Jesús Sananda: Véanse Sentados A Mi Lado

Carolina
Carolina

Canalizado por Genoveva Coyle, 25 de diciembre de 2018

¡Celebren, corazones bien amados! Celebren en silencio o a todo volumen, ¡pero hágalo con gracia!

Jesús Sananda

¡Saludos, queridos hermanos y hermanas! ¡Saludos, mi dulce familia! YO SOY Jesús Sananda, Yo soy su amado hermano, unido en corazón y alma con todos ustedes, porque no podemos estar separados… ni ahora ni nunca.

Vengo aquí en este tiempo de renacimiento y completa transformación de todos y cada uno de ustedes. Vengo aquí para celebrar este tiempo de victoria, porque la humanidad está dando un salto cuántico en este proceso de ascensión colectiva.

Escuchen mis palabras y permítanles que los cambien a ustedes y a todo su ser a una frecuencia aún más alta de gozo y excitación total.

Escuchen mis palabras y permitan que los transformen.

Sí, la Madre les ha prometido que volverán a nacer y a llenarse hasta el borde de Su Amor. Sí, es verdad que más de la Madre, más del Padre y más de Mí mismo – el Jesús dentro de Ti – descenderá y se anclará dentro de ustedes, los nuevos y prístinos Seres 3D.

Pero no sólo eso, también serán capaces de integrar y encarnar más las bendiciones y virtudes de las dimensiones superiores. Y al mostrarse a todo el colectivo humano, derramarán en su camino la más alta gracia y paz.

Encarnarán las virtudes de las dimensiones superiores.

Queridos corazones, en este momento en que muchos celebran mi nacimiento con la esperanza y la alegría que acompaña a este acontecimiento, hay también tanto dolor y sufrimiento antiguo que está llegando para ser aclarado y transmutado. Hay una enorme nube colectiva de negatividad, dolor y sufrimiento, y esto desencadenará muchos de los dolores personales restantes, malentendidos y traumas infantiles que necesitan ser clarificados y transmutados.

Las fiestas siempre tienen una manera de poner en primer plano y en el centro la mayoría de los sufrimientos de la humanidad, porque es en este momento cuando las familias y los amigos terrenales se acercan, y por lo tanto tienen una gran oportunidad de reflejarse unos a otros sus puntos ciegos y débiles, y descubrir todas las expectativas incumplidas que crearon el dolor en sí mismos y en los demás.

En las fiestas tenemos la oportunidad de vernos reflejados en nuestros amigos y familiares.

Debido a estos muchos factores desencadenantes, y debido a la tendencia a exigirse demasiado y a físicamente sobreexcitarse y fatigarse, es muy fácil llegar a esas partes vulnerables, inocentes e inmaduras de ustedes mismos y reaccionar defensiva y agresivamente de la misma manera que los que están actuando su dolor.

Tengan compasión de ustedes mismos y de todos los que están ahí fuera. Ustedes -los seres nuevos que han recibido recientemente la gracia de la Madre- mientras escuchan atentamente con el corazón abierto, tienen la capacidad de ver la verdad en un abrir y cerrar de ojos. Por lo tanto, pueden centrarse y equilibrarse rápidamente y todos sus cuerpos – mentales, emocionales, energéticos y físicos – responderán apropiadamente hablando desde los corazones, y así respondiendo con amor y amabilidad.

Escuchando con el corazón abierto pueden percibir la verdad.

Pueden mantener la alegría y la emoción de su exuberante niño interior. Pero con la sabiduría y el conocimiento de su adulto – su yo maduro y nuevo – pueden traer y mantener el espacio seguro para otros, para que puedan, suave y rápidamente, dejar ir sus propios miedos, enojos y malentendidos enterrados en lo más profundo de sus cuerpos. Esos miedos que están atrofiando su crecimiento, los dirigen y sabotean inconscientemente y los mantienen atrapados en la pequeñez.

Sus miedos los mantienen atrapado en la pequeñez.

Cuando se mantienen en el equilibrio y la quietud de sus corazones, no permiten que su niño interior inmaduro, o el yo paterno crítico, intervenga y tome el control reaccionando de maneras que no son beneficiosas y que no son para el bien más alto de aquellos que sólo están buscando apoyo real, amor incondicional y verdadero entendimiento que los ha eludido por tanto tiempo.

Llámenme, queridos corazones, cuando lo necesiten.

Llámenme, queridos corazones, cuando lo necesiten. O mejor, véanse sentados conmigo – su amado Jesús en su interior – alrededor del brillante fuego de sus corazones sagrados, compartiendo tranquilamente una situación o cualquier otra historia que pueda confundirlos.

Sientan la paz y la clara comprensión que viene a ustedes instantáneamente.

Pero sobre todo, sientan mi amor y mi gran aprecio por este trabajo que están haciendo tan hermosamente. Sonriamos mientras sanan y crean armonía dentro de ustedes mismos y por lo tanto crean sólo amor en su exterior.

¡Celebren, queridos corazones! Celebren en silencio, queridos, o celebren en alto, ¡pero háganlo con gracia!

¡Quédense con mi amor y mi paz! ¡Quédense con mi abrazo fraternal! Adiós!

Jesús Sananda

Más canalizaciones de Jesús Sananda

Otras canalizaciones

TRADUCTORA: Carolina, redactora de la gran familia de la hermandadblanca.org

FUENTE: Genoveva Coyle (2018) Jesus Sananda See Yourselves Sitting With Me.

3 comentarios

    1. Gracias Señor mio y Dios mio. En mi interior se, tu tienes un plan perfecto para conducirnos al amor y la fraternidad!! Señor? YO CONFIO EN TI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx