Home » Vida Consciente » El Rincon de la Salud » Terapeuta thai: Los beneficios del Qigong – Entrevista con el Maestro Josep Muñoz Costas

Terapeuta thai: Los beneficios del Qigong – Entrevista con el Maestro Josep Muñoz Costas

Terapeuta thai: Los beneficios del Qigong - Entrevista con el Maestro Josep Muñoz Costas

A medida que se va avanzando en la experiencia y el aprendizaje del masaje tradicional tailandés, las ventajas de su praxis se van haciendo cada vez más evidentes. El uso coordinado de todo el cuerpo, el compás, la respiración, y el acompañamiento en los estiramientos asistidos sobre el receptor, hacen que podamos hablar no solo de los beneficios de quien recibe una sesión de masaje thai, sino también del que los brinda. Aun así,  nunca estamos del todo exentos a padecer algún tipo de trastorno. Por eso, y dada nuestra condición de terapeutas, hemos de tener una responsabilidad muy grande por sobre nuestra propia salud. En este artículo el maestro de qi gong y terapeuta formado en masaje tailandés y otras disciplinas  Josep Muñoz Costas nos hablará de la importancia del qi gong en la vida del terapeuta thai.

 

César: -¿Como definirías el Qigong (chikung)?

Josep: –  Los chinos de la antigüedad describieron con el nombre de Qi (Chi) a la energía original que desencadenó la creación. Observaron que esa energía original no solo había hecho surgir de la nada el cielo, la tierra, los astros y el firmamento, sino también había producido la circunstancias adecuadas para que la vida se instaurara en nuestro planeta. El Qi estaba en todas partes, formaba parte de la naturaleza, alimentándola y alimentándose de ella. De la misma forma que ocurría con la naturaleza, el Qi también “animaba” al ser humano. Las mismas fuerzas que actuaban en el exterior, también actuaban en el interior de organismo. Los hombres de la antigüedad también observaron que ese Qi creador de vida no era un ente fijo, inamovible, sino que fluctuaba a través del organismo. Entraba, permanecía y salía. Tampoco era algo visible, ni sólido, sino una sustancia incorpórea, dúctil, maleable, que se desplazaba y acumulaba. Era tan sutil que se podía dirigir mediante la voluntad, el movimiento corporal o la respiración. Entonces empezaron a experimentar con esa energía, desarrollando movimientos para desplazarla de una manera determinada, concentrándola e incrementándola para fortalecer el cuerpo, dirigiéndola hacia donde había una deficiencia, dispersándola donde había una acumulación excesiva, ayudándose con la respiración y una determinada actitud. Estos movimientos fueron denominados “ejercicios energéticos” (Qigong).

 

César: -¿Cuales son las ventajas de su práctica?

PUBLICIDAD GOOGLE

Josep: –  El Qigong actúa en el cuerpo desbloqueando e incrementando el caudal energético de los meridianos, reajustando las funciones orgánicas y fortaleciendo el sistema inmunológico. Los beneficios terapéuticos son amplios, actuando básicamente en tres niveles: físico, mental y energético.

A nivel físico: estimula la circulación sanguínea, fortaleciendo el corazón y equilibrando la presión arterial. Alivia rigideces y tensiones musculares, desarrollando una mecánica corporal óptima y una mayor elasticidad en las articulaciones. Fortalece las piernas, los brazos y el sistema metabólico. Actúa sobre el sistema digestivo a través del masaje que ejerce el diafragma a los órganos abdominales. Y sobre todo refuerza el sistema nervioso central, permitiendo que este se relaje y por consiguiente mejore el buen funcionamiento de los órganos internos.

A nivel energético: regula y desbloquea los meridianos y centros energéticos, haciendo que todos los tipos de energía que actúan en el organismo circulen libremente.

A nivel mental: centra y reajusta los procesos mentales. Relaja la mente, favorece la concentración y desarrolla la atención.

 

César: -¿Cual es la frecuencia ideal de la práctica?

Josep: –  Para mantener los canales abiertos y el cuerpo tonificado la práctica debería ser diaria. No es necesario emplear mucho tiempo en ella. Un mínimo de 20-30 minutos es suficiente. Los chinos dicen que es mejor una pequeña práctica continuada que una gran práctica de vez en  cuando. Aún así, en la sociedad en que vivimos a veces no podemos dedicar mucho tiempo a nuestro cuerpo, por lo que tenemos que adaptar la práctica a las circunstancias. Dos o tres veces por semana es mejor que nada. La hora del día tampoco es importante, aunque se aconseja que si se puede, se practique a la misma hora.

 

César: -¿Puede relacionarse el Qigong y el Masaje Tradicional Tailandés?

Josep: – Por supuesto. El reino de Siam (antiguo nombre de Tailandia) fue en su tiempo una encrucijada de rutas comerciales y migratorias de diferentes culturas. El desarrollo de la medicina tailandesa bebe de diferentes orígenes, entre ellos los preceptos espirituales del budismo o la influencia India del Ayurveda. Su relación con la medicina china se debe a los emigrantes chinos que se instalaban en el país y que traían con ellos sus propias terapias medicinales. El masaje tailandés se vio enriquecido con la estimulación de puntos claves en el cuerpo que producían movilizaciones y desbloqueos de la energía vital, así como los estiramientos y manipulaciones propios del Tui-na (masaje chino). La medicina tradicional tailandesa ha sabido escoger lo mejor de las medicinas de sus países colindantes, creando una terapia única por la belleza de su ejecución y la riqueza de matices.

 

César: – ¿Por qué un terapeuta debería practicar Qigong?

Josep: –   Los terapeutas, por su condición de apertura hacia los demás, están más expuestos al contacto de energías turbias que pueden dañarles. El Qigong puede proporcionarles una herramienta para movilizar o expulsar esas energías de su organismo y al mismo tiempo fortalecer tanto su campo energético como su cuerpo físico.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

César: -¿Alguna consideración final?

Josep: –  El Qigong guarda un gran secreto, que a veces, por su excesiva sencillez o simpleza, es desvalorizado o no se le da la importancia que en verdad tiene. Este secreto es: la perseverancia. En nuestra sociedad actual, llena de prisas y productos de consumo rápido, esta palabra se empieza a perder su significado.  Sin embargo, sólo aquellos que logran comprenderlo e integrarlo en su estilo de vida podrán llegar a realizar logros extraordinarios. Aunque en este caso me estoy refiriendo al Qigong, creo que todas disciplinas energéticas, terapéuticas o deportivas tienen este mismo secreto.

Espero que algún día podamos encontrarnos todos al final de este camino con los objetivos alcanzados.

Desde algún lugar en el Tao,  Josep Muñoz.

 

Josep Muñoz Costas es Maestro de Qi Gong y terapeuta formado en Masaje Tradicional Tailandés, Reflexología, Quiropraxia, etc. Es autor de “Qigong para regular órganos y emociones”, “Qigong Corazón del Tao, un camino hacia la salud emocional” y “La sombra y el arcoiris”. También es presidente de la Asociación de Qigong para la salud. Actualmente imparte cursos, talleres y seminarios en Barcelona y diferentes sitios de España.

Sitios de Josep en la web:

http://chikungparalasalud.blogspot.com.es/

Su contacto:

Email:    josepsamuel@yahoo.com

Móvil:    690 066 599

Terapeuta thai: Los beneficios del Qigong – Entrevista con el Maestro Josep Muñoz Costas

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)

Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend