La Ascensión de Un Ser- Mensaje Canalizado de Rowena

Patricia Gambetta
Patricia Gambetta

Mensajes de los Maestros de Luz.

En Portugués el Original.

Viví millones de vidas y en las más diversas formas me transforme. Subí y descendí a los mundos más densos y atrasados, a los más sutiles y desarrollados en sus estructuras energéticas. Sufrí, lloré y reí. Sentí la hiel de la amargura y el néctar, la miel de la felicidad.

Bailé con las flores, bailé con el viento. Sentí el perfume del amor penetrar hasta invadirme y arrebatarme el fuego de la pasión.

Caminé por caminos difíciles, oscuros y claros; muchas veces, queriendo acortar distancias, me condujo por atajos y caí en huecos, en precipicios que me parecían, en el momento, infranqueables.

Muchas veces lloré con los afligidos, con los que sufrían, porque el dolor de mis compañeros, de mis hermanos, era también mi dolor.

Maté la sed de los secuaces de cuerpo y espíritu. Dí de comer a quien tenía hambre de espíritu. Llevé la Luz hacia el medio de las tinieblas, el Amor hacia el medio del odio, la paz hacia donde había la guerra.  La sabiduría la esparcí por donde sólo había la ignorancia. Dí mi mano a quien me pedía ayuda con las suyas extendidas.

Le llevé la esperanza en una vida mejor y eterna a aquellos que ya la habían perdido.

Dí Fe a aquellos que no la tenían.

Abrí mi corazón para que los solitarios vivieran en él y allí encontraran un amor puro y universal para todos, para que nunca más se sintieran solos.

Curé a los enfermos de cuerpo y mente.

Lavé las heridas de los leprosos. 

Dí armonía y comprensión a aquellos que estaban en desorden y desequilibrio en sus mentes y estados emocionales.

Aprendí la sabiduría del gran libro de la vida eterna.

Mis cuerpos morían y desaparecían pues eran hechos de barro y polvo, pero mi Espíritu, mi Llama Divina, siempre salía de en medio de las cenizas y volvía de nuevo en cada existencia.

luz - La Ascensión de Un Ser- Mensaje Canalizado de  Rowena - hermandadblanca.org

En mi rosario de vidas tras vidas, fui comprendiendo y asimilando que, cuanto más daba a los demás, cuanto más servía y ayudaba a la evolución individual y colectiva, más evolucionaba, más ascendía, más mis horizontes espirituales se extendían, hasta que alcancé el, infinito de mí misma.

Entonces, mi Llama Divina se fundió en el tres en uno, y en ese mismo momento fue en el que comprendí la unidad del tiempo imposible de ser cronometrada, el Verbo surgió, la Voz del Eterno entró por todas partes, mis cuerpos de momento fueron acometidos de una energía que aumentaba gradualmente de intensidad; algo se desencadenó en mí; mis átomos pesados ​​y sutiles habían entrado en una reacción en cadena, aparentemente, y de momento incontrolable.

En esa fracción de tiempo, millones de pensamientos y formas sutiles iban y venían, pero el manto de la paz interior estaba sobre mis hombros, y en ese instante mi conciencia divina explotó. Sólo entonces comprendí que mi Espíritu Divino, encarcelado durante millones de años, se había liberado: Yo había alcanzado la iluminación.

Cuando todo terminó, parecía que mi cuerpo era el infinito, y yo sentía que cada estrella y que cada planeta se movía en sus órbitas; sentía dentro de mí a la flor crecer, el agua correr, el viento soplar, el animal saltar, los seres humanos llorar y reír, sus corazones pulsar, sus mentes pensar y sus pasiones devorar.

La tristeza de los codiciosos, la maldad de los destructores, la bondad de los amorosos, la sed de búsqueda de los caminos de la senda oculta, millones de sentimientos en uno solo, todo pasando a velocidades que, no se puede medir.

Yo sabía de todo, sin querer saber nada.

Mi conciencia ya no estaba ocupada por el espacio a mi alrededor: ella se había fusionado con la Consciencia Cósmica Universal.

Entonces, fue cuando observé que no estaba solo: millones de luces parpadeaban a mi alrededor como si fueran un gran mar de Luz, y yo no era más que una gota de ese mar.

Cuando tomé conciencia, o mejor, me di cuenta de esas gotas de Luz a mi alrededor, como por magia me vi delante de millones de seres, todos con cuerpos iguales al mío, o sea, todos iluminados.

Mi cuerpo era Luz, yo ya era la propia Luz, ellos eran también la Luz y, en ese instante, vi que delante de mí estaban todos los Maestros de la Sabiduría Universal, los seres iluminados, los orientadores y guías de todos los pueblos, y yo me había convertido en uno de ellos por mi acción, por mi servicio hacia los demás mis compañeros y hermanos, ayudándoles en su evolución individual y colectiva.

Pero esas luces, todos estos Maestros del Espíritu eran como átomos de un Grande, El Cuerpo Cósmico, y ese Cuerpo Cósmico, del que yo me convertí también en un átomo, era un vehículo de un Ser Cósmico, el Gran Verbo, el Ser Universal sin nombre, El Padre, La Voluntad Divina Cósmica.

Vosotros sois como átomos perdidos y estáis volviendo al punto de partida.

cuerposdeatomos - La Ascensión de Un Ser- Mensaje Canalizado de  Rowena - hermandadblanca.org

Antes, eráis inconscientes, pero cuando volváis y os unáis a los otros átomos cósmicos, ya seréis conscientes, haréis parte de la Gran Conciencia Cósmica del Gran Padre.

Vosotros sois Él y él es vosotros; así, el Padre y el Hijo son uno para la Gloria del Eterno.

Hermanos y compañeros, os he dado mi experiencia vivida y sentida a cada instante para que pueda servir para una aclaración mejor de la verdadera vida espiritual. Espero que todos aquellos que lean mis palabras puedan asimilar mi experiencia y que sea útil e impulse un continuo desarrollo espiritual, la evolución individual y colectiva; me siento muy feliz si mi vivencia es útil para todos.

Con mucho Amor para todos los hijos de la Tierra,

ROWENA.

Canal Espiritual: Henrique Rosa.

TRADUCCIÓN PORTUGUÉS-ESPAÑOL: Patricia Gambetta, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTE: Libro “Mensagens Dos Seres de Luz”. Segunda Edición. Autores Henrique Rosa y Lourdes Rosa.

12 comentarios

    1. Que hermoso viaje, la lectura me atrapó totalmente, hasta se me erizó la piel. Pude sentir estas palabras, me transporte a cada espacio y me identifique con cada palabra, gracias, gracias, gracias, por compartir este hermoso articulo.

  1. gracias
    Me siento contenta y agradecida de recibirla
    Reflexiono en ello
    Bendiciones bellas y sanas en paz y armonia interior y exterior en perfecto orden de cooperacion y voluntad divina en los mas altos elevados y ascendidos paradigmas de la luz..

  2. Bendiciones a todos los que hacen posible que estas palabras de luz lleguen a más y más personas…..con agradecimiento infinito….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx