Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Entrevistas » Cómo peregrinar por la Paz hacia el interior. Y hacia Jerusalén.

Cómo peregrinar por la Paz hacia el interior. Y hacia Jerusalén.

Alberto graso y Mony hermandadblanca.org

 

Una entrevista reciente sobre el Camino Interior

Como creen que la Paz en el mundo comienza con la Paz interior, la canadiense Mony Dojeiji y el español Alberto Agraso decidieron ponerlo en marcha andando hasta Jerusalén. Unos 5.000 kilómetros por 13 países en vez de trabajar para Microsoft (Mony) o para una empresa de seguros (Alberto). Se encontraron en Finisterre hace más de 12 años justo cuando acababan el Camino de Santiago. Pero pronto, ella decidió llegar a Roma, ciudad del Amor Eterno donde empezar una peregrinación de Amor humano a la que se uniría Alberto para acabar de dar forma al WALKING FOR PEACE. Sin twitter, sin redes sociales, hace diez años, sin apoyo logístico. Con mucho corazón y con una meta por delante: Jerusalén.

 

MOVIMIENTO LÍQUIDO: ¿Creéis que hoy día se está dando una mayor corriente de personas moviéndose por el mundo o simplemente los medios sociales, etc. hacen que parezca mayor?

MONY Y ALBERTO: Creemos que existe principalmente un movimiento de búsqueda interior, cuya inquietud se manifiesta en los viajes exteriores que, hoy más que nunca, se están emprendiendo. Ya sea cuando intencionadamente nos dirigimos a destinos popularmente conocidos como sagrados o espirituales, como es el Camino de Santiago, o cuando simplemente lo hacemos a cualquier lugar importante o atractivo para nosotros.

 

A veces puede tratarse no solo de un viaje, sino de un cambio de residencia para ir a estudiar o a trabajar o a prestar un servicio de voluntariado en alguna comunidad extranjera… ya sea temporal o incluso definitivamente.

 

Pero siempre, en esencia, consiste en que nos alejamos de la rutina, de nuestro mundo conocido, y nos adentramos en uno nuevo que guarda la promesa, o como mínimo la esperanza, de encontrar algo que puede dar más significado a nuestra vida. Los medios sociales están dando a conocer y facilitando esta corriente, pero no son el origen de ella. Este movimiento que vemos afuera tiene sus raíces en las inquietudes internas de cada persona.

 

ML: ¿Cuáles creéis que son los motivos por los que estas personas salen cada día más de su entorno para emprender esos viajes?

MONY Y ALBERTO: Como comentábamos antes, los motivos superficiales pueden ser muchos, pero en el fondo creemos que todos son el mismo. Actualmente estamos viviendo en un período de grandes cambios, donde nuestra visión anterior de lo que significaba “vivir una buena vida” esta desmoronándose por todos lados, dando paso a una nueva visión que todavía estamos por descubrir. Los sueños de nuestros padres ya no son los nuestros.

 

La seguridad y la estabilidad que tanto defendíamos se ha visto seriamente amenazada por la crisis económica. La vida que, según nos prometieron, iba hacernos felices cuando consiguiéramos un trabajo fijo, un buen sueldo, un coche nuevo (o dos), una casa grande (o dos) y todo lo demás… ya no nos satisface.

 

Sentimos que debe de haber algo más en la vida que nos proporcione esa felicidad que anhelamos. Hay una conciencia nueva que se esta despertando en el corazón de la humanidad, una inquietud que nos está empujando hacia algo desconocido, hacia algo que incluso puede despertar nuestro temor en un principio; pero que, a un nivel muy profundo sabemos e intuimos, nos va a proporcionar la paz y la armonía que buscamos.

 

ML: ¿Es el viaje una moda o un modo nuevo de vida?

MONY Y ALBERTO:El viaje y el viajero representan una forma de vivir y nunca estarán pasados de moda.

 

ML: ¿Cuál debe ser la actitud del viajero en un siglo como el XXI en el que resulta aparentemente muy fácil viajar?

MONY Y ALBERTO: Cuando uno viaja con una mente abierta, y un corazón más abierto aun, las experiencias son mucho más gratificantes. La curiosidad y, por supuesto, el respeto son fundamentales. Y también lo es, en nuestra opinión, el no planificar completamente cada detalle del viaje, para dejarnos llevar no solamente por nuestro análisis mental, sino también por nuestra intuición.

 

Es muy importante recordar también que, al fin al cabo, nos llevamos a nosotros mismos a donde quiera que vayamos, y es conveniente, por tanto, ser especialmente cuidadosos con nuestra propia actitud, ser conscientes de que si miramos a la vida y a la gente con una mirada temerosa, seguramente vamos a vivir experiencias que confirmen esta percepción o creencia que tenemos. Pero si nos abrimos, en cambio, a ver el mundo a través de los ojos comprensivos del Amor, los ojos del respeto e incluso el apoyo hacia las otras formas de ver y entender la vida, nuestras experiencias también van a confirmar esta mirada. Mucha gente piensa que el viaje o el lugar al que se dirigen cambiará por sí solo su vida o su forma de pensar, y por supuesto que eso ocurre; pero también creemos y somos testigos de ello, que cuando ofreces lo mejor de ti mismo al mundo, la vida se convierte en una aventura inolvidable, aunque no hayamos salido siquiera de nuestro círculo.

 

Y eso necesita un pequeño (o gran) esfuerzo adicional por nuestra parte, o tal vez y mejor dicho, todo lo contrario: un rendirse a la vida y a permitirnos fluir con ella. Eligiendo nuestro camino pero sin resistirnos a nada, manejando el timón de nuestro navío pero sin luchar contra las tempestades ni los vientos, sino permitiéndonos más bien fluir con ellos. Cuando conseguimos, además, viajar con esta predisposición es cuando los milagros suceden.

 

ML: ¿Qué aportáis con WALKING FOR PEACE a ese nuevo modo de vida?

MONY Y ALBERTO: Nosotros intentamos fomentar el camino interior independientemente del lugar al que vayamos. Nosotros vemos la vida en sí misma como un viaje sin principio ni fin. El que comprende esto descubre el Camino interior y se convierte en un peregrino de la Vida.

 

Incluso si no nos movemos de casa el viaje interior siempre esta sucediendo, siempre estamos avanzando, experimentando, aprendiendo, creciendo, yendo siempre mas allá, hacia lo desconocido en el interior de cada uno de nosotros.

 

Nuestras peregrinaciones por el Camino de Santiago y nuestra marcha por la paz de 5000 kilómetros a Jerusalén, además de conducirnos a muchos lugares maravillosos, tanto turísticos como sagrados, nos estuvieron dirigiendo siempre hacia el mismo destino final: nosotros mismos. Su propósito mas elevado fue el de ayudar a conocernos mejor, el limpiar capa por capa los miedos, inseguridades y prejuicios que dificultan que florezcan las semillas de la paz, el amor y la felicidad que todos llevamos en nuestros corazones.

 

Su valioso regalo fue ayudarnos a entender que somos mucho más de lo que creemos que somos, que cada uno de nosotros es valioso en sí mismo y posee algo único y especial que ofrecer al mundo. Y que el mundo, por muy maravilloso que pueda ser, lo sería un poco menos sin esa aportación.

 

Cómo peregrinar por la Paz hacia el interior. Y hacia Jerusalén.

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
2 comentarios
  1. User comments
    Caminando por la Paz

    Queremos agradecer a la Ciudad Virtual de La Hermandad Blanca por publicar este artículo sobre el Camino Interior, y a Raúl de Monvimento Líquido por realizar la entrevista. <3

    El artículo original puede leerse en el blog de Movimiento Líquido http://movimientoliquido.wordpress.com/2012/09/28/como-peregrinar-por-la-paz-hacia-el-interior-y-hacia-jerusalen/

    Un abrazo a todos y feliz Camino,

    Alberto y Mony
    http://www.walkingforpeace.com

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend