Home » Mensajes del Cielo » Entidades y Maestros Cósmicos » Kryon » El elemento faltante – Kryon

El elemento faltante – Kryon

Introducción a “El Elemento Faltante”

 

Elementos-Wicca
Introducción a “El Elemento Faltante”

 

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

 

Lo digo a menudo: yo sé dónde estoy.  Si nunca han visto esto antes, tal vez tengan dificultad para separar la voz del hombre que estaba aquí antes, de lo que oyen ahora.
El Espíritu honra a la humanidad y, como suelo decir, usamos al ser humano para dar el mensaje.  Ha sido así a través de la historia. Todas las energías de la divinidad en el pasado, a través de las voces de los Maestros; toda la información traída a este planeta, llegó  a través de un humano.  Honra al Dios interior. Tal vez piensen que esto es raro, extraño, misterioso; queremos que lo oigan otra vez: Es hermoso, es común, así es como es.  No necesita suceder con un hombre en un escenario, o una mujer enseñando; puede suceder con ustedes.  Cualquier mensaje que reciban de cualquier clase que conozcan o no, tal vez hermoso, empoderador, es del Dios interior. Todos ustedes tienen la capacidad de canalizar de un modo o de otro. Cada uno tiene un camino diferente y Dios honra eso. Lo que ahora están oyendo proviene del otro lado del velo; mi socio se hace a un lado y me permite entrar y saludarlos otra vez.

 

 

 

Queridos, ¿están conscientes de su historia?  En estos mensajes cortos que mi socio ha llamado mini- canalizaciones, damos muy poca enseñanza. En cambio queremos darles mensajes de cercanía; yo sé dónde estoy.  Sé quiénes son, ya lo dijimos antes cada vez: Dios conoce a quienes están en este salón y a quienes escuchan esto. ¿Lo creen? ¿Hubo alguien que les dijo lo contrario? ¿Que tal vez tenían que meterse en una caja o hacer algo inusual, o repetir, repetir y repetir algo, para poder ser oídos por el Divino?  Quiero que empiecen a usar algo de lógica espiritual. Si son padres, saben cómo se sienten respecto a sus niños.  Saben que ustedes tienen más sabiduría que ellos, y los cuidan y los quieren. ¿Acaso limitarían su capacidad para hablar con ustedes?  Cuando están en dificultades, cuando el niño está en un problema y llama a su madre, te pregunto, madre, ¿qué harías?  “Lo siento, tienes que subir un cierto número de escalones antes que pueda escucharte. Lo siento, estoy ocupada. Lo siento, tendrás que ver a tal persona para hablar conmigo. Buena suerte.”  Una madre no haría eso, ¿verdad?  Ahora sigan la lógica espiritual.  El amor de un ser humano por su hijo es solo un pequeño ejemplo del amor de Dios por ustedes. Y cuando están frustrados y quieren hablar con la Fuente Creadora, ¡estamos allí!  ¡Nos interesa! Queremos que tomes nuestra mano,¡ queremos que sientas todo lo que está adentro y vale la pena sentir! Y no sueles hacerlo.

 

 

 

Creas una caja que te separa de tu yo multidimensional. Los humanos están en 3D; todo lo que experimentan está en una realidad humana. No es problema estar en 3D. (dirigiéndose a Lee) Reformula eso.  –  Queridos, comprendemos su realidad; es la realidad de la supervivencia; no hay nada malo en ella, pero también tienen que aprender otra.  Está lo que llamaríamos realidad de Dios. Es multidimensional. Es una realidad que deben aprender a ver, y esperar, y sentir. Entonces practiquemos.  Aquí están sentados.  ¿Esto es real o no?  Usen su discernimiento, sean sabios. No lo crean porque yo les digo desde una silla que lo crean.  Usen su discernimiento espiritual y lo que tienen dentro de sí, el Dios interior. ¿Sienten la compasión aquí?  ¿Sienten el amor que se acrecienta aquí?  ¿Sienten que los cuidan? ¡Porque es así! Es así. Y si no sienten estas cosas, les pregunto: ¿Quieren sentirlas?  ¿Es posible que la parte intelectual del humano que crea esas cajas de razonamiento esté tan activa que no me deje entrar? No permite que entre el Creador.  Y eso es normal.  Y eso es lo que está cambiando.

 

 

 

Muchos vienen aquí para mirar, para percibir, para revelar, para discernir si es real o no. A ellos les hablo. Quiero que sientan por sí mismos si este mensaje es real. Proviene de un lugar antiguo, más allá de lo que puedan imaginar, antes de la misma creación del universo.  Y la belleza es que ustedes estaban allí. El alma del ser humano, cuando está en un humano, es el alma del universo. Ustedes estaban allí, en una forma que ni siquiera pueden concebir, no como una entidad corpórea singular, sino como parte de la belleza de un Dios multidimensional.  Eso que es su Yo Superior, que empiezan a sentir y con el que entran en contacto, que no está separado de ustedes, es el yo real.  Con eso se están contactando ahora mismo. Yo soy Kryon, soy parte de una energía mayor, una energía de la que ustedes también son parte. Hay un velo que lo disfraza todo, para que ustedes tengan el libre albedrío de decir que no, y el razonamiento detrás de esto es de lógica espiritual:  que ustedes lo descubran por sí mismos, que nadie los convenza,¡ que ustedes lo acepten porque es bueno!  No porque los amenazan, o porque alguien les dice que deben hacerlo; porque por su cuenta ustedes sienten el amor.  Realmente está cayendo una lluvia de amor en este momento, ¿pueden sentirla?  Cae sobre ustedes.

 

 

 

Querido, tú representas a los antiguos de esta región – yo sé dónde estoy – muy antigua; la tierra en que estás es mucho más vieja que lo que crees.  Las civilizaciones han estado aquí antes de lo que crees que estuvieron;  y algunos de ustedes estaban allí. ¡Algunos de ustedes literalmente son dueños del polvo! Han estado aquí tantas veces, por tanto tiempo. Algunos de ustedes – y yo sé quiénes son – han sido atraídos aquí desde otros lugares, y ahora se sienten en su hogar.  Pertenecen aquí; el polvo de la tierra es suyo.  Es importante que se den cuenta de esto; lo hemos dicho antes: algunas de las almas más antiguas del planeta estuvieron aquí.  Aquí es donde va a cambiar.

 

 

 

Lo hemos dicho ya: cuando miran dónde están algunos de los problemas más profundos, las cuestiones de la humanidad misma, los ven en los lugares más antiguos de la humanidad en el planeta. Porque allí es donde tienen que estar: para que las almas antiguas los resuelvan.

 

 

 

La última vez que estuvimos con ustedes les hablamos de los cambios en la Tierra. Hablamos del hecho de que la Tierra está viva.  Gaia sabe quiénes son. Esto es así; debieran entenderlo.  Hay apoyo para lo que llaman creencia esotérica. Hay apoyo para lo que creen. Muchos humanos están despertando a la posibilidad de que sean verdaderas las cosas en las que ustedes creen. Tal vez están pidiendo consejo respecto a cómo se sienten.  Las almas más jóvenes empiezan a despertar más temprano, y todo lo que tienen para guiarse son ustedes.  No les van a preguntar en qué creen a menos que lo vean en sus vidas. La responsabilidad de un alma antigua es mostrar la nueva consciencia: la compasión.  La compasión, la sabiduría, el equilibrio.  Las cosas que hacen que uno quiera estar con alguien con quien no es difícil estar, que tiene una perspectiva positiva de la vida, porque tiene el control. Está equilibrado.  Te escucharán.  En eso te estás convirtiendo.

 

 

 

La última vez que estuvimos con ustedes les dijimos que la compasión que tienen ahora en el planeta cambia literalmente las rejillas de la Tierra, y eso afecta la consciencia de los otros si desean sintonizar con ella. Es una nueva clase de comunicación, sin que jamás se encuentren; un grupo de almas antiguas compasivas cambiarán el planeta a través de un sistema esotérico, que muchas veces describimos,  que es la rejilla magnética del planeta, siempre relacionada con su consciencia, siempre.  Es un proceso que ustedes están descubriendo, que mi socio enseña. 

 

 

 

¿Qué les dice que pueden hacer? Hay almas más jóvenes, con menos vidas, que están observando cómo actúa el alma antigua.  No van a observar mucho tiempo, y si ven energía vieja se irán.  No van a querer estar con alguien que siempre se queja, que está siempre enojado o desilusionado con algo. ¿Eres tú así? ¿Será ese un hábito tuyo?  ¿Justifica eso que estés aquí?  Tal vez tendrías que examinarlo y re-escribirlo, porque la forma en que quieres sentirte es la de un ser humano compasivo al que todo le importa, que tiene la madurez para no enojarse, que lo maneja de la forma en que lo hicieron los Maestros: con sabiduría.

 

 

 

Acabo de describir lo que pueden hacer los antiguos; y eso eres tú. Ya lo habías entendido, ¿verdad? Tú eres tus propios antepasados. Interesante, ¿verdad?  Vas al museo, miras las artesanías, las esculturas, pueden tener miles de años de antigüedad. Te maravillas ante ellas, y nunca, nunca, te das cuenta de que tú las hiciste (se ríe).  Está allí para que lo sientas, si quieres. ¿Te da esto otra perspectiva de quién eres? Oh, antiguo, con la mayor sabiduría del planeta, viviendo en un lugar que ha tenido tantas civilizaciones, no puedo decirlas.

 

 

 

Ustedes son los que van a armar el rompecabezas. Yo sé quién está aquí.

 

 

 

Volveré con más.

 

 

 

Y así es.

 

 

 

Kryon

http://audio.kryon.com/en/Lisboa-15-mini.mp3

 

El elemento faltante – Kryon

 

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

 

Kryon-21

 

 

¿Sientes la dulzura que hay aquí? ¿La serenidad, la belleza? Dan ganas de suspender el tiempo por un momento y simplemente quedarse en los brazos de Dios, como si los problemas que trajiste no existieran, como si las frustraciones se hubieran ido, como si se hubiera logrado la sanación, y el pasado no hubiera sucedido. Todos son conceptos de belleza, y son reales. Eso es realmente la Maestría: la capacidad para catalogar los problemas del día y, en tu mente, ponerlos donde deben estar. Y en eso hay sabiduría.

 

 

 

Porque algunos de ustedes vienen a este salón de cierta manera hoy, y van a irse diferentes tal vez porque lo sintieron. Aquí hay un estado alterado que te invita a participar. Y tal vez para algunos sea una sorpresa. ¿Es posible que el Creador del Universo conozca tu nombre? ¿Es posible que seas parte de él? Es un sistema hermoso, que tiene sentido, lógica espiritual, y siempre estuvo aquí. Esa es la enseñanza desde que llegamos: hay algo más grande que lo que crees.

 

 

 

¿Y dónde estás tú con esto? ¿Lo toleras? ¿Apenas puedes esperar para irte? ¿Te enoja? Yo sé quién está aquí. Todas estas cosas afectan a la humanidad de manera diferente. El camino que sigues es único. Algunos están listos y algunos todavía no. He aquí nuestra promesa: no importa cuándo, no importa qué; cuando tengas ese momento de comprensión y abandones el miedo y las frustraciones y la ira, y nos convoques – a nosotros que siempre hemos estado contigo – ¡estaremos allí! No importa cuándo.

 

 

 

Nada dice que tienes que creer de cierta manera para tener el amor de Dios. No hay nada, no hay reglas que digan que debes estar aquí o allá, hacer esto o aquello, así como en realidad no hay reglas para el amor. Puedes darlo y recibirlo abiertamente, muy completamente, y nunca tener una regla para él. Solo fluye, ¿lo notaste? Simplemente fluye.

 

 

 

Tengo un mensaje; no es largo. Tiene un título; en realidad es una historia. Se llama El Elemento Faltante. Es una alegoría; es metafórico. Es solo una historia; no es real, aun cuando al contarla pueda parecer real. Es solo una historia. Pero a todos les encantan las historias; esta tiene un significado.

 

 

 

En otro planeta, en otro tiempo, les cuento que había una gran civilización. Era muy parecida a la de ustedes. Humanos como ustedes, con muchos lenguajes, muchos desarrollos, una gran historia, excepto por una cosa: ninguno de estos seres humanos tenía ojos; no tenían vista. Así es como es. Nunca han tenido ojos y por lo tanto existen sin visión. Y por tanto no están conscientes de no tener vista. De hecho, ustedes no saben lo que no saben. De modo que no lamentaban no tener vista ni haberla tenido nunca; no saben cómo es; no conocen la luz, no sienten que les falte nada, y les va bastante bien.

 

 

 

Hacen todo lo que hacen ustedes; han desarrollado maravillosos sentidos de olfato y oído; pueden percibir dónde están las personas, qué están haciendo, pero esto crea algunos atributos interesantes en la sociedad. Como no tienen vista, no tienen percepción de larga distancia; no pueden ver al otro lado del salón, ni al otro lado de la ruta. No pueden ver la belleza que está allí, pero tienen otros sentidos que lo compensan. Tienen su propia clase de realidad, pero sin visión no pueden verse uno a otro. Por eso el instinto de supervivencia es más fuerte; es difícil confiar en las personas cuando no se las puede ver, cuando solo se las oye o percibe. En sus sociedades, ellos se rodean de las personas en quienes confían, generalmente en la familia, y se aíslan cuidadosamente. Construyen paredes, y hacen un buen trabajo con eso. Construyen casas y, sin ver, igual hacen un buen trabajo; pero la supervivencia dice que deben aislarse.

 

 

 

Sin vista es difícil crear alimento, cultivarlo o cazar animales; es mucho más difícil; entonces ellos compiten por estos recursos. Las cosas que ustedes dan por sentadas, el agua potable, es difícil de conseguir cuando no se tiene vista. Si no la puedes ver tienes que percibirla. Se las arreglan, pero da miedo. No saben por dónde corren los ríos, porque no los pueden ver; entonces cuando llegan a un río, allí construyen su ciudad. Usan el río hasta que se seca.

 

 

No perciben qué hay más allá, y no lo necesitan, porque están en modo de supervivencia y hacen un buen trabajo. Pero a medida que crecen, empiezan a competir. Esto crea otra cosa: la disfunción, la desconfianza y la guerra.

 

 

 

Aun sin vista, tienen política. No funciona bien, pero funciona lo suficiente. Realmente no pueden confiar en alguien a quien no ven, pero perciben. Y luego hay quienes pueden crear percepciones falsas, y entonces hay desconfianza por eso. Pero hacen lo mejor que pueden. Todo lo que ustedes hacen, ellos pueden hacerlo, excepto que siguen aislándose, compitiendo por los recursos, en grupos pequeños. Esa es su sociedad.

 

 

 

De vez en cuando sucede algo extraño. Nace algún humano con una diferencia extraña: tiene ojos. Ahora bien, para ellos esto es raro, es inusual, y el humano que tiene ojos debe ocultarlo, porque es simplemente demasiado extraño. Si lo descubren, lo aíslan: “¡Es demasiado raro! ¡Puede ver cosas a la distancia! Incluso en otra montaña. Es extrasensorial. Está fuera de lo normal. Asusta. Algunos dijeron que es cosa del diablo.” Ojos. Estos humanos no duran mucho; son exilados; son demasiado extraños, demasiado raros.

 

 

 

En tanto, la vida continúa. La sociedad no lamenta no tener ojos ¡nunca los tuvo! ¡Todo está bien así! Y luego llega la alta tecnología. La tecnología puede ayudarlos a percibir qué hay del otro lado de la ruta. Eso es bueno; usan esa tecnología; aumenta la comunicación. Pero de vez en cuando aparece alguien extraño otra vez. De hecho, cada vez hay más extraños. Hay que tener cuidado con los extraños, porque pueden hacer cosas que uno no puede. Cuídate de ellos; son mejores que uno. Puedes arrojar algo en su dirección ¡y de alguna manera saben que está viniendo y se salen del lugar! Eso es demasiado misterioso. Debes cuidarte de esos; no te asocies con esos que tienen vista.

 

 

 

Y luego empieza a ocurrir un cambio en su planeta: más y más niños nacen con vista. Todo empieza a cambiar; una generación tras otra, empiezan a darse cuenta de que hay alguna clase de percepción sensorial que es asombrosa, que puede percibir cosas a lo lejos. Los que tienen esa percepción empiezan a hablar de algo llamado “color”. Una palabra que solo existe para ellos. Es excitante estar con ellos, se vuelven cada vez menos extraños. Pronto crecen y son adultos jóvenes; sus hijos tienen vista.

 

 

 

Eventualmente sucede algo asombroso: pueden verse unos a otros. Nunca habían podido verse unos a otros. Esto es un planeta asombroso: está evolucionando con ojos. Y sucede una de las cosas más asombrosas: cuando pueden verse entre sí, ya no pelean, porque pueden ver sus expresiones; pueden amar más fácilmente; ¡se puede ver a otra persona y ver que es igual que uno! No es un misterio que tengan sentido del olfato. Pueden mirarse a los ojos; dejan de rodearse de paredes, ya no se aíslan, dejan de competir por los recursos porque pueden compartirlos. Desarrollan sistemas porque pueden ver y dejan de hacer la guerra. ¡La vista ha cambiado todo!

 

 

 

Esa es la historia de un hermoso planeta que no existe. ¿O sí? (se ríe)

 

 

 

Queridos, este es su planeta. Pero no se trata de ojos; se trata de un capacidad extrasensorial: se llama compasión, y a lo largo de las edades no ha sido común, por las razones que los que no tenían ojos hacían lo que hacían. Ustedes hacen lo que hacen porque la compasión cambia todo; empieza a suceder en el planeta, observen sus noticias. Es el elemento faltante en el planeta, que empieza a aparecer. Va a cambiar todo. La compasión les permitirá ver a los otros que serán iguales a ustedes. La compasión es una segunda vista; está más allá de la vista; ustedes empiezan a entender quiénes son los humanos, la pieza de Dios dentro de cada uno. Dejan de competir por los recursos, porque la compasión crea sabiduría ¡y ustedes lo resuelven! La compasión crea soluciones; sin ojos no había solución. Con compasión sí hay.

 

 

 

En lo que toca a este recurso, este es un planeta sin vista. Es el elemento faltante que siempre faltó en la Tierra. B

 

 

 

Los rompecabezas aumentarán; los que están en sus noticias son solo el comienzo. ¿Se aman unos a otros o no? ¿Importa cuáles son las fronteras, o no? ¿Qué es más importante? ¿La vida, el amor, la felicidad? ¿El derecho de un ser humano a alimentarse? ¿O no? Es solo el comienzo de re-escribir la compasión en el planeta Tierra, y va a presionar muchos botones polémicos. Pero ustedes lo resolverán; hay soluciones buenas, eficientes, que traerá la compasión, en las que nunca pensaron, que están esperando que las implementen; que son buenas soluciones a partir de paradigmas nunca vistos – como las de aquellos que no tenían ojos, cuando recibieron la visión.

 

 

 

Su Tierra no sabe que les está faltando; tuvieron una Tierra sin compasión durante miles de años, y luego aparecen unos pocos que empiezan a desarrollarla. Luego serán capaces de compartirla con los demás, y esos son aquellos de los que estoy hablando, alma antigua; ¡despierta con una visión nueva y cambia este planeta!

 

 

Y así es.

 

 

Kryon

 

http://audio.kryon.com/en/Lisboa-15-main.mp3

                               

 

DESGRABACIÓN Y TRADUCCIÓN: M. Cristina Cáffaro

 

 

 

 

AUTOR: Lee Carroll

 

VISTO EN: www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jose Miguel
José es uno de los redactores de la gran familia de hermandadblanca.org.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend