Home » Sabiduria y Conocimiento » Mantrams » Perspectivas internas de Elizabeth Clare Prophet

Perspectivas internas de Elizabeth Clare Prophet

Hombre de luz

Mantra de la transfiguración

 

Yo estoy cambiando todos mis atuendos viejos,

para el nuevo día brillante; Con el sol de la comprensión; YO SOY brillante hasta el final. YO SOY ligero por dentro y por fuera; YO SOY luz en todo mi alrededor. ¡Llénenme, libérenme, glorifíquenme! ¡séllenme, cúrenme, purifíquenme! Hasta transfigurarme. Ellos me describen:

 YO SOY brillante como el hijo,

 YO SOY brillante como el sol.

 

 

Hay alegría en este mantra de la transfiguración porque representa una afluencia de la luz por el que las mismas células de nuestros cuerpos comiencen a ser llenadas de la luz y a ser limpiadas de las toxinas mentales y emocionales.

 

La vida correcta y los medios correctos de vida, son los requisitos para seguir la trayectoria de Gautama el Buddha, en aquellos que son obedientes a su yo interno y a las leyes de Dios.

 

Por los millares de años la gente se ha rebelado contra las leyes de Dios porque han sentido que se las estaban imponiendo desde fuera; como un yugo y como una carga. Esta rebelión contra aquello que parece estar afuera es realmente una locura contra algo que nos es propio y verdadero.

 

Moises recibió los diez mandamientos. Jesús nos dio un nuevo mandamiento. Hemos recibido el código de la vida de todos los grandes gurus.

La enseñanza de Confucio es sabiduría muy práctica para la vida cotidiana.

Lo que realmente han venido los grandes Maestros demostrarnos es cómo vivir en la Tierra permaneciendo en Dios.

Algunos preceptos simples: Ama al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, toda tu alma y toda tu mente, y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Si somos seguidores de Mohamed o Zarathustra o Confucius, Lao Tzu o la Madre Maria, debemos recordar que los preceptos básicos de la vida son; la honradez y ser correctos- Ambos son una matriz apropiada y necesaria para la ciencia de la palabra hablada, esta ciencia de la alquimia que viene con el Espíritu Santo.

 Sí. De hecho, si la ciencia de la palabra hablada se utiliza sin la corrección de nuestra manera de vida, no será eficaz porque la ley no trabajará para las que estén fuera de la alineación con esa ley. Si robamos, si matamos, si tomamos sustancias que no debemos de tomar, nosotros nos estamos privando de las ventajas de la energía pura de la palabra. El Señor Maitreya ha contestado a esa pregunta en sus enseñanzas en la superación del miedo a través de los decretos. A Maitreya le preguntaron: ¿Cómo puede el estudiante moderno protegerse contra intento el de las acción malvados del mal que se encuentra manifestado a lo largo de este mundo? Y él contestó a la pregunta hablando de la disciplina, del uso controlado de la energía con la ciencia de la palabra hablada.

Maitreya compara el ímpetu del hábito con una bobina de un electroimán alrededor de su base. El número de épocas que la bobina se queme alrededor de la base determinará la energía del hábito y de su ímpetu. Es decir el número de épocas que se le dediquen al hábito determina su fuerza dentro de nosotros. Podemos romper ese ímpetu con el uso de la ciencia de la palabra hablada. Pues damos los mantras, rompemos la energía del hábito. Maitreya nos dice que en vez de permitir que esa bobina de hábito siga dando vueltas por vuelta, podemos romperla a través de un campo de fuerza y romper el hábito por la energía de Dios con la ciencia de la palabra hablada.

 

La iniciación es la prueba del alma. Es la manera de Dios de determinar cómo utilizaremos el regalo del libre albedrío. La tentación viene ante nosotros; tenemos que tomar una decisión para caminar la trayectoria del honor o para caminar la trayectoria del compromiso a la verdad. Tan pronto como demostremos que somos apenas administradores de la ley y de la abundancia de Dios, Dios nos da más. Él nos hace vigilantes de otros y de campos más grandes de la energía, con más abundancia desde la Fuente, y más responsabilidad en la Tierra.

 

A diario estamos recibiendo iniciaciones y a diario estamos enviando un mensaje nuestro a nuestra Amada Presencia; si somos o no dignos ser contados como herederos comunes en el sentido de Cristo. ¿Somos dignos para heredar esta mente de Cristo, esta mente del Buddha, esta mente de Confucio? Esto es para nuestra propia superación pero tenemos que pagar un precio, y ese precio es seguir la ley interna y ser obediente a la voz interna.

 

La trayectoria de la iniciación es la única manera que Dios tiene de determinar si estamos listos para un aumento de la luz del Espíritu Santo, si tenemos tolerancia a la luz y las llaves internas. Hoy las llaves internas le son transferidas al individuo por los maestros ascendidos y por su propio yo interno YO SOY, mientras que él pasa sus pruebas. Y estas llaves son las mismas llaves de la ciencia de la materia así como de la ciencia del ESPÍRITU. (La multiplicación de los panes y de los pescados).

 

“Cuando el alumno está listo, el profesor aparece.” Cuando demostramos que estamos listos porque hemos sido fieles sobre algunas cosas, hemos estado dispuestos a disciplinar nuestras vidas y nuestras energías, después encontramos que los maestros ascendidos se acercan a nosotros de cualquier forma: a través de un libro, a través de una persona, con una enseñanza, con nuestra audiencia sobre la ciencia del la palabra hablada. Comenzamos a decir, ” Voy a hacer lo que dice ese maestro o maestra porque quiero ser como él o ella.” Entonces el Maestro nos empieza a enseñar las técnicas y nosotros nos damos cuenta que ya estaban en nuestro propio corazón, desde donde Dios nos habla y que nos da la llave de la vida. Se está iniciando cada uno. La Tierra es un aula. En el momento que ustedes salen de la cama por la mañana; su iniciación comienza y no para hasta que ustedes se retiran en la noche. En estos momentos, todos ustedes ya han tomado la decisión de estar en la verdad de Dios.

El Sendero significa la trayectoria de la ascensión. Es la meta de la vida, que cada uno esté en esa trayectoria. Pero hay un número de pruebas y un número de desafíos que deben resolver antes de que puedan decirles que están realmente en la trayectoria de los maestros ascendidos. Los que están en esa trayectoria; diariamente buscan el equilibrio; eliminando sus karmas y satisfaciendo su deber o darma que es su razón de ser.

 

Señora Prophet, mucha gente absolutamente tiene preguntas sobre la materia de la curación. ¿Cuál es la enseñanza de los maestros ascendidos en la curación?

Las enseñanzas de los maestros ascendidos son para la integridad del alma, en su integración con la mente, el corazón y el templo del cuerpo. Los maestros ascendidos enseñan que lo que está manifestando en el cuerpo físico como una enfermedad, es un efecto de una causa interna y ellos demuestran a sus chelas cómo ir a la causa que está detrás del efecto.

Para que entendamos los niveles de causalidad, los maestros nos enseñan que la naturaleza de nuestro ser es cuadruple. Refieren a este ser cuadruple como la gran pirámide del uno mismo. Cada uno de los cuatro lados de la pirámide representa uno de los vehículos del hombre con vibración baja. Estos vehículos son; el cuerpo etéreo, el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo físico. Llamamos a éstos; los cuatro cuerpos más bajos; El cuerpo etéreo es el cuerpo de fuego. Es el sobre natural que envuelve el alma. Tiene la frecuencia más alta de los cuatro cuerpos más bajos y corresponde al elemento fuego. Dentro de este sobre etéreo, o esta envoltura, Dios ha colocado el modelo de la identidad del alma, el modelo que manifestará como sentido, como mente, como emoción y como la matriz física de sí mismo. El cuerpo etéreo tiene realmente dos compartimientos, el cuerpo etéreo más alto y el cuerpo etéreo más bajo. El cuerpo etéreo más bajo se relaciona con la mente subconsciente. El cuerpo etéreo más alto se relaciona con la mente super-consciente. Y entre los dos están las grabaciones del hombre que están en su cielo y en su tierra, la perfección del origen del alma en Dios, su cielo-mundo, y de lo que él ha hecho de su alma y de sus sentidos con sus muchas experiencias en sus encarnaciones en el tiempo y en el espacio. Nos ocupamos de la mente subconsciente e inconsciente como la fuente de los problemas del hombre, y la mente super-consciente como la gran causa detrás de todo el efecto, que se convierte en la fuente de curación. Esa mente super-consciente, por supuesto, es YO SOY ESO QUE YO SOY, bendecido YO SOY es la presencia. Realmente, el cuerpo etéreo más alto es una reflexión y el mismo depósito de la presencia YO SOY ESO QUE YO SOY. Encontramos que la llave a la curación de total del hombre, la llave de la integridad, está en este cuerpo etéreo. El propósito original del cuerpo etéreo era ser el vehículo de la memoria de Dios. Esta memoria es el modelo interno del alma; cómo vino adelante el espíritu vivo. Pues estudiamos las funciones de los cuatro cuerpos más bajos, comenzamos a ver cómo pueden ser utilizadas correctamente y cómo la humanidad ha empleado mal estos vehículos más bajos.

 

Señora Prophet ¿cuáles son las aplicaciones correctas de los otros tres cuerpos más bajos?

El cuerpo mental, es la envoltura de nuestro Dios interno, pensamos que debe ser utilizado como el vehículo de la mente de Dios y de la mente del Cristo y del Buddha. Por el contrario, algunos han tomado esa energía preciosa y han estampado sobre ellos nuestra versión de la mente, que se ha convertido en la mente carnal, o del intelecto, y han utilizado el cuerpo mental para ser un receptáculo del conocimiento mundano en vez del conocimiento del mundo siguiente. Por lo tanto hemos hecho del cuerpo mental un vehículo muy limitado, cuando podría ser el instrumento de la plenitud de la mente de Dios que fue manifestada en Jesucristo y en Gautama Buda (la anterior encarnación de Jesús). Encontramos que las impresiones en el cuerpo mental tienen sus efectos sobre el cuerpo físico. Donde hay impurezas en el cuerpo etéreo, éstos se reflejan en el cuerpo mental. Donde hay impurezas en el cuerpo mental, éstos se reflejan en el cuerpo de la sensación. Y donde hay impurezas en el cuerpo de la sensación, éstos se reflejan en el cuerpo físico. El propósito del cuerpo de la sensación (el cuerpo del deseo) es expresar el deseo de Dios. Dios tiene solamente un deseo y ese deseo es que seamos dioses y esta debe ser la experiencia de nuestra meditación y de nuestra comunión. Debemos utilizar al cuerpo de la sensación, el cuerpo de “energía-en-movimiento,” o emoción, para experimentar las sensaciones intensas de Dios como amor, como verdad, como amabilidad, como compasión, como pureza, y así sucesivamente. Por el contrario hemos utilizado el cuerpo emocional para registrar las sensaciones de la cólera, el orgullo, los celos, la venganza, el odio, el miedo y la ansiedad intensa, que influye tanto en mucha de la gente de hoy. Finalmente, tenemos el vehículo físico, que fue ordenado por Dios para ser el templo del Espíritu Santo, el templo de Dios vivo. Pero hemos permitido entrar en este templo toda la forma de las perversiones, de las impurezas que encontramos en nuestro alimento, la impureza que se refleja de los mundos mentales y de la sensación. Y la invasión al templo del cuerpo ha llegado a ser a ser muy grande.

 

Encontramos que para tener la curación y la integridad de los cuatro cuerpos más bajos, debemos fijar los límites del templo. Estos cuatro cuerpos más bajos, estos cuatro lados de nuestra gran pirámide de la vida, son las líneas de demarcación que nos separan del sentido total. Cuando tenemos una identidad que está bien definida en Dios, podemos conservar la unicidad del uno mismo en dios. Cuando nuestra individualidad no está bien definida, después tendemos a flotar y a combinarnos con cada tipo de vibración, de lo visto y no visto, y nosotros nos convertirnos en nada más que una ameba o una medusa que flota en el mar sin el sentido de la totalidad o la conciencia de unidad.

Cuando buscamos la curación, necesitamos buscar la integridad; con la integración de las energías de los cuatro cuerpos más bajos. Esa integración ocurre a través de la llama triple en el corazón. La llama triple del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (Brahma, Vishnu y Shiva) es el punto del contacto con nuestro propio sentido cósmico individual. Con la meditación y el uso de la ciencia de la palabra hablada en el donante de decretos, hacemos el contacto con la llama central que quema en el altar del ser, esta llama triple de la vida. Y es al lado de esa llama que invocamos las energías del espíritu de Dios para que desciendan en el cáliz, la matriz, el crisol del uno mismo, el alma que se desarrolla dentro de la materia.

 

La frecuencia del cuerpo etéreo, corresponde al elemento éter, está en una vibración mucho mayor, y más intensa porque está más cerca del espíritu que el vehículo físico más denso. De hecho, su frecuencia es tan diferente a la del vehículo físico que no vemos el cuerpo etéreo. Tenemos solamente un sentido de sus efectos porque tenemos una memoria, y en momentos de meditación; el alma recuerda sus experiencias antes de esta encarnación, incluso cuando era Cristo en Dios en el mismo principio.

La frecuencia del aire le corresponde al cuerpo mental. La frecuencia del agua le corresponde al cuerpo emocional y su característica esencial es que no tiene ninguna forma. Haciendo frente a la calidad del agua y de su frecuencia, venimos entender cómo nuestras emociones pueden venir tan repentinamente sobre nosotros y moverse tan fácilmente dentro y fuera de nuestra perspectiva.

 

Confundimos a menudo el cuerpo físico y denso, con la persona real, con uno mismo y este cuerpo corresponde a la vibración de la tierra. Pensamos que el cuerpo es el individuo, cuando es realmente solamente la casa que el alma ocupa por una época. Y esa alma ocupará otra vez otras casas, otras mansiones, hasta que haya satisfecho su curso.

 

¿Cuál es su consejo para alguien que está buscando la curación inmediata?

 

Comienza con el deseo de lograr la integridad en Dios. Esto causa; cura no sólo de la enfermedad física, sino de disturbios mentales y emocionales también. En la edad del acuario, la curación y la integridad comienzan en uno mismo, en el Dios interno y en la invocación de la llama violeta. La llama violeta es el bautismo del Espíritu Santo; es la ley del perdón. Y cuando se invoca; es como un borrador cósmico, consume la causa, el efecto, el registro y la memoria de todas las imperfecciones en el subconsciente y en los cuatro cuerpos más bajos que están trayendo señal de que no hay bienestar en la manifestación.

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
3 comentarios
  1. User comments

    Gracias por sus enseñanzas. Lei su Libro La Reencarnación y es muy valiosa información.

  2. User comments

    Agradezco a el amado maestro Morya toda su ayuda en mi despertar y su gran amor a todos los que los llamamos. Pero…… con el respeto que merecen los lectores y quien hace el comentario , no me es facil, aceptar que elija el idioma ingles para sus palabras. El me acompaña, me habla y ha estado conmigo muy amorosamente en muchas situaciones que he logrado resolver…. la palabra es energia y el español no tiene nada de malo… es nuestra lengua nativa para los que la hablamos, asi dominmemos otras lenguas..

    gracias

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend