Home » Autores Espirituales - Canalizadores » Enseñar a Vuestros Padres ~ Pamela Kribbe canaliza a Jeshua

Enseñar a Vuestros Padres ~ Pamela Kribbe canaliza a Jeshua

jesus - maestro jesús con alas

 

Queridos amigos, soy Jeshua.

Estoy aquí con ustedes. No soy visible a vuestros ojos físicos porque vengo a ustedes desde un espacio interior, directamente desde el corazón. Sientan mi presencia.

 

Los saludo a todos ustedes, individualmente. Sientan mi energía moviéndose en esta habitación. Sientan mi abrazo mientras recibo el de ustedes. Somos amigos, somos como raíces de un mismo árbol. Nuestro objetivo común es arraigarnos profundamente dentro de esta Tierra para crear un árbol fuerte y hermoso que dará sombra y refugio a los demás.

 

Celebro este día con ustedes, y al hacer esto sientan mi corazón con alegría. Somos familia, una familia espiritual que trasciende las edades y que no depende del tiempo y del espacio. Ustedes siempre pueden sintonizarse con nuestra fuente común, nuestras raíces comunes, cuando necesiten hacerlo, porque yo sé y veo que la vida en la Tierra puede ser solitaria para ustedes. Pero yo veo vuestro coraje también, y los amo profundamente por eso.

 

Estoy aquí como un amigo y hermano, no como un maestro. Yo ya no quiero ser ese maestro, porque ahora es el tiempo de que ustedes se pongan de pie y sean un maestro para ustedes mismos. Esta es vuestra misión en esta vida. Sé que esta misión por momentos les trae dolor y soledad, pero cuando ustedes lo logren, cuando se vuelvan un maestro en esta nueva era, les dará una profunda satisfacción y realmente hará que se complete vuestro viaje en la Tierra. Ustedes mismos serán como un gran árbol, enraizado en la Tierra y alcanzando el Cielo.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Ustedes verán que en esta imagen del árbol están parados solos, porque al ser un árbol tan grande necesita un montón de espacio. Esto es algo que ustedes tienen que aprender a aceptar en esta vida: que están aquí en la Tierra para ayudar a traer una nueva energía, y debido a eso a menudo marcharán fuera de ritmo con la sociedad. Ustedes están creando caminos nuevos, de modo que necesitan crear espacio para que vuestro propio árbol pueda crecer. Y todos ustedes encontrarán fricción y resistencia al cumplir vuestra misión.

 

Vayamos a vuestra infancia. Sientan otra vez la belleza y la pureza de vuestra alma al entrar a esta vida. Vuestra alma se fundió con un nuevo cuerpo. Dio un salto a la oscuridad y a lo desconocido. Ustedes tienen que comprender que vuestra alma no es un ser perfecto y terminado. Con cada salto dentro de una nueva vida ella toma riesgos. Vuestra alma es una realidad abierta y dinámica; en cada vida quiere explorar nuevos territorios. Y el nacimiento de cada nuevo niño es ese milagro manifestándose.

 

Cuando hablamos en términos más amplios, un niño siempre trae una nueva energía para la humanidad. No es sólo que el alma individual quiera explorar nuevos territorios, el alma también quiere traer su energía única a la sociedad humana. Pero debido a que cada niño sostiene algo nuevo dentro sí mismo, no será completamente comprendido por sus padres o por la familia. Instintivamente, los padres tratarán de hacer que el niño se adapte a su propia visión del mundo.

 

Ser padres les suele dar una sensación de responsabilidad mezclada con miedo y preocupación. Cuando las personas tienen hijos su propio mecanismo psicológico de supervivencia a menudo sale a la superficie. En cierto sentido sus partes más oscuras, por lo que quiero decir sus partes más inconscientes, salen a la superficie mientras crían a sus hijos. Lo hacen inconscientemente – no lo hacen a propósito. Los padres suelen forzar a sus hijos a entrar a una estructura que sienten que es correcta y segura, y el niño puede perderse dentro de esta estructura. Sin embargo, en algún lugar muy adentro, el niño recuerda: “Este no soy yo”. Pero antes de que el niño pueda comprender el significado total de este recuerdo, tiene que soltar la estructura de los padres para poder librarse de eso, y durante este proceso el niño experimentará profundas emociones de alienación, de soledad y de desesperación.

 

En algún sentido éste es el destino de cada niño humano. Por lo tanto yo les pido que respeten profundamente el salto que vuestra alma ha dado dentro de esta vida. Vuestra alma estuvo consciente del riesgo que esto implicaba, del riesgo de llegar a estar emocionalmente perdido y alejado de su alma. Cuando ustedes miran al niño pueden ver a un ser inocente y juguetón, pero sean conscientes del viaje profundo y a veces molesto que está atravesando. Ustedes mismos han sido un niño y ahora yo les pido que se conecten con el niño quien aún está vivo dentro de ustedes.

 

Les pido que se conecten con ustedes mismos cuando tenían alrededor de doce años y estaban a punto de ser un adolescente y un ser independiente. Tan sólo permitan que venga a ustedes la imagen de vuestro niño interior, y no tienen que recordar exactamente lo que estaba ocurriendo en esa época. El niño que ahora están sintiendo y viendo ya no es nuevo e inocente. Ha absorbido las emociones y miedos de su familia, así como también las ambiciones de la familia. Ahora traten de sentir o de ver cómo esto los ha afectado a ustedes siendo un niño. Simbólicamente pueden verlo como una especie de mochila que el niño lleva en su espalda, así que sientan el peso energético de esta mochila.

 

Para soltar esta mochila, una de las dificultades más grandes experimentadas por un niño que está creciendo es que él ama a sus padres y siente una profunda lealtad hacia ellos. Todo niño quiere ser un sanador de sus padres. Por lo tanto tenderá a llevar sus cargas por ellos. Abracen a este niño y díganle que ahora puede soltar esta carga, esta mochila. Mucha de la pesada energía llevada por el niño no es la propia energía del niño; la mochila está llena de miedo, de ansiedad, de preocupación y de negatividad surgidas de la energía de la familia. Lo más importante para este niño, y para ustedes, es darse cuenta de que es soltando esta mochila que ustedes se vuelven los verdaderos maestros y sanadores de vuestra familia o de vuestros padres. Entonces se deshacen de las estructuras limitantes que aún tienen un agarre en ellos, y así ustedes les enseñan, a través del ejemplo, cómo liberarse de esas estructuras.

 

Para hacer esto hay que distinguir entre la verdadera y la falsa lealtad. La falsa lealtad se produce cuando actúan desde la culpabilidad, la vergüenza o el miedo. Tienen que recordar que vuestra familia quiere retenerlos dentro de su círculo de influencia. Hay una necesidad inconsciente, instintiva, de hacer esto porque vuestros padres necesitan que ustedes sean “uno de ellos”. Hay una especie de posesividad en la paternidad, que a menudo nace del miedo, lo cual engendra un falso sentido de lealtad por parte del niño. Ustedes tienen que liberarse de esta clase de lealtad, y cuando lo hacen luego pueden desarrollar un verdadero sentido de lealtad hacia vuestros padres y hacia vuestra familia desde el nivel del alma.

 

La verdadera lealtad significa que ustedes se liberan de las estructuras limitantes de la mentalidad de vuestra familia. Con frecuencia estas estructuras limitantes vienen de muchas generaciones, y desconectarse de esas estructuras requiere mucho coraje y claridad mental. Por favor tengan en cuenta de que ustedes no se desconectan de ellas cuando están enojados y molestos con vuestra familia. Está bien estar enojados y molestos temporalmente, pero tienen que comprender que cuando están en tal estado emocional aún no se han librado de la energía de vuestra familia de nacimiento. Sólo serán libres si son capaces de abrazarse plenamente a sí mismo como un ser independiente y de mirar a vuestra familia de nacimiento desde el nivel del alma. Si ustedes se elevan al nivel del alma y ven con los ojos de la compasión, soltarán la ira y el miedo y ganarán distancia emocional de su familia de nacimiento. Paradójicamente, el espacio que abren luego les permite amarlos de una forma mucho más desprendida aun verdaderamente leal.

 

Quisiera recalcarles que amar desde el alma no es amor emocional. Al llegar desde el nivel del alma, ustedes pueden darse cuenta de que hay una distancia entre ustedes y vuestra familia de nacimiento que no es fácilmente puenteada. Pero eso ya no les molesta más, y lo aceptan, porque realmente están soltando. Pueden honrar y respetar a vuestros padres biológicos y sin embargo mantener límites muy claros con respecto a ellos. Éste es el camino que muchos de ustedes trabajadores de la luz necesitan tomar.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Ahora los invito a mirar al niño de doce años dentro de ustedes cuando ha soltado la mochila. Cuando la mochila ya no está, ¿cómo se sienten ustedes, siendo esta persona joven? ¿Sienten alivio o una sensación de alegría? Están volviendo al Hogar en ustedes mismos.

 

Los invito, siendo este niño de doce años, a ver un guía viniendo a ustedes. El guía que se aproxima es mayor que ustedes y los está tomando de la mano. El guía representa para ustedes un padre espiritual y su energía es muy diferente de las estructuras limitantes de vuestra familia de nacimiento.

 

Sientan como este guía les da la bienvenida. Este guía reconoce la nueva energía dentro de ustedes que quieren traer a la Tierra. Este guía quiere invitarlos a expresar vuestra energía del alma. Sientan la energía y el apoyo de este guía, quien es parte de vuestra familia espiritual, vuestra familia del alma. Este guía los está alentando a hacer algo específico con vuestra vida. ¿Qué es lo que en este momento ustedes quieren expresar y experimentar? Vuestra energía única del alma es necesaria aquí en la Tierra. Cada nueva generación tiene la intención de traer una nueva clase de conciencia.

 

Quiero terminar diciendo unas pocas palabras acerca de las generaciones más jóvenes que ahora están en la Tierra. Ustedes están viendo ahora una nueva generación de niños que están mucho más con un pie dentro de la nueva energía del corazón en la Tierra. A menudo nacen con padres que son conscientes, pero puede que estos padres aún no sepan cómo manejar la nueva energía y sensibilidad de estos niños, quienes no encajan dentro de los restos de las viejas estructuras. Ustedes son quienes han abierto y derribado las viejas estructuras, pero los nuevos niños a menudo no están completamente fuera de estas estructuras y esto crea problemas en las áreas tradicionales, tales como la escuela y el trabajo.

 

El consejo más importante que quisiera darles a los padres en esta era es que escuchen el alma de sus hijos. Podrían notar que ellos se comportan de manera extraña o que no están bien adaptados en los entornos altamente estructurados; a menudo son conscientes de sí mismos e intuitivos y saben qué es lo que quieren incluso si no lo pueden expresar en palabras. Vean más allá de su extraño o “mal” comportamiento y conéctense con ellos al nivel del alma, donde ustedes son iguales, y donde ellos pueden ser vuestro maestro en lugar de vuestro alumno. En sus mentes y corazones ellos llevan una llama de luz, una nueva clase de energía, y necesitan de vuestra ayuda para ser capaces de canalizar su energía a la sociedad humana. Ellos necesitan que ustedes los ayuden a expresar y a manifestar su energía única en la Tierra de maneras nuevas y flexibles. El verdadero significado de la paternidad es preservar de la tradición lo que es bueno y sabio y al mismo tiempo estar totalmente abiertos a algo nuevo, así como estar abiertos a la sabiduría del alma de vuestros hijos. Ellos pueden estar espiritualmente adelantados a ustedes.

 

© Pamela Kribbe – www.jeshua.net

 

Sitio web en español:www.jeshua.net/esp

 

Traducción del inglés: Sandra V. Gusella – www.humanitylight.com/blog

 

Ilustración canalizada: Carmen Nicola – www.creandodesdeelser.com.ar

 

Enseñar a Vuestros Padres ~ Pamela  Kribbe canaliza a Jeshua

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend