Jeshua, vía Pamela Kribbe: “La flor interior” (Parte 3)

Lucas María
Lucas María

Jeshua, vía Pamela Kribbe: “La flor interior” (Parte 3)

A veces puede ser que haya una nueva flor que brote en tu corazón, una flor que toma una forma y un color diferente, y que es más poderosa. Mira nuevamente dentro de tu corazón e imagina que ves la flor que eres cuando estás parado en el mundo de una manera abierta y dinámica.

Mira esa flor cuando estás lleno de confianza y te rindes a tu verdadero ser, al propósito de tu propia alma, sin temor al mundo exterior, confiando plenamente y en contacto con tu propia divinidad. ¿Cómo se ve esa flor ahora? ¿Y qué tan libre te sientes entonces? El comienzo de una nueva era en la Tierra es cuando las personas como tú se atreven a hacer eso.

Siente la energía de tu propio corazón

El primer paso es ir hacia adentro y sentir la energía de tu propio corazón y las aspiraciones que te brindan alegría e inspiración. Eso te acerca a tu corazón, a quién eres y a lo que has venido a hacer aquí. Hacer esta conexión, mientras vas en contra de la corriente, es a veces el primer paso para redescubrirse; Es un hogar que viene a quien eres.

El siguiente paso es que tomes esa energía de ligereza y alegría, de deseo, inspiración y pasión, y te atrevas a llevarla al mundo. No sólo lo experimentas en ti mismo, sino que te atreves a irradiarlo exteriormente en lo que dices y haces, en tus tratos con los demás y en el trabajo que haces en la sociedad. En todas las formas posibles, ya no lo retienes: te atreves a irradiar quién eres, realmente te atreves a encarnar tu divinidad aquí.

Al hacer eso, puedes experimentar una fuerte confrontación con los miedos de los demás y también con los miedos dentro de ti, porque en el momento en que te alejas y dejas que la energía de tu alma fluya libremente, entonces te arriesgas, al menos esa ha sido tu experiencia. Pero al final, es mucho más arriesgado retenerlo todo, porque eso te aísla de la realidad y te hace infeliz.

flor interior

Sin embargo, dar un paso al exterior provoca mucho miedo: el de ser diferente, de no estar de acuerdo con el status quo; miedo a ser grande siguiendo tu conocimiento interior. Todos esos miedos pueden apoderarse de ti como un ser humano, pero te lo digo: dar un paso fuera es la dirección a tomar.

La intención del camino interior

Esa salida te lleva más profundo hacia ti mismo. Al ver en tu interior donde reaccionas ante la ansiedad alimentada desde afuera, te conectas con lo que es oscuro dentro tuyo: la sombra que aún no se posiciona en la luz y contribuye a la floración de tu interior. Precisamente, al dar el paso y seguir tu corazón, y al expresarte en el mundo exterior, te conectas profundamente contigo mismo y con lo que aún no se atreve a exponerse porque tiene miedo.

La intención del camino interior es que observes todas las partes de ti mismo, las comprendas todas y poses tu luz sobre ellas para que te vuelvas completo y tus temores comiencen a disolverse lentamente. En realidad es bastante simple. Cuando comienzas a entrar en el mundo con tu inspiración, puedes recibir un «sí» o un «no»; Puedes encontrarte con una bienvenida acogedora o una fuerte resistencia.

Si recibes un «sí», sientes cómo fluye tu energía y se vuelve más conectada con la tierra; sientes cómo realmente encarnas tu inspiración, la energía de tu alma. Y esto a menudo te brinda abundancia en el amplio sentido de la palabra: alegría, creatividad y también abundancia material donde la necesitas. Es un flujo de «sí» que también toca e inspira a otros.

AUTOR: Lucas, redactor y traductor de la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTES: Jeshua, vía Pamela Kribbe

ORIGINAL: http://www.jeshua.net/mornings/mornings26.htm

5 comentarios

  1. Hola. Estoy de acuerdo contigo Ángel, pero como podrás ver, viendo el estado del mundo, no le hicimos mucho caso, y por lo cual hay que ir pasito a pasito, para que podamos alcanzar la altura de tan insigne y excelente maestro, Jesús de Nazareth. Lo cual, no es nada sencillo, pues amar incondicionalmente y no juzgar al prójimo, aunque así escrito no parezca muy complicado, lo es. Un fuerte abrazo para ti y todos los hermanitos y hermanitas. Y a ver si algún día lo conseguimos. Todo es cosa de proponérselo uno y de esforzarse en lograrlo. Besos y mucho ánimo.
    Muchas gracias Pamela y Lucas por este trabajo, que me parece sencillo y genial.

  2. Jesùs el Emanuel el redentor del mundo, vino a nosotros para enseñarnos mediante el Evangelio de Cristo y lo màs fundamental es su amor a todos los seres humano, AMAOS COMO YO OS AMO, nos dejo indicando.

    1. Jesùs el Emanuel el redentor del mundo, vino a nosotros para enseñarnos mediante el Evangelio de Cristo y lo màs fundamental es su amor a todos los seres humano, AMAOS COMO YO OS AMO, nos dejo indicando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx