Home » Sabiduria y Conocimiento » Cambios planetarios » ALAS 5 de Marzo 2009 ~ Empezar de Nuevo y ALAS 25 de Febrero 2009 ~ La separación de los mundos, por Karen Bishop

ALAS 5 de Marzo 2009 ~ Empezar de Nuevo y ALAS 25 de Febrero 2009 ~ La separación de los mundos, por Karen Bishop

karen bishop
Alas
~ Empezar De Nuevo ~
5 de Marzo de 2009
por Karen Bishop

¡Bienvenidos!

Poco a poco, pieza por pieza, estamos empezando de nuevo. Después de que a suficientes almas que residían en el viejo mundo de inferior dimensión, se les dio suficiente tiempo y oportunidad de elegir si querían quedarse atrás o pasar a su nueva realidad de mayor vibración del paso siguiente para el todo, muchos de nosotros partimos luego hacia el siguiente peldaño de nuestra nueva realidad.

Al partir, podemos haber sentido una gran compleción, una sensación de pérdida de identidad y propósito, y tal vez una gran sensación de no tener sentido de lugar. Habíamos terminado con una fase muy importante, y debido a que esta fase fue completada por una cantidad suficiente del todo, sin duda habíamos terminado con una misión muy importante. Esta fue una compleción enorme. Dado que la terminamos por completo, ahora estamos preparándonos para empezar de nuevo… para experimentar un gran renacimiento, y algunos comienzos muy nuevos.


Inmediatamente antes de entrar en nuestro propio espacio muy nuevo o dimensión superior, se pudo sentir un gran dolor físico y muscular, pues se nos estaba exprimiendo lo que quedara de cualquier densidad que pudiéramos haber tenido dentro de nosotros, hacia un canal del parto muy pequeño. Pero una vez que llegamos, cualquier malestar pudo haberse disipado como por arte de magia.


Pasar hacia una realidad de mayor vibración crea temas comunes que están siempre presentes. Algunos incluyen: una muy baja tolerancia a las energías y formas de ser de menor vibración, una gran soledad, pérdida de la memoria, un fuerte sentimiento de no tener sentido del lugar, una gran des-conexión de casi todo, fatiga extrema y sentimientos de no querer hacer nada sino descansar, apatía, somnolencia, cambios de humor, una gran alegría, paz, una conexión más profunda con la Fuente y con nuestras almas, mayores sentimientos de amor, y una fuerte conciencia de lo que está a nuestro alrededor. ¿Qué significa todo eso, exactamente?


· Una baja tolerancia a las energías de menor vibración: Las energías de menor vibración son demasiado densas para quienes vibran más alto. Pueden sentirse muy pesadas, desagradables, y francamente horribles. Estas energías nos están animando a huir, a partir hacia una costa de mayor vibración donde pertenecemos, y crear una realidad de mayor vibración en alguna otra parte. Ya no pertenecemos ni residimos en las dimensiones inferiores. Los santuarios personales y la naturaleza son los remedios para estas sensaciones desafiantes, junto con la creatividad y las cosas de mayor vibración (amor, cuidado, respeto, arte, música, y cualquier cosa neutra, etc.)


· Gran soledad: Cuanto más alto vibramos, más expulsamos las energías de menor vibración por dentro y por fuera. Eventualmente, no queda mucho con lo que podamos rodearnos. Por lo tanto, podemos volvernos solitarios ya que somos los precursores, a menos que podamos tolerar las energías de menor vibración durante largos períodos de tiempo, lo cual se vuelve casi imposible después de un tiempo. Eventualmente, puede parecer que somos los únicos, pero esto ahora está cambiando (más sobre esto más adelante en esta publicación). Andar con niños (pues ellos vibran más alto naturalmente), y encontrar pequeños círculos de amigos y seres queridos que realmente nos aman y se preocupan por nosotros (incluso aunque no compartan nuestras creencias), y viceversa, son los remedios. El amor verdadero y auténtico vibra alto y esto es suficiente para mantener una conexión, incluso si no tenemos nada más en común.


· Pérdida de la memoria: Estamos evolucionando en pura energía, y también dejando mucho atrás que puede llegar a ser difícil de recordar. Además, cuanto más alto vibramos, más existimos en paquetes de energía con diferentes temas. Lo que está en el ahora es todo lo que existe, pues ya no mantenemos conexiones fuertes y largas con mucho. La energía de mayor vibración entra y sale muy rápidamente, y está muy en el momento. También nos estamos convirtiendo en energía pura. De esta forma, especificidades y detalles se vuelven cuestionables después de un tiempo. Yo sigo recibiendo correspondencia de lectores que sienten la necesidad de corregir mi ortografía, gramática y puntuación. Lo que está pasando aquí, es que ahora estoy deletreando fonéticamente y no puedo recordar reglas detalladas de gramática, etc. Yo solía ser la ganadora continua de cada concurso de ortografía y muy minuciosa acerca de la gramática y puntuación pues me encantaba, pero ahora simplemente no es posible, y toma demasiado tiempo enviar cada publicación de ALAS a otra persona para que las corrija. La superposición de letras y palabras en oraciones también es común en las etapas iniciales. Los detalles y el análisis eventualmente también llegan a ser obsoletos, pues el amor y la energía es lo único que quedará finalmente.


· No tener sentido de lugar: Esta experiencia es muy común y ocurrirá cada vez que subamos una muesca en la escalera de la ascensión. Ya no residimos en las dimensiones inferiores y lo nuevo aún no ha llegado. En este sentido, no encajamos en ninguna parte. No hay nada con qué conectar ni ningún lugar adónde ir. Podemos sentirnos perdidos, un poco asustados, inseguros, y quizás perder la confianza pues nos sentimos fuera de nuestro viejo surco. Saber que estos sentimientos siempre pasan es aquí la solución, así como estar en el momento en la medida de lo posible, y mantenernos ocupados y distraídos también puede ayudar.


· Una des-conexión de casi todo: Mucho sale de nuestro espacio a través del proceso de ascensión. Podemos comenzar a vibrar diferente a los demás y, por tanto, necesitamos separarnos, o tal vez nuestros antiguos amigos ahora están partiendo hacia “misiones” nuevas y diferentes a las nuestras. Ya no podemos relacionarnos ni ser parte de los viejos sistemas, e incluso nuestros amorosos compañeros animales podrían partir, ya que no pueden viajar con nosotros a nuestras nuevas costas (¡ellos siempre regresan de nuevo en una nueva forma!). Conectar con lo nuevo es la solución aquí y realmente puede hacernos sentir mucho mejor.


· Apatía, agotamiento y somnolencia: Sentimos apatía cuando estamos re-iniciando, reajustando, o en un espacio de suspensión mientras estamos a la espera de nuestras nuevas conexiones o nuevos roles. El agotamiento proviene del re-cableado o que nuestros cuerpos sean afinados para una frecuencia superior (nuestras células se están transformando y esto requiere de mucha energía), y la somnolencia se produce cuando estamos yendo de una dimensión a otra (así como sentir frío sin poder calentarnos). No hay remedios aquí, ¡excepto seguir con estas etapas y saber que son siempre temporales!


· Cambios de humor: Nos sentimos muy bien alrededor de las vibraciones superiores y no tan bien alrededor de las inferiores. Podemos tratar de permanecer en las vibraciones superiores tanto como sea posible y estar en un estado de amor y aceptación mientras estamos en las inferiores.


· Alegría, paz, una conexión más profunda con nuestras almas, y sentimientos de amor: Esto es lo que ocurre cuando nos retiramos de lo viejo, o energías de menor vibración. Si podemos retirarnos tanto como sea posible, es mucho más fácil estar cerca de las dimensiones inferiores por los cortos períodos de tiempo que necesitamos hacerlo. Y cuando estamos en torno a las vibraciones superiores de unidad, cuidado, respeto, creatividad, amor y alegría, incluso en el viejo mundo, podemos fácilmente sentirnos mucho mejor también.


· Una conciencia muy fuerte de lo que está a nuestro alrededor: Cuanto más alto vibramos, más unidad experimentamos. La separación se produce en la vieja realidad, y cuando la encontramos después de estar vibrando más alto, se puede sentir francamente horrible. Ser conscientes de todas las cosas que nos rodean, y saber que somos un todo y todos uno, se vuelve cada vez más evidente mientras más evolucionamos. De esta manera, puede parecer que casi todo lo demás existe en un modo de mucha separación, casi en su propia burbuja de separación y con las puertas cerradas, y por tanto, parece existir en su propio extraño mundo. Esto ha sido siempre lo más difícil para mí, pues no “vernos” ni reconocernos uno al otro se siente especialmente desagradable para mí. Todo afecta a todo lo demás, y cuanto antes nos demos cuenta de esto como planeta, mejor estaremos.


Durante este pasado fin de semana (fines de febrero y principio de marzo), alcanzamos otro hito y entonces estuvimos listos para avanzar un poco más. Esto se manifestó con sentimientos de mucha somnolencia, vértigo y sensación de dar vueltas para algunos, y un fuerte deseo de dormir, descansar y anidar.


Habíamos liberado con éxito mucho de lo viejo, habíamos puesto en marcha suficiente de lo nuevo, y ahora podíamos soltar y seguir adelante una vez más… adelante hacia una nueva realidad. Siempre muy lentamente, habíamos estado reuniendo las piezas para nuestros nuevos comienzos. Nuevas conexiones, nuevos cimientos, piezas frescas y nuevas en nuestras vidas se han estado manifestando muy lentamente y siendo colocadas en posición.


Sí, estamos empezando de nuevo. En este sentido, debíamos ser removidos y separados de mucho. Teníamos que quedar con lo más mínimo de lo mínimo para que pudiéramos empezar de nuevo. Pudimos encontrarnos con menos amigos que nunca, pérdidas de ingresos, despojados de mucho, e incluso con sentimientos de haber sido abandonados en el frío. Esto se debió a que teníamos que estar listos para comenzar frescos y nuevos… teníamos que estar listos para comenzar una nueva vida con nuevas conexiones y casi todo lo demás muy nuevo. Nuestras pizarras tenían que estar limpias antes de que se pudiera añadir cualquier cosa nueva, ya que lo que se añadirá estará compuesto de energía muy superior que ahora coincide con la nuestra. Necesitábamos un lienzo en blanco antes de añadir las primeras nuevas pinceladas de pintura muy nueva para crear nuestra nueva imagen.


(Este escenario también se está produciendo en relación a limpiezas de la tierra y desastres naturales. Es por esto que nuestra hermosa Australia ha experimentado incendios tan grandes… está preparando una hoja en blanco para una realidad muy nueva y de mayor vibración. Lo que emergerá de los escombros será un área nueva, brillante y reluciente, que demostrará ser un lugar muy prístino y arraigado para el Nuevo Mundo… un lugar que se dará a conocer a lo largo y ancho por su propia contribución especial al planeta.)


Por lo tanto, hemos sido liberados de todo lo viejo… de todas las cosas desagradables del pasado…. de conexiones difíciles y desafiantes… y de viejas responsabilidades de elevar las vibraciones del viejo mundo y sus habitantes. (Si se sienten miserables y todavía sienten la necesidad de irse, dejar el mundo, y que ahora están posiblemente en el infierno en lugar del cielo, sepan que esto proviene de una mayor conexión con lo viejo. Cuanto más estamos atrapados en la vieja realidad, más difícil puede ser, y peor nos sentimos. Las cosas efectivamente mejoran cuando dejamos atrás el viejo mundo, decimos no a las maneras y personas desagradables, y sabemos que cuando estamos dispuestos a partir y nos negamos a participar, siempre seremos cuidados. Realmente dejar ir es siempre un gran beneficio que nos mantiene en el flujo durante el proceso de ascensión.)


Nuestra nueva realidad y nuestro nuevo mundo comenzará con nosotros. Comenzará con uno. Pronto (si no lo han hecho ya), cada uno de nosotros introducirá una pieza más, o una persona más. Entonces tendremos dos en nuestra nueva realidad (relaciones continuas del pasado pueden permanecer también, pero a niveles aún más elevados ahora). Esto entonces, será el inicio de nuevas comunidades. Sepan también que tomó mucho tiempo liberar lo viejo, así entonces, tomará un tiempo crear lo nuevo (¡pero ciertamente no tanto como tomó liberar lo viejo!)


Además, hemos aprendido que tenemos que estar híper-alerta sobre los límites. Tenemos que ser muy particulares acerca de quiénes permitimos en nuestro nuevo mundo y nueva realidad. No todos pueden entrar, pero quienes no pueden entrar serán recibidos en la frontera dimensional cuando ellos lo pidan. Quienes no lo piden, no están todavía en la frontera dimensional. Y quienes sí lo piden, la mayoría de las veces serán recibidos a través de nuestros nuevos escaparates, que existirán en la frontera, a la vez que nosotros residimos en el otro lado, con todas nuestras necesidades bellamente cubiertas.


Lo que está ocurriendo ahora con la economía es parte del plan. Se suponía que debía ocurrir. El viejo mundo necesitaba empezar de nuevo también. Era hora de que cayera, y por lo tanto, esta masiva transición está en efecto en divino y perfecto orden… y sepan también, que seremos en verdad protegidos. Nosotros hemos dejado ese mundo. Atravesar estos confusos, extraños y desconcertantes sentimientos de finales y pérdidas de propósito, son simplemente prueba de que ya no pertenecemos a ese peldaño inferior de realidad (la que está cayendo), y de esta manera, hemos llegado en verdad a una tierra donde las cosas son muy diferentes. Si podemos confiar en que esto es así, y si podemos retirarnos del viejo mundo tanto como sea posible (con la excepción de nuestros escaparates para hacer dinero), podemos experimentar más fácilmente la Tierra Prometida de alegría, paz, amor y armonía, entre todo lo demás.


Estamos avanzando bastante bien ahora. Sensaciones de pesadez, de estar atrapados, angustia, depresión y pánico, son indicios de una residencia en el viejo mundo o de interacciones con maneras viejas y de inferior vibración. Permanecer quietos en nuestro centro, o en el centro de la tormenta, y simplificar nuestras vidas tanto como sea posible, puede mantenernos fuera de peligro. Permanecer quietos a la vez que estamos dispuestos a dejar ir y confiar pueden ser grandes recursos que nos permiten montar la corriente hacia una nueva llegada a los reinos superiores. También estamos mucho más arraigados ahora pues nos estamos preparando para una nueva realidad aquí mismo. Toda la espera y separación de muchos años pasados, y el aislamiento de muchos, pronto empezará a partir. Sí, estamos en verdad empezando de nuevo.


Con mucho amor y continua gratitud. Hasta la próxima,

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


Nuevo sitio de Karen Bishop “Los Nuevos Ángeles de la Tierra” www.emergingearthangels.com
Todo su material pueden descargarlo en archivo Word desde su sitio en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Gracias Margarita López!!!


Su Extracto Del Libro Para Hoy


De El Manual de la Ascensión:


DEJAR IR A TRAVÉS DE LA INTOLERANCIA Y LA APATÍA


Una cosa que he dicho una y otra vez por varios años es que los reinos superiores no son lo que podrías pensar. Mucho de lo que se nos ha enseñado o de lo que hemos leído es bastante inexacto.


Aunque éste no es un proceso simple, básicamente todo se enfoca hacia la sencillez y cómo responde e interactúa la energía consigo misma. Hay formas superiores e inferiores de energía vibratoria creando cosas que se sienten bien y cosas que no. Así entonces, no hay un significado en nada. El significado es simplemente lo que elegimos poner en una manifestación particular. Algunas cosas podrían sentirse bien para una persona de acuerdo a cómo las interpreta, y podrían sentirse muy desagradables para otras personas. Una regla, entonces, sería que las cosas se sienten bien o mal. Es así de simple.


A medida que empezamos a vibrar más y más alto, coincidimos cada vez menos con lo que ha sido creado hasta ahora en este planeta y también con cualquier aspecto de vibración inferior de otros comportamientos y realidades humanas. Se podría pensar que a medida que nos volvemos más espirituales, cada vez encarnamos una mayor compasión, comprensión y tolerancia a niveles superiores que lo que hemos hecho antes. Pero éste no es el caso. A medida que avanzamos a través de la ascensión y comenzamos a vibrar más y más alto, encontramos que nos volvemos muy intolerantes a cualquier energía de menor vibración. Simplemente no podemos estar en su presencia por mucho tiempo y también podemos enojarnos y frustrarnos con ella.


Hay un método en esta locura. Como he mencionado en secciones anteriores del libro, hay una jerarquía en los niveles y dimensiones energéticos. Cuando alcanzamos realidades superiores, es muy difícil residir o pasar tiempo en las realidades inferiores. Simplemente ya no coincidimos con ellas. Esta respuesta también tiene otros beneficios. La intolerancia nos anima enormemente a crear más cosas en el exterior que coincidan con cómo estamos vibrando, sintiendo y siendo en nuestro interior. Si tu realidad externa se siente francamente horrible, seguramente estaremos inspirados a salvarnos a nosotros mismos a través de nuestra necesidad de sentirnos mejor, creando maneras superiores de vivir y de ser. Y al no tolerar y rehusarnos a ser parte de la vieja realidad, puesto que literalmente ya no podemos digerirla, literalmente nos hace rehusarnos a participar, retirando así cualquier energía que la apoye. Si no nos involucramos en algo y lo negamos, no puede sobrevivir porque no hay energía que la haga real y le dé vida. Simplemente cesará de existir porque no estará residiendo en la conciencia de nadie.


A través de esta intolerancia también estamos siendo muy directos. A medida que progresamos a seres humanos de mayor vibración, encontramos que ya no podemos andar por las ramas, sentarnos a mirar, ni tomar un largo camino para llegar a ninguna parte. La energía superior se mueve en línea recta. No va por aquí y por allá, inventa excusas ni apoya a amigos y familiares aunque estén en situaciones poco saludables, ni se sienta ciegamente a un lado. Es simple y directa. Nada de incertidumbre ni pasividad indecisa. Ya pasó el tiempo de tolerar lo viejo y esperar. Es la forma superior o ninguna. En algún nivel sabemos esto, y a veces podemos encontrarnos dirigiéndonos a las vibraciones inferiores muy directamente. En este sentido, es una forma superior de amor. Implica una incapacidad de apoyar las vibraciones inferiores en nada. En realidad estamos apoyando y amando pues ahora estamos apoyando las formas superiores a través de esta intolerancia. En realidad estamos siendo guerreros espirituales de verdades superiores y ayudando mucho a los demás.


En los reinos superiores creamos a través de nuestra sociedad con la Fuente y a medida que nos estamos volviendo más y más Fuente nosotros mismos, ahora debemos conectar mucho más profundamente para poder crear las formas superiores. Durante estos años de ascensión puede parecer que no vamos absolutamente a ninguna parte. Puede parecer que nada va a nuestra manera o que estamos recibiendo muy poco apoyo para obtener lo que deseamos.


Este no es en realidad el caso. No queremos crear cosas que no sean de una vibración superior o que no nos ajusten en un futuro cercano. Dicho de otra manera, no podemos crear desde el ego en los reinos superiores. Cuando no obtenemos lo que queremos, generalmente es porque muy pronto no estaremos en esa situación o realidad, o porque aún no estamos listos. Si hay algo que sientes verdaderamente que debes tener, entonces no estás listo para recibirlo. Es irónico que siempre consigamos lo que queremos cuando ya no lo deseamos. Lo que está sucediendo aquí es que hemos perdido nuestro apego, lo que nos coloca en una posición para crear perfectamente. Además, entonces no estamos creando desde nuestro ego. Todo esto es parte del proceso de ascensión.


A través de todo esto, a veces podemos desanimarnos mucho. Cuando nos sentimos desanimados y decepcionados una y otra vez y sentimos que todos nuestros sueños se han destrozado, nos volvemos apáticos. Esto está perfecto. Nos coloca en un espacio de dejar ir. Simplemente ya no nos importa. Esto hace que dejemos ir y liberemos la energía del apego. Entonces estamos residiendo en una energía neutral, sin agendas y esto permite que llegue mucho más de la Fuente. Y por supuesto, nos permite dejar ir muchas de las ilusiones.

—————-

Alas
~ La Separación De Los Mundos ~
25 de Febrero de 2009
por Karen Bishop
Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
¡Bienvenidos!

En tiempos pasados, cuando éramos jóvenes e ingenuos, pudimos imaginar que el proceso de ascensión sería increíblemente feliz, lleno de facilidad, y nos elevaría a una dimensión superior en la que flotaríamos en una nube en el Cielo, tal vez comiendo bombones durante todo el día; o tal vez de repente estaríamos llenos de luz, mientras que nuestros desafíos desaparecen de un solo golpe. Llegaríamos a la Tierra Prometida, donde abundaría el amor y nunca volveríamos a tener una experiencia desagradable. Ahora sabemos que no es así.

Aunque sin duda en muchos aspectos las cosas se ponen mejor y mejor, y si miráramos hacia atrás veríamos una versión muy diferente de nosotros mismos, el proceso de ascensión todavía se presenta de maneras que podríamos nunca haber imaginado. A medida que empezamos a vibrar más y más alto, y alcanzamos planos superiores de existencia, tanto cambia para nosotros, y encontramos siempre nuevos desafíos para poder coincidir y alinearnos con las vibraciones superiores que ahora nos rodean.

Este es un proceso agotador y desafiante, pero poco a poco, hemos llegado a comprender que estamos siempre justo donde tenemos que estar y experimentando justo lo que debíamos experimentar, exactamente en el momento justo. Y nos volvemos también mucho más fuertes a medida que llevamos más luz. La Tierra Prometida está, en efecto, en un horizonte cercano, pero llegar allí se ha presentado en muchas formas extrañas, milagrosas e inesperadas. Y paradójicamente, cuanto más cerca estamos de llegar, más nos damos cuenta de que realmente ya no tenemos los mismos deseos, y el servicio a la humanidad sin considerar nuestros propios deseos personales puede empezar a eclipsar todo lo demás a medida que nuestro ego-yo sigue disminuyendo lentamente.

Al encontrarnos en un espacio muy nuevo, en este último nuevo peldaño de la escalera de ascensión, también pueden llegar sentimientos nuevos y perturbadores.

El otro día mi hija me confesó en tono de broma que tal vez yo me había vuelto “bipolar”, porque por varios meses había estado presentando algunos comportamientos que ella nunca había visto en mí antes. Según ella (sonrisa), yo estaba dichosamente feliz en un momento y en otro andaba completamente gruñona. “¿Quién, YO?” Respondí con gran asombro. ¿La normalmente feliz, alegre, y agradable YO? Ella debe estar delirando o quizás gruñona ella misma y simplemente proyectando, después de todo, yo sabía que yo era casi perfecta casi todo el tiempo… ¡debe haber estado hablando de alguien más! (sonrisa de nuevo) “No, hablo en serio, Mamá,” ella insistió.

¿Así que qué estaba pasando? ¿Era éste otro síntoma más de la ascensión, extraño y sin precedentes? ¿Extremos cambios de humor de un momento a otro con grandes extremos al experimentar el mundo a nuestro alrededor? Sip, sip, y otra vez sip.

Después de experimentar la gran desconexión de la vieja realidad (aproximadamente alrededor de Octubre del 2008, pero que realmente empezó a manifestarse de Julio en adelante), fuimos entonces liberados y lentamente empezamos el proceso que esta experiencia monumental creó. Perder el sentido de nuestro viejo yo, sentirnos perdidos sin timón, confundidos, o incluso inútiles pues nuestros viejos roles ahora habían terminado, también empezamos a re-conectar lentamente con algo muy nuevo y diferente… y mágico en verdad.

Esta gran separación de una realidad a otra fue muy distintiva, dramática, y muy completa. Habíamos tenido éxito en elevar la vibración del viejo mundo y ahora era el momento de partir hacia nuevas costas donde las cosas eran mágicas, pacíficas, felices, amorosas, y donde todas nuestras necesidades se cubrían milagrosamente. Pero estamos todavía en el proceso de ajuste, ya que éste ha sido un importante salto vibratorio.

El abismo entre el viejo mundo y la nueva realidad es ahora bastante grande y también muy definido. De este modo, existe una gran polaridad presente, y por lo tanto, si bien seguimos sentados a horcajadas sobre una realidad y otra, podemos en verdad sentirnos bipolares.

A medida que progresamos en nuestro camino evolutivo espiritual, muy lentamente perdemos la tolerancia hacia las energías de menor vibración. Al principio podemos sentirnos irritados por ellas, luego podemos sentirnos culpables al desear no estar alrededor de ellas, y eventualmente llegamos a un punto en el que decimos, “¡Quiero salir de aquí!” Nuestra intolerancia se vuelve total, y los seres amorosos que podríamos pensar que debemos ser, parecen haber sido extrañamente reemplazados por un impostor dentro de nosotros que siente aversión por las energías de menor vibración.

“¿Qué pasó con mi yo espiritual?” podríamos preguntarnos. “¿No se supone que debo ser cariñoso y amable con todos los demás? ¿Acaso vibrar más alto no significa que ahora soy una persona perfectamente amorosa y comprensiva, que está aquí para hacer que otros se sientan mejor cuando están cerca de mí?”

Con este extremo abismo ahora presente de una realidad (o dimensión) a otra, nuestras reacciones son también extremas. La brecha ahora es muy grande. Cuando estamos en las dimensiones inferiores, o vibraciones más bajas y más densas, se puede sentir absolutamente horrible. Muy horrible. Esto puede manifestarse como una gran cólera, dolor, frustración, tensión, y una actitud realmente gruñona. Y luego, muy de repente, podemos encontrar algo que vibra más alto y podemos sentirnos felices inmediatamente, sentirnos bien, dichosos, y en un espacio naturalmente bueno.

De un extremo a otro, podemos empezar a preguntarnos qué rayos está pasando dentro de nosotros. Y con cerca de una tolerancia cero para todo lo que vibra más bajo, podemos encontrar que no nos gustamos mucho nosotros mismos pues nuestras reacciones a estas vibraciones crean en nosotros sentimientos desagradables. Si usted es una mujer en edad menopáusica, puede haber decidido recientemente hacer revisar sus niveles hormonales, preguntándose si ése será el motivo, pero con tantas personas teniendo esta experiencia, quizá no se deba a una causa física.

La ascensión siempre se ha asemejado a la menopausia tanto en hombres y mujeres de todas las edades. Así pues, sentimientos de “Ya he tenido suficiente”, o “¡Estoy listo para terminar con esto!” o quizá “¿Llegó ya el momento para mí?” son muy comunes pues hemos hecho mucho para ayudar a este planeta desde nuestra llegada. Mal humor, pérdida de memoria, una necesidad de cuidar de uno mismo, y un deseo de seguir adelante son simplemente una parte de nuestro proceso de evolución espiritual en esta etapa actual, incluso aunque estas cosas realmente imiten a la menopausia.

Sentimientos de opresión, presión, y mal genio también son síntomas comunes pues cuando emigramos más alto, las energías se vuelven tensas ya que todo lo que vibra más bajo dentro de nosotros debe ser “expulsado” para poder alinearnos. Podemos sentir como si ahora hubiera mucha más energía fluyendo dentro de nosotros, podemos sentir como que estamos hiperventilando, tener presión en el pecho, quizás sentir que acabamos de recibir una inyección cuádruple de cafeína, o incluso podemos tener dificultad para dormir pues tanta energía está fluyendo a través de nosotros. En este sentido, los “alineamientos” no siempre se sienten bien. Después de que las energías son expulsadas y se hacen los ajustes, siempre nos sentimos mejor… ¡por lo menos hasta la siguiente fase de expansión! Cuanto más alto sea el espacio evolutivo que ocupamos, menos energías de menor vibración habrá presentes. Esto se debe a que el amor es la última energía que queda. Por lo tanto, perdemos más y más de nosotros mismos a medida que las cosas progresan, lo que resulta en la necesidad de ajustarnos o nos sentimos completamente incómodos.

Este último movimiento ascendente no es diferente. Nos estamos ajustando de una gran manera en lo que respecta a los límites y cómo interactuamos con las energías inferiores o dimensiones inferiores. Estamos muy lejos de ellas ahora, por lo que de esta manera, se siente francamente intolerable tenerlas alrededor. Además, ya hemos terminado tan completamente con ellas, que puede exasperarnos y enojarnos cuando aparecen en nuestro espacio.

Añadan a esto los desafíos del año pasado, tal vez sentirnos como un saco de boxeo ya que tantos de nosotros fuimos golpeados una y otra vez, y puede ser muy difícil estar cerca de cualquier cosa desagradable. Estamos en verdad listos para lo nuevo, para nuestra Tierra Prometida o por lo menos un poco de descanso, y tal vez incluso una experiencia de un orden muy superior.

Pero las dimensiones superiores también están aquí. Milagros asombrosos y nuevas conexiones están empezando a manifestarse, sentirse bien está sucediendo, aunque sea a intervalos impredecibles, y vamos bien por nuestro camino a una mejor y nueva realidad para nosotros.

Hace varias semanas empecé a tener sueños acerca de las intenciones originales o más bien las conexiones prístinas. Por ejemplo, una noche tuve una imagen del 16 de Diciembre. Mi hija nació el 24 de Diciembre, pero la fecha original para el parto era el 16. El mensaje aquí, o la programación que estaba recibiendo, era acerca de las intenciones originales. Ya por muchos años, hemos estado ajustando nuestras energías para poder permanecer en alineación como planeta. Hemos tenido que ajustarnos para permanecer equilibrados cuando tanto estaba fuera de equilibrio. Ahora podemos volver a las intenciones originales y prístinas, las verdaderas conexiones y alineaciones, y lo que siempre habíamos planeado para el planeta. Estos alineamientos nuevos y puros se están produciendo dentro de nosotros, pues finalmente podemos volver a quienes realmente somos y lo que vinimos a hacer aquí… establecer el Nuevo Planeta Tierra. Así que de esta manera, nos estamos preparando en verdad para nuestros nuevos roles.

Además, asimismo, estamos despejando y liberando otra vez, pero esta vez es muy diferente. De un modo extraño, fuimos un poco hacia atrás el último año o dos. Decidimos esperar hasta que suficientes de las masas hubieran tenido la oportunidad de ponerse al día antes de avanzar, por lo que en este sentido, estuvimos atrapados en un peldaño inferior de la escalera de ascensión por más tiempo del que podríamos haber querido (pero nuestras almas decidieron que sí queríamos, por eso todo estaba justo donde tenía que estar). Debido a esto, tomamos más de las energías de menor vibración (de ahí el “ser golpeados”) que lo que habíamos hecho en el pasado… y estas energías eran energías con las que ya habíamos terminado por completo. Así que ahora estamos liberando y despejando estas experiencias una vez más.

La razón por la que esta vez es diferente, es porque fue una especie de añadido, o una experiencia inusual y única. Incluso después de haber terminado y de que nuestras vibraciones fueran demasiado altas para volver a tener estas experiencias nunca más, sin embargo nos enredamos con las energías inferiores mientras estábamos esperando hasta el momento justo de partir. Así entonces, ahora necesitamos limpiar o eliminar el residuo creado a partir de estas experiencias (¡espero que todo esto tenga sentido!).

Cuando yo empecé un proceso de ascensión muy acelerado hace muchos años (pues estaba muy retrasada en relación a las intenciones de mi alma), experimenté sueños extraños e intensos por un período de tiempo. Eran fragmentos y marcos que pasaban volando rápidamente delante de mí en la noche, pues estaba liberando lo viejo… casi como una revisión de vida. Esto me está sucediendo de nuevo, pero en un grado mucho menor. Estamos liberando durante nuestro sueño aquello con lo que ya no necesitamos estar conectados. Así que incluso si no han tenido ningún tipo de sanación intencional por bastante tiempo, podrían desear de repente tener algún tipo de limpieza. Aun así, el proceso de ascensión siempre crea lo que necesita muy naturalmente, por su propia cuenta, sin ningún tipo de ayuda intencional.

A medida que empezamos a avanzar, lejos de las energías de menor vibración del pasado, también podríamos interesarnos mucho por nuestra propia salud y bienestar. Ahora con el tiempo suficiente para cuidar de nosotros mismos, hacer modificaciones en la dieta, ejercicio, y cosas así, es el momento para nosotros por un tiempo. A nuestros niveles álmicos, sabemos que necesitamos ser prístinos para poder cumplir con nuestros nuevos roles.

¿Así que qué tal navegar las dimensiones? ¿Cómo podemos permanecer sanos y felices cuando en ocasiones tenemos que estar en lo viejo? Tener reacciones muy adversas a las energías viejas es una señal de que ya no pertenecemos allí. Se nos está obligando a salir e ir a nuestro nuevo espacio y nueva realidad.

Cuanto más alto vibramos, menos viables son las intenciones. Las intenciones consumen demasiado tiempo para las energías muy directas y rápidas que existen en una dimensión superior (esto se trata con más detalle en Entrando en la Nueva Realidad). Por lo tanto, navegar hacia los reinos superiores en realidad se vuelve mucho más simple. Ya no necesitamos entonces, hacer de nada nuestra intención, pues muy natural y rápidamente atraemos lo que hay dentro de nosotros.

De esta manera, podemos encontrar que las puertas que se cierran lo hacen porque no están en alineación con quienes somos ahora. Muchas puertas se están abriendo para nosotros ahora… nuevos accesos que pueden haber estado bloqueados en tiempos pasados. Y estos accesos, milagros, o puertas, pueden abrirse aunque sólo sea muy brevemente, justo cuando se los necesita, y luego se vuelven a cerrar otra vez. Además, cada vez que encontramos que una puerta está cerrada, o que algo es demasiado difícil de acceder, o más bien que no es un flujo fácil y tiene muchos bloqueos, ésta es nuestra señal de que es la dirección equivocada o manifestación equivocada para nosotros.

Otro escenario común de la ascensión que se presenta con frecuencia es vernos agarrados o retenidos por parte de las energías de menor vibración cuando uno ha navegado ya hacia una dimensión superior. Esto puede manifestarse en muchas, muchas maneras, desde cosas en el reino de la naturaleza que nos hacen tropezar cuando caminamos, hasta personas que se aferran a nosotros, que no quieren que nos vayamos, hasta energías viejas que nos piden una vez más que volvamos a hacer lo que solíamos hacer.

Si alguna vez sentimos la tentación de saltar y ayudar, lo más probable es que terminemos siendo como el nadador que trata de salvar a una víctima de ahogarse a la vez que es halado hacia abajo y terminamos ahogándonos nosotros mismos. Cuanto más alto vibramos, más atentos tenemos que estar… permanecer en nuestro verdadero y legítimo camino… ignorando las opiniones e ideas de los demás…. permanecer en estos reinos nuevos y superiores que ahora somos bendecidos de tener rodeándonos.

¿Otro síntoma común de vibrar más alto? La soledad. Cuanto más evolucionamos, más pequeño se vuelve nuestro círculo de amigos. Eventualmente, nos encontramos conectados sólo a un número muy reducido de amigos muy fieles, atentos, cariñosos y muy especiales. Mi compañero estelar me dijo el otro día que mis amigos volverían a ser “escasos y pocos”. ¡Uf! Fue mi primera reacción hasta que me di cuenta de que estas relaciones tan especiales son profundas y puras y son regalos muy especiales en verdad. El resto del tiempo, vamos a atender nuestro servicio a la humanidad y nuestras conexiones y lealtades serán en lo que respecta a ayudar a otros. Eventualmente, se formarán comunidades cuando suficientes almas estén listas, pero éste es el escenario actual para algunos.

Al acercarnos cada vez más a convertirnos en los ángeles de la tierra, empezamos a aprender formas de ser muy nuevas en verdad. Estoy empezando el primero de los mini-libros electrónicos de Los Nuevos Ángeles de la Tierra que tratarán en mayor detalle sobre nuestros nuevos roles, cómo navegar las dimensiones y permanecer cuerdos, más acerca de nuestros escaparates en las fronteras dimensionales, y más de las extrañas y sorprendentes sensaciones que encontramos a medida que evolucionamos. Estos mini-libros electrónicos serán ofrecidos a ustedes en este sitio web sólo a través de donaciones, ya que estos tiempos de transición pueden presentar circunstancias inusuales pero temporales para muchas personas. Hay demasiada información acerca de nuestros nuevos cambios como para ofrecerla únicamente en una publicación de ALAS.

Para nuestros amigos especiales en Australia: Nuestros corazones y oraciones están con ustedes mientras experimentan grandes pérdidas por medio de sus incendios recientes. Sepan que ustedes se están preparando enormemente para lo nuevo, pues mucho se está despejando para sus cimientos muy nuevos. ¡Van a emerger como una estrella brillante para nuestro mundo y los amamos tanto!

Con mucho amor y continua gratitud. Hasta la próxima,
Karen

Nuevo sitio de Karen Bishop “Los Nuevos Ángeles de la Tierra” www.emergingearthangels.com
Todo su material pueden descargarlo en archivo Word desde su sitio en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Su Extracto Del Libro Para Hoy

De Entrando en la Nueva Realidad:

ENFOQUE Y CLARIDAD

Cuanto más densa la dimensión o más bien cuanto más densas las energías en que nos encontramos residiendo, más necesitamos claridad y enfoque al crear. Esto se debe a que hay muchas más energías volando alrededor por las que tenemos que atravesar y rodear. Es cada vez más importante entonces, mantener el enfoque y estar muy claros acerca de qué es lo que deseamos. A medida que empezamos a evolucionar más alto, el enfoque y la claridad son también importantes, pero no al grado que lo eran en la vieja realidad.

En los reinos superiores, pensamos en algo deseable y parece llegar a nosotros en un tiempo récord, aunque puede ser que no nos hayamos dado cuenta de que lo estábamos creando. ¿No hemos tenido la experiencia de que algo que pensábamos que queríamos nos llega casi inesperadamente, y luego nos damos cuenta de que no es exactamente lo que era nuestra intención?

“¡Uy! Esto no es exactamente lo que estaba pensando”, podríamos exclamar. Pero luego tenemos otra oportunidad para hacerlo bien… ah, la belleza de crear en los reinos superiores. Siempre podemos crear algo fresco y nuevo en cualquier momento dado. Un regalo especial de crear algo que no encaja del todo, es que nos da la claridad para crear más claramente cuando empezamos de nuevo con una nueva creación.

Recuerdo cuando mi amiga Nancy, una agente de bienes raíces, me estaba mostrando parcelas de tierra aquí, en Nuevo México. Con cada nueva parcela que encontraba, lo que me gustaba y no me gustaba se hacía más y más evidente, aunque yo no estaba realmente muy consciente de mis deseos exactos antes de empezar; yo sólo andaba mirando por diversión. Al estar en el espacio de cada energía nueva y distinta, pronto empezó a revelarse una imagen de lo que me haría más feliz, pero no habría sabido esto hasta haber experimentado otras posibilidades. Por lo tanto, aunque podemos creer que sabemos exactamente lo que queremos, a veces realmente no lo sabemos hasta que llega a nosotros.

Y ésta es la importancia de la claridad en los reinos superiores. Mientras más claros estamos, mejor coinciden nuestras creaciones con lo que son nuestros deseos más puros. Otro aspecto maravilloso de la claridad es que nos da la oportunidad de saber lo que real y verdaderamente nos merecemos y deseamos. La claridad en los reinos superiores no está relegada a lo que creemos que es probable o posible… está relegada a un “todo vale”, y ésta es la belleza de un milagro y los milagros abundan en los reinos superiores. (Cabe señalar aquí el hecho de que en los peldaños iniciales de la escalera de ascensión, mientras mayor es la distancia entre lo que creemos que es posible y lo que deseamos crear, más difícil es la creación.) Puede ser muy divertido empezar a crear con cosas pequeñas y sencillas que son improbables, pero que sentimos que realmente no importa si se manifiestan. Los resultados pueden ser un gran entrenamiento para la creación de lo que pensamos que podría ser imposible.

Cuanta más claridad y detalle ponemos en nuestros deseos de creación, más completamente nos proporcionarán lo que aparentemente queremos. Si decimos que queremos ser felices, esto puede manifestarse con una enorme gama de posibilidades, y también puede servir para diluir las energías que se utilizan para la creación. Estar muy claros nos permite afinar y enfocar las energías donde se necesitan, y también sirve para apoyar y solidificar nuestras habilidades como creadores muy conscientes. Esto nos lleva a la importancia del enfoque.

No es noticia nueva que aquello en lo que más nos enfocamos es lo que más conseguimos. Lo que llena nuestras mentes y conciencia, y cómo percibimos que son las cosas, es lo que llena el mundo físico que nos rodea. Lo que estamos siendo o vibrando, es lo que vamos a crear como nuestra realidad y mundo. Este fenómeno de enfoque, entonces, es también lo que podemos usar para navegar en los reinos superiores. En realidades aun superiores, podemos enfocarnos en algo (un destino), y literalmente llegar allí en forma física. Éste es el poder del enfoque. Este es el poder de afinar y realmente aprender a utilizar la energía. Hasta que estemos realmente en una realidad de vibración tan alta por dentro y por fuera, donde uno puede utilizar el enfoque para literalmente viajar, podemos seguir utilizando nuestro enfoque en nuestra realidad actual para navegar por las dimensiones, pero de una manera diferente, aunque igual de eficaz. Esto es lo que se discutió al comienzo de la sección las Claves de Ser.

Cuando usamos el enfoque para crear lo que queremos, es importante no pasar la mayor parte de nuestro tiempo en este estado. Esto se debe a que estamos aquí en el ahora, y no en alguna realidad virtual o deseo del futuro. Es importante, como se ha mencionado muchas veces en este libro, estar presentes donde estamos. Estamos en este planeta para tener una experiencia aquí, no para tratar de estar en otro lugar continuamente a través de la meditación ni cosas parecidas (mientras más alto empezamos a vibrar y evolucionar, menos meditamos). No podemos crear cuando estamos tratando de estar en un lugar diferente de donde estamos. Estar en un lugar diferente de donde nos encontramos nos pone fuera de alineación, y por tanto, fuera del flujo mayor de las energías de alineación.

En el viejo mundo, la meditación puede habernos colocado en un espacio de mayor vibración de “sentir” o tal vez adquirir conciencia. Y como una herramienta para la salud y relajación, qué buen regalo era en verdad. Pero en los reinos superiores, sólo sirve para colocarnos en algún otro lugar diferente de donde estamos actualmente residiendo. Estamos evolucionando hacia estados donde siempre estamos en un estado de energía donde la meditación trataba de colocarnos temporalmente, y por lo tanto, eventualmente no necesitamos ni deseamos “meditar”. La meditación es una herramienta maravillosa para el viejo mundo, pero en los reinos superiores, simplemente deja de existir. A medida que subimos por los peldaños de la escalera de ascensión, todavía podemos elegir meditar, pero sólo por tiempos muy breves hasta que ya no lo elegimos más.

Entonces, ahora que probablemente he ofendido a muchos de ustedes que meditan y quizás tienen una perspectiva diferente (¡ay!), ¿Cómo podemos utilizar el enfoque con el propósito de crear y de ser? Podemos enfocarnos con respecto a lo que elegimos notar o prestarle atención. Cuando salgo a caminar por mi barrio, suelo ir recogiendo las energías allí, veo portales, y conecto con el cielo y con el mundo no-físico. Otros, que a veces salen a caminar conmigo, encuentran trozos de cerámica, miran los senderos y las flores silvestres, o cosas así (sí, yo también hago eso a veces). Cuando la perra de mi vecino me acompaña, ella ve a los conejos. Así entonces, lo que somos o lo que es significativo para nosotros es lo que suele aparecer para nosotros. Lo que buscamos entonces, es lo que se va a manifestar.

¿Tú eres alguien que ve el vaso medio lleno o medio vacío? ¿Percibes el mundo mejorando y en evolución, o empeorando? ¿Crees que estás siendo abatido y desgastado, o que simplemente estás perdiendo los aspectos más viejos y densos de ti mismo?

Yo tenía una amiga a quien le encantaba cuidar animales callejeros, por lo que su enfoque estaba en ellos gran parte del tiempo. Ella seguía entonces atrayendo a los animales a su casa, y parecía que ellos siempre podían encontrarla dondequiera que estuviera. Eso es lo que le interesaba, o donde se encontraba su enfoque, por lo que luego se convirtió en su realidad en lo físico. También tuve otro amigo por un breve tiempo que no veía los anuncios en la televisión porque creía que los hacían para controlarlo. A mí me encantan muchos de los comerciales, ¡porque me parecen aún más entretenidos y divertidos que los programas de televisión!

El enfoque implica aquello que estamos notando o a lo que estamos prestando atención, y desde luego, nuestra interpretación de lo que estamos notando. A lo que elegimos no prestar atención no puede existir en nuestra realidad o mundo. El enfoque permite que cualquier cosa exista. Entonces, ¿por qué no aplicar esta ley de la energía y simplemente nos enfocamos sólo en lo que deseamos tener en nuestro espacio?

En las etapas iniciales de nuestra residencia en los reinos superiores, el enfoque y la claridad son de importancia más vital que nunca. Con tanto más de la densidad que ha desaparecido, aquello en lo que elegimos enfocarnos ahora, y qué tan claros estamos en cuanto a lo que deseamos, resulta extremadamente útil en nuestro proceso de navegación y creación en esta ahora Nueva Realidad. A medida que empezamos a evolucionar aun más alto, nos damos cuenta de que los detalles triviales no importan. Casi todo es secundario y menor en relación con nuestra felicidad y paz mental. Nos volvemos cada vez más conscientes de lo que real y verdaderamente importa a medida que nos despojamos más de nuestro viejo y anticuado yo. Y es entonces cuando la verdadera belleza del amor, paz y alegría comienza a estar cada vez más presente en nuestras vidas y en nuestra realidad actual. Por lo tanto, empezamos a enfocarnos más en aquello por lo que estamos agradecidos y en lo que real y verdaderamente importa.

Cuanto más evolucionamos, menos nos enfocamos en nada, ya que estamos simplemente siendo. Disfrutamos el ahora, pues todas nuestras necesidades están cubiertas, y simplemente estamos agradecidos y felices justo donde estamos.

Permanecer En Alineación Con Enfoque Y Claridad

– Utilizar el enfoque y la claridad como formas de ser en los reinos superiores puede ser más fácil si no los tomamos demasiado en serio. Tomar en serio la claridad, por ejemplo, nos coloca en un estado de aferrarnos demasiado rígidamente, y entonces no podríamos beneficiarnos de los regalos que ofrece la claridad. Si podemos utilizar el enfoque y la claridad de una manera divertida, riéndonos de ellos y ajustando nuestras creaciones imperfectas después de que llegan, y simplemente enfocarnos y notar las cosas que nos traen pasión y alegría, vamos a seguir con facilidad y crear sin esfuerzo aquello que deseamos.

– Podemos utilizar también enfoque en lo que respecta a nuestras relaciones con los demás. Si elegimos enfocarnos en los dones y talentos especiales de otro, esto entonces será lo que se nos presente mucho más frecuentemente. ¿Alguna vez has tenido una experiencia donde interactuabas con alguien, que era completamente diferente a la experiencia de otro con esa persona? Esto se debe a que de alguna manera nos estamos enfocando o prestando atención a lo que sabemos que es verdadero para nosotros, o quizá lo que esperamos de esa persona. En este sentido, nuestras experiencias con otros pueden variar enormemente de la interacción de una persona a otra.

– A medida que empezamos a evolucionar hacia estados de ser más y más elevados, ya no deseamos estar en ningún otro lugar sino donde estamos. De esta forma, estamos muy contentos, tenemos todo lo que creemos que realmente necesitamos, y estamos en estados de mucha paz y aceptación. Los estados superiores de realidad son todo lo que verdaderamente y fácilmente vemos, y por lo tanto, no necesitamos enfocarnos intencionalmente en nada más, sino lo que está justo en nuestros espacios y lo ha estado todo el tiempo.


ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES
3 comentarios
  1. User comments

    Saludos, quería unirme y avalar lo expresado por Karen, nunca había leído su columna hasta este momento, por lo que reitero mi adhesión a la información que ella ofrece.

  2. User comments

    Karen,me agrada mucho lo que dices y como lo expresas,con tanta naturalidad y tanta sencillez .Muchos seres estamos pasando por situaciones similares y paraecidas, a las que comentas tú,es un proceso común.Pero seguimos adelante.CUESTA TAN POCO HACER FELIZ A LA GENTE (SI UNO QUIERE)..

  3. User comments

    KAREN , todo lo que expresas parecería que fuera escrito por mi, ya que es lo que en su mayor parte me sucede, eso me alivia ya que me siento parte de un grupo enorme de almas que estamos transitando el mismo camino de liberación y ascensión. Es mu bueno que tu lo puedas hacer material en tus escritos. Te lo agradezco desde Argentina, para ti mucha luz. Un abrazo enorme.Patricia

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend