Tiempo de transición: Hermana Bernadette

Fanny Zapata

Este es un tiempo de transición, durante el cual finaliza un ciclo, así lo afirma la Hermana Bernadette Soubirous en este mensaje canalizado a través de Sylvain Didelot.

«Buenas noches, Hijos de la Luz. Soy la Hermana Bernadette y rara vez me expreso por este medio que es la canalización. Pero hoy he sentido que el momento es oportuno, y también siento, en mí misma, audacia y fuerza.

woman gf7bb01d42 1280 tiempo de transicion hermana bernadette i459560

Estamos en el tiempo de transición entre un ciclo y el siguiente, en el que daremos un gran paso adelante en la evolución. Fuente: Pixabay.

Durante la existencia en la que me habéis conocido, viví lo que ustedes llaman «milagros en la forma». Pude ver a nuestra Santísima Madre la Virgen presentarse ante mí y mis amigos, y también delante de mucha gente que pertenece a la hermandad que somos todos.

Un tiempo de transición

Por eso deseo decirles hoy que la Santa Madre, a la que llamáis María, continúa presentándose a este mundo una y otra vez. Su presencia a tu lado, a nuestro lado, es algo que debe estar fuera de toda duda.

Ella trabaja en paz, por Amor y a través del Amor. Esto es algo que también quiero transmitir hoy, a través de mis palabras y de mi discurso.

Por supuesto, ustedes conocen los tiempos difíciles. Yo también he conocido tiempos de guerra, de tentaciones, la tentación de la simplicidad, la tentación de no resistir.

Durante mucho tiempo yo pensé que tenía que, como decirlo, someterme a todo. Y luego comprendí que debía someterme solo a Dios y a Su propia voluntad, pero no a la de los hombres.

La voluntad del Hombre es a menudo una voluntad de poder, de directiva, que no está en el amor y la hermandad, sino que crea conflictos y oposiciones. Así lo sentí yo.

Por ello elegí retirarme a las órdenes religiosas, haciendo voto de hermandad y colaboración con todos, para ayudar a todos aquellos que me lo pidieron, y que todavía lo siguen haciendo hoy día.

Porque escucho las oraciones y quiero acceder a tantas de ellas tanto como sea posible.

Almas de Luz, conozco vuestro nacimiento divino. Sé que son la perfecta encarnación de lo divino, y por eso los invito, no a la rebelión, sino por el contrario, a la fraternidad, a implementar intercambios y a la ejecución de la Paz.

Por último, quiero pedirles que no le concedan el poder a quienes los dividen, o a aquellos que buscan dividirlos a todos.

La unión no es solo fuerza. La unión es, sobre todo, amor. Ese Amor tan grande que la Madre quiere darnos.

Esta Santa Madre, esta mujer alegre, feliz, que es la Santísima Virgen, nos invita a reconocer en nosotros mismos nuestra Esencia paterna, no solo que somos de la misma familia, sino también el hecho de que debemos cuidar de todos, porque este tiempo no es solo lo que vives, ni la apariencia de lo que se te muestra.

No se trata solo de esta terrible experiencia que es la enfermedad, de la que muchas personas me hablan. También está este sabor de soberanía, de la reanudación de la hermandad, repito, y sobre todo, saber que esta es la fase de transición que los conducirá a un mundo de Luz y Amor encarnado.

Este mundo de Luz y Amor es dulce, tierno, alegre. No duden de que llegará.

Por supuesto, el camino parece difícil, arduo y a menudo largo, pero la paciencia también es una gran virtud.

Así que no aumentes demasiado tus emociones, aquí está el mejor consejo que te puedo dar.

No amplifiques lo que sientes. Más bien deja que pase a través de ti, confíalo a los Guías, a los Espíritus, a vuestros ángeles, a la Luz en general.

Estamos contigo. Estamos aquí para ayudar, proteger, servir. Esto es lo que sí funcionará en la liberación: tú y nosotros.

Esta liberación de la que estoy hablando no es la del tiempo que están viviendo, sino la de todo un ciclo que está terminando ahora, en el momento en que me dirijo a ustedes.

sainte bernadette srvb tiempo de transicion hermana bernadette i459560

Bernadette Soubirous fue una religiosa nacida en Francia en 1844. Fuente: Wikimedia Commons.

Todo este proceso los llevará a entrar en otra fase de la evolución, por supuesto. Y nos encontramos en el tiempo de transición, pero esta etapa, de hecho, ha durado cientos de años, no unas pocas horas, meses o años.

Sin embargo, en apenas cientos de años los pueblos han perdido la hermandad, en beneficio de la ganancia, del dinero, del poder, del vicio y de toda clase de lujuria.

No condeno a los que incurrieron en esto. Yo misma he pasado por muchas invasiones de mi conciencia, he cometido muchos errores y tenido muchas creencias.

El que está frente a ti es tu hermano

Pero la Dulce Madre, ¿qué me recordó? Que no mires, no escuches, no medites. Solo ten la confianza de que el que está frente a ti es tu hermano, es tu amada hermana.

La felicidad y la sabiduría pasan a través de esta Conciencia, a través de este conocimiento.

La humanidad es grande y amorosa. Sabe cómo lidiar con este mundo, y utilizarlo para servir. Porque servir a la obra más grande es, sobre todo, servir a vuestra divinidad, a vuestra fe.

No estoy hablando de religión, incluso aunque esté hablando de la Dulce Madre María. Tampoco estoy afirmando que un tipo cristianismo sea superior a otro.

Sabes, donde me encuentro ahora, nada es superior a nada. La única religión es el Amor, un amor vivido, un amor pacífico que no busca dañar, ni construir ni deconstruir, un amor que se contenta con estar en el lugar donde reside esta Luz que sois.

Queridas Almas de Luz, así es como les llamo a ustedes, yo les exhorto a que vayan en busca de su propia Luz, de su propio alivio.

Tú mismo eres el Gran Maestro que estás buscando, eres la Guía que necesitas, eres el Amor que requieres. Tú eres todo esto y mucho más, en este tiempo de transición.

Queridos Hijos de la Fuente, ninguno de vosotros ha sido abandonado, olvidado o maltratado, a pesar de las apariencias. Lo oigo, lo entiendo y lo sé.

Estáis en el trabajo común de abrir este mundo a su propia Luz en este nuevo año, el cual será un tiempo de transición y de entrada a la Luz para muchos, sin importar la forma como logren entrar a ella.

Algunos podrían decir que los estoy invitando a entrar en las órdenes, y no puedo decir que es completamente falso, debo admitirlo ante ustedes.

Pero también los invito a la sabiduría, a no exagerar lo que es, a dejarse llevar también por la experiencia, sabiendo dónde está su corazón y qué quiere hacer.

¿Tu corazón realmente quiere dividirse?

¿Realmente tu corazón quiere dejar a un lado a su hermano o hermana, con el pretexto de que tiene razón o que está equivocado?

De ser así, estarías buscando mantener la fe en ti mismo, en lugar de confiar en Dios.

Ustedes se han vuelto demasiado hacia el lado de la auto-preservación, en lugar de la preservación del Gran Ser, del Ser superior.

Por favor no intentes tanto preservar la forma, como preservar el fondo de lo que es. No hay nada mejor que dejar traslucir a Dios en ti, traslucir al Amor.

Me gustaría pasar mi tiempo cuidando de cada uno de ustedes, y sé que están siendo atendidos. Mi canalizador diría que están siendo atendidos por su Conciencia Superior.

Personalmente, les diré que pueden hacerlo a través de su Padre celestial, que de una manera es energía capaz de aconsejar, ayudar y amar, así como la Madre divina, que también puede aconsejar y ayudar. Para lograrlo, crea un espacio de Paz dentro de ti. Lo puedes hacer acelerando la Paz.

¿Cómo crear un espacio de Paz y acelerar la Paz?

Ponte en esta mentalidad: por unos momentos no oír, ni ver ni hablar. Desconocer todo lo que pasa por el habla, por los ojos y por los oídos Solo dejar pasar este lenguaje de Luz y Amor, este sentimiento de que soy amada.

Es este sentimiento del amor del Padre por mí, pero también de mí hacia mí misma, un Amor del que soy digna.

Dale tiempo y espacio en tu interior a esta sensación tan verdadera, de que eres amado por el Padre.

En el silencio que se establece como resultado de este ejercicio, habrás tocado esta Paz amorosa de la que estoy hablando, y habrás acelerado esta Paz.

Ella te traerá grandes beneficios, te otorgará gran fuerza. El Amor de Dios es el amor de todo lo que es.

dove g84947ba1b 640 tiempo de transicion hermana bernadette i459560

Durante este tiempo de transición, es necesario crear un espacio para la paz en ti mismo. Fuente: PIxabay.

Tal vez algunos piensen que nuestras palabras son ligeras. No demasiado profundas, dirán algunos, pero esta es la sabiduría del niño, el amor del niño que ya está en el cielo.

Lo que quiero decir con eso es que ustedes son la traducción de lo Divino. Y el niño traduce lo Divino en sus palabras. Él saca sus emociones hacia la luz, te las hace llegar, no las oculta.

No escondas tu corazón, y si también te trae sus ansiedades, no las escondas. Eso es lo que significa traducir al niño, que es traducir la Divinidad también, sin contenerse en uno mismo.

Y lo que más te ayuda es el hecho de no dejar pasar las palabras.

Cuando hablo con ustedes, a menudo uso las mismas palabras de mi canalizador, incluso a veces sus expresiones, porque esto nos hará más fluidos el camino y el trabajo.

También significa permitir que el habla sea más libre, sin esconderse detrás de un lenguaje complicado e incomprensible, sino empleando palabras que todos entiendan, porque es nuestra voluntad ser comprendidos por todos.

Ninguna de las verdaderas enseñanzas de la Luz es completamente hermética ni requiere vocabulario abstracto. La verdad de Dios es simple, sus palabras son simples.

Tambien quiero recordaros que estáis entrando en el Amor de la Madre, en el Amor de María. Ella se representará a sí misma, reaparecerá de nuevo, para expresar cuán viva y vibrante es esta Luz en este mundo, al que llenará de amor y paz.

Y ahora, hermanos y hermanas de la Luz, os voy a dejar junto a otro padre, otro hermano, al que conocéis bajo el nombre de Saint Curé de Ars, que también es vuestro hermano, no lo dudéis»

Mensaje canalizado por: Sylvain Didelot.

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

SŒUR BERNADETTE – Vous êtes le Grand Maître que vous recherchez…

1 comentario

  1. Un bello recordatorio de lo que siempre hemos sido. Grandes esperanzas para seguir nuestra evolución , siempre hacia la luz y el amor incondicional . Gracias gracias gracias por estos mensajes de luz. Que así sea es lo que más anhela mi ser .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx