Anna Bonus Kingsford: Sobre el Jesús verdadero (33)

José Contreras
José Contreras

Anna Bonus Kingsford: Sobre el Jesús verdadero (33)

Introducción

La doctora Anna Bonus Kingsford (1846-1888), como hemos dicho en otras presentaciones, tenía la facultad de recibir mensajes, los cuales transcribía para sus futuros lectores.

En esta ocasión, le hacen revelaciones vinculadas a la vida de Jesús. Incluyendo que no murió en la cruz. Varios de los temas que presenta en esta iluminación (como ella la llamaba) han sido objeto de discusión durante todo el siglo XX y continúa en el siglo XXI.

En cualquier caso una de las preguntas que nos podemos hacer es si estos mensajes no ayudan a comprender mejor lo que es la vida espiritual. Además, es importante reiterar que lo que debemos aprender es a darnos libertad para interpretar y no sentirnos apegados a ninguna corriente que nos impida pensar por nosotros mismos.

 

Traducción de Anna Bonus Kingsford: Sobre el Jesús verdadero (33)

Descenso de la cruz

Me muestran el descenso de la cruz. Veo que José de Arimatea lleva a Jesús a su casa. Está está comunicada con un sepulcro. Jesús es llevado a la casa y ellos hacen algo para revivirlo. Porque él está desmayado, pero no muerto. Las ropas fueron colocadas en el sepulcro, pero no Jesús.

Jesús no está muerto

Veo que hay una ruptura del pericardio, pero no es una herida fatal en el corazón. Me doy cuenta que no está muerto. No hay lesiones orgánicas y las heridas se curan como simples heridas, sin supuración, y con incesantes baños con agua. ¡Que hermoso clima hay aquí! Es muy curioso que haya habido un José al nacimiento y otro en la crucifixión.

descenso de la cruz anna bonus kingsford sobre el jesus verdadero 33 i215624

No hay lesiones orgánicas y las heridas se curan como simples heridas, sin supuración, y con incesantes baños con agua.

Alegorías

Me muestran la verdad respecto al nacimiento de Jesús. Fue con seguridad un nacimiento común. Lo veo con claridad. Los nombres fueron alterados. El nombre de nacimiento de Jesús, no es Jesús, ni algo parecido. Nada es como yo lo había pensado. Muy poco ocurrió tal como se cuenta. La pérdida y el encuentro en el templo y la multiplicación de los panes son alegorías con significado espiritual.

Milagros

Los Milagros del resurrección de la hija del gobernante y del hijo de la viuda son hechos reales. Jesús vio clarividentemente que la primera no estaba muerta y que el cuerpo no estaba dañado por la enfermedad, así que el  alma podía retornar. La enfermedad es una muerte gradual y cuando la muerte ocurre debido a ella, el alma se libera de inmediato. Cuando la muerte es violenta o repentina, el alma se separa lentamente y en un proceso muy largo.

Previsiones necesarias

En su propio caso, Jesús instruyó a sus amigos, antes de que los hechos ocurrieran, sobre lo que debían hacer. José de Arimatea era amigo de María Magdalena. Ella le procuró todos los bálsamos que se necesitaban. La veo corriendo con ellos desde el sepulcro a la casa. Jesús no estaba orgánicamente muerto, en absoluto, ya que el corazón nunca dejó de latir. El conoció todas las particularidades del evento y tomó las previsiones necesarias.

Tampoco estuvo Jesús recuperado a los tres días. Estuvo al menos diez días bajo atención en la casa de José de Arimatea. Tres días es un periodo místico que no tiene relación con el tiempo real. Alrededor de él están mujeres, con la excepción del anciano. El nombre de Jesús comienza con M, pero no veo el nombre completo.

En su propio caso, Jesús instruyó a sus amigos, antes de que los hechos ocurrieran, sobre lo que debían hacer. José de Arimatea era amigo de María Magdalena. Ella le procuró todos los bálsamos que se necesitaban.

La flor de la pasión

El adepto perfecto es quien ha unido en sí mismo la piedra filosofal de un espíritu absolutamente tranquilo y está en unión con la Voluntad Divina. Estando sin pasiones, la simpatía y el altruismo son para él otros nombres para la justicia e, incapaz de ira, su temperamento siempre está fresco y equilibrado. Me doy cuenta de algunas faltas en Jesús que no percibía antes. Quiero decir el verdadero Jesús tal como era y no como lo muestran los evangelios.

Estas son faltas desde el punto de vista de un adepto. Me muestran la flor de la pasión como el emblema de su carácter. Se sacrifica a sí mismo por los demás, pero habría hecho más si hubiese sido más cuidadoso, especialmente con su alimentación. Su disposición a dejarse llevar por la indignación y la lástima le impidieron llegar más alto. Él se permitía exigir demasiado de sí mismo para llegar lo más alto posible.

Me muestran la flor de la pasión como el emblema de su carácter. Se sacrifica a sí mismo por los demás, pero habría hecho más si hubiese sido más cuidadoso, especialmente con su alimentación. Su disposición a dejarse llevar por la indignación y la lástima le impidieron llegar más alto.

El Apocalipsis

Lo veo despidiéndose de sus seguidores. Asciende por una colina, y desaparece de la vista, perdiéndose en la nubosidad. Ahora, se convierte en ermitaño. Lo veo solo en el desierto. Allí alcanza la elevada vida que constituyó su verdadera ascensión.

Jesús era capaz de influenciar personas a distancia por medio de la emanación que proyectaba desde sí mismo. Por esto no era necesario estar muerto cuando se supone que fue visto por Pablo.

Veo a alguien con él en la montaña. Es Juan escribiendo el Apocalipsis dictado por Jesús. Jesús recuerda todas sus pasadas encarnaciones y las resume en el Apocalipsis, que es la historia de su alma y la de toda alma perfeccionada. En este momento ya es un hombre viejo.

san juan 331482 960 720 anna bonus kingsford sobre el jesus verdadero 33 i215624

Es Juan escribiendo el Apocalipsis dictado por Jesús.

 

Rabí Ben Panther

Ahora veo la piel de pantera de Baco, a partir de esta Jesús tomó el nombre de que se le ha dado de “Rabí Ben Panther” y por esto se decía que él era el hijo de la Pantera. Es un juego entre las palabras Pan y Theos y significa “Todos los dioses”. Con esto se quiere significar la vestimenta o atributos de todos los dioses de los cuales Jesús como “Hijo de Dios”, era considerado dotado.

Interpolación y alteración

Me muestran que hay muy poco de valor real en las escrituras. Ellas son una masa de arcilla, comparativamente moderna, con algunos trozos de oro, aquí y allí. El ángel a quien vi antes y que nos habló de quemar la Biblia, ahora la pone al fuego y quedan solo algunas páginas que son originales y divinas. Todo el resto es interpolación o alteración. Es el caso de ambos, el viejo y el nuevo testamento, de Isaías y los profetas. Isaías es una gran mezcla. Son fragmentos de diferentes fuentes, que fueron puestas juntas.

El libro del Génesis es una gran parábola e igual es con todas las leyendas de las peregrinaciones y las guerras de Israel. Todo está mezclado con ficción. Moisés no escribió nada de eso. Es igual con todos los libros de la Ley y los profetas. Fueron elaborados de esta manera. Aquí y allá hay una pieza original de la antigua Revelación, pero estas están intercaladas con adiciones y adornos, comentarios y aplicaciones adaptadas a los tiempos por los copistas e intérpretes. Cuando el Ángel nos habló de poner la Biblia en el fuego, quiso decir separar el oro de la escoria y de la arcilla.

Parábolas

Sobre los Evangelios, son enteramente  parábolas. La religión no es histórica y de ninguna manera depende de eventos del pasado. Ya que la fe y la redención no dependen de lo que el hombre hizo, sino de lo que Dios ha revelado. Jesús no era el nombre histórico del iniciado y adepto que se relata en la historia. Jesús es el nombre dado a él en la iniciación.

Su nacimiento, la manera en que ocurrió, su pérdida y encuentro con sus padres en el templo, permanecer tres días en la tumba, todas son parábolas, de la misma forma que su Ascensión. Las Escrituras se dirigen al alma y no a nuestros sentidos externos. Toda la historia de Jesús es una masa de parábolas, las cosas que le ocurrieron son usadas como símbolos. Así la Crucifixión se refiere al sufrimiento del alma, La Resurrección a la transmutación del alma, y la vida y ascensión son una profecía de lo que es posible al hombre.

El Evangelio de Juan

El verdadero Evangelio original es el de Juan. Los demás vinieron mucho tiempo después y todos fueron escritos después del tiempo de Jesús. Jesús escribió gran parte del Apocalipsis por la mano de Juan, quien se sentó con él en la montaña. Esto fue muchos años después de la “Ascensión”, como se denominó su desaparición en la colina.

El Apocalipsis

Al Apocalipsis fue más una recuperación que una composición original de Jesús. La vida en los evangelios de Jesús está compuesta con la vida de todos los divinos maestros anteriores a él, y representa lo mejor que el mundo ha tenido hasta entonces y lo mejor que tiene para desarrollar. Es por lo tanto una profecía. Lo que se dice de la vida de Jesús personifica a todos los maestros antes de él y a las posibilidades que la humanidad algún día realizará.

La vida en los evangelios de Jesús está compuesta con la vida de todos los divinos maestros anteriores a él, y representa lo mejor que el mundo ha tenido hasta entonces y lo mejor que tiene para desarrollar.

Pastores que cuidan sus rebaños

Los “hermosos pies de los mensajeros de las montañas” son los primeros rayos del sol naciente de  la salvación que viene, visto por los profetas desde las alturas espirituales: Los “pastores que cuidan sus rebaños” es decir, sus propios pensamientos y corazones puros. Ellos son quienes ven desde las “colinas” la llegada de Dios. La demostración de la divinidad que está en la humanidad, mientras el mundo abajo está envuelto en oscuridad.

El verdadero Evangelio original es el de Juan. Los demás vinieron mucho tiempo después y todos fueron escritos después del tiempo de Jesús. Jesús escribió gran parte del Apocalipsis por la mano de Juan, quien se sentó con él en la montaña.

Interpretación de Anna Bonus Kingsford: Sobre el Jesús verdadero 

Recordamos que la Doctora Anna Bonus Kingsford era graduada en medicina. Esto hace que ofrezca detalles relacionados con su profesión. Ella misma señala que muchas de las revelaciones que recibía la asombraban. Esto también ocurre con los lectores de estos mensajes.

Este trabajo fue escrito en el siglo XIX, es importante tomarlo en cuenta ya que muchas de las afirmaciones que se hacen en este texto han sido hechas, con diversas variantes, en el siglo XX y continúan en el siglo XXI.

Una de estas afirmaciones  es que Cristo no murió en la cruz, que los evangelios fueron escritos muchos años e incluso siglos después de la muerte en la cruz o que era hijo de un romano llamado Pantera.

Sobre esta última afirmación La Doctora Kingsford nos dice que “Rabí Ben Panther”, se refiere a “Ben” que quiere decir hijo, “Pan” que significa unión y “Theos” que significa Dios o Dioses. Lo cual se podría leer como hijo de la unidad de los dioses. 

Otra revelación significativa es que gran parte del Apocalipsis fue dictada por el mismo Jesús a Juan y que esta se refiere a los pasos que da todo el que avanza hacia el mundo espiritual, siguiendo el camino que enseñó Jesús.

Recordamos que la Doctora Kingsford defendía la tesis de la nueva interpretación. El derecho que tiene cada individuo a descubrir el sentido de los textos, incluso los textos religiosos sin tener que apegarse a las interpretaciones dogmáticas.

Referencia

Anna Bonus Kingsford N° 33 Concerning the Actual Jesus

 

 

J. Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

 

Sugerencias de enlaces

Anna Bonus Kingsford (1) Presentación

Arnold Schweinzer Premio nobel (1) Reverencia a la vida

Filosofia de La Libertad (4): IX LA IDEA DE LA LIBERTAD

5 comentarios

  1. Hola me ha encantado este articulo, sin embargo, me gustaría saber cual es la fuente?

    Este mensaje está publicado en su libro "The Perfect Way"?

    Excelente trabajo y muchas gracias por compartir!

    Namasté ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx