Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » Andrew Weil: "La medicina integrada es el futuro"

Andrew Weil: "La medicina integrada es el futuro"

El doctor Weil no aprecia ninguna contradicción entre la medicina científica y la medicina natural.

“Existe algo que permanece inmutable más allá de la muerte”.

 
weil90
 
 

Andrew Weil es uno de los médicos naturistas más celebres del mundo. Sus libros se traducen a multitud de lenguas y se venden por millones. Entre sus títulos de más éxito se encuentran La mente natural (Obelisco, 2005), ¿Sabemos comer? (Urano, 2001), Elige tu propia medicina (Urano, 1999) yLas fuentes de la eterna juventud (Ed. Temas de Hoy, 2006). Su última obra es Spontaneus Happiness (2011), que todavía no se ha traducido al español.

Además de su trabajo como divulgador, ha llevado las medicinas naturales a la Universidad. Es director del Centro de Medicina Integrativa en la Universidad de Arizona. Weil describe la “medicina integrativa” como aquella que tiene en cuenta la persona en su totalidad (cuerpo, mente y espíritu) y combina los tratamientos convencionales con los naturales y alternativos.

 

LA NATURALEZA HACE FELIZ


En su último libro, el doctor Weil sugiere que el modo de vida urbano, rodeado de tecnología y alejado de la naturaleza, es una de las principales causas de estrés, depresión e infelicidad en definitiva. El organismo humano no está preparado para este tipo de vida.

Weil recomienda practicar ejercicio físico de tipo aeróbico siempre que se pueda, dormir las horas necesarias, pasar más tiempo al aire libre y al sol, comer más pescado graso, relacionarse más con otras personas y no caer en la trampa de los pensamiento negativos.

En sus libros ofrece muchas recomendaciones, pero a menudo el ejemplo del autor resulta muy útil. ¿Qué dieta sigue y qué suplementos toma?
Para mí el modelo es básicamente la dieta mediterránea. Esto quiere decir una alimentación a base de muchas frutas y hortalizas, poca carne, pescado por sus ácidos grasos sanos y un poco de vino. Lo más importante es no consumir demasiados alimentos refinados, que son la cosa más dañina en la dieta que actualmente sigue la mayoría de la gente. En los países más desarrollados es lo más terrible. En Estados Unidos casi no se come otra cosa, fast food y todo eso. 

¿Tiene algún alimento fetiche, uno que nunca falta en su despensa?
Sí, el pescado. Sardinas, salmón silvestre, anchoas y otros pescados con ácidos grasos omega-3, que precisamente se consumen mucho en España. Con el atún hay un problema, el contenido en mercurio, porque lo acumulan de los peces que ellos comen.

Y también recomienda tomar entre 10 y 16 suplementos nutritivos…
No es exactamente así. Son 4 o 5, pero uno de ellos es un multivitaminas y multivitaminerales. Los suplementos no son sustitutos de una dieta nutritiva. Sólo deben tomarse para asegurarse de que no hay una deficiencia de nutrientes.

Desde Europa nos parece que los americanos quizá tienen una afición exagerada a las pastillas.
Lo sé (risas). Sé que hay esa gente que se toma 20 o 30 pastillas diariamente, pero no es necesario.

Existe una polémica sobre la seguridad de los suplementos.
Un buen multivitaminas y multiminerales sí es seguro. Quizá las dosis altas de nutrientes concretos necesiten un control médico, pero el problema de fondo es que los médicos no aprenden nada a cerca de la prevención y el tratamiento con nutrientes en la universidad. No saben casi nada de alimentación. En los hospitales de Estados Unidos es escandaloso. El 22% tiene servicio de “fast food” para los pacientes. Y además son una fuente de ingresos para los hospitales. Es increíble. Es una de las cosas que precisamente estamos intentando cambiar desde el departamento de medicina integrativa que dirijo en la Universidad de Arizona.  

Además recomienda hacer ejercicio, descansar, cuidar las relaciones personales y no dejar de aprender.
Exacto. Y lo mejor es que no cuesta casi nada. Se puede aprender a cambiar los pensamientos para hacerlos positivos. No podemos controlar lo que pasa pero podemos controlar nuestras reacciones ante lo que pasa. El envejecimiento conlleva algunos cambios que pueden no ser positivos, pero se puede aprender a aceptarlos.

¿Cuándo debemos empezar a cuidarnos?
Cuanto antes mejor (risas). El envejecimiento no comienza cuando cumples 50 años. Empieza en el momento del nacimiento… o antes.

Los médicos no aprenden nada a cerca de la prevención y el tratamiento con nutrientes en la universidad

¿Los ancianos centenarios que conoció en Okinawa se preocupaban por su salud, por su dieta?
En absoluto, nada. Eran felices y no me parecieron preocupados. Simplemente vivían según sus costumbres. En mis libros anteriores he escrito mucho sobre el poder de curación natural que existe dentro de todos nosotros. Teniendo más fe en este poder no hace falta preocuparse por la salud. 

¿La preocupación por la salud del cuerpo no oculta que nos despreocupamos de la salud espiritual?
Sí, pero es difícil hablar sobre eso. Para mi la salud espiritual es muy importante, por eso he ofrecido algunas recomendaciones para aumentar el poder espiritual. Por ejemplo, rodearse de flores, escuchar música, pasar más tiempo con amigos que tengan una actitud positiva y optimista.. Todo eso aumenta la fuerza espiritual.

 

Andrew Weil: “La medicina integrada es el futuro”

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend