La esencia espiritual de la música

José Contreras
José Contreras

 

 La esencia espiritual de la música: Introducción

¿Podemos escapar del sufrimiento por el arte?

Para responder a esta pregunta vemos a  apoyarnos en Schopenhauer. Este filósofo comienza afirmando que la voluntad es la que mueve todo. Siempre quiere. Siempre está insatisfecha. Cuando deseamos algo, comenzamos a luchar por conseguirlo. Sufrimos cuando se retarda el logro.

Todo fracaso nos produce un inmenso dolor. Imaginamos la felicidad inmensa que sentiremos cuando logremos nuestro objetivo. Si somos consecuentes un día lo alcanzamos.

Pero, para nuestro asombro, cuando lo conseguimos, nos descubrimos queriendo algo más o algo diferente. El deseo vuelve a surgir, pero ahora tiene otra meta. Siempre estamos insatisfechos. ¿Qué tiene que ver esto con la música?

Schopenhauer nos dice que el hombre trata de escapar de este sufrimiento a través del arte y de la ética. Con la ética nos sentimos responsables con el sufrimiento de otro.

El arte nos da la calma. Quien aprecia el arte sabe que, aunque encuentre referencias al mundo físico, está en presencia del mundo espiritual. El arte usa a los objetos físicos solo para hacer alusión a algo más elevado.

La diferencia entre la música y las demás artes

Tanto la pintura como la escultura son observadas con la vista que es un sentido que se relaciona con el mundo exterior.  la vista nos relacionan con el mundo físico. 

Rudolf Steiner señala que cuando un escultor griego quería representar a un Dios, usaba el sentido de la vista. Viajaba por los pueblos buscando reconocer en los hombres las careacterísticas de ese Dios. Cuando observaba en alguien esas cualidades divinas, hacía abstracción de sus defectos y continuaba buscando a otros seres que expresaran otras cualidades que los griegos le atribuían al Dios.

diosstatue 3536971 340 la esencia espiritual de lo musical i212092

Cuando un escultor griego quería representar a un Dios viajaba por los pueblos buscando reconocer en los hombres las cualidades de ese Dios. 

De esta forma aseguraba que la escultura expresara la imagen ideal, a partir de representaciones de la realidad. Podemos decir que el arte de la pintura y escultura toma lo mejor de lo que es percibido, para producir el ideal.

Esa escultura de un Dios griego tiene características humanas, pero ningún ser humano tiene todas las cualidades de esa escultura. Ese ser ideal no existe. Es un arquetipo.

¿Cuáles son las percepciones que toma el músico?

La diferencia de la música con las otras artes es que es un arte que no tiene referencias en nuestras percepciones. En la música, las referencias están fuera del mundo físico. Están en el mundo de los sueños.

Rudolf Steiner, en sus conferencias, afirma que la música es una vía para reconocer el mundo de los deseos, llamado también mundo astral, que es un mundo tan real como el mundo físico. Es el mundo al que entramos al dormir y es el mundo de nuestros sueños. Es el mundo de la música.

El músico no toma elementos del mundo físico para escribir música, Los toma del mundo de los sueños.

¿Qué tiene que ver la música con los pensamientos?

El músico no toma el contenido de la música del mundo de los pensamientos. Esta afirmación podría ser sorprendente debido a que cuando nos referimos a la música pensamos en la letra de una canción. Pero aquí estamos hablando de la música sin letra. Aunque es cierto que a una música se le puede poner letra. La letra es independientemente de la música.

Por ejemplo, la canción inglesa my way (a mi manera) tiene una letra de afirmación a la vida, en cambio la canción francesa Comme d’habitude (como de costumbre) tiene una letra llena de depresión y ambas tienen la misma música, pero diferentes letras. Por esto decimos que la música no tiene que ver con los pensamientos, la letra sí.

Hasta ahora hemos visto que la música no tiene referencia ni con el mundo físico, ni con el mundo del pensamiento, sino con el mundo de los sueños.

Los diferentes cuerpos

Para aclarar esta idea, que nos presenta Rudolf Steiner, vamos a recordar la explicación que da el autor sobre los diferentes cuerpos.

El cuerpo físico está muy unido al cuerpo de la sensibilidad, que es el que nos permite la percepción.

Luego está el cuerpo emocional, que es el cuerpo de los sueños.

Por encima del cuerpo de la emociones está el cuerpo  intelectual o mente.

Sobre los cuerpos está el Espíritu.

La mente es el vínculo que une tres cuerpos (físico, cuerpo de sensibilidad y cuerpo emocional) con el Espíritu que es el mundo del sonido.

¿La música está en el mundo de los sueños o en el mundo del Espíritu?

El músico trae los sonidos que el capta con su Espíritu y los convierte en sonidos físicos que se captan con los oídos. Las otras artes, como la pintura o escultura, se toman los elementos del mundo físico. La música toma su contenido del mundo del Espíritu. Cuando escuchamos la música la sentimos con las emociones en el cuerpo sensitivo. Las sentimos en el mundo de los sueños. La música que escuchamos es solo una sombra, un reflejo del mundo Espiritual. La música vincula al mundo de los sueños con el mundo del Espíritu.

rosemusica 1905792 340 la esencia espiritual de lo musical i212092

     La música vincula al mundo de los sueños con el mundo del Espíritu

¿Cómo podemos aprovechar la música para nuestro crecimiento?

El arte desarrolla nuestra capacidad de percepción en el caso de la pintura y la escultura, pero nuestra sensibilidad emocional es desarrollada por la música.

En realidad siempre hay interacción entre todos los cuerpos pero uno de ellos es el centro. En el caso de la música el centro es el cuerpo emocional y a través del cuerpo de la sensibilidad llega al cuerpo físico.

Lo importante que debemos recordar es que la música organiza nuestras emociones.

Regresemos a Schopenhauer, a quien también hace referencia Rudolf Steiner al referirse a la música. Para saber algo, el ser humano necesita que ese algo genere una impresión en los sentidos. Por esto es necesaria la impresión sensorial de la música. Sin embargo, el artista no necesita percepciones para crear la música. Escuchamos la música con nuestro oído, pero el origen de la música no está en el mundo físico, por esto nos referimos a la esencia espiritual de la música.

Si la música no se origina en las percepciones ¿Qué aspecto nuestro la reconoce?

Schopenhauer explica que el ser humano es apariencia y esencia. Como apariencia es percibido por los sentidos y como esencia él siente dentro de sí la Voluntad, el querer.

La música no nos relaciona con las percepciones sino con nuestra voluntad, que, aunque la sintamos como propia (nuestra voluntad), la voluntad es la misma en todos los seres.

Nadie tiene que convencernos de que la voluntad existe, porque aunque no la percibimos exteriormente, la reconocemos dentro de nosotros.

Al sentir a la voluntad dentro de nosotros, podemos aceptar que está en los demás y en todo el universo. Podemos reconocer que es la misma voluntad la que mueve al gusano y a los sistemas planetarios. La naturaleza lucha por expresarse.

Hay intensiones que necesitan de seres humanos que las expresen. Por esta razón los pintores y escultores observan como se manifiesta la naturaleza, para expresarla de manera artística.

La naturaleza además de apariencia tiene esencia, es decir tiene voluntad.

La Voluntad (o esencia) de la naturaleza no se puede expresar por la pintura, ni por la escultura, necesita una vía diferente. Una vía que actúe directamente sobre la naturaleza humana. Esa vía es la música.

La Voluntad (o esencia) de la naturaleza no se puede expresar por la pintura, ni por la escultura, necesita una vía diferente. Una vía que actúe directamente sobre la naturaleza humana. Esa vía es la música.

Importancia de los compositores musicales

Steiner nos dice que todo iniciado tiene una percepción superior de la música. La razón de esto radica en que el iniciado tiene consciencia del cuerpo astral, que es el mismo mundo de los sueños o de las emociones. Al tener consciencia de este cuerpo puede ver a las entidades que se mueven en él, así como nosotros, lo no iniciados, percibimos los cuerpos físicos. Estas entidades se mueven en un mundo de color y sonido. Los iniciados también tienen consciencia del mundo superior Espiritual.

¿Los compositores son iniciados?

Steiner aclara que los artistas se conectan con el mundo de los sueños y con el mundo Espiritual sin que lo comprendan totalmente. Ellos se guían de manera instintiva.

Steiner sugiere escuchar la música de Wagner por estar elaborada para el desarrollo y equilibrio de nuestras emociones.

Steiner sugiere escuchar la música de Wagner por estar elaborada para el desarrollo y equilibrio de nuestras emociones. En su música encontramos la esencia espiritual de lo musical.

Goethe decía que la Arquitectura, la Escultura y la Pintura son música congelada. Perdura en el tiempo. La tenemos completa todo momento.

En cambio la música es inmediata. No la podemos percibir en su totalidad. Aunque el concierto dure una hora, solo tenemos la parte que estamos oyendo. Sin embargo, tenemos sentido de totalidad. La razón está en que solo nuestro Espíritu la retoma en su totalidad. La música viene del Espíritu, se refleja en nuestros oídos  por medio de los instrumentos musicales y regresa al Espíritu por medio de los oyentes. Es un ciclo completo. Sale del Espíritu, se materializa en los instrumentos musicales, el oyente la escucha y se une al mundo del Espíritu.

Es un ciclo completo:

Sale del Espíritu,

se materializa en los instrumentos musicales,

el oyente la escucha

y el oyente se une al mundo del Espíritu.

La música nos une al mundo celestial

Rudolf Steiner nos explica que lo primero que hay que comprender es que el ser humano no puede percibir la Voluntad Una directamente. Solo puede sentir como esa Voluntad se refleja en su ser individual y, por medio de la música, deja de sentir su Voluntad separada y se reconoce unido a un mundo celestial.

Las percepciones nos dan información del mundo externo, de todo lo que podemos llamar “cosa”.  El filósofo Kant decía que solo podemos conocer las cosas, pero no podíamos conocer su esencia, es decir, “la cosa en sí”.

Schopenhauer, por el contrario, va a afirmar que sí podemos conocer la esencia. Es cierto que no la podemos percibir, porque no es una cosa. Es la Voluntad, que sentimos dentro de nosotros, la que es la esencia de todas las cosas.

La música y la “cosa en sí”

Schopenhauer en su obra el Mundo como Voluntad y Representación afirma que:

La música, al pasar por encima de las ideas, es también enteramente independiente del mundo fenoménico al que ignora sin más y, en cierta medida, también podría subsistir aun cuando el mundo no existiera en absoluto, siendo esto algo que no cabe decir de las demás artes

(Schopenhauer. El Mundo como Voluntad y Representación I,§ 52).

sueos horse 3395135 340 la esencia espiritual de lo musical i212092

La música podría subsistir aun cuando el mundo no existiera en absoluto, siendo esto algo que no cabe decir de las demás artes (Schopenhauer).

Schopenhauer nos da una explicación filosófica, no podemos esperar de él una explicación esotérica, ya que no era un investigador espiritual.

Esta explicación esotérica nos la ofrece Rudolf Steiner cuando explica lo que se consigue cuando una persona se eleva a los mundos superiores. Una de la nuevas capacidades es la de penetrar en el mundo astral que es el mundo de los sueños y de las emociones. Estando despierto puede observar el fuego que se eleva de las plantas y cuando duerme observa un mundo de colores.

La resonancia musical  y nuestro desarrollo espiritual

Esta persona que se eleva a los mundos superiores, descubre el mundo de los sonidos y comprende el sonido de las trompetas a las que se refiere el Apocalipsis. 

Steiner nos recuerda que todo vibra y repercute en todo. Cuando pensamos, sentimos y actuamos estamos produciendo vibraciones que tienen una resonancia musical.

Cuando estamos tristes resuena una tonalidad Menor en eso momento la parte inferior del cuerpo emocional domina a la superior.

Cuando estamos contentos y optimistas resuena una tonalidad Mayor y la parte superior del cuerpo emocional se una a nuestro Espíritu y toman el control de la parte emocional inferior.

Steiner señala que la música tiene efectos diferentes según sea en escala mayor o menor. Afirma que en el tono mayor el cuerpo emocional vence al cuerpo de la sensibilidad (que él denomina etérico) y se produce alegría. Para los que deseen una explicación sencilla y clara sobre este tema les agrego una dirección de youtube de un video de Jaime Altozano.

Rudolf Steiner le da preferencia a los tonos mayores sobre los menores. Sin embargo, la música triste también tiene su función en nuestro desarrollo.

Rudolf Steiner afirma que la música es una vía para reconocer el mundo de los deseos, llamado también mundo astral, que es un mundo tan real como el mundo físico. Es el mundo al que entramos al dormir y es el mundo de nuestros sueños. 

Bibliografía

Schopenhauer El Mundo como Voluntad y Representación I

Rudolf Steiner El Universo Musical editorial Antroposófica

 

 

AUTOR: José Contreras  redactor y traductor en la gran familia de hermandablanca.org

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx