Mensaje del Maestro Ritzua: La consciencia de la sabiduría. Canalizado por Fernanda Abundes

Geny Castell
Geny Castell

Agradecido del llamado y feliz de estar aquí…

La sabiduría consciente resulta de aceptarla, no simplemente de añorarla o considerar que es algo que viene con el futuro. El futuro pocas veces otorga a los sabios algo y mucho menos va a otorgar la afirmación de que los son. Es sabio aquel que puede profundizar en su pensamiento y reconocer que el aprendizaje ya vivido es suficiente para considerar que puede observar con sabiduría todo aquello que viva a partir de ese momento.

La sabiduría no se otorga con los años, simplemente aquellos que pueden valorar lo que son desde el interior profundizan en su sabiduría; la inteligencia se ha dado a todos aquellos que en el plano consciente profundizan en un aprendizaje; la inteligencia se ha dado para aquellos que pueden definir la vida y que pueden al mismo tiempo enumerar los hechos a través de los positivos y los negativos; la inteligencia se ha dado para que aquellas grandes teorías que intentan definir la vida y el mundo e incluso a los mismos seres pero la sabiduría se ha otorgado para aquellos que sin necesidad de vasto conocimiento puedan profundizar en las fibras sensibles de su alma y de su esencia para obtener verdaderamente lo maravilloso que son.

No se necesitan grandes teorías para sacar a flote aquello que verdaderamente existe dentro de ustedes ni tampoco se requiere de acontecimientos que pongan a prueba su inteligencia y su capacidad mental así como su capacidad espiritual para que puedan detonar esa sabiduría que ya existen ustedes. Aquel que piensa con sabiduría y también con inteligencia va a obtener mejores resultados de aquello que vive en la vida misma y eso significa darle un significado diferente a todo aquello que acontece en la realidad.

Están inmersos en un sinfín de acontecimientos con un sinfín de seres y con un sinfín de teorías todas posibles y verdaderas porque han sido creadas por aquellos seres consientes con los que comparten el espacio, pero es cierto que para que estas teorías resulten sabias necesitan ser vividas con la experiencia misma de un Ser que puede compartir y ser consciente.

La consciencia de la sabiduría radica en no esperar todo aquello que simplemente se debe ya de observar, el que visualiza con ojos de sabiduría puede entender que los mensajes de la vida no se dan en una sola exhibición sino que son paulatinos, al mismo grado de conciencia que va a necesitando y adquiriendo el ser humano. El ser humano es un ser consciente desde que llega a la Tierra; empieza a tener las vitalidades, es decir, todo aquello que el ser humano necesita para considerarse humano, esos ciclos de la vida y esa situación que trae la mente para poder llevar a cabo todo aquello que dentro de la naturaleza se considera como normal, digamos que entonces es un pequeño gramo de sabiduría que trae la existencia humana, pero se desarrolla a través del aprendizaje consciente todo aquello que se puede enumerar como un Ser sabio.

Y en esta realidad de enumerar al Ser sabio, nos basamos en decir que todos los que los rodean son sabios hasta el momento que se descubran y los seres no necesitan edad para descubrirse solo necesitan la magia para encontrarse. Hay seres sabios que son sumamente pequeños en cuanto a lo que el ser humano cuantifica como edad. Los Seres más sabios son los más pequeños porque son los que viven más fácil, sin tantas preguntas y sin tantos conflictos, porque se han atrevido a vivir la vida como es, no la cuantifican, no la califican, la disfrutan y la sabiduría está en no preguntar tanto, sino simplemente en afrontar todo aquello que ocurra de la manera que debe de ocurrir pero siempre como una respuesta tan suspicaz que resulta tan simple y tan sabia que hace que todo aquello resulte ser más llevadero.

Es entonces cuando la sabiduría de encontrarse no radica a través de la edad como lo he mencionado; es sabio aquel que decide ser sabio, aquel que se encuentra y descubre la magia dentro de si. La espiritualidad no es una cuestión que deba de ser sumamente consciente, debe ser consciente solo a través de la esencia y de lo profundo del alma pero no consciente con los conocimientos.

Los conocimientos son un brinco hacia la realidad, pero pueden seguir brincando en el mismo sitio y no encontrar espiritualidad en ninguna parte. Para ser espiritual no necesitan tantas teorías, necesitan una teoría o quizás muchas, pero simplemente encontrarse, me refiero a que esto no es la inteligencia de los conceptos y de las teorías los que les van a dar la pauta para existir, existen a través de lo que ustedes toman para sí mismos y para compartir con el resto El resto de la vida y el resto de los seres. La sabiduría es un proceso espiritual, mágico también, pero también es un proceso misterioso de soltar a la realidad y a ustedes mismos la capacidad y la oportunidad para descubrir todo aquello que se espera pero que simplemente se debe de reconocer.

En la espera de la sabiduría ustedes dejan pasar bastantes realidades y una de ellas es la oportunidad de vivir, esperan que llegue algo tan grande que los haga ser sabios, pero eso tan grande que los va a hacer sabios ha sido la vida misma; como aquel pequeño que llegó con ese pequeño gramo de sabiduría para desempeñar lo que era un ser humano y después redescubrirse. En la vida misma  la sabiduría es un redescubrimiento de lo que verdaderamente son. Encuentren lo que ya han sido y lo que siempre han sido y no han dejado de ser, pero que han olvidado que pertenecen a… pertenecen a ese gran universo de conocimiento, a ese colectivo que los hace coexistir y existir en este momento, en esa constante realidad que los hacen compartir un aprendizaje y sabiduría.

La vida es sabia y ustedes son sabios, no se han elegido vidas y no se han elegido sabios para compartir una realidad que ha resultado indistinta, sino que es tan precisa que ocurre en el mismo instante en que se piensa, es decir, que todo es una causa y un efecto perfecto y tan preciso que si el sabio cree más en su realidad que en su tiempo, todo lo va a observar con la plena sabiduría de que ya es un hecho.

Agradecido del llamado y feliz de estar aquí.

Mensaje canalizado por Fernanda Abundes (madreymaestro@hotmail.com) Puebla, México. 7 de Febrero de 2018

Publicado por Geny Castell, redactora de la gran familia de la hermandadblanca.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx