Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Inteligencia emocional » Codependencia emocional… cuando se Ama equivocadamente

Codependencia emocional… cuando se Ama equivocadamente

corazon¡Cuando los hilos de la pasión se convierten en sogas, es un arte NO ASFIXIARSE!¿Cuántos de nosotros no nos vemos asfixiados por nuestros propios dramas? Dramas familiares, de parejas con amigos y demás pero que es todo esto, de donde viene? Seguro has escuchado hablar de personas que Aman demasiado, pero más bien diría personas que controlan demasiado; por tener un concepto equivocado del Amor y un problema de educación. (¡ojo! No estoy hablando de niveles sociales) Si crees que estoy en lo cierto seguro seguirás leyendo, sino cambiarás de página, así de fácil.

 

Como así de fácil es poder entender sin tanto barullo psicológico que cuando el AMOR se convierte en control, y culpa es porque hay CODEPENDENCIA. Desde el momento en que nacemos, vemos modelos de conducta dependiente que nos son enseñadas por lo que parece una interminable cadena de gente importante para nosotros: abuelos, padres, maestros, parientes, amigos, etc.

 

Y que lo adoptamos por haber sido lo primero en nuestra vida, no sabemos nada más que lo que nos rodeaba. (Se dice que el 90% de la población es codependiente) He de mencionar que soy casi experta en estos temas pero no tanto por haberlos estudiado sino por haberlos vivido. Que a su vez me hicieron estudiar el tema en cuestión por razones de gusto y curiosidad por desenmascarar realmente la verdadera causa del porque somos como somos y nuestros límites.

 

Pero dejemos mis vivencias por un rato y me gustaría definir la palabra CODEPENDENCIA a lo largo del recorrido. Pero antes una pregunta importante ¿Crees que alguien es RESPONSABLE de cuidarte y hacerte feliz? Seguramente dirás que NO, porque eso es algo que uno negaría. Pero piensa dos veces, esta respuesta es tuya ¿Crees que alguien es responsable de que no seas feliz, de que las cosas no te salgan como quieres, de que la vida no sea tan prospera contigo, que alguien tiene que resolver todos los asuntos por ti, y aparte exigir algo que tu tampoco puedes dar. Estas esperando que otra persona cambie para poder ser feliz? ….

 

Pues bien antes de hacer esta nota tan extensa y que parezca biblia, podríamos decir que más de la mitad de las personas o de lo que queramos aceptar son codependientes por el simple hecho de que confundimos el AMOR con INTRUSION Y CONTROL.

 

Sonará un poco caótico y hasta a veces incongruente; pero dejar que te afecten, controlen las actitudes de otros y estar obsesivamente involucrado en los problemas de otras personas (Papá, Mamá, hijos, hermanos, pareja) es codependencia! Según estudiosos el concepto se profundizó en su comprensión, definiendo al codependiente como aquella persona que se dedica a cuidar, corregir y salvar a la persona, involucrándose en sus situaciones de vida conflictivas, sufriendo y frustrándose ante sus repetidas recaídas. Sumando el hecho de estar tan preocupados y absortos en tratar de rescatar, proteger o curar a otro, que en el proceso encaminan sus propias vidas hacia el caos, lesionando tanto al “ayudador” como al ayudado.

 

Aquí te dejo un test muy fácil de hacer sólo dá click para redireccionarte a la página. TEST Para que esto suceda se necesitan 2 personas ó eltriángulo del drama que describe la relación de víctima, rescatador y perseguidor que es la base de la dinámica familiar ó pareja enferma en una forma de juego. O te dejo estas preguntas para que contestes SI o NO.

 

1. ¿Te comprometes demasiado?

2. ¿Te ves forzado a ayudar a otros a resolver sus problemas? (Por ejemplo, ¿ofreces consejos que no te piden?).

3. ¿Te sientes demasiado responsable de los sentimientos, pensamientos, acciones, necesidades y bienestar de otros?.

4. ¿Te enorgulleces de crear calma en una situación caótica?

5. ¿Tratas de complacer a otros y nunca a ti mismo?

6. ¿Te cuesta trabajo expresar tus sentimientos?

7. ¿Tienes dificultad en completar un proyecto? (llevarlo a cabo de principio a fin)

8. ¿Tienes dificultad para divertirte?

9. ¿Creciste en medio de demasiados “deberías”?

10. ¿Tiendes a ignorar problemas y pretendes que no existen?

11. ¿Creciste en una familia problemática, reprimida, químicamente dependiente o disfuncional?

12. ¿Sientes que si no eres productivo no vales?

13. ¿Te sientes incómodo cuando te alaban?

14. ¿Te sientes atrapado en las relaciones?

15. ¿Quisieras tener más tiempo para ejercicios, aficiones o deportes?

16. ¿Dices muy seguido que ya no tolerarás más ciertas conductas de otras personas?

17. ¿Te sientes a menudo “loco” y ya no sabes qué es ser “normal”.

18. ¿Te sientes muy ansioso por un cambio o promoción en el trabajo?

19. ¿Mientes o exageras, cuando sería igual de fácil decir la verdad?

20. ¿Buscas constante aprobación y afirmación?

21. ¿Tienes miedo de tu propia ira?

22. ¿Buscas personas necesitadas para ayudarlas?

23. ¿Tratas de guardar tus sentimientos para ti mismo y poner buena cara?

24. Cuando tienes pereza, ¿te excusas?

25. ¿Llegas siempre tarde a las citas, reuniones, etcétera?

26. ¿Te sientes cansado y sin energía?

27. ¿Sientes que si no te llevas bien con tu superior, es por tu culpa?

28. ¿Te disgusta tomar cualquier riesgo?

29. ¿Tiendes a gastar el dinero compulsivamente, comer más de lo debido, tomar tranquilizantes, fumar, trabajar en exceso, o beber demasiado?

30. ¿Has perdido interés en el sexo?

31. ¿Tienes frecuentes problemas médicos con colitis, úlceras, hipertensión, asma, dolores de cabeza o de espalda?

32. ¿Te accidentas frecuentemente?

33. ¿Tienes miedo al abandono, a la soledad, al rechazo?

34. ¿Tiendes a menospreciar los problemas, a racionalizarlos y frecuentemente dices, “sí, pero…”?

35. ¿Te encuentras frecuentemente culpando a otros? Si tu calificación es mayor de cinco respuestas afirmativas, puedes considerarte una persona codependiente.

 

[María Esther Barnetche de Castillo, Elia María Barnetche de Maqueo, Tesha Prieto de Martínez Báez, Quiero Ser Libre, Manual de Trabajo, 28-29] Pero bien, son Codependientes aquellas personas que han VIVIDO con una figura de control absoluta y castrante, alcohólicos, drogadictos, jugadores, comedores compulsivos, fanáticos del TRABAJO, y por ende padres ausentes, del sexo, criminales, neuróticos, hombres violentos, manipuladores y controladores obsesivos.

 

Donde la mayoría de los codependientes han estado ocupados respondiendo a los problemas de otras personas y no han tenido tiempo para ocuparse de sus propios problemas o inclusive de su propia vida. Es decir, SUS PROYECTOS NO TIENEN FUERZA, no hay tiempo ni energía para poder realizar los sueños escondidos. Y cuando el problema desaparece; el codependiente se queda vacío porque ya no hay nada en que ocuparse hasta que vuelva otro problema, o alguna persona que pueda llenar ese vacío, que ocasionalmente será un CONFLICTO.

 

Aquí no me propongo a decir a diestra y siniestra que todos somos codependientes pero si te encuentras identificada con alguna característica podría ser que actúes a tiempo evitándote más sufrimiento, porque resulta que el que más sufre es el rescatador. El que trata de satisfacer a todos, el que trata de mantener todo en calma, el que soporta humillaciones, pero que después revira todos los favores que ha hecho, estallando en crisis y haciendo que todos a su alrededor estén mal, porque él o ella han sido agraviados.

 

Y los ejemplos con millones y se da entre adictos, y entre sus familias, o entre codependientes y “sanos” a punto de caer en la trampa!! Pero también se da en parejas, y es un dominó con una gran fuerza para derribar hasta al más inocente. Según washton y boundy “el codependiente vive en familias disfuncionalmente emocionales por carecer de capacidad para brindar los recursos necesarios para enfrentar las crisis, las dificultades y los procesos de la vida. Algunas veces uno de los miembros del grupo familiar es un adicto, o bien se trata simplemente de personas con serios trastornos emocionales como depresiones agudas, personas violentas ó problemas de salud. Otras veces los padres simplemente están AUSENTES.

 

Por todos estos diferentes motivos estas figuras no consiguen aportar el apoyo emocional necesario para el desarrollo del niño y no le proveen de modelos sanamente para que en un futuro pueda llevar a fin su salud emocional y crisis por venir. Entonces el niño-adulto crece sin bases donde si no se tiene cuidado puede recaer en constantes disturbios de la personalidad sufriendo por pequeñeces, no pudiendo sortear problemas y tomar decisiones acertadas para su bienestar. Ellos adoptan papeles diferentes para sobrevivir en una situación de caos.

 

El orden de los hijos no es constante, puede incluso el más chico ó el del medio hacerla de héroe y el más grande de la oveja negra! El héroe es generalmente el papel del hijo mayor de la familia. Es el niño o la niña más responsable y actúa como el segundo papá o la segunda mamá de los otros niños. El héroe trata de lograr la aprobación de otros, especialmente la de los adultos. Casi siempre ellos pueden lograr muchas cosas en diversas actividades. Pueden ser líderes en la escuela y son buenos estudiantes, trabajadores.

 

La psicología inconsciente del héroe es: pensar que puede cambiar la conducta del otro. El papel del segundo hijo generalmente es el de la oveja negra o el escapista. Este niño ha aprendido que la atención negativa es más fácil de lograr que la atención positiva. La oveja negra se mete en problemas con la familia, la escuela y posiblemente con la ley. Este niño experimenta con el alcohol o las drogas muy temprano en su vida o puede tener un embarazo desde muy joven. Esta conducta extrema distrae la atención de la familia del problema primordial del alcoholismo o ausencia del padre y facilita la negación de toda la familia.

 

El tercer papel es el niño perdido. Este niño no causa ninguna molestia y evita muchos conflictos. El niño perdido vive aislado de la familia y pasa mucho tiempo solo, desarrollando una vida de fantasía. Por eso puede ser muy creativo. Este niño no confía en las personas fácilmente y se acerca más a las mascotas y muñecos. Su codependencia se manifiesta inconscientemente en la negación de su necesidad de otros. Su soledad e independencia tienen la característica de compulsión.Estos niños por lo general evitan a la gente. El cuarto papel es normalemente del hijo menor, y se llama el payaso. Él usa su buen sentido del humor para llamar la atención hacia él y distraer la atención de las tensiones que hay en la familia.

 

Él es bromista, encantador. La codependencia de este niño es que se siente responsable del dolor de la familia, y cree que debe aliviarlo con buen humor y bromas. Estos papeles pueden desarrollarse en cualquier familia que tiene crisis. Cuando hay crisis física, como un familiar con enfermedades, o una crisis económica fuerte, u otras compulsiones en la familia, los familiares adoptan estos papeles de codependencia inconscientemente para sobrevivir en un sistema de caos. Nota: Muchas veces alguien que ha desarrollado codependencia por crecer en una ambiente disfuncional adictivo, no manifiesta grandes síntomas hasta que se casa o forma una relación de pareja… Pues bien, el codependiente tiene la característica principal de intoxicarse emocionalmente así mismo, al ambiente, y a todos los que están a su alrededor haciendo sentir tensión y malestar.

 

No dejan espacio para respirar, cuando algo los ha agraviado te darás cuenta por su conducta NO VERBAL por todo lo que hace, pero sobre todo por el silencio tan ensordecedor para que tú te preguntes después ¿QUE ESTA PASANDO? Muchas de estas personas no tienen que consumir sustancias como drogas o alcohol lo único que consumen son DRAMAS y emociones toxicas de años tras años, tras años y más años……el pasado nunca se va para ellos en cambio lo viven como si todo aquello lo hubieran vivido ayer cuando una gran crisis se desencadena. Y sacan a relucir lo que se paso hace 20 o 30 años.

 

Por otro lado, en momentos de frustración, la codependencia es abusiva o de mucha tolerancia del abuso. La persona codependiente permite tanto que no reconoce el abuso cuando lo sufre. Ha llegado a tener una autoestima tan baja, que ya no se da cuenta de que están abusando de ella. Se Necesita dar continuamente para no sufrir culpabilidad, ansiedad, enojo, miedo, etc. Necesita dar, sentirse necesario para tener autoestima. Si te has identificado como codependiente o si aún tienes dudas aquí te dejo algunas de las características generales: y antes te dejo unas frases o pensamientos los cuales son los más usados o lo más típicos ya sea que vivas con un codependiente, que tu seas y transfieras la dinámica (tomado de una fuente de internet) Tus problemas afectan mi serenidad, concentro mi atención en resolver tus problemas o aliviar tu dolor.

 

Yo concentro mi atención en darte el gusto, protegerte o manipularte para que hagas las cosas “a mi manera’. Yo elevo mi autoestima resolviendo tus problemas y aliviando tu dolor. Yo dejo de lado mis hobbies e intereses. Paso mi tiempo compartiendo tus intereses y tus hobbies. Porque siento que eres un reflejo de mí mismo, mis deseos indican cómo debes vestirte y cómo ha de ser tu imagen personal.

 

Mis deseos dictan también tu conducta. No soy consciente de cómo me siento. Soy consciente de como tú te sientes. No soy consciente de lo que quiero. Yo pregunto qué es lo que tú quieres. Yo no soy consciente de algo; asumo que las cosas son de cierta manera (no verifico, no pregunto). Los sueños que tengo sobre mi futuro están relacionados contigo. El miedo que tengo a tu enojo y tu rechazo determina que es lo que hago o digo. En nuestra relación utilizo el “dar” como una manera de sentirme segura/o. Como me involucro tan exclusivamente contigo, mi círculo social se achica. Para conectarme contigo pongo mis valores de lado.

 

La cualidad de mi vida, depende de la cualidad de la tuya. Necesidad de tener el control sobre el otro, por una baja autoestima, por un autoconcepto negativo, por la dificultad para poner límites, por la represión de las emociones, por hacer propios los problemas del otro, por ideas obsesivas y conductas compulsivas, por el miedo a ser abandonado, a la soledad o al rechazo, por su extremismo (o son super responsables o demasiado irresponsables van en extremos cuando están desequilibrados o se salen de su centro). Además se siente víctima porque sacrifica su propia felicidad, tiene dificultad para la diversión y se juzga a cada momento.

 

Hay veces cuando se ven al espejo tienden a odiarse secretamente (extremo) Buscan desesperadamente amor y aprobación, se culpan y critican por todo, aún por su manera de pensar, de sentir, de verse, de actuar y de comportarse. Rechazan cumplidos o halagos. Se siente diferente al resto del mundo, temen ser rechazados. Les cuesta trabajo tomar decisiones y esperan que otros vengan a resolver sus problemas y cuando algo sale mal, TODO ES CULPA DE OTRO.

 

Esperan la perfección de sí mismos, se culpabilizan y avergüenzan, consideran que sus vidas no valen la pena (no hay metas, ni proyectos) por eso tratan de ayudar a otros a vivir su vida y obtienen sentimientos de autoestima ayudando a los demás. Desean que otros los estimen y los amen.

 

Controlan a través del MIEDO, con el dinero, sexo etc. Existe la tendencia a sentirse muy ansiosos por los problemas y por la gente, piensan y hablan mucho acerca de otras personas, los vigilan, tratan de sorprender en malas acciones, sentirse incapaz de preocuparse. Abandonan su rutina por estar tan afectados por alguien o por algo. Enfocan toda su energía en otros y menos en ellos (pueden dejar de comer por días, haciendo que los otros se preocupen por su actitud) Han vivido en situaciones y con personas que estaban fuera de control tienen miedo de permitir que los demás sean como son y no dejan que las cosas sucedan de manera natural. No pueden manejar el miedo que experimentan frente a la pérdida de control.

 

enamoradosPiensan que ellos saben cómo deben ser las cosas y cómo debe comportarse la gente. Tratan de controlar los sucesos y a la gente por medio de su desamparo, de sentimientos de culpa, de corrección, amenazas, manipulación, etc. Aunque eventualmente fracasan en sus intentos, intentan provocar la ira de los demás, sienten frustración y enojo; se sienten controlados por los eventos y por las personas.

 

La mayoría no se siente feliz, contentos ni en paz consigo mismos. Buscan la felicidad fuera de sí mismos, se amarran a cualquier cosa o persona que ellos piensen que les pueda brindar felicidad y se sienten amenazados por la pérdida de aquello, BUSCAN EL AMOR DE PERSONAS QUE ES INCAPAZ DE AMAR.

 

Creen que los demás nunca están cuando ellos los necesitan. Relacionan el amor con el dolor. Concentran todos sus sentimientos de bienestar en sus relaciones. Pierden interés en sus propias vidas cuando aman. Dudan en su capacidad de cuidarse a sí mismos. Toleran abusos. Se sienten atrapados en las relaciones y no saben ya a cierto punto que hacer ni cómo actuar ante situaciones tan normales. En dependencias tan extremas se llega a perder los límites del “yo soy y me limito a sentir para ti” “soy como tú quieres que sea recibiendo tu aprobación” El denominador común es el malestar interior, el desasosiego que hace a las personas vulnerables, y prontas para caer presas de sus propias redes. La comunicación por lo general es confusa, no dicen lo que sienten, no sienten lo que dicen, no saben lo que sienten. Piden lo que desean y necesitan de manera indirecta, suspirando por ejemplo o poniendo caras o encerrándose en su cuarto oscuro por días sin que nadie pueda pasar esa barrera. No están seguros de saber cuál es el camino correcto.

 

Dicen que tienen la culpa de todo o bien, dicen no tener culpa de nada. Comienzan a hablar con cinismo, de manera auto degradante y hostil. Y cuando ya no tienen otra manera de comunicarse se sienten heridos cuando alguien más les dice sus verdades. Los límites son perfectamente invisibles. Normalmente no sabe lo que siente cuando no están en crisis pero cotidianamente se sienten asustados, heridos y viven con gente atemorizada, herida y llena de ira e insólitamente se casan con gente iracunda, y que tiene gran problema en controlar sus enojos. Tienen miedo de perder el control, de su propia ira y de la ira de otras personas.

 

Lloran, se deprimen, comen en exceso, se enferman, hacen cosas para vengarse, actúan de manera hostil o tienen estallidos violentos. En casos extremos conozco a alguien que cada que se peleaba con su marido le rompía toda su ropa. Puedes consultar libros que te explicarán más del tema, ya que es un poco complejo, y con muchos matices, raíces que van desgranando el vivir de la que lo vive….El material del artículo es tomado del libro Ya no seas codependiente. Cómo dejar de controlar a los demás y empezar a ocuparse de uno mismo.

 

El libro BASTA YA! y la Codependencia, de Mellody Y bien, la manera más fácil es sólo reconocer que tú sólo no puedes, reconocer y pedir ayuda, desapegarte permitiendo a los demás ser como son, das la libertad de ser responsables y de madurar, te das la misma libertad, vives tu propia vida. Luchas por discernir qué es lo que puedes cambiar y qué no. viviendo el momento presente, vivir en el aquí y el ahora. Dejar de reaccionar, liberarte, y no intentar de controlar, No jugar a la víctima….

 

Eres libre y sabes tomar decisiones. Eres responsable por las elecciones que haces, de lo que das y de lo que recibes, de fijar tus metas y de cumplirlas, de disfrutar de tu vida, de la cantidad de placer que encuentras, de amar a alguien y de la manera en que expresas ese amor, de lo que haces a los demás y de lo que permites que otros hagan. Comienza por ponerte límites a ti de permitir a los demás y de permitirte vivir, deja de tratar de confiar en quien no confías. Aprendiendo a ver a la gente con claridad. Si tú eres mamá deja que tus hijos resuelvan sus propios problemas sino el resultado será desmotivador en el futuro.

 

Cuando esto sucede se generan destinos oscuros e inquebrantables con pactos de fidelidad, odios, culpas profundas etc pero siempre hay por dónde empezar y existen muchos grupos de ayuda, como ALANON, familias anónimas, CODE. etc Vive para ser feliz! y si tienes cualquier duda busca centros de ayuda no es tan malo como uno piensa, pero si es bueno desenmascara roles que uno ha venido jugando desde el primer contacto con la realidad….

 

 

NAMASTÉ SOFIA RANDALL Síguenos en @randallita @glits_mx

 

 

Codependencia emocional… cuando se Ama equivocadamente por SOFIA RANDALL

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
Un comentario
  1. User comments

    Que bueno el artículo sobre la co-dependencia, está genial, incluso yo aun le añadiría más cosas relacionadas con él. Lo único que me gustaría, si puede ser porque no sé quién lo ha escrito y seguramente será de otro pais, es que hay algunas fráses que no están bien copiádas o traducídas,
    lo que me lleva a alguna duda, nada más, me ha gustado, francamente. Que triste es que éste tipo de gente abunda mucho más de lo que creemos, y en todo tipo de relaciones incluso más diversas, que por desgracia acaban mal. La gente muy posesiva suele tener tambien mucha dependencia emocional y, generalmente,suelen tener muy baja autoestima, miedos, inseguridad, etc que suele nacer de
    un problema que ya arrastran desde la infancia, sobre todo por haber recibído, o nó, una pésima educación. Saludos.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend