Ciudad Virtual Gran Hermandad Blanca Banner

El Centro del Sol, Pamela Kribbe canaliza a Jeshua

Separador

El Maestro Jesus El Centro del Sol, Pamela Kribbe canaliza a Jeshua

 

Queridos amigos, Yo soy Jeshua. Represento la energía Crística, la cual está ahora naciendo en la Tierra en y a través de ustedes. Les pido que imaginen mi energía como un sol. Tan sólo piensen en el Sol real, esa imagen radiante de fuerza y vida. También pueden ver al sol como una metáfora, como una imagen de ustedes mismos, de vuestro propio ser y alma. Por un momento enfoquen vuestra conciencia en el centro del Sol, y entren a él con vuestra imaginación – háganlo con mucha calma y en silencio. Sientan el inconmensurable poder del campo de energía que es el Sol y siéntanse en el centro de ese volcán de energía. Sientan el silencio y la tranquilidad ahí, y la naturaleza espontánea de este resplandor que sucede por sí mismo: El Sol irradia su luz hacia fuera sin esfuerzo.

 

Descansen rodeados de luz en el centro del Sol y sientan cuán bueno y natural es ser llevados por esta fuente de poder. Esta luz está ahí para ustedes, porque ustedes mismos en vuestra esencia son un sol. Permítanse relajarse y hundirse dentro de esta luz. Dejen que esta luz los envuelva de un modo confortable y encantador: muy fluido, cálido, pero nunca abrasador. Permitan que esta luz fluya completamente a través de ustedes y que les recuerde quiénes son: un alma, un sol, una estrella en todas las células de vuestro cuerpo. Dejen que cada célula de vuestro cuerpo sea imbuida con esta luz sanadora de vuestra alma sol.

 

Pueden encontrar el centro de este sol, vuestro núcleo central, siempre que en vuestra vida diaria regresen al Ahora al llevar vuestra atención completamente al presente. Si ustedes están ocupados con el pasado o con el futuro, se salen de vuestro centro y pierden conexión con vuestra fuente de luz – ésa que los transporta. ¿Pero qué es realmente el Ahora? Se les pide que estén en el Ahora, en el momento, en el presente, ¿pero qué es el Ahora en realidad? Una vez que ustedes hablan sobre esto, ya ha terminado. El Ahora no es un minuto, ni un segundo; en realidad no puede ser nombrado como una unidad de tiempo. El Ahora los evade cuando quieren determinar qué es. No hay fronteras limitantes para el tiempo que es el Ahora. El Ahora desafía las formas ordinarias de pensamiento.

 

Desde un sentido terrenal, ustedes pueden calcular y contar el tiempo – hay 24 horas en un día, 60 minutos en una hora, 7 días en una semana, etc. Esa forma de ver el tiempo no es natural para el espíritu humano. El Ahora está libre del tiempo – ¿qué unidad de tiempo puede describirlo? La mente humana no puede contener o comprender el Ahora, porque no está sujeta al pensamiento lógico, aunque es totalmente comprensible para vuestros sentimientos. Ustedes saben lo que es perderse completamente en el momento; por ejemplo, en un instante de goce. Puede haber habido momentos en que experimentaron algo hermoso y al mismo tiempo se dieron cuenta de cuán especial era ese momento. Estaban conscientes y completamente abiertos a la experiencia que resonaba y fluía a través de vuestro cuerpo, alma y sentimientos. Cuando sucede esto ustedes son uno con la experiencia y uno con el Ahora – ¡ustedes son el Ahora!

 

Cuando ustedes están en el Ahora, entonces también están en el centro de vuestro sol, de vuestra alma, y todo cambio tiene lugar desde ese núcleo central dentro de ustedes. Hoy hablamos acerca del miedo y de cómo se sienten ansiosos cuando están fuera de vuestro núcleo y lejos de vuestro centro. El miedo también está ligado a pensar en un tiempo calculable, el pasado y el futuro: “¿Qué sucederá? ¿Qué irá a salir mal?” Anticipar el futuro desde el miedo es muy humano, pero sólo puede suceder si se han movido de su centro, si se han movido de su Ahora. Estar en el Ahora significa que todas vuestras fuerzas internas se juntan y se vuelven integradas, y ustedes hacen esto al estar completamente presentes en vuestro cuerpo, alma y sentimientos.

 

Quiero decir algo más acerca del concepto de tiempo, y de cómo puede intimidarlos y atemorizarlos. Durante las últimas décadas, ha habido muchas predicciones acerca de determinadas fechas que se encuentran en el futuro. Entonces el tiempo es visto como una clase de línea que corre desde el presente hacia el futuro y en base a eso determinados eventos pasan a estar fijos. Aceptando esa visión del tiempo, entonces ustedes podrían ser capaces de prepararse para los próximos eventos, y pueden hacerlo ya sea desde el miedo o desde la confianza. ¿Pero es el tiempo una imagen real? ¿Es el futuro realmente una línea recta en la cual las cosas están fijas en un lugar? ¿Es el futuro la suma total de todas esas horas, días y meses que se encuentran delante de ustedes? ¿O ésta es una forma totalmente restrictiva de ver el tiempo y el futuro?

 

Ustedes quienes están aquí y escuchan esto, saben que la vida es más de lo que sólo es visible en el mundo. Ustedes ven las formas de las cosas – el cuerpo de alguien, los árboles, los animales, o incluso las plantas y las piedras – pero ustedes intuyen que hay algo dentro de todas esas cosas que no es visible para el ojo y para los sentidos físicos. Ustedes sienten que hay algo misterioso ahí, un vida interior, la cual crea una cosa o un individuo único. Saben que es necesario mirar más profundamente que sólo en la superficie de las cosas, y también saben lo que es experimentar alegría cuando penetran dentro de su mundo interior, el cual también está dentro de ustedes. Ésa es la vida real; ésa es la realidad de todas las cosas. El exterior es sólo una manifestación de ese mundo interior.

 

¿Qué pasa con el tiempo entonces? Si ustedes miran el tiempo como una línea de unidades o de espacios cuantificables – días, semanas, meses, años – entonces miran al tiempo sólo desde el exterior; desde la perspectiva de aquello que pueden medir con un reloj o con una regla. Pero el tiempo visto desde el interior, como una experiencia, es algo totalmente diferente. Esa perspectiva interior se vuelve evidente cuando consideran el concepto del Ahora. El concepto del Ahora no puede basarse en el reloj o en el calendario; está basado en vuestra presencia consciente, en vuestra conciencia. De acuerdo con vuestra sensación interna del tiempo, el tiempo puede ir muy rápido o muy lento, independientemente de la forma en que el reloj hace tictac. “El tiempo interior” se puede detener cuando experimentan felicidad y puede estirarse infinitamente cuando están aburridos; el tiempo interior fluye de acuerdo al modo en que experimentan las cosas.

 

¿Qué pasa con el futuro y con el pasado? ¿Cuál es su realidad cuando son vistos desde adentro y no desde afuera? Imaginen otra vez, por un momento, que ustedes están en el centro del sol de vuestra alma, donde en su centro inmóvil no hay tiempo – sólo hay eternidad. Aunque hay movimiento en la forma de rayos irradiando hacia afuera, hay una esencia primordial que simplemente siempre está ahí. Pueden llamarlo la conciencia de Dios, si lo desean, pero es Vida Eterna, y también está ahí dentro de ustedes, profundo en vuestro centro.

 

Un sol emite rayos, e imaginen que ustedes están presentes en esos rayos que sin esfuerzo irradian desde el sol. Por medio de esos rayos, ustedes pueden manifestarse en muchas vidas y estar en cualquier lugar en el universo. Cada rayo es una vida en el tiempo y en el espacio, podrían decir, en la cual han tomado una forma específica: un cuerpo. Tienen experiencias en ese cuerpo; tiene un principio y un final; nace y muere; es mortal. Al vivir en tal cuerpo, enfocado en el tiempo, se vuelven biológicamente conscientes y bajo la influencia del concepto de tiempo. Empiezan a ver las cosas en términos de lo finito, pero vuestro centro verdadero está en el centro de vuestro sol y ustedes, como este sol, emiten incontables rayos que son posibles manifestaciones de ustedes en el futuro – vidas potenciales y expresiones de ustedes mismos. El futuro no está fijo; aunque cada línea de tiempo es una posibilidad muy real en el Ahora, ustedes eligen activar una y la hacen real en vuestro mundo.

 

Vean el pasado también de esta manera por un momento. Ustedes piensan que hay sólo una línea de tiempo que corre desde el pasado hacia el Ahora, pero visto desde el punto central de vuestro sol, eso no es así. Detrás de ustedes yace todo un rango de líneas de tiempo, algunas de las cuales han sido activadas por ustedes y vuestras elecciones, y muchas otras yacen latentes, por decirlo así, pero las cuales aún podrían ser activadas en algún momento en vuestro futuro. El pasado no está fijo y “terminado”: ustedes pueden recrear el pasado al reinterpretar las experiencias que han tenido, al interactuar con ellas desde el presente. Esto es posible porque el pasado no es algo que esté fuera de ustedes, no es un punto en una línea.

 

Les daré un ejemplo para aclarar este tema. Asumamos que se han sentido afligidos por vuestra relación pasada con vuestra madre o con vuestro padre; que sienten que no fueron reconocidos como quienes eran y experimentaron miedo y una falta de seguridad en la relación. Ustedes creen que vuestra vida ha sido determinada por el pasado y tienen una sensación de victimización debido a esto. Sienten que se convirtieron a lo que son ahora debido parcialmente a vuestros padres, como producto de vuestra crianza.

 

Pero supongan que ustedes, en el curso de vuestra vida, pasan a profundizar en vuestra conciencia a través del proceso del crecimiento interior. Establecen una conexión con vuestra alma y entran en lo que son en vuestro centro, el sol dentro de ustedes. A través de este proceso ahora se forman una perspectiva mucho más amplia de vuestra vida. Por ejemplo, ahora ven a vuestros padres en el contexto de su pasado y ahora ven su impotencia y sus imágenes de miedo y convicciones negativas. Hay perdón en vuestro corazón.

 

Esta perspectiva más amplia les ayuda a sentirse cada vez menos la víctima de vuestros padres. Más aún, comienzan a ver que hay una parte de ustedes que en realidad nunca ha sido tocada por lo que les sucedió, una parte que ha permanecido entera e ilesa. Sienten cada vez más vuestra propia autonomía e independencia. Y cuanto más se conecten durante vuestra vida con el punto central del sol en vuestro interior, más fácil será para ustedes soltar el pasado, tal como la relación con vuestros padres. El modo en que ustedes experimentaron esa relación sólo fue un rayo, una línea de tiempo posible, y al cambiar vuestra conciencia de quiénes ustedes en verdad son, pueden cambiar a otra experiencia del pasad, y a otra línea de tiempo.

 

Ahora ustedes son capaces de mirar la relación con vuestra madre y con vuestro padre desde la perspectiva del alma, de la cual como un niño no fueron conscientes. Ya que ahora están más en vuestro núcleo central, son capaces de percibir a vuestros padres bajo una luz diferente, de un modo más benévolo e indulgente. Pueden explicarle al niño dentro de ustedes cómo determinadas experiencias dolorosas les ayudaron a crecer y cómo vuestros padres fueron inconscientes del dolor que infligían. Vuestra conciencia presente recrea el pasado al liberar la energía dentro de ustedes que quedó atrapada por eso. Literalmente están creando una nueva línea de tiempo en el pasado, la cual afectará vuestra relación actual con vuestros padres. Ellos percibirán una diferencia en ustedes y si están abiertos a eso vuestra relación cambiará para mejor. Han abierto el pasado a través de vuestra nueva percepción, y así crearon una nueva línea de tiempo en la cual existe más comprensión y amor. Ésta es una posibilidad real.

 

Con vuestra conciencia ustedes pueden abrir por la fuerza el tiempo. El tiempo no está fijo y cerrado detrás de ustedes; el pasado realmente no está terminado. Para todo lo que hayan experimentado, incluso cuando hubo hechos traumáticos en vuestro pasado que los influenciaron profundamente, hay aperturas disponibles desde el presente para traer comodidad, amor y aliento para ustedes en ese pasado. El pasado es como muchos rayos solares que vienen de vuestro centro, con los cuales ustedes aún pueden establecer una conexión si van al centro del Sol.

 

Donde están en el Ahora es una experiencia – un momento vívido, creativo – y no una raya sobre una regla, ni un raya sobre una línea de tiempo. Desde el manantial del Ahora surgen todas las líneas de tiempo. El Ahora es donde ustedes están en el momento presente – donde están con toda vuestra atención es el Ahora. En cuanto están atentos a esta parte más iluminada y presente de ustedes – vuestro centro, vuestra alma, vuestra conciencia – entonces irradian desde este sol central tanto hacia vuestro pasado como hacia vuestro futuro, y todo se junta. El tiempo no es una línea recta; pueden imaginarlo mejor como una telaraña en 3D, abriéndose en abanico en todas direcciones tanto al pasado como al futuro.

 

¿Y qué pueden hacer ustedes con este conocimiento en el presente, en vuestra vida diaria? Pueden volverse conscientes de vuestra propia fuerza y potencial. Todo está dentro del rango de vuestro poder, tanto el pasado como el futuro. No hay poder fuera de ustedes; ningún poder que determine vuestro futuro y que diga lo que debe ser vuestro pasado – nada está determinado. Ustedes son los creadores, siempre, y en cada momento. En ese sentido, ustedes son los maestros de vuestro propio pasado y de vuestro propio futuro. Si permanecen en vuestro centro, pueden aferrarse a esta conciencia, a esta fuente de luz. En la continua comprensión de esta fuente yace vuestra confianza, seguridad y rendición. Si están en el centro de este sol, saben que pueden rendirse a él – es evidente y natural para ustedes hacerlo. Sin embargo, una vez que dejan el centro y comienzan a pensar: “¿Cómo escapo de mi terrible pasado? ¿Cómo creo un futuro en este mundo que está tan lleno de miedo y de amenazas?”, ya están fuera de vuestro núcleo. El arte de este proceso transformativo es volverse hacia vuestro núcleo, vuestro centro, y no intentar resolver los problemas a través del pensamiento, sino buscar soluciones dentro del núcleo, el centro de vuestro sol, el Ahora – ¡donde no hay tiempo! Éste es el Hogar donde ustedes son quienes son, y donde no hay nada fuera de ustedes que pueda determinar o abstenerlos de vuestro destino.

 

Les pido que imaginen otra vez que están en el centro de este radiante sol que ustedes son. Se sienten uno con la luz y la fuerza que hay ahí, y no requiere esfuerzo hacer esto porque este sol ya existe dentro de ustedes. Y ahora imaginen que en algún lugar de esa red de rayos emitidos desde vuestro sol interior hay una línea de tiempo del pasado que necesita venir más a la luz. No tienen que sentir o ver algo concreto, simplemente imaginen que la luz de vuestro sol fácilmente llena ese oscuro callejón del pasado. Puede pasar que ustedes no logren reavivar por completo la luz ahí, pero la luz ha hecho una conexión inicial con esa línea de tiempo del pasado, de modo que ustedes pueden volver a ella nuevamente cuando quieran hacerlo. Díganle a estos hechos del pasado ahora rodeados por vuestra luz solar: “Todo lo que necesite recibir Luz, recibe esa Luz de mí. El viejo dolor y el trauma que quiere ser resuelto y liberado ahora saldrá a mi Luz.” Dejen ir todo apego a este tipo de sucesos pasados, ellos no definen quienes ustedes son; ustedes no son la oscuridad que perciben ahí – ¡ustedes son la luz! Ustedes – operando desde el centro de vuestro Sol – son los liberadores y los sanadores del pasado y de este modo los creadores del futuro.

 

Ahora vayan al futuro. El futuro yace alrededor de ustedes como una enorme telaraña 3D con muchas hebras, y ustedes están en su centro. El futuro no es algo que viene a ustedes desde afuera. Las hebras de la telaraña surgen de vuestro corazón; son giradas sin esfuerzo por los continuos pensamientos y sentimientos que ustedes tienen. Los estados internos entre los que ustedes fluctúan crean incontables líneas de tiempo. No tienen que hacer nada especial para hacer que suceda – simplemente sucede porque ustedes son un sol que no puede dejar de irradiar hacia el exterior. Está en vuestra naturaleza ser un Creador. Ahora, pídanle al futuro, pídanle a esa red de líneas de tiempo que les muestre cuál es la hebra más brillante para ustedes en este momento. Pregunten: “¿En qué necesito enfocarme ahora? ¿Qué dirección debería seguir ahora de modo que pueda caminar hacia un futuro hermoso y radiante? ¿De qué necesito estar consciente ahora, en este momento?” Vendrá una urgencia desde el centro de este sol que ustedes son, así que tan sólo estén abiertos a eso. Vuestra alma quiere tranquilizarlos y alentarlos a que conecten con un futuro hermoso, poderoso, que ya yace latente dentro de vuestro ser.

 

Sean conscientes de cuán fácilmente ese futuro vendrá a ustedes; no tienen que esforzarse o trabajar para eso. Permanezcan en el Ahora. Sientan en vuestro corazón cómo la energía de este futuro hermoso, brillante, ya es parte de ustedes. De este modo lo traerán hacia ustedes con más facilidad. Sientan ese hermoso futuro en vuestro corazón y despiértenlo simplemente regocijándose en él. Estén abiertos a su encantadora vibración. Invítenlo a entrar a vuestro corazón y a vuestras manos, y a través de vuestras manos abiertas déjenlo fluir fuera hacia la Tierra. Dejen que suceda – echará raíces naturalmente. Tengan confianza en vuestro futuro y sientan vuestro poder solar profundamente adentro. Siéntanlo en vuestro corazón, siéntanlo en vuestro vientre, siéntanlo en vuestras piernas. Permitan que ese poder solar se arraigue a través de vuestros pies.

 

© Pamela Kribbe

 

www.jeshua.net

Sitio en español:www.jeshua.net/esp

Traducción del inglés por Sandra Gusella,  preguntas o información, contáctenos en sgusella@gmail.com

¡Terapia Online - Primera Sesión GRATIS!
hermandadblanca.org

DEJANOS AQUI TUS COMENTARIOS



4 Respuestas a “El Centro del Sol, Pamela Kribbe canaliza a Jeshua”

  1. Bitacoras.com -- 22 febrero 2013 19:56

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Queridos amigos, Yo soy Jeshua. Represento la energía Crística, la cual está ahora naciendo en la Tierra en y a través de ustedes. Les pido que imaginen mi energía como un sol. Tan sólo piensen en el Sol real, esa im……

  2. Teresa Fernández -- 23 febrero 2013 21:00

    Dejar que mensajes de este tipo calen en el corazón, como una lluvia que riega el alma. Para enriquecermos, para hacernos más valiosos, más conscientes de nuestra realidad.

  3. Lucia -- 24 febrero 2013 00:28

    Gracias, querido hermano Jeshua. Luz y Bendiciones para tod@s.

  4. SORAYRA PEÑA -- 27 febrero 2013 16:07

    Gracias Pamela por darnos ese mensaje tan hermoso de mi Amado Maestro y les aseguro que he resuelto problemas en silencio irradiando esa Luz Imaginando enviandola donde mas se necesita Perdonando y Amando. Gracias Amado Maestro Jeshua.

Sientete libre dejando un comentario en respuesta al articulo...
Y si deseas que tu imagen aparezca en tu comentario solo debes tener activado tu cuenta en gravatar!