Anandamayi Ma, la belleza bengalí de la serenidad e unidad con el Ser Superior

Angélica Chouciño
Angélica Chouciño

¿Qué decir de Anandamayi Ma?, ese Ser lleno de Gracia que irradia dicha Divina; Cada enseñanza es más profunda, cada parábola más trascendente, cada anécdota más reveladora.

Puede que su encarnación en la tierra sólo fuera motivada por la necesidad de traer a sus miles de discípulos la muestra de lo que significa la divinidad vivida en un cuerpo físico, la sencillez de la vida en comunión con lo divino, la posibilidad de la elevación espiritual a pesar de los obstáculos de «maya» (ilusión).

Su vida marcada por la obediencia a su Kheyala (voluntad divina), no deja dudas de su devoción y enfoque continuo en el Ser Supremo. Todo aquel que se acercaba a ella, despertaba o intensificaba un profundo deseo de llevar una vida espiritual. Aun así, Ma (como era llamada por sus discípulos más allegados), se negaba a que la consideraran una Gurú.

Aunque su biografía es sumamente interesante, plagada de sucesos que dejan constancia de su esencia divina, más interesantes fueron sus enseñanzas impartidas tanto en charlas y consejos como en sus propias acciones.

Anandamayi Ma nunca tuvo un Gurú

Total desconocedora de las escrituras religiosas (ella era prácticamente analfabeta), sus respuestas espontáneas a los eruditos en una conferencia a la que fue invitada, hizo que cada vez hubiera más miembros de la cultura de aquella época que fueran a visitarla e incluso se sumaran a sus seguidores.

Nunca tuvo un Gurú, en vez de eso, pareciera que fuera guiada por una voz divina, que escuchaba constantemente; muestra de ello fue por ejemplo una vez que durante la festividad de la Luna llena de Agosto, pronunció de manera espontánea un bija mantra (mantra semilla o de iniciación) y lo repitió con la consciencia de que Gurú, discípulo y mantra constituyen una unidad. Explicado en sus propias palabras:» Dios desempeñando el papel de Gurú, revela su nombre al peregrino que va deambulando en busca de guía». Lo asombroso de este suceso es que no existe ningún otro caso conocido de autoiniciación.

Autoiniciación con bija mantra espontáneo

Permitió, adelantándose a su tiempo, el acceso a sus asram a todo el que deseara participar de su Darsana ( bendición en presencia de una Divinidad o Santo) independientemente de la casta o religión a la que perteneciera.

Impartía sus enseñanzas en un lenguaje sencillo y llano valiéndose frecuentemente de parábolas. También utilizaba juegos de palabras como por ejemplo: Vedanta (filosofía hindú) se convertía  en Bheda anta (fin de las diferencias ; o Vasana (deseo) en Vasa na (donde no está Dios), etc…

Lo esencial de su mensaje es que sólo existe un Ser Único (Dios, Brahman): «El Ser Único, que es Eterno, el atman (verdadero Ser), Él es el que viaja por el sendero de la Inmortalidad. Él lo es todo en todo lo que existe, Él es el único que existe». «Dios está dentro de todos, pero el hombre sale en su búsqueda. Eso es lo que constituye el juego de Dios y la creación de Dios».

Nos habla sobre el Karma, el destino y el libre albedrío, y dice que aunque el karma y la reencarnación son aspectos de la falsa ilusión, Ma nos insta a que aceptemos las circunstancias y vicisitudes de la vida como algo procedente de Dios, que las condiciones adversas no son algo que se nos envía para torturarnos, sino para conducirnos a la liberación total.

Anandamayi Ma nos hace notar que en las esferas trascendentales (en la realidad suprema), en verdad eso no existe y que a la larga hay que desprenderse de todas las ataduras humanas; Dios no quiere que el individuo esté encadenado a nada mundanal :»Una felicidad que depende de algo, ya sea persona, dinero, comodidades, etc…no puede ser duradera. Dios es el único que puede otorgar satisfacción permanente». De estas enseñanzas se desprende también que no entendiera el miedo a la muerte :» El peregrino del sendero de la inmortalidad nunca se preocupa por la muerte porque al meditar sobre lo inmortal, se queda muy atrás el miedo a la muerte; En la medida en que se vuelva ininterrumpida la contemplación de la unidad, se irá avanzando hacia la unión plena e indisoluble».

Según Ma, para ser consciente de la presencia de Dios y acabar fundiéndose con Él, hay que hacer Sadhana (práctica espiritual que busca la identificación con el Ser Supremo). Para quien no está acostumbrado resultará difícil y tendrá que esforzarse. Ese esfuerzo espiritual parece desagradable debido a la facilidad con la que se desvía la atención hacia los placeres mundanos, pero con la constancia, ese esfuerzo de va convirtiendo en anhelo en cuanto aparecen las primeras experiencias de Dicha Suprema.

Anandamayi Ma advierte a la gente de que el aprendizaje no debe tener su única fuente en los libros. Las recomendaciones para sus devotos son que además de estudiar las escrituras sagradas, escuchen charlas de los Mahatmas, que canten Kirtan, y siempre teniendo presente que todas las técnicas sirven para familiarizarse con Dios, de forma que llegue un punto en que Dios pase a ser una realidad permanente en la cual se le perciba en todo lo manifiesto. Ma señala que el principal obstáculo en el camino de retorno (regreso a Dios) es nuestro ego :» Tened siempre presente que todo está en mano de Dios y que vosotros no sois más que su herramienta para que Él la utilice como desee. Intendad captar el significado de todo le pertenece e inmediatamente os habréis liberado de toda vuestra carga».

Como broche final a sus enseñanzas, mencionar algo que a muchos les parece inalcanzable, sólo accesible a unos pocos, o sólo en alguna vida. Ella lo explica muy bien con estas palabras: » ¿Por qué hablar de la iluminación en futuro? Está aquí y ahora, lo único que hay que hacer es destruir el velo que la oculta. Cuando se rompe en pedazos el velo, resplandece AQUELLO que EXISTE eternamente: el Ser Único que brilla con luz propia».

AUTOR: Angélica

FUENTE: Libro «Vida y enseñanzas de Sri Anandamay Ma» (de Dr. Alexander Lipski)

2 comentarios

  1. Si fueran conscientes de la luz que desprenden con el velo destapado nunca volverían a tapar su alma para volver a la oscuridad.

    Gracias y luz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx