Confía en tus sentimientos en cada fase de tu vida, un mensaje de los Ángeles a través de Ann Albers

Fanny Zapata
Fanny Zapata

Los Ángeles, a través de Ann Albers, te explican lo mucho que tus sentimientos cuentan en cada período de la vida.

Escucha a tus sentimentos y no luches contra ellos, ya que son tu guía para que tomes el camino correcto. Fuente: Pixabay.

Déjate guiar por tus sentimientos en cada fase de la vida

«Mis queridos amigos, los amamos mucho:

Es hora de que en su planeta Tierra se preocupen por cómo se sienten y atiendan sus propios sentimientos.

Al igual que un jardinero nutre las plantas a su cuidado en todas las fases de su desarrollo, ya sea que estén durmiendo en un suelo oscuro, broten, florezcan o suelten sus semillas, tú también puedes cuidar  atentamente tu corazón en todo momento.

Ya sea que te encuentres en una fase de inactividad, creándote una nueva vida, disfrutando de una cosecha o en un período de liberación, tus sentimientos importan. Ellos te permiten saber si estás o no en una vibración superior y viajando por un camino lleno de gracia. Son tus guías.

Todos los períodos de la vida son igualmente importantes. Sin poder dormir bajo el suelo, mientras espera el agua y el calor, una semilla no estaría motivada para alcanzar la luz. Sin el crecimiento, no daría frutos. Sin el fruto y la liberación, la planta no daría semillas para crear nueva vida.

Así también, todas las fases de tu vida y los ciclos de tu crecimiento tienen valor.

La fase del reposo

Algunos de ustedes se encuentran en una fase de reposo, latente en este momento. Como una semilla bajo tierra, no estás muy motivado para hacer nada. En esta fase, honras tus sentimientos descansando, relajándote, eliminando cualquier presión que te impongas, renunciando a plazos artificiales y envolviéndote.

Es posible que anheles tiempo para soñar despierto, contemplar lo que quieres crear o lo que quieres convertirse, y tiempo para simplemente «ser». Entonces querrás cuidar tu cuerpo muy bien, comer adecuadamente, moverte con suavidad y permitir que la naturaleza siga su curso en tu mente y corazón.

Te sentirás bien cuando escuches a tu cuerpo y tu mente, y te niegues a esforzarte, a menos que estés terriblemente motivado para hacer cualquier cosa.

A medida que te das este momento para descansar y relajarte, la fuerza de la vida misma está creciendo y creando movimiento dentro de ti. Si honras tus sentimientos, amarás estas fases latentes de tu vida. Incluso mientras descansas, puedes estar en una vibra deliciosa, pacífica, intensamente agradecida y, por lo tanto, en un camino más amable.

Sin embargo, si luchas contra tus sentimientos, incluso si obtienes el descanso físico que necesitas, pero tu mente no está en reposo, tú, como la semilla sin agua ni calor, necesitarás permanecer dormido por mucho más tiempo. Así que es mejor que escuches tus sentimientos y vuelvas al flujo natural del viaje de tu alma

La fase de crecimiento

En este fase, al igual que la semilla que empuja el suelo, tu energía te está guiando a pensar y actuar para que puedas crear una nueva vida y un cambio.

Ahora tus sentimientos pueden inspirarte a hacer las cosas adecuadas. Puede que tenga ganas de aprender, crecer, reorganizar tu hogar o tu vida, cambiar la dieta o hábitos físicos, crear una rutina matutina o vespertina, ponerse a trabajar en un proyecto, trabajar para cambiar su forma de pensar o hacer cualquier cosa que desees, lo que te sientas impulsado e interesado en hacer.

Dale rienda suelta a tu creatividad cuando te sientas impulsado a emprender un nuevo proyecto. Fuente: Pixabay.

Esta es una fase de crecimiento guiado, donde los sentimientos positivos ayudan a dirigir sus acciones. En esta fase, si luchas contra ellos, te sentirás frustrado, de mal humor o incluso enojado, porque la vida te empuja a pensar o actuar de la manera que realmente deseas.

Es posible que seas menos tolerante con las interrupciones, el drama o las tareas que no te interesan. Sabemos que tienes ciertas cosas que debes hacer, así que mientras estás en esta fase, quizá debas priorizar un poco de tiempo cada día, para tu acción inspirada.

La fase de la cosecha

Algunos de ustedes están en una fase de cosecha. Al igual que la semilla que ha crecido, florecido y dado fruto, este es un momento para celebrar y disfrutar de algo logrado, ya sea un sueño hecho realidad, un proyecto que deseabas o una nueva conciencia en la que has estado creciendo. . .

En esta etapa, tus sentimientos te guían para disfrutar de tu creación y tu éxito. Incluso si estás superando una situación difícil, ahora tus sentimientos te llevan a reconocer los dones y el crecimiento, para que puedas recoger la cosecha de todo lo experimentado.

Puede que tengas ganas de compartir tus dones y/o sabiduría con los demás, porque te sientes pleno y abundante en tu corazón y en tu vida.

Si luchas contra tus sentimientos durante la época de la cosecha y quieres pasar de inmediato hacia un nuevo crecimiento, sin tomarte el tiempo para disfrutar y celebrar lo que creaste o y tu propio crecimiento, puedes sentir agotamiento, entumecimiento o una sensación de vacío.

Esto solo te recuerda que mereces disfrutar del bien que has creado.

Mereces cosechar las recompensas de tu propio crecimiento. Mereces sentir y disfrutar de la realización de tus esfuerzos y logros.

Tus sentimientos te recuerdan que debes disfrutar de la cosecha tanto como disfrutarías de un tomate maduro recién tomado de la planta, en lugar de enterrarlo inmediatamente para que las semillas hagan crecer una nueva planta.

Esta fase de cosecha y disfrute es necesaria. ¡Es una plataforma de alta vibración desde la cual crear tu próximo conjunto de sueños!

La fase de la liberación

Por último, hay momentos en los que se encuentra en un período de liberación. Como la planta que ha florecido, dado fruto y ahora muere por sí misma, para liberar semillas y crear nueva vida, tú también tendrás fases en las que habrás superado tus propias creaciones, creencias o formas de ser.

Tus creaciones anteriores pueden sentirse satisfactorias, pero quizá un poco aburridas, a medida que comienzas a sentir las semillas del deseo de más.

Es posible que, de repente, los pensamientos, los comportamientos, las relaciones o las situaciones con las que te sentías bien, ya no se sientan tanto o incluso no sean tolerables. En estas fases, no solo estás liberando la vibración de una creación anterior, para poder crear más, sino que también estás plantando las semillas para su futuro. Te mueres por algo, para crear una nueva vida.

En las fases de liberación, tal vez quieras cambiar de trabajo o de relación, limpiar, reparar, sentarte en silencio y soñar, dejar de lado los viejos pensamientos, creencias o hábitos desalentadores.

Avanza cuando sientas que debas hacerlo. Fuente: Pixabay.

Si escuchas tus sentimientos, te guiarán para que lo hagas fácilmente, sin esforzarte. Si no lo haces, te sentirás molesto, frustrado, estancado, despistado o incluso enojado con el pasado. La vida misma te está instando a avanzar, a soltar y crear más.

Estos ciclos de la vida ocurren a grande o pequeña escala, todos todos los días, varias veces al día. En diferentes temas, puedes encontrarse en diferentes fases.

Por ejemplo, puedes estar disfrutando de la cosecha de crear nuevos amigos, mientras disfrutas de la liberación de un trabajo que ya no te sirve. Es posible que no te sientas completamente inspirado para limpiar tus armarios, pero tengas un gran deseo de crear arte.

Describimos estos ciclos y sus sentimientos típicos, como ejemplos para ayudarte a descubrir y afinar tu relación contigo mismo.

Lo hemos dicho muchas veces antes, pero vale la pena repetirlo: en la realidad de la 5D en la que estás entrando, tu energía importa mucho más que tus esfuerzos.

La acción guiada, inspirada y con buenos sentimientos es productiva, mientras que la acción obediente, forzada y sin inspiración no ayuda en absoluto.

Si prestas atención a tus sentimientos, sabrás cuándo descansar, actuar, celebrar o liberarte. Si, en el momento en que nota que no te sientes bien, desvías la mirada del mundo externo y vuelves a tu propio corazón, entonces elevarás rápidamente tu vibración, volverás a sentirte bien y a ser más amable.

No hay formas incorrectas de sentirse. Son emociones que te hacen sentir bien, lo que indica que estás en un camino alegre, y emociones que no lo hacen, que te recuerdan que debes tomar nota y volver a un camino alegre.

Todos tienen valor. Ninguno de ustedes es «demasiado sensible» desde nuestra perspectiva. Todos ustedes nacieron con una brújula interior muy refinada y sensible.

Como un niño, fuiste profundamente guiado. Ahora es el momento de prestar atención a lo que sientes una vez más, ya que esta guía es cada vez más importante en tu realidad 5D.

Queridos, ustedes importan. Tu corazón y tus sentimientos importan. Y mucho, porque son tus barómetros espirituales en la vida.

Todos están destinados a disfrutar de sus vidas y por ello debes elegir pensamientos que te hagan sentir bien.

Estás destinado a gravitar naturalmente hacia lo que resuena y alejarte de lo que no. Entonces, preocúpate por cómo te sientes y trata de no dejar que el mundo exterior desvíe tu corazón hacia sus propios fines. Una y otra vez, te recordaremos que cuidar de ti mismo no es un acto egoísta.

Un ser humano feliz, inspirado y de alta vibración es una luz poderosa sobre esta Tierra. Una persona en su fluir natural es guiada de forma natural hacia sus propios deseos, y para servir de maneras que sean mutuamente satisfactorias, gozosas y generen aún más abundancia y fluidez para todos los involucrados.

Por eso te decimos: confía en tus sentimientos.

¡Dios te bendiga! Te queremos un montón»

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://intothelight.news/files/2021-06-08-ann-albers.php

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx