Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Jesús » Guiando a nuestros niños, por el Maestro Jeshua

Guiando a nuestros niños, por el Maestro Jeshua

Jesus y un niño

Mis queridos amigos,

Bienvenidos. Estamos muy complacidos de contar con su presencia hoy aquí y celebramos su existencia en la Tierra en esta época. Antes de decir algo sobre el tema de hoy, los niños de la nueva era, quiero poner mi atención en ustedes. Cada día ustedes tratan de encarnar más de su luz y su ser interior en la Tierra. A menudo experimentan abatimiento en sus vidas y a veces parece como si estuviesen aprisionados en su cuerpo o en estados de ánimo o emociones que los sofocan. Queremos decirles que nosotros confiamos en ustedes y los respetamos por todo lo que atraviesan y logran en sus vidas. Nosotros los amamos tal como son y quisiéramos que tengan más respeto por ustedes mismos y por todo lo que ya han hecho en su vida hasta ahora. Estando esperanzados, alimentando sus sueños y propósitos incluso si la luz a su alrededor se está apagando momentáneamente y tienen que afrontar contrariedades, ustedes muestran su grandeza y enorme resistencia. Están plantando semillas de luz en la Tierra y ellas darán frutos. Gracias a su trabajo interior, ustedes han creado un puente para una generación de almas recientemente encarnadas quienes desean hacer brillar su luz en la Tierra. Es sobre estas almas que quiero hablar hoy.

Antes de que hablemos de ellos directamente, yo les pido que vayan atrás en el tiempo y sientan cómo eran cuando entraron al reino de la Tierra como un recién nacido. Sientan la inocencia y la belleza de su energía. Sientan la sinceridad de sus intenciones y la delicadeza de su energía. ¡Oh, ustedes han estado conectados a la Tierra durante tanto tiempo! Tantas veces se han sumergido a la profundidad como un pequeño bebé. Ahora sientan cuál fue su intención esta vez. Probablemente ustedes traían algún bagaje personal que deseaban resolver en esta vida. Puede haber habido heridas profundas en su alma que querían sanar y superar. Pero aparte de eso, ustedes también fueron guiados por un ideal más vasto y más universal, el cual es incrementar la conciencia y el crecimiento espiritual en la Tierra. Ustedes sabían que iban a nacer en una época de transición, una época de crisis así también como de oportunidades. Ustedes sabían que había “trabajo para hacer”, trabajo a nivel interno que abriría nuevos caminos en el pensar y el sentir. Sentían una conexión con esta gran transformación global y estaban preparados para lanzarse una vez más a la profundidad para ayudar a hacer realidad esta vieja visión de una Tierra pacífica: una nueva conciencia de unidad entre los hombres y una renovada armonía entre todos los seres vivos del planeta.

Una y otra vez ustedes se han abierto paso a través de viejos límites de pensamiento y de sentimiento. Cada vez que se sentían asfixiados en las normas y estructuras tradicionales, sabiendo profundamente adentro que su alma no podía florecer en un ambiente o relación dominada por el miedo, ustedes han sentido la necesidad de escaparse. Ha sido doloroso a veces, decir adiós y emprender nuevos caminos, sí difícil y muy penoso, pero ustedes tenían que ser fieles a su sensación de que algo no estaba bien, de que para ustedes no tenía sentido o de que algo estaba perdido. Esta sensación insistente les recordaba las intenciones y propósitos originales de su alma. Ustedes no han sido capaces de llegar a amoldarse bien a las demandas y hábitos de la sociedad, porque ellos no correspondían con lo que ustedes como un alma querían vivir en la Tierra. Estaban destinados a ser “diferentes”, no porque Dios o cualquier otra autoridad externa planeo eso para ustedes, sino porque ustedes son quienes son. En cierto momento de la historia de su alma, ustedes fueron inspirados por una nueva conciencia, que podemos llamar la conciencia Crística, conocimiento del corazón, o amor. No tiene importancia cómo lo llamen. Lo que importa es que ustedes han sido tocados por esto, que han sido alcanzados por una chispa de inspiración que desde siempre los ha impulsado a seguir buscando, a seguir soñando y a seguir expandiendo su conciencia. La chispa que está encendiendo una nueva conciencia en la Tierra ahora está influyendo a muchos. Por esa razón los “niños de la nueva era” se sienten llamados a venir. Por esa razón ellos han estado encarnando en la Tierra desde hace varias décadas, ahora en grandes números. Ellos están aquí para completar lo que ustedes han comenzado.

Ustedes quienes pertenecen a la generación previa de trabajadores de la luz, nacidos aproximadamente antes de 1980, fueron los pioneros y precursores. Ustedes fueron inspirados por el mismo ideal que ahora mueve a los “nuevos niños”; fue el mismo llamado del alma. Pero los terrenos que ustedes abrieron, especialmente en los sesenta y en los setenta del siglo XX, estuvieron mucho más marcados por las creencias convencionales y por los miedos profundamente arraigados acerca de la libertad de expresión, de las emociones, de la creatividad y de la sexualidad. Cuando ustedes retroceden cuarenta o cincuenta años en el tiempo, el campo de energía colectiva de la Tierra se veía muy diferente a lo que es ahora. Era menos transparente, más denso y turbio y por lo tanto menos accesible a las energías amorosas y claras que ahora están encontrando su camino hacia la Tierra. Una de las cosas que ha incrementado esta ganancia en amor y claridad es el surgimiento de la igualdad de derechos para las mujeres (iniciándose a comienzos del siglo XX) o en otras palabras, la conciencia creciente de la igualdad y cualidades únicas de la energía femenina. La rehabilitación tan deseada de la energía femenina ha sostenido una conciencia y validación creciente de la dimensión del sentir en la vida. Durante los sesenta y los setenta del último siglo, mucho se ha abierto en el área de la emoción, de la intuición y de la creatividad.

Mucho trabajo ha sido hecho por la generación más vieja de trabajadores de la luz y les ha costado mucho, porque ellos han atravesado los valles interiores de la desconfianza en sí mismo y de la soledad antes de que pudiesen abrir un nuevo horizonte para las generaciones por venir. Si ustedes son parte de esa generación más vieja, sepan que ustedes han colocado un faro de luz para los que vienen después de ustedes.

Ahora están entregando la antorcha a una nueva generación. Y a medida que la entregan, ustedes pueden proveerles apoyo y aliento, mientras ellos pueden inspirarlos a ustedes con su pasión y la pureza de sus corazones. Ellos son “diferentes” en un grado incluso mayor de lo que ustedes lo fueron. Mientras ustedes pudieron adaptarse temporalmente o parcialmente a un ambiente que realmente no resonaba con ustedes, ellos son incapaces de hacerlo así incluso a nivel del comportamiento externo. En otras palabras, ellos no pueden fingirlo ni un poco. Sus emociones y su cuerpo físico protestan a un nivel profundo a medida que son confrontados con las energías de muchos sistemas de educación tradicionales o modos de educar a los niños. La adaptación no es una opción para muchos de estos niños. Especialmente los más sensibles entre ellos se quebrarán física y emocionalmente en un ambiente de vieja energía y su comportamiento se volverá tan problemático que el entorno tendrá que responder y cambiar. Ya no es posible reprimir o ignorar los problemas. Los niños que llegan ahora van a forzar a la sociedad a reflexionar profundamente sobre sus propias conjeturas acerca de los niños y acerca de la vida en general.

Los niños que están naciendo ahora (y que han estado encarnando en la Tierra desde algunas décadas) traen consigo dentro del reino de la Tierra una parte más grande de su conciencia del alma plena de lo que la mayoría de ustedes lo hicieron. A medida que entran al reino de la Tierra ustedes pasan por el “velo de la ignorancia”, el cual los mantiene separados de la dimensión desde la cual yo hablo actualmente. Este velo es como un par de anteojos que, una vez que se los colocan, les hace creer que son un Yo separado, encerrado en su cuerpo. De hecho, el velo de la ignorancia les permite experimentar la dualidad en la Tierra, así que tiene su valor, pero en este momento ha llegado el tiempo de que el velo se vuelva más transparente y permita más comunicación de un lado al otro. Cada vez hay más personas que llegan a pasar el velo y se dan cuenta de que son uno con algo más grande que sólo “este cuerpo” y “esta personalidad”. Cuantas más personas hacen esto, más canales se abren a través de los cuales la energía cósmica amorosa se vuelca dentro de la dimensión de la Tierra. Sobre esta ola de energía cósmica viajan los nuevos niños.

Traten de sentir la energía de estos niños por un momento. Sientan la ola de energía cósmica en la cual ellos se mueven. No piensen sobre esto, tan sólo abran su corazón y dejen que las sensaciones pasen a través de ustedes. Ellos vibran a un nivel superior. Su energía puede sentirse juguetona, ligera y como una mariposa pero al mismo tiempo extraordinariamente sabia y profunda. Ellos eligen muy conscientemente encarnar una parte más grande de su alma, de su ser divino, en la Tierra. Hacen esto porque quieren contribuir a la transformación de la conciencia en la Tierra y ellos comprenden totalmente que esto podría meterlos en problemas. Al nivel de su ser superior, su parte más consciente, ellos han hecho esa elección conscientemente. Pero al nivel de su ser emocional (o “niño interior”) ellos podrían traumarse por el choque que experimentan con la realidad de la Tierra. Ellos corren el verdadero riesgo de perderse y perturbarse en el reino de la Tierra, ya que no pueden apagar su sensibilidad y vibración más elevada cuando están en un ambiente menos evolucionado. De este modo, ellos tendrán que encontrar un espacio en la Tierra para expresar su energía libremente y sin peligro o tendrán que manejarse con intensas dudas y frustraciones internas. Ustedes pueden ver cuán valientes y amorosas son estas almas, corriendo los riesgos que corren. El mismo coraje y poder de amor fue desplegado por ustedes, cuando encarnaron en la Tierra.

Ahora hablaré sobre las características de esa nueva generación de niños. No todos los niños son iguales, por supuesto y algunos niños despliegan estas características más que otros. En estos tiempos hay una sensación de que todos los niños son “diferentes”. Ellos entran a través de un velo diferente (más delgado) y con la intención de expresar como nunca su alma en la materia. Pero cada alma tiene su propio desarrollo y dentro de la nueva generación de niños están aquellos que son extraordinariamente sensitivos, que son más diferentes que el resto y que a menudo son llamados “los niños de la nueva era” o simplemente “los nuevos niños”. Ahora nombraré algunas de las características más importantes de este grupo específico de niños, y tengan en cuenta que estas características también se aplican en un menor grado a todos los niños de hoy en día. En realidad, debido al desarrollo de la conciencia a una escala colectiva, un “nuevo humano” está surgiendo en la Tierra. Está teniendo lugar una evolución hacia una especie humana socialmente y espiritualmente más inteligente, capaz de vivir en armonía con la naturaleza y conectada a sus compañeros humanos por un sentido de unidad y respeto. El desarrollo hacia este “nuevo humano” está siendo anunciado por los niños.


Características de los nuevos niños

– Los nuevos niños son cada vez más clarividentes, empáticos y telepáticos. Ellos absorben fácilmente los estados de ánimo y emociones de otras personas. El límite entre el mundo percibido por los cinco sentidos y el mundo invisible de los sentimientos y de las energías es muy fluido para ellos. Perciben el lado interno de las cosas a menudo tan fácilmente como el lado externo (físico). Ellos no se dejan llevar por el comportamiento externo que no refleja realmente lo que está sucediendo por dentro. Su percepción intuitiva es astuta.

– Los nuevos niños son pacificadores. Ellos sienten el impulso de reconciliar grupos opuestos y apaciguar conflictos. Junto con sus habilidades intuitivas esto a menudo significa que ellos maduran más temprano y que son sabios más allá de su edad. Ellos suelen comprender a sus padres a un nivel más profundo del que los padres se comprenden a ellos mismos o mutuamente. Ellos tratan de ayudarlos o de construir un puente de comprensión entre ellos. Fácilmente se vuelven los “padres de sus padres” y esto puede separarlos de su parte infantil, espontánea, desinhibida. Cuando ellos se identifican intensamente con el rol de ayudante pueden llevar consigo una carga de responsabilidad muy grande.

– Los nuevos niños son idealistas. Ellos son espirituales, filosóficos e imaginativos. Son inspirados por ideales tales como la igualdad, la fraternidad y el respeto por la naturaleza. En su aura ustedes suelen notar que los dos chakras superiores están ampliamente abiertos. A través de estos centros de energía superiores a menudo ellos reciben mucha inspiración, perspicacia y entusiasmo. Pero por otro lado ellos fácilmente pueden volverse intranquilos, demasiado soñadores y poco prácticos debido a estos chakras superiores ampliamente abiertos. Su energía aún no ha llegado a arraigarse por completo; aún tiene que conectarse totalmente con el cuerpo y con el plano terrestre de la realidad.

– Los nuevos niños son más sintientes que pensantes. Ellos tienen dificultades en adaptarse a las reglas y estructuras actuales que dejan poco espacio para la intuición, para lo impredecible y para la individualidad. Ellos en realidad están aquí para enseñarnos cómo librarnos de una tradición en la cual el pensar y el analizar estuvieron demasiado acentuados. Todos los niños en cierto punto son más sintientes que pensantes. Pero lo que distingue a los nuevos niños más sensibles es que para ellos es física y emocionalmente imposible ajustarse a un ambiente rígido y demasiado estructurado. Se enferman o muestran severas alteraciones del comportamiento. Ellos ya están anclados a una conciencia basada en el corazón a tal grado que ya no pueden volver hacia atrás.

– Debido a su conciencia fuertemente intuitiva y a su incapacidad de adaptarse, estos niños pueden ser vistos como obstinados, rebeldes y “diferentes”. En realidad no es su intención ser rebeldes. Ellos sólo quieren ser ellos mismos. Pero si sienten que no hay espacio para eso, pueden volverse aislados e incluso bohemios viviendo al margen de la sociedad. Como ellos están menos dirigidos por el miedo y por la necesidad de conservación propia, responden menos a la disciplina y a la autoridad. Aún así ellos pueden sufrir intensamente y confundirse por la falta de comprensión que encuentran. Pueden sentirse alienados y solos debido a eso y preguntarse cuál es el significado de su presencia en la Tierra. No obstante si ellos encuentran su camino en la vida y comienzan a expresar su energía creativa y espiritual en forma material, florecerán y muchas personas serán tocadas por la profundidad de sus ideas y por su modo tierno, no competitivo, de tratar con los demás.


Problemas que enfrentan los nuevos niños

Recapitulando, estas características ya muestran los problemas con los que se pueden encontrar los nuevos niños. El problema más grande es que su energía específica no es reconocida y comprendida por las personas que están a su alrededor. Cuando a ellos no se les dan los medios y las oportunidades para expresar sus sentimientos y hay una falta de comunicación real, pueden aparecer varias “alteraciones del comportamiento”.

Los niños pueden volverse rebeldes, arrebatados y difíciles de manejar. Ellos se sienten incomprendidos y maltratados, y realmente quieren decir “no” a eso, pero no saben cómo hacerlo. Ellos aún no tienen la expresión adecuada y las habilidades de comunicación. Lo que sucede después de un tiempo es que ellos mismos dejan de comprender qué es lo que está ocurriendo por dentro. Cuando su vida interior no es reflejada por un padre o un maestro comprensivo quien le da un nombre a sus sentimientos y escucha con un corazón abierto, ellos pueden encerrarse por dentro y portarse de maneras que parecen inmanejables e irracionales. En ese momento se requiere mucha atención y una conciencia profundamente sintonizada para entender qué es lo que está moviendo a estos niños, ya que ellos mismos han perdido contacto con sus sentimientos.

También puede ser el caso que los niños, sintiéndose despreciados o incomprendidos, se aparten y se desconecten del entorno. Ellos no desahogan sus emociones a través de un comportamiento agresivo o revoltoso. Están encerrados en su propio pequeño mundo y es difícil comunicarse con ellos. A menudo estos niños son extremadamente sensibles y reaccionan intensamente a las energías discordantes que los rodean. Como es difícil imaginar cómo es ser tan sensible, sus límites son transgredidos fácilmente, y para sobrevivir emocionalmente ellos cierran su centro de los sentimientos. Este mecanismo de supervivencia generalmente es llamado “autismo”. Es una paradoja que los niños autistas sean llamados no empáticos (es decir, incapaces de ver desde la perspectiva de otra persona) porque ellos son extremadamente sensibles. Uno podría decir que para ellos es tan difícil sostenerse dentro de sus propios límites, que no pueden permitirse abrirse a los demás, expandir su conciencia de tal modo que incluya al otro. Ellos sienten que su mundo se desbarataría si lo hicieran así, y serían devorados por el caos. Por lo tanto el comportamiento no empático de los niños autistas proviene de una enorme susceptibilidad con respecto a la energía de los demás. Es tratando esta abrumadora sensibilidad que el niño autista busca protegerse y cerrarse emocionalmente. El comportamiento no empático o antisocial de los niños autistas es un mecanismo de supervivencia y no una característica esencial del alma.

Los niños que intentan resolver sus problemas de un modo extrovertido (rebeldía, agitación, falta de concentración) así como también los niños que buscan una solución introvertida (apartándose y cerrándose emocionalmente) comparten un número de rasgos comunes.

– Se sienten mal acogidos, no reconocidos o no apreciados realmente por quienes ellos son.

– No están firmemente establecidos o arraigados en sus cuerpos físicos. Ustedes pueden percibir esto literalmente en su aura la cual no suele estar totalmente conectada a la Tierra en la parte de abajo. Prácticamente esto significa que ellos carecen de una base emocional o ancla de seguridad interior desde la cual explorar el mundo de un modo relajado y abierto. Hay un básico “no sentirse cómodo” que hace que “sólo ser” de un modo despreocupado sea algo difícil para ellos.

– A causa de esto, ellos pueden mostrar síntomas y desórdenes físicos y/o reaccionar intensamente a ciertos alimentos o sustancias.

– A medida que crecen y se vuelven adolescentes, puede ser difícil para ellos encontrar su lugar en la sociedad (encontrando la forma adecuada de educación o trabajo que les venga bien a ellos).

Quiero decir algo más acerca de las formas en que estos niños y adolescentes pueden ser apoyados para sentirse más bienvenidos y encontrar los medios adecuados de expresión. Pero primero quiero destacar que es muy importante no pensar en términos de culpamientras hablamos acerca de las causas de los problemas que experimentan los nuevos niños. Los padres de estos niños a menudo hacen todo lo que pueden y cuidan de ellos. Un número de padres son muy conscientes de las cualidades especiales de sus niños y están cada vez más sintonizados intuitivamente con ellos. Por medio de su apertura y buena voluntad está teniendo lugar un enorme proceso de aprendizaje. Son estos padres quienes, junto con sus niños, pavimentarán el sendero en la sociedad y prepararán el camino para nuevas formas de tratar a sus niños.

La a veces dolorosa confrontación que los nuevos niños experimentan con la realidad de la Tierra ha sido elegida conscientemente. Ellos vienen a traer algo nuevo y ellos saben esto en su corazón. Esto pone sus dificultades en una nueva perspectiva. A nivel del alma, ellos toman responsabilidades por lo que encuentran en su vida; ellos aceptan las contrariedades y obstáculos. La sociedad no está “en contra de ellos”. La sociedad está dormida en muchos aspectos. Es el sueño de los viejos hábitos y la llegada de los nuevos niños es un llamado a despertar. Sí, ellos son un poco como ustedes, ¡¿pueden sentirlo?! La generación previa de trabajadores de la luz ha pasado por los mismos dilemas que estos niños, con la diferencia de que en esta época actual las cosas están ganando ímpetu y están llegando a un punto crítico. Los nuevos niños son tanto la causa como el efecto de esta aceleración.


Guiando a los nuevos niños

Al guiar a los nuevos niños, como padres, maestro o terapeuta, el punto de partida siempre es una conexión interior con esa realidad individual del niño. La base de toda ayuda verdadera es la buena voluntad de abrirse al modo en que el niño experimenta la vida y la habilidad de sintonizar con lo que esto les comunica verbalmente o no verbalmente. La cualidad más importante que uno puede poseer si uno quiere preparar a estos niños es la habilidad de escuchar y de estar abierto a algo nuevo.

Es menos pertinente el hecho de que ustedes tengan conocimientos o habilidades específicas. Esto incluso puede ser un obstáculo. Las teorías acerca de los niños (de la nueva era) a menudo parten de clasificaciones generales del comportamiento externo. Los síndromes y las diagnosis están basados en los síntomas que se observan externamente. Pero lo que está faltando aquí y lo que es vital para comunicarse exitosamente con estos niños es que haya una conexión interior con lo que el niño está experimentando: los sentimientos y las emociones que dan origen al comportamiento externo.

Para mirar a alguien de un modo abierto e imparcial, uno tiene que soltar las expectativas e ideas preconcebidas. Ustedes sólo pueden conectarse sinceramente con alguien más (quienquiera que sea) si primero liberan todo lo que piensan que saben acerca del otro. Sólo entonces hay espacio para estar presente en el ahora de un modo verdaderamente sensible e intuitivo. Ésta también es una manera hermosa de darle la bienvenida a alguien, porque ahora ustedes se están permitiendo ser tocados por su verdadera energía del alma.

Desde una actitud tan fundamentalmente abierta, la cual en esencia es sentir más que pensar, ustedes pueden entrar en una comunicación con la otra persona la cual es beneficiosa y enriquecedora para ambos. La interacción con el niño nunca es un tráfico en un solo sentido. Ambos en la relación en un cierto momento son el maestro y en otro son el estudiante. Esto es lo que caracteriza a todas las relaciones espirituales significativas.

Cuando la relación entre el guía y el niño está definida de un modo tan claro y transparente, hay muchas posibilidades para ayudar al niño en su desarrollo. Yo voy a indicar algunas formas de un modo general, lo cual no pretende ser completo sino más bien señalar hacia una cierta dirección general.

–  Apreciación positiva de sus cualidades únicas (las cuales los hacen “diferentes”)

Ayúdenles a recordar quiénes son. Ayúdenles a comprender que su alta sensibilidad e idealismo pertenecen a las cualidades más hermosas que ellos poseen. Permítanles expresarse claramente en lo que respecta a sentirse “diferente” y aliéntenlos a descubrir cómo estas cualidades enriquecen y contribuyen al mundo. Encuentren modos creativos de expresar su (elevada) sensibilidad de modo que ellos puedan experimentar alegría en eso. Reúnanlos y permítanles intercambiar experiencias y compartir sus energías.

– Desarrollo intuitivo

Ejercitar sus habilidades intuitivas de un modo recreativo, ayudándoles a conectarse con su cuerpo y con sus emociones, refuerza el conocimiento de sí mismo. Arraigarse, conocer sus límites desde adentro y usar su intuición para descubrir qué es bueno para ustedes, son habilidades que estos niños sensitivos pueden aprender fácilmente cuando son jóvenes y espontáneos. Cuando son más grandes, pueden sentirse más inhibidos con respecto a su tendencia natural a sentir, a imaginar y a fantasear. Si ése es el caso, es importante primero ayudarles a volverse conscientes de las emociones o creencias limitantes que bloquean el flujo de su intuición. Si hay problemas en cuanto a esto, casi siempre el flujo de energía en los tres chakras inferiores se ha bloqueado. Hay miedos, frustraciones y decepciones en estos niños como resultado de lo cual ellos pueden sentirse inseguros, deprimidos o incluso querer morir.

– Respeten su madurez como un alma

Sepan que su alta sensibilidad y el “ser diferentes” ha sido una elección consciente de su parte y confíen en sus capacidades inherentes para resolver sus problemas. No los traten como víctimas. Recurran a sus dones y talentos y, tanto como sea posible, déjenles encontrar sus propias respuestas y soluciones. Aliéntenlos a entrar en contacto con su pasión e inspiración y ayúdenles a descubrir cómo expresar y manifestar su energía inspirante en la Tierra de un modo práctico.

– Hagan lugar para la expresión

La energía de los nuevos niños o adolescentes puede ser tan etérea e idealista que puede parecer intangible. Para estos niños es importante expresarse en forma material. Esto puede ser una forma creativa tal como pintar o hacer música, o puede ser a través de deportes o juegos. Lo que importa es que ellos sepan cómo arraigar su energía y hacerla visible a los demás. De ese modo ellos canalizan su energía hacia la Tierra. En todas estas cosas, el punto de partida sería que ellos disfruten expresándose en forma material. Cuando sean incentivados a explorar y a experimentar libremente, ellos encontrarán por su cuenta las formas que a ellos les satisfacen.

– Medicina alternativa

Las formas de tratamiento benignas, holísticas tales como lecturas, sanación y medicina alternativa pueden ser muy útiles en tratar los síntomas físicos en estos niños los cuales están relacionados a su energía total y condición psicológica. Como ellos son tan sensibles a la energía, estos niños responden fácilmente a formas de tratamiento que están enfocadas en primer lugar en el nivel energético (la psiquis) y sólo en segundo lugar en el cuerpo. No obstante también es importante aquí que uno no elija un tratamiento o medicina basado solamente en síntomas externos sino que uno haga una conexión interior con la situación única de un niño particular. Como padres o como terapeutas uno puede preguntarle al niño a un nivel interior si el tratamiento es beneficioso para él. Y una vez que haya crecido lo suficiente, él mismo puede involucrarse en la elección.

– Educación

Las formas iluminadas de educación toman al niño y a su mundo interior como su punto de partida. En el pasado, el conocimiento a menudo ha sido “volcado dentro” de los niños en un esquema de arriba hacia abajo. Ellos eran considerados ser recipientes vacíos que necesitaban ser llenados con conocimiento y habilidades útiles. Sin embargo, si uno considera al niño como un alma madura con sus propios intereses y propósitos, la educación asume una forma muy diferente. El desafío no es tanto comprender algo de la nada, sino despertar y liberar algo que ya está presente dentro del niño: su energía natural del alma que quiere manifestarse y expresarse en el mundo material. Hay una tendencia natural en el niño a querer aprender, a explorar y a descubrir sobre del mundo. Es sólo cuando ellos son forzados sistemáticamente a asimilar conocimiento que no se relaciona con el modo en que ellos experimentan las cosas que ellos se vuelven reacios y mal dispuestos a aprender. Preservar y trabajar con el anhelo natural de un niño a aprender es la base de la nueva educación. Con este enfoque el rol de un maestro es muy diferente. Lo que se les pide a ellos ante todo es estar presente con el niño de un modo abierto e intuitivo. El maestro parte de la premisa de que uno puede confiar en las habilidades naturales y únicas de cada niño. Ellos permiten que el niño enseñe el camino, apoyándolo al proporcionarle el conocimiento y los materiales que él necesita para lograr sus objetivos.

Tratando el sufrimiento de su niño

Cuando ustedes son los padres de un niño sensitivo y notan las penurias por las que tiene que pasar al tratar con el mundo, ustedes entrañablemente quieren protegerlo o salvarlo del daño. Inadvertidamente, ustedes pueden llegar a ver al mundo externo como el enemigo y a su niño como la víctima vulnerable. Pueden temer y preguntarse si su niño alguna vez lo hará sin ustedes. Ver sufrir a su niño puede echarlos atrás a sus propios miedos, penas y decepciones más profundas. No obstante, la presencia de este niño particular en su vida siempre tiene una lógica oculta. Hay un significado más profundo con un intento positivo. Un modo de revelar esa lógica y significado es mirar al niño con ojos diferentes. No verlo como un ser pequeño y desvalido sino como un maestro – un ángel si quieren – quien ha venido a traerles un mensaje. Yo los invito a que me acompañen en la siguiente meditación. Si ustedes no tienen un niño, simplemente pueden invitar a un niño imaginario a que venga a ustedes.

Imaginen que están caminando por un jardín encantador. Abran su corazón a este mundo de paz y serenidad y dejen que su mirada ronde alrededor. Hay muchas plantas y flores en el jardín. Sientan el ritmo de las estaciones, ciclos en el tiempo que alternan suavemente y lentamente por sí mismos.

Ahora miran a un costado y ven que un niño va caminando a su lado. Tomen el primer niño o niña que surja en su imaginación. Silenciosamente él toma su mano y caminan juntos por el jardín, asimilando la belleza de la naturaleza.

Luego de un tiempo ven un lugar tentador donde sentarse, puede ser un pequeño banco o un lugar abierto en el terreno. Los dos se sientan. Ahora observan más detenidamente al niño. Vean su pequeño rostro y mírenlo profundamente a los ojos. Luego de un tiempo ustedes ven que está teniendo lugar una transformación. Lentamente la cara del niño cambia a la de un ángel. Ustedes ven cómo el niño adquiere un resplandor brillante y se vuelve más etéreo, perteneciendo a un mundo diferente. Tal vez noten colores rodeando al ángel-niño.

Calladamente observan a este ángel y están admirados por su apariencia. Ustedes sienten que se vuelven más pequeños, como un niño otra vez. Liberen por un momento la carga de ser un adulto y sientan otra vez esa sensación de maravilla que es tan natural para un niño. Con grandes ojos ustedes observan a ese ángel magnífico que los mira y luego sienten que él (o ella) quiere decirles algo. Él hace esto primero transmitiéndoles una energía a través de sus ojos. Ustedes asimilan esa energía y sienten su esencia.

Luego le hacen una pregunta al ángel. “¿Por qué viniste a la Tierra?” ustedes preguntan, “¿Cuál es el regalo que traes?” Dejen que el ángel hable. No tienen que ser palabras – él también puede hablar a través de los sentimientos. Luego de repente ustedes saben, sin palabras o imágenes intermedias.

Cuando hayan recibido la respuesta, hágansela saber al ángel y pregunten: “¿Qué es lo mejor que yo puedo hacer por ti? ¿Cuál es el mejor modo de ayudarte en tu misión, en tus esfuerzos?”

Dejen que el ángel-niño les cuente, en palabras o en sentimientos.

Luego díganle adiós mientras sienten que una conexión permanente se ha establecido entre ustedes de corazón a corazón.

A menudo, lo que el niño más necesita de ustedes es aquello que también los ayuda a ustedes. El rasgo de carácter o energía que más se necesita para sostener al niño con frecuencia es exactamente el rasgo de carácter o energía que ustedes a nivel del alma desean desarrollar y conocer a fondo por ustedes mismos. Déjenos darles algunos ejemplos.

Puede ser el caso que ustedes tengan un niño introvertido que esconde sus sentimientos y con quien es difícil comunicarse. Lo que esto les pide a ustedes es que aprendan a sintonizarse intuitivamente con él, a ser pacientes, y a estar dispuestos a observar sus propios sentimientos en profundidad. Esto ayuda al niño. Muy a menudo, desarrollar las cualidades que ayudan al niño es exactamente apropiado para ustedes también, en cuanto a su propio desarrollo interior. Tal vez ustedes sean alguien quien tiene marcadas creencias acerca de un montón de cosas, o alguien quien es muy práctico y eficiente, y nunca ha explorado mucho el reino de la emoción y el sentimiento. Su niño lo invita a recuperar ese equilibrio. Entonces aunque superficialmente el niño sólo parece presentarse con un problema, hay un significado más profundo oculto dentro del problema: el desafío para ustedes es desarrollar ciertas cualidades que encajan muy bien en su propio camino específico de crecimiento interior.

Otra posibilidad es que ustedes tengan un niño muy vivaz y de voluntad recia quien fácilmente cruza sus límites y los fuerza a levantar la voz e indicar claramente lo que ustedes aceptan o no. Este niño frecuentemente puede hacerlos enfadar y por momentos pueden sentirse abrumados por su presencia. Lo que este niño les pide es que ustedes se aclaren cuáles son sus límites, de modo que puedan comunicar sus necesidades y deseos de un modo firme y autoconsciente. Si hay mucha pugna entre ustedes, esto generalmente indica que aún no se han decidido acerca de lo que toleran o no. Su niño los invita a definir claramente su propio espacio y a determinar dónde están parados en la relación con él – y esto también suele echar luz sobre todas sus otras relaciones. El comportamiento del niño (y su relación con él) magnifica un problema que ya estaba ahí. Muy probablemente ustedes ya tenían un problema con ponerse firmes antes de que su niño naciera. Ahora el niño les pide que se vuelvan verdaderamente conscientes de quiénes son y que se sostengan por sí mismos, y esto es precisamente lo que ustedes necesitan en su propio camino de desarrollo interior.

Cuando ustedes desarrollan las cualidades que ayudan al niño, están ayudando a ambos. Por su comprensión, amor, independencia y conocimiento de sí mismo añadido, ustedes pueden llegar a ser un modelo del rol para el niño, un faro de luz. De esa manera, en un proceso de crecimiento y de sanación mutuamente inspirante, una nueva energía está naciendo en la Tierra. Una antorcha de luz está pasando de generación en generación, y está resplandeciendo cada vez más brillantemente.

Nosotros los alabamos por su dedicación, amor y compromiso. Deseamos que experimenten alegría y diversión en este viaje de exploración que ustedes y los nuevos niños están emprendiendo. Esperamos que tengan compasión por ellos pero especialmente por ustedes mismos ya que seguramente cometerán errores (recuerden que los errores siempre son las herramientas de aprendizaje más importantes). Confiamos en que su antorcha continuará ardiendo y que diseminará muchas chispas a quienes porten la antorcha después de ustedes. Pero hagan lo que hagan, ya sea que experimenten alegría o desesperación, ya sea que tengan compasión o sean prejuiciosos, así sean abiertos y confiados o desanimados y deprimidos, nosotros los amamos y seguiremos ofreciéndoles nuestro apoyo y aliento. Son bienvenidos. Siempre.


Preguntas y respuestas

Luego de la canalización, hubo espacio para preguntas y respuestas. Algunas de ellas han sido listadas aquí.

¿Qué puedo hacer por mi hija autista que tiene seis años?

Primero quiero decir que tú amas a tu hija inmensamente y que tu amor es muy palpable para ella. Con esto, ya se ha dicho lo más importante. Tu amor la cubre en un abrazo constante, silencioso. Eso no elimina el problema que ella tiene, y las dificultades que tú experimentas con relación a ella, pero es el prerrequisito para que las cosas funcionen en sus vidas. Entonces siente eso por ti misma por un momento, siente tu integridad y la sinceridad de tu amor: éste es el regalo más precioso que uno puede concederle a un niño.

Es comprensible que te sientas vacilante, incluso desesperada por momentos, pero en el centro hay un profundo amor que las une a las dos. Si las cosas no están yendo como tú las planeaste o esperabas, entonces ni tú ni ella deberían ser culpadas. Hay algo por lo que ella desea pasar y con lo cual quiere tratar en su vida, una razón especial por la que ella tiene este problema particular. Es su intención estar aquí en la Tierra de un modo muy puro. Ella lleva una energía muy pura e inteligente dentro de ella, que tocará a muchas personas. Pero se requiere mucha paciencia, de parte tuya y de ella, para hacer que esta energía baje a la Tierra intacta. Ella ha elegido – es complicado ponerlo en palabras exactamente – traer una energía pura y evolucionada a la Tierra y estar relativamente desprotegida en esto. Entonces su energía no está a tono con la realidad energética de la Tierra y ella necesita un traductor, alguien quien le ayude a hacer la traducción a la realidad de la Tierra. Ella eligió conscientemente esta relativa desprotección y elevada sensibilidad porque de ese modo la vibración que ella trae dentro puede permanecer a un alto nivel.

Uno podría decirlo de este modo (estoy hablando de un modo más general ahora). Si ustedes tienen un “niño normal”, en el sentido de que se adapta fácilmente a las expectativas del mundo externo, el niño se olvidará más fácilmente de sí mismo, es decir, perderá contacto con su energía del alma original. Va a ser influenciado más fácilmente por las demandas y estándares de la sociedad e incluso los padres más sensibles e iluminados no pueden prevenir eso. Los niños con alteraciones del comportamiento tales como el autismo no se adaptan tan fácilmente. Pero debido a eso, la energía del alma del niño se percibe más fácilmente; no se mueve por decirlo así. Las personas que rodean a este niño tendrán que adaptarse en lugar de ser lo contrario. Esta situación suele ser muy difícil para los padres, para los maestros o para los doctores. Pero hay un tesoro oculto en el problema. El “ser diferente” del niño desafía al entorno a encontrar nuevas formas de comunicarse, a reflexionar sobre conjeturas que antes parecían evidentes y a estar realmente abierto a la realidad interior del niño.

Lo que se te pide a ti en el vínculo con tu hija es especialmente tener confianza en esta niña y sintonizarte a sus necesidades. ¡Tú haces esto muy bien! Tienes un montón de espacio interior en tu ser. Confía en que tu niña ha elegido su camino de vida, que ella ha trazado ciertos acontecimientos importantes en su vida y que los eligió a ustedes como sus padres, de modo que juntos pudieran permitirle a ella hacer brillar su Luz en la Tierra. Están haciendo un excelente trabajo.

Acotaciones adicionales de Pamela: luego de la sesión hice para la madre una corta lectura intuitiva de esta niña, basándome en una foto. Esto mostró que su autismo estaba relacionado con una experiencia de vida pasada. Ésta es una transcripción literal de la lectura:

Veo una gran cantidad de energía celeste sobre su cabeza en forma de piedras transparentes brillantes que están unidas en un óvalo vertical sobre el chakra de la corona. Ahí hay una energía de alta vibración; contiene una profunda comprensión de la vida y de la psiquis humana. Siento que ella una vez vivió en la Tierra y tuvo una experiencia intensamente espiritual o clarividente durante la cual sintió que mucha perspicacia vino a ella, como una aparición divina. Como resultado de eso, el comportamiento y las intenciones de las personas que la rodeaban se volvieron transparentes para ella, incluyendo los silenciosos juegos de poder que tenían lugar en su comunidad. Pero era difícil para ella integrar ese conocimiento en su experiencia cotidiana. Yo siento que ella se enfermó, que se puso mal tanto a nivel del cuerpo como a nivel psicológico. Ella no pudo expresar su verdad, porque su entorno no habría comprendido, no lo habría captado. Esto la hizo sentir muy ansiosa; ella tenía el sentimiento de que poseía un conocimiento que podía ayudar a las demás personas y prevenirles de sufrir, y aún así fue imposible hablar acerca de eso porque habría sido encerrada. Mi impresión es que ella no pudo resolver este dilema durante esa vida y que se descompuso debido al estrés emocional y a los problemas físicos que fueron el resultado de no poder integrar esa conciencia elevada en su ser físico. Ella se cerró emocionalmente y esto tuvo un efecto sobre su garganta (expresión de la personalidad), su corazón (conexión con los demás) y en los tres chakras inferiores (sentirse segura y querida).

Ahora (en el presente) este conocimiento superior (el óvalo celeste) está pendiendo sobre su cabeza, delicado y puro, y es su intención para esta vida integrarlo a su realidad física y emocional de la Tierra. Yo siento intensamente que ésa es la razón por la cual vino a ti (su madre). Tú también llevas algo de esa energía azul (la cualidad de la conciencia superior) en tu campo áurico, así que hay una conexión natural con ella. Tú también tienes rojo en tu aura cerca de los chakras inferiores lo cual muestra que eres capaz de defender tu verdad, aunque por momentos ha sido difícil para ti. Mi sentimiento es que tu presencia de por sí tiene una influencia sanadora en tu hija. Eso es maravilloso. Ella quiere sanarse en esta vida, paso a paso. Ustedes como sus padres son una parte de la solución, no una parte del problema.

Mis dos hijos son altamente sensibles, pero de formas muy diferentes y por lo tanto ellos pelean y discuten todo el tiempo. Para mí es muy penoso observar esto. Yo también me encuentro a mí misma peleando y discutiendo con ellos, mientras que en realidad yo soy una persona que necesita paz y armonía a su alrededor. ¿Cómo trato esto?

Es muy importante para ti defender tu propia verdad, seguir tus sentimientos básicos y establecer límites claros en la relación con los demás. Tu conciencia se desliza fácilmente hacia los dos chakras superiores (el tercer ojo y la corona), desde los cuales te sintonizas con las emociones de las otras personas y comprendes sus razones. Pero tú pierdes la conexión con los chakra base en el área de tu abdomen, los cuales te dicen lo que tú sientes, lo que tú necesitas y qué es lo que tú quieres. Pierdes contacto con tu propia niña interior (el foco de las emociones) y te desarraigas.

Tú misma eres muy sensible y tu sensibilidad contiene mucha empatía y la habilidad de llegar a los demás. Tienes el deseo de estar conectada, de estar junto a los demás, pero en esto a menudo te vendes al descubierto. Es importante para ti tomar seriamente tus propias emociones de ira y de resistencia y permitir que tenga lugar un cambio de energía dentro de ti de modo que se recupere el equilibrio entre dar y recibir.

La lucha en la que tú misma te encuentras con tus hijos está ahí por una razón. Te desafía a que aclares tus límites y que exijas respeto por parte de ellos. A menudo, éste es un problema para los padres que son muy sensibles y que quieren comprender a sus niños y no dañarlos. En el rol de padres ellos suelen perder su equilibrio porque reprimen sus propias emociones y pierden la huella de su propio niño interior. Deberías volverte más firme y “egoísta” en la relación con tus hijos.

Al volverte más firme y consciente de ti misma, tú serás capaz de darles un ejemplo a tus hijos y de mostrarles cómo es ser una persona tanto altamente sensible como confiada en sí misma. Al encarnar esta energía de equilibrio, tú les estás enseñando a ellos más de lo que las palabras pueden hacerlo.

Los niños pescan tu energía, los tonos de sentimiento de quién eres, especialmente los niños sensitivos. Entonces permítete algo de espacio para expresarte y verás que eso te hará estar más arraigada y te dará la verdadera paz y armonía que estás buscando.

¿Cómo me doy cuenta de mi intención y deseo de trabajar con los niños? Me siento inspirada a trabajar con los niños del modo en que tú lo describes pero al mismo tiempo me siento inhibida por mis miedos a fallar y mi duda de que “nadie ahí afuera está esperándome”. Una y otra vez, soy “interrumpida” en mi flujo hacia el exterior de mi expresión por mi inseguridad. ¿Cómo trato esto?

Dentro de ti hay un anhelo auténtico que proviene de tu alma. Es importante apreciar ese anhelo y tratarlo de manera tierna y cuidadosa. Aparte de entusiasmo, este anhelo también despierta miedo dentro de ti. Trae a la superficie una vieja herida, la cual vuelve atrás a tu infancia y más allá, a vidas previas, en las cuales fuiste rechazada por las cualidades específicas que ahora tú quieres expresar una vez más. La experiencia de rechazo (violento) ha dejado un trauma en tu alma. Este trauma ahora te hace resistir y vacilar mientras otra parte tuya quiere manifestar nuevamente tu verdadera energía del alma. Comprender y aceptar esta herencia es el primer paso crucial hacia tu sanación. Siendo impaciente contigo misma y juzgando tus miedos e inseguridad, niegas el dolor en ti que quiere ser reconocido y ser traído a tu conciencia.

Tómate tu tiempo para sanar a la niña interior herida. Tu entusiasmo señala la dirección correcta pero también te puede poner intranquila, ya que estás tratando de superar tus heridas internas muy rápidamente. Recuerda que esencialmente, éste proceso en el que tú estás no tiene que ver con tu manifestación en el mundo externo. Se trata de tu sanación. El primer propósito de cualquier alma encarnada en la Tierra es la auto realización: amarte y aceptarte como eres y experimentar la intensa liberación que viene de esto. Ésa es la base de toda energía espiritual verdaderamente creativa. Una vez que esto está dispuesto, el flujo de manifestación externo viene fácilmente y sin esfuerzo.

El hecho de que tú quieras vivir y ser en el mundo desde tu corazón, muestra que estás preparada para ir a la esencia del miedo y de la oscuridad que aún están en ti.  El anhelo de expresar tu propia energía del alma en la Tierra siempre viene en el momento en que estás lista para un nivel profundo de autosanación. A medida que te preparas para expresar tu inspiración del corazón en la Tierra, más que nunca soltarás tu pasado, tu educación y las relaciones que ya no te nutren. Conectar con tu alma crea un montón de movimiento en tu vida y puede parecer como si estuvieras dando un paso atrás antes de que tu energía espiritual pueda alcanzar una forma material. Ocurren cambios en tu vida y las cosas pueden incluso volverse caóticas y desordenadas por un tiempo. Esto es precisamente como debería ser. No dudes de ti misma cuando el proceso de manifestar tus deseos del alma venga con sacudidas y golpes a lo largo del camino. Son estas sacudidas y golpes lo que hace que te des cuenta de quién eres realmente y qué es lo que tienes para ofrecer a los demás. Pasar por el miedo y la inseguridad, afrontarlos y aceptar su presencia, hace que todos ustedes sean las personas más amorosas y compasivas con los demás. A medida que dejas de juzgarte, y aceptas verdaderamente quién eres en este momento, te vuelves más sabia. Comprendes que realmente se trata de ti y no de los demás. Y en ese momento los demás comenzarán a venir a ti. Ellos verán algo en ti que los inspira. Las oportunidades para manifestar tu inspiración del alma vendrán fácilmente. Tú estás preparada y tú lo sabrás.


 © Pamela Kribbe

www.jeshua.net

Traducción: Sandra Gusella


ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
9 comentarios
  1. User comments

    Una buena lección para mi.

    Os estoy muy agradecida, tanto a Jeshua como a Pamela Kribbe.

    Un saludo a todos, Encarna desde Barcelona.

  2. User comments

    Aquì en mì paìs he visto ultimamente movimientos de jovenes que se autodenominan o los denominan (Emos). Por emotivos. entiendo yo que asì les llaman . Me da mucha tristeza que algunos de ellos se suicidan. Yo quisiera ayudarles como podrìa hacerlo, pero a veces me siento con miedo.Son estos jovenes de la nueva era.

    Gracias

  3. User comments

    Gracias amados por darle más Luz a nuestro camino.

  4. User comments

    Quiero agradecer la grata iluminación que nos dan para ayudar a todos los niños de esta nueva era. En verdad para trabajar con niños es necesario conocer todos sus procesos de crecimientos tanto físico como psíquicos; pero el crecimiento espiritual raras o mejor dicho nunca se esudia en ninguna universidad. Por lo tanto solo en estas preciosas páginas se pueden obtener este tipo de información tan valiosa. Seguiré de cerca todas estas enseñanzas con el único objeto de ponerla en práctica, hasta donde me sea posible. GRACIAS!!!

  5. User comments

    Soy docente y trato de guiar a mis niñ@s por el sendero espiritual, creo firmemente que el amor es la meta. Mi Divino Maestro Jesús, Tú eres mi guía; pero algunas veves no estoy segura de llevar a mis niñ@s por el camino correcto hacía la Luz. Gracias por las valiosas enseñanzas que he encontrado en este mensaje.

    Martha

  6. User comments

    Tengo dos niñas de 7 y 4 son muy especiales las dos, siendo la primera mas espiritual que la pequeña. Son todo lo que tengo, ya que mi pareja fallecio hace tres (3) años. No tengo pareja actualmente, ( sigo esperando a ese ser especial) y estoy un poco complicada porque vivo con mis padres, mi madre las cuida cuando yo estoy en el trabajo y tiene una manera de ver las cosas y cuando llego yo mis reglas no funcionan con ellas y hay diferencias y discuciones. Como puedo hacer para modificar la situacion, momentaneamente, ya que no tengo otro lugar para ir a vivir?

  7. User comments

    La historia de Jaca ha estado estrechamente ligada a la Historia del Reino de Aragón.

  8. User comments
    Virginia García López

    muy interesante .¿ me lo pueds enviar a mi correo? te agradezco

  9. User comments
    Virginia García López

    interesante si me lo mandas a mi correo te lo agradezco

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend