Home » Mensajes del Cielo » Angeles » Arcángel Uriel » "Destino y Propósito" Arcángel Uriel – Febrero 2011 – Canalizado por Jennifer Hoffman

"Destino y Propósito" Arcángel Uriel – Febrero 2011 – Canalizado por Jennifer Hoffman

Arcangel Uriel 022










PUBLICIDAD GOOGLE



Destino es una palabra que utilizamos para describir las muchas diferentes cosas que nos suceden en la vida y que nosotros creemos que es un diseño azul pre-programado que debemos seguir sin importar que otra cosa queremos hacer. Nuestro destino parece empujarnos en su dirección y cuando estamos en su sendero tenemos muy poco control sobre lo que nos sucede. Creemos que ese destino es nuestro propósito de vida y mientras los dos están vinculados, su relación es más bien algo imprecisa. El Destino es parte de nuestro propósito de vida pero nuestro propósito de vida se extiende mucho más allá de nuestro destino.

 

 

 

Dentro de nuestro destino se encuentra el único propósito de cada época de vida, para sanar las energías que están fuera de la integridad con nuestro deseo del alma para el crecimiento, la sanación, la transformación y la ascensión. De esta manera el destino es esencial para el propósito de nuestra vida porque dentro de él tenemos toda la información que necesitamos para contestar, para responder al llamado del alma para la sanación. Pero el destino no es la respuesta final aunque una vez que se encuentran en su sendero pareciera que tenemos un tiempo muy difícil para poder salir de él. Podemos quedar atascados dentro de nuestro destino porque creemos que es lo que el Universo ha creado para nuestra vida. Pero es lo que nosotros hemos creado para nosotros mismos y es el punto de comienzo de cada viaje de vida, pero no es el final.

 

 

 

Destino es un punto de comienzo para nuestra época de vida y a través de él tenemos acceso a la gente, a las situaciones, a los acontecimientos y lo más importante a las frecuencias de energía que necesitamos para lograr nuestro propósito de vida, que es ante todo sanar el karma. Esa es la razón por la que nuestro destino “está destinado”, porque marca el tono para nuestro viaje de sanación. Sin embargo no se supone que nuestro destino sea una carga para toda la vida al menos que olvidemos su propósito de sanación y permanezcamos en sus energías. Mientras creamos que el destino es un mandato universal, en realidad es un aspecto de un viaje que está diseñado para conectarnos a nuestro bien más poderoso, el poder de nuestras elecciones. El destino establece el sendero de nuestra vida pero nosotros elegimos el rumbo final cuando podemos recordar que nuestro libre albedrío se extiende a cada área de nuestra vida, incluyendo el destino.

 

 

 

Existen cuatro componentes en el destino y ellos trabajan juntos para crear el paradigma del destino. Ellos son la lección del alma, que es la energía de nuestro destino, las personas quienes son los miembros de nuestro grupo álmico que participarán en la experiencia, las situaciones y los acontecimientos que trabajarán juntos para crear el escenario para el viaje y las elecciones que debemos hacer en cada etapa de ese viaje. Todos estos componentes se reúnen en el tiempo divino cuando nuestra alma sabe que estamos listos para vivir nuestro destino para que podamos tomar decisiones para nuestra sanación.

 

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Porqué tenemos tantas dificultades con el destino? Porque estamos en el espectro de sanación de nuestras energías y tenemos que enfrentar a nuestros temores. También estamos ante nuestras energías kármicas y nuestras memorias celulares que son activadas, recordándonos el pasado y todas las energías de culpa y de vergüenza que sostenemos allí. A través de la energía de culpa y de vergüenza creemos que debemos pagar por nuestros pecados y transgresiones, que no somos dignos de algo mejor y que por re-vivir nuestro pasado aferrándonos al destino, estamos expiando lo que hemos hecho y sumisamente recibiendo nuestro castigo. Pero tenemos la situación equivocada.

 

 

 

Destino es como una prueba con dos posibles respuestas. Una es la elección obvia que está escrita para nosotros a través de nuestro destino. La otra es una sección de ensayo donde podemos escribir nuestros propios pensamientos y creencias, las acciones que deseamos asumir y el resultado que queremos tener. La mayoría de nosotros elige una sola respuesta en vez del ensayo porque no creemos que otra elección sea posible. Pero está y siempre ha estado allí.

 

 

 

Cuando comprendamos que el potencial de sanación del destino y las elecciones que podemos hacer para que el destino se convierta en nuestro vehículo para la comprensión; nos permite elegir otro sendero, uno donde permitimos el conocimiento que deriva de la comprensión, nuestro destino fortalecerá nuestra decisión de tener alegría, paz, amor y abundancia en nuestra vida y entonces las elecciones permitirán que esto suceda.

 



Canalizado por Jennifer Hoffman, canal de la energía del Arcángel Uriel


www.urielheals.com


Traducido por Alicia Virelli compartiendo la Luz

www.destellosdeluz.com.ar

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
Un comentario
  1. User comments

    SICEN QUE SOMOS EL ARQUITECTO DE NUESTRO PROPIO DESTINO…SI LO TOMAMOS CON CONCIENCIA CLARO QUE SI PUES ATRAEMOS TODO LO QUE PENSAMOS….GRACIAS QUERIDO ARCANGEL URIEL.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend