Activación del Rayo dorado, Nueva Frecuencia

David Trias

Después del Rayo Azul pasamos a la activación del Rayo Dorado.

La manera de percibir las llamas es desde un sentido de igualdad. No podemos valorar a unas por encima de las otras ya que cada una mantiene líneas de trabajo y evolución con unas características generales que se comparten entre ellas y otras muy concretas, con unas cualidades muy específicas que se complementan con las características concretas de los otros rayos.

En las coincidentes se crea, se mantiene y evoluciona el campo energético de la unidad.

Otras coinciden solo entre un mínimo de dos, pudiendo ser 3, 4, 5… en estos casos también nos encontramos con campos energéticos concretos y resultantes de esa interacción y del trabajo evolutivo que esa interacción da como resultado.

Para trabajar esos campos, una vez finalizado el proceso de conexión con los siete rayos básicos, se puede practicar con la interacción entre dos rayos para ver y sentir en primera persona el resultado de cada fusión. Sin ordenar pero si, hablando por camino recorrido o en transcurso de recorrer; personalmente cojo la opción de realizar unos días con cada rayo para después, trabajar durante una semana los siete.

Dejar un período de cuarentena para integrar y no mezclar procesos. Y después jugar con las mezclas de rayos de luz para experimentar, sentir e ir descubriendo unas nuevas frecuencias.

Cuando integramos las primeras siete llamas, y practicamos con sus diferentes opciones, desde el amor incondicional, sin prisas por crecer y disfrutando el camino, entonces podremos plantearnos conocer los otros cinco rayos que están estableciendo contacto con los rayos de trabajo ahí en las tierras.

El objetivo no es llegar, es andar y ralentizar el tiempo durante ese andar para sentir e integrar cada espacio/tiempo por el que pasemos.

Escuchamos la oración de llama dorada para situarnos en la frecuencia de trabajo con ella y desde esa frecuencia recibir y compartir mejor el conocimiento que nos està resonando.

Trabajamos el uso correcto de las palabras, su formación ya sea hablada o silenciosa nos reflejan en qué estado nos encontramos y a partir de ese instante podemos variar su uso a un acto consciente y así modificar nuestra posición frecuencial.

Te propongo un ejercicio rápido y simple, cierra los ojos y dite a ti mismo lo tonto que eres, lo difícil que resulta conseguir cualquier cosa y que cada intento es un fracaso. Respira y observa cómo se siente tu ser y que emociones has movido con esas palabras.

Ahora date un minuto de reflexión y cierra de nuevo los ojos pero dite a ti mismo la cantidad de inteligencias que tienes, no hay fracasos sino aprendizajes y es fácil cuando sentimos que es fácil. De nuevo, respira y observa cómo se siente tu ser y que emociones has movido  con esas palabras.

Se sincero contigo y experimenta el ejercicio conscientemente sabiendo que es parte un aprendizaje con el que sentiràs como y cuanto las palabras te afectan en tu dia a dia.

Como lo puedes comprobar tú mismo, no hace falta que te digamos nada, ¿verdad?

El uso erróneo de las palabras genera posiciones y creencias para uno mismo. Aprender el uso consciente desplaza esas posiciones y las creencias.ulo del cajetin

No hay prisa para escoger las palabras, aunque nos hayan querido educar así. Recojamos nuestras emociones en las palabras y las que nos llegan desde el bombardeo contante de desinformación que se utiliza para que las personas se acostumbren a utilizar las palabras desde la densidad y no desde la ligereza.

Decido aquí y ahora elevar la vibración consciente y el uso no gratuito de las palabras. Elijo mis palabras y no las de los centros de manipulación.

Escojo comunicarme desde el corazón a través del rayo de la iluminación y sabiduría. El rayo amarillo.

La crítica y el juicio no vienen de la sabiduría, no sabemos más que lo que podemos ver y nos faltan muchos datos para saber las circunstancias de cada caso para juzgarlo o criticarlo. La emoción que acompaña a este proceso genera una activación en unos espacios más densos y que nos quedemos generando movimiento allí.  Escoge comunicarte desde el corazón.

Cuando nos movemos por las frecuencias de la luz, la espiritualidad no se considera un premio basada en reglas y más reglas que pueden impedir el crecimiento del ser. Las reglas vienen impuestas por organizaciones terrenales para evitar tu crecimiento, para desviar tu energía y atención e ir debilitando tu conexión con tu ser.

Recupera toda esa energía que has decidido ceder como aprendizaje y despierta a tu ser creador en su interior.

Has sido entretenido y mantenido en el miedo, el dolor y por lo tanto en la vibración de las limitaciones donde realmente no perteneces.

Todas esas creencia que no te sirven y te mantienen alejado las puedes abandonar, aquí y ahora.

templo dorado activación del rayo dorado ID153671 - hermandadblanca.org

Nadie te puede forzar a mantenerte en esa vibración. Invoca la llama dorada para reestablecer tu presencia y tu decisión desde la luz.

No estás en la tercera dimensión, tu punto de partida ha sido desplazado para que no trabajes desde tu máxima expresión. Estás en la cuarta dimensión, caminando hacia la quinta y muy posiblemente, cuando te llegue este trabajo, camino de la sexta.

Este rayo equilibra todos nuestros cuerpos y profundiza en el trabajo de la sabiduría y el conocimiento.

En esta frecuencia en que se establecen ahora los rayos, son el resultado de un salto que se ha producido gracias al trabajo constante de muchos seres de luz que trabajan desde el corazón, evolucionando conjuntamente.

Trabaja desde la misma emoción para sentir como se impregna tu ser y libérate de toda densidad, acompañándola también a su crecimiento desde la rendición propia hacia uno mismo con su camino.

20170301 rosa id122982 mensaje de ziimere de la luz dorada canalizado por marlene swetlishoff rayo dorado - Mensaje de Ziimere de la Luz Dorada, Canalizado por Marlene Swetlishoff - hermandadblanca.org

Donde hay ofensa, pongo perdón. Donde hay odio, pongo amor. Donde hay duda, pongo fe. Donde hay error, pongo aprendizaje. Donde este, pongo luz.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx