Bestiarios: animales míticos … otra vez (1a parte)

Jose Pedro Arancibia
Jose Pedro Arancibia

NATURA – CULTURA

Hemos visto que todo cambia, todo se mueve; todo va y viene. Y en el devenir de tal transcurrir, todo surge, evoluciona, crece, se desarrolla y muere; generalmente dejando detrás de si vestigios de su pasar, como semillas de un nuevo intento.

Si dejamos de lado, por ahora, como los sistemas estelares y planetarios nacen, crecen, se desarrollan y mueren, podemos ver (fácilmente) como la dinámica autopoietica que la vida nos ofrece en nuestro planeta y su biosfera maravi-mágica se dispara siempre y en todas direcciones de complejidad creciente.

No puede ser de otra forma. La evolución física del universo ha dado origen a objetos particulares diseminados por todo el cosmos, como nuestro propio y amoroso planeta, y después, a través de procesos tales como la evolución biológica en la Tierra, ha dado lugar a objetos particulares como animales, capaces de adaptarse y aprender y luego al hombre, capaz de adaptarse y aprender y desarrollar el lenguaje y civilizaciones capaces de buscar el por que de su existencia.

Así entonces, primero, los genes (biodiversidad, biomas y microbiomas) han estado mutando junto a nuestro entorno físico (clima, geología, biodiversidad), en una danza de impactos y efectos mutuos que ha privilegiado azarosa y sostenidamente la aparición de animales cada vez más capacitados de gatillar no solo habilidades especiales o inteligencia sino respuestas emocionales complejas.

Pareciera que recién dado ese paso comienza el largo camino de expresar cultura; cada vez sabemos mas de como algunos mamíferos superiores manifiestan manejo de herramientas no solo de lenguaje sino técnicas que traspasan a su progenie además de maneras de vivir en que la cooperación es vital.

Como sea, las primeras (humanas) por lo general bravas y feroces, otorgaban cobijo, protección y amor por y para todo el grupo hasta en algún momento perder la senda y llegar al punto de inflexión que hoy enfrenta la humanidad (ver https://hermandadblanca.org/presente-desarrollo-canon-vigente/.

En ese sentido, aun cuando las ideas han seguido un derrotero similar (ver https://hermandadblanca.org/sociedad-forma-cambio-escencia-genes-memes-complemento/, no olvidemos que estamos en pleno proceso de hominización, territorio de ambos mundos en la dualidad natura-cultura. “No solo nuestro cuerpo es primático, también lo es nuestro cuerpo social”. (Moscovici, 74).

4ta revolucion industrial bestiarios animales miticos en el horizonte otra vez i211623

 … 4ta REVOLUCIÓN INDUSTRIAL …

Hoy vivimos en la denominada 4t revolución industrial; a la que el Hombre ha llegado transitando el cambio memético casi sin saberlo en una vorágine de cambio cultural.

Desde aquella sociedad mítico-heroica de clanes arcaicos aglutinados en pos de simplemente sobrevivir se suceden no pocas eras antes de que el misticismo de tribus ancestrales y su promesa de un vivir seguro rápidamente dieran lugar, casi sin darnos cuenta, a las ultimas tres concepciones de mundo que preceden a la actual sociedad post-industrial (cosmovisiones del mundo antiguo, el medio evo y la modernidad); cada una de ellas con aciertos y desaciertos en sus expresiones de lo económico, político y cultural. Cada una con base en la anterior y un esbozo de la siguiente.

En forma similar, el salto cuántico que representa pasar de un cerebro reptil a uno mamífero, con hipotálamo y capacidad de emociones sensibles, ha permitido la selección de memes capaces de sostener conciencia y expresiones culturales cada vez mas complejas.

Asi como alguna vez estuvimos al tope de la evolución genética y en condiciones de saltar a una evolución cultural, hoy tal vez estemos al tope de nuestra capacidad memética y en condiciones de saltar a una evolución esta vez  espiritual o de conciencia.

bioma 2 bestiarios animales miticos en el horizonte otra vez i211623

BIOMA

Para que las cadenas de genes y biomas modificaran sus estructuras y complejidad hasta desembocar en animales conscientes y sensibles, como es el caso de Homo, se requirió eones de evolución y adaptación genética para recién poder pensar siquiera en dar espacio a la idea de un nuevo camino, esta vez el de las culturas y su sofisticación memética.

De forma similar, iniciado el lento camino del crecimiento y  la evolución memético adaptativa, para que las masas (hasta ahora) de biomas y sus cadenas de memes y genes modifiquen sus estructuras hasta desembocar en sociedades despiertas se requerirá otra vez algún tiempo y bastante suerte.

aberdeen2 1 bestiarios animales miticos 8230 otra vez 1a parte i211623

BESTIARIOS

Las  bestias han sido siempre parte de nuestros miedos y fascinación. Es por ello que los Bestiarios siempre han ejercido una particular atracción con sus figuras, esquemas y hermosos dibujos que explican como las criaturas descritas pueden ser dominadas con pociones, encantos o alquimia de ser posible.

Al igual que las ideas o la Vida, los bestiarios mutan junto con nuestros memes y de alguna forma nos recuerdan el camino recorrido con admiración de sus proezas y poder.

No ha habido cultura en la Historia que no haya exaltado sus logros proyectados desde tótems animales; águilas, osos o dragones imperiales. Esta personificación animal, como el dragón de Borges, es una bestia necesaria de la que ignoramos su sentido, pero que tiene algo conceptualmente básico, arquetípico, que lo hace ser reconocido por los hombres como real, aun cuando se asienta en lo profundo de la mente sin percepción aparente.

Hoy en día, las bestias todavía llaman nuestra atención aun cuando las que se describe en los bestiarios de este milenio son de carácter económico, con tintes de marketing y finanzas. Las personas y los mercados se visten de estas alegorías que se incrustan en sus mentes y dan forma a la realidad con carácter de safari, cacería, presas y depredadores, cadenas, nichos, poblaciones.

david birch clasification bestiarios animales miticos 8230 otra vez 1a parte i211623

DAVID BIRCH

David Birch, analista digital y consultor de servicios financieros, determinó en 1981 que el 80% del empleo de ese entonces era generado por empresas nuevas, de 4 años o menos; a partir de lo cual propone su famosa analogía entre empresas y animales.

Birch  describe como gacelas a las compañías recién nacidas y por tanto, en teoría, llenas de dinamismo,  juventud, velocidad – todos factores hoy muy atractivos. No solo eso, tienen estas gacelas vocación global, despegan rápido, son innovadoras generando muchos empleos de alto valor y mayor calificación requerida. Eso si, deben duplicar su volumen de negocio en sus primeros cuatro años de vida o de otra forma serán presa de animales mayores y despiadados, como la Banca mundial y su red de Fiscos y Estados del mundo cobrándose sus garantías y saboreando el festín.

En realidad, para Birch el ecosistema económico-financiero, “el ambiente de negocios”, es una gran pradera, donde el único carnívoro, curiosamente, no es un temible depredador en la cima de la cadena trófica del paisaje. Por el contrario, es un pequeño roedor, el ratón, el que domina su paisaje del emprendimiento.

No es de extrañar que esta mirada sea la que Birch vendía a sus principales clientes, los verdaderos leones de cada pradera: la banca,  estados y mega-corporaciones en la cima de la cadena de relaciones de una economía capitalista post industrial enfrentando su 4ta revolución industrial.

serengueti 28a0aa11 1200x630 bestiarios animales miticos 8230 otra vez 1a parte i211623

Asi, Birch y sus cazadores de gacelas, veían o ven al mundo como aquel lugar donde había o hay unas enormes empresas, enormes y de gran tamaño, antiguas y poco flexibles como los Elefantes. Grandes corporaciones que de acuerdo a Birch solo crean empleo en tiempos de buena racha y lo destruyen en épocas de crisis por lo que para Birch los elefantes sobreviven solo si el Estado o el capital financiero los rescata, y en  ese sentido, con una marcada actitud conservadora, los elefantes no responderían a los imprevistos por sí mismos tan solo sobreviviendo gracias a su gran tamaño y al apoyo externo.

Por otro lado, están los ratones, que nacen pequeños y no crecen mucho, con menos de 100 empleados por lo general son empresas pequeñas que para enfrentar los para ellos siempre tiempos difíciles tienden a concentrarse en asociaciones y agrupaciones profesionales.

Mas tarde Hugo Kantis propondría en 2015 otras categorías en función del dinamismo, crecimiento y evolución de las start ups ampliando la tipología de Birch donde además de gacelas se incluye otros animales en la fauna de los emprendimientos dinámicos, entre ellos, el Hombre.

Kantis propone hablar de kanguros, delfines y humanos, siendo los primeros de ritmo levemente inferior a las gacelas pero con grandes saltos eventuales. Los delfines, algo mas lentos, combinan el nado bajo y sobre el agua, y nosotros, si bien de menor alcance en velocidad y capacidad de salto que las gacelas o delfines superamos en desplante a los pequeños ratones de Birch.

Desde Birch hasta estos días ha corrido algo de agua bajo el puente, y en la alegoría evolutivo-memetica la pradera de elefantes y ratones ha mutado a bosques y selvas tropicales cuya bio-diversidad ya tiene animales, organismos, cuerpos sociales, que comienzan a mostrar otras fortalezas y aspiraciones humanas a conquistar y entronar en nuevos totems.

PRÓXIMA ENTREGA:

Unicornio1

PEQUEÑOS PONIES, CENTAUROS Y UNICORNIOS

El término Unicornio fue acuñado en 2013 por la inversionista de riesgo Aileen Lee, eligiendo el animal mítico para representar la rareza estadística de tales empresas exitosas.

Sigue…

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx