta obtenida de las anteriores sesiones ha sido bastante activa, muchos discípulos y aspirantes serios a este conocimiento, han venido practicando fuertemente las lecciones que hemos estado dando a través de estas líneas en estas sesiones; a todos ellos, que han podido reprimir sus anhelos de acumular conocimientos en aras de una experimentación palpable de ese conocimiento, les diré:

Efectos de la energía sobre La Tierra.

Que muy pronto las energías que inciden sobre este planeta habrán cambiado de tonalidad y esos cambios podrán ser percibidos por ustedes en sus sesiones de meditación.

Los cambios que estoy anunciando son cambios importantes que traerán asociados nuevos ideales, nuevas verdades y ocasionarán cambios importantes en las formas de trabajo de las diferentes escuelas o grupos espirituales.

En pocas palabras, la coloración áurica de la Tierra cambiará, debido a que empezará a sentir la nueva irradiación que proviene del Cosmos con una cualidad diferente nunca antes experimentada en la Tierra. Estos cambios ya se están dando aunque permanezcan imperceptibles para la mayoría de ustedes. Todo esto se traducirá en una revolución de los métodos de trabajo y en los ideales que se persiguen en las diferentes escuelas espirituales.

Aquellos que han sido nombrados guías de grupo permanezcan atentos a estas palabras, porque es muy probable que sus mentes empiecen a caer en conflictos entre los ideales que venían persiguiendo y aquellos otros que están siendo captados.

(Volver al INICIO)

10. LA SUPREMA CIENCIA DEL CONTACTO.

Hoy retomamos la secuencia de nuestros mensajes prácticos para establecer la conexión entre los Maestros Cósmicos y las mentes terrestres. Quisiera recordar lo que anteriormente había mencionado en otros escritos denominándolo La Suprema Ciencia del Contacto.

Todo cuento hasta hoy hemos dicho ya dirigido por una parte a entender los mecanismos y los porqués del esfuerzo realizado por los Maestros para acercarse a los hombres y por la otra a dar unas instrucciones sencillas y accesibles para todos aquellos aspirantes que en verdad desean entrenarse seriamente para lograr establecer el contacto con los Maestros.

Si ustedes recuerdan, hemos hablado de que el mecanismo de impresión utilizado por los Maestros, es hecho mediante el uso de la glándula Pineal que ha venido manifestando cambios progresivos y en los últimos tiempos acelerados, para dar cuerpo a un nuevo instrumento que le permita al hombre captar otras realidades.

Aportación del lenguaje.

Es interesante observar que cuando el lenguaje fue puesto al servicio del hombre, cada uno de los seres humanos adquirió una nueva visión de la realidad humana; esta nueva visión la constituían los pensamientos del resto de los seres humanos. Antes de que el lenguaje fuera puesto al servicio de la humanidad, la realidad de un hombre se circunscribía exclusivamente a su muy particular área de percepción de su entorno.

El lenguaje constituyó pues, un medio de expresión de esa realidad interior que cada ser humano fabricaba y que podía ser puesta de manifiesto ante los ojos de los demás mediante el uso de la palabra.

El enriquecimiento que trajo consigo este avance constituyó uno de los factores más importantes en el desarrollo del ser humano como individuo y en general permitió una integridad más completa en ese gran ser llamado humanidad.

Se debe hacer mención sin embargo, que si bien el lenguaje es apropiado para expresar aquellas cosas que son tridimensionales, dista mucho de ser un vehículo adecuado para la descripción de las experiencias que se viven en los planos mentales.

Necesidad de la telepatía.

Ya que el avance es gradual, el lenguaje ha servido como un medio de comunicación en el plano físico tridimensional, pero es muy importante que la telepatía sea puesta al servicio de los hombres como un lenguaje que pueda ser usado para expresar aquellas realidades que no son del todo tridimensionales, sino que pueden incluir experiencias de orden emocional y ser el inicio la búsqueda de un medio de expresión más adecuado para aquellas experiencias provenientes de los planos mentales.

Siendo que la humanidad es actualmente en su nivel vibratorio y en sus experiencias principal: emocional, surge experiencias principal: emocional, surge la necesidad (y de allí se deriva el desarrollo acelerado de la telepatía), de contar con un medio de expresión de esa realidad que no puede ser descrito en términos del lenguaje humano.

Cuando esto ocurra, el ser humano se enriquecerá puesto que tendrá acceso a esa realidad que cada uno de los seres humanos percibe en su muy particular forma y ayudará enormemente a que la comprensión dé lugar a la unión de todos los seres humanos, al entender que cada uno está viviendo problemas similares.

Unión de la raza humana.

En el grado en que los seres humanos puedan mirar hacia el fondo de ellos mismos, en ese mismo grado se concretará la unión de toda la humanidad en un solo ser. Pudiendo manifestar finalmente la llegada del Reino de Dios, en medio de una raza humano que ha logrado su integridad completa como un ser evolucionante.

Por otra parte, los esfuerzos desarrollados por la Jerarquía de Maestros para acercarse al hombre, dan lugar a que el ser humano también descubra dentro de él, aquellos vínculos de unión que lo mantienen ligado permanentemente hacia el Cosmos.

Unión con el Padre, con la Jerarquía de Maestros y con el Cosmos.

El hecho de que la Jerarquía constituya el medio de expresión de la Voluntad Divina en la Tierra y que el ser humano pueda conectarse con ellos mediante ciertos mecanismos que utilizan las conexiones que en los niveles sutiles tienen todos los seres humanos, no únicamente con la Jerarquía sino en general con el Padre y con el Cosmos, dará lugar a un despertar y a un deseo generalizado de descubrir cuáles con las leyes que rigen estas uniones y a buscar por todos los medios conectarse a esa fuente de sabiduría y de luz que desde siempre ha permanecido latente entre los seres humanos.

El influjo de la nueva Era.

Se ha mencionado en otras ocasiones por hermanos nuestros que cuando la Tierra entró bajo el influjo de la nueva era, las energías que incidieron en la Tierra provocaron una búsqueda desesperada hacia nuevas formas de expresión congruentes con las nuevas vibraciones que estaban llegando a la Tierra. En esas búsquedas es en donde la conciencia humana se ve impulsada a un cambio, pero su iluminación interna no es lo suficientemente la forma en que deban ser concretados, en estos cambios da lugar a intentos muchas veces fallidos para realizar esas renovaciones que pueden dar lugar a esa nueva expresión propia de la era entrante, pero en el grado de intensidad de la búsqueda se encuentra la garantía de que finalmente será encontrado aquello que se anda buscando.

La siembra de ideales.

El servicio que pueden prestar las mentes iluminadas de los seres iniciados y de los aspirantes avanzados es altamente apreciado pues en la siembra de los grandes ideales en los planos etéricos de este mundo, se encuentra la posibilidad de que las mente humanas puedan captar esos grandes ideales ya revestidos de una materia apropiada para ser captar esos grandes ideales ya revestidos de una materia apropiada para ser captada por sus vehículos mentales aún no entrenados. De esta forma, lo que se les ha estado pidiendo durante estas comunicaciones, forma parte del gran plan que la Jerarquía ha venido desarrollando para esta humanidad.

Entendemos que no es a ustedes aspirantes, discípulos e iniciados a quienes corresponde muchas veces concretar tridimensionalmente los ideales que son captados por sus mentes. Entendamos que para la mayor parte de nosotros, el servicio se encuentra muchas veces alejado de este mundo oscilante en que se mueve la conciencia de los seres humanos inconscientes. Para un ser humano no entrenado, las mareas astrales derivadas d la gran inconsciencia que priva en la humanidad, lo imposibilitan de poder tener la serenidad necesaria para captar las altas vibraciones en que son recubiertos los ideales que la Jerarquía pone a la disposición de la humanidad.

Mientras el influjo de las mareas no puedan ser neutralizado por el hombre, éste n podrá constituir un canal confiable para la recepción de las altas ideas que nosotros estamos sembrando en los planos etéricos; es preciso entonces, mantener la paz o la tranquilidad interior, mientras el vehículo físico trabaja sin descanso en aquellas labores asignados por la misión.

Factores esenciales para convertirse en canal.

El deseo de servicio y la serenidad de estar cumpliendo la Voluntad del Padre, son los dos factores primordiales que es posible ver convertidos en luz en los aspirantes, discípulos e iniciados del mundo. No es la cultura, no es el grado de conocimiento lo que determina a un ser humano ser útil o no como un vehículo de los Maestros de la Jerarquía, es más bien la luz que emanan de su chakra coronario y la entrega que tiene hacia la misión lo que realmente importa.

Finalmente, hemos explicado que los ejercicios prácticos revelados en las últimas comunicaciones, constituyen la base para ese desarrollo que se requiere en todos ustedes, sin embargo, no pierdan de vista lo que acabo de mencionar:

“Que no sea el desarrollo de su facultad telepática el punto central del que deriven su vida y su servicio, antes bien, que el amor desinteresado hacia la humanidad y la quietud interior, sean sus mas grandes metas en los momentos actuales”.

Estudien cuidadosamente todas las comunicaciones reveladas, porque cada una de ellas representa una gran oportunidad para todos ustedes de desarrollar esa facultad tan importante para el contacto de nosotros con ustedes.

Anuncio que con este mensaje doy por terminado este pequeño libro que denominaremos “La Conexión Cósmica con las Mentes Terrestres”, y que a partir de la próxima lección, iniciaremos un nuevo tema que tiene que ver con el desarrollo del discípulo y los problemas fundamentales que enfrenta, a medida que va haciendo frente al espejismo, a la ilusión y a los problemas derivados de la sociedad que lo rodean. Me despido agradeciendo profundamente el servicio que brindan a los Maestros y a este su servidor.

Que la Luz del Padre ilumine siempre sus mentes para que su camino se vea siempre ligero y libre de obstáculos.

Maestro Djwhal Khul

(Volver al INICIO)