Animal Espiritual: Reconociendo e interpretando los mensajes de nuestros guías espirituales

Lucas María
Lucas María

«Los ojos de un animal tienen el poder de hablar un gran idioma.»

– Martin Buber

La idea de animal espiritual no surge de la nada. Desde el principio de los tiempos, la humanidad ha utilizado la imagen de los animales para simbolizar los valores más elevados y los ideales a alcanzar. Las primeras civilizaciones les daban forma de animales a sus dioses, como Quetzalcóatl, la serpiente alada. El calendario chino está compuesto en su totalidad por imágenes de animales, y el zodíaco occidental también presenta una gran mayoría de signos con forma de animales.

La identificación cultural con los animales siempre ha sido fuerte. Tanto es así que civilizaciones enteras los han adoptado como símbolos.

Estas representaciones a lo largo de la historia no se han dado de manera arbitraria, sino que están relacionadas con la conexión que el ser humano antiguo tenía con la naturaleza. Conexión cuya consciencia ha mermado considerablemente en los últimos siglos. Aunque eso no significa que no esté allí.

De hecho, es por eso que cada persona posee un guía que se presenta con forma de animal para transmitirle mensajes relacionados con una Fuerza Superior. Sin embargo, conectar con nuestro animal espiritual es un proceso intelectual que se relaciona con la persona en la que nos vamos convirtiendo durante los distintos eventos de nuestra vida. No tiene que ver con la persona que nos gustaría ser. Depende pura y exclusivamente de nosotros aprender sus enseñanzas en la medida en que él nos revela su sabiduría.

Qué es un animal espiritual

Un animal espiritual es, de alguna manera, una proyección de ti mismo, que se te presenta para recordarte tu propia sabiduría inherente. Son las energías arquetípicas personificadas por una criatura específica. Este está para guiarte, ser tu aliado, maestro y protector. Si se muestra en tu vida, es porque tiene un mensaje que quiere compartir contigo.

Serán de esa manera nuestro guía espiritual, al igual que un ángel guardián.

Sin embargo, es nuestro deber reconocer a nuestro animal espiritual para dar lugar al contacto, y luego saber interpretar el mensaje que tienen para nosotros.

Afortunadamente, cuando estemos listos nos llegarán mensajes continuamente, así que es sólo cuestión de estar atento. Y esa atención que necesitamos puede entrenarse. De esa manera, uno predispone el terreno para que la comunicación se lleve a cabo.

En este sentido, es que hay algunas prácticas que te pueden ayudar.

animal espiritual, la tortuga

Reconociendo a tu animal espiritual

Constantemente nos cruzamos con animales e imágenes de animales en nuestra vida diaria. Es por eso que llegado el momento, no nos resulta tan fácil reconocer cuál de ellos es nuestro guía. Sin embargo, hay muchas cosas que pueden ayudarnos a preparar el terreno para el encuentro.

Resulta fundamental el entrar en contacto con la naturaleza. Encontrar ese espacio verde, mientras más lejos de la ciudad, mejor, aunque si vives en el medio de una metrópolis, un parque alejado del centro está bien. Pasa tiempo a establecer esa conexión con la naturaleza. Observa los animales, no todos serán tu animal espiritual, pero todos pueden enseñarte algo. Si tienes mascota, comparte tiempo con ella. Si ves animales en el parque, acércate, obsérvalos, si puedes interactuar con ellos, mejor.

Evita usar auriculares, apaga tu celular, evita cualquier distracción que no te permita vivir el momento presente.

Si por el momento no tienes la posibilidad de salir, por lo menos es preferible que hagas tu espacio un poco más natural. Apaga el aire acondicionado, abre tus ventanas para dejar que el aire se renueve. De cualquier manera, nada reemplaza el espacio abierto.

Manifestación de tu animal espiritual

En la medida en que comiences a pasar más tiempo fuera, dejarás que tu animal espiritual se manifieste. Para esto, es buena idea que reconozcas patrones de comportamientos de cada animal. Los animales presentan un tipo de inteligencia que no tiene que ver con comprender ejercicios de lógica o hablar en tu idioma. Ellos no son humanos, así que no los antropomorfices. Su inteligencia tiene que ver con la manera en que se comportan dado determinado estímulo. ¿De qué otra manera explicas que las tortugas marinas migren kilómetros y kilómetros de distancia de acuerdo a las temporadas, sin tener necesidad de un mapa o gps?

Otro canal por el cual tu animal espiritual suele comunicarse es a través de los sueños. Intenta llevar un registro de los sueños que vivencias, con el mayor nivel de detalles posible. Muchas veces el animal se te aparece, muchas otras verás una imagen de él en una pared, o alguien tendrá un tatuaje de un determinado animal. Tal y como en la vida real.

La meditación también te predispone a estar más sensible a sus manifestaciones. Existen incluso meditaciones guiadas que se orientan en encontrarte con tu animal espiritual en tu interior. Aunque, incluso si eso no sucede, la práctica de la meditación abre canales que te harán más receptivo a los mensajes que pueda intentar hacerte llegar en tu rutina diaria. Por supuesto, meditar en lugares abiertos es siempre una buena idea.

La meditación también afina tus sentidos para percibir aquellas cosas que en el ritmo vertiginoso de la actualidad pueden escapar a tu consciencia. No la pierdas de vista, es uno de los mejores consejos que alguna vez me hayan dado, y realmente me ha cambiado la vida.

Pero volvamos a lo que nos compete en este momento.

animal espiritual, el búho

Conectando con tu animal espiritual

Una vez que tu animal espiritual se manifieste, podrás comenzar a trabajar en captar su mensaje.

Para esto, un buen lugar para empezar es aprender todo lo que puedas sobre él. ¿Cuáles son sus hábitos?¿Dónde vive?¿Qué come? Vuélvete un estudioso de sus comportamientos.

Si puedes, intenta pasar tiempo en el hábitat natural de tu animal espiritual. No interrumpas su vida natural, pero observa y aprende todo lo que puedas sobre su vida en el mundo salvaje. Esos patrones de comportamiento y sus habilidades innatas forman parte de su sabiduría, eso que llaman su ‘medicina’ o poder. Y este poder es lo que puedes implementar para tomar tus decisiones, lidiar con situaciones no deseadas y obtener los resultados que buscas.

Sin lugar a dudas, necesitarás permanecer abierto a los mensajes. Tu animal espiritual se manifestará de distintas formas. Y no esperes que el mensaje sea claro y directo. Ellos no se comunican de la misma forma en que nosotros lo hacemos.

Honra a tu animal espiritual. Trátalo con respeto a él y a los demás animales que viven en el mundo. En las corrientes chamánicas, el respeto y honor que haya en la relación influirá directamente en la profundidad con que esta conexión se desenvuelva. Defiéndelo a él y a su hábitat siempre que te sea posible.

Los animales son sabios y generosos guías. A diferencia de nosotros, ellos no han olvidado su conexión con la tierra y con nosotros. Necesitan que nosotros establezcamos nuevamente nuestra conexión con la naturaleza para trabajar en preservar nuestro planeta y la vida en él. Pero como siempre, este camino empieza por nosotros.

AUTOR: Lucas, redactor de la gran familia de HermandadBlanca.org

FUENTES:

  • https://www.wikihow.com/Find-Your-Spirit-Animal
  • https://www.mindbodygreen.com/articles/how-to-find-your-spirit-animal
  • https://www.the-numinous.com/2016/07/19/work-with-your-spirit-animal/
  • https://thefourwinds.com/blog/shamanism/what-is-a-power-animal/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx