Lo que debes saber cuándo asistas a un funeral

Kikio
1–ID148757 - hermandadblanca.org

Adopta una buena actitud ante situaciones tristes

Un funeral puede poner a prueba nuestra capacidad de afrontar el dolor y de apoyar a amigos y familiares que han sufrido una pérdida.

Más allá de los protocolos o la etiqueta social, existen algunas reglas referentes a nuestro comportamiento y actitud cuando tenemos que asistir a un funeral. Tomando en cuenta que siempre son momentos tristes, lo fundamental es que tenemos que ser buenos acompañantes.

Asistir a un servicio funerario, casi en todos los casos nos llena de dolor y pena. Pero siempre habrá alguien más directamente relacionado con el difundo. Y es justo en esa persona en quien debemos centrar nuestra atención.

La inmensa mayoría de nosotros no sabe qué decir o qué hacer en un funeral. Y en realidad no es complicado averiguarlo si antepones tu cariño por los deudos y tu sentido común, cuando decides acompañar a alguien a despedirse de un ser amado.

2–ID148757 - hermandadblanca.org

Un apretón de manos o un abrazo fuerte, pueden decir y significar más que mil palabras.

Suena terrible, pero es verdad. La persona que murió ya se ha ido. Céntrate entonces en el o los deudos más cercanos.

Cuando llegues al funeral, busca primero a los deudos inmediatos. Brinda un cálido abrazo. No debe preocuparte que tengas deseos de llorar. Muchas personas te dirán que evites el llanto frente a los dolientes, porque se supone que para ellos es mejor observar entereza de los asistentes.

Nosotros creemos que siempre será mejor demostrar una emotividad plena. Compartir el llanto durante el abrazo, fortalece el lazo emocional que te une con el deudo. Y ese simple gesto expresará al doliente, todo tu apoyo. Si no encuentras palabras, no importa.

Después asegúrate de preguntarle a esa persona si necesita algo o si puedes ayudar concretamente con lo que haga falta, como realizar alguna llamada, acompañarle a realizar algún trámite legal o cerciorarte de que las flores sean las favoritas del difunto. Una vez que hiciste lo anterior, será momento de saludar al resto de los presentes.

3–ID148757 - hermandadblanca.org

Presentando tus respetos al difunto

Dependiendo de tus tradiciones culturales, acercarse a despedirse del difundo puede ser opcional.

Sobre todo si no eras alguien muy cercano o si tu sensibilidad es extrema y no deseas experimentar dicho impacto.

Presentar tus respetos al difunto es un tema complicado. Te recomendamos evaluar qué tan cercano era tu vínculo con la persona que se ha ido. En cualquier caso esto también dependerá de tu nivel de sensibilidad.

Cuando alguien muere, socialmente nos sentimos observados al asistir al funeral. Pero debes restarle importancia a los convencionalismos sociales. Lo mejor es siempre seguir los dictados de tu corazón. Para muchas personas que se afectan con facilidad, será suficiente llevar un arreglo floral. Si no deseas acercarte al féretro, siempre habrá alguien dispuesto a presentarlo sin que tú tengas que acercarte mucho.

4–ID148757 - hermandadblanca.org

Participar activamente en el funeral

En el caso de que seas muy cercano al difunto o a la familia, es probable que se te solicite hablar durante el servicio funerario

Desde luego que este punto es delicado. Si te piden decir unas palabras durante el funeral, considera que no te lo pedirían si no fueras alguien significativamente importante para la familia. Muchos pensarían que negarse no es opción. Sin embargo, también en este caso necesitas evaluar tus sentimientos y rechazar la solicitud, sobre todo si cree que la emotividad te impedirá decir mucho.

En este caso, puedes escribir tus palabras y pedirle a alguien más que las lea por ti.

Por otro lado, si accedes a dedicarle unas palabras al difunto, procura ser breve. Enfócate en sus cualidades o en los momentos compartidos con esa persona. Aprovecha la oportunidad para corroborar que los deudos cuentan con tu apoyo.

Un funeral puede ser muy traumático emocionalmente, aunque sea de una persona que no era tan cercana a nosotros. El punto rescatable más importante, es el fortaleciendo del vínculo afectivo que te une a los dolientes. Tu participación honesta y bien manejada, puede ser la clave para que el proceso de duelo sea iniciado por la familia de forma más sana.

Asistir a un funeral siempre es difícil. Pero con esta información, lograrás hacerlo más llevadero y serás de real ayuda a los que sufren.

 

AUTOR: Kikio, redactora en la gran familia hermandadblanca.org

Para saber más:       

El duelo sano: reconciliándote con la vida

Compasión y duelo, por Josep Maria Gasset

 

2 comentarios

  1. Buenos dias! Deseo hacer una preguntar,Porque muchas personas prefieren la cremación de su cuerpo dejando que sus cenizas sean regadas en el mar,o en otros lugares quando deberán morir,en vez del entierro,terminando al cementerio pienso que sobre este tema hay mucho.de que hablar..
    Por Favor me puedes responder privadamente a Mi Correo?
    Gracias.,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx