La alegría, la paz y el amor, un solo aliento de divinidad

Lurdes Sarmiento
Lurdes Sarmiento

La alegría, la paz y el amor, un solo aliento de divinidad

Un saludo hermanos. Ha sido posible canalizar muchas de las energías y vibraciones responsables de ascender a la luz a todos aquellos que sueñan con formar parte de la eternidad misma. La razón reside en la confianza y en la fe que muchos de ustedes han depositado en Dios y en las fuerzas divinas.

Desde luego que no ha sido un proceso fácil, sin embargo, cada esfuerzo ha sabido valer la pena en todo momento. Los umbrales habrían sido superados, logrando hacer de las vibraciones un mecanismo funcional para elevar a todos los hermanos a quienes les habría llegado su hora.

Los poderes de Dios forman parte de nuestras vibraciones, es por eso que la aceptación constituye un punto clave en el proceso de ascender hacia la luz. Procuremos atender este punto y lo demás será progresivo. Los poderes de Dios se usan para hacer conexión hacia la divinidad. Esta constituye uno de los pilares fundamentales de las más elevadas instancias de la sabiduría y la eternidad. Si permites estos cambios, lograrás desbloquear tu composición orgánica, haciendo un ser mucho más poderoso desde tu interior hasta lo más externo. Solo así, como guerreros de luz, curiosos, exploradores y con juicio, podrán llegar tan lejos como se lo propongan.

Si logras abrir tus puertas, la alegría llegará a ti en menos tiempo de lo que esperas

Tao, camino de piedra

Es importante realizar un nuevo camino, ya que las tradiciones que ilustraban el camino de los antiguos habrían quedado atrás con el paso del tiempo. De allí que la necesidad de reafirmar el camino para que quienes deseen adentrarse en el camino de la luz. Así pues, nos corresponde atarnos, desde todos nuestros sentidos, al proceso de elevación para convertirlo en todos y cada uno de nuestros momentos.

Se traduce en un estilo de vida, en meditar y en respirar alegría. Así se traduce este tema, en procurar entender los asuntos terrenales como un mecanismo repleto de códigos que no deben convertirse en el eje central de nuestro destino.

Es el mensaje que Elthor, el llamado dragón, tiene para ofrecernos. Éste se dirige a nosotros como los nuevos dragones del mañana. Su misión es encontrar a quienes se encargarán de cumplir las tareas como nuevos dragones del reino divino. Su propósito es emancipar a quienes han rechazado por mucho tiempo las palabras de los guerreros divinos.

El renacer es su objetivo para los dragones que hoy forman parte de las viejas líneas de la luz. Muchos de los humanos que asciendan a la luz podrán convertirse en dragones, pudiendo obtener la capacidad de ver a través del tiempo, de las líneas de la luz y de diferentes planos crecientes.

Debemos dejar que nuestras energías fluyan, así, quienes estén destinados a convertirse en dragones lograrán, finalmente, formar parte de tan importante grupo. Las energías están subyacentes, por lo tanto, aceptarlas y dejar que éstas salgan pueden ser un poco complejos. No debemos desesperar en este proceso, pues nada será más placentero que pasar a formar parte del elenco de la luz divina.  

Se presentará un terreno difícil, repleto de obstáculos y de retos que solo quienes estén dispuestos a asumir la luz como su destino podrán superar. Tanto humanos como dragones, tanto divinos como espíritus han tenido que sumergirse en este reto tan importante. Esto implica pasar a formar parte de la fuerza divina, para lo cual es importante hacerse de toda la fortaleza que sea posible. No habrá nada más inmerso en nosotros que la sabiduría y la disposición, pues de lo contrario, los sentimientos alternos podrían costarnos el pase a la divinidad.

Convertirse en un dragón no es nada fácil

 

Son seres admirables, majestuosos y únicos. Son fuerzas indetenibles que poco a poco han pasado a formar parte del relieve y la fauna del terreno divino. Quienes asumen este roll se hacen de una de las responsabilidades más importantes del reino de la luz. Deben preservar el futuro de la divinidad, del terreno que pertenece a quienes abandonan la tierra. Los dragones son el resguardo de todas las entidades divinas, ellos pertenecerán cada vez más al cielo de los majestuosos y de los elevados.

Muchos llegan a sentirse agotados en el proceso. Es natural, pues los humanos no son seres infinitos de energía. Es una característica del mundo terrenal. Los límites vienen dados por lo biológico y no por lo espiritual. De esto último es importante resaltar que los humanos también son espíritu, por lo tanto, es importante aprender a usar nuestro espíritu para guiarnos en el sendero de la luz, haciéndonos cada vez más elevados hacia la luz.

Si llegas a sentirte cansado, procura continuar así tengas que bajar un poco tu ritmo. Tú espíritu será quien te guíe, quien te oriente y quien te de las fuerzas necesarias para avanzar

ninamagiaplayasuperandoaldragonmiedosenlasestapasdelavida los miedos en las etapas de la vida – por roberto pérez – parte 3 ID150365 - hermandadblanca.org

La clave está en volar, en elevarte lo más que puedas mediante tu respiración. Recuerda, serán la paz, el amor y la alegría los que te permitan convertirte en un ser de luz, por lo tanto, no debes hacer caso omiso a estas fuerzas. Haz que sean parte de tu vida y para nada permitas que se bloqueen. No dejes a un lado tus fortalezas, permítete llegar hasta lo más alto desde lo más interno: Tus sentimientos. No olvides que eres, antes que humano, un ser de luz destinado a pasar a la divinidad. La vida terrenal no es más que un sendero de prueba en el que deberás hacer todo lo posible para demostrar que eres capaz de aceptar la luz en tu vida.

Será el amor quien te permita atravesar todos los obstáculos que se presenten en este llamado sendero hacia la luz. Con él podrás adentrarte en los retos más complejos, llegar hasta lo más alto que puedas imaginar y continuar dando lo mejor de ti. No lo olvides, que él nunca nos olvidará a nosotros. El amor es la fuerza más grande de todo el mundo, por lo tanto, uno de los principales componentes de la vida terrenal.

La alegría será el reflejo del amor en tu interior. Ella formará parte de tu resplandor en los momentos más oscuros. Ella te permitirá forjar todos y cada uno de los centímetros que constituyan tu divinidad. Elévate junto a tu alegría y nadie podrá contra ti. Hermano, hoy es el día para entregarte a la alegría. Hoy es el mejor momento para formar parte de esta aventura tan necesaria para ti, para tu sabiduría y para tu poder interno. Hoy es el momento de ingresar a la luz y de llegar hasta lo más profundo.

La paz será el premio por concebir al amor como lo más importante y primario de nuestro espíritu. Tendremos que atarnos lo más profundo que sea posible a nuestros sentimientos para formar parte de un mundo repleto de paz y divinidad. Solo así será posible ascender a la meta. La paz es el estado de quienes han logrado llegar lejos. La paz será el mecanismo que elevará a los poderosos hasta sus niveles de divinidad más importantes.

La luz espera allí, al lado de la paz y de la alegría. El amor es el recurso para funcionar, hermanos. El momento está cerca.

Colectivo Arcturian, Elthor y Hadas canalizados por Galaxygirl

 

TRADUCTORA: Lurdes Sarmiento, redactora y traductora en la gran familia de la Hermandad Blanca

FUENTE: Colectivo Arcturian, Elthor y Hadas canalizados por Galaxygirl

MÁS INFORMACIÓN en: https://www.messagescelestes-archives.ca/souffle-de-joie-de-paix-et-damour/

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx