Mensaje del Maestro Saint Germain: ¿A qué le temes tanto?

Geny Castell
Geny Castell

¿A qué le temes tanto? Porque aquello a lo que más temes y más tiempo ocupa tu mente, es aquello en lo que te conviertes. 

Vive el desapego de las emociones pero no desde la indiferencia, no des la espalda a tus emociones ni a las de algún congénere tuyo. 

Aquello que sientes, vívelo, mas no para quedarte estancado en ese sentimiento sino para que a partir de la aceptación puedas redimirlo y convertirlo en una experiencia y aprendizaje que sin duda te nutrirá y te hará crecer.

Enfréntate a tus miedos porque sólo de esa forma sabrás que en realidad no existen y que sólo han sido creados por ti para protegerte a ti mismo y para detener tu camino. 

Estás en el momento de emprender eso que tú llamas nuevos retos y que son los acuerdos que tu ser impuso para ser vividos. Todo aquello que incluso parece injusto es por tu propia decisión que se ha de vivir.

Si pudieras comprender que todo lo que se vive es por decisión personal y que no existen responsables en el camino mas que uno mismo, en ese momento sentirás la libertad del Ser que por milenios ha actuado bajo su libre albedrío y voluntad.

Asimismo, se decide a quien se quiere cerca y a quien se necesita a la distancia. Nadie se aleja, somos nosotros los que decidimos poner distancia a los hechos, situaciones o personas. Somos responsables de todo lo bueno y de aquello que se puede considerar doloroso. Y a partir de esta consigna es tu deber y tu derecho buscar el camino que te enaltezca como Ser y como humano, aceptando y creyendo que eres grande y valioso y que el amor comienza en ti mismo y consecuentemente en el resto que te rodea. 

No juzgues ni te juzgues y confía en la sabiduría divina que habita en ti y que día a día espera ser escuchada. 

Amate y con la misma intensidad ama la vida que tus ojos alcanzan a contemplar y tus sentidos a comprender.

En lo ínfimo, en lo sencillo, en la soledad y en la compañía hay grandes momentos para aprender y para encontrar al Ser que hay en ti.

Avanza aunque el camino sea sinuoso, pues aquello que se muestra oculto a tus ojos, grandes sorpresas puede presentar. Que el miedo no te detenga en el camino ya que hay más sendas de luz que de oscuridad y aún así, la oscuridad anuncia la luz. 

Ámate a ti mismo con la misma calidad con que puedes amar a otro ser. 

Perdónate a ti mismo y perdona a sabiendas que la equivocación no es exclusiva del otro.

Y que tu amor encuentre el camino de regreso a tu hogar, a donde perteneces, de donde vienes y a donde vas.

Contigo estoy… 

Yo Soy Saint-Germain

Publicado por Geny Castell, redactora de la gran familia de la hermandadblanca.org

25 comentarios

  1. Hoy por la tarde en oración le pedí al Maestro Sanit Germaín "valor". Más tarde encuentro este artículo en mi facebook, wowww!! me doy cuenta que está conmigo, Gracias Maestro

  2. No tengo ningún tipo de temor. Me siento en total entrega para con el Universo. Puedo llegar a tener inseguridades, que cuando le encuentro lógica…., desaparecen. Siempre, en esas ocasiones, oro , pido por aclaración y guía, y me entrego. Gracias.

  3. Gracias eternas mi bien amadísimo Maestro de Maestros, sigue iluminando y protegiendo mi camino. Aquí estoy esperando tu guía en lo que se viene. Abrazo de luz.

  4. Muchas veces en nombre de Dios se cometen los actos más impuros que existen en la oscuridad y el ser común libre y bondadoso lo desconocía Hasta que un día fue preso en la luz de su camino por un mundo o seres que son invisibles ante los ojos humanos haciendo mucho daño sobretodo a mujeres y exterminando poco a poco a la raza humana. Se busca ayuda pero no la encuentran o la niegan porque el común de la gente ignora lo que le hacen en su cuerpo físico emocional y etéreo seres que se sienten en sus venas arterias linfa etcétera. GRACIAS POR AQUELLOS QUE NO PERMITEN SU ENTRADA EN EL SER HUMANO PERO EN NOMBRE DE DIOS LO HACEN.

    1. Hermana, según investigación pronto esos seres van a ser expulsados de aquí, de nosotros. Gracias a Dios, a la hermandad galáctica de luz, a los grandes hermanos mayores, al Arcángel Miguel, a los seres de Andromeda. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx