Mindfulness: Una práctica de consciencia física y mental que nos puede salvar la vida

Lucas María
Lucas María

mindfulness el poder de la mente

«Ser consciente significa abandonar los juicios durante un tiempo, dejar de lado nuestro objetivos inmediatos para el futuro, y tomar el momento presente como es y no como nos gustaría que fuera.»

Mark Williams

Actualmente, vivimos en una era complicada. La vida que llevamos nos distancia cada vez más de nosotros mismos. Eso nos predispone a atender necesidades de productividad y consumo que poco tienen que ver con nuestras propias necesidades.

Esta desconexión que se produce entre nuestro centro de atención y nuestra persona, nos empuja a flotar sin rumbo en el mar de la vida.

De esa manera, somos presa fácil para la ansiedad y el estrés, con todas las complicaciones que eso puede implicar en nuestra vida.

Necesitamos de manera urgente encontrar una práctica que devuelva nuestro foco de atención a nosotros.

Entonces, el Mindfulness viene en nuestro rescate. Nos ayuda todos los días a tomar consciencia de nosotros mismos. Nos permite dedicarnos un momento para dejar de pensar en nuestro pasado y nuestro futuro y nos enfoca en lo que estamos viviendo en este momento.

Y de esa manera, logra minimizar el impacto que el ritmo de vida cotidiano nos significa.

Es quizás una de las prácticas que más popularidad ha tomado a lo largo de los últimos años. Claramente, esto es así debido a la creciente necesidad de retomar el control en nuestra vida.

De cualquier manera, el mindfulness es una excelente herramienta para lidiar con la ansiedad y el temor, tan presentes hoy en día. Vamos a repasar entonces sus bases.

Orígenes y Significado de Mindfulness

La práctica del Mindfulness se encuentra en la meditación vipassana moderna, y en la práctica del sati.

La vipassana es una de las meditaciones más antiguas de la India y significa “ver las cosas como son”. Corresponde a una visión interna hacia la verdadera naturaleza de la realidad, y lleva al practicante al primer escalón hacia la liberación.

Sati, a su vez, significa aproximadamente “consciencia en todo momento de los eventos presentes”. Sobre esto se decía que era un arma en contra de las falsas ilusiones de la realidad. Es también considerada un poder que nos ayuda en la obtención del nirvana si está acompañada de samprajaña, es decir, un entendimiento claro de lo que sea que esté aconteciendo.

A lo largo de la historia, el mindfulness ha ido ganando popularidad hasta convertirse en una práctica independiente de meditación.

Dice el filósofo inglés Paul Williams que el mindfulness señalaba el camino hacia la liberación en el Budismo antiguo, siendo uno observador constante de la experiencia sensorial. Esta práctica permite desarrollar la habilidad de atraer la atención hacia lo que sea que esté aconteciendo en este momento. Esto se lleva a cabo mediante la aplicación de algunos ejercicios simples.

De esta manera, nos permite fortalecer el autoconocimiento y la sabiduría. De hecho, las enseñanzas budistas ofrecen instrucciones detalladas sobre cómo llegar a conocer el funcionamiento de la mente. Y así, gracias a esta guía, comprender la naturaleza subjetiva de la experiencia.

sensacion de tacto mindfulness

Ejercicios para iniciarse en Mindfulness

El mindfulness te da otra perspectiva de lo que está aconteciendo, llevando tu atención a lo que está pasando dentro tuyo.

Si estás interesado en introducirte en esta práctica milenaria, hay algunos ejercicios que puedes hacer al respecto. Por lo general, lo primero que se aconseja es tomar nota de tus sensaciones físicas en determinadas actividades del día. Esto es así para que empieces a tomar consciencia de tus sensaciones, debido a que la manera que tienes de asimilar la información que extraes del mundo exterior es a través de los sentidos y su acción en tu cuerpo. Primero percibes, luego razonas.

Realiza el ejercicio de la Anapanasati, o consciencia plena de la respiración.

Para esto, ponte en una posición cómoda y concéntrate en la respiración por un minuto.

Comienza inhalando por tu nariz y exhalando por tu boca de manera lenta, dejando que el aire fluya sin esfuerzo por tu cuerpo. Deja ir esos pensamientos que vienen a tu encuentro y concéntrate atentamente en tus sensaciones. ¿Cómo se siente el aire entrando por tus fosas nasales?¿Cómo lo sientes al atravesar tu garganta?¿Puedes sentir tus pulmones inflándose de aire?

En la medida en que te acostumbres a esta práctica, podrás llevarla a todos los ámbitos de la rutina. ¿Cómo se siente la flexión y relajación de los músculos al caminar?¿y el contacto con la tela de tu ropa?¿Cómo se siente el desayuno al pasar por tu garganta?¿Cómo se siente la tristeza, el enojo, el sueño?

De esa manera podrás estar en estado de mindfulness en todo momento de tu vida cotidiana, lo que los budistas llaman satipaṭṭhāna.

Beneficios registrados del Mindfulness

Desde los años 70, el mindfulness ha ganado mucha atención empírica. Los estudios realizados al respecto, evidencian que el uso de programas de mindfulness alivia los síntomas de una variedad de desórdenes mentales y físicos.

Se utiliza tanto como herramienta potencial para el manejo de problemas de peso, como para lograr una actuación atlética óptima. Además, personas que sufren de insomnio han encontrado en esta práctica una solución a su problema.

encontrando paz mindfulness

Según estudios recientes realizados con neuroimágenes, atenúa significativamente el dolor físico a través de mecanismos únicos y múltiples. También sugiere que tiene efectos positivos en el control de la atención y las emociones, y en la consciencia del cuerpo.

Se ha demostrado que los cambios emocionales y de comportamiento llevados a cabo gracias a esta práctica provocan cambios funcionales y estructurales en el cerebro.

Esta actividad, además, retrasa el avance del Alzheimer.

Se ha utilizado esta práctica en niños, adolescentes y adultos para tratar problemas de salud relacionados a desórdenes de ansiedad, cambios de humor, abuso de sustancias, desórdenes alimenticios, dolores crónicos, depresión y la lista sigue y sigue.

Muchos son los beneficios que esta meditación tiene para ofrecernos. Y es necesario que empecemos a hacernos cargo del impacto que el ritmo de vida que llevamos está teniendo en nuestra salud. No hay que olvidar que el cerebro es un órgano complejo, y al igual que cualquier músculo, si se lo sobre-utiliza, envejece más rápido.

En tan sólo dos minutos al día tú puedes hacer algo al respecto.

Depende de ti.

AUTOR: Lucas, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTES:

  • https://en.wikipedia.org/wiki/Mindfulness#Buddhism_3
  • https://www.psicoactiva.com/blog/terapia-de-atencion-plena-o-mindfulness/#Como_empezar_a_practicar_Mindfulness
  • https://www.pocketmindfulness.com/6-mindfulness-exercises-you-can-try-today/

6 comentarios

    1. Susana, ¿cómo estás?
      Mira, el mindfulness se desprende de la meditación Vipassana que es una de las que el Buddha predicaba. Sin embargo, con el correr del tiempo comenzó a implementarse de manera separada e independiente. A partir de ese momento se le asigna el nombre de mindfulness.
      Por lo tanto, este artículo no es sobre budismo, siendo este mucho más amplio que una meditación, sino sobre esa práctica independiente. De cualquier manera, no discutiré que por su procedencia pueden encontrarse algunos puntos en común.
      Gracias por leer este artículo.
      Un abrazo.

  1. Bendiciones para toda la hermanda blanca y a todos los los autores que día a día nos ilustra con conocimientos valiosos gracias hermanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx