Home » Sabiduria y Conocimiento » Cambios planetarios » El clima, orden, desorden y organización.

El clima, orden, desorden y organización.

Clima

“Nadie se baña dos veces, en las aguas de un mismo río”.
Heráclito de Efeso.
 

En el origen de los tiempos aun no existían ordenamientos morales y sociales. Los hombres sólo conocían a su madre, no a su padre. El gobernador del mundo, dirigió las imágenes hacia arriba y contempló las imágenes en el cielo; dirigió la mirada hacia abajo y contempló los sucesos sobre la tierra. Contempló los dibujos de los pájaros y de los animales y su adaptación a los lugares. En lo inmediato partía de sí mismo, en lo mediato partía de las cosas. Así inventó los ocho signos a fin de ponerse en contacto con las virtudes de los dioses luminosos y de ordenar las condiciones de todos los seres. Así surgió el libro de los cambios, del Cielo surgió lo oscuro y lo luminoso, de la Tierra lo blando y lo firme, y del hombre el amor y la justicia. La dualidad elevada a la sexta potencia (o tres clases duales) dio origen a los 64 hexagramas.

Los ocho signos son símbolos de cambiantes estados de transición, imágenes que permanentemente se transforman. Representan cualidades y funciones.

SIGNO

IMAGEN

ESTADO

CUALIDAD

FAMILIA

PLANETA

1

Cielo

Creativo

Fuerte

Padre

Mercurio

58

Lago

Sereno

Regocijante

3 Hija

Luna

30

Fuego

Adherente

Luminoso

2 Hija

Sol

51

Trueno

Suscitativo

Móvil

PUBLICIDAD GOOGLE

1er. Hijo

Júpiter

57

Viento

Suave

Penetrante

1.Hija

Marte

29

Agua

Abismal

Peligroso

2° Hijo

Venus

52

Montaña

Quieto

Quieto

3 Hijo

Saturno

2

Tierra

Receptivo

Abnegado

Madre

Tierra

A la ley de la mutación y a las imágenes de los estados mutantes, tal como estaban dados en los 64 signos, se le agregó otro factor más: cada situación requería un específico modo de actuar.

 

El tiempo y las mutaciones

mutaciones

A la situación integral que  encuentra su expresión en un hexagrama se le llama: “el tiempo”.  Cuando es un proceso móvil, el tiempo es la disminución o crecimiento, la plenitud o vacuidad causadas por ese movimiento, (como en los casos 11, 12, 23, 24). También se le llama tiempo a la acción o proceso característico de un signo (como en 6, 7, 21, 27) El tiempo significa la ley que encuentra su expresión (como en 10, 15, 31, 32). El tiempo puede referirse también a la condición figurativa presentada (como en el 48 y en el 50). Los hexagramas y sus fundamentos están explicados en Los signos del cambio.

Entenderemos por mutación la constante conversión de lo uno en lo otro, un cerrado ciclo de complejos acontecimientos conectados entre sí. Mientras que la transmutación es la acción ejercida por el calor y la radiación. 

El pensamiento sistémico contribuyó enormemente a la comprensión de la paradoja de las dos visiones contradictorias de la evolución en física y en biología. Fue Fritjof Capra quien con sus dos libros, El tao de la física y La trama de la vida,  consolidó los fundamentos científicos de los procesos físicos y biológicos, los procesos químicos vendrían a fundamentarse en la termodinámica. El vector tiempo introducido en termodinámica clásica no apuntaba hacia un creciente orden, sino en dirección contraria. En el mundo vivo orden y desorden son siempre creados simultáneamente.

Cada reino de la naturaleza es un depósito de poder y vitalidad para el siguiente reino que surge de acuerdo al Plan divino. El reino de los grupos extrae su sustento y vitalidad de la gran escuela experimental de la existencia humana y en los cuatro primeros reinos vive, se mueve y tiene su ser.

REINO

RAYO

EXPRESIÓN

CENTRO

GLÁNDULA

1.Mineral

Orden y Poder

Radiactividad

Básico

Adrenales

2.Vegetal

Sabiduría- Armonía

Magnetismo

Cardiaco

Timo

3.Animal

Adaptabilidad

Instinto

Solar

Páncreas

4.Humano

Armonía

Intelecto

Sacro

Gónadas

5.Grupal

PUBLICIDAD GOOGLE

Sabiduría

Intuición

Laríngeo

Tiroides

6.Planetario

Idealismo-Inteligencia

Creatividad

Ajna

Pituitaria

7.Solar

Poder y Orden

Universalidad

Coronario

Pineal

 

Se observará la relación que tienen los siete centros con los diferentes reinos de la naturaleza, también que el reino mineral y el solar (primero y séptimo) son el resultado de las actividades de primero y séptimo rayos. Estos dos reinos se encuentran  respectivamente en el punto de máxima diafanidad y máxima densidad y son producidos por la voluntad y habilidad  que tiene la Deidad solar para la organización. El poder o la voluntad de Dios se manifiesta a través de los procesos sistemáticamente organizados de séptimo rayo. Su influencia organizadora se observa mejor en la maravillosa y geométricamente perfecta estructura de los elementos, tal como lo revela el microscopio y el estudio del átomo. En este artículo nos dedicaremos a ver los cambios en los reinos quinto y sexto, el proceso, secreto y propósito de los reinos anteriores fue tratado en El Tao de la química, el paso del sexto al séptimo reino se logrará cuando el planeta logre el nivel de sagrado, al haber alineado sus siete chakras.

 

El Clima desde la sociología

“Una sola golondrina no hace verano”
“Hay que trabajar contra viento y marea”
“Al que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija”

Clima organizacional

 

 

En el ser  humano se evalúan cuatro signos: temperatura, pulso, tensión y frecuencia cardíaca, cuyo equilibrio indica el estado de salud de la persona. Pero además de los signos vitales podemos identificar signos mentales: entre ellos,  los signos del estado de ánimo.

Aunque el estado de ánimo se relaciona con las emociones, hay una diferencia entre ellos, mientras que la emoción está determinada por estímulos ambientales claros, el afecto está más relacionado con el sentimiento, con factores precipitantes internos. El temperamento, en cambio,  es la tendencia individual a responder de forma predecible a hechos del entorno que constituye la base de los paquetes emocionales y conductuales de la personalidad adulta. El temperamento tiene relación con la templanza, ya que trata de disponer de forma equilibrada y en proporciones correctas los elementos que forman un todo. Estar temperado es ser comedido y moderado. Cuatro temperamentos tratan de equilibrarse instintivamente el sanguíneo (aire), el nervioso (tierra), el flemático (agua) y el colérico (fuego), al hacerlo generan las mutaciones, los cambios de estado de ánimo. El proceso de transmutación consiste en pasar de un estado a otro por la acción del fuego. Primero la humedad (influencia) lenta y omnienvolvente; luego el calor (alegría)  que se acrecienta y arde intensamente; después la fuerza (voluntad) oprime, impele y concentra. Así se produce el brillo (sensibilidad), la exudación, la mutación, el cambio de sustancia.

La actividad y la emotividad son los rasgos que determinan si se es primario o secundario,  Tenemos así los ocho temperamentos que conforman un clima grupal: Nervioso (emotivo, no activo, primario), Sentimental (emotivo, no activo, secundario), Colérico (emotivo, activo, primario), Apasionado (emotivo, activo, secundario), Sanguíneo (no emotivo, activo, primario), Flemático (no emotivo, activo, secundario), Amorfo (no emotivo, no activo, primario), Apático (no emotivo, no activo, secundario).

Los principios cálido, frío, seco y húmedo, se corresponden con los temperamentos Apasionado, Apático, Amorfo y Sentimental. Veamos en detalle ocho cualidades fijas que marcan los cambios de estado de ánimo de una persona.

La Voluntad (1) es esa fuerza que nos lleva a actuar propiciando la creatividad, evolucionando hacia una acción duradera. El sabio ha de hacerse íntegramente fuerte, eliminando a conciencia todo lo degradante, todo lo vulgar. Así adquiere la infatigabilidad que se basa en ciclos completos de actividad.

La Sensibilidad (2) El noble cultiva su carácter haciéndolo amplio, sólido y capaz de dar sostén de modo que pueda portar y soportar a los hombres y las cosas.

La Angustia (29)  es la reacción ante un peligro desconocido o impresión, pero  la depresión psíquica precede casi siempre a la fase creadora y productiva de la vida, a la que debemos abandonarnos sin miedo para que pueda manifestarse.

La Claridad (30) al irradiar luz, requiere la presencia de lo perseverante en su interior, para no quemarse del todo y estar en condiciones de iluminar en forma duradera.

El Miedo (51) proviene de las sacudidas continuas, por lo que lleva al noble a permanecer siempre en actitud de veneración ante la aparición de Dios, pone orden en su vida y escruta su corazón, indagando si acaso, secretamente, hay algo en él que esté en contradicción con la Voluntad de Dios.

La Serenidad (52) reside en la quietud del corazón, pero el corazón piensa constantemente y esto no puede cambiarse. Empero, los movimientos del corazón, han de limitarse a la situación actual de la vida. Todo pensar que trasciende el momento dado, tan solo hiere al corazón.

La Influencia (57) la penetrante claridad del juicio aniquila todas las sombrías segundas intenciones. A menudo es con suavidad y de forma progresiva como se ejerce la mayor y más fuerte influencia.

La Alegría (58) se basa en que la condición de que por dentro haya firmeza y fuerza, y que estas cualidades hacia afuera, se presenten con cualidad y dulzura.

Ocho cualidades exponen el desarrollo del carácter que son activados con la influencia.

La conducta (10) muestra el fundamento del carácter. La modestia (15) indica su manejo. La renovación (24) indica el tronco genético. La perseverancia (32) procura la firmeza. Las pérdidas (41) lo cultivan. La rectitud, que es ganancia (42) lo llevan a la plenitud. La fatalidad (47) pone las pruebas. La abundancia (48) es el campo de acción.

Cambios de ánimo

La esencia del hombre, que es cabal y perdurable, constituye la puerta por la cual salen y entran las acciones humanas, y cuando el ser humano se halla en concordancia con las enseñanzas del Libro de las Mutaciones, tales acciones corresponden al sentido del universo y de la justicia. Las personas que conforman la especie humana logran el entendimiento a través de los contactos, la comunicación y el trato entre ellas, y a partir de sus necesidades se origina el ordenamiento social de convivencia a los cuales llamamos las relaciones humanas que cada persona tiene con las demás. Estas relaciones se llevan de manera directa y permanente con los miembros de la familia o con las personas con las cuales se convive, también las hay de tipo laboral u ocupacional y de tipo político. 

La dinámica de grupo es una designación sociológica para indicar los cambios en un grupo de personas cuyas  relaciones mutuas son importantes, hallándose en contacto los unos con los otros, y con actitudes colectivas, continuas y activas, así fue surgiendo  el concepto de clima organizacional.

 

La sociología como ciencia nos muestra a los individuos con un status y con un rol, que es la función que cumple dentro un sistema social. Como indicadores  de la condición humana se establecen diferencias entre labor, trabajo y acción. El I Ching como oráculo aporta claros consejos para una correcta actuación basado en una familia compuesta de padre y madre, tres hijos y tres hijas, los primeros representan el elemento movilizador (comienzo, peligro, descanso y consumación), y las segundas el principio de entrega (suave penetración, claridad-adaptación y serena calma). Las predicciones astrológicas en cambio, están basadas en los siete planetas como portadores de cualidades humanas, la Tierra ocuparía el octavo puesto y Urano el noveno.

El clima organizacional hace referencia a la relación entre el ambiente laboral y las emociones de los empleados, lo cual tiene su fundamento en la motivación para el trabajo. La administración sistémica reemplaza el poder y el orden con el liderazgo. Los líderes centran su atención en un tipo de sistema llamado “organizaciones”. Las organizaciones administradas sistémicamente contribuyen al desarrollo de todos los grupos de interés que giran en torno a ella y de la sociedad de la que forman parte. Por lo tanto, se encuentran en posición de encabezar a la sociedad en su búsqueda de una mejor calidad de vida para todos.

El Clima desde la meteorología

“Después de la tempestad llega la calma.”
“Al mal tiempo, buena cara”

Ciclo del tiempo

 

Los cuatro ingredientes principales del estado del tiempo son el sol, la atmósfera, el vapor de agua y el viento. Estos actúan juntos para esparcir por todo el mundo el calor del sol y formar nubes, lluvia y nieve. La atmósfera es como un enorme manto de aire que envuelve la Tierra. Se divide en capas. La que está más cerca de la superficie es la troposfera, en ella es donde ocurren los fenómenos del tiempo. Todo el calor de la tierra proviene del sol, sus rayos atraviesan la atmósfera.

Los cuatro elementos clásicos tierra, agua, aire y fuego, tienen cualidades propias y pueden moverse y cambiar en respuesta a la energía producida en las entrañas del planeta y a la proveniente del exterior: el sol y los rayos cósmicos. Veamos los ocho factores fijos de los cambios meteorológicos.

La atmósfera (1) está en circulación continua calentada desde abajo por la reflexión del calor del sol y desde arriba, en menor grado, por el calor del sol. El aire es una mezcla de gases, principalmente nitrógeno (4/5) y oxígeno (1/5), con trazas de dióxido de carbono, gases nobles inertes y vapor de agua. El ozono atmosférico alcanza su máxima concentración a unos 30 kilómetros de altitud; en ese espacio actúa como escudo protector contra la radiación ultravioleta, altamente peligrosa para la vida.

La tierra (2) en su corteza, que forma las masas de tierra y las cuencas de los mares, es movida por corrientes convectivas, producidas en su interior por su propio calor telúrico. Uno de los resultados de tales movimientos es la erupción de los volcanes, que vomitan material fundido a la superficie. En el suelo terrestre tienen su hábitat los primeros cuatro reinos de la naturaleza, en él viven, se mueven y tienen su ser, en él respiran, contribuyendo así al clima del planeta.

El agua (29) es exclusiva del planeta Tierra, en ningún otro lugar del sistema solar hay un equilibrio de presiones y temperaturas capaz de permitir la coexistencia del agua en sus tres estados, y es esa existencia del agua en la atmósfera, el mar y las nieves perpetuas lo que posibilita muchos aspectos del clima terráqueo, facilitando además la variedad y densidad de vida existente en nuestro planeta.

El fuego (30) está representado en el sol, pero también en el fuego del interior de la tierra. La existencia de volcanes y fuentes termales demuestra que la Tierra tiene algún calor propio, pero sin la radiación solar, sería una bola oscura y helada.

Los rayos (51) se surgen por la electricidad acumulada en una nube de tormenta y salta produciendo un relámpago deslumbrante. El rayo puede calentar el aire que atraviesa hasta 30000°C, lo cual es cinco veces la temperatura de la superficie del Sol. El aire se dilata con gran velocidad y produce el ruido que llamamos trueno. Un trueno se alcanza a oír desde una distancia de 16 km. Representan lo seco.

La montaña (52) representa lo frío, cualquiera creería que en cuanto más se acerque al sol, más calor sentirá, pero el aire caliente al ascender se dilata y enfría, de manera que cuanto más se sube, más frío hace. El aire se enfría 1°C por cada 100 metros de altitud dando origen a los pisos térmicos. La Antártica y la región ártica tienen el clima más frío

El viento (57) representa lo húmedo al combinar cálido y frío, es aire en movimiento, el viento distribuye el calor de la tierra uniformemente por el mundo. El aire se mueve en virtud a las diferencias de presión.

El lago (58) representa lo cálido, se forma en depresiones topográficas creadas por una variedad de procesos geológicos como movimientos tectónicos, movimientos de masa, vulcanismo, formación de barras, acción de glaciares e incluso impactos de meteoritos. El aporte de agua a todos los lagos viene de los ríos, de aguas freáticas y precipitación sobre el espejo del agua. Las regiones cercanas al ecuador son las más cálidas del mundo.

Cambios de clima

La respiración del suelo se define como la producción de CO2 debido a dos procesos: la ruptura, u oxidación, de la materia orgánica rica en carbono por medio de los microorganismos del suelo, y la respiración de las células de las raíces de las plantas. Las medidas de la respiración del suelo ayudan a determinar la contribución del suelo al balance del CO2 en la atmósfera. Cómo incidirá la respiración de todos los seres humanos en el clima atmosférico?

La meteorología se convirtió en una ciencia en el siglo XVII, con la invención del barómetro, para medir la presión, termómetros precisos, y el higrómetro, para medir la humedad. El primer mapa del tiempo que conocemos, una carta general de los vientos, data de 1686, pero no hubo predicciones meteorológicas hasta 1844, cuando Samuel Morse perfeccionó el telégrafo, que permitió la transmisión rápida de los datos.

El clima es la pauta general del tiempo que hace en un lugar, registrada durante muchos años. Las regiones cercanas al ecuador son las más cálidas del mundo. La Antártida y la región ártica tienen el clima más frío. Los climas templados se consideran los más agradables para vivir, puesto que generalmente no tienen extremos de calor ni de frío. Solo 7 % de las tierras del globo gozan de clima templado y en ellas vive casi la mitad de la población mundial.

El clima mundial está influido por muchos factores, incluyendo la contaminación del aire. Algunos científicos postulan que la tierra se está volviendo más caliente. La quema de carbón, petróleo y bosques aumenta la cantidad del dióxido de carbono que hay en la atmósfera. Este actúa como una manta gigantesca alrededor de la Tierra y conserva el calor que de otra manera se escaparía. Si se duplicara la cantidad de dióxido de carbono en el aire, la temperatura de la Tierra subiría 2°C. También hay científicos  que postulan que la Tierra se está enfriando a medida que la contaminación del aire impide que llegue más calor del sol. Si la Tierra se calentara aun cuando sólo fuera unos pocos grados, el hielo de los polos se derretiría y el nivel del mar subiría unos 60 m.

Entonces queda el dilema calentamiento global o era glacial?

 

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)

Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend