Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Jesús » El aliento, por Jordi Morella

El aliento, por Jordi Morella

Ascensión de Jesús entre la luz hermandadblanca.org

 

La lluvia se acerca. Mi ser se sitúa en medio del camino de esta liberación. La lluvia del proceso empieza a actuar en todos aquellos abiertos de corazón y dispuestos a abrir las puertas de su divinidad. El agua purificadora de los tiempos presentes alimentan nuestro espíritu, viendo y sintiendo como los dragones, serpientes, escarabajos, reptiles varios y toda especie de densidad sale huyendo de nuestro interior debido a la Luz que entra por cada uno de los poros de nuestra piel.

 

Hay una liberación masiva de las energías de nuestro pasado que nos bloqueaban como seres y nos mantenía apegados a unos creencias y pensamientos limitadores pertenecientes a la dualidad.

 

Abro la puerta de mi espíritu para recibir la activación del don de la materialización y realización. Muchos años hemos esta frenados por las energías pendientes enraizadas a una densidad debido a nuestra condición humana. Como la serpiente, siento cambiar la piel por una ilimitada que abraza a cada uno de vosotros y me une a niveles no terrenales con cada uno de los seres existentes no solo de nuestro amado planeta.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Siento como se acerca este aliento liberador que se lleva todo aquello que nos privaba avanzar según nuestra verdadera esencia. ¿Cuántas veces hemos querido llevar a término alguna cosa y no ha sido posible, o bien como nosotros hubiésemos querido? ¡Hay tantas cosas que sentíamos y pensábamos, y al final no ha sido según nuestra voluntad! Como una aspiradora espiritual que se me lleva, haciendo la limpieza tan esperada, todo aquello que hay en nosotros, reminiscencias de un pasado escondido en los rincones más profundos de nuestras células. Se abren las ventanas y las puertas de par en par para dejar que la Luz y el aire que nos da coraje, procedente del Hogar airee nuestro espíritu y purifique nuestro ser, liberando a nuestra alma de los acosos constantes del que fue en nosotros y se resistían en irse. Es un dejarse ir del todo para que nuestro ser, como un globo aerostático, deje ir sus lastres para elevarse y llegar a lo más alto según lo que hemos venido a hacer.

 

La Luz nos da coraje y la pureza del amor sentido nos permite sentir la ligereza y esencia de quienes somos realmente.

 

Se acerca el núcleo de la tempestad para separar aquellos que quieren adaptarse a los nuevos tiempos, y los que no. Todos son respetados y amados, dejando que cada uno elija aquello que siente que debe hacer. El ser humano hará la propia selección. Unos marcharán y los demás se quedarán para ser Uno con la Tierra, el Hogar y nuestros hermanos de más allá de nuestro espacio.

 

Siento las primeras brisas de este cambio importante, sobre todo, por aquellos que decidan que sus divinidades puedan ser manifestadas. Hemos de estar bien enraizados en nuestro corazón para poder avanzar por el camino de la selección. Cada uno dirá qué hacer a partir de ahora y de estos momentos tan importantes para la humanidad y el planeta que habitamos. La fuerza que sentiremos y la calma manifestada por el solo hecho de ser Uno con nuestro corazón, nos permitirá ir más allá de la visión terrenal de los hechos a vivir. Nos sentiremos llevados y guiados amorosamente por una fuerza procedente de nuestro corazón,…o de más allá. Nos sentiremos seguros y confiados que la necesidad de estos momentos es obra de la intencionalidad divina residente en cada uno de nuestros corazones, donde solo el amor es posible existir.

 

Cuando la lluvia y el viento hagan tambalear la tierra y el ser humano, nosotros nos mantendremos enraizados y serenos para iluminar el camino a seguir a aquellos dispuestos a adaptarse a los nuevos tiempos. Como vasos comunicantes, cuando un ser se mantiene en su lugar, equilibra a los demás que le rodean. Todos somos fuentes creadoras de bienestar en los lugares más inhóspitos y de tinieblas. Todos somos Luz,….Luz y Amor. Cuando escuchamos a nuestro corazón, nos daremos cuenta que hay una fuerza divina en nosotros que nos hará mantener en el centro de nuestro proceso y los de todos aquellos  con los cuales coexistimos en este amado planeta. La Consciencia Colectiva se activará cada vez más. Unos despertarán a los demás, y a la vez, nosotros continuaremos elevando nuestra alma.

 

Habrá quien se querrá mantener en la quimera de su pasado, bien, será respetado, pero habrá de coger otro camino que le llevará a una energía parecida a la suya en otro lugar del firmamento, porque la Tierra continuará su proceso de Ascensión. Se respetará a todos en el momento de decidir. Ya ahora algunos están tomando la decisión de hacia dónde dirigirse y llegar.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

En estos tiempos el mundo se dividirá entre el dolor y el sufrimiento y la liberación del alma. Los primeros se sentirán incomprendidos y desconcertados a la vez, debido que cada vez habrá más gente que no les seguirán. Se sentirán desplazados y verán que sus vidas se encontrarán cada vez más, en un caos, des concierto e inseguridad mayores. Los segundos fluirán cada vez más y sus voluntades individuales irán manifestándose más a menudo. Harán servir el empoderamiento del verdadero ser que somos. La divinidad se manifestará desde la Unicidad y el Corazón. La mente tomará el papel que le  corresponderá en su momento, muy diferente a como es en este presente. La verdadera fuerza radicará en el corazón, y será este quien cogerá las riendas de la vida de uno. Las decisiones serán para nuestro mayor bien y el de la humanidad. Unos nos alimentaremos de los otros, y todos juntos, elevaremos las energías de nuestra dimensión actual. Aquellos que hayan elegido no continuar desde el corazón, sentirán grandes inquietudes interiores, y cada vez más, porque la Luz les activará la necesidad de dar el paso hacia el corazón y dejar atrás el vivir en la dualidad.

 

Siento la serenidad como aquel que se encuentra en medio del ojo del huracán. Le he visto venir. He dado el aviso a aquellos que están preparados, y ahora, después de los primeros zarandeos, todo se prepara para lo que será el fin de una manera de vivir, sentir y decidir.

 

Hay una gran alegría por estos momentos que se avecinan, y que ya estamos en ellos. Muchos de vosotros habéis sabido del presente, y habéis abierto las puertas de vuestro interior, para que cuando vengan momentos de desconcierto, podáis recogeros en él, en la calidez y protección del Hogar.

 

Muchos han escuchado y han ignorado. Respetadlos porque también ellos están llevando a término el pacto divino

 

Algunos de vosotros os parecerá que no hay para tanto, y avanzaréis por el camino con serenidad y un gran amor. Me alegro por vosotros, porque las energías de vuestro ser estarán sincronizadas con las energías de pureza y liberación que se manifestarán, siendo Luz en el camino y guía para aquellos que vivan en la penumbra de su ignorancia. Dejemos que despierten de su somnolencia según ellos han elegido. Vosotros estaréis allí para facilitarles el camino con vuestra calma y sabiduría interior. Nada parecerá lo que pueda ser, porque más allá de las inquietudes, removidas interiores y acontecimientos exteriores habrá el sello de nuestra divinidad, Una con la Divinidad Universal.

 

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend