Hijas de la Luna escuchar vuestro Cuerpo – Mª Magdalena

Rosa (Editora)

hermandadblanca org maraa magdalena 300×296.jpg - La verdad del viaje de María Magdalena - hermandadblanca.org

 

Hijas de la Luna, escuchad a vuestro útero pues contiene las aguas sagradas del universo. Benditas sois con vuestras mareas y oleajes, benditas sois con vuestra vulnerabilidad y coraje. No dejéis que el Sol os eclipse, es vuestro mejor aliado, el opuesto complementario que destacará vuestras pasiones y hará roer vuestros salvajes deseos. La luz del Sol ilumina vuestras sombras. La luz de la luna ilumina vuestros poderes más ocultos, el misticismo escondido entre fluidos y ecos que hibernan en vuestras entrañas y encuentran su salida entre las fisuras de la cueva que sabe cuándo tomar la dirección en la acción.

 

La Luna y Sol

Escuchad a vuestro cuerpo, conectad con vuestros ciclos, pues igual que la Luna y el Sol se conocen, se respetan y danzan cada uno a su tiempo y condición, vosotras conocéis vuestra necesidad. Respeta esa voz que te invita a meditar, a estar en ti, a cuidarte y dedicarte. Respeta esa voz que te invita a salir, a florecer, a compartirte y a nutrir como ya tú te nutriste. Escucha esa voz que se expresa no solo a través de tu voz, mas a través de tus actos en contacto.

 

Obsérvate antes de observar, luego observa y más inspiración encontrarás. Pero recuerda, la Luna no compite con el Sol, pues se sabe luna y no Sol. Conoce sus tiempos y su permeabilidad, a veces se muestra llena de luz y gracia, a veces se esconde en la noche para llevar toda su luz hacia su interior… El Sol admira a la luna, la adora, la bendice, la ayuda a brillar en la oscuridad; sin embargo no pretende ser como ella, pues se sabe Sol y no Luna. La Luna admira el poder y la fuerza del Sol, mas sabe que lo que ve en el Sol es un reflejo de su interior, expresándose en otra condición.

 

20170731 carolina396 id130325 images - Mensaje de María Magdalena ~ Hónrate a ti mismo, a la esencia de la luz que eres - Segunda parte, con Madre María - hermandadblanca.org

 

 

Todos tenemos nuestra propia condición. Cada Ser escogió su género en esta realidad terrenal. Todos los Seres Humanos tenemos una Luna y un Sol que habita en nuestro interior. La magia está en danzar con ellos y no pretender equilibrarlos y equipararlos, pues a veces uno se siente más Luna y a veces más Sol. Sí, a veces se funden eclipsados pero siempre regresan a su naturaleza esencial, recordándose en esa danza que todo está bien, siempre que recuerden de la presencia del uno y del otro por más lejos que a veces estén. En ocasiones la magia del cielo nos muestra el brillo de la Luna y del Sol en una misma visión, pues cierto es que aunque una aparezca a nuestros ojos y el otro desaparezca, siempre están presentes en el invisible mundo que todo lo Es, todo lo Crea y todo lo Contiene.

 

Consciencia Crística

 

Consciencia Crística se os pide, pues si no integramos la dualidad no podremos vibrar el Amor que tanto predicamos y anhelamos. No te presiones, a veces hay nubes y no vemos ni la Luna ni el Sol; a veces el Arcoiris nos recuerda la fantasía y el poder de la cocreación; a veces cerramos los ojos y en el silencio y la inmensidad recordamos la prEsencia de Dios.

 

Miriam ~ Magdalena.

 

Fuente: https://www.miriam-janosh.com/single-post/~-la-luz-del-alma-~?fbclid=IwAR39hq1YAJSGDli7MkCJKGqsk4HxuQ-Ne-0Jxg-MNGh_FURT_joCbyXt478

1 comentario

  1. RELACION DE GENERO, LA TOMA DE CONCIENCIA CRISTICA EN LA Q TODOS LLEVAMOS NUESTRO SOL Y LUNA, LA DUALIDAD DE LA PERFECTA CREACION DE LA PRESENCIA DE DIOS EN ACCION, EN CONSTANTE EVOLUCION. GRACIAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx