Home » Sabiduria y Conocimiento » Esoterismo » Notas y comentarios sobre Pistis Sophia (2ª parte), por Helena Blavatsky

Notas y comentarios sobre Pistis Sophia (2ª parte), por Helena Blavatsky

La revista BIOSOPHIA aporta este artículo la segunda parte de los Comentarios interpretativos de H. P. B. sobre la compleja nomenclatura de los conceptos y términos que aparecen a lo largo del libro sagrado gnóstico Pistis Sophia, cuya primera parte apareció en el anterior número 9, mediante el texto de las estrofas (en azul), que luego explicita en las notas y comentarios subsiguientes, de manera que, dada su longitud, introduciremos la tercera y última parte en el próximo número de la revista.

[PS 16] “Y sucedió, cuando el sol había ascendido en los lugares del Este, que una gran corriente de luz descendió, en la que estaba mi Vestidura, que yo coloqué en el Vigésimo-Cuarto Misterio. Y encontré el Misterio en mi Vestidura, escrito en Cinco Palabras, que pertenecen a lo Alto. ZAMA ZAMA ÔZZA RACHAMA ÖZAI (1). Y esta es la interpretación del mismo: El Misterio que está fuera del Mundo, a causa del cual el Universo fue hecho, es todo Evolución y todo Progreso; proyectó todas las emanaciones y todas las cosas en él. Por su causa existe cada Misterio y las Regiones del mismo. Ven a nosotros (2), porque somos tus compañeros miembros. Somos todos uno contigo. Somos uno y el mismo, y tú eres uno y el mismo. Ese es el Primer Misterio.

[PS 17] que estaba desde el principio en el Inefable antes de que viniera de allí; y su Nombre es todo de nosotros. Ahora, además, todos vivimos juntos por ti en el último Límite (3), que también es el último Misterio desde los interiores…

“¡Ven a nosotros! Por que nosotros (4) todos estamos a tu lado para vestirte con el Primer Misterio…”

[PS 19] “… el Misterio de los tres Poderes Triples (5) y también el Misterio de toda

la Región de ellos, y también el Misterio de todos sus Invisibles y de todo lo que gira (6) en el Decimotercer Aeón… y de todas sus regiones (7).”

[PS 21] “Y habiendo abandonado aquella Región, ascendí a

la Primera Esfera, brillando con la mayor Luz posible, cuarenta y nueve (8) veces excediendo el esplendor, con el que brillé en el Firmamento.”

[PS 24] “Y su gran confusión y miedo alcanzó

la Región del Gran Antepasado Invisible (9) también, y de los tres grandes Poderes Triples.”

“Pero, en los Doce Aeones, mi Luz fue mayor que en el Mundo entre vosotros, ocho mil setecientas veces (10).”

“…Y todos los Aeones, y Cielos, y su completa Ordenación, fueron agitados, por el gran miedo que había en ellos

[PS 25] porque no conocían el misterio, que estaba hecho (11)

“Y Adamas, el Gran Tirano (12) y todos los Tiranos, que están en todos los Aeones, comenzaron a luchar vanamente contra

la Luz.”

“Y cambié el Destino y

la Esfera, que son sus Señores, y les hice volverse durante seis meses hacia la izquierda, y seis meses hacia la derecha, cumpliendo sus influencias

Image[PS 26] ya que por el mandato del Primer Precepto y del Primer Misterio (13), IEU (14), el Vigilante (o Supervisor) de

la Luz, les había colocado, mirando a la izquierda, durante todo el tiempo, cumpliendo sus Influencias y Acciones” Y cuando había dicho estas cosas a sus discípulos, añadió: “Aquel que tiene orejas para escuchar, que escuche”.

Ahora cuando María (15) hubo escuchado esas palabras, que dijo el Salvador, habiendo mirado al cielo con asombro, (16), por el espacio de una hora…

[PS 28] ningún Regente sabrá las cosas, que tú harás de ahora en adelante, desde esta hora; en la que los Regentes son realmente Egipto (17), desde que son los ineficazes Hylê…

[PS 29] Y ella (María) dijo: “Maestro, ¿todos aquellos, que conocen el Misterio de

la Magia de los Regentes de todos los Aeones, y aquellos del Destino y de la Esfera, así como los Ángeles Transgresores les enseñaron (si les invocan en sus Misterios, que son Ritos de Magia negra para entorpecer las buenas obras), llevarán a cabo sus propósitos en el presente o no? Y Jesús respondió, y le dijo a María: “No los llevarán a cabo, como los llevaron a cabo desde el principio, porque he tomado la tercera parte de su Poder. Pero estarán equivocados (18) a los ojos de aquellos, que conocen los Misterios de la Magia en el Decimotercer Aeón…”

[PS 30] (Los Iniciados de

la Hora – Astrólogos Horarios) “… he cambiado sus Influencias, sus Cuatro y Tres Ángulos, y sus Ocho Configuraciones (19).”

[PS 34] “Y cuando el tiempo del Número de Melchizedek, el gran Receptor de Luz (20), hubo llegado…”

[PS 42] “… he acortado sus Tiempos, por mi Elegido… porque si no lo hubiera hecho, ninguna alma Hylica (física, material) hubiera sido salvada, pero ellos habrían perecido en el Fuego, que está en

la Carne de los Regidores.” (21)

“Después de esto, entré en lo Alto, en los Velos del Decimotercer Aeón. Y sus Velos fueron retirados juntos por su propia voluntad, y abiertos para mí. Y habiendo entrado en el Decimotercer Aeón, encontré a PISTIS-SOPHIA (22) debajo del Decimotercer Aeón, sola, ninguno de ellos girando cerca de ella. Pero ella se sentaba en aquella Región afligida y apenada, porque ellos no la habían llevado al Decimotercer Aeón, su verdadera Región en lo Alto. Ella estaba apenada también por las vejaciones, que el Obstinado Uno le causaba, el cual es uno de aquellos Poderes-Triples,

Image[PS 43] cuyo misterio te contaré, si he de hablar de su Emanación.

“Y cuando PISTIS-SOPHIA me vio, cambió a

la Luz más brillante, estaba perturbada; y contemplando la Luz de mi Vestidura, ella vio el Misterio de su propio Nombre (23) en ella, y el completo Esplendor de su Misterio, en tanto en cuanto ella había estado al Principio en la Región de lo Alto, en el Decimotercer Aeón…”

[PS 45] …y ella (Pistis-Sophia) pensó dentro de sí misma: “Entraré en esa Región sin mi Syzygy (24), para tomar

la Luz, que los Aeones de la Luz (25) han procreado para mí, para que pueda ir a la Luz de Luces, que es lo Alto de las Alturas.”

[PS 46] “Deliberando así, ella (Pistis-Sophia) fue de su propia Región del Decimotercer Aeón, y entró en los Doce Aeones. Y los Regentes de los Aeones la persiguieron, y se enfurecieron con ella, porque ella pensó en entrar en

la Grandeza. Y saliendo de los Doce Aeones, ella entró en la Región del Caos, y se acercó al Poder de la Luz con la apariencia de un León, para que pudiera devorarla.

[PS 47] Y todas las proyecciones Hylicas del Obstinado Uno la rodearon. Y el Gran Poder de

la Luz con la apariencia de un León devoró los Poderes de la Luz de Sophia; y (también) purificó (o expelió) su Luz e Hyle y los devoró. (Así entonces) ellos la arrojan al Caos. Y en el Caos estaba el Regente con la apariencia de un León, del que una mitad es Llama, y la otra mitad es Niebla, que es Ialdabâôth (26), del que ya os he hablado muchas veces.”

[PS 63] “… A causa del tumulto producido por el miedo y el poder del Obstinado Uno, mi Poder me ha fallado. Yo (Pistis-Sophia) me he hecho como un Daimôn (idios daimôn) separado que habita en Hylê (

la Materia), en donde no hay Luz, y me he hecho como un Simulacro del Espíritu (27), que está en el Cuerpo Material (Hylê), en el que no hay Poder de la Luz; y me he hecho como un Decano solo en el Aire (28). Las Proyecciones del Obstinado Uno me comprimieron fuertemente. Y mi Szygy dijo a sí mismo: ‘En vez de la Luz, que estaba en ella, la han llenado de Caos’. He devorado el Sudor de mi propio Hylê, y la Angustia de las Lágrimas del Hylê de mis Ojos (29), que ellos, que me afligen, no pueden tomar lo que queda…”

[PS 67] Con lo cual ella (Pistis-Sophia) gritó alto, repitiendo su quinto Arrepentimiento (30).

[PS 70] “Escucha, Felipe, que Yo (Jesús) pueda decirte, que a ti, y a Tomás y a Mateo (31) os ha sido dado por el Primer Misterio el deber de escribir todas las cosas, que yo diré y haré, y que vosotros veréis…”

[PS 74] “…Dejemos también que tengan confianza en él, cuando entren en

la Región de lo Alto, pues él verá y nos redimirá, y él tiene el gran Misterio de la Salvación...” (32)

[PS 76] Y María explicó lo que Jesús había dicho recitando un verso del Salmo ochenta y dos, “Dios se sentará en la congregación de los dioses para juzgar a los dioses” (33)

[PS 85] …Proyecciones materiales (Hylic) del Obstinado Uno… (34)

…El Número de mi Tiempo está en el Caos… (35)

… las Veinticuatro Proyecciones… (36)

Image[PS 89] …Y María se adelantó y dijo: “Maestro, nos hablaste antes sobre esta misma cosa en una Parábola; ‘Vosotros soportasteis pruebas conmigo; encontraré un Reino (37) con vosotros, igual que el Padre fundó uno conmigo, y vosotros comeréis y beberéis en mi Mesa en mi Reino, y os sentaréis en doce Tronos (38) para juzgar a las Doce Tribus de Israel” (39)

[PS 90] “… Ahora, por tanto, Oh Luz, toma tu pureza del Poder con apariencia de León, sin que él lo sepa (40)

[PS 91] …”Libérame del Poder con la apariencia de un León, porque de los Invisibles sólo yo estoy en esta Región” (41)

[PS 92] Ahora, por tanto, Oh Luz, que las Proyecciones del Obstinado Uno no se regocijen sobre mí. Pues ellas se dirigían a mí aduladoramente con suaves palabras…” (42)

[PS 107] “… Que sea envuelto en Niebla como si fuera su ropaje, y que se rodee de Niebla como una faja de piel para toda la eternidad (43), Yo soy como Hylê (materia) que ha caido (44), me han llevado de aquí para allá como a un Daimôn en el Aire…”

[PS 114] “…Tu Poder profetizado desde antiguo por medio de Salomón (45)…”

Notas y comentarios de la autora teósofa sobre tales estrofas

Image(1).- Comparar con

la Doctrina Secreta, Vol II, página 850: “Las cinco palabras (Panchadasa) de Brahmâ se han convertido con los Gnósticos en las ‘Cinco Palabras’ escritas sobre las (brillantes) ropas akásicas de Jesús en su glorificación: las palabras ZAMA ZAMA ÔZZA RACHAMA ÖZAI traducidas por los orientalistas, ‘la toga, la gloriosa toga de mi fuerza’. Estas palabras fueron, a su vez, el velo anagramático de los cinco poderes místicos representados en las ropas del Iniciado resurrecto después de su última prueba del trance de los tres días; los cinco convirtiéndose en siete sólo tras su muerte, cuando el Adepto se convertía en el completo CHRISTOS, el completo KRISHNA-VISHNU, es decir, fusionado en el Nirvâna.

(2).- (Ven a nosotros) Comparar con

la Doctrina Secreta (Vol. I, Stanzas v y vi, y páginas 130, 131), donde el Gran Día “Sé con nosotros” es descrito como: “aquel día en que el hombre, liberándose de las trabas de la ignorancia, y reconociendo completamente la no separatividad del Ego dentro de su personalidad – erróneamente contemplado como suyo propio – del EGO UNIVERSAL (Anima Supra-Mundi) se fusiona de ese modo en la Esencia Una para convertirse no sólo en uno “con nosotros” (las vidas universales manifestadas que son ‘UNA’ VIDA), sino en esa vida misma”.

En los misterios egipcios encontramos también el “Día Ven a nosotros” mencionado, y explicado como el día, en que Osiris dijo al Sol ‘Ven’” (Libro de los Muertos, xvii, 61). Para una explicación completa, leer también

la Doctrina Secreta, Vol. I, páginas 134, 135)

(3).- (Último Límite) Esto se corresponde con el Horos o Stauros del Sistema Valentiniano. El Pistis-Sophia, sin embargo, es mucho más rico en su esotericismo, y hay muchos Límites o Centros Laya (ver

la Doctrina Secreta, en diversas partes), correspondientes a cada plano y subplano, incluso hay varios Plêrômas. Comparar también (ibid.) lo que se dice sobre el Círculo “No se pasa”, y el Dhyâni-pâsa o “Vestidura de los Dioses”.

(4).- Notar el cambio de número.

(5).- Dos nombres mistéricos de los tres Poderes Triples son mencionados (página 361), es decir, IPSANTACHOUNCHAINCHOUCHEÔCH y CHAINCHÔÔÔCH; un Poder emana del primero sobre Marte y otro del último sobre Mercurio. En el mismo contexto, se nos dice que un Poder del Gran Invisible reside en Saturno y de Pistis-Sophia hija de Barbêlô, en Venus.

(6).- o mora: las “Ruedas” (comparar con

la Doctrina Secreta)

(7).- Para las Regiones, etc. Ver Tabla I

(8).- Típico de los “cuarenta y nueve fuegos” en las doctrinas Ocultistas. Ver las figuras.

Image(9).- (el Gran Antepasado Invisible) El Gran Antepasado Invisible está a la cabeza de las Jerarquías de

la Izquierda, la Región de la Rectitud, y del Decimotercer Aeón. El gran Poder (o Dynamis) de esta Invisible Deidad es Barbêlô, y cercano a él vienen los tres Poderes Triples (cf. páginas 19, 23, 41 y 183). Según procedamos, se verá cómo el Tipo del Plêrôma está impreso sobre todos los Planos y Lokas. En otras palabras, según los Estados de Consciencia cambian, las Apariencias de las cosas cambian con ellos, mientras que las Cosas en sí mismas, o Tipos, permanecen igual. Ver el Diagrama del Plêroma Valentiniano.

(10).- (Ocho mil setecientas veces: octies millies et septies centies (traducción de Schwartze)). Dejando a un lado el deficiente latín de septies centies, es difícil relacionar este número con las “cuarenta y nueve veces” previas. La traducción está evidentemente equivocada, ya que encontramos en las notas “centies (… decies millies, Petermann). Esta enmienda, sin embargo, sólo parece empeorar las cosas. La traducción de Migne es “huit fois mille fois et sept fois cent foix”, y, como es habitual, no se ofrece ningún comentario o elucidación. La probable solución de este problema es que, cualquiera que sea la traducción correcta, es una vaga expresión significando “muchos miles de veces”, igual que en Latín el número del Sagrado Ciclo, 600, se convirtió en un término libre para cualquier cantidad grande, o que es un “velo” deliberado.

(11).- Verdaderamente Avidyâ, o Ignorancia (más bien nesciencia) es la raíz de todos los Nidânas, o

la Concatenación de Causa y Efecto (ver en la Doctrina Secreta esa palabra)

(12).- (Adamas) En la página 360, leemos que seis de los Doce Aeones están regidos por Tsebâôth-Adamas, y seis por Iabraôth. Estos doce Aeones, para extender su poder, persisten en el Misterio del Sexo. En esto, sin embargo, se les opone IEU, el Padre del Padre de Jesús, y así Iabrâôth y sus Regentes son convertidos a los Misterios de

la Luz. IEU, sin embargo, los exalta a una Región superior y les convierte en un Aire puro, en la Luz del Sol, en medio de la Región del Medio, y de la Deidad Invisible. Tsebâôth-Adamas y sus Regentes, sin embargo, no se abstendrán del Misterio del Sexo; IEU, en consecuencia, les confina en la Esfera (¿o Destino?) en número 1800 (360 x 5) y sobre ellos otros 360 Regentes, y de nuevo sobre estos 5 grandes Regentes. Utilizando la clave astronómica, IEU es el Sol Espiritual, el padre del Sol Físico, que de nuevo es el padre del “plante intra-mercurial”. Ver la Doctrina Secreta, II, 28, y Parte I, Transactions of the Blavatsky Lodge, p. 48 (C.W. X, 340)

ImageLa descripción anterior está tomada del cuarto libro o división del Pistis-Sophia, de la que R. A. Lipsius piensa, “ha sido probablemente puesta por accidente en el lugar en que ahora podemos leerla en el manuscrito. Presenta una forma más simple y antigua de la doctrina Gnóstica, y fue obra quizás de un autor distinto”. Sin embargo aunque eso pueda ser cierto, y como nuestro esfuerzo es comprender las ideas del Pistis-Sophia, bastará comentar que la descripción anterior es dada por Jesús a sus discípulos cuando les ha traído, en su Iniciación, “a

la Región Media del Aire, en los Senderos del Camino del Medio, que está por debajo de la Esfera”, y que, por analogía, ayuda enormemente a la comprensión de la “Conversión de los Regentes”, que sigue.

Una pista para explicar la palabra “Tirano” es dada en la página 76, donde habla de “Todas las Deidades Tiranas, que aún no han abandonado la pureza de su propia Luz”. Comparar también las páginas 25, 137 y 154, y también PS 14 (3).

En

la Gnosis de los Ofitas, el término “Adamas” aparece a menudo, y en Philosophumena, X, 9, leemos que: “El Naaseni (una escuela de los Ofitas) llama Anthrôpos (el Hombre), al Primer Principio del Universo (Archên Universorum), y también al Hijo del Hombre, y lo divide en tres. Ya que en él, dicen, hay un principio Inteligente, uno Psíquico, y uno Físico (Choïc). Y lo llaman Adamas, y creen que el conocimiento, que tiene (Adamas) para su objeto, es el comienzo de nuestro ser capaz de conocer a la Deidad”. De lo anterior es evidente que hay tres Adamantes, de los cuales nuestro Adamas es el más inferior.

En conexión con estas “Deidades Tiranas, que no han abandonado la pureza de su propia Luz”, y de lo que Jesús tomó “una tercera parte de su Poder”, y en explicación de lo que sigue en el texto, los estudiantes deberían comparar

la Stanza vi, sloka 5, de la Doctrina Secreta (Vol. I, 191 y siguientes), “En la Cuarta (Ronda, o revolución de vida y estando alrededor las ‘siete ruedas menores’), los hijos son llamados a crear sus imágenes. Un tercio rehúsa. Dos (tercios) obedecen.”

(13).- (El Primer Misterio). Jesús, que procede del Primer Misterio (su Padre), lleva también él mismo el nombre del Primer Misterio.

La Jerarquía de las Emanaciones en el Tesoro de la Luz, de acuerdo con los primeros tres libros, consiste en el Inefable, también llamado la Deidad de la Verdad, y el Interior de lo Espiritual, y también de los Miembros (o Palabras) por un lado, y por otro de los Misterios del Inefable. El primero de todos los Misterios es el Misterio del Inefable o el Primer Misterio, llamado también la Única (Unicum) Palabra (o Logos) del Inefable. De este emana el Único Misterio del Primer Misterio, y de ahí otros Tres, Cinco y Doce Misterios.

Image(14).- IEU es llamado el Padre del Padre de Jesús, el Padre de Jesús es el Gran Tsebâôth, el Bueno.

La Región de IEU es la Derecha, y los títulos de su Principio son el Supervisor de la Luz, el Primer Hombre, el Legado del Primer Estatuto y el Guardián del Velo. Viendo también que, en el cuarto libro, el Inefable, al que Jesús se dirige en sus invocaciones, es llamado el Padre de toda Paternidad, tenemos tres Padres de Jesús, a saber, el Inefable, IEU, y el Gran Tsebâôth. Para una mayor comprensión de estos tres “Padres”, y tres “Vidas”, leer Isis sin Velo, Vol. II, páginas 227 y siguientes.

(15).- María, también llamada Mariham y María Magdalena (página 182), no debe ser confundida con María,

la Madre corpórea de Jesús. Esta María es con mucho la más intuitiva (pneumatic) y la interlocutora más importante de todos los discípulos.

Del Philosophumena, V, 7, aprendemos que

la Escuela de los Naaseni proclamaba haber recibido sus enseñanzas de Mariamne, a quien “Jaime, el hermano del Señor” se las había impartido originalmente. Origen también (Adv. Celsum, V, 62) habla de una escuela Gnóstica, que derivaba sus enseñanzas de Mariamne.

Aquellos que tengan curiosidad por analizar las controversias sobre las tres Marías, es decir, María Magdalena, María la hermana de Marta, y “la femme pécheresse”, en cuanto a si fueron tres personas diferentes o una y la misma persona, debería dirigirse a ña ñosta de autoridades en “Migne”, vol. xxiv, col. 541 y 542 (Patrologiae Cursus Completus, (ed. por Jacques Paul Migne). Series Latina (221 vols.)] Esotéricamente, sin embargo, María

la Madre, María la hermana de Marta, y María Magdalena corresponden a Buddhi, Manas y el Manas inferior.

(16).- O en el Aire (Aëra) con inspiración. Ver comentario sobre Adamas, “

La Región Media del Aire”.

(17).- (Egipto) Este pasaje es algo oscuro, especialmente en la última frase, “Quae eadem sunt Aegy ptus” (Traducción de Schwartze) que gramaticalmente debe referirse a su antecedente, “las cosas que tú harás”. Si, no obstante, es interpretada así, la desesperación caerá sobre nuestros lectores. Hemos, por tanto restaurado la idea del escritor Gnóstico según un estudio de los pasajes en el Philosophumena , del cual lo siguiente es un ejemplo: – “Esto, dijo, es lo que fue escrito: ‘He dicho, todos vosotros sois Dioses, e hijos de lo Más Alto, si os apresuráis a huir de Egipto, y cruzando el Mar Rojo venís al desierto’, es decir, del Intercambio Carnal (mixis) inferior, al superior de Jerusalén; ‘pero si volvéis de nuevo a Egipto’, es decir, al Intercambio Carnal inferior, ‘moriréis como hombres’ (Ps. 82, 6-7). Pues él dijo, toda la generación inferior es mortal, mientras que todo lo que es generado en lo Alto es inmortal. Pues del Agua (Sc. el Agua del Espacio) solo y del Espíritu, es generado el Hombre Espiritual, y no el Carnal. El (Hombre) Inferior por el contrario, es Carnal: es decir, dijo él, lo que fue escrito: ‘Lo que nació de

la Carne es Carne, y lo que nació del Espíritu es Espíritu.’ Esto es, según ellos, la generación Espiritual. Esto, él dijo, es el Gran Jordán, que, fluyendo, y dificultando el Éxodo de los Hijos de Israel de Egipto (esto es del Intercambio Carnal inferior; puesto que Egipto es el cuerpo para ellos), fue invertido, y hecho fluir hacia arriba por Jesús”.

Image(18).- El pasaje ante nosotros es del mayor interés posible, ya que muestra la actitud de las escuelas de Iniciación a

la Astrología de lo profano, y como contienen la pista de que la “Influencia de las estrellas” tenía que ver con el Hombre Físico o Hylico solo; mientras que, aquellos que conocían los Misterios del Decimotercer Aeón, es decir, los Psíquicos (ver Tabla I), estaban por encima de tales Influencias.

(19).- (Sus cuatro y tres ángulos) estos son los términos del sistema ocultista de Astrología, fundada sobre el tipo de

la Triada y el Cuaternario, y corresponden a los tres principios superiores y los cuatro principios inferiores, haciendo siete en total. En la Astrología exotérica siginifican la triada y el cuadrado, siendo las ocho configuraciones.

(20).- (Melchizedek) En Philosophumena, VII, 36, encontramos mención al “Melchisedeciani”, quien, según el autor, debía la fundación de su Escuela a Teodotus, un banquero. La principal característica de la enseñanza era que el Christos descendió sobre el hombre, Jesús, en su Bautismo, pero que Melchizedek era un poder celestial, superior a Christos. Aquello que Christos iba a hacer por los hombres, Melchizedek lo hizo por los Ángeles. Este Melchizedek no tenía padre, ni madre, ni descendencia, cuyo principio y final eran incomprensibles. Ver también Philaster (Haer., 52), Pseudo-Tertullian (24), Epiphanius (55), y Eusebius (Hist. Ecc., v, 28), según lo cita Salmon (Smith y Wace, Dict. of Christian Biography, III, 889-900).

Del Pistis-Sophia (páginas 292, 327-9, 337, 365), sabemos que las tres Deidades principales de

la Derecha son IEU, Zorokothora Melchizedek, y el Gran Tsebâôth, el Bueno. El oficio de Melchizedek, y el de sus Receptores, es el de privar a los Regentes de sus Poderes-Luz, y llevar la Luz de vuelta al Tesoro. Para leer el significado oculto de “Melchizedek” comparar la Doctrina Secreta, I, 208 y 265, sobre el “Gran Sacrificio” y el “Observador Silencioso”.

(21).- (Carne de los Regentes). Es decir, que

la Entidad kama-manásica perecería en las fuerzas cósmicas inferiores.

(22).- (PISTIS-SOPHIA) El lector debería estudiar cuidadosamente el recital de la “Caída” de Sophia, según se cuenta en el Philosophumena (p.107) y compararlo con el drama alegórico del texto que sigue. Se notará que el primero y el último de los Aeones femeninos del Dodecad, son respectivamente PISTIS y SOPHIA. El Alma era el sujeto, y el conocimiento del Alma el objeto de todos los antiguos Misterios. En la “Caída” de PISTIS-SOPHIA, y su rescate por su Syzygy, JESÚS, vemos el siempre representado drama de la sufriente e ignorante Personalidad, que solo puede ser salvada por

la Individualidad inmortal, o mejor, por su propio anhelo hacia ELLA. Al leer este fragmento del Pistis-Sophia, la misteriosa Dualidad del Manas debería ser siempre recordada, y aplicar esta clave a cada línea.

ImageComo

la Sabiduría era el fin de la Gnosis, la base fundamental de toda la enseñanza Gnóstica era el llamado “Sophia-mythus”. Ya interpretemos la alegoría desde el punto de vista macrocósmico o microcósmico, es siempre la evolución de la MENTE, lo que los Iniciados de la antigüedad buscaban enseñarnos. La emanación y la evolución de Mahat en la cosmogénesis, y de Manas en la antropogénesis, fue siempre el estudio de la Ciencia Única. La morada de Sophia estaba en el Medio, entre los Mundos Superiores e Inferiores, en el Ogdoad. Debajo estaba el Hebdomad o Siete Esferas, gobernadas por siete Jerarquías de Regentes. Verdaderamente tenía “ la Sabiduría construyó para ella misma un Hogar, y lo apoyó sobre Siete Pilares” (Proverbios, IX, 1) y de nuevo: “Ella está en las sublimes Alturas; ella está en el medio de los Senderos, ya que ella se sentó en las Puertas de los Poderosos (los Regentes), ella vigilaba en las Entradas” (Ibid., viii, 2). Además, Sophia era la Mediadora entre la Región Superior y la Inferior, y al mismo tiempo proyectaba los Tipos o las Ideas del Plêrôma al Universo. Ahora bien, ¿por qué debería Sophia, que provino originariamente de una esencia Pneumática o Espiritual, estar en el Espacio Medio, un exilio de su verdadera Morada? Tal era el gran Misterio que la Gnosis procuró resolver. Viendo de nuevo que esta “caída del Alma” de su pureza original implicaba sufrimiento y miseria, el objeto que los maestros Gnósticos tuvieron siempre ante ellos, era idéntico al problema del “Dolor”, que Gautama Sâkyamuni se propuso resolver. Además, la solución de los dos sistemas era idéntica en que encontraban la causa del Dolor en la Ignorancia, y para evitar este, señalaba el Sendero del Auto-Conocimiento. La Mente debía instruir a la Mente: “reflexión auto-analizada” iba a ser el Camino. La Mente Material (Kama-Manas) debía ser purificada y así volverse una con la Mente Espiritual (Buddhi-Manas). En la nomenclatura de la Gnosis, esto se expresaba por la Redención de Sophia por el Christos, que la libraba de su ignorancia (agnoia) y sufrimientos. No es pues sorprendente que encontremos a Sophia, ya sea contemplada como una unidad o una dualidad, o de nuevo como mente cósmica, con muchos nombres. Entre ellos podemos mencionar la Madre, la Madre de los Vivos o Madre Reluciente; el Poder Arriba; el Espíritu Santo (todos desde el punto de vista macrocósmico), y de nuevo Ella la de la Mano Izquierda, en oposición a Christos, Él el de la Mano Derecha, el Hombre-mujer, Prounikos o el Lujurioso; Matrix; Paraíso; Edén; Achamôth; la Virgen; Barbelô; Hija de la Luz; Madre Misericordiosa; Consorte del Uno Masculino; Reveladora de los Perfectos Misterios; Perfecta Compasión; Reveladora de los Misterios de la Magnitud completa; Madre Oculta; Aquella que conoce los Misterios del Elegido; la Paloma Sagrada, que dio a luz a los dos Gemelos; Ennoia; Regente; y la Oveja Descarriada, Helena. En el Sistema Valentiniano, Sophia da a luz al Christos, “con una Sombra”. Los términos anteriores están tomados del Dictionary of Christian Biography de Smith y Wace, artículo “Sophia”, donde leemos: “En el texto Sirio de los Actos publicado por el Doctor Wright (Apocryphal Acts of Apostles (Actos Apócrifos de los Apóstoles), páginas 238-245) encontramos el hermoso Himno del Alma, que ha sido enviada abajo desde su hogar celestial para buscar la perla vigilada por la serpiente, pero ha olvidado aquí abajo su misión celestial hasta que le sea recordada por una carta de ‘el padre, la madre y el hermano’, realice su tarea, reciba de nuevo su glorioso vestido, y regrese a su antiguo hogar.”

(23).- (Nombre) El Nombre, que no es un nombre, sino un Sonido o más bien un Movimiento. El Misterio del Logos, Verbum y Vâch ha sido siempre ocultado en el Misterio de los Nombres. Estos nombres, en cualquier lengua, o entre cualquier pueblo, representan todos permutaciones del “Nombre Inefable”.

ImageEn conexión con esto, el siguiente pasaje del Pistis-Sophia (página 378-379) es de gran interés. Jesús, al explicar el Misterio de

la Luz de su Padre, de los Bautismos de Humo y del Espíritu de la Luz Sagrada y la Unción Espiritual, a sus Discípulos, continúa: “Nada, pues, es más excelente que estos Misterios, sobre los que preguntáis, a menos que sea el Misterio de las Siete Voces, y sus Cuarenta y Nueve Poderes y Numeraciones (psêphôn), ni es ningún nombre más excelente que todos los demás, el Nombre, en el que están todos los Nombres, todas las Luces y todos los Poderes. Aquel por tanto, que salga fuera del cuerpo de Hylê (Nota: no necesariamente al morir sólo, sino también durante el Samâdhi, o trance místico) sabiendo ese Nombre, ningún Humo (Nota: es decir, ninguna ilusión teológica) ni Autoridad, ni Regente de la Esfera del Destino, ni Ángel, ni Arcángel, ni Poder, será capaz de evitar esa Alma; no, si al abandonar el Mundo, un hombre pronuncia ese Nombre ante el Fuego, este se extinguirá, y la Niebla se levantará. Y si lo pronunciara ante los Daemons y los Receptores de la Niebla Exterior (Oscuridad), y ante sus Regentes, Autoridades y Poderes, todos perecerán, de tal modo que su Llama es consumida, y ellos gritan, ‘Tu eres consagrado, el santificado, el bendecido, de todos aquellos que son sagrados’. Y si ellos pronunciaran ese Nombre ante los Receptores de la Condenación del Mal, y sus Autoridades, y todos sus Poderes, y también ante Barbêlo y la Deidad Invisible, y los Tres Poderes Triples, inmediatamente todo se colapsará en aquellas regiones, de tal modo que ellos serán obligados a disolverse y perecer, y gritar: ‘Oh Luz de toda Luz, que estás en la Luz infinita, recuérdanos también y límpianos’”.

En lo que se refiere a este pasaje, está comentado en

la Doctrina Secreta, II, 570: “Es fácil ver quién es esta Luz y quién es este Nombre: la Luz de la Iniciación y el nombre del ‘Fuego-mismo’, que no es un nombre, ni una acción, sino un Poder Espiritual, Inmortal, superior incluso al ‘Dios Invisible’, ya que este Poder es ÉL-MISMO.

Comparar también

la Doctrina Secreta, bajo los términos Oeaohoo, I, 68, 71, 72, 93 (Oi-Ha-Hou); Mântrika-Sakti, I, 293; Kuan-Yin, I, 136; Kuan-Yin-T’ien, I, 137, 138; Logos, II, 25; Hermes, II, 541, 542; nombres místicos y atributos, I, 352; Aditi-Vâch, I, 431; Vâch, Savitri, la madre de los dioses y de todo lo que vive, II, 128; Vâch, Devasena, II, 199; y la vaca Melodiosa, II, 418.

(24).- Comparar esto con el Sistema Valentiniano, donde Sophia genera “sin un Syzygy”, y también con el Comentario sobre Ialdabâôth [PS 47], donde Ialdabâôth genera sin una mujer, igual que Sophia generó sin un hombre; Daemon est Deus inversus.

(25).- Llamados también los “Altos Aeones”, que están en oposición a los “Aeones de los Regidores”.

Image(26).- Ialdabâôth es idéntico al Pthahil del Codex Nazaraeus, el Demiurgo del Sistema Valentiniano, el Proarchos del Barbêlitae (Irenaeus, Adversus Haereses, Libro I, capítuloxxix, 4), el Gran Archon de Basilides y el Elôhim de Justinus, etc. Ialdabâôth (el Hijo del Caos) era el hijo de Sophia (Achamôth) en

la Cosmogénesis Gnóstica, en otras palabras, el Jefe de las Fuerzas Creativas y el representante de una de las clases de Pitris. Si contemplamos la Sophia-Superior (ver “Valentinus” en múltiples lugares) como el Akasa, y la Sophia-Inferior (Achamôth) como sus planos inferiores o materiales, seremos capaces de comprender por qué Ialdabâôth, el creador material, se identificó con Jehovah y Saturno, y así seguir la siguiente alegoría de Irenaeus. Ialdabâôth el hijo de la Madre, Sophia, genera un hijo de sí mismo, sin la ayuda de ninguna madre, y su hijo engendra un hijo a su vez, y este otro, y así hasta que hay seis hijos generados, unos de otros. Entonces estos comenzaron inmediatamente a luchar con su padre por la maestría; y este desesperado y furioso miró en las “purgaciones de la materia” abajo; y por medio de ellas engendró otro hijo, Ophiomorphos, el que tiene forma de serpiente, el espíritu de todo lo que está basado en la materia. Entonces lleno de orgullo, se extendió sobre su más alta esfera y proclamó en voz alta: “Soy Padre y Dios, y no hay nadie por encima de mi”. Al oír esto, su madre exclamó: “No mientas, Ialdabâôth, pues del Padre de Todo, el Primer Anthrôpos (hombre), está sobre tí, y también lo está Anthrôpos, el hijo de Anthrôpos. E Ialdabâôth, para evitar que sus hijos atendieran la voz, les propuso que crearan un hombre. Así los seis hicieron un hombre gigantesco, que yacía sobre la tierra y se retorcía como un gusano (el hombre de la primera ronda y raza). Y le llevaron ante su padre Ialdabâôth, que insufló en él el “Aliento de Vida”, y así se vació él mismo de su poder creador”. Y Sophia ayudó en el diseño, para poder recuperar los Poderes-Luz de Ialdabâôth. Inmediatamente el hombre, teniendo la chispa divina, aspiró al Hombre Celestial, de donde venía esta. Ante esto, Ialdabâôth se puso celoso, y generó a Eva (Lîlîth) para privar a Adam de sus Poderes-Luz. Y los seis “Estelares”, apasionados por su belleza, concibieron hijos por medio de ella. Acto seguido Sophia envió a la serpiente (inteligencia) para hacer que Adán y Eva transgredieran los preceptos de Ialdabâôth, quien enojado, les arrojó del Paraíso al Mundo de abajo, junto con la serpiente (cuarta ronda y cuarta raza). Al mismo tiempo, ella les privó de sus Poder-Luz, ya que no podría caer bajo la “maldición” también. Y la serpiente redujo los poderes del mundo bajo su dominio, y generó seis hijos, que se oponían continuamente a la raza humana, por culpa de la cual su padre (la serpiente) fue arrojado abajo. Ahora Adán y Eva al principio tenían cuerpos puramente espirituales, que gradualmente se fueron haciendo cada vez más groseros. Sus espíritus también se hicieron lánguidos, pues no tenían nada excepto el aliento del mundo inferior, que Ialdabâôth había insuflado en ellos. Al final, sin embargo, Sophia les devolvió su Poder-Luz y despertaron al conocimiento de que estaban desnudos.

ImageEsta sugerente alegoría, donde la criatura se convertía en superior a su creador, solo puede ser comprendida recordando la igualdad de esencia de lo que está involucrado, con aquello de lo que es desarrollado. Comparemos: “Yo me he revestido de tí, y tú eres mi Vâhana hasta el día ‘Sed con nosotros’, en que has de volver a ser yo misma y otros, tú misma y yo” (

La Doctrina Secreta, I, Stanza vii, Sloka 7). En este ciclo de emanación en que lo que está arriba se convierte en lo que está abajo, de tal modo que encontramos en Pistis-Sophia que de Ialdabâôth se dice finalmente que reside en el “Gran Caos que es la Niebla exterior”, donde, con sus Cuarenta y Nueve Demonios, tortura almas malvadas (página 382). Además la semblanza entre Ialdabâôth y Tsebâôth-Adamas es tan cercana, que evidentemente son contemplados como aspectos del mismo poder; la peculiar riqueza de la terminología del Pistis-Sophia hace tales correspondencias necesarias.

En el Diagrama de los Ofitas del que habla Origen en su Contra Celsum, hay dos septenios de Regentes Planetarios, un Hebdomad superior y uno inferior. Ialdabâôth es el primero del Grupo Superior, y Micael-Ophiomorphos es el primero del inferior. Ahora este Micael es llamado el “que tiene aspecto de León”, y es el hijo de Ialdabâôth que es también representado con cabeza de león. En la formulae de plegarias para el “Difunto”, el Alma, tras haber cruzado

la Muralla de la Maldad (phragmon kakias), el dominio de Ophiomorphos, o nuestro plano terrestre, llega a las Puertas de Ialdabâôth y pronuncia el siguiente discurso adulatorio, que en verdad parece poco aplicable a la naturaleza de Ialdabâôth, “Oh tu, que has nacido para gobernar con audacia, Ialdabâôth, primero y séptimo, Oh regente, Logos subsistente de una mente pura, trabajo perfecto para el Hijo y el Padre, trayéndote la moneda de la Vida (marcada) con el sello del tipo, yo abro la puerta, que tú has cerrado a tu Aeón, el mundo, y paso con tu autoridad de nuevo en libertad. Que la gracia esté conmigo; Sí, así sea, Padre”.

(27).- El Simulacro del Espíritu (Antimimon pneumatos), es uno de los principios en la formación del Alma, en cuya fabricación, cada uno de los cinco Regentes Planetarios tiene su tarea. Este trabajo es finalizado al administrar al Alma el Elixir del Olvido, o poción-Lethe, que es elaborada del Esperma del Mal, e incita a los hombres a todos deseos materiales; este es el genio malvado del hombre, una especie de sustancia espiritual que rodea el Alma.

(28).- (Decano solo en el Aire) Comparar la página 107, “Soy como un Hylê, que está hundido; me han llevado de aquí para allá, como a un Daemon en el Aire”.

La Región Media del Aire se dice que está en los Senderos del Camino del Medio, que está por debajo de la Esfera. Para el término Decano, ver PS 14.

(29).- (Las Lágrimas… de mis Ojos). É. C. Amélineau en su Essai sur le Gnosticisme Egyptien (Ensayo sobre el Gnosticismo Egipcio), página 303, al trazar su idea a través de la imaginería Egipcia, escribe lo que sigue:

Image“Entre las invocaciones dirigidas al Sol, o aún en la enumeración de sus diversas transformaciones, leemos lo siguiente: ‘Él que crea el agua, que surge de su interior, la imagen del cuerpo de Remi, el plañidero’. ‘Las lágrimas juegan un papel importante en la religión egipcia’, dice É. Naville, al explicar este texto, ‘y especialmente en lo que concierne a la creación’. Él entonces cita varios ejemplos tomados de libros inéditos de la tumba de Ramsés IV, que nosotros tomamos prestados de él. En uno de estos al Dios se le reza como el ‘plañidero’, y se le pide que dé vida al ‘rey’; ‘Oh plañidero, poderoso tú, alto en los reinos de Aukert, da vida al rey’… También recibe esta invocación: ‘Oh tú, el que se forma a sí mismo con sus lágrimas, que oye sus propias palabras, que reanima su alma, reanima el alma del Rey’. Finalmente, en un famoso texto conocido como el texto de las cuatro razas, se dirige a los hombres así: ‘Vosotros sois una lágrima de mi ojo en vuestro nombre de Retu, es decir, en vuestro nombre de hombres’… Esta doctrina es aún más claramente afirmada en un papiro mágico traducido por el Dr. Birch, donde las lágrimas de diferentes Dioses son representadas como la materia de la que surgen las flores, el incienso, las abejas, el agua, la sal, etc. ‘Cuando Horus llora’, dice el papiro, ‘ el agua que cae de sus ojos, hace crecer plantas, que producen un dulce perfume. Cuando Su y Telfnut lloran mucho, y el agua cae de sus ojos, se transforma en plantas que producen incienso… Cuando el sol llora una segunda vez, y deja que el agua caiga de sus ojos, se transforma en abejas, que trabajan… Cuando el sol Ra se torna débil, el sudor cae de sus extremidades, y se transforma en un líquido… su sangre se convierte en sal. Cuando el sol se torna débil, suda, el agua cae de su boca y se transforma en plantas.”

Comparar con los “Nacidos del Sudor” de

la Doctrina Secreta.

(30).- El Alma, al pasar por las diferentes etapas y planos de evolución, alcanza un punto medio de equilibrio en cada uno de ellos, donde se da la elección entre abajo y arriba; la duda surge entonces, y se le llama “arrepentimiento”.

(31).- Los fragmentos Griego, Latin y Sirio que quedan de escrituras llamadas el Evangelio de Tomás dan muy poca idea de lo que el Evangelio o Evangelios originales de Tomás deben haber sido para haber sido tenidos en tal respeto por los seguidores de varias escuelas de Gnosticismo e incluso por algunos Padres de

la Iglesia. Los fragmentos son también llamados los Actos de la Niñez del Señor, y están repletos de los incidentes imprudentes e infantiles que son tan frecuentes en el Evangelio de la Infancia. Estas fábulas, sin embargo, fueron tan aceptadas por los lectores Católicos, que el evangelio fue disfrazado para encajar en el gusto ortodoxo mediante la supresión de todos los pasajes heréticos. Aún así, la tendencia Gnóstica de los fragmentos es demostrada por su fuerte Docetismo, que dice que la teoría de que la apariencia del Christos como un hombre era una ilusión. Que había un Evangelio filosófico de Tomás es muy evidente por la naturaleza de las citas de él, y por las múltiples referencias a él, pero si este evangelio fue el libro que al Tomás de nuestro texto se le encargó escribir, permanecerá siempre en el misterio, a menos que haya nuevas evidencias por venir.

Hay un Evangelio de Mateo llamado el Libro de

la Infancia de María y el Cristo Salvador, que parece ser una traducción del hebreo de San Jerome, y es probablemente el original sobre el que el posterior Evangelio de la Natividad de María se basó. Pero tales fragmentos editados y reeditados ya no son ciertamente el auténtico Evangelio según Mateo, que es el texto del Sinóptico de ese nombre, y es cierto que nunca pudo ser situado en aquella categoría filosófica a la que los verdaderos escritos Gnósticos deben ser siempre adscritos.

(32).- (El Gran Misterio de

la Salvación). Este Gran Misterio es el Misterio del Inefable (Âtma), o Primer Misterio, la Suprema Sabiduría (Buddhi) del cual proceden todas las emanaciones. Emana del Inefable y es como él, siendo al mismo tiempo el Supremo Principio del Perdón de los Pecados. Ver Tabla I.

(33).- “Dios”,

la Triada superior, juzgará a los “dioses”, el Cuaternario inferior.

(34).- Los Poderes del Cuaternario Inferior.

(35).- El tiempo de mi evolución en la materia.

(36).- Hay veinticuatro Proyecciones arriba y veinticuatro abajo, que junto con Sophia, que está ahora arriba, ahora abajo, o con su síntesis, forma los Cuarenta y Nueve Fuegos.

Image(37).- (Un Reino (del Cielo)). Aparte de las muchas citas que podrían ser dadas para mostrar qué ideas esotéricas tenían los Gnósticos en lo concerniente a este “Reino”, y cuán diferente era su punto de vista de la paupérrima concepción ortodoxa de nuestros propios tiempos degenerados, quizás lo siguiente del Evangelio de los Egipcios tenga algo de interés. En respuesta a la pregunta, cuándo vendrá este reino, se respondió; “Cuando los Dos se hayan hecho Uno, y lo Externo sea lo mismo que lo Interno, y el Hombre y

la Mujer ya no sean ni Hombre ni Mujer”. De donde siguen dos interpretaciones de las muchas que podrían ser dadas: (a) la unión del Manas Inferior con el Manas Superior, de la personalidad con la Individualidad; y (b) el regreso al estado andrógino, como será el caso en futuras Razas. De este modo este Reino puede ser alcanzado por individuos ahora, y por la Humanidad en Razas por venir.

(38) (Tronos) “Aquellos que son llamados en Teología los ‘Tronos’, y son el ‘Asiento de Dios’, deben ser los primeros hombres encarnados en

la Tierra; y se torna comprensible, si pensamos en las interminables series de Manvantaras pasados, para encontrar que el último tuvo que venir primero, y el primero el último. Encontramos, en pocas palabras, que los Ángeles más altos han traspasado, hace incontables eones, los ‘Siete Círculos’, y por tanto los robaron de su Sagrado fuego; lo que significa, que han asimilado durante sus pasadas encarnaciones, en mundos tanto inferiores como superiores, toda la sabiduría de dichos mundos – el reflejo de MAHAT en sus diversos grados de intensidad.” La Doctrina Secreta, II, 80.

(39) (Israel) El significado de este término se aclarará con lo siguiente, tomado de los sistemas de los Naaseni (Ofitas) y de Justino según está en el Philosophumena.

El Éxodo de los Hijos de Israel de Egipto (es decir, el cuerpo) fue entorpecido por las aguas del Gran Jordán (el tipo del nacimiento espiritual o generación), que fueron retiradas por Jesús (V, 7).

De nuevo los Hijos de Israel cruzaron el Mar Rojo y entraron en el Desierto (es decir, mediante el parto nacieron en el mundo), donde están los dioses de la destrucción y el dios de la salvación. Los primeros son aquellos que inflingen la necesidad del nacimiento variable en aquellos que han nacido en el mundo. Estos son las Serpientes del Desierto, y fue para que los Hijos de Israel pudieran escapar a las picaduras de estos Poderes por lo que Moisés les enseñó

la Serpiente Verdadera y Perfecta (V, 16).

ImageEn el sistema de Justino la primera Triada consiste de El Buen Principio, del Elohim y de Edén o Israel, este último es considerado como femenino y representado como una Virgen arriba y una Víbora abajo; ella es

la Esposa de Elohim. El pasaje de Isaías (i, 2-3): “Escucha, Oh Cielo, y escucha tú, Oh Tierra, pues el Señor ha hablado… Pero Israel no me conoce…” es explicado diciendo que el Cielo es el Espíritu de Elohim en el hombre, la tierra el Alma que está en el hombre con el Espíritu, Israel es Egipto (es decir, la materia). Es bastante evidente de lo anterior que las Tribus de Israel son los hombres de este mundo de materia.

(40).- (Sin que él lo sepa) En el viaje de Jesús a las Alturas, los Poderes de las diferentes Regiones exclaman uno tras otro, según pasa de un plano a otro: “Cómo nos ha cambiado el Señor del Universo sin que nosotros lo supiéramos” (página 21). Ellos son además (página 25) descritos como estando asustados “porque ellos no conocían el Misterio que se había realizado”. Sophia de nuevo (página 78) nos dice que ella ha pecado “a través de la ignorancia”. Comparando tales pasajes no podemos sino concluir que la triunfante ascensión de Jesús, como el perfecto Iniciado, y la dramática narrativa de la arrepentida Sophia, no son sino dos aspectos de una y la misma cosa contemplada, primero desde el punto de vista de

la Individualidad, y después desde el de la Personalidad.

(41).- El Manas Inferior que es un rayo del Superior.

(42).- Las “palabras” de los Poderes de los principios inferiores son los encantos y seducciones de la materia.

(43).- Comparar con los “Pitris evolucionando sus Sombras” en

la Doctrina Secreta.

Image(44).- (materia que ha caído) Comparar con las páginas 102 y 107; “He escogido descender al Caos”. “Ellos han elegido descender al Caos”. Si estos diferentes términos se refieren a sus correctos ‘principios’ en el hombre, no surgirá ninguna confusión. El Obstinado Uno es la raíz del principio Kâma, o el principio del Deseo, y sus proyecciones son de la misma naturaleza que el misterioso Tanhâ de la filosofía Budista. El reflejo de Manas, “único de los Invisibles”, gravita hacia Kamâ y así se convierte en el Manas Inferior. Verdaderamente nuestras “transgresiones” son este “Poder con la apariencia de un León”.

(45).- (Odas de Salomón) En Pistis-Sophia hay cinco fragmentos conocidos por los ortodoxos como las Odas Pseudo-Salomónicas. Fueron los primeros fragmentos de nuestro texto en ser traducidos del Copto, Woide intentó una versión, que fue publicada por Münter en 1812: Champollion escribió un artículo en

la Magasin Encyclopédique de Millins (1815, ii, 251) sobre el opúsculo de Woide: y Matter los cita en su Histoire (II, 348). Como, sin embargo, ningún argumento válido es aportado para justificar el despectivo prefijo “pseudo”, estamos contentos de creer que eran simplemente tan canónicos en su época como tantos otros escritos que fueron puestos en el “index expurgatorius”, para favorecer los caprichos y prejuicios de la beneficiada ignorancia.

Helena P. Blavatsky

Traducido por Luis Javier Jiménez Ordás

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend