Las mejores terapias alternativas para una Navidad saludable

Pedro González
Pedro González

Ahora que llegan las fiestas, uno de los regalos más recomendables se relaciona con la salud, y en este campo, la medicina tradicional tiene mucho que aportar. Por eso te queremos mostrar algunas de las terapias alternativas para una Navidad saludable que te ayuden a estar más fuerte y sano de cara a las próximas fechas especiales que se acercan. Por ello, a continuación le mostramos algunas de estas técnicas que puedes seguir para mejorar tu bienestar en estas fechas del año tan señaladas.

Las mejores terapias alternativas para una Navidad saludable y feliz

Veamos las más aconsejables terapias alternativas para una Navidad saludable. Regala bienestar a tus seres queridos con estas opciones.

Meditación

La práctica de la meditación requiere de mucha paciencia y constancia. Debes empezar por dedicar unos minutos del día. Luego, tendrás que ir aumentando poco a poco el tiempo que reservas para esta técnica. De este modo lograrás aprender a relajarte como si fuera un hábito día tras día.

mundodelameditacion - Introducirnos en el Mundo de la Meditación - hermandadblanca.org

Mundo de la Meditación

Con la práctica de la meditación podrás reducir el estrés y los niveles de ansiedad de una forma considerable. Todo ello, ayudándote también a controlar cualquier tipo de emociones, y a tener una gran cantidad de pensamientos positivos. Lograrás desechar de una vez por todas los pensamientos y energías negativas que tanto mal pueden hacer a tu organismo.

La práctica de la meditación también puede llevar a la mejora de la autoestima, y al refuerzo del sistema inmunológico.

Acupuntura

Otra de las alternativas médicas que puede servir en esta Navidad es la acupuntura. Se trata de una técnica milenaria que cuenta con más de 2500 años de historia, y que consiste en insertar agujas en la parte superficial de la piel. Lo que se busca así es curar algunas dolencias físicas y psicológicas.

La eficacia de esta terapia está reconocida por la Organización Mundial de la Salud desde finales de los años 70. La práctica de la acupuntura ayuda a mejorar el estado de salud general de los pacientes. También a aliviar dolores localizados, como los de cabeza o espalda, e incluso trastornos digestivos. También ayuda a reducir la ansiedad y el estrés.

Reiki

En tercer lugar, otro de las terapias alternativas para esta Navidad es el reiki. Se trata de una técnica milenaria japonesa que actúa tanto a nivel físico como mental, emocional o espiritual.

Para practicar esta terapia, es necesario colocar las manos en diferentes partes del cuerpo. Así se puede canalizar la energía negativa, y convertirla en positiva. Este tipo de técnicas tienen la capacidad de reforzar el sistema inmunológico de cada uno de los pacientes. También ayuda a su cuerpo a luchar contra diferentes enfermedades víricas. Todo ello, mejorando también algunas lesiones y heridas. Esto es así porque ayuda a mejorar la cicatrización de las llagas, o aliviar la inflamación muscular.

Kinesiología

Se trata de una de las terapias alternativas menos conocidas de nuestra lista. No obstante, es una de las más eficaces, ya que ayuda a detectar los desequilibrios en nuestro físico, y también en nuestra salud, a través de la respuesta de nuestros músculos.

Las mejores terapias alternativas para una Navidad saludable

Ayuda también encontrar los niveles a nivel físico, mental, espiritual y emocional. La Kinesiología será eficaz para superar ciertos miedos, y conseguir así objetivos personales que hasta ahora no eras capaz de lograr.

Osteopatía

A pesar de que muchas personas lo consideran como una terapia médica, lo cierto es que la osteopatía es una terapia alternativa.

Se trata de una terapia que se realiza mediante la manipulación suave de ciertas partes del cuerpo. Está orientada al alivio de los dolores y la restauración del equilibrio físico y mental.

Este tipo de técnicas son ideales para poder tratar algunos dolores musculares o articulares. Entre los problemas a mejorar, encontramos la artrosis, y dolencias como el mareo o las migrañas, además de ciertas lesiones deportivas o ciáticas, entre otras.

Visto en Behealthy, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx