Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Djwhal Khul » El quinto reino. El reino de Dios por Djwal Khul.

El quinto reino. El reino de Dios por Djwal Khul.

Devas y elementales 001Para la emergente teoría de los sistemas vivos, la mente no es una cosa sino un proceso: es cognición, el proceso del conocimiento que se identifica con el proceso mismo de la vida.  La cognición está inextricablemente unida a la creatividad: la autopoiesis. Todos los sistemas vivos son redes de componentes más pequeños; la trama de la vida como un todo es una estructura multinivel de sistemas vivos que anidan en el interior de otros: redes dentro de redes. (1)

(2) Un acto creador es siempre el resultado de la inspiración captada, reconocida por lo que es, desarrollada por el aspecto forma, comprendida y fomentada por el cerebro y el corazón del hombre. Así se producen cosas nuevas. Aquí no me refiero al instintivo acto creador del cuerpo físico. De esta manera y por haber respondido a la inspiración, vino a la existencia el reino animal. Primero tuvo lugar la afluencia de energía estimulante e inspiradora; luego vino el reconocimiento, por parte de la forma, que dio por resultado la iniciación de la actividad; después se produjo lo que no había existido hasta entonces. Así apareció un nuevo reino de la naturaleza.

Esto mismo está sucediendo hoy en el mundo. Hay una afluen­cia de energía espiritual que vitaliza, trasforma y hace creadora a la humanidad.  Por lo tanto es posible realizar el trabajo iniciá­tico con el fin de que aparezca en la tierra un superior y nuevo reino. Pero esto se deberá, como anteriormente, a que la triple energía afluye de siete maneras. El poder de estas fuerzas reside detrás de los disturbios de los momentos actuales, pero un nuevo reino de la naturaleza será creado.

Todo lo que concierne ahora a la Humanidad es la necesidad de una constante y consciente respuesta a la revelación evolutiva y a la gradual captación del Plan, que le permitirá al hombre:

1.  trabajar consciente e inteligentemente,

2.  comprender la relación que tiene la vida con la forma y la cualidad,

3.  producir esa transmutación interna que traerá a la manifestación el quinto reino de la naturaleza, el Reino de las Almas.

El problema que tiene ante sí la Jerarquía es doble y puede ser expresado con dos interrogantes:

1. ¿En qué forma puede expandirse la conciencia de la huma­nidad a fin de que se desarrolle desde el germen de la auto­conciencia (así como era en la individualización), para ser llevada hasta la total conciencia e identificación grupales, como ocurre al recibir la última iniciación?

2.  ¿ En qué forma la energía ascendente del cuarto reino de la naturaleza puede ponerse en tan estrecha relación con la energía descendente del espíritu, para que otra gran expresión de la Deidad -la expresión grupal- pueda surgir a la manifestación a través del hombre?

En el presente, el aspecto conciencia de la Deidad sigue perfeccionando las formas del cuarto reino de la naturaleza por mediación de aquellos cuya conciencia pertenece al quinto reino. Ésta es la tarea de la Jerarquía de Maestros. Esta tarea ha sido delegada al Nuevo Grupo de Servidores del Mundo que, en el plano físico, puede llegar a ser el instrumento de Su voluntad. Por medio de este grupo, las cualidades divinas internas de buena voluntad, paz y amor, activas en las formas del cuarto reino, pueden acre­centarse y expresarse a través de los seres humanos.

Cada reino tiene sus palabras clave. Pueden ser traducidas, aunque inadecuadamente, de la manera siguiente:

Reino              Proceso                       Secreto                       Objetivo

1. Mineral       Condensación         Transmutación          Radiación

2. Vegetal       Conformación         Transformación        Magnetización

3. Animal        Concretización       Transfusión                Experimentación

4. Humano      Adaptación             Traslación                   Transfiguración

5. Egoico        Exteriorización       Manifestación (3) Realización

Influencias y resultados.

El quinto rayo de conocimiento concreto, en relación con la personalidad humana.

El segundo rayo de amor sabiduría, en relación con el alma humana.

A través del trabajo activo de los dos rayos,  el cuarto rayo hace aparecer eventualmente en el ser humano, la intuición. El quinto rayo es el responsable del desarrollo del intelecto. Se puede decir entonces  que  debido a la unión entre la intuición positiva  y el instinto negativo, nace el intelecto, porque el ser humano repite en  sí mismo  el gran proceso creador tal como ocurre en el universo.

  1. El reino de las almas………………Intuición.
  2. El reino humano……………………Intelecto.
  3. El reino animal………………………Instinto.

La tendencia innata e inextirpable de mezclar y sintetizar. Es el resultado de un acto de la voluntad, causado por el impulso presentido e innato propósito de Dios.

 

La cualidad de la visión oculta, Es el resultado superior del deseo que se funda intrínsecamente en la voluntad para formar un Plan y un propósito.

 

El instinto para formular un plan. Este instinto rige toda actividad que, en el proceso evolutivo, se divide en actividad instintiva, inteligente, intuitiva o plena de propósito, y en actividad iluminada, en lo que al género humano concierne.  Este instinto es el resultado del desarrollo de la mente o manas, y el surgimiento de la inteligencia.  Es la cualidad particular o naturaleza instintiva, mediante la cual la humanidad expresa el primer rayo de intención volitiva, fomentada por el deseo y trasmutada en actividad inte­ligente.

El anhelo de vivir una vida creadora, por medio de la facul­tad divina de la imaginación. Dicho anhelo, como podrá verse fácilmente, está estrechamente relacionado con el cuarto Rayo de Armonía, que produce unidad y belleza, adquiridas a través del conflicto. Es el resultado de la capacidad -unas veces adecuada y otras inadecuada- que posee la conciencia interna de reve­lar en qué medida controla por medio del Plan y cómo responde a la intención superior.

El factor análisis. Este factor sorprenderá a quienes sufren la consecuencia del abuso del poder de discriminar, analizar y criticar. Sin embargo, es una cualidad fundamental y divina que produce una participación inteligente en el Plan y una habilidad en la acción. Es el resultado del trabajo activo de los hijos de Dios, los hijos de la mente, y también su aporte a la contribución total planetaria, como parte del gran Plan del sistema.

La cualidad innata que posee el hombre para idealizar. Se funda en el éxito del Plan mismo. Originalmente dicho Plan trató de despertar en el hombre las siguientes respuestas: correcto deseo, correcta visión y correcta actividad creadora, basados en la correcta interpretación de los ideales. Es el resultado -en forma curiosa- del trabajo de un grupo peculiar de trabajadores mundiales que la huma­nidad conoce con el nombre de Salvadores Mundiales. Son los Fundadores de esas formas mediante las cuales las ideas divinas se convierten en ideales de las masas, en todas las esferas del pensamiento humano. Todo gran con­ductor mundial es necesariamente un “Salvador sufriente”.

La interacción de las grandes dualidades es la séptima regla o fuerza controladora, con la que trabaja la Jerarquía.  Debido a la actividad engendrada por esta interacción y a los resul­tados obtenidos (que producen siempre un tercer factor) el mundo manifestado es impulsado a seguir la línea del Propó­sito divino.  Es el resultado de la unificación efectuada en el plano físico que produce las unificaciones inferiores, así como las efectuadas hasta ahora en la conciencia humana han producido la unificación con el alma.

El individuo que por sí mismo ha percibido la visión, se relaciona con ese grupo que, conjuntamente con él, es consciente de esa visión, y luego relaciona este “grupo visualizador” con el reino de Dios, tal como existe en los planos sutiles, en un esfuerzo por exteriori­zarlo y hacer de la visión una realidad en el plano de la manifes­tación. Éste es un proceso de visualización, actividad y preci­pitación.

Proceso: la exteriorización. (4)

Los primeros pasos se relacionaron con la preparación interna. Aunque los Maestros de Sabiduría hayan pasado todos por la experiencia humana y sean simplemente hombres que realizaron una relativa medida de perfección, hay aspectos del contacto físico que trascendieron totalmente y anularon definitivamente. Nada en los tres mundos tiene afinidad con Ellos, excepto la afinidad de la vida y el impulso de amar a todos los seres. La recuperación de cierta facilidad para actuar fue considerada necesaria. Por ejemplo, los cinco sentidos, en lo que a un Maestro concierne, existen y son empleados según la necesidad, pero el contacto establecido y mantenido con discípulos y aspirantes avanzados del mundo (por cuyo intermedio trabajan principalmente) es mayormente telepático; el oído y la vista, como ustedes entienden su aplicación, no están involucrados. La ciencia de impresión, con su acrecentada eficacia en el contacto individual por medio de los sentidos, ha reemplazado al método más estrictamente humano. Excepto en el caso de los Maestros que trabajan en el plano físico y en cuerpo físico, los sentidos físicos externos están pasivos; para la mayoría de los Maestros que aún emplean estos sentidos, el uso es estrictamente limitado; Su trabajo sigue siendo casi totalmente subjetivo y el método de interacción telepática y de impresión, es prácticamente el único medio que utilizan para llegar hasta Sus agentes activos. Por lo tanto, uno de los movimientos preparatorios ha sido la recuperación de los antiguos sistemas de naturaleza física.

Otro de los pasos ha sido el logro de una amplia cultura y comprensión de la actual civilización, que entrará en actividad y controlará cuando se lleve a cabo, el proyecto propuesto. Se les ha dicho –y dicho correctamente– que los Maestros no se preocu­pan por alcanzar eficiencia en todos los temas educativos –en la historia moderna, por ejemplo, en los más nuevos procedimientos científicos, o en el empleo de idiomas extranjeros. En todos Sus Ashramas hay quienes pueden proporcionarles cualquier conoci­miento específico que puedan necesitar en un momento dado, o para cualquier propósito determinado. Lo mismo les sucede a quienes alcanzaron la categoría de Maestro, pero no a los iniciados avanzados, muchos de los cuales, al pasar a grados más elevados y       recibir instrucción de un Maestro, retuvieron  sus conocimientos mundanos, además de especializarse en ciertos acercamientos estrictamente terrenales, a los asuntos mundanos. Hay adeptos, por ejemplo, que son autoridades en asuntos financieros modernos, y estos iniciados de cuarto grado se están preparando competentemente para instituir más tarde esas técnicas nuevas y métodos de interacción financiera que reemplazarán a los desastrosos mé­todos actuales; inaugurarán un sistema de trueque e intercambio, de los cuales el dinero moderno es el símbolo tergiversado. Este método nuevo de relaciones financieras será comprensivamente humano y reemplazará a las grandes finanzas y a la empresa pri­vada. Sin embargo, al mismo tiempo, retendrán esas fases de la empresa moderna que serán extraídas de la iniciativa y los re­cursos del individuo. Otros iniciados se especializaron en los diferentes idiomas, dos de ellos son autoridades en el inglés básico; esta forma del idioma oportunamente tomará el lugar de otros idiomas en todo tipo de intercambio internacional y comercial, sin anular los idiomas nacionales que usan diariamente los países.

Aquellos Que vienen como Reveladores del amor de Dios Llegan desde ese centro espiritual que el Cristo ha denominado “el Reino de Dios”. Allí moran los espíritus de los hombres justos, hechos perfectos; allí se encuen­tran los guías espirituales de la raza, y allí los Ejecutivos espiri­tuales de los planes de Dios, viven, trabajan y supervisan los asun­tos humanos y planetarios. Muchas personas denominan a este rei­no con diversos nombres. Se habla del mismo como la Jerarquía espiritual, la Morada de la Luz, el centro donde residen los Maes­tros de Sabiduría, la Gran Logia Blanca. De allí vienen los que actúan como mensajeros de la sabiduría de Dios, Custodios de la verdad como está en Cristo y en Aquellos Cuya tarea es salvar al mundo, impartir la siguiente revelación y demostrar la divinidad.  Todas las Escrituras del mundo dan testimonio de la existencia de ese centro de energía espiritual. Esta Jerarquía espiritual ha ido acercándose constantemente a la humanidad a medida que los hombres se hacían más conscientes de la divinidad y más aptos para establecer contacto con lo divino.

 

Detrás de ese centro espiritual de Amor y de Luz, se encuen­tra otro centro, innominado para Occidente, pero que Oriente le da el nombre de Shamballa. Quizás el nombre occidental sea Shangrilha -que se está reconociendo en todas partes y repre­senta un centro de felicidad y propósito. Shamballa o Shangri­lha, es el lugar donde la Voluntad de Dios está enfocada, y desde el cual son dirigidos Sus propósitos divinos. De allí se deciden los grandes movimientos políticos y el destino de razas y naciones, y su progreso; del mismo modo los movimientos religiosos, los des­arrollos culturales y las ideas espirituales, son enviadas desde el centro jerárquico de Amor y de Luz. Las ideologías políticas y sociales y las religiones mundiales, la Voluntad de Dios y el Amor de Dios, el Propósito de la divinidad y los planes por los cuales propósito es llevado a la actividad, todos se enfocan a través ese centro del cual cada uno de nosotros somos conscientemente parte, la Humanidad misma. Por lo tanto, hay tres grandes centros ­espirituales sobre el planeta: Shamballa, la Jerarquía espi­ritual y la Humanidad.

Algunos sinónimos pueden servir para desarrollar su pensa­miento sintético y traer una medida definida de iluminación:

SHAMBALLA                                     JERARQUIA                                       HUMANIDAD

 

Síntesis                                                 Unidad                                                Separación

Voluntad                                            Propósito                                           Plan

Vida                                                     Alma                                                    Apariencia

Espíritu                                              Conciencia                                       Sustancia

Vivencia                                             Organismo                                         Organización

Captación                                          Polarización                                       Foco de Actividad

Poder                                                  Impulso                                              Acción

Energía                                               Distribución                                       Fuerzas

Dirección                                           Trasmisión                                         Recepción

Cabeza                                                Corazón                                              Garganta

Secreto : la manifestación.


Existe un secreto en cada uno de los cinco reinos de la naturaleza, que concierne a la relación que existe entre la evolución humana y la totalidad, y le es revelado al iniciado en cada una de las cinco iniciaciones, en las cuales se explica uno de los cincos secretos, y por mi parte trataré de interpretar simbólicamente sus cinco antiguos nombres o signas:

1. El reino mineral                 El secreto del brillo de la luz.

2. El reino vegetal                  El secreto del perfume sagrado.

3. El reino animal                   El secreto de seguir el rastro.

4. El reino humano                El secreto del doble sendero, o del doble aliento.

5. El reino de las almas        El secreto de la rosa dorada de luz.

Las formas simbólicas que ocultan estos cinco secretos que se imparten a la inteligencia del iniciado, son:

1. El secreto mineral           El diamante de color azul blanco.

2. El secreto vegetal             El cubo de madera de sándalo en el corazón del loto.

3. El secreto animal              El manojo de hojas de ciprés sobre una urna funeraria.

4. El secreto humano            El cordón dorado retorcido, con siete nudos.

5. El secreto egoico                El pimpollo del loto cerrado, con siete rayos azules.

El secreto del quinto reino está relacionado con el misterio de la electricidad, base de la manifestación que se halla detrás de toda evolución. Existe un estrecho vínculo entre el poder del pensamiento y el fenómeno eléctrico. La mente es electricidad que se manifiesta como vitalidad, magnetismo y actividad, que como cualidades de la naturaleza síquica designamos como voluntad, sabiduría y actividad. De tal manera las siete manifestaciones del fenómeno eléctrico aparecen como características mentales así:

1. La electricidad dinámica como Voluntad o poder.

2. El calor unificador como Amor o sabiduría.

3. El poder fusionador como Actividad inteligente.

4. La vida armonizadora como Belleza o arte.

5. La luz iluminadora como Conocimiento concreto o Ciencia.

6. El fuego agresivo como Idealismo.

7. La fuerza mágica como Emprendimiento.

La manifestación del cuarto rayo hizo posible el descubrimiento del radio, así como el estudio de las sustancias radiactivas y la aplicación electrónica, conocimiento que revolucionó la vida humana, permitió utilizar la energía eléctrica para la regulación de la vida diaria, produjo nuevos métodos de iluminación y de calefacción a bajo costo y prácticamente sin gasto inicial.

Propósito: la realización.

Lo que simbólicamente se denomina “el nacimiento del Cristo” o segundo nacimiento, tendrá lugar en muchas vidas y habrá nacido en la tierra un numeroso grupo de seres espirituales, formado por quienes han unido conscientemente y dentro de sí mismo los dos aspectos, alma y cuerpo, consumando así el “matrimonio místico”. Este conjunto de acontecimientos individuales producirá una análoga actividad grupal, y veremos el surgimiento “del cuerpo manifestado de Cristo” en el plano físico y la aparición de la Jerarquía. Esto es lo que está sucediendo ahora, y cuanto vemos hoy a nuestro alrededor en el mundo son sólo dolores del parto que preceden al gloriosa nacimiento.

Estamos hoy en el proceso de esta culminación. De allí la dificultad y el sufrimiento evidentes en la vida del verdadero discípulo quien -habiendo incorporado en sí mismo, simbólicamente, los dos aspectos padre-madre, espíritu-materia, y habiendo nutrido al niño Cristo durante el período de gestación- da ahora a luz al Cristo niño en el establo y en el pesebre del mundo. En la entera consumación de esta realización general el grupo también lo logrará y el Cristo aparecerá nuevamente en la Tierra, encarnando esta vez en los muchos, y no en una personalidad. Sin embargo, cada miembro del grupo es un Cristo en manifestación; todos juntos presentan el Cristo al mundo y constituyen un canal para la fuerza y vida cristicas.

Karma Las Divisiones: (5)

A fin de clasificar y comparar, dividiremos a la humanidad te­rrestre en los siguientes grupos:

1. Egos lemurianos                   nuestra verdadera Humanidad te­rrestre.

2. Egos que aparecieron            en la Atlántida.

3. Egos de la cadena lunar           provenientes de la Luna.

4. Egos                                                 provenientes de otros planetas.

5. Egos raros y avanzados                 que esperan encarnar.

Los cuerpos egoicos podrían ser agrupados, desde el punto de vista evolutivo, de la manera siguiente:

En el tercer subplano del plano mental:

Egos capullo. Porque nuestro esquema planetario está en la mitad de su evolución, no existen, estrictamente hablando, “capu­llos” cerrados. Todos los lotos egoicos tienen por lo menos un pétalo abierto y están organizados; pero existe una gran diferencia entre los que están poco desarrollados, lo cual se demuestra en el brillo de los átomos permanentes, y los que se hallan en la etapa en que los pétalos comienzan a abrirse.

Lotos bráhmicos, en los que se ha abierto totalmente el primero o el pétalo de conocimiento. Se los denomina así porque representan, en el plano físico, al ente inteligente plenamente activo, al hombre de poco desarrollo mental, al tipo más inferior de trabajadores, agricultores y campesinos de todos los continentes. Se los denomina también “creadores de tercera clase”, pues se expresan sólo por medio de la creación física en el plano físico, y su función consiste más bien en proveer vehículos a los de su propio grupo.

Los Lotos de Brahman, en los cuales el segundo pétalo da seña­les de abrirse, y el segundo aspecto, en su manifestación más infe­rior, comienza a expresarse. Estos lotos representan a algunos grupos de Egos provenientes de ciertos esquemas planetarios, espe­cialmente de Júpiter y de Venus, los cuales son de categoría supe­rior a la de los ya mencionados, pero aún tienen que recorrer un largo camino; a éstos se los denomina “creadores de segunda clase”, pues aunque aparecen en el plano físico en el acto de la creación física, están sin embargo más influenciados por el amor que por el instinto animal como los del primer caso. Encarnan en la actualidad en Oriente, particularmente en la India y en los países latinos y últimamente en América del Norte.

Lotos primordiales. Éste es un grupo especialmente impor­tante que ha venido influenciado por el Señor del Quinto Rayo, por lo tanto está fundamentalmente vinculado con la energía de manas que constituye una manifestación especial en el actual sis­tema, siendo la base de toda realización. Los pétalos primero y tercero de la primera hilera se están abriendo, pero el pétalo del medio está todavía cerrado. La hilera media tampoco demuestra señales de vitalidad. Debido a las condiciones existentes en el planeta de donde emanaron, su desarrollo ha sido unilateral, y por eso encarnan en este esquema impelidos por una oleada de energía a fin de “capacitarse”, como comúnmente se dice. Puede vérselos en el tipo intelectual científico muy egoísta, res­ponsable en gran parte del progreso de la ciencia mecánica, de su aplicación a las necesidades de los hombres y de la introducción de cierto tipo de máquinas; su trabajo está vinculado mayormente con la energía del reino mineral. De ello se deduce que los Señores solares, a quienes personifican, están ligados a un grupo de Señores lunares que responden magnéticamente a los devas del reino mi­neral. El trabajo que realizan para la raza, tiene en la actualidad un efecto deletéreo, pero cuando se abra el segundo pétalo, enton­ces las maravillas que realizarán en servicio amoroso dentro de su especialidad, será uno de los factores que regenerará al cuarto reino.

Lotos de pasión o de deseo. Se denominan así porque su natu­raleza fundamental es el amor personifica en una u otra forma. La gran mayoría de las Mónadas de Amor pertenecen a este gran grupo, constituyendo las personas de buena posición económica y benévolas del mundo. Están subdivididos en cinco grupos, tres de ellos se individualizaron en este planeta, haciéndolo en la cadena lunar los dos últimos. Han desarrollado dos pétalos, y en la actua­lidad su objetivo es desarrollar el tercero.

Cuando llegamos al segundo subplano del plano mental (el plano en el cual se encuentran los cuerpos egoicos de la humanidad avanzada, de los discípulos y de los iniciados) los Egos han sido también agrupados bajo los tres encabezamientos siguientes:

Lotos de revelación. Aquellos en los cuales la “joya” está a punto de ser revelada.

Lotos perfumados. Aquellos cuyo “perfume” o aroma oculto compenetra su ambiente. Son los Egos que todavía no han abierto totalmente la última hilera de pétalos, pero cuyas vidas tienen fuerza magnética en los tres mundos y sus actividades se distinguen por el servicio altruista.

Lotos irradiantes. Aquellos cuya luz comienza a brillar en la oscuridad.

Como es bien sabido, los tres tipos principales monádicos son voluntad o poder, amor-sabiduría e inteligencia activa. (existen sesenta mil millones de mónadas humanas.) Por lo tanto deben recordarse los siguientes hechos:

  1. Los egos de inteligencia activa, individualizados en la cadena lunar, constituían el 75 %, y el 25 % restante estaba repar­tido entre los otros dos.
  2. En la época lemuriana predominaban los egos de amor-sabi­duría y a su vez constituían el 75 %, y el 25 % restante eran egos de inteligencia activa. Muy pocos en verdad, un número prácticamente insignificante, se individualizó en la línea de poder o de voluntad de ese período.
  3. Hubo una gran afluencia de egos que se individualizaron en los primeros días atlantes y pertenecían prácticamente al tipo poder-voluntad. Puede decirse que el 80 % de los que entra­ron en la evolución humana en ese tiempo eran egos que expresaban el aspecto voluntad de la deidad, y el 20 % restante pertenecía a la línea de amor-sabiduría.

Todos éstos, conjuntamente con los egos que se individualizaron en la cadena lunar y que iban llegando continuamente a las etapas finales del período atlante, a medida que las condiciones planeta­rias los condicionaban, constituyen el grueso de la humanidad moderna, además de algunos raros egos que se deslizan en nuestra evolución planetaria por una razón u otra y nunca se adaptan ni encajan adecuadamente en nuestra vida planetaria. Éstos siguen siendo persistentemente anormales.

Estas almas, que cíclicamente adoptan distintas formas de vida en el largo proceso evolutivo, llegan con el tiempo a una exis­tencia plena y autoconsciente, lo cual significa que son auto­determinadas, autocondicionadas y autoconscientes. También son conscientes de, y responden a su medio ambiente. Una vez obtenida esta percepción consciente, el progreso es más rápido. Debe tenerse en cuenta que muchos seres huma­nos no poseen dicha percepción. Las agrupaciones que surgen de esta percepción (manteniendo nuestras ideas dentro del radio de la familia humana) son:

1.  Las almas que viven, pero su conciencia está dormida. Es­tos seres humanos aletargados, tienen un grado muy infe­rior de inteligencia y la percepción de sí mismos y de la vida es tan tenue y nebulosa que sólo las formas más inferiores de la existencia humana entran en esta catego­ría. En forma racial, nacional y tribal no existen como tipos puros, sino que ocasionalmente nacen en los bajos fondos de las grandes ciudades. Son como una reversión y nunca nacen entre los salvajes, nativos o campesinos.

2.  Las almas que son simplemente conscientes del plano físico y de las sensaciones. Estas personas son lentas, inertes e inarticuladas; el medio ambiente les trae confusión, pero los acontecimientos no las perturba tanto como a los tipos más avanzados y emocionales. No tienen sentido del tiem­po ni del propósito; muy raras veces pueden estar prepa­radas mentalmente y pocas veces demuestran capacidad alguna. Si se las dirige pueden hacer trabajo de pico, de pala y de acarreo; comen, duermen y procrean, siguiendo los instintos naturales del cuerpo animal. Sin embargo, aún no han despertado emocionalmente y mucho menos mentalmente. Son individuos raros y existen miles de ellos en nuestro planeta. Pueden ser reconocidos por su total incapacidad para responder al entrenamiento emocional y mental y a la cultura.

3.  Las almas que comienzan a integrarse y están emocional y síquicamente despiertas. En ellos, lógicamente, está des­pierta la naturaleza animal y comienza a predominar la naturaleza del deseo. Muy pocas de estas personas se en­cuentran en las razas, algunas se hallan entre los negros, raza que posee un gran número de personas que está aún en la etapa infantil. Estas almas infantiles poseen equipo mental, y algunas pueden ser entrenadas para que lo em­pleen; ponen el énfasis de la vida preponderantemente en la actividad física; están animadas por el deseo de lograr satisfacciones y una superficial vida o naturaleza de deseo, orientada, casi totalmente, hacia la vida física. Tales almas son la analogía moderna de la antigua cultura lemuriana.

4.  Las almas que son primordialmente emocionales, cuya men­te no es muy ágil y sólo raras veces entra en actividad, y cuyo cuerpo físico se desliza constantemente hacia el reino de lo inconsciente. En cada raza y nación existen millones de almas en estas condiciones. Pueden ser consideradas como atlantes modernos.

5.  Las almas que pueden ser clasificadas como seres humanos inteligentes, aptos para aplicar la mente si se los entrena y demuestran que pueden pensar cuando surge la necesi­dad. Sin embargo siguen siendo predominantemente emo­tivos. Constituyen la mayoría de la moderna humanidad actual. Son los ciudadanos del promedio de nuestro mundo moderno, buenos, bien intencionados, capaces de desplegar una intensa actividad emotiva, con una naturaleza senso­ria casi superdesarrollada, fluctuando entre la vida de los sentidos y de la mente.  Oscilan entre los polos de la expe­riencia. Sus vidas transcurren en una continua agitación astral, pero tienen momentos, cada vez más frecuentes, en que la mente puede momentáneamente hacerse sentir y en casos necesarios tomar importantes decisiones. Estas personas agradables y buenas, están mayormente contro­ladas por la conciencia de la masa, porque no piensan. Pueden ser regimentadas y estandarizadas con facilidad por una religión y un gobierno ortodoxos y son las ovejas de la familia humana.

6.  Las almas que piensan y son mentales. Aumentan constan­temente y adquieren poder a medida que los procesos educativos y descubrimientos científicos obtienen algunos resultados y logran expandir la percepción humana. Cons­tituyen la elite de la familia humana y son los que triunfan en algún sector de la vida. Incluye a los escritores, artistas, pensadores en diversos campos del conocimiento y dirigen­tes religiosos, científicos, trabajadores técnicos y artesanos de la aspiración humana, políticos, y a todos aquellos que, aunque están en primera fila, toman las ideas y proposi­ciones y las desarrollan para el ultérrimo beneficio de la familia humana. Son los aspirantes mundiales y los que comienzan a introducir en su conciencia el ideal del ser­vicio.

7.  Las almas cuyo sentido de percepción se ha desarrollado en grado tal en el plano físico que pueden pasar al Sendero de Probación. Son los místicos, conscientes de la dualidad, hostigados por los pares de opuestos, pero que no pueden descansar hasta haberse polarizado en el alma. Son las personas sensibles que luchan y no quieren fracasar ni vivir en el mundo actual. Su mente es ágil y activa, pero no pueden controlarla debidamente, y la iluminación supe­rior es aún una alegre esperanza y una última posibilidad.

8.  Las almas cuya inteligencia y amor se han desarrollado e integrado en tal forma, que pueden comenzar a hollar el Sendero del Discipulado. Son los místicos prácticos o los ocultistas de los tiempos modernos.

9.  Las almas que se han iniciado en los misterios del reino de Dios. No solamente son conscientes de sus vehículos de expresión, la personalidad integrada, sino también de sí mismas como almas, que saben, más allá de toda con­troversia, que no existe “mi alma ni tu alma”, sino simplemente “el alma”. No sólo la conocen como un principio mental y una realidad sentida, sino también como un hecho en su propia conciencia.

10.  Las almas que han logrado liberarse de todas las limita­ciones de la naturaleza forma y moran eternamente en la conciencia del Alma Una; no se identifican con ninguna aspiración de la vida de la forma, por muy desarrollada que esté. Pueden emplear y emplean, en bien de todos, la forma a voluntad. Son los Maestros de la Vida, los adeptos perfectos.

 

NOTAS DEL EDITOR.

1. Fritjof Capra, publicó en 1996  el libro La trama de la vida.

2. Tomado del libro Psicología Esotérica .

3. Nótese que las palabras Manifestación y Transfiguración parecen estar intercambiadas, pues la manifestación aparecería como el propósito del reino humano y la transfiguración como un proceso  espiritualizante (técnica) para el quinto reino.

4. Tomado del libro  La Exteriorización de la Jerarquía.

5. Tomado del libro Tratado sobre Fuego Cósmico.

 

 

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.
ESPACIO PATROCINADORES
4 comentarios
  1. User comments

    Saludos cordiales.

    "¿En qué forma puede expandirse la conciencia de la humanidad a fin de que se desarrolle desde el germen de la auto conciencia…"

    Masa crítica lograda desde los bancos universitarios.

    Atentamente

    Erick

  2. User comments

    Estimado Erick, no entiendo claramente lo que quieres significar con la expresión desde los "Bancos de Universitarios", pero te puedo decir que en las Instituciones educativas se está haciendo un esfuerzo grande con los procesos de aprendizaje de los educandos. A los adolescentes ya se les habla del Yo, así como de los diversos procesos mentales, la importancia del trabajo en equipo (lo que llevará a la conciencia de grupo), la solución de problemas y la toma de decisiones, que reciben el nombre de competencias en relación con el desarrollo de las inteligencias.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend