Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Kuthumi » Irradiando Tu Luz" Maestro Kuthumi

Irradiando Tu Luz" Maestro Kuthumi

Lord Kuthumi 005

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amado Estudiante de la Luz

 

Sinceras y puras son tus intenciones cuando emprendes un estudio y dedicas tiempo a la Labor Superior, sin embargo con el correr del tiempo se degasta tu inicial visión esplendorosa, permitiendo que la bruma de lo cotidiano te impida ver la luz blanca de la estrella de realización y que siempre está brillando arriba de tu cabeza.

 

Muchas aulas se sostienen con sólo aquellos que perseveran y cuya capacidad de desarrollo va más allá de cualquier calificación humana. No digo que son hombres o mujeres distintos, cada uno tiene las mismas características que conforma a cada quien,  simplemente la soberanía del Espíritu prima en cada acto de sus vidas.

 

¡Quién no desconoce jamás la Fuente  Primordial desde la cual todo se sustenta, magnifica y renueva, tiene la capacidad de vivir y evolucionar a grandes pasos!

 

La confusa y estrecha visión de identificación con lo pasajero y temporal es sembradío de dolores y sufrimientos.  ¡Aquél que destila la Luz del Cristo, vive en los esplendores de su Ser!

 

Incansables son los intr√©pidos que van subiendo el estrecho, pero a la vez amplio Sendero, y que¬† nunca se detienen ante la escarpada y hostil empinada ¬°Suya es la labor! Porque mientras a tientas van transcurriendo sus d√≠as entre ‚Äúla noche y el d√≠a‚ÄĚ, saben que m√°s all√° de todas las luchas y avatares¬† permanece¬† pura y serena la Divina Luz de su Presencia inmortal. Aliados a la Luz ¬†no dan la espalda a¬† su fulgor y aunque sus ojos no vean m√°s all√° de lo inmediato, contemplan con la visi√≥n del Cristo y caminan seguros entre la noche m√°s oscura y cerrada.

 

Recuerda: ¬°Lo avanzado no se deshace!

 

No vuelves tus pasos hacia atr√°s,

como no florece igual la rosa del mismo rosal.

El ayer se llevó entre sus brazos al  tiempo que hoy es otro,

tu raíz celeste  es eternamente la misma

que sostuvo tu aliento al nacer y al morir,

sin embargo ni naces verdaderamente ni mueres.

Testigo de lo divino, la esencia permanece

como un collar de perlas níveas se va hilando en tus vidas

para cuando el oro Luz del Cristo

reviva en tu cuerpo y seas Luz, sólo Luz.

¡Principio  Sagrado y eternidad  permanente!

 

 

Irradia tu Luz, es el deber, la Ley y el sublime sino

que sigue todo lo que sostiene la misma chispa

y semejante a un pu√Īado de soles que se desprendieron

para darte la forma y la experiencia

que hoy te impulsa a recobrar  ese origen inmaculado,

primordial y perfecto en la Trinidad del Uno,

abarcando las Tres Flamas de la √önica conciencia.

 

En tu caminar te bendice,

 

Kuthumi

 

 

Mirtha Verde-Ramo

www.saintgermain.cl


Un comentario

  1. Maravillosa y grandes son tus bendiciones gracias amado maestro.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>