Divorcio: Los cambios de la dinámica familiar ante los hijos

Kikio
Kikio
id147927 1 - Borrador automático - hermandadblanca.org

El divorcio es siempre una circunstancia difícil de manejar

La visión general del divorcio ha cambiado radicalmente durante los últimos veinte años.

Ya no es un estigma social y sin duda las personas pueden encontrar nuevas y armoniosas maneras de sobrellevarlo y de superarlo.

Quizá la parte más complicada de un divorcio o separación, es el adecuado manejo de la circunstancia ante los hijos, ya sean infantes o adolescentes. Para ellos, la sensación de vulnerabilidad y de incertidumbre ante el futuro es aún más intensa que para los integrantes de la pareja que se separa.

Son muchos los niños y jóvenes que sienten destruida su autoestima y que generan miedos complejos ante los cambios inminentes. Sin embargo, las ciencias sociales modernas nos ayudan a entender la situación desde su origen, para que nuestros hijos reciban todo el apoyo necesario para poder adaptarse al cambio, sufriendo la menor cantidad de daño espiritual y emocional posible.

Sin duda, la prevención es el factor determinante. Hoy analizaremos algunas conductas que la pareja que se divorcia debe evitar, para salvaguardar el bienestar de sus hijos.

id147927 2 - Borrador automático - hermandadblanca.org

La sensación de culpa es muy frecuente en hijos de padres que se divorcian

Un aspecto fundamental que cuidar es la autoestima y confianza de los hijos.

A ellos les debe quedar muy claro que no son culpables en ninguna medida del divorcio y que ambos padres seguirán amándolos por igual.

Es evidente que ninguna persona en su sano juicio le dice a un hijo que el divorcio es por su culpa. Pero muchas veces esa sensación se gesta en los menores debido a que así traducen ciertas acciones de los padres. Por ejemplo, cuando al hijo se le notifica de la separación y se le avisa que ahora vivirá con su madre, es factible que el chico pregunte por qué. Cuando se le dan respuestas como “con ella estarás mejor” o como “tu padre trabaja y no tiene tiempo suficiente para cuidarte”, es posible que el menor traduzca esa información en un sentido de culpabilidad.

La psicología nos dice que los hijos leen entre líneas y la falta de experiencia los lleva a mal entender ciertos mensajes. La postura del hijo podría ser: “mi padre se va de casa porque soy travieso y le disgusta cuidarme”. Las posibles interpretaciones de los hijos son amplias y difíciles de concretar. Por eso es tan importante que ambos padres dialoguen con sus chicos para que les quede claro que su separación no es un castigo por algo malo que hicieron. Y en concreto, que no tiene nada qué ver con ellos.

id147927 3 - Borrador automático - hermandadblanca.org

El divorcio y la idea de separar el amor

Es esencial que al chico se le explique que el amor no puede cuantificarse y que disfrutar el tiempo compartido con uno de los padres no significa querer menos al otro.

“Yo disfruto mucho de ir a los partidos de futbol con mi papá, aunque creo que mi mamá se queda triste en casa” –Samuel, siete años-. “Mi hermana y yo vivimos con mamá. A papá lo vemos poco porque vive muy lejos. Quisiera que viviera más cerca para que no nos extrañe tanto” -Carolina, diez años-.

El manejo del afecto y su calidad es otro aspecto difícil de manejar para los hijos. Con frecuencia ellos creen que deberán dividir y categorizar su cariño tras el divorcio. La terea de los padres es consolidar relaciones abiertas y honestas con sus hijos. Enfocarse más en la calidad del tiempo compartido que en la cantidad. Los niños y jóvenes pueden llegar a sentir que traicionan a uno de sus padres si eligen actividades específicas con uno y sólo responsabilidades con el otro.

Equilibrar el tiempo de convivencia con el desempeño de actividades rutinarias, como los deberes del colegio y tareas domésticas, es un gran inicio para que los hijos se adapten de forma natural  y menos traumática ante el divorcio.

id147927 4 - Borrador automático - hermandadblanca.org

Calidad de diálogo y de convivencia.

Para muchos padres que ya no son pareja, es complicado realizar actividades familiares en un ambiente de cordialidad.

Sin embargo, esto muy importante porque desarrolla en los menores la capacidad de entender que sus padres son seres individuales y adultos integrales que afrontan la vida con sabiduría y paz.

No siempre se cuenta con los recursos o con el tiempo para pasar un fin de semana de paseo con los hijos. Ello no debe significar que renunciemos a estar con ellos. Sin importar que una pareja se haya divorciado, se pueden organizar convivencias familiares sanas en casa de alguno de ellos, para pasar tiempo con los chicos. Desde hornear galletas, hasta ver la nueva película de súper héroes, una actitud abierta permitirá la participación de toda la familia, cuando sea imposible salir a divertirse.

Recordemos que, para consolidar un divorcio cordial, es necesaria la buena disposición y una actitud de armonía en pro del bienestar de los hijos.

Los cambios en la dinámica familiar serán evidentes, pero siempre sorteables si cada integrante aporta su amor y consciencia. Necesitamos entender como sociedad, que un divorcio no representa la aniquilación de la familia. Simplemente se convertirán en una familia con un estilo diferente de convivencia, pero conservando siempre el amor y el deseo de que todos alcancen la felicidad individual.

AUTOR: Kikio, redactora en la gran familia hermandadblanca.org

Para saber más:

Los Mitos Sobre El Divorcio Más Dañinos

¿Cómo iniciar una nueva relación tras un divorcio?

1 comentario

  1. Es un tema delicado, y los hijos legítimos por linea de sangre son los únicos herederos de las herencias recibidas por los abuelos esto no debe entrar en la repartición de bienes ya que a los padres fallecidos no les va a gustar que extraños disfruten del trabajo de toda su vida. Lo que obtuvieron durante sus vidas si se pueden repartir por igual pero las herencias de los abuelos quedan exclusivamente en el que hereda y posteriormente en los hijos para lo cual seria bueno que compre algun bien inmueble para que perdure en el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx