Reglas básicas del Método Dorn

Pedro González
Pedro González

Dentro del mundo de las terapias alternativas, hay muchas técnicas realmente útiles. Hoy nos vamos a centrar en conocer un poco más el Método Dorn. ¿Qué es? ¿Qué beneficios aporta? ¿Cuáles son las reglas básicas por las que se rige? Vamos a obtener respuestas.

El Método Dorn

El Método Dorn es una terapia de tipo fundamental, que se rige por sus propios principios y reglas, que de una u otra forma, lo caracterizan y a su vez lo distinguen de otros métodos. Las principales reglas básicas se diferencian generalmente al actuar dentro del campo práctico o de aplicación.

A continuación, vamos a descubrir todas las reglas que rigen este método, y que lo convierten en una terapia cuyos procesos se realizan de forma asistida y están orientados al logro de un objetivo.

Simpleza

Este método se rige a través del principio de la simpleza, haciendo uso de dos áreas; el área que ejerce el terapeuta, y el área de autoayuda que puede ejercer el paciente o persona que esté interesada.

En la aplicación del método los terapeutas, después de hacerse una idea sobre la formación, con sus debidas influencias e interrelaciones en el individuo, consideran su inclusión al tratamiento. Posterior al proceso ejercido por el terapeuta, los pacientes pueden, o bien optar por aprender el método, o bien aplicarlo como parte de su autogestión.

Suavidad

Otra de las reglas que fundamenta el método Dorn es la suavidad, debido a que es una terapia aplicada con gran sentido de respeto y empatía hacia la persona o paciente.

Además, también se basa en manejar con suavidad y por medio de la presión necesaria cualquier resistencia presente en los tejidos al momento de que el terapeuta trata las apófisis espinosas de las vértebras o cualquier otro hueso.

Adicionalmente, la velocidad y alcance de la terapia dependerán de lo que el paciente decida, con la finalidad de que se sienta cómodo, dejando de lado cualquier tipo de presión o violencia características de otros métodos.

Aplicación manual

El método Dorn se conoce por ser aplicado manualmente, ya que durante todo el tratamiento se utilizan los pulgares. Sin embargo, existen ocasiones que, posterior al diagnóstico, el terapeuta decide la importancia de complementar con algún tipo de instrumento.

Otra particularidad de la terapia es que no emplean ningún tipo de medicamentos, y será aplicada según la anatomía y necesidades del paciente.

Pueden tratar todas las articulaciones

La funcionalidad del método le permite tratar todas las articulaciones, estableciendo las interacciones en cada paciente. Después de que la técnica tenga éxito de la mano del terapeuta, el paciente puede solicitar instrucciones para aprender el método y emplearlo en sí mismo.

Autoejercicios

Este es uno de los principios fundamentales del Método Dorn, debido a que cada individuo tiene la potestad de recibir instrucciones que le permitirán su aplicación por medio de autoejercicios aprobados por el terapeuta.

método Dorn

La instrucción que dictan a los pacientes debe estar acompañada de un proceso guiado de toma de conciencia, con la finalidad de que la persona no sólo aprenda los ejercicios, sino que pueda de alguna forma identificar el origen del malestar y pueda tomar acción terapeuta para solucionar el problema.

De esta manera, el terapeuta utilizará un lenguaje claro y sencillo, para que el paciente pueda entender cabalmente los ejercicios que debe practicar cuando así lo requiera.

Finalmente, todo el proceso terapéutico que conforma el Método Dorn se fundamenta en el alcance de un objetivo, el cual debe arrojar resultados palpables después de su aplicación. Así que si tienes metas propuestas por cumplir, esta técnica será muy útil.

Visto en Dorn Methode Therapie, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx