El miedo, 11 consejos para manejarlo y no dejar que controle tu vida.

Rosa Goncalves
Rosa Goncalves

El miedo es el peor enemigo al que nos podemos enfrentar, cuando nos embarga puede hacer estragos en nuestra vida.

desperate 2293377 640 el miedo 11 consejos para manejarlo y no dejar que controle tu vida i215998

El miedo, una emoción poderosa. Fuente: Pixabay

En muchas ocasiones esta emoción nos afecta de tal manera que cambia por completo nuestros días, desarmonizando nuestra vida y la de las personas que nos rodean.

Es tan poderoso el miedo,  que generalmente no nos deja lograr nuestras metas.

Esto pasa cuando el temor pasa de ser una emoción racional a irracional, cualquier cosa nos puede aterrorizar de tal manera que dejamos de ser funcionales.

El  miedo no es totalmente negativo

El miedo es una de las emociones más poderosas que puede embargar a un ser humano. Tan intenso  como el amor o la ira, puede generar reacciones de gran magnitud en nuestro cuerpo.

Aparece en los momentos en que nos enfrentamos a situaciones de peligro y dependiendo de la magnitud del mismo puede transformarse en terror.

No siempre se genera ante situaciones reales, puede originarse por imaginar o suponer  escenarios ante una situación existente.

Al ser una emoción básica es imposible eliminarla del día a día, y tampoco es recomendable suprimirla por completo.

Gracias al miedo la raza humana ha podido estar alerta ante los peligros y sobrevivir hasta nuestros días.

¿Qué genera esta emoción?

Múltiples expertos han estudiado el miedo, y han conseguido causas tan numerosas que es casi imposible enumerarlas.

Por lo que se dice que dependiendo de la persona, casi cualquier cosa puede generarlo.

De igual manera también se ha llegado a la conclusión de que a veces se presentan ante los estímulos a los que estamos expuestos desde que nacemos.

A continuación se presentan los más comunes:

1.- A través de la Cultura: El entorno en donde crecemos y adquirimos nuestras experiencias iniciales, nos marcan con creencias que originan temores que duran toda la vida.

2.- Por Imitación: Los niños como primera herramienta de aprendizaje usan la imitación, replican las reacciones de  las personas que están a su alrededor.

Si sus padres y familiares demuestran temor hacia ciertas cosas o situaciones, lo más seguro es que se grabe esa conducta y se repita ante los mismos estímulos.

3.- Por asociación: Si tenemos alguna experiencia negativa con respecto a una situación particular, al estar ante ambientes similares casi con certeza vamos a asociarlo a esa experiencia y tendremos una reacción de temor.

El miedo desde otra perspectiva

El miedo es una emoción que generalmente es mal vista pero que muchas veces necesario porque es parte de nuestro instinto de supervivencia.

La raza humana a sobrevivido gracias al miedo

Sin miedo no evaluaríamos los riesgos ante ciertas circunstancias, seguramente fracasaríamos u obtendríamos resultados negativos.

Sentir temor generalmente es lo que se necesita para reaccionar ante un peligro y poder escapar de una manera efectiva ante esa situación.

¿Cómo reacciona el cuerpo humano ante el miedo?

Es importante destacar en este punto que la reacción inicial generalmente es de parálisis inicial, esto le permite al cuerpo enfocar toda su atención ante la situación.

Nuestro cuerpo comienza a sentir alteraciones en su funcionamiento normal: sudamos copiosamente, baja la temperatura, aumentan los latidos y se corta la respiración.

Todo esto induce a que se sienta un gran malestar debido a que se libera la hormona del estrés el cortisol.

Esta hormona convierte los ácidos grasos en energía, para utilizar rápidamente los músculos de ser necesario, atacando o huyendo del peligro.

Es frecuente sentir una desagradable sensación de vacío al aumentar la frecuencia cardíaca y aumentar el ritmo de la respiración.

Ya se estableció entonces que estas reacciones aunque incomodas son normales y que ayudan ante situaciones de peligro.

Deben ser de corta duración, ya que si se extienden por mucho tiempo se generan problemas importantes de salud.

Variantes del miedo

El miedo puede iniciar ciertos trastornos en el individuo, que son ampliamente conocidos, pero que muchas veces no lo asociamos con esta emoción.

A continuación te presentamos dos de las más comunes:

1.- Ansiedad: esta es la más común, se conoce como el miedo al futuro por el miedo obsesivo a las actividades diarias y a sus consecuencias, es común que se presente cuando estamos en periodos de reposo.

Es muy común que al acostarse la persona comience a pensar en su día o en lo que va a ocurrir al día siguiente y comience a pensar en todo lo que saldrá mal, comience a sentir varios de los síntomas que hemos descritos y la persona no descanse.

La ansiedad no es necesariamente consecuencia del miedo, esta ligada a otras emociones

Al estar bajo estos síntomas de una manera recurrente el organismo empieza a verse afectado y se puede comenzar a padecer enfermedades crónicas, que pueden desencadenar hasta episodios fatales.

2.- Fobias: Un evento altamente atemorizante puede marcar tanto a un individuo que se genera un miedo irracional ante un evento, animal o cosa y se dice que tiene una fobia.

Lo que identifica a una persona que padece de fobias es que evita a toda cosa enfrentarse a esa condición o estimulo que le genera miedo.

Es desproporcionada la reacción, el peligro que puede ocasionar el detonante por lo general es pequeño o puede ser fácilmente controlado.

Las Fobias son temores irracionales

No se puede controlar y genera de manera desproporcionada los síntomas físicos que hemos comentado, generando malestar en la persona que lo siente

¿Cómo controlar el miedo?

1.- Enfrenta y reconoce lo que estas sintiendo: ya sabes que el miedo es una respuesta natural de alerta, date un minuto y reconoce la sensación.

Nadie muere de miedo, date la oportunidad, respira profundo y trata de evaluar si la situación realmente es tan grave.

woman 2696408 640 el miedo 11 consejos para manejarlo y no dejar que controle tu vida i215998

Enfrentando los temores. Fuente: Pixabay

2.- Entiende que no siempre tienes el control: No debemos sentirnos impotentes al tener esta sensación, no podemos controlar esta emoción, es natural y hasta necesaria para nuestra supervivencia.

3.-  No puedes depender siempre de los demás: Si siempre dependemos de un tercero que nos resuelva la situación que nos genera temor, no tendremos la oportunidad de enfrentarlo y empezar a buscar la fortaleza y herramientas para afrontarlo.

4.- Debes diferenciar el miedo de la ansiedad: Muchas veces la ansiedad puede ser la expresión física de otras emociones, por lo que es importante distinguirlos para que puedas atacarlos de la mejor manera.

La ansiedad no siempre es una consecuencia del miedo

5.- Haz ejercicio: Practicar cualquier ejercicio es una manera excelente de relajar nuestro cuerpo y mente, el cuerpo libera endorfinas que ayudan a calmarnos y relajarnos.

Genera una sensación de bienestar que ayuda a pensar con más claridad.

6.- Practica la relajación y meditación: Al igual que con el ejercicio estas prácticas ayudan a que nuestro cuerpo y mente estén en una estado de tranquilidad que  podamos afrontar nuestros temores y los veamos de una manera realista.

sunset 4449163 640 el miedo 11 consejos para manejarlo y no dejar que controle tu vida i215998

Armonizando nuestro cuerpo a través de la meditación. Fuente: Pixabay.

7.- Tomate las cosas con humor: Si se aplican estas técnicas y no funcionan, no hay que sentirse derrotado. Se comienza de nuevo como si fuese un juego de estrategia y se aplican nuevas estrategias.

En este camino aparte de conseguir una solución nos conocemos mejor a nosotros mismos y de cómo reaccionamos ante distintas alternativas.

8.- Dialoga contigo mismo, nadie puede aconsejarte mejor: No dudes en hacerlo, un dialogo constante te ayudara a reconocer tus preocupaciones.

Aclarar los objetivos que quieres alcanzar, comprende el por qué sientes esos miedos y a reorganiza las estrategias que utilizas.

9.- Haz lo que te guste: Participa en actividades que te gusten y con las personas que amas, la sensación de bienestar puede aliviar la preocupación ante los problemas.

10.- Evita consumir sustancias que agraven el problema: el tabaco, alcohol y otras sustancias al usarlas dan un efecto placebo que pareciese eliminar los problemas.

Esto puede generar en un problema de adicción que a futuro empeorará los síntomas.

11.- Consulta a un profesional: Siempre es una buena opción consultar a un psicólogo si sientes que no puedes controlar solo este problema.

Con seguridad no solo te ayudara a sentirte mejor, sino que te ayudara a conseguir la raíz del problema y proporcionara herramientas para controlar el miedo.

Recuerda que el miedo y el estrés son parte de la vida, pero no debemos dejar que la controlen.

Somos seres con increíbles capacidades y fortalezas, solo debemos buscar el camino y las personas correctas que nos ayuden a superarlos.

Redactado por: Rosa Goncalves, redactora y traductora en la gran familia de hermandadblanca.org

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx