Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Kuthumi » Mensaje de Kuthumi Lal Singh- 18 de Julio de 2009 dc

Mensaje de Kuthumi Lal Singh- 18 de Julio de 2009 dc

Maestro Lord Kuthumi


Namasté (el público responde, Namasté)
Namasté (el público responde, Namasté)
Y una vez por el mundo, ¡Namasté! (el público responde, Namasté)

Saludos, queridos Shaumbra, soy yo, Kuthumi. Qué delicia estar de regreso con ustedes aquí, en la cumbre de esta montaña, y escuchar los sobre tonos y la música –mi tipo de música- mientras veníamos aquí.  Permítanme tomar un momento para envolverlos plenamente en mi energía y expresar el amor de Dios dentro de mí al Dios dentro de ustedes…

Eso es Namasté. Es cuando se unen los Dioses, como lo hacemos ahora.
Mmmm, lo inspiro. Lo siento, y déjenme repetirlo una vez más, pero entrando en vuestros sentimientos esta vez.
“Namasté, del Dios dentro de mí al Dios dentro de ustedes. Namasté, queridos Shaumbra.

Qué bendición tenemos hoy, también algo de tristeza, pero como han descubierto en vuestra propia vida, cada tristeza tiene su alegría. Cada percepción de oscuridad tiene su luz.  Cada desvío equivocado es en verdad acertado. Cuando pueden encarnar esos simples principios, y como lo dijo ya Tobías, sobre ponerse a estar equivocado,  cuando pueden encarnarlo pueden relajarse en al vida, entonces la disfrutan –y ahí pueden ascender.

Higiene Energética

Así que hoy, tenemso dos charlas en una. La primera se refiere a la  higiene personal con el entrenador Kuthumi, o Consejo Para Este Sucio, Sucio Mundo (muchas risas)
Me siento algo así como vuestro entrenador de la secundaria, el que les tiene que decir, “Enjabónense bien, lávense todo el cuerpo, no olviden al Señor P y a la Señora V (risas), vayan bien por la raja y por las orejas. Laven, laven, laven; freguen, freguen, freguen cada parte de su ser. Paren, están refregando demasiado allí. Muévanse, muévanse”. Recuerdo lo que era ser humano. Hmmm, hmmm, hmmm, hmmm, hmmm (Kuthumi canta mientras se supone que se refriega, bañándose).

La higiene personal es muy apropiada ahora –tanto- pero hablaremos de otros tipos de higiene. Asumo que se bañan y lavan diariamente, por lo que no nos enfocaremos en ese tipo. Pero sí lo haremos con respecto a la higiene energética.
¿De qué se trata?
Bueno, ante todo, es, en un punto, comenzar con el cuerpo. Desean mantenerlo limpio, pues es un acto simbólico del resto de vuestros campos de energía. Son ustedes tomándose el tiempo para bañarse o ducharse, limpiarse, refrescarse.

Como muchos saben, es fácil elevar energía. Está flotando todo a nuestro alrededor, y mientras este salón se llena de bella energía angélica, también lo hace de criaturas energéticas, bichos energéticos, parásitos energéticos; todo eso colgado  por acá. Y a medida que se vuelven más sensibles e integrados, está la tendencia de levantar esas energías odorosas por todo vuestro cuerpo. Mientras muchos otros humanos no pueden detectar el olor, los ángeles respectivos sí lo pueden. Lo podemos oler en ustedes.

Así que ustedes quieren limpiar su cuerpo, claro. Pero hablemos de algo más importante –la limpieza de la mente. La mente es como un enorme campo energético programado y sintonizado a  ciertas frecuencias y patrones. La mente junta un montón de basura, como ya lo habrán notado. Limpiar la mente puede ser fácil por medio de la respiración; de la respiración, sí. Dedicando unos minutos diarios a la respiración conciente. Al hacerlo permiten que las energías limpias de ustedes y de las energías cristalinas fuera de ustedes laven mucho de las energías innecesarias y pensamientos que están en vuestra mente.

Una manera de hacerlo, también, consiste en cantar. Es también muy parecido a respirar. Los saca de la mente, entonces la misma mente tiene un mecanismo natural de limpieza de sí misma, que suelta los pensamientos que ya no son apropiados a vuestra vibración y estado de expansión.  Pero cuando se quedan en la mente, cuando rumean en ella, la mente no se descarga a sí misma.

Así que tenemos la respiración, cantar, y algo más –muy importante, y lo digo seriamente- cuenten chistes. Hagan algo gracioso, pues han programado la mente para ser muy seria, muy a-b-u-r-r-i-d-a, porque se vuelven muy s-e-r-i-o-s. Pues tratan manejar todo y no lo podrán lograr, así que déjenlo ir, ahora. Déjenlo fluir.

Son seres naturales –naturales en vuestra expansión de energía, en vuestra resolución energética. Así que, cuando cuentan un chiste, salen de vuestra mente por un rato. Se iluminan un poquito. Algunos de ustedes temen decir un chiste pues creen que pueden ofender a alguien. Bueno, miren a Adamus (risas). Él cuenta… (Kuthumi ríe) no se preocupen de ofender. Ya no están más en esa vieja energía. No van a decir nada sin color. El punto es –dejen que suceda, déjenlo salir, salgan de la mente-

Esa es una manera linda de limpiar energéticamente a la mente. Sería como reorganizar todos los archivos de una computadora. Sería como proporcionar métodos más eficientes de usar el cerebro y la mente en esta Nueva Energía. Encontrarán que la mente puede ser más veloz de lo que es ahora, consumiendo menos energía y generando menso estrés en ustedes.

Seguido, está vuestro campo personal de energía, que va más allá del cuerpo y la mente. Llevan lo que llaman aura, vuestro capo de energía. Es lo que los conecta y libera la vieja energía fuera de vuestra experiencia personal. Es una parte inteligente pero incomprendida de ustedes. Han escuchado hablar del aura, pero no la comprenden. Está allí. Tiene la tendencia de juntar un montón de detritos de energía, un montón de basura. Mientras andan por ahí –como ya lo dijeron antes los pleyadianos- van a un negocio, pudiendo juntar energía de otras personas. Si no pasa al cuerpo o la mente, con frecuencia se queda en el aura. Se juntan allí.

Energía Síquica Oscura

Pero hay otro tipo de energía que, casi… oh, diríamos de tipo espiritualmente radiactiva que terminan por juntar, lo que les causa algo de confusión y dolor. Dado que se están volviendo más sensibles, toman conciencia de que estas energías están allí y son muy filosas. Tienen pequeños ganchos o lanzas con lo que entran. Algunas veces penetran el campo etérico y van directo al cuerpo y la mente. Son energías que llaman magia, brujería y artes oscuras, y ustedes la acumulan en vuestro campo energético o aura en este preciso momento.

Hay varias razones para eso. Algunas de estas energías son viejas maldiciones y magia negra que ustedes colocaron en otras personas en vidas pasadas. Y la cosa graciosa de todo tipo de magia negra, es que siempre regresa a quien la generó.  Por lo que están sintiendo toda esa magia negra que echaron por ahí –maldiciones, maleficios, de todo- regresando directamente a ustedes, mientras vuestros aspectos entran. No sean tan naïve al pensar que todas esas viejas artes negras no regresarán.

También sienten atracción física hacia otras personas.  No tiene necesariamente que ser conciente, pero sucede. A medida que más y más humanos van hacia un estado mental bellamente descarriado (risas), eso los empuja a un desarreglo físico o espiritual. Están en alguna parte entre aquí y quién sabe dónde –aquí, la Tierra; quién sabe dónde, otras dimensiones- confundidos y muy perdidos. Lo que tienden hacer es echar lo que dirían flechas de magia negra, sin ninguna dirección particular, pero piensen, ¿a quién atacan primero? A aquellos que están más abiertos y que están aumentando su vibración y conciencia, lo que significa ustedes.
Hagamos aquí una profunda respiración.

También hay mucha energía oscura deliberada, lo que podrían llamar maldiciones que los asaltan ahora mismo. A medida que la Tierra hace su transición hacia la Nueva Energía, hay muchas Viejas Energías y aspectos, culturas y civilizaciones que no desean ver que eso suceda. Algunos están en el reino físico, practicando activamente energías muy oscuras. Algunas de ellas existen en la Tierra cercana, reino donde están dejando esta energía totalmente confusa  en la Tierra ahora mismo.

Tienen una agenda. Están vestidos en la vieja forma. Hay una creencia subyacente de que se irán de la existencia s la Tierra sigue su evolución. Están haciendo todo lo posible por impedirlo.

Así que están sintiendo todas esas energías, acercándose pero no muy preocupados. Lo que también está acaeciendo es vuestra divina energía, la energía  que se acerca más y más, llenándolos, una partícula por vez, entrando en vuestro campo de energía, vuestro cuerpo y vuestra mente. Su brillo también se siente y atrae a estas energías densas, muy, muy difíciles y oscuras sobre la Tierra ahora mismo.

Ahora, aunque suene algo agorero y difícil, y veo el nivel de ansiedad disparado al cielorraso y más allá, no se trata en realidad de algo muy complicado. No del todo. Es sólo energía. Eso es todo.
Claro, energía empacada y aguzada en cierta estructura y dirigida a ustedes. Pero se trata de sólo energía, y con sólo un pequeño cambio de perspectiva, lo que encontrarán es que no serán más dragados por esta Vieja Energía. No la llevarán por ahí nunca más, aunque es una energía que vine a ustedes para servirles.

Entonces, ¿qué hacer? Bueno, ya saben que la primera parte de la respuesta es respirar. Así que hagámoslo.
Al hacerlo, incorporen esas energías con la respiración. Sí, háganlo; no se resistan. Paren de andar empujándolas y rechazándolas. Habiendo sido maestros de trabajos de energías oscuras –como todos nosotros lo hemos sido en algún momento u otro- y siendo maestros de la Nueva Energía, no tiene que tratar de huir de ellas nunca más. Ustedes usaron muchas de sus vidas tratando de huir de ellas, porque solían estar allí. Solían trabajar con ellas. Comprendían su potencial.

Cuando decidieron no tatar más con ellas, se volvieron miedosos de ellas. Comenzaron a huir, a esconderse de ellas. La sola mención de ellas, de las energías síquicas, de las energías extraterrestres, los hace sentir miedo, y eso les cierra el corazón, los limita mentalmente. Hablar de las artes oscuras les causa dejar de respirar, los hiela y hace sentir muy pequeños.

Por eso los invito a respirarlas, comprendiendo que es sólo energía, sabiendo que no les puede hacer nada. Ya nadie más puede seguir manipulándolos. Vuestros aspectos ya no los pueden controlar a ustedes. Aquellos en los otros reinos ya no los pueden perseguir cuando ustedes los respiran. Ah, y ya sé –con esta cierta tensión en el salón- ustedes dicen, “¿qué si las respiro y me vuelvo oscuro?”

Vean, es un viejo miedo de que la oscuridad –estas energías síquicas abusivas- los ha controlado por largo tiempo. Así que lo que hacen es crear la percepción de que pueden hacerles algo a ustedes que incluso hasta cuando abran la puerta un poquito ellas van a tomar control de ustedes. Pero ustedes son grandes chicas y grandes chicos.  Sabemos cómo funciona la energía, y en sólo un momento comprenderemos cómo pueden ser totalmente limpiadas; cómo pueden tener la higiene personal de todos sus campos de energía.

Así que, en lugar de huir, de bloquearse y cerrarse a todas estas energías que los rodean –que tratan de atraparlos en la dualidad, en el sufrimiento de la iglesia, de la creencia del karma, en la creencia del cielo y el infierno, y cómo los afectará algún día- límpienlas, transmútenlas sin volverse muy mentales. La primera cosa que deben hacer es respirar –y digo respirar de verdad-.

Háganlo como si estuvieran respirando esas energías, sin nada que temer, como el amor y el divino que tienen dentro sabe que se trata sólo de energía.

No se trata de oscuridad y de luz, sino de sólo energía. Que no va a controlarlos o herirlos. Está para servirles, sin importar qué ilusión fue creada debajo –por quienes están tratando de crear este asalto ahora mismo, por vuestras propias energías oscuras del pasado- no importa. Están allí para servirles.
Después que las respiran, hacen algo extraordinario. Imaginen algo –lo que quieran. Sólo háganlo.
Verán, la imaginación es uno de los grandes regalos que tienen. La imaginación crea la realidad  y sus sub realidades.  Es vuestro faro de luz para quienes son y lo que están eligiendo ser.

Imaginación

Ahora hablemos de la diferencia entre imaginar y visualizar. La imaginación es abierta y libre. No trata de establecer un punto de atención y no previene de la mente. Podrían decir que viene del corazón y de la inspiración del divino.
No digo que imaginen en pequeño; sino en grande. No digo que imaginen para el mundo; sino para ustedes.
Pueden imaginar, incluso en este momento del Ahora. Algunos dicen, “pero pensé que imaginar era para el futuro solamente”. De hecho no es así. Podemos imaginar ahora mismo. Hagámoslo juntos.

Imaginemos que estamos sentados en la punta de una montaña, juntos, en un bello día soleado, sintiendo la gloria de Gaia por todos lados. Ahora imaginemos que estamos sentados en un cuarto, juntos, donde estamos compartiendo nuestras energías y amor, nuestro espacio seguro, nuestro viaje juntos.  Imaginémoslo por un momento. Imaginemos que hay música; que hay risas. Imaginemos que hay Shaumbra conectados a nosotros por todo el mundo. Sólo respírenlo e imagínenlo.

Al hacerlo, suéltense.  Ábranse. Déjense fluir creativamente, dinámicamente en las divinas energías. Acaban de transformar toda energía oscura, toda energía estancada, todo asalto, todas. Las han cambiado, así de fácil. Así de fácil.
Pueden imaginarse flotando sobre una nube, si lo desean. También cantando solos junto a la música de Yoham. Pueden imaginarse echados en la cama antes de dormirse entre los bellos mundos. No importa.
Pueden imaginarse cenando una fina comida que jamás probaron. No importa. No es necesariamente lo que imaginan, sino eso que imaginan. La imaginación es vuestra expresión. Es ustedes expresándose. Es tomar vuestra alma y expresarla, abriéndola. Cuando lo hacen, vuelven a ustedes.  Regresan a vuestro hogar.

Pueden imaginar mariposas flotando pro el cielo. Pueden imaginarse sumergiéndose en un río de montaña; no importa. También pueden imaginarse sufriendo, si quieren. Pero no sé por qué lo harían. Pueden imaginarse en la ducha, bañándose. Lo que sea que deseen. Se trata de la transformación de energías que de otro modo los atormentaría, perseguirían y atraparían. No lo hagan más complicado. Respiren e imaginen.
Imaginemos que estamos en este bello lugar que ustedes llaman Centro de Servicio Shaumbra. Está lleno de agua natural con bellas energías –lo que deseen- ¿pueden soltarse y sentirse libres a imaginar, a imaginar abierta y grandemente?

Tomen una profunda respiración e imagínenlo. Los imagino allí. Siempre están allí. No tienen que enfocarse en ello, lo que quiere decir no volverse analíticos.  Ni si quiera se preocupen si la imaginación cambia, fluye y se abre; si se cambia de un lugar a otro. La libre imaginación los libera. Es así como limpian algo de esa energía basura que han acumulado, que se ha colocado en vuestro campo de energía. Incluso algunas han entrado a vuestro cuerpo, y mucha de ella en vuestra mente.

Suéltense. Se limpian a sí mismos por medio de la imaginación. Eso es todo. Imaginación. Una vez que se dedican a imaginar regularmente, se darán cuenta que es también una herramienta de manifestación. No tienen que enfocarse en un montón de dinero. Ni en las partes específicas del cuerpo que están fuera de línea.  Toda imaginación –por ejemplo nadar en una pileta de chocolate; echados en una cómoda reposera con ángeles  pasándola bien con ustedes y dándoles uvas. No importa. No juzguen vuestra imaginación. No la teman. Comiencen a vivirla y a limpiar vuestras energías.

Tobías

Quisiera tomar unos momentos para hablar aquí de nuestro querido amigo, Tobías. También para explicar algunas cosas de las que él nunca antes habló. Estamos cambiando nuestra energía obtenida aquí, así que denla con nosotros y con ustedes a medida que también lo hacen.

Nuestro muy querido amigo Tobías –tan cercano a nacer, de regreso en la Tierra- está muy preocupado. Incluso ahora mismo su energía está muy presente aquí, porque mañana él se estará encarnando de regreso en la Tierra, caminando con ustedes, compartiendo con ustedes e imaginando con esperanza junto a ustedes.
Déjenme decirles algo más sobre él. Cada uno de ustedes aquí, cada uno conectado con nosotros ahora mismo han conocido a Tobías en el pasado. Han compartido vidas con él en Lemuria y la Atlántida, e incluso tiempos anteriores en los reinos angélicos. No es un extraño para ninguno de nosotros. En los días finales de Atlántida, él tenía un nombre, pero era más bien un título. Era Muir. Fue el que le dieron al nacer, pero era más bien su título. Significa –en los términos vuestros de hoy- Señor, el Gran Uno.  Señor como el Gran Sabio, el Gran Evolucionado.
El amor de Tobías fue conocido por toda Atlántida. Su competencia con la ciencia, el espíritu, la humanidad era muy apreciada en toda Atlántida, y venían de toda la nación por consejo, y sanación.
Fue, en verdad, Tobías como Muir quien condujo el éxodo de muchos que ahora se llaman Shaumbra, desde la Atlántida hacia los templos de Tien.
Fue él quien nos ayudó a desarrollar nuestra propia divinidad y humanidad. Nos ayudó a comprender la bendición de la vida en la Tierra.
Fue el sumo sacerdote. El Señor. Lo que ustedes ahora llamarían rey, pero no con el ego, no con los viejos atributos. No había control; había visión. No había estructuras; había deseo en todos por trabajar mancomunadamente.  Fue reverenciado y honrado.
En los días finales de Atlántida cuando los ejércitos de Azura Timu estaban cerca de los Templos de Tien, una memoria que muchos de ustedes aún sostienen muy dentro de sí, fue Muir quien finalmente dijo: “Nos sacrificaremos por el bien de los otros”. Y fue él quien caminó delante, entregándose. Fue Tobías como Muir quien murió entre nosotros primero en esos días finales atlantes.
Cuando Tobías cruzó el velo, llevó con él tremendo dolor y culpa por lo que aconteció. Amada profundamente a la Atlántida.  Cargó con eso y cada vez que veía a uno de ustedes cruzar al otro lado del velo, muriendo a manos de los ejércitos invasores, fue Muir quien cargó con más dolor y pesar y culpa. Cada uno que llegaba le hacía sentir más peso en el corazón.
Así fue como terminó la vida y Atlántida como la conocíamos.
Hubo pequeños grupos humanos que lograron escapar –no muchos, pero los suficientes- y hubo quienes huyeron bajo tierra, debido a la violencia en la superficie. La vida humana no era sustentable. Siguieron los pasadizos de cristal donde la vida era sostenible, donde no había falta de luz solar porque había luz cristalina, donde el oxígeno era creado por los cristales. Muchos de ustedes podrán recordar la vida debajo de la superficie terrestre.
Tobías eligió regresar a la Tierra en su pena y sufrimiento, para ver qué había pasado, para vivir dentro de lo que había pasado. Así que lo hizo dentro, muy dentro de la Tierra por mucho, mucho tiempo, no como rey, no como Señor, no como el Gran Uno, sino como uno que era triste, uno que era básicamente lo que llamarían un campesino, un solitario.
Se permitió vivir varias vidas de sufrimiento por lo que había sido hecho en la Atlántida. Y aunque los ángeles venías a tratar de decirle: “Querido Muir, no tienes que aguantar esto, no tienes que sufrir esto”, él lo hizo. Muchos de ustedes lo acompañaron en eso.
Unos 5.000 años atrás, Tobías decidió re emerger, volver a la superficie donde ahora prevalecía la vida –muchos, muchos humanos habían retornado a la superficie, pocos quedaron abajo- así que eligió una vida en la superficie terrestre. Eligió la tierra del Medio Oriente –Israel, Jordania, Siria, Irán e Irak- en los países que ustedes ahora conocen con esos nombres.
Él continuó con su sufrimiento pero de manera distinta. Sufrió por Dios en el nombre de la religión. Él estudió religión. Inicialmente, lo hizo con la religión pagana. Luego con el judaísmo, estudiando cada carta de cada libro que llegaba a sus manos. Tuvo vidas de rabino, una tras otra. Estudió los textos, escuchó las lecturas, porque él… iba a ser merecedor ante los ojos de Dios. El iba a conseguirlo esta vez, porque sentía que había culminado con su equivocación en Atlántida.
Hubo lindos momentos en sus vidas, pero también mucha disciplina. Mucha carencia de la alegría de la vida. Aún sentía culpa.  Que no tenía derecho a disfrutarla como era. Así que estudió, trabajó y sufrió, hasta su última vida.
En su última experiencia vital no fue conocido como Tobías; sino como Agos. Encontró el amor y tuvo hijos, amando la tierra en torno a Galilea. Amó la vida una vez más.
Mientras la historia sigue, hubo otros que quisieron sus tierras, quienes lo dejaron sin nada y lo pusieron prisionero y todo le fue tomado –el amor de su vida, los hijos, su tierra y animales. ¿Pueden imaginar la consternación que él tenía, sintiendo que Dios le había dado la espalda a él?

La Ascensión de Tobías

No fue sino hasta sus días finales en prisión, casi al borde de la muerte, que finalmente lo consiguió. Finalmente soltó todo, como ya se los dijo antes. Todas sus creencias. Sus culpas y sufrimientos. Todo lo que había pensado sobre sí en que se convertiría.
Estando tan cerca de la muerte, ya no le importaba. Lo dejó ir. En un destello brillante que puede ser visto en el Universo, Tobías comprendió finalmente cuatro palabras simples: “Yo También Soy Dios”.
Todo sucedió junto. Todas las piezas encajaron. El amor fluyó y Tobías ascendió.
Regresó a su propia soberanía y de acuerdo al estará aquí en espíritu para trabajar con cada uno de ustedes, no más fuera de la culpa por los tiempos atlantes, pero sí en el genuino amor. Su mensaje de los últimos 10 años ha sido: “pueden hacerlo mientras poseen la Tierra. No necesitan cruzar el velo. No necesitan morir. Ni tampoco ir vida tras vida de sufrimiento. Lo puede hacer acá mismo. Pueden de manera simple o difícil, pero lo pueden lograr.”
Tobías regresó a su propia soberanía, y no hay muchos de los que ustedes podrían llamar Maestros Ascendidos –tal vez unos 9.000; no importa-  pero no son tantos. Hay muchos destacados; muchos seres angélicos destacados en altísimos niveles, pero no tantos maestros ascendidos –quienes aceptaron su soberanía.
Hasta la fecha no ha habido uno que haya regresado a la Tierra, queridos Shaumbra –que lo haya hecho en cuerpo físico. Nunca.
Volvemos a ustedes de muy diferentes maneras –Sananda, Kwan Yin, Maitreya, Afra- y la lista sigue de quienes han trabajado con ustedes, quienes están trabajando con ustedes ahora. Vienen a través de los canalizadores, los profetas y los inspirados, así como por medio de cada uno de ustedes a su propia manera.
A veces, como Adamus, vienen y se manifiestan temporalmente como si estuvieran aquí, aunque no haya nacido aún. Yo no he nacido de nuevo aún. Yeshua, Sananda, tampoco. Yeshua murió, y aún no ha retornado en cuerpo físico.

La Venida

Pero yo, Kuthumi, me gustaría compartirles que Tobías es de hecho el primero que retorna a nacer en la Tierra, algo que no ha mencionado nunca en estos años. Por lo que es mi honor el compartir esta información con ustedes. En términos de tiempo terrestre, el está retornando, volviendo. Estará aquí, con ustedes. Eso es sólo posible –sólo posible- debido a ustedes; debido al traspaso del salto cuántico; porque la conciencia estaba en un punto que podía permitir que tuviera lugar el verdadero cuerpo complejo. Tobías no vuelve para salvar a nada ni a nadie. Viene a estar en la Tierra de nuevo, a vivir en alegría y amor, a vivir con los maestros que ustedes son. Está pasando por un proceso interesante, llamado renacimiento, que lleva al olvido, de entrar en este tipo de energía que los hace perder la memoria de dónde vienen.
Pero sé que él recordará quién es, por una razón –porque ustedes están aquí, ahora, ayudando a traer esa energía- no lo hacen por necesidad. Están aquí para un suceso de proporciones históricas –un maestro ascendido volviendo a nacer en la Tierra- y está ocurriendo ahora.
Quiero que sientan… este momento del renacimiento de Tobías, dado que parte de ustedes lo hace con él. Parte de ustedes regresa en este cometa llamado Tobías.
He tratado de encontrar el mejor modo de ayudarlos a experimentar lo que él está pasando ahora… volviendo… volviendo al hogar… y ayer escuché una canción, aquí, y supe que no había una manera más precisa para ustedes de hacerlo que tenerlo a Anders para que nos cantara El Regreso al Hogar.
Así que, experimenten, en estas horas finales antes de que Tobías vuelva, déjense experimentar  el renacimiento de un maestro ascendido, el renacimiento de ustedes. (Anders canta)
La energía de Tobías retorna a la Tierra… ustedes vuelven a ustedes.
Bienvenidas y bienvenidos.

Namasté.

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Marisa García
Un comentario
  1. User comments

    Namasté Felicitaciones por esta maravillosa pag.. esta genial la información me ha servido mucho.. que los Dioses te sigan iluminando!!!!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend