Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Extracto del curso sobre "Convertirse en el Creador Que Se Es"

Extracto del curso sobre "Convertirse en el Creador Que Se Es"

El creador trabajando en el ADN

 

Un Curso sobre Convertirse en el Creador Que Se Es

Introducción

Por Jonh McCurdy

www.creatorship101.com

Traducido por Maribel González – marigo28@gmail.com

 

 

Querido creador,

 

¿Estás listo para llevar tu creación al siguiente nivel?

 

¿Estás cansado de vivir a merced y antojo de todos los demás?

 

¿Estás listo para ser el creador que eres?

 

¿Estás listo para enamorarte de ti mismo?

 

Oh sí, eso es lo que se requiere para ser un creador.

 

Tú eres un creador, pero has estado usando tu poder creativo para complacer a todos los demás. Has estado creando para ellos en lugar de para ti, y entonces te preguntas por qué tu vida es semejante desastre.

 

Ser un creador se trata de enamorarse de uno mismo. Se trata de crear para uno, y para nadie más. Se trata de vivir para uno, y para nadie más. Pero algo chistoso sucede cuando se hace eso, queridos amigos. Cuando se vive la vida para uno, cuando uno se enamora de uno mismo, entonces lo que se hace y lo que se crea de manera natural le sirve a todos los demás.

 

¿Están listos para eso, queridos amigos?

 

De ser así, únanse a nosotros en esta clase de cómo ser el creador que son.

 

¡Son un ser grandioso y magnificente! Oh sí, hasta tú que te sientes tan pequeño.

 

¿Están listos para conocer su magnificencia?

 

Esta clase no es para todo el mundo. Esta clase es para aquellos que son serios. Esta clase es para aquellos que están listos para cambiar sus vidas.

 

Esta clase no es para aquellos que quieren hacer su vida un poco mejor, o que sólo quieren averiguar cómo hacer un millón de dólares. Esta clase se trata de aquellos que quieren  cambiar sus vidas, y se trata de aquellos que quieren introducir la abundancia que tal vez no tenga nada que ver con el dinero. Esta clase es para aquellos que quieren vivir la vida como todo lo que son, y que quieren experimentar el gozo y la increíble abundancia, de todas las formas, que ellos son.

 

Tú eres un ser abundante, querido amigo, pero la abundancia llega de muchas, muchas formas diferentes. A medida que te enamoras de ti llegará en más formas, y todo lo que necesites estará ahí cuando lo necesites.

 

¿Estás listo para dejar que eso entre?

 

Esta clase se trata de confiar en uno mismo, porque a menos que se confíe en uno mismo no se puede crear para uno. Hasta que no se confíe en uno mismo se está creando para todos los demás, y no para uno.

 

¿Estás listo para empezar a confiar en ti mismo?

 

Oh, sabemos que hay mucho más acerca de ti en que no confías. Esta clase te ayudará a cambiar eso, pero únicamente si hablas en serio. Si hablas en serio sobre convertirte en todo lo que eres, entonces esta clase te ayudará con eso. Pero no lleves esta clase si no hablas en serio, porque va a cambiar tu vida.

 

¿Están listos, queridos amigos? ¿Están listos para empezar a descubrir quien realmente son? ¿Están listos para despertarse del sueño y ser el creador que son?

 

De ser así, entonces los invitamos a seguir adelante con nosotros.

 

Nosotros somos la voz de este que llaman John, pero somos la voz de mucho más que el humano. Somos la voz combinada del John humano y de su alma, y de todo lo que él es, porque él es un creador maestro. Él todavía está descubriendo eso, al igual que ustedes, porque ustedes son un creador maestro también.

 

También hablamos como la voz combinada de muchos amigos y otros seres a quienes John les pidió que fueran parte de este mensaje, y que ayudaran a pasarlo. Hay muchos ángeles, lo que ustedes llamarían ángeles, involucrados en este mensaje, pero nosotros estamos aquí para ayudar. Es John, y todo lo que John es, el que está creando este mensaje.

 

También incluimos, querido amigo, si lo permites, la voz de tu propio espíritu, de tu propia conciencia. Sin importar cuando escuches esto o leas este material, tu conciencia está cruzando a través del tiempo y uniéndose a la creación de este mensaje, si lo permites. Así que no se sorprendan a medida que pasan por este material,  si hay momentos en que sienten a su propia voz, a su propia alma, hablándoles.

 

Bienvenidos, queridos amigos, queridos creadores.

 

¡Bienvenidos a Creadorazgo 101, y bienvenidos a todo lo que son!

 

 

Acerca de Creadorazgo 101

Acerca del Autor

 

¡Hola! Mi nombre es John McCurdy, y soy el autor de este curso.

 

Nací y crecí un cristiano fundamentalista, y en mis veintes me encontré con que el cristianismo simplemente ya no funcionaba para mí. No tenía ningún sentido, y así empecé a buscar de qué se trataba la vida. Y entonces empecé a descubrirme.

 

Descubrí la metafísica, descubrí que había vivido muchas vidas y que soy un ser eterno, y los recuerdos comenzaron a entrar a raudales, recuerdos de otras vidas y otros lugares, y empecé a aprender que yo soy un creador. Al mismo tiempo, estaba teniendo problemas con casi todo en mi vida, y me pregunté, ¿Cómo puedo ser un creador cuando mi vida es un caos? ¿Cómo puedo ser un creador y estar en quiebra? ¿Cómo puedo ser un creador y estar solo, y no tener una relación con otra persona?

 

Pero sabía en mi corazón que era verdad, así que me dispuse a descubrir cómo crear. Estudié, leí muchos libros, asistí a muchos talleres. Aprendí sobre el poder de la mente. Aprendí sobre la ley de atracción, y traté de que funcionaran en mi vida. Pero por alguna razón simplemente nunca funcionó, o al menos no lo parecía. Pero poco a poco empecé a ir más profundo en mí.  Muy lentamente la vida comenzó a tener más sentido.

 

Con el tiempo empecé a aprender que ser un creador no se trata de estar en control, porque el control es una ilusión. Por fin empecé a aprender que ser un creador se trata de enamorarse de uno mismo. Más que eso, ser un creador se trata de confiar en uno mismo, absoluta y completamente.

 

Oh, tomó tiempo. Tomó muchos, muchos años. Pero cuando por fin empecé a confiar en mí mismo, entonces todo empezó a cambiar. La mujer de mis sueños llegó a mi vida. El dinero comenzó a fluir más fácilmente. Pero más que nada, me encontré sintiéndome contento y feliz. Pero esa sensación llegaba antes de que las manifestaciones externas llegaran. 

 

Después de una serie de relaciones difíciles finalmente llegué a comprender que era la relación conmigo lo que importaba, y como desarrollo esa relación conmigo encontré que ya no necesitaba a otra persona en mi vida. Y entonces, la persona con la que había soñado durante tanto tiempo fue capaz de entrar en mi vida.

 

Como me he dado cuenta de que la vida no se trata de dinero, que no importa la cantidad de dinero que tengo porque todo lo que necesito siempre está aquí cuando permito que lo esté, como he llegado a confiar en eso, la abundancia del dinero ha crecido y ha habido más y más.

 

Creadorazgo 101 surge de mi corazón y de mi alma. Proviene de mi experiencia. No es una teoría, no es sólo otro conjunto de normas. Es lo que yo que es verdad y lo que vivo cada día. Es la esencia de quien soy. Surge de mí y surge de todo lo que soy, de mi alma.

 

Y en cierto sentido surge de ustedes, queridos amigos, porque si lo permiten, su propia energía está presente en estos mensajes. Su propia energía, desde donde sea y cuando sea que lean o escuchen este material, cruza a través del tiempo y está presente en su creación.

 

Así que bienvenidos, queridos amigos, a Creadorazgo 101, y al descubrimiento de todo lo que son.

 

Yo soy el que soy.

 

Y así es.

 


Cómo Llegó a Ser Creadorazgo 101

 

Queridos creadores,

 

Este curso ha llevado mucho tiempo gestionándose. Este que conocen como John estuvo viendo su calendario hace poco, para ver cuánto tiempo ha pasado desde que comenzó a pensar en ello: un poco más de cuatro años, pero en realidad ha sido mucho más que eso. En realidad él se ha estado preparando para transmitir este mensaje desde antes de nacer.  Él se ha estado preparando durante muchas, muchas vidas.

 

Porque miren, John es un maestro ascendido. A él se lo olvida, y le ha tomado muchos años en la Tierra, en su forma humana, recordar eso. Pero él ha vivido muchas, muchas vidas en la Tierra, y a lo largo de ese viaje realmente se ha descubierto a sí mismo, y él es un maestro ascendido.

 

Queridos amigos, ustedes son maestros ascendidos también. Ustedes también aún están recordando, y si este material los llama, si el concepto entero de descubrir su propio creadorazgo les llama la atención, entonces su tiempo para recordar está aquí.

 

Hace cuatro años John surgió con la idea de Creadorazgo 101, y registró el nombre de dominio, creatorship 101.com. Y empezó a escribir. Él pensó que iba a escribir un libro. Pensó que crearía una clase. Pero escribía durante un rato, entonces se devolvía y volvía a leer lo que había escrito y se daba cuenta de que era tan mental.

 

Él creó una clase y la impartía una vez por semana en su casa, y a veces una persona se presentaba, a veces dos o tres, pero él encontró que la información que presentaba era tan mental. No se sentía en absoluto como lo que él sabía, y lo que quería estar presentando. Así que dejó de impartir la clase.

 

Pasó el tiempo, y siempre detrás de su mente John sabía que tenía que estar creando Creadorazgo 101, pero no sabía cómo. Por fin acudió a su querida hermana, Jean Tinder, que tiene el don de la canalización y que podía hablar con nosotros, su equipo, y permitirnos hablarle directamente a John. Y John vino a nosotros y dijo, “Siento que tengo que escribir, pero todo lo que escribo es tan mental. No transmite lo que quiero transmitir. No transmite lo que sé. ¿Qué puedo hacer?”

 

Así que le dimos a John un ejercicio. Dijimos, queremos que pases por lo menos un hora cada mañana, sin fallo, antes de hacer cualquier otra cosa más que cuidar tu biología. Queremos que te sientes y escribas lo que se te viene a la mente. No para nadie más, no tiene que tener sentido; sólo escribe lo que sea que esté ahí.

 

Así que John comenzó a hacer eso. Cada mañana pasaba una hora haciendo su “vertedero de mente,” y después de unas cuantas semanas —oh fue tan difícil, a veces era tan difícil para John escribir, poner en la computadora lo que fuera que tuviera en su mente, pero después de unas cuantas semanas algo sucedió. Hubo algunos asuntos con los que estaba luchando, y escribió sobre ello, y formuló una pregunta. Y luego escribió la respuesta a su pregunta.

 

Y John la miró, y preguntó, “¿De dónde vino eso?” Entonces se dio cuenta que había venido de su propia alma. Así que formuló otra pregunta y la respuesta llegó, y otra, y así se desarrolló una conversación durante las siguientes semanas, una conversación con la propia alma de John. Y con eso todo cambió.

 

John empezó a confiar en sí mismo mucho más. Descubrió que ya tenía la respuesta a cada pregunta que pudiera encontrar. Y entonces un día John empezó a sentir un impulso de hablar, porque sabía que tenía que poder llevar este mensaje de creadorazgo a otras personas.

 

Así que una mañana el alma de John le preguntó, “¿Cuánto estás dispuesto a confiar en ti mismo? ¿Estás dispuesto a confiar en ti mismo lo suficiente para encender tu grabadora y abrir tu boca?”

 

Así que John encendió su pequeña grabadora de voz, abrió su boca y empezó a hablar. Sólo que era su alma la que hablaba, y John tuvo una conversación con su alma. Y luego su alma empezó a hablarle a otros, y durante las siguientes semanas, cada mañana, John encendía su grabadora y permitía que su alma hablara. Entonces él transcribía la grabación y la publicaba en su blog.

 

Y entonces un día el alma de John le preguntó, “¿Cuándo va a empezar tu libro? ¿Estás listo para confiar en ti mismo tanto?”

 

John dijo, “Lo haré.”

 

Y su alma dijo, “¡Hagámoslo entonces!

 

Y así nació Creadorazgo 101, y cada mañana un nuevo capítulo llegaba. John se encontró a sí mismo canalizando a su propia alma, junto con las energías de su propio equipo, y la de muchos otros que son parte de este proceso. Y cada mañana se sentaba con su grabadora y traía un nuevo capítulo, y luego lo transcribía.

 

Pero pronto descubrió que cuando los leía simplemente no era lo mismo sin la voz, y se dio cuenta de que tal vez aún no era tiempo para un libro, sino en cambio, de ponerlo en línea, de ponerlo a disposición tanto en forma escrita como en audio. Entonces nació esta página web, y este curso sobre ser el creador que son.

 

Oh, John ha luchado con dudas, al igual que todos ustedes. Se pregunta si es lo suficientemente bueno, y nosotros le seguimos recordando que confíe en sí mismo, porque él es un gran creador y todo lo que hay en esta página web viene directamente de la propia experiencia de John. Las cosas en este curso no son teorías, queridos amigos. Son cosas que John ha aprendido a lo largo de vidas de experiencia, y que vive todos los días.

 

Por medio de todo esto John ha descubierto un gozo y una paz en su sí mismo, en su vida, y un nivel de abundancia, que nunca conoció antes. Y ese gozo y esa paz, y esa abundancia, están disponibles para ti querido amigo, querido creador, si lo eliges. Si estás dispuesto a amarte, a confiar en ti mismo, porque esa es la clave para ser el creador que eres.

 

Así que disfruten de este curso, queridos amigos. Asimílenlo.

 

Permitan los cambios que entrarán de manera natural a su vida.

 

Permítanse recordar quienes realmente son.

 

Permítanse empezar a confiar en ustedes

 

Y así es.

 

Lección 1: Tú Eres Un Creador

 

Saludos, queridos amigos.

 

Somos la voz de este que llaman John, y de muchos, muchos otros.

Estamos aquí en este tiempo para hablar sobre la creación. Estamos aquí para hablar de cómo ustedes son un creador, y de cómo pueden reclamar su creadorazgo.

 

Queridos amigos, ustedes son creadores, cada uno de ustedes. Ustedes son el más grandioso de los creadores. No existe ni un solo ser en ningún lugar en todo el omniverso que sea un mejor creador que ustedes. ¡Ustedes son creadores!

Oh, miran su vida y preguntan, “¿Cómo es posible que sea un creador? ¡Mi vida es un desastre! Mira todas estas cosas que no quiero. ¡Mi vida está repleta de ellas!

 

Queridos amigos, ustedes las crearon. Cada una de ellas.

 

Parece que fueron creadas por otros. Parece que ustedes han sido la víctima de las agendas de tantas otras personas, y de cierto modo lo han sido. Pero únicamente, únicamente, en el sentido que ustedes le dieron su poder de creador a ésos otros. Sigue siendo suya queridos amigos, sigue siendo su creación, pero se les olvidó. Se les olvidó que son el creador, así que crearon de acuerdo a los deseos e instrucciones de todo el mundo a su alrededor.

 

¿Pueden sentir eso, queridos amigos? Ustedes crearon todo en su vida, pero lo hicieron de acuerdo a la voluntad de los demás, en lugar de acuerdo a su propia voluntad.

 

Ahora, ¿por qué harían eso?

 

Lo hicieron, queridos amigos, porque perdieron la confianza en sí mismos.

 

Hace mucho, mucho tiempo antes de venir a la Tierra por primera vez, antes de que la Tierra siquiera hubiera sido creada, ustedes perdieron la confianza en sí mismos. Llegaron a creer que habían hecho algo malo. Se sintieron perdidos. Sintieron que habían disgustado a Dios, esa fuente de la que vinieron, sólo que se les olvidó que era su fuente. Llegaron a creer que habían hecho algo malo y que habían sido castigados, desterrados del hogar, o que de alguna manera habían dejado el hogar sin darse cuenta de las consecuencias. Entonces perdieron la confianza en sí mismos.

 

Empezaron a dudar de sí mismos, y en esa duda empezaron a acudir a los demás. Empezaron a pensar que quizás ellos sabían algo que ustedes no sabían, así que acudieron a ellos y los convirtieron en los expertos, y desde entonces ustedes han estado creando de acuerdo a su voluntad. Han estado creando lo que piensan que otros quieren de ustedes y de acuerdo a lo que piensan que ellos quieren que ustedes sean. Ya sea eso, o han estado creando en reacción a lo que piensan que otros quieren, pero casi toda su creación ha sido determinada por otras personas, por otros ángeles.

 

Oh sí querido amigo, tú eres un ángel.

 

La verdad es que nunca hicieron nada malo. La verdad es que desde el principio, el Espíritu se dio cuenta de sí mismo. La consciencia se dio cuenta de sí misma, e hizo la pregunta, “¿Quién soy?”

 

En esa pregunta nació la dualidad. En ese instante Todo Lo Que Era explotó en un billón, billón de sí mismo y salió a buscar la respuesta.

 

La verdad es que la respuesta se encontró en el instante que se hizo la pregunta. Pero ustedes, queridos amigos, querían experimentar encontrarla, porque únicamente en esa experiencia podían realmente comprenderla. Así que salieron, todos y cada uno de ustedes uno de ésos billones, billones de múltiples de Todo Lo Que Era.

 

Ustedes no son un fragmento de Todo Lo Que Era. Ustedes son Todo Lo Que Era, porque Todo Lo Que Era no se fragmentó. Se multiplicó en un billón billón de sí mismo para que pudiera tener cada pequeño pedazo de la experiencia de encontrarse a sí mismo, de averiguar quién es, y lo que es. Así que queridos amigos, ustedes son Todo Lo Que Era, y mucho más.

 

Así que ustedes dejaron el hogar. En un asombroso gozo, en una asombrosa anticipación, salieron en su viaje.

 

Pero queridos amigos, los viajes constituyen un desafío. Una aventura no sería una aventura si fuera fácil. Se encontraron a sí mismos en un vacío, o lo que parecía un vacío, y de repente se sintieron perdidos. Se sintieron solos.

 

Nunca antes se habían sentido solos, porque cuando eran Todo Lo Que Era no existía la soledad. No había nadie más, así que ¿cómo es posible estar solo o de cualquier otra manera? Simplemente eran. Pero ahora se sentían solos, perdidos en un vacío. Se sentían como si se estuvieran desvaneciendo poco a poco de la existencia.

 

Y ahí, queridos amigos, es cuando empezaron a perder la confianza en ustedes mismos. Ahí es cuando empezaron a olvidarse de quienes eran.

 

Pero queridos amigos, ni siquiera eso fue un error. Necesitaban olvidar, porque necesitaban tener plenamente la experiencia que estaban a punto de tener. Querían salir a las profundidades de la experiencia. Querían real, real, realmente entender lo que es ser ustedes. Así que salieron en su viaje.

 

Recuerden, queridos amigos. Sientan atrás. Sientan atrás, profundo en sus memorias.

 

Sientan el gozo, el gozo que sintieron al salir en su viaje.

 

Y así es.

 

 


Lección 2: El Viaje

 

Y así fue, queridos amigos, que salieron en el más grandioso viaje que haya habido.

 

Todos salimos en este gran viaje, porque cada uno de nosotros es Todo Lo Que Era. Cada persona, cada ángel que existe en cualquier lugar, es Todo Lo Que Era.

Ustedes no son una parte de Todo Lo Que Era. Sabemos que es difícil para su mente entender esto, pero ustedes son Todo Lo Que Era. Ustedes no son una parte de alguna grand unicidad que incluye a todos los demás. Sabemos que se les ha dicho eso, pero es un malentendido. Tú, querido amigo, eres tu propio único Uno.

 

Cuando el Espíritu hizo esa pregunta, “¿Quién soy?” explotó en un billón de billones de sí mismo, y le dio a cada uno de ésos sí mismos su propia identidad única, absoluta y soberana. Ustedes, queridos amigos, cada uno de ustedes, es único. Cada uno de ustedes es pleno y completo en sí mismo. Cada uno de ustedes tiene todo el poder creativo que alguna vez haya sido. Es parte de ustedes. Es su derecho de nacimiento. Es lo que ustedes son.

 

Tú eres Dios, querido amigo. No eres un fragmento de Dios, o un aspecto de Dios. Tú eres Dios, y eres todo lo que Dios alguna vez haya sido. Dejen que penetre, queridos amigos.

 

Oh, existe mucho más en cuanto al misterio de Dios. La verdadera esencia de Dios no se puede describir. No se puede poner en palabras. Pero ustedes son eso, queridos amigos. Ustedes son Dios también. Y son como un gran creador como jamás ha existido. Jamás.

 

Así que se embarcaron en una grandiosa aventura. Salieron a descubrir su creadorazgo, a descubrir cómo funciona. Y oh, enfrentaron desafíos. Por un lado había ahora un billón de billones de otros creadores en el universo, y cada uno de ellos tenía su propia idea de cómo debían ser las cosas, al igual que ustedes.

 

Pero cuando miraron a ésos otros no vieron creadores soberanos, porque ustedes no se sentían como un creador soberano. Cuando miraron a su alrededor, vieron lo que parecía ser un espacio finito, y estaba lleno de otros ángeles como ustedes. Y llegaron a creer que ésos otros ángeles podían afectarlos, y porque ustedes lo creyeron, lo hicieron.

 

Así que crearon. Oh, crearon grandiosos universos; planetas, soles, galaxias, más de lo que podrían imaginar desde su perspectiva humana. Empezaron a crear, y luego alguien se presentó y dijo que ustedes estaban equivocados, que no debían crear tales cosas, o que debían crearlas de esta manera en vez de la forma en que las habían creado.

 

A veces les creyeron, y cambiaron su creación para complacer a esa otra persona. A veces no les creían en absoluto, y siguieron creando de la forma en que querían, y luego ellos se molestaron. Entonces ellos empezaron a interferir con su creación. Empezaron a crear sus propias cosas en el espacio de ustedes, cambiando lo que habían creado, entonces ustedes se molestaron mucho. Luego se pelearon con ellos y los ahuyentaron, o quizás ellos los ahuyentaron a ustedes. Esto continuó por lo que podrían considerar mucho tiempo, y durante todo, más y más ustedes perdían confianza en sí mismos.

 

Llegó un punto en que la batalla entre los ángeles llegó a ser tan intensa que la creación comenzó a detenerse, empezó a disminuir. Comenzó a tomar más tiempo crear. Todo comenzó a disminuir. Esto los alarmó, y a los otros. Miraron a su alrededor y dijeron, “Tenemos que hacer algo, porque si la energía sigue disminuyendo podríamos dejar de existir.” Pero no sabían qué hacer, porque estaban tan atrapados en las batallas que no sabían cómo detenerlas.

 

Por fin una reunión se invocó, con representantes de todas las familias de los ángeles de todas partes. Estos representantes se reunieron y dijeron, “Tenemos que hacer algo.” Muchas cosas se discutieron, y una serie de planes fueron creados.

 

Uno de esos planes fue crear un planeta en algún lugar fuera en el extremo de una galaxia desconocida, donde todo podía ser lento, donde los ángeles pudieran bajarse a la densidad de la biología y luego reproducir algunas de las cosas que habían pasado con el fin de llegar a una nueva comprensión. Y así, la Tierra fue creada.

 

En términos humanos, tomó mucho tiempo transformar esta roca en el espacio. Un ángel llamado Gaia vino, y empezó a infundirle vida a la Tierra. Infundió su propia esencia en la Tierra, y la hizo cobrar vida.

 

Así de poderosos son como un creador, queridos amigos. El ángel Gaia no es diferente a ustedes. ¡Ustedes tienen la capacidad de infundirle vida a cualquier cosa que quieran!

 

Y así Gaia le infundo vida a la Tierra, y luego ustedes vinieron. Muchos de nosotros vinimos a la Tierra en ese momento, y a través de un proceso muy difícil y a menudo aterrador, bajamos nuestras energías a la biología de la Tierra. Llevó mucho tiempo de experimentación antes de que por fin aprendiéramos a habitar plenamente un ser biológico, hasta que por fin, en los tiempos que han sido llamados Atlantis, nos decidimos por la forma humana y nos pusimos a trabajar juntos en la Tierra.

 

Regresamos una y otra vez. Aprendimos, luchamos, discutimos, hicimos las paces y luego la perdimos, una y otra vez. La belleza del sistema era que podíamos regresar una y otra vez. Vivíamos una vida—a veces era corta, a veces era más larga—y luego moríamos y regresábamos, en parte, a nosotros mismos.

 

Queridos amigos, hay una parte de ustedes que dejaron atrás. Hay una parte de ustedes que nunca ha estado en la Tierra. Esa parte estaba escondida en un lugar seguro, como en un capullo, mucho antes de que vinieran a la Tierra. La escondieron para mantenerla a salvo, y han estado separados de esa parte desde antes de que la Tierra fuera creada. Incluso cuando morían no regresaban a eso. Cuando morían regresaban a lo que podríamos llamar los reinos Cercanos a la Tierra, a los reinos que estaban cerca de la Tierra. Se acordaron un poco de quiénes eran, pero en su mayor parte ni siquiera recordaban en ese momento, y regresaban de nuevo a la Tierra tan pronto como podían. Vida tras vida, han estado aquí en la Tierra.

 

Oh, pensaron que eran tan pequeños. Todavía piensan que son tan pequeños. Pero queridos amigos, escuchen esto: ¡Ustedes se encuentran entre los más valientes y más grandiosos de los ángeles que han existido jamás!

 

Cuando salió la convocatoria de voluntarios para este proyecto peligroso y arriesgado, este gran experimento, casi todo el mundo dijo, “Yo no,” y se contuvieron. Pero ustedes, queridos amigos, ustedes dijeron, “Yo iré.” Ustedes eran los líderes. Aún son los líderes, incluso si no lo saben.

 

Así que vinieron a la Tierra. Se permitieron olvidar quiénes eran; se permitieron pensar que eran pequeños. Y durante eones de tiempo, durante muchas, muchas vidas, han jugado el juego del pequeño. Han llevado a cabo los argumentos y los desacuerdos y las batallas que habían ocurrido antes, y queridos amigos, ¡han aprendido tanto!

 

Ahora el viaje está llegando a su fin. ¡Ustedes han encontrado la respuesta, queridos amigos! Puede que aún no sea evidente para su mente, pero la han encontrado. Ustedes, y todos los demás aquí en la Tierra. Y ahora ha llegado el momento de que recuperen todo lo que son.

 

Han estado fragmentados. Se han fragmentado a sí mismos. Cuando primero dejaron atrás esa esencia divina de ustedes en ese capullo, se fragmentaron. Cuando vinieron a la Tierra sólo una porción de ustedes entró en la biología, así que se fragmentaron de nuevo. En cada vida un nuevo fragmento fue creado, y dentro de esas vidas muchos, muchos fragmentos fueron creados. Nosotros los llamamos aspectos de ustedes. Y ahora queridos amigos, al término de este viaje, ha llegado el momento de reunirse.

 

Oh, no se trata tanto de reunirse con su fuente, porque ustedes son eso. No se trata de reunirse con todos los demás, porque ellos son sus propios seres. Se trata de reunirte contigo, querido amigo. Eso es lo que han añorado todo este tiempo: el reencuentro con su propio sí mismo. Ahora ha llegado el momento de recordar quiénes son, y de recuperar su creadorazgo.

 

Ahora ha llegado el momento para que vuelvas a casa, querido amigo, pero el hogar no está en algún lugar allá afuera en el cielo o en alguna otra dimensión. El hogar está aquí mismo dentro de ti, querido amigo, dentro de tu cuerpo. Está justo aquí, en tu corazón.

 

No eres tú el humano el que vuelve a casa, querido amigo, porque tú estás en casa. Es tú el ángel, es tú lo divino, es todos tus aspectos, todos ésos fragmentos de ti; todos ellos vuelven a casa ahora a ti, aquí mismo, en esta vida, en este cuerpo que habitas en este momento.

 

Tú no vuelves a casa cuando mueres. En cambio, simplemente regresas a la Tierra, hasta que por fin descubres que tú estás en casa, y entonces te llevas eso a donde quiera que vayas.

 

Queridos amigos, su esencia divina está lista para volver a casa a ustedes. La parte de ustedes que escondieron en un capullo, la esencia misma de quienes ustedes son. Oh, ustedes pensaron que tenían que volver a ella. Pensaron que ahí era donde estaba el hogar. Pero queridos amigos, el hogar está aquí, dentro de ustedes.

 

Es el ustedes que ha estado allá afuera sosteniendo un equilibrio para ustedes todo este tiempo, es ese ustedes el que vuelve a casa ahora, y con él viene el recuerdo de todo lo que son. Con él viene su creadorazgo verdadero y consciente.

 

¿Están listos, queridos amigos? ¿Están listos para permitir que todas estas otras partes de ustedes vuelvan a casa? ¿Están listos para poseerlas, para sentirlas, para recordarlas? ¿Están listos para aceptar su creadorazgo divino completo? ¿Están listos para ser el ser soberano que son?

 

No contesten demasiado rápido, porque este no es un proceso fácil, queridos amigos.

 

Con su creadorazgo viene la responsabilidad absoluta. Ya nunca podrán culpar a otra persona, a otro ángel, a otro ser en cualquier lugar, por nada.

 

Y oh, ésas partes de ustedes, ésos aspectos de ustedes, han estado separados por una razón. Están separados porque ustedes no podían lidiar con ellos. Están avergonzados de ellos. Tienen temor de ellos. Han sido cosas y hecho cosas de las que están horriblemente avergonzados. Ellos han matado a gente, han torturado a personas. Han sido asesinados, y han sido torturados. Y han estado escondidos en vergüenza y terror.

 

Queridos amigos, es hora de que ellos vuelvan a casa. Ustedes no pueden seguir adelante sin traerlos a casa, pero cuando ellos vuelven ustedes van a tener que sentirlos. Van a tener que recordar, y van a tener que aceptarlos.

 

¿Están listos, queridos amigos? Este será el proceso más difícil por el que alguna vez hayan pasado en todo su tiempo como un ángel y como un humano. Y será el más grandioso, el más maravilloso, el más satisfactorio, y el más glorioso. Porque queridos amigos, cuando vuelven a casa a ustedes todo cambia. Cuando vuelven a casa a ustedes, nunca estarán solos de nuevo. Nunca más carecerán de nada que necesiten. Cuando vuelven a casa a ustedes, experimentaran un gozo que nunca han conocido, y una realización.

 

Oh, la vida de un creador es una vida realmente grandiosa. La vida de un maestro ascendido, porque eso es en lo que se están convirtiendo, es una vida magnífica.

 

Así que queridos amigos, ustedes van a hacer esta transición en algún momento, porque así simplemente son las cosas. Ustedes no pueden ocultarse de sí mismos para siempre, pero tienen que tomar una decisión ahora mismo. Si van a continuar en este viaje con nosotros tienen que optar por permitir que este proceso ocurra. Si no, va a crear el infierno en sus vidas. Estarían mejor si dejan este libro, o este programa de audio, y continuar con su vida. Está bien si lo hacen. Está totalmente bien.

 

Pero queridos amigos, si han llegado al punto en el que ya no pueden seguir como han sido las cosas, si están listos para hacer lo que sea para volver a casa a ustedes, entonces hagan esa elección ahora.

 

Elijo hacer lo que sea para enamorarme de mí mismo, para darle la bienvenida a cada parte de mí, para aceptar plenamente todo lo que he sido y todo lo que he hecho. Elijo recuperar todo lo que yo soy, y volver completamente a casa a mí.

¿Pueden decir eso, queridos amigos? ¿Pueden asumir la responsabilidad ahora, por su creadorazgo?

 

De ser así, entonces los invitamos a seguir adelante con nosotros. Los invitamos a unirse a nosotros en un grandioso viaje de descubrimiento de su propio sí mismo, y de crear la vida que siempre han soñado.

 

¿Están dispuestos, queridos amigos?

 

Somos completos.

 

Lección3: Un Creador Acepta Todo

 

 

Queridos amigos, el momento del despertar está aquí. Está sobre ustedes. Ese gran momento que se ha profetizado desde que la humanidad ha llevado registros, y antes, está aquí. Ya no es un acontecimiento futuro. Está aquí ahora.

 

Ustedes están despertando, queridos amigos. Están llegando al final de un viaje muy largo, un sueño muy largo, realmente. Porque ustedes soñaron que eran pequeños, soñaron que eran limitados. Fue un gran sueño, lleno de aventuras, y experiencias, y dolor, y gozo, y todo lo que puedan imaginar. Pero queridos amigos, era un sueño.

 

La verdad es que ustedes son un creador, y siempre han sido un creador. No hay ser en ningún lugar, ningún tiempo, ningún lugar, en ninguna dimensión, en Todo Lo Que Es, ¡no hay un ser que sea un creador más grandioso que ustedes!

 

Inhalen eso, queridos amigos. Inhalen su creadorazgo.

 

Oh, preguntan, “¿Cómo puede ser posible que sea un creador, cuando mi vida es un desastre?”

 

Pero queridos amigos, lo son, y el primer paso para recuperar su creadorazgo es apropiarse de ello. El primer paso para ser un creador consciente es reconocer que eres un creador. Así que inhálenlo, queridos amigos, inhálenlo.

 

Ahora, como inhalan su creadorazgo, va a haber algunos problemas que se presentan. Si eres el creador de tu vida, entonces eso significa que eres responsable de todo lo que está en tu vida, de todo lo que alguna vez ha sucedido en tu vida. Esto significa que ya se no puede culpar a nadie más, de manera alguna. Porque tú, querido amigo, eres el que lo creó.

 

Esa persona que los traicionó, esa persona que los lastimó; ya no las pueden culpar, ya que fue su creación, queridos amigos.

 

Y ahora hay un problema aún mayor apareciendo: “¿Cómo es posible que sea mi culpa?”

 

Queridos amigos, no dijimos que fuera su culpa. Ese es un término humano que se utiliza para la vergüenza y la culpa y el juicio. Retírense un momento.

 

Ustedes crearon algunas experiencias grandiosas en su vida. Algunas fueron dolorosas, pero fueron grandiosas. Fueron experiencias. Y queridos amigos, hubo una razón para cada una. Sí, muchas de ellas dolieron, y ya no es necesario crear experiencias que duelan. Pero tuvieron una muy buena razón para todo lo que crearon, así que suelten la culpa, incluso de ustedes mismos.

 

La primera lección del creadorazgo, y la que regresará una y otra vez, es aceptar todas las cosas como son.

 

Oh, pero eso es un reto. Eso vuela contra todo lo que se les ha enseñado, incluso en su movimiento Nueva Era. Se les ha enseñado durante mucho tiempo que tienen que luchar contra el mal, que hay que resistir todo allá fuera que no les gusta.

 

Y entonces llegó esta nueva conciencia. Fue ciertamente un enorme paso hacia delante, pero fue sólo un paso. En esta nueva conciencia se dijo, “Tus pensamientos son los que crean, así que si tan sólo pudieras controlar tus pensamientos, puedes crear más de lo que quieres y menos de lo que no quieres.” Se dijo, “Es lo que piensas lo que crea en tu vida, deja de pensar en cosas malas. Piensa solamente en cosas buenas, y tendrás más de ello.”

 

Bueno, asumieron eso, tantos de ustedes, y comenzaron a trabajar muy duro para pensar sólo en aquellas cosas que les gustaba, que los hacían sentirse bien, e hicieron todo lo posible para evitar pensamientos y sentimientos que no les gustaban. Y en el proceso, queridos amigos, crearon un enorme desequilibrio.

 

Oh, realmente fue un avance gigante, ya que comenzó a ayudarles a ve rque ustedes tienen algo que hacer, un papel que desempeñar en la creación de su vida. Pero no fue la historia completa. La conciencia humana no estaba preparada para toda la historia todavía.

 

Así que ahora preguntan, “Si acepto esta enfermedad que está en mi cuerpo; si acepto esa carcacha de carro que está en mi entrada; si acepto el hecho de que no puedo pagar mis cuentas en este momento; si acepto el hecho de que hay personas en mi vida que hacen cosas que no me gustan; si acepto el hecho de que estoy sufriendo de tantas maneras diferentes; ¿acaso no hará las cosas más grandes?

 

Queridos amigos, escúchennos. Escúchennos con claridad, pues no hay nada que esté más lejos de la verdad.

 

Al  aceptar lo que es, exactamente como es; al aceptar todas las cosas exactamente como son, liberan su propia energía. Se liberan a sí mismos de esas cosas. Siempre y cuando se opongan a ellas, las alimentan. Les toman la palabra. Pero cuando las aceptan, todo comienza a cambiar.

 

Un verdadero creador no controla nada, porque un verdadero creador simplemente crea. Al tratar de controlar algo, al tratar de arreglarlo y cambiarlo, o alejarlo de su vida, todo lo que hacen es hacerlo realidad. Todo lo que hacen es reconocer que existe, y en ese reconocimiento vuelven a crearlo una y otra vez.

 

Queridos amigos, si quieren ser libres, la solución no es tratar de deshacerse de o arreglar nada. En su lugar, bendíganlo. Bendíganlo, queridos amigos.

 

Algunos de ustedes tratan de ignorarlo. Piensan, “Si simplemente no pienso en esas cosas, van a desaparecer.”

 

No, queridos amigos, no lo harán. Porque al tratar de no pensar en ellas, hay una parte de ustedes que todavía se centra en ellas. El sólo intento de ignorarlas las hace reales. Las alimenta, les toman la palabra.

 

No, queridos amigos, sus pensamientos no crean. Pueden influir en su creación hasta cierto punto, porque influyen en quienes ustedes son, pero los pensamientos en sí mismos no tienen poder creativo en absoluto. Fue un malentendido útil, pero ha llegado el momento de ir más allá de ello. Eres tú el que crea, querido amigo, no tus pensamientos.

 

Han escuchado hablar de lo que se llama “la ley de atracción.” Oh, esta ley es muy real en su reino, o al menos eso parece. A la hora de la verdad, no hay una sola ley en ningún lugar, en ningún lugar en el omniverso, que se aplique a un creador, pero aquí en la Tierra la ley de atracción es una forma útil de ver cómo funciona la creación.

 

Se les ha dicho que es sus pensamientos lo que atrae, pero no lo es, queridos amigos. Sus pensamientos son tan sólo una pequeña parte de la ecuación. La ley de atracción funciona de acuerdo a quien eres, y a quien estás siendo.

 

Sus pensamientos constituyen un porcentaje muy pequeño de quienes están siendo. A veces parece como que sus pensamientos son los que crean, porque sus pensamientos a menudo emanan de quienes están siendo, y a veces si trabajan lo suficientemente duro pueden cambiar temporalmente su vibración general forzándose a sí mismos a pensar de una manera determinada. Pero no dura, queridos amigos. Nunca dura.

 

Su ser nunca estuvo destinado a ser controlado; nunca estuvo destinado a ser puesto en una prisión. Cuando ustedes tratan de controlar sus pensamientos ponen a una parte de ustedes en una prisión, y en algún momento esa parte se rebelará. Esa parte de ustedes se liberará, y entonces todo el infierno se desatará en su vida.

 

No queridos amigos, la respuesta no es controlar lo que piensan. La respuesta es aceptar todo, incluyendo lo que piensan.

 

Por lo tanto pongan su atención ahora en un tema que esté en su vida; algo con lo que no estén contentos, con lo que están luchando, que quieren cambiar.

 

Ahora, ¿pueden aceptar esto en su vida?

 

Quizás sea una persona. ¿Pueden aceptar a esta persona?

 

Oh, una parte de ustedes dice, “Bueno, si tengo que hacerlo puedo aceptar a esta persona, ¡pero sí que no acepto lo que están haciendo!”

 

Pero queridos amigos, eso es una evasiva. Eso los mantendrá atascados y en miseria.

 

Aceptar lo que están haciendo no significa que estén de acuerdo con ellos. No significa que tengan que participar con ellos. No significa que tenga que gustarles. Simplemente significa que aceptan que esto es lo que es ahora; esto es lo que está en su vida ahora mismo: esto es lo que ustedes han creado.

 

Queridos amigos, todo, cada cosa, persona, o evento que está en su vida, todo, es su creación. Cuando se resisten a ello, cuando tratar de arreglar o cambiar o alejar cualquier cosa que esté en su vida, niegan su propio creadorazgo.

 

En la parábola bíblica de la creación dice que Dios creó los cielos y la tierra y todo en ello, y luego miró y dijo, “Es bueno.” Él no miró y dijo, “Oh, cometí un error allá.”  Dijo, “Es bueno.”

 

Queridos amigos, cuando pueden mirar a su vida, a todo lo que han creado—lo bueno, lo malo, lo hermoso, lo feo, lo doloroso, lo gozoso—cuando puedan mirar a cada cosa y decir, “Yo cree eso, ¡y es bueno!”

 

Oh amigos, cuando pueden decir eso, ¡su vida cambiará! Su experiencia de vida cambiará. Comenzarán a conocer el gozo que nunca han experimentad antes, y el mundo a su alrededor comenzará a reflejar ese gozo interior.

 

Así que queridos amigos, ¿están listos para aceptar todo en su vida?

 

Oh, probablemente no va a ocurrir de la noche a la mañana. Ustedes han pasado muchas, muchas vidas luchando contra todas las cosas que no quieren. De hecho, lo han estado haciendo desde la primera vez que dejaron el hogar, mucho antes de que alguna vez llegaran a la Tierra. Por lo tanto, tomará algún tiempo, aunque no mucho.

 

Podrían decir, “Oh, me encantaría, pero no sé cómo hacerlo.”

 

Queridos amigos, es una simple elección. Vuelvan a la cuestión en que estaban pensando hace unos momentos. Sea lo que sea, lo miran y dicen, “Elijo aceptar esto tal y como es. Elijo permitir que esté en mi vida. Lo bendigo. Lo acepto.” Y luego lo sueltan, queridos amigos.

 

Oh, no tardará mucho y estarán empujando contra ello de nuevo, y en el momento en que se dan cuenta simplemente reafirman su elección, “Elijo aceptar eso.” Y simplemente siguen regresando a eso.

 

Al principio puede que tome algunos recordatorios aquí y allá. Pero cuanto más lo hacen, más toman esa decisión, más pronto recordarán y más rápido volverán a su centro, y a esa aceptación.

 

Si hay una enfermedad en tu cuerpo querido amigo, tu tendencia es tratar de sacarla de tu cuerpo, tratar de deshacerte de ella. Te invitamos aprobar algo diferente: Invítala a que pase adelante. Invítala a que entre totalmente en tu cuerpo.

 

Oh, ese es un pensamiento aterrador. ¿Invitar a entrar a una enfermedad en mi cuerpo?

 

Queridos amigos, les pedimos que lo intenten. Podrían sorprenderse, porque cuando lo aceptan, cuando la invitan, liberan las energías en su cuerpo y ellas saben exactamente qué hacer con ello. Su cuerpo sabe cómo tomar la energía de esa enfermedad y convertirla en una bendición. Su cuerpo sabe cómo transformar la energía de esa enfermedad en sanación, en plenitud, en equilibrio y salud. Pero siempre y cuando estén luchando contra esa enfermedad, su cuerpo no puede hacer nada con ello sino combatirla. Su cuerpo no puede transmutarla, no puede transformarla, siempre y cuando se resistan a ella.

 

Muchos de ustedes tienen algunas libras de más en su cuerpo de las que les gustaría, y lo combaten. Se ponen a dieta, y tratan de deshacerse de ese peso extra. Entonces llega un momento en que esa parte de ustedes se rebela. Ya no puede permanecer en esa prisión y su dieta falla, y de repente, cualquier peso que hayan perdido regresa con amigos.

 

Queridos amigos, la respuesta es aceptarlo. La gordura en su cuerpo es parte de ustedes, y está implorando su amor. De hecho, es lo que su cuerpo hace cuando se siente temeroso y no amado.

 

Un creador, queridos amigos, un verdadero creador, no trata de deshacerse de nada. Un verdadero creador ve esas libras en su cuerpo y dice, “¡Mira lo que he creado! Es bueno. Lo bendigo. Lo amo.” Un verdadero creador se acepta exactamente como él o ella es, y en esa aceptación, liberan a su cuerpo para que se equilibre.

 

Oh, pero entonces escuchan eso y dicen, “Bueno, puedo aceptar mi cuerpo por ahora.” Y a los pocos días se paran en la báscula y dicen, “Aún tengo todas estas libras. ¡No está funcionando!”

 

Queridos amigos, eso no es aceptación. Es un truco, y no funciona. Si quieren que su cuerpo regrese al equilibrio, entonces tienen que soltar sus agendas de lo que el equilibrio parece. Tienen que encontrar el lugar en donde estén realmente bien con ese peso. Tienen que encontrar el lugar en donde está bien si ese peso se queda en su cuerpo por el resto de su vida, porque sólo entonces pueden verdaderamente aceptarlo. Sólo entonces liberan a su cuerpo para que encuentre su propio equilibrio.

 

Un creador no controla, queridos amigos, porque el control es una negación de su creadorazgo. Un creador acepta, y en esa aceptación la magia empieza a ocurrir. En esa aceptación todo empieza a cambiar. No cambia de acuerdo a sus agendas humanas. Puede que no signifique que su cuerpo se vuelva delgado. Puede que no signifique que obtengan un carro nuevo y reluciente de inmediato, o nunca. Pero sí significa que todo lo que necesitan estará presente cuando lo necesiten.

 

Recuperar su creadorazgo no significa que siempre se van a sentir bien, porque sentirse menos que bien es parte de la experiencia humana. Simplemente es. Ser un creador significa que ustedes bendicen el sentirse mal también, que lo inhalan, como la grandiosa experiencia que es, y luego ven a la magia desarrollarse.

 

Llegará un tiempo en que puedan estar en medio del más grande dolor, el dolor más intenso, emocional o físico, y aún sentir gozo, y aún mirar la vida y decir, “¡Esto es grandioso!” Pero queridos amigos, cuando encuentran ese lugar, el dolor no se queda. Se transforma con gran rapidez. Oh, a veces aún llega, pero cuando están en ese lugar de aceptación se transforma rápidamente en algo grandioso y maravilloso.

 

Así que, ¿están listos, queridos amigos? ¿Están listos para ser el creador que son? ¿Están listos para empezar a aceptar todo tal y como es?

 

Es una elección sencilla: Elijo aceptar esto, y luego lo inhalan. Y luego cuando encuentran que no lo están aceptando toman la decisión de nuevo, y lo inhalan de nuevo. Cuanto más lo hacen, más natural será. Sean pacientes consigo mismos.

 

Como dijimos anteriormente, el proceso de recuperar su creadorazgo es el proceso más difícil y más gratificante que cualquier ángel haya pasado jamás, que cualquier ser en cualquier lugar haya pasado jamás. Así que sean pacientes consigo mismos, queridos amigos.

 

Permitan que los sentimientos se muevan a través de ustedes. Simplemente obsérvenlos. Denles la bienvenida. Acéptenlos, y observen cómo su vida comienza a cambiar.

 

Su vida va a cambiar, queridos amigos. Algunas cosas se irán, otras entrarán. Dejen que suceda.

 

Es un grandioso viaje en el que están, y están exactamente en el lugar correcto. Y nunca están solos.

 

Dejen que el viaje se desarrolle.

 

Somos completos, por ahora.

 

Lección 4: Un Creador Confía En Sí Mismo

 

 

Y así fue, queridos creadores, que hace mucho, mucho tiempo perdieron la confianza en sí mismos. Perdieron la confianza porque se les olvidó quiénes eran. Se les olvidó que estaban creando todo en su realidad. Todo.

Vieron a otros a su alrededor—nunca habían conocido a “otros” antes—y los vieron crear. No les gustó todo lo que ellos estaban creando, y pensaron que eso los afectaba. En su disgusto por lo que ellos estaban creando, lo asumieron. Asumieron las cosas que no les gustaban como si fueran propias, y entonces se preguntaron por qué tenían cosas en su vida que no querían. Se les olvidó que ustedes las habían creado, y perdieron la confianza en sí mismos.

La segunda lección en la recuperación de su creadorazgo, queridos amigos, es la confianza.

Oh, los humanos han malentendido la confianza. Los humanos aplican la confianza a los que les rodean, y cuando esas personas los defraudan ya no confían en ellas. Pero queridos amigos, la verdadera confianza no se trata de nadie más. No se trata de nada fuera de ustedes. La verdadera confianza no tiene nada que ver con nadie más que ustedes. Más que eso, queridos amigos, la verdadera confianza no es algo que se pueda ganar. La verdadera confianza es una opción.

Se miran a sí mismos y dicen, “He creado todas estas cosas horribles en mi vida. ¿Cómo es posible confiar en mí mismo? Así que continúan no confiando en sí mismos, continúan creando todas esas cosas que no les gusta, que no quieren en su vida. Y porque no confían en sí mismos tampoco confían en nadie más, y entonces se preguntan por qué se sienten solos, y por qué la vida es tan miserable.

Queridos amigos, queridos creadores, es el momento de confiar en sí mismos.

Confiar en sí mismos es en realidad la primera lección en la recuperación de su creadorazgo. En cierto sentido es la única lección. La convertimos en la segunda porque para poder confiar en sí mismos tienen que aceptarse a sí mismos, y tienen que aceptar todo lo que alguna vez han creado. Y sí, fue su creación. Cada una de ellas.

Esas cosas que no les gusta, queridos amigos, parece que alguien más las creó. Pero fueron ustedes. No tendrían ningún acceso a su vida si ustedes no las hubieran dejado entrar.

Cada persona es un ser creador soberano. Y como un ser creador soberano, querido amigo, tienes la capacidad de crear absolutamente cualquier cosa que desees y no puede afectar a otro ser a menos que ellos lo permitan.

En cierto sentido, cada uno de ustedes vive en su propio universo único, en su propio dominio único y soberano. La otra gente en su vida, en cierta medida es sólo reflejos de ustedes. Oh sí, ellos son sus propios seres creadores, pero únicamente tienen acceso a su vida en la medida en que ustedes lo permiten.

Oh, y no estamos diciendo que deberían sacar a todo el mundo de su vida. Ese no es el punto en absoluto. Lo que estamos diciendo, queridos amigos, es que pueden elegir qué crear, y pueden elegir qué co-crear con ellos. Pero ya ni siquiera nos gusta ese término, porque la creación es suya, queridos amigos.

Si otra persona entra en su vida y hace algo, ya sea que les guste ese algo o no, su experiencia de ese algo es suya. Es su creación. Y queridos amigos, su experiencia es lo único que es real. Inhalen eso.

Todo lo que ven a su alrededor es una ilusión. Probablemente ya han escuchado eso, y es verdad. El universo físico no es más que energía vibrando en un patrón determinado, y ustedes lo crearon, queridos amigos. A fin de cuentas, sólo hay una cosa que pueden llevarse con ustedes, y esa es su experiencia. Su experiencia, queridos amigos.

Así que acordaron venir aquí a la Tierra a participar en una experiencia común. Acordaron compartir esta experiencia con otros seres, porque necesitaban entender cómo funciona. Necesitaban entender su propia soberanía, su propia divinidad, por lo que crearon esta experiencia común compartida. Pero incluso eso, queridos amigos, es una ilusión, ya que su propia experiencia única es lo único que es real en su universo.

Así que cuando una persona entra en su vida—oh, tal vez se enamoren, tal vez tengan una experiencia grandiosa y apasionada—esa experiencia se trata de ustedes, queridos amigos. No se trata de ellos. Ellos ayudaron a estimularla, ayudaron a crearla, pero cómo ustedes la experimentan finalmente se trata de ustedes.

Una persona puede tocarlos en la mejilla, y dependiendo de cómo ustedes perciben e interpretan esa acción, su experiencia de ello va a cambiar. Ese roce puede sentirse condescendiente y humillante para ustedes, si perciben que esa es la intención del otro. Ese mismo roce podría sentirse tierno y dulce y maravilloso para ustedes, si perciben que la otra persona se siente de esa manera acerca de ustedes.

Así que ven mis queridos amigos, su experiencia se trata de ustedes. Se trata de cómo ustedes interpretan las cosas que suceden a su alrededor.

Así que supongan que se enamoran profunda y apasionadamente de alguien, y luego supongan que esa persona se marcha y los deja por otra persona. ¿Cómo se sienten?

Bueno queridos amigos, eso depende de ustedes. Eso depende totalmente de ustedes.

Oh, no lo pareciera, porque ustedes estaban tan enamorados de esa persona y pensaron que ellos estaban creando esa experiencia, y luego cuando se marcharon la perdieron. Se sienten traicionados. Se sienten como si ellos les quitaron algo valiosísimo. Pero queridos amigos, esa experiencia valiosísima que tuvieron fue suya. Fue su creación, y la pueden volver a crear cada vez que quieran, ya sea que esa otra persona, o cualquier otra persona, estén presentes en su vida o no.

Oh, van a discutir con nosotros aquí. Pero queridos amigos, es verdad.

Oh, no estamos diciendo que deben sentirse de ningún modo particular, o que deben sentirse bien cuando un amante se va. Lo pueden hacer, queridos amigos, pueden hacer esa elección. Pero puede que lleve algún tiempo hasta que sea real, porque cuando ese amante se marcha les recuerda un montón de cosas. Les recuerda muchas partes de ustedes que han sido muy lastimadas en el pasado. Les recuerda todas las partes de ustedes que ustedes han traicionado, que han alejado porque se avergonzaban de ellas. Les recuerda ese agujero dentro de ustedes, esa separación de su propio sí mismo, de su propio bienamado, y duele, queridos amigos.

Y su bienamado, ese preciado bienamado que añoran tan intensamente, no es otra persona. Son ustedes. Es su propia esencia. Es su alma, su espíritu, su esencia divina. Es esa parte de ustedes que escondieron en un lugar seguro y oscuro. Han sentido esa nostalgia de esa parte de ustedes desde entonces, y porque se les olvidó quiénes eran, se les olvidó que era ustedes al que anhelaban. Así que buscaron a otros para tratar de llenar ese vacío dentro de ustedes.

Oh, funciona durante un tiempo, al menos en parte. Pero queridos amigos, ningún otro ser en ningún lado en el universo puede substituir a su propio sí mismo, y tarde o temprano ellos deben partir en busca de su propio sí mismo. Así que ellos los dejan, y una vez más le dan la máxima importancia a ese agujero dentro de ustedes. Entonces se sienten perdidos y traicionados, y luego empiezan a culparlos y a darles el poder para crear en su vida, y ustedes crean miseria para sí mismos. En realidad no es que ustedes les dan el poder para crear en su vida; es en realidad que ustedes crean en reacción a ellos en vez de por su propia elección.

Queridos amigos, sólo existe un ser en todo este universo, en todo este omniverso, en el que realmente se puede confiar, y ese es ustedes. Todos los demás seres, sin excepción, tarde o temprano los defraudarán. Deben hacerlo.

Deben hacerlo porque ustedes no lo tendrían de otra forma. Ellos deben hacerlo porque en algún nivel saben que deben ir en busca de sus propios sí mismos, de su propia esencia. Y ustedes saben que deben ir en busca de su propia esencia. Así que si en esta vida han estado teniendo problemas con las relaciones, queridos amigos, ahora ya saben por qué. Ha llegado el momento.

Ha llegado el momento de que ustedes vuelvan a casa a ustedes. Ha llegado el momento de que comiencen a confiar en ustedes mismos una vez más. Ha llegado el momento, queridos amigos, de que se enamoren de sí mismos. Ha llegado el momento de hacer la relación con su propio sí mismo su relación principal.

Oh, habrá otros en su vida. Habrá otros con quienes compartir porciones de su viaje. Habrá otros con los que se enamoren, pero ellos ya no podrán llenar más ese vacío dentro de ustedes, queridos amigos. Oh, podría sentirse así por un corto tiempo, pero ese tiempo se acorta más y más, como probablemente se han dado cuenta. Ha llegado el momento de enamorarse de ustedes mismos.

Se necesita mucha confianza el enamorarse de alguien; el realmente enamorarse, el realmente estar enamorado de alguien. Se necesita mucha confianza, y esa es una razón por la que duele tanto cuando se marchan, porque confiaron en ellos y luego los defraudaron.

Pero querido amigos, no fueron ellos los que los defraudaron. Fueron ustedes, porque se les olvidó confiar en ustedes mismos. Se les olvidó que ustedes son plenos y completos. Se les olvidó llenar ese vacío, llenarse a ustedes mismos, con su propia esencia.

Porque queridos amigos, cuando están llenos de ustedes mismos no pueden ser heridos, no pueden ser traicionados. Cuando están llenos de ustedes mismos no existe un solo ser en ningún lugar en el omniverso que pueda hacerles daño. Cuando vuelven a casa a ustedes, cuando confían en ustedes, entonces la confianza se convierte en un concepto irrelevante cuando se trata de cualquier otra persona.

Cuando vuelven a casa a ustedes, ya no necesitan a nadie más, y por lo tanto no los pueden defraudar. Cuando vuelven a casa a ustedes todas sus necesidades están satisfechas desde dentro de ustedes, así que nada de lo que cualquier otra persona haga puede lastimarlos. Cuando están llenos de ustedes, pueden amar a otro. Pueden amarlos tanto que cuando deciden que tienen que ir a otro lugar, ustedes pueden bendecirlos en su camino. Y queridos amigos, cualquier otra cosa menos que eso no es amor en absoluto.

El más grandioso amor que le pueden mostrar a otra persona es amarse a ustedes mismos, confiar en ustedes mismos, y hacer su relación con ustedes su máxima prioridad. Porque hasta que hagan eso, queridos amigos, no pueden verdaderamente amar a otra persona.

Oh, pueden necesitar a otra persona, y a menudo esa necesidad es lo que se llama amor. Pueden sentir pasión por esa otra persona, pueden sentir deseo por otra persona, pero no es amor, queridos amigos. Es necesidad. Es robo de energía, porque están tomando su energía para llenar el agujero dentro de ustedes y ellos están tomando su energía para tratar de llenar el agujero dentro de ellos.

Pero no funciona, queridos amigos, no funciona en absoluto. Los distrae por un tiempo, y les da una sensación temporal de satisfacción. Pero luego se desvanece, y pronto quedan con ese agujero dentro de ustedes una vez más.

Queridos amigos, ha llegado el momento, si lo eligen, de volver a casa a ustedes.

¿Están dispuestos?

De miedo, porque al volver a casa a ustedes, tienen que enfrentar todas esas partes de ustedes que los han defraudado. Todas esas partes de ustedes de las que están avergonzados, que les fallaron, que hicieron cosas que los avergüenzan, o simplemente que se lastimaron tanto que no pueden lidiar con sus sentimientos; para poder volver a casa a ustedes, tienen que aceptar todas estas partes de ustedes de nuevo. Tienen que sentir sus sentimientos. Tienen que dejar que vuelvan a casa.

Así que tienen una elección ahora. Pueden esperar; volverán a casa a ustedes tarde o temprano, porque todo el mundo debe hacerlo. Todo el mundo lo hará. Pero pueden esperar, y se puede postergar lo inevitable. Pueden continuar con su pequeña vida miserable, creando su vida a merced y capricho de todos los demás, creando todas estas cosas que no quieren en su vida. Pueden elegir eso, y no hay nada de malo en esa elección, pero no creemos que estarían aquí ahora mismo si eso era lo que querían elegir. No creemos que estarían leyendo o escuchando este mensaje si esa fuera su elección.

Así que queridos amigos, queridos creadores, ¿están listos para elegir volver a casa a ustedes?

Se necesita mucha confianza. ¿Están listos para elegir confiar en ustedes?

Se necesita mucha aceptación. ¿Están listos para elegir aceptarse completa y absolutamente?

¿Están listos para confiar en que todo lo que alguna vez han hecho, todo lo que alguna vez han experimentado, todo lo que alguna vez hayan sido, fue por una buena razón?

¿Están listos para aceptar que ustedes lo crearon?

¿Están listos para verlo todo y decir? Yo cree eso. ¡Mira qué creador tan poderoso soy! ¡Mira qué creador tan grandioso soy!

Queridos amigos es hora de confiar en ustedes, porque hasta que confíen en ustedes no pueden recuperar su creadorazgo. No pueden crear la vida que quieren, hasta que confíen en ustedes mismos.

La confianza es una elección, queridos amigos. ¿Están listos para tomar esa decisión ahora?

Elijo confiar absolutamente en mí mismo, al cien por ciento, completamente. Elijo confiar en que todo lo que hago es perfecto, que cada palabra que sale de mi boca es perfecta, y que cada experiencia que creo es perfecta. Elijo confiar en mi propio sí mismo. Elijo confiar en esa parte de mí que es más de lo que mi mente puede comprender, que es más que este cuerpo humano. Elijo confiar en todo lo que yo soy.

¿Pueden decir eso, queridos amigos? ¿Pueden decirlo y decirlo en serio? Oh, tomará algún tiempo para que se haga realidad para ustedes. Va a sacar a relucir muchos problemas.

A medida que comienzan a confiar en ustedes mismos, esos aspectos de ustedes van a empezar a volver a casa. Van a sacar a relucir problemas y sentimientos. Van a crear cosas en su vida que les recuerdan a ellos. Los van a confundir, y van a tratar de hacerles pensar que son otra cosa. Van a tratar de hacerles pensar que era culpa de alguien más.

Van a desafiarlos en todo lo que puedan, porque queridos amigos, quieren saber si ustedes hablan en serio. Quieren saber si ustedes son reales. Quieren saber si ustedes toman en serio confiar en ustedes mismos, toman en serio amarse a sí mismos, toman en serio aceptarlos de vuelta a casa. Quieren saber si es seguro, queridos amigos, volver a casa. Así que los van a empujar, y van a tratar de evitar que confíen en sí mismos de la forma que puedan.

Pero queridos amigos, aun así es sólo una elección, una elección que tendrán que hacer una y otra vez. Una elección de regresar a ustedes de nuevo, de confiar en ustedes, y de aceptar absolutamente todo, tal y como es.

¿Están listos, queridos amigos? ¿Están dispuestos? ¿Pueden elegir eso ahora mismo?

No tienen que hacerlo. Pueden continuar con su pequeña miserable vida por el tiempo que quieran.

Pero si quieren recuperar su creadorazgo, si quieren crear su vida a su manera, entonces es hora de volver a casa a ustedes. Es hora de confiar en ustedes. Es hora de aceptarse absolutamente, todo acerca de ustedes, y todo lo que han creado. Y eso significa todo lo que está en su experiencia.

Es un grandioso viaje, queridos amigos. Es un viaje difícil, y es el viaje más gratificante que alguna vez tomarán. Porque la verdad es que han estado en un grandioso viaje, y esto, por difícil que parezca, es nada más y nada menos que la culminación de ese viaje. Es nada más y nada menos que volver a casa, y la celebración de todo lo que han logrado.

Se siente como un desafío porque los está cambiando. Está cambiando su vida. Se siente como un desafío porque están tan acostumbrados al viaje que no saben muy bien qué hacer sin él. Se han acostumbrado tanto al viaje que se siente de alguna manera confortable y cómodo. Ustedes lo entienden, por lo menos un poco.

Y porque se les olvidó quiénes eran, ahora se siente como si estuvieran caminando hacia lo desconocido. Y en cierto sentido lo están, porque se han convertido en un ser como ninguno que haya existido antes. Su viaje los ha cambiado, y está por verse a qué se parecerá. Pero queridos amigos, será grandioso. ¡Es grandioso!

Es como si estuvieran despertándose de un sueño. La realidad del sueño se desmorona a su alrededor a medida que vuelven a ustedes mismos. Hay una parte de ustedes que no quiere despertar. Le gusta el sueño, y trata de aferrarse. Pero queridos amigos, cuando se despiertan de ese sueño no hay quien lo pare. Pueden combatirlo, pueden hacerse miserables, pero no hay forma de detenerlo. Así que dejen que ocurra. Déjense volver a casa a ustedes.

No hay nada que tengan que hacer, aparte de hacer la elección y dejar que suceda, y seguir haciendo la elección y seguir dejando que suceda.

Así que inhalen su esencia, queridos amigos, y elijan confiar en ustedes mismos. Elijan aceptarse a sí mismos y todo lo que son.

Somos completos.

 

Lección 5: Un Creador Elije

 

 

Y así, queridos creadores, hemos hablado de la aceptación, y hemos hablado de la confianza, la confianza en uno mismo. Hemos hablado de enamorarse de ustedes, porque queridos amigos, eso es realmente todo lo que hay para recuperar su creadorazgo.

Oh, pero su mente humana sigue. Da vueltas, y vueltas, y vueltas. ¿Cómo?, preguntan, ¿cómo es posible aceptarme a mí mismo? ¿Cómo es posible confiar en mí mismo cuando he metido la pata tan miserablemente y he cometido tantos errores terribles? Le he hecho daño a la gente. He hecho cosas de las que me avergüenzo. He fallado en las cosas que eran lo más importante para mí. ¡He fallado miserablemente! ¿Cómo es posible confiar en mí mismo?

Queridos amigos, les decimos, es una simple elección.

La tercera lección en la recuperación de su creadorazgo es la elección. Un creador elige. Un creador hace una elección, y el universo entero se ajusta a esa elección.

Oh, pero a ustedes no les gusta tomar decisiones. A pocos humanos les gusta tomar decisiones, porque se les olvidó quiénes eran. Tienen miedo de que si hacen una elección podría ser la opción equivocada, o si eligen esta opción, podrían perderse de aquello. Así que no hacen ninguna elección en absoluto, y entonces se pierden de la vida.

Queridos amigos, es hora de empezar a elegir. ¿Creen que son tan pequeños, tan limitados, que si eligen algo se perderán de otra cosa que es buena? No funciona de esa manera, queridos amigos. ¡Ustedes son Dios! Son el creador más grandioso de todo el universo. ¡No hay ninguno más grandioso que ustedes! ¿Acaso piensan que estos pequeños detalles de la vida son más grandes que ustedes?

Un creador elige, y si a él o a ella no le gusta el resultado de esa elección, elige de nuevo. Y de nuevo, y de nuevo. Un creador vive en elección.

Entonces su mente dice, Bueno, si es así de fácil, entonces elijo un carro nuevo y reluciente en mi entrada. O, elijo ser delgado de nuevo, o librarme de esta enfermedad. Y entonces no pasa nada y dicen, ¡Bueno, eso no funcionó! Y vuelven a sus prácticas del pasado.

Queridos amigos, queridos creadores, llegará el momento en que puedan elegir un carro nuevo y reluciente y aparecerá, porque eso está completamente dentro de su poder. Pero no se puede llegar ahí en su mente. No se trata de pensar los pensamientos correctos. No se trata de decir las palabras correctas.

Los pensamientos y las palabras, no significan nada, queridos amigos. La cantidad de poder creativo en sus pensamientos y en sus palabras es infinitesimal en comparación con el poder que tienen disponibles. Pero en este momento, piensan que no tienen acceso a ese poder. Y ese el problema, porque creen que lo que piensan es real.

Queridos amigos, ustedes son mucho más que su mente. Son mucho más que lo que su mente puede comprender. Y es eso, queridos amigos, ese todo ustedes, es lo que es el creador, no su mente.

Oh, su mente es parte de ese todo, pero no es la que está a cargo. Ustedes han intentado ponerla a cargo. Han aplazado a su mente hasta el punto en que su mente ha llegado a creer que es la que está a cargo. Pero no lo está, queridos amigos, y es hora de darle un descanso. Es hora de dejar descansar a su mente.

Pueden haber notado que están teniendo más problema para recordar cosas, que su mente no parece estar funcionando tan bien como solía hacerlo. Para algunos de ustedes, han estado frustrados con su mente durante toda su vida. Sentían que como que no funcionaba de la manera que la de todos los demás lo hacía.

Queridos creadores, eso es porque esta vez se trata de liberar la mente. No se trata de deshacerse de ella, se trata de ir más allá de ella. Se trata de expandirse más allá de su mente. Su mente aún tiene una función muy importante que desempeñar, pero es hora de dejarse sentir más allá de su mente.

Hay mucho más de ustedes, queridos amigos, que su mente. Tomen un momento para sentir eso. No entra en palabras, pueda que ni siquiera entre en imágenes. Sólo se siente. Sientan la plenitud de quienes ustedes son.

[Tómense unos minutos para sentir.]

Así queridos amigos, crear se trata de elegir. Pero no se trata de una elección de la mente. Oh, pueden comenzar con la mente, porque es parte de ustedes. Pero se trata de una elección de su ser, y al menos por ahora, no se trata de decir, Elijo un nuevo carro, o Elijo perfecto estado de salud. Llegará el momento para eso. Ahora queremos que comiencen con decisiones más pequeñas, porque estas son las elecciones más difíciles, y estas son las que verdaderamente cambiarán su vida.

¿Puedes elegir, querido amigo, aceptar lo que está en tu vida tal y como es?

Pueden decir, ¡Pero no me gusta! ¡No me gusta que esté gordo! ¡No me gusta que mi cuerpo me duela! ¡No me gusta conducir ese viejo cacharro!

Queridos amigos, sabemos que no les gusta. Y ese es el problema, porque eso es lo que mantienen en su vida.

Queridos amigos, en cada cosa en la vida hay un cincuenta por ciento de lo que les gusta, y un cincuenta por ciento de lo que no les gusta. Eso es cierto para todo. Hay ventajas y desventajas en todo en la vida. ¿Pueden optar por ver las ventajas? ¿Pueden optar por encontrar los aspectos de esas cosas en su vida que les gusta? ¿Qué les están sirviendo?

Pregúntenle a su cuerpo, ¿Cómo me está sirviendo este dolor? ¿Cómo me están sirviendo estas libras extra? Y escuchen la respuesta.

Pregúntenle a su carro, ¿Cómo me estás sirviendo? Su carro también les responderá, porque su vehículo está lleno de su propia energía.

Si hay una persona en su vida con la que están luchando, mírense en el espejo y pregúntense, ¿Qué está reflejando esta persona en mí? ¿Cómo me está sirviendo este reflejo? Y escuchen la respuesta.

La aceptación es una elección, queridos amigos. Su mente lanzará un millón de razones de por qué no pueden hacer eso, de por qué no pueden aceptar algo en su vida, de por qué no pueden confiar en ustedes mismos. Pero sigue siendo una elección, queridos amigos.

Una elección no es decir, Bueno, no puedo hacer eso, así que voy a hacer esto en su lugar. No puedo aceptar eso, así que voy a seguir con mi vida. ¡Eso no es una elección!

Una elección dice, No me gusta eso, pero es hora de que lo acepte. Es hora de aprender a que me guste, así que elijo eso. Elijo encontrar lo bueno en ello. Elijo acogerlo en mi vida. Sea lo que sea, sea quien sea, como sea que se sienta, elijo acogerlo en mi vida, ¡y elijo cambiar mi forma de pensar hasta que realmente lo haya acogido en mi vida!

Esa es una elección. Eso es valentía, y queridos amigos, eso cambiará su vida.

Son las pequeñas elecciones las que son importantes, queridos amigos. Las grandes todas comenzarán a tomar su lugar cuando ustedes están claros sobre las pequeñas. A las pequeñas les gusta la elección de aceptarse a ustedes mismos. Es realmente la elección más grande que hay, pero sucede en las pequeñas cosas.

Cuando se fijan en sus cuentas y piensan, No sé de dónde va a venir el dinero para pagarlas, ahí es cuando un creador hace una elección. Un creador dice, No sé de dónde va a venir el dinero para pagarlas, pero sé que va a llegar, así que voy a vivir ahora como si ya todo estuviera arreglado, y voy a disfrutar este momento como si todo estuviera arreglado.

Un creador mira a su alrededor y dice, No sé de dónde vendrá el alquiler o la hipoteca. Podría perder mi casa, y eso está bien. En este momento voy a disfrutar de esta casa; voy a disfrutarla a montones. Me ha servido bien, y no veo por qué eso debería cambiar. Y si lo hace, entonces sé que hay algo mejor que viene.

Un creador elije, en cada momento, estar con lo que es, experimentar esto, lo que sea que esté sucediendo ahora mismo. Y cuando sucede algo que no se siente bien, un creador elije estar con eso también, y experimentarlo plenamente. Y en esa elección, la magia comienza a ocurrir.

Es un proceso continuo, queridos amigos. Las cosas por lo general no suelen cambiar de un momento a otro, y no se trata de cambiar las cosas. Se trata de elegir vivir la vida ahora mismo. Porque eso, queridos amigos, es de lo que crear realmente se trata.

Se trata de mirar a su alrededor a la vida que han creado, porque ustedes han creado cada pequeña cosa de ello, y decir, ¡Esto es bueno! Elijo experimentar esto plenamente, ahora mismo, porque yo lo he creado y es grandioso, incluso en el dolor.

Cuando encuentran ese lugar, queridos amigos, la vida empieza a cambiar. Cuando encuentran ese lugar, todos aquellos aspectos de ustedes que están merodeando por ahí queriendo volver a casa, y actuando como adolescentes miedosos y creando todo tipo de cosas en su vida que no quieren; cuando encuentran ese lugar de absoluta aceptación, entonces ellos se sentirán seguros de volver a casa. Y en cuanto vuelven a casa dejarán de crear todo ese caos. En cuanto vuelven a casa ustedes se aclararán. Serán más coherentes, y su vida será más coherente.

Así que hagan una elección queridos amigos, si están dispuestos. Tomen una decisión de aceptar lo que sea que esté en su vida ahora mismo. Hagan una elección de experimentar plenamente, de vivir plenamente, lo que han creado, incluso las partes que desearían no haber creado.

Los humanos pasan tanto tiempo huyendo de su dolor, y huyendo de su sombra. Pero queridos amigos, eso es parte de la vida. Los lugares donde sienten dolor son los lugares en los que se oponen a algo, porque el dolor es un resultado directo de la resistencia. ¡Eso es todo lo que es!

Así que cuando sienten dolor en su vida, ya sea dolor físico o dolor emocional o simplemente algo en su vida que no les gusta, todo es lo mismo. Cuando sienten eso, cuando aparece en su vida, celébrenlo y entren en ello. Pregúntenle por qué está ahí. ¿Qué es lo que está reflejando? ¿Qué es lo que les está mostrando?

Hay algo ahí, queridos amigos. Hay una mina de oro ahí, y el dolor les mostrará dónde cavar. El dolor les mostrará dónde encontrar ese oro. Pero si huyen como están acostumbrados a hacer, se lo perderán y el dolor se volverá más grande. Oh, podría cambiar, podría moverse, pero se agrandará hasta que al final no se puede ignorar más. Y entonces lo ocultarán, con drogas o algo más, e intentarán alejarse de ello de esa manera.

La mayoría de las personas pasan por la vida así, escondiéndose de su dolor, ocultándolo, tratando de alejarse de él, hasta que los mata. Y entonces vuelven y lo hacen todo de nuevo. Ustedes pueden detener ese ciclo ahora, queridos amigos. Se llama karma, y lo pueden detener ahora mismo.

Entren en el dolor. Permítanse experimentar plenamente ese dolor, y permítanle que les muestre lo que sea que tengan que ver, lo que sea que tengan que sentir, o comprender.

Y una vez más queridos amigos, es una elección. No recordarán todo el tiempo, pero sí recordarán con el tiempo, si esa es su elección, y cuanto más a menudo tomen la decisión más rápidamente recordarán.

Elijo darle la bienvenida a este dolor a mi vida. Elijo buscar la resistencia que se encuentra debajo de este dolor, y elijo darle la bienvenida a esa parte de mí a casa. Y elijo seguir haciéndolo, seguir haciéndolo una y otra, y otra, y otra, y otra, y otra vez, por el resto de mi vida si es necesario, porque es hora de que sea pleno. Porque es hora de que deje de huir de mí mismo. Es hora de que escuche a mi cuerpo. Es hora de amarme, tal y como soy.

Somos completos.

 

Lección 6: Un Creador Toma Acción Inspirada

 

 

Queridos creadores, hemos hablado mucho en este viaje sobre la aceptación, y sobre la confianza, y sobre tomar decisiones; y siempre nuestro enfoque regresa a la aceptación, porque esa es la clave para recuperar su creadorazgo. Pero por aceptación no queremos decir rendición. No queremos decir acostarse y dejar que el mundo les pase por encima. ¡Oh, muy por el contrario!

Deben comenzar con la aceptación, porque hasta que puedan aceptar lo que está en su vida, hasta que puedan aceptar lo que han creado y reconocer que lo han creado, hasta ese momento están en guerra consigo mismos. Y como un hombre sabio dijo una vez, una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse.

El recuperar su creadorazgo requiere de confianza, y la confianza requiere de aceptación. El tomar decisiones requiere de confianza. Se requiere de una gran confianza en ustedes mismos, y el confiar en ustedes mismos requiere de aceptación. No pueden confiar en sí mismos a menos de que estén dispuestos a aceptar todo lo que son y todo lo que han creado, así que seguimos regresando a la aceptación, porque ahí es donde todo comienza.

En esta lección queremos hablar de la acción, porque una elección sin acción no tiene sentido. Una elección sin acción es un juego mental. Es un truco, y no va a ninguna parte.

Un creador sigue el impulso de sus elecciones. Pero, y esto es muy importante, un creador toma acción inspirada.

Les pedimos que se enfocaran primeo en las elecciones pequeñas, o al menos las elecciones que parecen pequeñas, porque son de hecho las más grandes elecciones, las más difíciles elecciones que alguna vez tomarán. Les pedimos que eligieran aceptar todas las cosas como son, y que siguieran regresando a esa elección, y que siguieran actuando sobre esa elección. Porque se pueden decir a sí mismos (o a nosotros), Elijo aceptar todas las cosas como son, y si entonces inmediatamente se dan la vuelta y se quejan de algo que es, entonces esa elección simplemente no fue a ninguna parte.

Un creador dice, Elijo aceptar todas las cosas como son, y luego él o ella se vuelven a esas cosas con las que están incómodos en su vida y dicen, Elijo aceptarte. Elijo encontrar una manera de dejar de quejarme de ti. Elijo encontrar una manera de aceptarte, de darte la bienvenida a mi vida, exactamente como eres.

No importa si se trata de una persona, un evento, o una circunstancia; no importa si se trata de un dolor en su cuerpo, o una enfermedad; no importa lo que sea. Un creador elige aceptarlo, verlo como “bueno”, y luego el creador actúa sobre esa elección.

Ahora en esa aceptación, algunas cosas interesantes van a suceder. Cuando se detiene la batalla se libera la energía, y va a comenzar a moverse. Al actuar en esa elección de aceptar las cosas, todas las cosas, exactamente como son, van a empezar a trasladarse y a cambiar. Ustedes van a empezar a ver cosas que no habían visto antes, porque estaban demasiado enfocados en tratar de sacarlas de su vida que no podían ver por qué estaban ahí.

Y lo más probable es que van a ver algunas nuevas posibilidades. Van a ver el regalo que está en esto, y se van a encontrar con todo un nuevo conjunto de posibilidades, todo un nuevo conjunto de elecciones por hacer, y todo un nuevo conjunto de potencialidades. Pero tienen que comenzar por ponerle fin a la batalla.

La mayoría de los humanos pasan el noventa por ciento de su tiempo quejándose de las cosas que están en sus vidas, y entonces nunca encuentran los regalos en esas cosas. Y se pierden del noventa por ciento de los potenciales que están a su disposición, los maravillosos potenciales, los potenciales que los llevarán a niveles totalmente nuevos en su vida y a oportunidades totalmente nuevas.

Cuando muchas personas piensan en acción y elecciones, inmediatamente lo correlacionan con tomar decisiones que no se sienten bien y a empujarse a sí mismos a actuar de maneras que no se siente bien. Entonces, cuando eso no sale tan bien, o cuando tienen problemas para obligarse a hacerlo, piensan que son perezosos o que hay algo malo con ellos. Pero queridos amigos, queremos que escuchen esto:

No existe tal cosa como la pereza; sólo existe un creador empujando contra sí mismo.

Cuando están en guerra consigo mismos no pueden actuar. Cuando se están forzando a hacer cosas que no están inspirados a hacer, sin importar lo racional o lo sensible que pueda parecer, van a chocar contra un muro tras otro. Van a descubrir que es muy difícil motivarse, y se van a sentir muy perezosos. Pero queridos amigos, no es pereza. ¡Es la batalla que se está produciendo dentro de ustedes!

Oh, su mente tiene toda clase de ideas sobre qué acción deben tomar. Piensa que sabe lo que tienen que hacer para llegar de aquí a allá, y para crear la vida que quieren. Su mente dice, “Si quieres pagar la renta o la hipoteca a final de mes sería mejor que trabajes duro en este momento,” porque eso es todo lo que su mente sabe hacer. Pero queridos amigos nosotros les decimos, su mente no sabe, y no puede ver, ¡los potenciales que están a su disposición!

Los potenciales a su disposición son casi infinitos, pero su mente sólo puede ver uno o dos. Su mente sólo puede ver los potenciales de ganarse un mísero pequeño sueldo, o de irse a la quiebra. Pero queridos amigos, existen mucho más potenciales allá afuera que no pueden ver, y se bloquean a sí mismos de estos potenciales enfocándose en y esforzándose a hacer cosas que no quieren hacer.

Existen muchos potenciales queridos amigos, muchos, muchos potenciales, porque ustedes son un gran creador. Su poder creativo es ilimitado, así que, ¿cómo podrían los potenciales disponibles para ustedes limitarse a sólo uno o dos?

Así que cuando llegan a ésos puntos de elección en su vida, la elección de qué hacer ahora, porque ésos son los únicos que realmente importan, queremos que comiencen a elegir desde un nuevo lugar.

¿Qué es, en este momento, lo que los inspira?

Oh, su mente va a levantar una tormenta. Quizás los inspira dar un paseo. Quizás los inspira aún más tomar una siesta, o sentarse y ver televisión durante un rato. Su mente dice, “Hay muchos cuentas pendientes a fin de mes. ¿Cómo va eso a pagarlas? Y entonces la batalla comienza de nuevo.

Queridos amigos, la abundancia es su estado natural, pero la mantienen fuera. La mantienen alejada de ustedes, porque son tan limitados en lo que ven, y porque creen que las cosas que su mente ve es todo lo que es real. Así que pasan todo su tiempo y gastan toda su energía tratando de ganarse la vida, tratando de hacer todas esas cosas que no los inspiran. Entonces la energía se atasca, y se queda atascada, y ustedes se quedan en este pequeño juego. Nada cambia jamás, y se preguntan por qué nunca parecen salir adelante.

Queridos amigos, si desean recuperar su creadorazgo tienen que empezar a hacer elecciones inspiradas y a tomar acción inspirada, y eso es mucho más sencillo de lo que su mente los llevará a creer que es.

Comienza con la confianza. Y comienza con confiar en ustedes mismos, queridos amigos.

Da miedo. Es como tirarse de un precipicio, porque si se toman el tiempo para hacer las cosas que los inspiran, que les traen gozo, pueda que no tengan tiempo para hacer las cosas que ustedes piensan que está pagando las cuentas. Así que se necesita de mucha confianza en ustedes mismos.

La verdad es que ésas cuentas pueda que no se paguen; y tal vez sí. Depende de lo que ustedes creen, queridos amigos, pero no se trata de lo que su mente piensa que deben crear. Se trata de lo que su alma, su ser, está creando.

Su alma quiere vivir una vida abundante. Su alma quiere experimentar ser todo lo que es, aquí mismo en su cuerpo en la Tierra, queridos amigos. Así que, ¿creen que su alma va a dejarlos morirse de hambre? ¿O no tener un lugar para vivir?

Podría cambiar las cosas. Podría ser que esta casa en la que vives no es lo mejor para ti, entonces el préstamo podría no pagarse, o el alquiler. Queridos amigos, ¿pueden confiar en eso? ¿Pueden concebir confiar en eso? Porque les podemos decir lo que va a suceder cuando hagan esa elección.

Al tomar la decisión de actuar desde su inspiración, en vez de desde su intelecto, queridos amigos, las cosas cambiarán. Y lo que descubrirán es que, todo lo que necesitan estará ahí cuando lo necesiten.

Puede que no sean las cosas que pensaron que necesitaban, pero llegará un punto en que mirarán al pasado en su viaje y dirán, Esa fue la elección más importante que he hecho, ¡y mira donde me ha llevado! Y experimentarán un gozo, y una paz, y una belleza de la vida que no habían conocido antes.

Así que queridos amigos, estos cambios van a suceder tarde o temprano, porque si todavía están leyendo o escuchando este material, entonces han llegado al lugar de despertar. Han llegado al punto de recuperar su creadorazgo. Oh, lo pueden posponer, o pueden combatirlo. Pero una parte de ustedes lo ha elegido, y va a suceder.

Así que pueden hacerlo de la manera fácil, o pueden hacerlo de la manera difícil. Pueden continuar con sus viejos patrones, y pueden continuar jugando sus viejos juegos todo el tiempo que quieran. Pueden seguir luchando consigo mismos y creando más y más miseria en su vida, o pueden tirarse del precipicio a los brazos de su propio sí mismo y descubrir sus alas.

Queridos amigos, había una vez una oruga. Vivía en las hojas de los árboles, y pasaba su tiempo trabajando de hoja en hoja, comiendo, durmiendo, yéndose al final de la hoja y comiéndosela. Día tras día andaba de un lado a otro, siempre en busca de una mejor hoja, enfocada únicamente en alimentarse, escondiéndose de los pájaros, y simplemente manteniéndose viva.

Y entonces un día sintió que un cambio se avecinaba. Las cosas no iban muy bien en su vida, y contra su propio buen juicio se encontró tomándose el tiempo para hilar un capullo. Se preguntaba por qué estaba haciendo esto. Sabía que se moriría de hambre si no volvía a comer pronto, y sin embargo no tenía la energía para salir a buscar más hojas que comer. Así que se metió en este capullo, se encerró herméticamente en él, y se fue a dormir. Y entonces algo empezó a suceder. La oruga se empezó a convertir en masa blanda.

¡Oh, ahora realmente no entendía lo que estaba pasando! Sentía como si se estuviera perdiendo, como si estuviera disipándose en el olvido. Ya no tenía ni idea de quién era. Y luego volvió a cambiar, y comenzó a tomar una nueva forma. No tenía ni idea de lo que estaba pasando, o cómo se vería cuando todo terminara.

Y entonces un día se despertó, y se dijo a sí misma, “Me siento renovada, y es hora de dejar este capullo.” Así que con mucha dificultad se salió a empujones. La abertura había sido lo suficientemente grande para que pudiera respirar, y había hecho el capullo tan bien que no se ensanchaba o expandía. Así que empujó con todas sus fuerzas y se sacó estrujándose a través de esa diminuta abertura, y en ese proceso de opresión, estrujó los fluidos por todo su nuevo cuerpo.

Y cuando al fin se libró y emergió del capullo, era un ser completamente nuevo. ¡Tenía alas!

Se elevó en el aire. Revoloteó de aquí para allá, y tenía una libertad que nunca había imaginado antes y que nunca había soñado que fuera posible. Había visto mariposas antes, y se había escondido de ellas. Había pensado que eran pájaros que llegarían a comérsela, y nunca antes había soñado que podría ser una de ellas.

Ahora ya no era necesario pasar su tiempo comiendo hojas. Ahora revoloteaba de un lugar a otro, disfrutando de la belleza de la vida. Ser parte de la belleza de la vida. Y de alguna manera, todo lo que había necesitado siempre había estado ahí, y mucho más.

Queridos amigos, esta es la transición que ustedes están pasando ahora. Ustedes han sido la oruga. Han sido el capullo, y se han estado preguntando qué es lo que está pasando ya que su vida ha parecido venirse abajo, ya que su vida se ha llenado de caos, y ya que las cosas que pensaron que sabían han empezado a sentirse irreales. Ha llegado el momento, queridos amigos, de que salgan de su capullo, si lo desean.

En algún momento deben hacerlo. En algún momento su ser los llevará, y no tendrán ninguna opción. ¿Es ese momento ahora, queridos amigos? ¿Están listos para ser la mariposa?

Su vida cambiará, y nunca se verá como solía hacerlo antes. ¿Pueden dejar que eso suceda?

Pueden pasar su tiempo combatiéndolo, o pueden optar por vivir desde un nuevo lugar. Las viejas reglas ya no son aplicables. Las reglas de causa y efecto, no existen para la mariposa.

La oruga se limitaba a una vida lineal. Tenía que tomarlo un paso a la vez, y se limitaba a un mundo muy pequeño. La mariposa vive de acuerdo a un sistema totalmente diferente de reglas, y su mundo es mucho más grande, mucho más hermoso, mucho más agradable, y mucho más abundante.

El objetivo de la oruga fue siempre llegar a la hoja siguiente, y mantenerse viva. El objetivo de la mariposa es sólo ser. Revolotea de aquí para allá, al parecer por un capricho, y a medio camino revolotea en una dirección diferente. ¿Pueden ser así de espontáneos, queridos amigos? ¿Pueden permitirse ser guiados desde un nuevo lugar? ¿Pueden permitirse ser guiados por su inspiración?

Oh, hay momentos en que la mariposa se queda quieta. Cae en una flor o una hoja, o lo que sea que sienta. Y no siente ninguna inspiración, así que simplemente permanece ahí.

¡Disfruta de sí misma! Disfruta de la belleza de la vida a su alrededor. Disfruta de estar ahí, hasta que en un momento una nueva idea aparece y se marcha hacia una nueva aventura. Y en algún lugar a lo largo del camino ve algo nuevo y llega una nueva inspiración, y se marcha en una nueva dirección.

No tiene sentido para la mente queridos amigos, pero les traerá un nivel de gozo y satisfacción que nunca han conocido antes, y abrirá la puerta a todos esos otros potenciales que no podían ver antes. Esto los llevará a las oportunidades que nunca antes imaginaron, y abrirá la puerta a la grandiosa abundancia que es suya por derecho de nacimiento, que es su estado natural.

Entonces, querido amigo, ¿qué elijes?

¿Elijes la vida pequeña, miserable, pero aparentemente segura? ¿La pequeña vida en la que en cualquier momento podrías perder tu trabajo, o en la que tu casa podría quemarse, o cualquiera de un millón de cosas que puedes imaginar que podría salir mal y caerías en la indigencia?

O, ¿elijes optar por la vida desconocida? La aventura grandiosa y gloriosa, donde no importa lo que pase siempre serás cuidado, y siempre tendrás lo que necesitas. Donde si tu casa se quema o pierdes tu trabajo puedes verlo y sonreír y decir, ¡Tiene que haber algo mucho mejor que va a llegar! ¡No debo haber necesitado eso más!

Se siente como tirarse de un su precipicio, porque estás tan acostumbrado a vivir desde tu mente y tu mente simplemente no puede entender esta nueva forma de vida. Tu mente entiende oruga, pero ni siquiera comprende mariposa. Lo hará, con el tiempo se desplazará y cambiará, y comenzará a comprender mejor lo que está pasando. Pero por el momento, queridos amigos, hay que ir más allá de su mente.

Tienen que confiar en ustedes mismos tanto que estén dispuestos a tirarse del precipicio, y luego encontrar una realidad totalmente nueva. Entonces encontrarán que tienen alas, y descubrirán que nada, nada, nunca puede salir mal otra vez, porque pase lo que pase ustedes siempre van a estar bien.

Tienen que soltar la vieja vida, y eso puede ser muy difícil. Puede ser muy doloroso. Pero el dolor, queridos amigos, es directamente proporcional a la fuerza con que se aferran a ella, a lo mucho que están apegados a ella.

Así que aquí estamos una vez más, de vuelta a la aceptación. Porque entre más pueden aceptar las cosas exactamente como son más fácil se vuelve la vida, y más grandiosa se vuelve la vida, porque en esa aceptación lo viejo puede ser liberado mucho más fácilmente. Y entonces lo nuevo puede entrar.

Y entonces queridos amigos, descubrirán su creadorazgo, y la vida que siempre han soñado comenzará a tomar forma. No se verá de la manera en que la soñaron, porque no podían ver los potenciales. Pero será mejor, mucho mejor y mucho más grandioso.

Entonces, ¿pueden tomar esa decisión, queridos amigos? ¿Pueden optar por vivir desde su inspiración, aquí en el momento del ahora, en lugar de para el futuro? ¿En lugar de lo que piensan que deberían estar haciendo? ¿Pueden abrirle la puerta a todos esos potenciales que son mucho más grandiosos de lo que siquiera se pueden imaginar? ¿Pueden confiar en sí mismos así de tanto, queridos amigos?

Ustedes han creado todo lo que está en su vida, sin excepción. Y han limitado sus creaciones, ya que han permitido que su mente les diga lo que es real y lo que no lo es. ¿Pueden ir más allá de eso ahora, queridos amigos? ¿Pueden quitar ese límite? ¿Pueden permitir que su alma los guíe?

Su alma no lo hará a través de su mente, queridos amigos. No puede, porque su mente no puede comprender lo que su alma comprende. Su alma los guiará a través de sus sentimientos.

Cuando se están limitando a sí mismos no se sentirán bien. Se sentirán cansados. Sentirán como que no están haciendo nada, o se sentirán como que hay todas estas cosas que deberían estar haciendo y no soportan ninguna de ellas. Cuando su alma los está guiando, queridos amigos, se sentirán inspirados. Se sentirán ligeros y energizados.

Su alma únicamente puede guiarlos a través de sus sentimientos, y únicamente puede guiarlos sobre este momento. Entraremos mucho más en eso en otra lección. Por ahora queremos que escuchen esto:

Su alma los guía a través de sus sentimientos, y los guía sobre ahora mismo en este momento.

Su alma les dirá, “Toma un paseo ahora” o, “Toma una siesta ahora.” O sentirán una repentina inspiración para tomar alguna acción que han estado posponiendo durante mucho tiempo. De pronto quedará claro, y se sentirán bien haciéndolo. No se tratará de obligarse a hacerlo, simplemente estará pasando.

Su alma no les va a decir cómo pagar la hipoteca a final de mes. Les va a decir qué hacer ahora mismo, en este momento, y lo más probable es que no parecerá tener ninguna relación en absoluto con sus cuentas, o con ganar dinero, o con cualquier otra cosa que pensaron que era importante.

Pero si confían en ella queridos amigos, si confían en ustedes mismos lo suficiente para actuar en esa inspiración, todas esas otras cosas caerán en su lugar. Y llegará un momento en que mirarán hacia atrás en su vida y dirán, No sé cómo llegué aquí, no entiendo lo que pasó, ¡pero mírame ahora! ¡Acaso la vida no es grandiosa!

Somos completos.

 

Lección 7: Ponerse En Contacto Con Sus Sentimientos

 

 

Queridos creadores, en nuestra última lección hablamos sobre cómo la guía llega a través de sus sentimientos y su inspiración. Muchos de ustedes dicen, “Oh, no sé cómo sentir.” Y queridos creadores, queridos amigos, les decimos que sí lo hacen.

 

Tómense un momento ahora mismo y pellízquense. Adelante, sólo pellízquense.

 

¿Sintieron eso? Si es así, entonces ustedes saben cómo sentir.

 

El problema es que han hecho todo lo posible por ocultarse de sus sentimientos durante muchas, muchas vidas. Todavía están ahí, pero su mente ha tratado de ocultárselos, y su mente ha tratado de obstaculizarlos con cosas como las emociones. Porque miren, las emociones no son verdaderos sentimientos. Las emociones son de hecho reacciones mentales a los sentimientos.

 

Si fuéramos a darles una cachetada y luego les preguntamos cómo se sienten, ¿cuál sería su respuesta? Lo más probable es que sería algo así como, “Me siento enfadado,” o “Me siento herido,” o en shock, o sorprendido. Pero eso es sólo parcialmente cierto, queridos amigos.

 

Un sentimiento es una experiencia, es una sensación en su cuerpo. Si alguien les da una cachetada tienen una experiencia de la carne siendo aplastada y sus huesos siendo sacudidos. Entonces su mente toma esa experiencia y dice, “Oh, la última vez que eso sucedió alguien estaba tratando de hacerme daño.” Y así su mente inunda su cuerpo con adrenalina y otras sustancias químicas que están diseñadas para ayudarles a protegerse.

 

Entonces su mente dice, “Tengo que enojarme. Tengo que prepararme para la batalla, porque estoy en peligro. Y así genera un sentimiento de imitación que ustedes llaman ira, pero todo lo que es en realidad es la sensación, o la experiencia, de ésas sustancias químicas que su mente liberó en su cuerpo basándose en su interpretación de la experiencia propiamente dicha de ser abofeteado.

 

Lo mismo podría decirse de todas las otras emociones. Si alguien muere ustedes sienten pena, pero si miran más profundo queridos amigos, verán que eso es sólo la emoción a una experiencia diferente. Se siente la experiencia de la pérdida de la energía de esa persona en su vida. O más exactamente, se siente la experiencia de la pérdida de su percepción de esa persona en su vida, porque su energía aún está presente. Ellos en realidad no murieron, y de hecho suelen ser más accesibles después de que mueren de lo que eran antes. 

 

Pero perciben desde su punto de vista humano que se han ido,  y su mente dice, “¡Oh, voy a extrañarlos!” y se inunda su cuerpo con las sustancias químicas de la tristeza y la pena. Y entonces se sienten deprimidos, y esa tristeza y pena inicia un circuito de retroinformación. Como se sienten más deprimidos su mente libera más de esas sustancias químicas y se sienten aún más deprimidos, y si este circuito de retroinformación no se interrumpe en algún momento, de alguna manera, pueden morir por su propia pena.

 

Así que queridos amigos, planteamos esto porque ponerse de nuevo en contacto con sus verdaderos sentimientos, con la experiencia de estar vivos, es muy importante ahora. Es muy importante para recuperar su creadorazgo.

 

La verdad es que ese sentimiento es muy simple. Sólo se trata de tener la experiencia de estar vivo. Se trata de tener la experiencia de ser abofeteado o pellizcado, o de liberar a esa persona que significaba tanto para ustedes.

 

Pero para hacer eso es necesario tomar conciencia de cómo su mente trata de distraerlos de esas experiencias mediante la creación de las experiencias de las emociones, los sentimientos de imitación que son completamente generados por su mente y tienen poco o nada que ver con la experiencia de estar vivos.

 

Es importante, que a medida que pasan por este proceso de despertar y de recuperar su creadorazgo, tomen conciencia de sus emociones. Pueden hacerlo alejándose un poco, con sólo observarlas, optando por tomar conciencia de las experiencias que las provocaron, y luego observando lo que su mente hace con esas experiencias y los procesos de pensamiento que pasan por su mente y que conducen a las emociones que vienen después de esas experiencias.

 

Ahora, las emociones pueden ser útiles, porque tienden a exagerar las experiencias de la vida. Si alguien a quien aman les toca suavemente la mejilla, o de alguna otra manera amorosa y tiernamente, su mente crea una emoción diferente. Su mente dice, “Oh, esta persona me ama, ¡y eso me gusta!” Y su mente inunda su cuerpo con endorfinas, sustancias químicas de placer, y aumenta esa experiencia y le añade. Y eso puede ser algo maravilloso.

 

Puede ser útil queridos amigos, prestarle atención a sus emociones y darse cuenta de cómo se sienten.

 

Sus emociones son una ventana directa a lo que están creando. Son una ventana directa a los sistemas de creencias, los hábitos de pensamiento y de percepción, desde los que inconscientemente crean su realidad. Porque si están experimentando lo que llamarían una emoción negativa, entonces pueden estar seguros de que están creando inconscientemente algo que no quieren. Y si se siente lo que llamarían una emoción positiva, entonces están creando algo maravilloso en su vida.

 

Pero queridos amigos, el verdadero poder de su creadorazgo está en la elección  consciente, en crear conscientemente, por lo que les pedimos que se alejen un poco de sus emociones.

 

Ahora bien, esto puede ser algo difícil, porque las emociones son muy adictivas. Y sí, eso es especialmente cierto de las emociones negativas.

 

Una emoción negativa, cualquier emoción, pero en particular las emociones negativas, se generan y se mantienen debido a los químicos y a las drogas que su mente y su cerebro generan e inundan en su cuerpo.

 

Es como cualquier droga, queridos amigos. Es como cualquier droga que altera la mente, o droga que altera la experiencia. Se convierte en adictiva porque añade dramatismo a su experiencia. Añade profundidad a su experiencia. Amplifica y exagera la experiencia que están teniendo, y luego cuando se va de su experiencia no parece tan real más. Se siente aburrido y simple, y cuando se dan cuenta crean una experiencia que desencadena otra liberación de esos químicos en su cuerpo. Entonces el ciclo se repite, y se fortalece a sí mismo y se alimenta a sí mismo, y ustedes se vuelven una persona más y más malhumorada y amargada.

 

La solución, queridos amigos, es volver a ustedes.

 

Estar vivos como un creador consciente no es aburrido, pero tampoco es dramático. Así que se requiere de una elección alejarse de esas emociones, sentir de nuevo en quien realmente son, y observar su vida, observar lo que su mente está haciendo.

 

No funciona luchar contra sus emociones. No funciona luchar contra nada. Pero cuando lo traen a su conciencia, cuando traen el sentimiento original, la experiencia original que desencadenó la emoción, a su conciencia y observan hacia dónde va su mente con ello, entonces comenzarán a descubrir al verdadero ustedes.

 

Llevará tiempo y práctica, porque es tal la costumbre de tener una experiencia y ni siquiera notarla hasta que están tan atrapados en la emoción que su mente generó en respuesta, que han olvidado todo lo que realmente pasó. Pero es una elección, queridos amigos, como todo lo demás. Y cuanto más eligen alejarse del ciclo emocional, entrar de nuevo en su memoria y recordar la experiencia real que sucedió, y cuanto más le piden a su mente que considere otras posibilidades, o que tan sólo simplemente esté quieta y los deje tener la experiencia; entonces más rápidamente la emoción desaparecerá, y más en contacto van a estar con su propio sí mismo y con la guía que viene de su alma y de los ángeles que están a su alrededor apoyándolos.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Oh, muchos de ustedes han estado tan abrumados por sus emociones, en esta vida y durante muchas otras, que cuando alguien les pregunta lo que están sintiendo ni siquiera se los pueden decir. Han hecho todo lo posible por desconectarse de esos sentimientos. Pero queridos amigos, todavía están ahí. Simplemente están enterrados dentro de ustedes, y están dirigiendo su vida ya sea que lo sepan o no. Esas emociones, esas reacciones mentales, ustedes las han enterrado tan profundamente que ni siquiera son conscientes de ellas, pero están ahí y están dirigiendo su vida.

 

Es por eso que a veces es importante ponerse en contacto con esas emociones y dejarlas salir, y hay muchos facilitadores en el mundo que les pueden ayudar a hacer eso. Pero lo importante aquí, queridos amigos, es no quedarse allí. Una vez que hayan expresado sus emociones es el momento de ir más allá de ellas, y no quedarse atascado en el procesamiento, porque eso puede ser adictivo también.

 

Una vez que hayan identificado una emoción que se está ejecutando dentro de ustedes y la hayan sacado a la superficie y se hayan permitido expresarla, entonces es hora de retroceder, de mirarla por detrás y por debajo. ¿Cuál fue la experiencia que provocó esa emoción?

 

Ahora bien, puede haber muchos niveles, muchas capas. Y no es necesario pasar mucho tiempo escarbando, queridos amigos, porque esa emoción es dinámica, y está creando en su vida. Está creando experiencias una y otra y otra vez para volverse a disparar a sí misma, para que ustedes no tengan que mirar muy lejos.

 

Sólo tomen conciencia de la experiencia más reciente que provocó esa emoción. Tomen conciencia de lo que su mente hizo con ella, y obsérvenla en el futuro. Observen lo que su mente hace con experiencias similares. Sólo observen, queridos amigos, no hay nada más que tengan que hacer. Sólo tráiganlo a su conciencia, y su conciencia se encargará de ello a partir de ahí.

 

Quizás otras experiencias de su pasado acudan a su mente, y junto con ellas nuevas oleadas de emociones. Es importante dejarse sentir ésas. También es importante no dejarlas que se alimenten de sí mismas, no permitir que su mente las fortalezca.

 

Podrían recordar a sus padres o a alguien cercano a ustedes abusando de ustedes cuando eran un niño, y si lo dejan ese recuerdo puede provocar una nueva ronda de respuesta emocional que los puede devastar, que se puede alimentar de sí misma y convertirlos en una víctima el resto de su vida. Pero no eres una víctima querido amigo, y nunca lo fuiste, así que regresa a esa experiencia y mírala desde la perspectiva de tu alma.

 

Su alma no juzga las cosas como correctas o incorrectas o buenas o malas. Su alma simplemente tiene la experiencia, y luego sigue adelante.

 

Así que cuando tengan uno de esos recuerdos, retrocedan un poco y observen lo que sucede dentro de ustedes en relación a ello, y luego vuelvan a sí mismos. Vuelvan a ese recuerdo. Vuelvan a esa parte de ustedes que experimentó lo que fuera, y traigan a esa parte de ustedes a casa. Tomen a ese pequeño niño de la mano e invítenlo a volver a casa. Invítenlo a que suelte esa experiencia, a no negarla, sino a simplemente dejarla ir y volver a casa a ustedes. Tómenlo en sus brazos, y tráiganlo a su corazón.

 

Y luego observen lo que sucede en su vida, queridos amigos. Llevará algo de tiempo. Llevará compromiso, y una elección consciente romper con el ciclo de la adicción a sus emociones. Llevará una elección consciente, una y otra y otra vez, retroceder, tomar conciencia de sus pensamientos y de cómo su mente está reaccionando a las experiencias de la vida, y elegir una reacción diferente, elegir pensar en ello de manera diferente.

 

Si alguien los abofetea, podría querer decir que ellos estaban tratando de hacerles daño. Pero queridos amigos, ya no es necesario protegerse más. Ustedes son Dios. Ustedes son un creador, y están a salvo, si lo eligen. Así que retrocedan.

 

La tendencia es creer que si alguien los abofetea o les grita o los ataca de algún modo, que quiere decir algo acerca de ustedes. Lo asumen, creen en ellos, y entonces reaccionan a la defensiva porque no quieren que sea cierto.

 

Buenos queridos amigos, no es cierto. Cuando alguien los ataca sólo les están diciendo algo sobre ellos mismos. Cuando les dicen lo malos que ustedes son, en realidad todo lo que les están diciendo es cómo se sienten sobre ellos mismos. Se sienten pequeños y temerosos, y la única  manera que conocen para sentirse mejor es pisotearlos, hacerlos parecer más pequeños que ellos.

 

No tienen que asumirlo, queridos amigos. Si reaccionan, si permiten que su mente entre en la modalidad de la auto-protección e inunde su cuerpo con todos esos químicos, entonces caen justo en el juego de la otra persona. Se empequeñecen a sí mismos y se reducen a su nivel, y hacen lo que ellos dijeron sobre ustedes real.

 

Es por eso que un hombre muy sabio una vez dijo que ofreciéramos la otra mejilla. Oh, él no quiso decir ser sumiso, dejar que la otra persona los atropelle y les dé una paliza. Lo que quería decir era estar orgulloso y con la cabeza en alto en su conocimiento de su propia naturaleza divina, en su conocimiento de la grandeza de ustedes, en su conocimiento que la otra persona sólo les está hablando de ellos mismos.

 

Ellos sólo están pidiendo amor, queridos amigos. Al atacarlos están pidiendo algo diferente. Están pidiendo una manera de sentirse mejor consigo mismos, y si ustedes pueden retroceder de su propia reacción y simplemente estar con la experiencia, y simplemente permitir que su ataque los atraviese, entonces van a descubrir que algo mágico ocurre.

 

Descubrirán que su ataque no puede pegárseles. Descubrirán que no tiene significado para ustedes. Descubrirán que ellos pueden berrear y gritar y bailar alrededor y decirles lo terribles que ustedes son todo el día, y ustedes simplemente sentirán compasión. Ustedes empezarán a percibir lo que está pasando dentro de ellos.

 

Descubrirán, a medida que retroceden de sus emociones, a medida que optan por elegir conscientemente tener la experiencia, en lugar de la reacción a la experiencia, que su intuición regresará. Se descubrirán percibiendo cosas que nunca supieron que estaban allí antes. Se descubrirán comprendiendo cosas que nunca entendieron antes. Descubrirán que pueden ver a través de las personas. Se descubrirán comprendiendo lo que está sucediendo dentro de ellos, y entonces sabrán cómo responder de una manera que los eleve y les brinde una oportunidad de provocar un cortocircuito en el propio patrón emocional de ellos.

 

Va a cambiar su vida, queridos amigos. Los sacará de su propio patrón de respuesta emocional adictiva, y la llevará a un nivel de gozo que nunca han conocido, y de paz en su vida. Y van a cambiar las relaciones que tienen con toda vida, y en particular con la gente alrededor.

 

Entonces queridos amigos, ¿qué están sintiendo en este momento?

 

Saquen su libreta, si están dispuestos, y anoten lo que sienten en este momento. Comiencen con las sensaciones en su cuerpo. ¿Cómo se siente su trasero sobre la silla en que están sentados, si están sentados? ¿Qué dolores y molestias están experimentando en este momento? Simplemente anótenlos. No tienen que pensar en ellos, no tienen que definirlos o escribir grandes, largas explicaciones de ellas. Sólo tomen nota de ellas. Tráiganlas a su conciencia.

 

Tómense unos minutos para sólo sentir su cuerpo.

 

Ahora miren a sus emociones. ¿Cuáles emociones están pasando dentro de ustedes ahora?

 

Tomen nota de ésas también, y síganlas atrás un poco a la experiencia que las provocó. Lo que sean, ira, placer, pena, lo que sean. Sólo tomen nota de ellas, no entren en gran profundidad, y luego síganlas atrás a la experiencia que las provocó.

 

¿Cuál fue esa experiencia? ¿Cómo se sintió esa experiencia en su cuerpo antes de que su mente reaccionara a ella?

 

Tomen nota de eso. Una vez más, no analicen. Sólo tomen nota de ello.

 

Ahora observen, desde un lugar neutral, desde un lugar de aceptación y de absoluto amor por sí mismo, observen lo que su mente hizo con esa experiencia.

 

¿Cuáles fueron los pensamientos que pasaron por su mente después de haber tenido la experiencia?

 

Sólo anótenlos. No los juzguen, no los analicen. Sólo anótenlos. Ni siquiera tienen que anotar muchos de ellos, y verán el patrón.

 

Y ahora querido amigo, regresa una vez más a esa experiencia. Y aquí es donde tu poder como un creador entra en juego, porque tú puedes sanar esa experiencia ahora mismo si estás dispuesto. 

 

Simplemente regresa a ella. Quizás alguien te gritó, te dijo algo negativo. Quizás te dijeron que estabas equivocado de alguna manera. Sólo regresa a esa experiencia, y escucha ésas palabras una vez más.

 

Y ahora, elije algunos pensamientos diferentes acerca de ellos.

 

Retrocede un poco de la experiencia. Mira a esa persona a los ojos en tu mente, o siente en su energía. No intentes, no te preocupes si no sabes cómo, porque lo haces.

 

¿Qué te estaban diciendo sobre ellos mismos? ¿Y cuál es la verdad real sobre ti?

 

Al soltar la reacción automática, vas a descubrir que suceden varias cosas. Vas a ver a esa persona diferente. Al hacerte la pregunta, ¿Qué me están diciendo sobre ellos? La respuesta llegará, queridos amigos, y luego ustedes aprenderán algo nuevo sobre esa persona. Y serán capaces de sentir más compasión por ellos.

 

Entonces cuando se hagan la pregunta, ¿Cuál es la verdad acerca de mí? Esa respuesta llegará también, y podrían descubrir que hay un grano de verdad en lo que ellos decían. Y de ser así, simplemente traigan esa parte de ustedes a su conciencia y ámenla. Sosténganla. No traten de negarla. 

 

Eso es lo que su mente estaba haciendo, queridos amigos, en sus reacciones. Estaba tratando de negar que pudiera haber algo malo con ustedes. Y no lo hay, queridos amigos, pero hay cosas acerca de ustedes que sería muy valioso que trajeran a su conciencia. Y cuando alguien más se los grita o los pisotea, es muy posible que ellos les estén brindando una oportunidad de traer una de esas cosas a su conciencia. Así que déjenla entrar, y déjenla ser parte de ustedes. No traten de arreglarla. Sólo sosténganla. Tomen conciencia de ella. Y cuando lo hacen, se transformará y ustedes encontrarán un nuevo nivel de su grandeza.

 

Queridos amigos, va a tomar un poco de práctica antes de que sean capaces de hacer esto sobre la marcha, como quien dice, en el momento en que algo pasa. Pero cuando toman la decisión empezará a ocurrir más y más, y no tienen que esperar para la próxima vez que suceda. Pueden escoger cualquier emoción que estén sintiendo en este momento y regresar a la experiencia desencadenante, y redefinirla. Pueden traerla a su conciencia y consciente y amorosamente redefinirla en su mente, y encontrar una manera diferente de pensar en ello.

 

Oh, su mente se rebelará  al principio, porque su mente quiere tanto estar en lo cierto. Su mente realmente cree que esa otra persona tiene poder sobre ustedes, y quiere demostrar que no lo hacen. Por lo tanto, quiere estar en lo cierto, y quiere convencerlos a ellos de que está en lo cierto.

 

Pero eso sólo perpetúa el problema, queridos amigos, y continúa su creación inconsciente de lo que otras personas quieren en lugar de lo que ustedes quieren. Así que es tiempo de hablar con a su mente, y hacer la elección consciente de retroceder y pensar de forma diferente sobre lo que pasó.

 

Cuando lo hacen su vida cambiará, y ustedes serán mucho más felices de lo que alguna vez lo fueron.

 

Somos completos.

 

Lección 8: Yendo Más Allá de la Dualidad

 

 

Queridos creadores, es difícil aceptar las cosas que creen que son mentiras. Es difícil aceptar las cosas que creen que son malvadas u oscuras, y es difícil aceptar las cosas que ponen en duda lo que ustedes llaman verdad.

 

Es difícil confiar en ustedes mismos cuando existen tantas cosas a su alrededor que les parecen falsas, cuando existen tantas cosas a su alrededor que no pueden aceptar. De hecho, entonces es imposible confiar en ustedes mismos, porque en algún nivel saben que las crearon; así que, ¿cómo puede ser posible confiar en ustedes mismos?

 

Bueno queridos amigos, en esta lección queremos discutir la naturaleza de la realidad. Queremos discutir la naturaleza de la verdad y las mentiras, y lo bueno y lo malo, y la luz y la oscuridad, porque no son lo que parecen.

 

Hubo un momento, queridos amigos, en que nada de eso existía. Al principio, o en realidad antes del principio (e incluso esas palabras no son exactas, pero son lo mejor que tenemos en este momento), sólo existía la conciencia. No había luz ni oscuridad. No había bueno ni malo. No había masculino o femenino. No había preguntas ni respuestas. Simplemente era, y eso era todo.

 

Entonces llegó un momento en que una cuestión se planteó, en que la conciencia se preguntó, “¿Quién soy?” De repente hubo una pregunta y necesitaba una respuesta, y en ese momento nació la dualidad.

 

Ahora la respuesta, queridos amigos, la respuesta surgió en el momento de la pregunta, porque la pregunta no podía existir a menos de que la respuesta también existiera, porque esa es simplemente la naturaleza de la realidad. En esa conciencia de Todo Lo Que Era existía todo lo que alguna vez podría ser, pero se podría decir que no se expresó. No se experimentó. La respuesta estaba allí, de lo contrario la pregunta no podría haber surgido.

 

Pero la conciencia preguntó, “¿Quién soy?” Y en ese acto de expresión el universo comenzó a existir.

 

La pregunta y la respuesta tomaron forma, en cierto sentido, y se miraron, y en el espacio entre ellos hubo una tensión de potenciales, una gran tensión. Y la conciencia miró a esos potenciales, y a la gran pregunta y a la gran respuesta, y la conciencia dijo, “¡Quiero experimentar ésos potenciales!”

 

Y así la conciencia explotó en un billón de billones de sí misma, cada una todo lo que había sido, cada una con esa pregunta quemando en su interior. Y una de esas, querido amigo, eras tú.

 

Así que la conciencia entró en la pregunta y en la respuesta. O quizás se podría decir que la conciencia entró en el espacio entre la pregunta y la respuesta. Un billón de billones de formas de sí misma, a fin de experimentar todos ésos potenciales.

 

Ahora bien, cuando entraron en ese espacio, se encontraron limitados. Oh, en comparación con su sí mismo humano parecían casi infinitos, pero en comparación con lo que habían sido, de repente estaban limitados. De repente encontraron que había otros a su alrededor.

 

A medida que miraban a su alrededor y empezaron a explorar, encontraron que algunas cosas parecían ser verdad, y otras cosas parecían no ser verdad. Y sin embargo queridos amigos, cuando hablaron de esto con otro ángel los miraron como si estuvieran locos y dijeron, “Claro que no, desde aquí es tan claro como el día que lo otro es verdad y que eso es falso. ¡Lo que piensan que es verdad, es falso!” Y ustedes pensaron que ellos estaban locos, y ellos pensaron que ustedes estaban locos, y comenzaron las batallas.

 

Y entonces ellos hicieron algo que los dañaron, dijeron algo que los hizo parecer pequeños. Ustedes dijeron, “¡Eres malo!”

 

Alguien más se acercó y dijo algo que los hizo sentirse más grandes, y ustedes les dijeron, “¡Eres bueno!”

 

Y así lo bueno y lo malo nació, queridos amigos. La luz y la oscuridad nacieron. El masculino y el femenino, la más grande de las dualidades, nació. Porque hubo quienes se identificaban más con la respuesta, más con la energía masculina, y hubo quienes se identificaban más con la pregunta, la energía femenina.

 

Oh, querido amigo, tú no eres ni masculino ni femenino. Simplemente eres conciencia. No eres ni bueno ni malo. No eres ni luz ni oscuridad. Simplemente eres.

 

Pero se te olvidó, a medida que comenzaste esta gran aventura de explorar todos esos potenciales. Dentro de la dualidad creada por la pregunta y la respuesta había increíbles potenciales, increíbles oportunidades para la experiencia. Así que tú, querido Dios, entraste en esta experiencia, en esta aventura, con gran deleite. Pero en el proceso se te olvidó quién eras, y empezaste a creer que la dualidad era real. Pero no era así, queridos amigos. Era una gran ilusión, un gran sueño que han estado soñando por mucho tiempo.

 

Y ahora, queridos amigos, ha llegado el momento de liberar la dualidad. De hecho ya ha comenzado, porque la pregunta y la respuesta ya han comenzado a resolverse. El sueño, queridos amigos, está llegando a su fin.

 

¡Oh, ha sido un sueño grandioso y maravilloso! Han tenido aventuras más allá de las imaginaciones más locas de cualquiera, en cualquier lugar, en cualquier momento, y han aprendido cosas que jamás podrían haber imaginado. ¡Sí, ha sido una gran aventura!

 

Y ahora, queridos amigos, la aventura de la dualidad está llegando a su fin. Ustedes están empezando a despertar. Están empezando a reunir todo de ustedes mismos de nuevo.

 

Oh, habrá más aventuras. Lo que ustedes han hecho ha cambiado a todo lo que es, y a todo lo que era. Pero esta aventura, este gran sueño, queridos amigos, está llegando a su fin. La pregunta y la respuesta se han vuelto a reunir.

 

¿Quién soy? Preguntan.

 

Yo soy el que yo soy.

 

Así que queridos amigos, un creador ve a través de la dualidad. Un creador entiende que la dualidad en sí es una ilusión. Un creador entiende que en realidad no existe tal cosa como la verdad o la mentira. No existe tal cosa como bueno o malo. No existe tal cosa como luz u oscuridad. No existe tal cosa como masculino o femenino. Lo que existe en última instancia, queridos amigos, no es otra cosa que la conciencia, porque todo lo demás es parte del sueño; parte de esta gran ilusión.

 

Oh, pero eso no quiere decir que sea una mentira. La experiencia que han tenido es completamente real. Es como una película, queridos amigos, o un juego de video. Entran al cine, o inician su juego, y saben que es una ilusión. Y, sin embargo, mientras están ahí tienen una experiencia. Esa experiencia, queridos amigos, es absolutamente real. Esa experiencia se quedará con ustedes para siempre, aunque llegará un momento en que saldrán del cine, o en que apagarán ese juego de video.

 

Y así es, queridos amigos, con la vida. Este viaje en que han estado, esta tierra y todo en ella, incluso antes de que la Tierra alguna vez existiera, todo ha sido un juego de video, en cierto sentido, y ahora están llegando al final del juego. Ahora están empezando a recordar quienes realmente son, y lo que es verdaderamente real.

 

Lo único que es verdaderamente real, queridos amigos, es ustedes, y ustedes son conciencia.

 

Así que a medida que miran la vida, empiecen a verla en esa perspectiva. No existe verdad, y no existen mentiras. Porque, queridos amigos, ustedes son el creador, y lo que sea que elijan que sea verdad es verdad para ustedes.

 

Miran la vida, a otras personas, miran sus sistemas políticos, y dicen, “¿Cómo pueden las personas decir semejantes mentiras? ¿Por qué no pueden ver que este lado de aquí tiene la verdad?

 

Tiene mucho sentido para ustedes. ¿Por qué los demás no lo pueden ver? Ellos deben de estar locos, piensan. Pero queridos amigos, desde su perspectiva sienten lo mismo que ustedes. No entienden cómo ustedes pueden decir semejantes mentiras, o cómo ustedes no pueden ver lo que ellos ven como verdadero.

 

Ellos no están locos, no más de lo que ustedes están locos. Pero ellos son creadores, queridos amigos, y por lo tanto han creado ésas cosas para que sean verdaderas para ellos. Pero se olvidaron de que son creadores, al igual que a ustedes. Y piensan, al igual que pensaron ustedes, que si algo es cierto para ellos debe ser cierto para todo el mundo. Y así grandes batallas y guerras se han librado, y se siguen librando, sobre la verdad de quién va a ganar.

 

Los mismo puede decirse de la luz y la oscuridad, o más específicamente de lo que llamarían bueno y malo. Porque queridos amigos, desde su perspectiva ciertas cosas parecen ser buenas, y otras cosas parecen ser malas. Pero desde la perspectiva de otra persona ésas mismas cosas se invierten. Desde la perspectiva de otra persona las cosas que ustedes creen que son buenas, ellos las ven como el mal supremo. Y lo que ustedes creen que es malo, ellos lo ven como el mayor bien.

 

Ustedes pueden creer que las personas deberían ser libres, libres de vivir como elijan; que la libertad es buena, y que el control de otras personas es malo. Pero hay muchas personas en el mundo, queridos amigos, que creen sinceramente que no se puede confiar en las personas, que deben ser controladas y dirigidas, y que sólo muy pocas personas tienen la sabiduría para determinar lo que es correcto e incorrecto o cómo deben vivir los demás. Ellos ven la libertad como mala, y ven en lo que ustedes creen como que viene del mismo diablo.

 

Entonces, ¿quién tiene la razón, queridos amigos?

 

Bueno, ambos, porque ambos son creadores y ambos han creado una realidad que es verdadera para ustedes.

 

Así que ¿cuál, entonces, es la solución?

 

La solución, queridos amigos, es ir más allá de la dualidad. La solución es entender que tú eres un creador, y que eres soberano y pleno y completo. , querido amigo, eres el único ser en cualquier lugar que puede crear en su experiencia.

 

No lo parece, lo sabemos, porque han permitido que todos los demás creen en su realidad.

 

¿Por qué han permitido eso? Debido a que pensaron que eran limitados, y pensaron que tenían que crear en la realidad de ellos. Y el momento en que trataron de hacer eso, les entregaron el poder de crear en su realidad.

 

Así que queridos amigos, es hora de volver a casa a ustedes. Es hora de recordar que ustedes son el creador de ustedes y de su vida. Es hora de recordar que cada persona allá afuera es un creador, y que tienen el derecho de crear su vida y su realidad como sea que quieran. Y no están equivocados, más de lo que ustedes están equivocados.

 

Es hora de ver que toda dualidad es una ilusión. Cada pedacito de ella, en todas partes. Todo es una ilusión, queridos amigos. Es hora de ver más allá. Entonces serán capaces de aceptar las cosas que están en su vida, las cosas que han creado, y cuando las aceptan serán capaces de crear algo nuevo.

 

Es hora de ver que no existe tal cosa como la verdad o la mentira, porque todo es verdad si permites que lo sea. Pero tú, querido creador, tú puedes elegir lo que es verdadero para ti. Pero no puedes elegir lo que es verdadero para otro ser creador, y ahí es cuando los problemas entran en juego.

 

Pensaron que eran limitados. Pensaron que todos los demás eran limitados. Y pensaron que por el bien mayor tenían que decidir lo que es cierto para los que los rodean, porque ustedes no entendían. Pensaron que había una verdad absoluta. Pensaron que si algo es cierto para ustedes tenía que ser cierto para otra persona, para todos los demás. Pero no es así, queridos amigos. No es así como funciona la realidad.

 

Hay espacio en este universo para todo lo que se puedan imaginar, y mucho, mucho más. Es hora de que regresen a ustedes, y de que creen su propia realidad de la forma que deseen. Pero no se puede hacer eso, queridos amigos, mientras estén tratando de decidir lo que es cierto y lo que no es cierto. Lo único que es en realidad verdad es lo que eligen, pero sólo es cierto para ustedes.

 

Entonces, ¿qué eligen, queridos amigos?

 

¿Elijen seguir jugando el pequeñito juego de Yo tengo la razón y tú estás equivocado? ¿O eligen ir más allá de eso?

 

¿Pueden decirle a alguien que no está de acuerdo con ustedes, pueden decir, Yo tengo la razón, y tú tienes la razón también?

 

Oh, ellos podrían pensar que están locos entonces. Pero queridos amigos, ello cambiará su vida, y es probable que cambie su relación con esa persona y que ellos empiecen a verlos bajo una luz diferente. Lo más probable es que los respeten más.

 

Algunos no lo harán, porque algunos no están dispuestos a comprender nada de eso todavía. Pero queridos amigos, acaban de sembrar una semilla en ellos que, con el tiempo, empezará a cambiar su forma de ver la vida y cómo ven el mundo. Pero lo más importante, habrán dado otro paso más hacia ustedes. Habrán puesto abajo otra espada, y dejado ir otra pieza de su batalla.

 

Cuando miran al mundo, queridos amigos, y ven todas ésas cosas horribles pasando; ven a las personas sufriendo; ven a las personas oprimiendo a otros; ven toda esta maldad en el mundo, y quieren hacer algo al respecto; queridos amigos, lo más grandioso que pueden hacer es retroceder y dejar que sea.

 

Porque queridos amigos, ustedes son un ser eterno. Ustedes son Dios también. No pueden ser lastimados, y lo mismo puede decirse de todos los demás seres que hay. Ellos son seres eternos, y realmente no pueden ser lastimados. Ellos están aquí para jugar un juego, queridos amigos. Están aquí para tener una experiencia que ellos han elegido. Vinieron aquí específicamente para experimentar ser oprimidos, ser controlados y esclavizados. Algunos de ellos vinieron aquí específicamente para experimentar lo que es morirse de hambre, o ser torturados.

 

Ustedes lo han hecho, queridos amigos, han tenido vidas así. Porque tú, querido Dios, querías saber cómo era. Entonces, ¿cómo te atreves a decidir que es una experiencia mala para ellos? ¿Qué te da ese derecho, querido amigo?

 

Ahora, muchas de esas personas están atrapadas en ésas experiencias. Ustedes mismos han estado atrapados ahí. Han pasado vida tras vida desesperados, atrapados en una horrible experiencia una y otra vez, hasta que llegó un momento en el que, en algún lugar dentro de ustedes, dijeron “Basta,” y salieron de ella.

 

Así que muchas de esas personas que ustedes ven, están atrapadas allí, y están buscando una salida. Pero cuando ustedes salen a luchar contra sus opresores, en realidad no les dan una salida, queridos amigos. Únicamente perpetúan sus juegos. Perpetúan la ilusión. Ellos no necesitan ser rescatados; lo que necesitan es ver un ejemplo. Así que cuando ustedes retroceden, cuando liberan su juicio de bueno y malo, hacen más por esas personas que cualquier otra cosa que podrían hacer.

 

Hay una parábola maravillosa en la biblia, queridos amigos. Es la parábola de la creación, y en esta parábola Dios creó la tierra y todo en ella. Creó al hombre y a la mujer y los puso en el jardín, y dijo, “Pueden comer de cualquier árbol aquí excepto de uno, el árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo. Porque cuando coman de ese árbol, de seguro morirán.

 

Y queridos amigos, hay gran sabiduría en eso. No quería decir que había un castigo que llegaría cuando rompieran esa regla, porque no era el punto. El punto era, el punto es, que en el momento de decidir que algo es bueno, o el momento de decidir que algo es malo, se mueren. Una parte de ustedes se muere, porque ninguno es verdad, queridos amigos. Tanto lo bueno como lo malo son ilusiones. Son un estado antinatural para ustedes, porque ustedes simplemente son. No son ni buenos ni malos, y contienen la energía de ambos, porque son simplemente dos perspectivas en una energía.

 

La dualidad está llegando a su fin, queridos amigos, y con ella todo el concepto de bueno y malo, o de verdad y mentira. Si desean recuperar su creadorazgo, entonces es hora de ir más allá de la dualidad. Es hora de permitir todas las cosas, de aceptar todas las cosas. Es hora de soltar la batalla con las cosas que no les gusta.

 

Es hora de volver a ustedes, de confiar en ustedes, y de crear su vida a su manera.

 

Pero no se puede hacer dentro de la dualidad. No pueden hacerlo hasta que suelten la batalla con las cosas con las que no están de acuerdo.

 

Al tomar esa decisión, queridos amigos, su vida nunca será la misma de nuevo. Se llega a ver las cosas de manera diferente. Se llega a ver la belleza maravillosa e increíble de todo lo que es. Se llega a ver esa papel que todas esas cosas han desempeñado para ayudarlos a convertirse en lo que son.

 

Así que respiren profundamente, queridos amigos, y expandan su conciencia más allá de la dualidad.

 

Somos completos.

 

Lección 9: Haciéndolo Realidad

 

 

Entonces queridos creadores, ¿cómo podemos hacer todo esto real? ¿Cómo lo hacemos práctico en la vida en la Tierra?

 

Es fácil hablar de aceptación y confianza y todas esas otras cosas. Pero cuando se trata de su vida cotidiana, que es el único lugar que importa, no es tan fácil.  Por lo menos al principio. Porque queridos amigos, han pasado muchas, muchas vidas en la Tierra resistiéndose a lo que es, resistiéndose a sus propias creaciones.

 

Desde el momento en que Todo Lo Que Era dejó el hogar; desde el momento en que se encontraron en el vacío como un ángel único, como uno de un billón de billones de otros ángeles únicos, desde ese momento en adelante empezaron a olvidar que son el creador. Y desde entonces han estado procurando crear su vida entrometiéndose en la vida de otras personas, resistiéndose a las cosas que están en su vida, procurando arreglar la vida y cambiándola, procurando arreglarse a sí mismos y cambiarse a ustedes.

 

Ahora, queridos amigos, empiezan a recordar. Están empezando a recordar quiénes son realmente, y con ese recuerdo llega el cambio. No sucede todo a la vez. Se requiere de mucho valor y mucha paciencia con ustedes mismos.

 

Ustedes tienen algunos hábitos profundamente arraigados; hábitos de verse como pequeños, hábitos de verse a sí mismos a merced de los demás, incluso a merced de ustedes mismos, de su propia mente, o de su propio ego; o de su propio cuerpo. Pero queridos amigos, es un sueño. Es una ilusión. Porque ustedes son un  creador magnífico, y están a merced de nadie ni de nada.

 

Entonces, ¿cómo aceptar esas cosas de la vida que están tan acostumbrados a resistir?

 

Este que llaman John tuvo un sueño anoche. En este sueño estaba con un grupo de personas, y se acercó el diablo. Oh, hay un ser que se podría llamar el diablo. Es un ser que fue creado por ustedes, queridos amigos, por todos nosotros. Es un ser en el que hemos tratado de esconder nuestro propio mal, nuestra propia oscuridad. Pero para seguir adelante, para ser un creador, deben recuperar su oscuridad. Así que pueden estar seguros de que se enfrentarán a su propio demonio en el camino, porque es el momento de darle la bienvenida a casa.

 

Así que en este sueño, se acercó el diablo. Oh, él no parecía un diablo. Era encantador, hablantín, contaba chistes y en general hacía que la gente se sintiera bien. Y sin embargo, John sabía quién era, y John sabía que pronto empezaría a torturar a estas personas, y sentía que tenía que hacer algo al respecto. Así que estaba devanándose los sesos, tratando de pensar en qué hacer. Sabía que las armas no iban a funcionar. Sabía que el diablo no se podía matar o herir, por lo que tenía que pensar en otra cosa.

 

Tardó muy poco en pensar, “Bueno, tal vez si me dejo llevar por él, lisonjearlo, por así decirlo, tal vez encuentre una manera de engañarlo, o de alguna manera obligarlo a que se vaya.” Y entonces recordó: así no funciona. “Tengo que aceptarlo,” dijo John.

 

Bueno, entonces empezó a pensar, “Tal vez si lo acepto, tal vez eso hará que desaparezca. Pero, ¿si no lo hace? Entonces me llevaré una decepción, porque habré fracasado.”

 

Y entonces recordó una vez más: no funciona de esa manera tampoco. “Tengo que retroceder,” se dio cuenta. “Tengo que en verdad, realmente, aceptarlo. Tengo que aceptar lo que hace, y tengo que aceptar a aquellos personas que, en algún nivel, optan por jugar a este juego con él.” Y entonces se  despertó.

 

Mientras yacía despierto después del sueño, John sintió frustración. “¿Cómo?” preguntó. “¿Cómo puede uno aceptar tal maldad? ¿Cómo se mantiene uno al margen y ver que a otras personas las dañen?

 

Queridos amigos, no es fácil para un humano, porque los humanos no recuerdan quienes son. Pero tú eres un creador, querido amigo. Eres un eterno ser infinito. Tú eres Dios también. ¿Este cuerpo que habitas? No es diferente al auto que conduces. ¡No es tú! Es algo que has creado, con el fin de tener una experiencia. Es un vehículo que habitas, y llegará un tiempo, tarde o temprano, en que abandonarás este vehículo, en que ya no te sirva.

 

Porque quienes ustedes son, queridos amigos, es mucho más. Quienes ustedes son nunca puede ser lastimado, y lo mismo es cierto para las otras personas. Han elegido jugar el juego que están jugando, y no se le puede ayudar uniéndoseles en ese juego. No se les puede ayudar luchando contra su maldad.

 

Y del mismo modo, queridos amigos, no se pueden ayudar a sí mismos luchando contra su propia maldad.

 

La aceptación comienza con la aceptación de sí mismos. Y aún más, comienza con la aceptación de su propia falta de aceptación. ¿Acaso no es un acertijo interesante?

 

Porque queridos amigos, entienden que tienen que aceptar aquellas cosas que son difíciles de aceptar, y una parte de ustedes ya lo sabe. Una parte de ustedes lo sabía antes de que escucharan este mensaje. Así que han estado luchando con ustedes mismos. “¡Debo aceptar eso, pero es tan difícil y no sé cómo!” queridos amigos, comiencen por aceptar que no lo aceptan, y dejen que eso esté bien.

 

El despertar es un viaje. Oh, está sucediendo muy rápidamente en comparación con el tiempo que han estado dormidos, pero sigue siendo un viaje. Deben comenzar con las cosas pequeñas.

 

Y llegará un día en que mirarán la vida, a todos los juegos que la gente está jugando a todo su alrededor, e incluso a los juegos que todavía se están llevando a cabo dentro de ustedes, y dirán, “¡Está todo bien! ¡Es todo una aventura increíble y una magnífica creación!”

 

Y llegará un día en que estarán tan en paz con la vida y con ustedes mismos que pueden decir, “Elijo un auto nuevo,” y el auto aparecerá en su camino de entrada. ¡Porque así de poderosos son, queridos amigos!

 

Pero han estado viviendo como si no lo fueran durante mucho tiempo, y tienen un montón de hábitos que cambiar antes de llegar a ese lugar.

 

Entonces, ¿cómo cambian un hábito?

 

Normalmente no se puede simplemente apagarlo. Muy rara vez funciona, y en las raras ocasiones en que tienen éxito, por lo general sólo aparece en otra forma, porque la energía debajo de ello no ha cambiado. Los sistemas de creencias debajo de ello no han cambiado.

 

Muchas personas niegan sus hábitos. No quieren admitir que los tienen, porque no quieren admitir que una parte de sí mismos es más fuerte de lo que lo son ellos, o que alguna parte de sí mismos no puede ser controlada.

 

Pero ustedes no pueden ser controlados, queridos amigos. La vida no puede ser controlada.

 

Así que lo primero que deben hacer es reconocer que tienen estos hábitos. Reconozcan que han caído en la costumbre de verse pequeños. Reconozcan que tienen la costumbre de preocuparse por su futuro, y de cómo las cosas van a desarrollarse. Reconozcan que tienen una costumbre de maltratarse, de luchar consigo mismos. Y entonces acepten ésas hábitos, queridos amigos, y acéptense a sí mismos.

 

Ah, ¿pero cómo se hace eso? Pues bien, los hábitos partieron de un sistema de creencia, de algo que pensaban que era cierto, así que pueden comenzar por redefinir ese sistema de creencia. O incluso antes de eso, por ponerse en contacto con lo que ese sistema de creencia es.

 

Piensen en un hábito ahora del que sean conscientes, y que les gustaría cambiar.

 

Traigan es hábito plenamente a su conciencia. Reconozcan que lo que realmente es, es un hábito. Reconozcan que es algo que realmente les gustaría cambiar.

 

Ahora pregúntense, ¿de dónde procede ese hábito? ¿Qué tengo que creer para haber creado este hábito?

 

Tomen la costumbre de verse como pequeños e indefensos. Casi todos los humanos en la Tierra tienen esa costumbre. ¿Por qué creen que la crearon?  ¿Por qué creen que eligieron sentirse pequeños? ¡Tú, un magnífico ser infinito! ¿Por qué elegirías sentirte pequeño?

 

Les podemos decir una razón, y encontrarán muchas más a medida que exploran esto. Una de las razones fue que se sintieron perdidos, y se sintieron solos. Y tenían miedo de que si se presentaban en toda su grandeza ahuyentarían a los demás, y entonces estarían aún más solos. Así que se hicieron pequeños para tratar de conseguir amor de los demás.

 

Sientan en eso, queridos amigos. ¿Cuántos hábitos en su vida provienen de eso? ¿Cuántas cosas hacen sólo para sentirse amados? ¿Sólo para evitar alejar a las personas?

 

Ahora queridos amigos, es hora de redefinir esa creencia. Porque es una mentira. Oh, la han convertido en muy cierta. En el sueño ha sido la verdad de la vida, y ahora como despiertan ya no es verdad.

 

No están solos, queridos amigos. Nunca han estado solos, y no pueden nunca estar solos. ¿Pueden dejar entrar eso?

 

Piensen en la gente a su alrededor, por los que se sienten atraídos y por los que los repulsan.

 

¿Acaso no son los que los atraen los que están más plenos de sí mismos? ¿Los que se aman a sí mismos? No en un sentido del ego, no en el sentido en el que se sienten mejor que los demás, sino los que realmente conocen su propia grandeza. ¿Acaso no se sienten atraídos por ellos como un imán?

 

¿Acaso no son los que los repulsan los que creen que son pequeños? Oh, muchas veces lo taparon con una imitación de grandeza. Pero ustedes siempre pueden notar la diferencia, porque ellos creen que su grandeza es mejor que la de cualquier otra persona. Tratan a los demás con prepotencia. Hacen que otras personas se sientan pequeñas. Aseguran tener la verdad, y sólo la verdad.

 

Así que queridos amigos, ¿cuál prefieren ser?

 

Todo se reduce a una elección, queridos amigos. No pueden cambiar un hábito apagándolo, o luchando contra él. Pero pueden elegir algo diferente. Y cada vez que ese hábito se presente pueden elegir redefinirlo, y redefinir la creencia por debajo de ello.

 

Cuando se encuentran preocupándose por la vida y cómo va a desarrollarse en el futuro, pueden tomar la decisión de volver al momento del ahora, dirigir su atención y sus pensamientos a todo lo que es bueno en su vida ahora mismo.

 

Oh, tendrán que practicar. Se les olvidará. Se encontrarán a sí mismos preocupándose otra vez, y luego simplemente toman la decisión de nuevo. Y actúan sobre esa elección y llevan sus pensamientos a otra cosa; llévenlos a algo que es maravilloso en su vida.

 

Y cuanto más lo hacen más rápidamente recordarán, hasta que en algún momento algo les ocurrirá y se preguntarán, “¿Qué pasó con ese hábito? Es sorprendente lo poco que me preocupo estos días, ¡y es maravilloso!”

 

Se necesita tiempo, queridos amigos, y hay que tener paciencia con uno mismo. Pero también se necesita elección, y compromiso.

 

Se necesita tomar una decisión de hacer algo diferente, pensar en algo diferente; y se necesita un compromiso de volver a esa elección una y otra vez. Y también se  necesita un compromiso para sonreír cuando se descubren de nuevo en el hábito, en lugar de reprenderse.

 

Vuelvan a la costumbre en que estaban pensando hace unos momentos, y a la creencia debajo de ella.

 

Ahora, ¿cómo pueden redefinir eso? ¿Cuál es la verdad de esa creencia?

 

Ustedes son un magnífico creador, queridos amigos. Son infinitos y eternos. Son tan grandiosos como cualquier ser en cualquier lugar, así que, ¿cuál es la verdad real de esa creencia?

 

Ahora, ¿qué se pueden decir a sí mismos cuando se encuentran de nuevo en ese hábito y viviendo desde esa limitada creencia otra vez? ¿Qué se pueden decir a sí mismos para recordarse de la verdad y para dirigir su atención a esa verdad?

 

Ahora, ¿optan por cambiar este hábito? ¿Cambiar esta creencia? ¿Están seguros de que lo eligen?

 

¿Lo eligen lo suficiente como para hacer una nota de la verdad, y pegarla por toda la casa si es necesario? ¿Para recordarse, siempre que se encuentren viviendo ese hábito de nuevo, de sonreír? ¿Para recordarse de la verdad? ¿Optan por hacer eso, queridos amigos?

 

Háganse ese compromiso ahora mismo, si están dispuestos.

 

La aceptación comienza con las cosas pequeñas. Como todo lo nuevo que se aprende en la vida, se comienza con las cosas pequeñas, las cosas fáciles. Porque las cosas grandes los abrumaran, y cuando fracasan se sentirán peor que antes.

 

Así que empiecen con las cosas pequeñas, queridos amigos. Háganse el compromiso de aceptar todo lo que puedan, y de sonreír cuando suceden cosas que no les gusta. O si no pueden sonreír, sólo dejen ir la batalla contra ellas. Poco a poco queridos amigos, y en verdad mucho más rápidamente de lo que imaginan, cambiarán de opinión. Comenzarán a ver las cosas de manera diferente.

 

Y llegará un día en que ni siquiera tendrán que aceptar las cosas, porque podrán ver su belleza. Verán la grandeza, y la maravillosa perfección, de todo lo que es. Entonces no habrá nada que no tengan que aceptar, y no habrá nada que aceptar, porque podrán ver lo perfecto que todo es.

 

Oh, es muy probable que el mundo se vea mucho como lo hace ahora, queridos amigos. Lo único que habrá cambiado es su perspectiva.

 

Oh, pero desde ese lugar serán un faro de la luz más brillante para otros. Y desde ese lugar de absoluta aceptación, de verdaderamente ver la perfección de todo; desde no hacer absolutamente nada para cambiar el mundo o cambiar nada en él; serán una influencia más poderosa para el cambio de lo que jamás hubieran imaginado.

 

No tiene sentido para la mente, queridos amigos, o para el humano. Pero es verdad, y cuanto más aceptan las pequeñas cosas ahora, más llegarán a conocer esta verdad.

 

Se necesita práctica, queridos amigos, y se necesita compromiso.

 

Oh, hay tantos grandes creadores en este mundo que saben que son creadores. Saben que es el momento de aceptarse a sí mismos, pero no están dispuestos a asumir ese compromiso. Están demasiado cómodos con su juego. Les es familiar. Están demasiado cómodos con odiarse, por lo que no están dispuestos a hacer realmente esa elección.  Oh, lo apoyan de boquilla. Dicen, “¡Por supuesto que elijo aceptarme!” pero en realidad no lo dicen en serio.

 

Queridos amigos, está bien. Si ahí es donde están, es perfectamente válido. Lo pueden posponer el tiempo que quieran, y seguir viviendo su pequeñita mentira. Pero si quieren recuperar su creadorazgo; si quieren crear la vida que siempre han soñado; si quieren ser todo lo que son; entonces tienen que decirlo en serio.

 

Tienen que comprometerse a practicar activamente la aceptación.

 

Y eso no quiere decir dorarle la píldora a todo. No quiere decir que nieguen las cosas que no se sienten bien. Eso no es aceptación, queridos amigos, ¡eso es ocultar!

 

Significa que se permiten sentir lo que sienten. Significa que se permiten sentirse enojados, sentirse juzgadores, sentirse heridos, sentir lo que sea que estén sintiendo, queridos amigos. A veces significa que se permitan expresarlo. ¡Eso es aceptación!

 

La aceptación no es reprimir su expresión. Eso es lo opuesto a la aceptación. La verdadera aceptación es permitirse ser exactamente quiénes y qué son, y eso incluye lo oscuro y lo malvado tanto como el bien y la luz.

 

Y sí, es cierto, a algunas personas no les gustará eso. Algunas personas se preguntarán qué les ha ocurrido, y algunos de ellos se los dirán. Algunas personas dejarán sus vidas, queridos amigos. ¿Pueden permitir eso también? ¿Pueden aceptar eso también? ¿Y pueden aceptar y permitir los sentimientos que surgen en su interior como resultado?

 

Porque sólo entonces encontrarán la libertad. Sólo en ese nivel de aceptación serán capaces de recuperar su creadorazgo. Pero empieza con las cosas pequeñas, queridos amigos. Empieza con las cosas pequeñas.

 

Entonces, ¿están listos para hacer ese compromiso, queridos creadores?

 

 Elijo permitir todas las cosas, tal y como son. Elijo permitirme sentir lo que siento. Elijo permitirme expresar lo que tengo que expresar, y me comprometo a regresar a esta elección cada vez que me parezca que he olvidado. Elijo amarme, tal y como soy.

 

¿Pueden hacer esa elección, queridos amigos? ¿Están dispuestos a hacerlo ahora?

 

¿Están dispuestos a hacerse ese compromiso en este momento?

 

Somos completos.

 

Lección 10: Abrazando Su Oscuridad

 

 

Queridos creadores, vamos a hacer una declaración contundente aquí: Su divinidad, esa parte divina de ustedes que han anhelado durante tanto tiempo, que escondieron en un capullo para su resguardo y para que sostuviera un equilibrio para ustedes; su creadorazgo divino; su divinidad, querido creador, se encuentra en su oscuridad

 

Ya ven, como discutimos antes, no son ni luz ni oscuridad, porque la luz y la oscuridad simplemente son dos caras de un todo. La luz y la oscuridad simplemente son dos caras de la dualidad. Se podría decir que la oscuridad representa la pregunta, esa pregunta original de “¿Quién soy?” Representa la energía femenina. La luz representa la respuesta, o la energía masculina, y ninguna, queridos amigos, puede ser completa sin la otra. Tampoco puede existir sin la otra.

 

Al principio, cuando iniciaron su viaje, comenzaron a experimentar cosas que no se sentían tan bien. Se encontraron haciendo cosas de las que más tarde se sintieron avergonzados, o no lograron hacer cosas que desearon haber hecho. Entonces se acercó la oscuridad y dijo, “Querido, te amo tanto que te quitaré ésas cosas, y las sostendré para que puedas continuar con tu viaje.”

 

De lo contrario, hubieran quedado atrapados hace mucho tiempo. No hubieran podido continuar, porque hubieran estado muy desgarrados, muy enterrados en la vergüenza.

 

Y así la oscuridad tomó ésas cosas de las que estaban avergonzados. Tomó ésas cosas en las que se sentían como un fracasado, o donde estaban tan dolidos que no podían soportarlo. Y la oscuridad las sostuvo. Y la oscuridad dijo, “Voy a sostenerlas el tiempo que lo necesites, y cuando llegue el momento te las devolveré; cuando estés listo.”

 

Queridos creadores, ese momento es ahora. Si están escuchando o leyendo este mensaje y se sienten conmovidos por él, entonces queridos amigos, ha llegado el momento. Ya están listos para recuperar todo lo que son.

 

Ahora bien, no tienen ningún problema en recuperar sus partes de luz. De hecho, realmente no hay mucho que recuperar ahí, porque ésas son las partes de ustedes que les gusta, que se sienten bien,  que nunca han dejado de lado.

 

Ésas partes oscuras de ustedes, ésas son un tema diferente. Muchas de ellas están heridas. Muchas de ellas todavía sienten un intenso dolor de lo que sucedió hace mucho, mucho tiempo. Muchas de ellas ustedes consideran que son malvadas, y ellas todavía sienten la vergüenza de su juicio.

 

Es el viaje máximo del héroe, queridos amigos, permitir que ésas partes de ustedes vuelvan a casa. Es el viaje máximo del héroe enfrentarse a su propia oscuridad, su propia sombra, y dejar que vuelva a casa.

 

Oh, hay muchos que hablan de trabajar con su sombra, y lo que realmente quieren decir es que si tan sólo trabajan con ella de la manera correcta, ellos pueden hacer que se vaya. Queridos amigos, no funciona de esa manera. No se trata de arreglar su sombra. No se trata de arrojar luz sobre su sombra. Eso únicamente hará que se traslade a otro sitio, y pasarán la eternidad persiguiendo esa sombra por doquier.

 

No, queridos amigos, si desean recuperar su creadorazgo, si desean recuperar todo lo que son, entonces es hora de darle la bienvenida a su sombra. Es hora de que la dejen ser parte de ustedes.

 

Porque hasta que no lo hagan, quedarán encerrados en la pequeña, limitada experiencia humana. Y se sentirán frustrados, porque saben que son un creador, pero no tendrán ningún poder para crear. Ningún poder para crear lo que quieren en su vida. Oh, siempre están creando, pero seguirán creando caos, creando inconscientemente, y llenando su vida de lo que no quieren.

 

Así que, ¿están listos, queridos amigos? ¿Están dispuestos a enfrentar las partes más oscuras de ustedes, y aceptarlas?

 

Aceptarlas significa algo más que decir, “Está bien, vuelve a casa y sé agradable ahora.” Eso no es aceptación, queridos amigos.

 

La aceptación dice, Te amo tal como eres, y estoy listo para que vuelvas a casa y seas una parte de mí tal y como eres. Estoy dispuesto a que vuelvas a casa y seas parte de la expresión de mí. Estoy dispuesto a sentir el dolor que sientes, sin tratar de arreglarlo. Y estoy dispuesto incluso a ser lo que yo podría considerar malvado, cuando sea necesario.

 

Queridos amigos, eso es algo impactante de considerar, lo sabemos. Pero hay que entender que para ser un ser pleno, deben abrazar lo malvado tanto como lo bueno.

 

Pero hay algo más que necesitan entender también. O sea que en este largo e intenso viaje han adquirido enorme sabiduría. No van a salir y dañar a otras personas a propósito. No van a salir y ser malvados a propósito, porque han evolucionado más allá de eso. Ustedes han visto que eso no los ha llevado a ninguna parte. Han adquirido gran sabiduría, queridos amigos, y pueden confiar en ustedes mismos.

 

Pero el hecho es que hasta que puedan darle la bienvenida a ésas partes de ustedes a casa que consideran malvadas, hasta que puedan permitir que su maldad, como ustedes la ven, sea parte de ustedes, no pueden ser plenos. No pueden ser un creador consciente, porque ésas partes de ustedes siguen siendo parte del ustedes creativo. Siguen siendo una parte de ustedes, y están creando en su experiencia, pero ahora lo están haciendo fuera de su conciencia.

 

En este momento están creando fuera de su conciencia, y sin el beneficio de la sabiduría que han adquirido. ¿De dónde creen que proviene todo el caos en su vida? ¿Todas esas cosas que no quieren? Vienen  de ésos aspectos de ustedes, queridos amigos, que han escondido y rechazado.

 

Es hora de dejarlos volver a casa. Es hora de que se permitan acoger esa energía que han considerado malvada. Porque cuando lo hacen, queridos amigos, se integrará dentro de ustedes. Será parte de ustedes, pero no será todo ustedes y ya no estará allá afuera creando inconscientemente. Será parte de ustedes y estará conectada a su sabiduría.

 

Pero queridos amigos, para que eso suceda deben estar dispuestos a ser malvados. Oh, eso no quiere decir que van a salir y herir a alguien. Pero podría significar que decepcionen a alguien. Podría significar que para ser fieles a sí mismos, quizás tengan que retractarse de algunos compromisos que han adquirido. Quizás tengan que romper algunas promesas. Quizás tengan que hacer algunas cosas que a otras personas no les guste. No porque sean malvados, sino porque esas son las cosas que son buenas para ustedes.

 

Queridos amigos, un creador entiende que él o ella es el único que puede crear en su experiencia. Un creador también entiende que las otras personas allá afuera son las únicas que pueden crear en sus experiencias. Ustedes realmente no pueden hacerle daño a otra persona a menos que co-crean eso con ustedes, a menos que decidan jugar ese juego con ustedes. Oh, muchos lo eligen inconscientemente, pero sigue siendo una opción, queridos amigos.

 

Y aquí hay otra verdad que queremos que escuchen, y que la lleven al fondo de su ser: Querido creador, cuando haces lo que más te conviene, estás haciendo lo que más le conviene a todos los demás. Ya sea que a ellos les guste o no, ya sea que lo vean de esa manera o no, tú estás haciendo lo que más le conviene a todos los demás cuando haces lo que más te conviene a ti.

 

Hay un secreto en ser un creador, queridos amigos. Ese secreto es que, la ley no es suya. Son un ser soberano e infinito. Son eternos, y son un creador. Su poder creativo es absoluto, excepto en una  cosa, y es que no pueden pasar por encima del poder creativo de otro, porque su poder creativo es absoluto también.

 

Pero no hay necesidad de pasar por encima del poder creativo de otro, queridos amigos, porque ellos únicamente tienen acceso a su vida, a su experiencia y a su creación, si ustedes lo permiten; si se los dan. Hay mucho espacio en el omniverso para que todos sean lo que quieran ser, y para crear lo que quieran crear, sin afectar a ninguna otra persona.

 

Por lo tanto, queridos amigos, la ley no es suya. Ninguna ley es suya. Las grandes leyes universales que se pueden imaginar no son suyas, porque fueron creadas por ustedes, queridos amigos. Además, pueden crear otra cosa en cualquier momento que deseen.

 

Las leyes de la humanidad no son suyas. Ustedes son un ser soberano, y no están atados a ninguna ley en ningún lugar. ¿Pueden dejar eso entrar?

 

Ahora bien, quizás no quieran salir  de inmediato y comenzar a rebasar el límite de velocidad o encontrar otras leyes para infringirlas a propósito, porque no están seguros de si es cierto todavía. Cuando salen a infringir una ley a propósito, cuando salen a ponerse a prueba de esa manera, en realidad sólo están reconociendo que es cierto, que sí tiene poder sobre ustedes, entonces lo hace. Y antes de que se den cuenta, tendrán una multa por exceso de velocidad.

 

Pero queridos amigos, cuanto más se aceptan, más aceptan y abrazan todo lo que son, menos efecto ésas leyes van a tener sobre ustedes. Descubrirán que nunca hay policías por ahí cuando están excediendo él límite de la velocidad, o les pasarán a la par y ni siquiera los verán. No lo prueben, queridos amigos, sólo vivan desde su corazón.

 

Permitan que su divino se exprese a través de ustedes incluso cuando esa expresión parece ser oscura, y luego acéptense, y ámense. Son seres plenos, queridos amigos. Ustedes incluyen tanto la luz como la oscuridad, porque crearon ambas. Son dos caras de un todo, y ustedes no pueden ser completos sin ambos.

 

No pueden ser un creador consciente a menos que estén dispuestos a amar las partes de ustedes más oscuras y más malvadas, celebrarlas, celebrar que son parte de ustedes.

 

Pero cuando lo haces, querido creador, tu vida cambiará. Y encontrarás satisfacción y gozo y magia en tu vida que ni siquiera puedes imaginar. Y entonces queridos amigos, serán un faro de una luz tan brillante que van a hacer más por resolver el dolor y la maldad que hay en el mundo que cualquier otra cosa.

 

Así que piensen en algo ahora, algo que han hecho en su pasado que les da vergüenza, o quizás alguna parte de ustedes que en este momento les da vergüenza.

 

Vean a esa parte de pie frente a ustedes, en el ojo de su mente.

 

¿Qué aspecto tiene? ¿Qué está haciendo?

 

¿Qué quiere de ustedes?

 

Ahora, ¿pueden abrirle los brazos? ¿Pueden acercársela?

 

Es posible que no esté lista para venir. ¿Pueden dejar que eso esté bien? Y si está lista, ¿pueden darle la bienvenida en el más cálido abrazo que alguna vez le hayan dado a cualquiera?

 

¿Pueden dejarla entrar en su totalidad dentro de ustedes y ser parte de ustedes?

 

Sientan lo que sucede cuando lo hacen.

 

Queridos amigos, no tienen que ir en busca  de estas partes de ustedes. Ellas van a estar ingresando, porque ustedes ya han enviado el llamado. Si todavía están leyendo esto, el llamado ya ha salido. Irán a ustedes, y las van a sentir.

 

Muchas no tendrán ni forma ni definición. Simplemente serán un sentimiento que los invade, quizás de desesperación o pena, y no tendrá  sentido. Quizás sea activado por algún acontecimiento en su vida, pero entonces será mucho más intenso de lo que ese acontecimiento merece, y se preguntarán qué está pasando.

 

Queridos amigos, simplemente dejen que ocurra. Déjense sentir esos sentimientos. Dejen que los recorran. No es necesario analizarlos. No es necesario tratar de averiguar de dónde vienen. Simplemente permítanse sentirlos. Los recorrerán muy rápidamente cuando no se les resisten, cuando no tratan de alejarse de ellos o arreglarlos.

 

Estos aspectos de ustedes están cansados de la terapia. Están cansados de que se les arregle, y si tratan de entenderlos, o analizarlos o arreglarlos, se irán. Volverán a esconderse hasta que verdaderamente logren que se sientan seguros de volver a casa, tal y como son. No es necesario entenderlos, queridos amigos, porque eso simplemente es un juego mental. Sólo tienen que darles la bienvenida a casa.

 

Así que cuando estos sentimientos los inunden, abran sus brazos y déjenlos entrar. Dejen que los sentimientos fluyan a través de ustedes. Y luego observen lo que sucede en su vida.

 

Oh, habrá algo de caos. Cuando todos estos aspectos de ustedes empiecen a volver a casa, muchos de ellos van a provocar mucho caos, porque quieren saber si ustedes son reales. Quieren saber si ustedes resultan seguros.

 

Así que sólo estén con ello, queridos amigos. Acéptenlo. Dejen que el caos recorra su vida. No traten de arreglarlo. No traten de resolverlo todo. Únicamente dejen que recorra su vida. Déjense estar con ello. Déjenlo recorrer sus sentimientos y sus emociones, y sus pensamientos también. Sean el observador, y simplemente dejen que suceda.

 

Déjense expresar lo que necesiten expresar. Si tienen que gritar, entonces encuentren un lugar y griten. En una almohada de ser necesario, o en el bosque. ¡Déjense gritar!

 

Si tienen que decirle su verdad a alguien, entonces díganla, y dejen que pase lo que tenga que pasar. Eso es lo que sus aspectos están esperando, queridos amigos, porque hasta que puedan defenderse, hasta que puedan expresarse y decir su verdad cuando sea necesario, no son un espacio seguro para ellos y no pueden volver a casa. Y ustedes no pueden ser todo lo que son.

 

Sean pacientes consigo mismos, queridos amigos. Este proceso lleva tiempo. Este proceso es intenso. Este proceso, de hecho, es el proceso más difícil que cualquier humano o cualquier ángel alguna vez pasará. Pero es también el más gratificante, porque es la ruta de acceso a todo lo que son. Y es la ruta de acceso a la vida de sus sueños.

 

Somos completos.

 

Lección 11: Empiecen una Nueva Historia

 

 

Queridos creadores, en esta lección queremos hablar de historias. Porque en cierto sentido, queridos amigos, toda la vida es una historia.

 

Se podría decir que cuando Todo Lo Que Era se hizo esa grandiosa pregunta, “¿Quién soy?” comenzó a contarse a sí mismo una historia. Pero queridos amigos, cuando un creador cuenta una historia se convierte en lo que los humanos llaman “realidad”, y se convierte en mucho más que palabras e imágenes. Adquiere forma, y toma forma. Cuando un creador cuenta una historia se convierte en una experiencia.

 

Por lo tanto queridos amigos, ustedes se han estado contando una historia durante mucho tiempo, y desde el puro principio de ustedes. Oh, ha sido una gran historia. Ha sido una historia tan grandiosa que se les olvidó que era una historia. ¿Por qué acaso no es esa la mejor clase de historia, queridos amigos? Cuando van a ver una película, ¿acaso no la juzgan por lo bastante que los atrae, y por la facilidad con que se pierden en ella y se olvidan de quiénes son durante un breve espacio de tiempo?

 

Así que se contaron una gran historia, y compartieron esa historia con muchos, muchos otros. Y a través de esa historia han tenido grandiosas experiencias, y han obtenido enorme sabiduría. Han aprendido tanto, queridos amigos. Han aprendido tanto sobre ustedes, y sobre quiénes son.

 

Y ahora queridos amigos, esta historia está comenzando a llegar a su fin. Ustedes están comenzando a regresar a ustedes, porque saben que el final está cerca. Están empezando a recordar que ustedes son el cuentacuentos.

 

Así que queridos amigos, aquí dentro de la historia hay muchas, muchas historias más pequeñas; un argumento secundario, se les podría llamar en una película. Existe la historia de esta vida suya en la Tierra. Dentro de eso existen las historias de sus padres, de aquellos que les dieron nacimiento en esta vida.

 

Hay una historia de lo que les sucedió a medida que fueron creciendo. Algunos de ustedes han nacido de padres ricos, algunos de pobres. Algunos de ustedes tuvieron padres agradables. Algunos de ustedes tuvieron padres que los odiaban, que estaban resentidos con ustedes y desearon que no hubieran venido. Algunos de ustedes tuvieron padres que fueron buenos con ustedes, que los amaban. Algunos de ustedes tuvieron padres que no se preocuparon por ustedes, y que abusaron de ustedes. Para algunos de ustedes otras personas abusaron de ustedes, u otras personas llegaron y fueron amables con ustedes.

 

Tienen una historia de quiénes son ahora. Y queridos amigos, esa historia es la continuación de todas las historias que se fueron antes.

 

Así que nos gustaría que se tomaran un momento y se pusieran en contacto con algunas de sus historias. Porque queridos creadores, eso es todo lo que son. Historias. Y pueden cambiarlas, porque eso es lo que hace un creador.

 

Un creador se cuenta así mismo una historia, y si no le gusta la experiencia de esa historia, la cambia. Un creador cambia la historia, la convierte en algo diferente, algo más agradable. Se llama expresión, queridos amigos, e imaginación. Así que si quieren recuperar su creadorazgo, es hora de ponerse en contacto con las historias de su vida y cambiarlas.

 

¿Están cortos de dinero todo el tiempo? Entonces échenle un vistazo a las historias de su vida. ¿Estaban sus padres cortos de dinero todo el tiempo? Entonces se echaron encima esa historia.

 

Algunas de estas historias se remontan a muchas, muchas vidas. Muchos de ustedes han hecho votos en otras vidas, prometieron servir a los demás, prometieron negarse el bien propio, hicieron votos de pobreza y de servilismo. Y queridos amigos, muchas de esas historias se siguen realizando en su vida.

 

Existe una historia común que la humanidad asumió hace mucho, mucho tiempo, que tienen que ganarse la vida; que tienen que trabajar duro para tener las cosas que quieren en la vida, y las cosas que necesitan. ¡Es sólo una historia, queridos amigos! Eso es todo lo que es, y se puede cambiar. Pero primero hay que echarle un vistazo a las historias que se están contando a sí mismos. 

 

Cuando muchas personas se enteran de las historias, tratan de ignorar o negar las historias que se están contando. Piensan, “Oh, simplemente puedo contar una historia nueva. ¡Puedo empezar a contarme una historia de que soy rico! Pero la mayoría de las veces, queridos amigos, no funciona, porque hasta que no reconozcan las historias que se han estado contando, las mismas seguirán ocurriendo.

 

No se trata de su mente, queridos amigos. No se trata de las historias que están ocurriendo en su mente. Son mucho más profundas, y no es necesario identificar a todas y a cada una mentalmente. Pero es necesario reconocerlas: Me he estado contando un montón de historias acerca de quién soy, y de dónde vengo, y lo que estoy haciendo aquí, y estoy listo para liberar esas historias, porque ya no me sirven. Estoy listo para una nueva historia.

 

Y entonces se pueden imaginar una nueva historia. Pero tienen que prestar atención, porque las viejas historias van a tratar de aparecer aquí y allá. Los podrían llamar sistemas de creencias. Los podrían llamar hábitos inconscientes del pensamiento.

 

El otro día le preguntamos a alguien, “¿Cuándo vas a estar listo para cambiar la historia de que eres pequeño, de que eres débil?”

 

Este querido respondió, “Voy a estar listo para dejar de contarme esa historia cuando ya no sea cierto.”

 

Y dijimos, “¡Querido creador, no funciona de esa manera!”

 

Una historia dejará de ser cierta cuando dejen de contarla, y no antes. Porque cada vez que se dicen que son débiles, que son limitados, que no están listos para entrar plenamente en su creadorazgo; cada vez que se cuentan esa historia, se hace realidad.  Cada vez que se dicen que no son lo suficientemente fuertes para comer menos azúcar, o para defenderse y decir su verdad cuando sea necesario, o por lo que sea que se sientan limitados en su vida, queridos amigos; cada vez que se cuenten esa historia, la hacen real.

 

Ahora bien, por lo general no funciona sólo comenzar a contarse otra historia en su mente. Es un buen lugar para empezar, pero tienen que ir mucho más profundo que eso. Y antes de que la nueva historia pueda arraigarse, tienen que detener la vieja historia.

 

Entonces, ¿cómo se hace eso? Bueno, en primer lugar, la dejan de contar. Se detienen cuando se escuchan a punto de decir, “Soy débil,” o “Soy limitado,” en cualquier sentido. Se detienen y no dicen nada, y luego lo formulan de nuevo. Pueden comenzar con algo un poco más suave como, “Solía ser débil. He luchado con esto en el pasado.” Siguen dándole a la historia algo de realidad, pero al menos la están poniendo en el pasado e iniciando el proceso de desconectarse de ella. 

 

Ustedes descubren sus historias, queridos amigos, prestándole atención a las palabras que dicen en su vida diaria, y en las cosas que hacen todos los días. Y luego cambian ésas palabras, y cambian ésas acciones. Toman decisiones diferentes.

 

Toman decisiones sobre la base de una nueva historia, una historia de que son fuertes. Pueda que no se sientan fuertes, pero no importa. Cuanto más cambien esa historia de que son débiles; más la replantean y actúan como una persona fuerte actuaría, y hablan como una persona fuerte hablaría, más eso se convertirá en su realidad.

 

Lleva tiempo, pero no tanto. Se requiere que se presten atención, pero no hace falta hacer mucho procesamiento. Se requiere que sean conscientes de ustedes mismos, se observen, y hagan una nueva elección.

 

Oh, habrá una parte de ustedes que brincará y dirá, “¡No puedo contar esa nueva historia, porque es una mentira!”

 

¡Querido creador, es sólo una mentira porque han hecho a la otra cierta!

 

Pero no es más que una historia, queridos amigos. ¡No hay verdades o mentiras! Sólo existe lo que eligen.

 

Entonces, ¿qué historias te estás contando, querido amigo? ¿Qué historias estás viviendo?

 

¿Cuáles son las historias que estás listo para cambiar?

 

Casi todas las personas en este planeta están atascadas en la historia de su pasado. Casi todas las personas en este planeta dirían, “Soy lo que soy debido a lo me pasó en el pasado.” Y si le preguntan a alguien quiénes son, les devuelven una historia sobre quiénes han sido.

 

Querido creador, tú no eres tu pasado, porque tu pasado es sólo una historia. No tiene más realidad que la película que viste la semana pasada.

 

Se siente real, porque sigues haciéndola real. Te la sigues contando una y otra y otra vez, y eso, queridos amigos, es lo que vuelve realidad las cosas.

 

Es hora de una nueva historia, queridos amigos. Es hora de soltar esas viejas historias. Son un creador magnífico, y pueden elegir una película diferente cada vez que quieran.

 

Así que dediquen  unos minutos a ponerse en contacto con sus historias. Tómense su tiempo, hagan una lista de todas las diferentes historias que se están contando a sí mismos. Oh, enumeren las buenas tanto como las malas. Anótenlas, queridos amigos. Sólo tráiganlas a su conciencia, y luego inicien una nueva historia.

 

Pongan esas historias en el pasado, como si fueran películas que vieron en su pasado. Y ahora están saliendo del cine, y entrando a un nuevo cine y la pantalla está en blanco, completamente en blanco.

 

Y ustedes son el director, y pueden poner lo que quieran en esa imagen. Pueden agregarle cualquier tipo de música que quieran. Pueden ambientar la región que quieran. Pueden describir las circunstancias como sea que las quieran. Depende totalmente de ustedes, queridos amigos. Pero tienen que tomar esa elección, y luego tienen que seguir el impulso de esa elección. Tienen que hablar desde esa elección, y vivir de ello.

 

Llevará un poco de paciencia, porque ésas viejas películas son hábitos muy arraigados. Pero incluso eso, queridos amigos, es una historia.

 

Así que comiencen a soltarlas. En lugar de decir, “Soy débil”, o “Soy…” lo que sea, digan, “He sido…. Hubo un momento en el que tuve problemas con eso, pero me estoy convirtiendo en algo nuevo.” Y luego hablen y actúen desde ese lugar.

 

Requiere compromiso, queridos amigos. No va a cambiar su mundo exterior de la noche a la mañana, pues esa fue una de las razones por las que se creó la Tierra: para desacelerar las cosas.

 

En los otros reinos la creación ocurría tan rápido que no había tiempo para comprenderlo. Un ángel pensaba en algo y aparecía de repente en la realidad. Y eso provocaba otros pensamientos, y muy pronto las cosas estaban sucediendo tan rápido que la conciencia no podía mantener el ritmo. Así que se creó un lugar en el que todo pudiera ser más lento, para que hubiera tiempo de entender lo que estaba sucediendo y aprender de ello.

 

Así que den tiempo. Toma un poco de tiempo, ¡y eso es algo bueno!

 

Comprométanse a contarse una nueva historia, y a vivir de esa historia en lugar de su pasado.

 

Somos completos.

 

Lección 12: Su Verdadero Propósito

 

 

Queridos creadores, en esta lección deseamos discutir el propósito, y el significado. Porque cuando la conciencia primero se hizo esa gran pregunta, “¿Quién soy?” Cuando la conciencia explotó en un billón de billones de sí misma y entró en esa pregunta, únicamente tenía un propósito, y ese era experimentar la pregunta y el descubrimiento de la respuesta.

 

En el camino, queridos amigos, ustedes han creado muchos, muchos de los llamados propósitos. Se les olvidó quiénes eran. Llegaron a creer que son pequeños, y llegaron a creer que había algo malo que necesitaba ser arreglado. Llegaron a creer en lo malo, y lo bueno, y llegaron a creer que lo malo tenía que ser vencido y que lo bueno tenía que ganar.

 

Pero queridos amigos, la conciencia, o Espíritu, como podrían llamarlo, o Su Sí Mismo Verdadero, no tiene otro propósito que experimentar. Inhalen eso, queridos amigos. A fin de cuentas, sólo tienen un propósito, y eso es experimentar.

 

A su alma no le interesa lo que la experiencia es. Por eso, durante muchas, muchas vidas han experimentado casi todo lo que hay que experimentar. Han tenido vidas de éxtasis y grandeza y riquezas, y han tenido vidas de sufrimiento y miseria y dolor, porque querían saber cómo era. Querían conocerse a sí mismos, y ¿cómo podían conocerse plenamente sin experimentar todo lo que podían experimentar?

 

Ahora bien, debajo del propósito de la experimentación, el Espíritu tiene el deseo de conocerse, entenderse, expandirse, y expresarse a sí mismo. De ahí provino la gran pregunta, y esa es la naturaleza de la conciencia.

 

Por lo tanto queridos amigos, vinieron a la Tierra y crearon vida tras vida de gran experiencia. Algunas de sus experiencias fueron maravillosas, algunas fueron horribles, desde la perspectiva humana. Pero desde la perspectiva de su alma todas han sido grandiosas y magnificas, y cada una los ha expandido aún más. Cada una ha sido una expresión de ustedes.

 

Oh, a veces parecen como la expresión de otra persona, la voluntad de otra persona. Pero querido creador, incluso eso era una expresión de ti.

 

Y ahora llegan a este tiempo en que el viaje está llegando a su fin. Llegan a este tiempo en el que están despertando, y están recordando quiénes son y de cómo llegaron aquí. Y ahora es el momento de volver a su verdadero propósito.

 

Dentro de ese sueño, dentro de esta grandiosa experiencia en la Tierra, ustedes han creado muchos propósitos. Incluso antes de que la Tierra fuera creada ustedes tenían un gran propósito de tratar de encontrar la respuesta de por qué la energía estaba desacelerándose en el omniverso, y de ese propósito la Tierra nació.

 

Tenían miedo en ese entonces que dejarían de existir si la energía seguía desacelerándose. Bueno queridos amigos, la conciencia no puede dejar de existir. Simplemente es. Pero la creencia de que pudiera, el temor de que pudiera, creó una experiencia maravillosa. Los llenó de pasión. Los llenó de propósito. Les dio un sentido de significado, así que ayudaron a crear la tierra, y vinieron aquí. Y una vez que estuvieron en la Tierra descubrieron todos estos problemas.

 

Oh, al principio era un gran reto sólo encontrar una manera de integrarse en la biología, y permanecer allí por mucho tiempo. Llevó mucho tiempo, queridos amigos, resolver ese problema y cumplir con ese propósito. Y luego llegó el reto de cómo sobrevivir, y de cómo llevarse bien entre sí.

 

Y entonces llegaron las ideas del bien y el mal. En general “bueno” significaba cualquier cosa que se sintiera bien para ustedes y “malo” significaba cualquier cosa que se sintiera mal para ustedes. Y puesto que nadie podía estar de acuerdo en lo que ésas cosas eran, porque la experiencia de cada uno era diferente y lo que parecía bueno para ustedes podía parecer realmente malo para otro, y vise-versa, encontraron nuevos propósitos.

 

Encontraron el gran propósito de conquistar el mal y se fueron a la guerra. De muchas maneras diferentes lucharon contra el mal, y el mal reaccionó, porque aquellos que ustedes consideraban malos veían las cosas justo a la inversa. Sentían que ellos eran buenos y que ustedes eran malos, así que la batalla continuó por milenios y ningún lado ha ganado nunca. Porque ningún lado puede ganar, queridos amigos, porque dependiendo de su perspectiva cada lado es bueno y cada lado es malo.

 

Entonces, en algún momento llegó la religión. La humanidad había olvidado quién era, pero siempre pudieron sentir que había algo misterioso sobre ustedes, algo más de lo que su mente podía comprender. Percibían que la vida era mucho más de lo que podían ver, y entonces llegaron a creer en lo sobrenatural.

 

Se sintieron pequeños. Se sintieron como si estuvieran a merced de la vida, y se sintieron impotentes. Por lo que llegaron a creer que había otros espíritus que tenían poder y que controlaban su vida. Y un nuevo propósito nació: un propósito de apaciguar esos espíritus, y de tratar de satisfacerlos para que los dejaran vivir en paz.

 

Ahora bien, desde su perspectiva ahora se podría pensar que todo era una tontería. ¿Por qué las personas entregarían su poder a espíritus invisibles? Pero queridos amigos, se les había olvidado que ustedes son el poder. Se les había olvidado que son un creador. Habían empezado a crear de acuerdo a las ideas de los demás.

 

Eran muy susceptibles a las ideas. No habían aprendido el discernimiento, y entonces cuando alguien llegaba y decía, “Debe haber un espíritu controlando las cosas aquí. Debe haber un espíritu que los está castigando porque hicieron algo malo, y por eso son miserables,” lo asumieron, queridos amigos. Lo creyeron, y porque lo creyeron, se hizo realidad. Se convirtió en su experiencia.

 

Y así durante milenios lucharon con un número cada vez mayor de espíritus que tenían poder sobre ustedes, hasta que se volvió muy confuso y no había manera de pasar la vida sin desagradar a algún dios mezquino aquí o algún espíritu allá. Y la gente vivía en terror.

 

Entonces un día una nueva idea surgió en la conciencia. “Quizás,” dijo alguien, “sólo existe un espíritu, un Dios.” Bueno, esa idea se arraigó de inmediato. Oh, llevó tiempo, gran parte de ello se relata en el libro que llaman La Biblia. Así que un nuevo propósito nació, el propósito de difundir la buena noticia de que sólo había un Dios al que tienen que complacer.

 

Bueno, al principio este Dios pronto resultó ser tan malo como los otros. ¿Por qué? Porque ustedes lo crearon, queridos amigos. Ustedes lo crearon, y no pudieron concebir un Dios amoroso, un Dios misericordioso, y ciertamente no pudieron concebir ser un aspecto de ese Dios ustedes mismos, ser un creador ustedes mismos. Así que a lo largo del tiempo la humanidad comenzó a creer en este Dios único, y luego en algún momento una nueva conciencia entró, una nueva idea: Tal vez haya una manera de apaciguar a este Dios sin el sacrificio último.

 

En ese entonces creían que la humanidad era intrínsecamente mala, y creían que Dios requería de muerte por cualquier desobediencia, así que no veían ninguna esperanza, a menos que… A menos que Dios pudiera crear alguna manera de que se favorecieran, pagaran el castigo por sus pecados, sin tener que pagar el precio más alto.

 

Alrededor de ésta época un nuevo despertar comenzó a tener lugar. Algunas  personas aquí y allá comenzaron a recordar quiénes eran, y ese recuerdo empezó a extenderse por toda la conciencia. Y un nuevo propósito nació. Esta vez el propósito era despertar a las personas, recordarles quiénes eran, recordarles que ellos también son Dios, que ellos son los creadores.

 

Así que un nuevo ser se creó. Un grupo de personas se reunieron en los otros reinos, un grupo de ángeles que habían sido humanos muchas, muchas, muchas veces, y tomaron partes de su propia conciencia y combinaron ésas partes en un nuevo ser, un ser muy especial. Y luego en el momento señalado muchos de ésos ángeles vinieron a la Tierra.

 

Vinieron a sostener una energía, y ser parte de lo que iba a suceder, y en el tiempo señalado este nuevo ser, este nuevo ángel, nació en un bebe en un pueblo llamado Nazaret, en la tierra de Israel. Y queridos amigos, conocen el resto de la historia, por lo menos parte de ella.

 

Este niño creció y comenzó a enseñar, y lo que dijo fue, “¡El reino de los cielos está dentro de ustedes!” ¡Ustedes son el creador! ¡Dios está dentro de ustedes!”

 

Queridos amigos, no había mucha gente que pudiera escuchar ese mensaje. Y así, a lo largo de los siglos desde entonces, se distorsionó. Después de Jeshua, como se le conocía entonces, murió y los discípulos, que no habían comprendido plenamente la verdad de lo que él había ofrecido, distorsionaron ese mensaje. Trataron de integrarlo a la religión que ya conocían, y una nueva religión nació.

 

Oh, fue un enorme avance de lo que había sido antes, y por primera vez la humanidad tuvo esperanza. Por primera vez la humanidad llegó a creer que había una solución al problema del mal. Llegaron a creer que Jesús había muerto por sus pecados y había pagado el castigo. Llegaron a creer que Jesús o Jeshua era el hijo de Dios. Y en efecto lo era, queridos amigos, porque como dijo, él era el hijo del hombre. Y queridos amigos, ustedes son Dios, y él era su hijo.

 

¡Pero la humanidad no estaba preparada para ese concepto todavía! La humanidad todavía creía en un anciano en el cielo, y creían que Jesús era su hijo y que de alguna manera en su muerte había satisfecho la necesidad de ese anciano de venganza. Por lo tanto, trajo nueva esperanza. La semilla se había sembrado, y un nuevo propósito había nacido de propagar esa esperanza en toda la humanidad.

 

Pero con el tiempo se distorsionó cada vez más. La iglesia se convirtió más sobre poder y política que sobre esperanza. La iglesia se volvió opresiva. Se olvidó de qué se trataba. La iglesia creó gran sufrimiento. Instigó mucha persecución, y muchos de ustedes, queridos amigos, que habían ayudado a crear la iglesia, se desilusionaron.

 

Hubo aquellos que dijeron, “Hay algo que está mal aquí. Nosotros sabemos que hay algo más, y de alguna manera no entendimos el asunto.” Ellos empezaron a dirigirse hacia dentro, y comenzaron a recordar.

 

Comenzaron a recordar que ellos son los creadores. Así que se distanciaron de todo este concepto de Dios, y una nueva era se empezó a vislumbrar.

 

Estas personas comenzaron a volverse a la vida para tratar de entender cómo funcionaba, y nació la ciencia, y un propósito totalmente nuevo, muchos propósitos. Existía el propósito de expandir nuestra comprensión y liberar al mundo de la superstición, de la esclavitud a un Dios desconocido e incomprendido, de la esclavitud a los elementos de la tierra, e incluso de la esclavitud a los demás.

 

Y ahora llega un tiempo, queridos amigos, en que la humanidad empieza a despertar. Va a llevar un poco de tiempo, pero está sucediendo. Existe gran caos en el mundo ahora mismo, y es fácil ver la superficie de ese caos y pensar que todo se va para el infierno. Pero queridos amigos, si miran debajo de la superficie, hay algo realmente maravilloso y grandioso ocurriendo, ya que la conciencia humana se está despertando. La gente en todos lados está empezando a despertar.

 

No se sabía hasta hace muy poco si iba a suceder. Existía la posibilidad, hasta hace muy poco, de que la humanidad se destruyera a sí misma y el juego comenzara de nuevo. Ha ocurrido antes, queridos amigos, en la era que algunos llaman La Era de la Atlántida. (Era más un tiempo que un lugar.)

 

En esa era la humanidad alcanzó un nivel de conciencia muy elevado, y entonces la humanidad causó su propia destrucción. No pudimos sostener ese nivel de energía. No estábamos dispuestos a dejar de lado las batallas. Todavía estábamos rasgados por dentro, y esa batalla todavía tenía que agotarse en el mundo exterior, porque así es como funciona, queridos amigos. Y así llegó un cataclismo por la propia mano de la humanidad, y la civilización fue destruida.

 

Y ahora hemos llegado a eso otra vez, y no se sabía hasta hace muy poco si podíamos superar ese punto. Durante un tiempo estuvo muy cerca, pero luego algo cambió, justo a la vuelta del cambio de siglo, queridos amigos, y la conciencia humana hizo una nueva elección.

 

Pueda que recuerden la confusión, el temor, en torno al cambio de su siglo. Se enfocó en lo que llamaron el “Y2K bug” (problema del año 2000), pero en realidad era el temor de la humanidad, porque todo el mundo sabía en algún nivel que la humanidad se encontraba en un punto de elección. Y nadie sabía a ciencia cierta hacia dónde se orientaba. Ningún ángel, ningún Dios, ningún ser en ningún lado en el omniverso sabía hacia dónde se orientaba la elección.

 

Pero la humanidad estuvo a la altura de las circunstancias, queridos amigos, y una nueva elección se hizo.

 

Ahora todo está cambiando. El potencial de un gran cataclismo, ya sea causado por el hombre o por la tierra, rápidamente está desapareciendo. Todo está cambiando. Una Nueva Tierra está naciendo. Hay otros planetas en otras partes del universo que se están creando en el patrón de la Tierra, incluso mientras hablamos. El universo entero está celebrando, porque este grandioso experimento ha tenido éxito. Y ha tenido éxito mucho más allá de las expectativas de cualquiera.

 

Ahora la Tierra se está convirtiendo en un escaparate, una escuela. Se está convirtiendo en un escaparate de lo que puede suceder cuando un ángel recupera su divinidad, y su creadorazgo.

 

Hay muchos, muchos, muchos ángeles que nunca han estado en la Tierra, y que ahora están haciendo fila para entrar. Porque ahora pueden ver el potencial. Ahora pueden ver a los seres que han recordado quiénes son, que han aprendido el secreto de la vida y de la existencia, que han recuperado su propio creadorazgo, su propia divinidad, y su propia soberanía.

 

Y todos los ángeles quieren eso, queridos amigos, y sólo hay una manera de conseguirlo, y eso es superar la experiencia de un lugar como la Tierra. Así que hay muchas otras Tierras que se están creando ahora mismo, y la propia Tierra se está convirtiendo en un gran y maravilloso escaparte.

Oh, hay quienes no quieren ver este cambio. Existen aquellos en la Tierra que todavía no están preparados para recuperar su creadorazgo. Todavía no quieren saber quiénes son. No quieren la responsabilidad de ello. No quieren creer que es real, y más que nada, todavía quieren jugar el juego. Son adictos al poder, queridos amigos, y hasta que no hayan agotado su necesidad de poder van a estar atrapados aquí. 

 

Así que están luchando. Se aferran tanto como pueden a lo viejo, y se ve por todos lados, en toda la Tierra. Se ve en sus gobiernos y en su política, en sus negocios y empresas. No en todos, sino en muchos. Se ve en aquellos que pretenden imponer su voluntad sobre los demás.

 

Pero queridos amigos, la elección se ha hecho, y no hay vuelta atrás. Habrá otros lugares en que estas personas puedan ir a agotar sus juegos de poder durante tanto tiempo como lo deseen. Pero la elección se ha hecho en la Tierra, y el cambio está sobre nosotros. ¡Un cambio maravilloso y grandioso!

 

Por lo tanto, es tentador, queridos amigos, crear un nuevo propósito ahora: un propósito de extender la conciencia, y finalmente salvar a la humanidad por última vez de sí misma. Pero queridos amigos, no es necesario. Es un trato hecho, y cuando todo se reduce al resultado final, el propósito es una ilusión. Se trata de una parte del sueño, y pertenece en el sueño. No es necesario salvar a la Tierra, queridos amigos. No es necesario salvar a la humanidad.

 

El único propósito real que alguna vez haya habido es el deseo de experimentar, de expandir, y de expresar.

 

La mejor manera de que tú, querido creador, puedes cumplir con ese propósito es simplemente experimentar la vida exactamente como es. Los humanos se enfocan tanto en crear una experiencia diferente a la que tienen, que se olvidan por completo de vivir, de tener, su experiencia. Y luego se preguntan por qué están tan atascados.

 

Así que tomen una respiración profunda, queridos amigos. Siéntanse. Sientan su cuerpo. Sientan la experiencia que su cuerpo está teniendo. Sientan las cosas a su alrededor. Estén en esta experiencia, aquí y ahora.

 

Y luego observen lo que sucede. No es necesario cambiarla, porque el cambio es una parte natural de la vida. La mayor parte de su energía se gasta en tratar de detener el cambio, en tratar de evitar lo desconocido. Piensan que están tratando de cambiar su vida, pero todo lo que realmente están tratando de hacer es controlar su vida y evitar que cambie. Así que suéltenlo, queridos amigos. Suéltenlo, y vuelvan al ahora.

 

Ahora mismo, en este momento, hay tanta belleza a su alrededor. ¡Hay tanta belleza dentro de ustedes! Siéntanla, queridos amigos. Véanla. Experiméntenla.

 

El mañana se encargará de sí mismo, porque son un creador. Pero cuanto más se arraigan en la experiencia del ahora, cuanto más sienten la belleza del ahora, mejor su experiencia del mañana va a ser. Y aún más importante, mejor su experiencia del ahora va a ser.

 

Porque queridos amigos, el dolor y el sufrimiento no son lo mismo. El sufrimiento es creado por la resistencia, e intensifica el dolor. El dolor es en última instancia, sólo un pensamiento. Es una señal que proviene de los nervios, y si se permiten entrar en esa experiencia, tenerla sin resistencia, entonces el dolor rápidamente desaparece y su experiencia de ello es completamente diferente.

 

Lo mismo ocurre con el dolor emocional. El dolor emocional viene cuando se resisten a algo, cuando se resisten a una experiencia que están teniendo. Pero es sólo un pensamiento, queridos amigos. Cuando se permiten tener esa experiencia, el dolor desaparecerá.

 

Así que vuelvan a su verdadero propósito, queridos creadores, y experimenten la vida aquí y ahora. No hay otro propósito que importe, porque todos son parte del sueño. Todos forman parte de la ilusión.

 

La experiencia del ahora es lo único que importa.

 

Somos completos.

 

Lección 13: Expresarse 

 

 

Queridos creadores, en nuestra última lección hablamos sobre el propósito. Hablamos de cómo hay sólo un propósito que es real, y es la expresión, y la experiencia.

Porque queridos amigos, el Espíritu no tiene necesidad de nada más. Tú, querido creador, no tienes necesidad de nada más. Eres pleno y completo. Todo Lo Que Fue, era pleno y completo. Cuando Todo Lo Que Era se hizo esa pregunta, “¿Quién soy?” no tenía necesidad de ir en busca de la respuesta, porque la respuesta estaba ahí en el instante en que se formuló la pregunta.

Y lo mismo sucede con ustedes, queridos amigos. Cuando tienen una pregunta la respuesta siempre está allí dentro de ustedes, de hecho ni siquiera se puede tener la pregunta a menos que ya tengan la respuesta. Así es simplemente como funciona la vida. Así es simplemente como funciona la conciencia.

Así que cuando el Espíritu hizo esa gran pregunta, “¿Quién soy?” la respuesta ya estaba allí, por lo que el Espíritu no tenía necesidad de ir en busca de ella. Sin embargo, el Espíritu quería experimentar encontrar la respuesta. Más que eso, el Espíritu quería experimentarse a sí mismo en todas las formas posibles, por lo que el Espíritu se convirtió en billones de billones de sí mismo y salió a experimentarse.

En esta lección deseamos discutir la expresión, porque la expresión va de la mano con la experiencia. El Espíritu desea expresarse. Y tú querido Dios, querido creador, también tienes la necesidad de expresarte. Tu alma tiene la necesidad de expresarse a través de ti.

Ahora bien, a tu alma en realidad no le importa a qué se parece esa expresión. Sólo necesita expresar, y por lo tanto si te cierras, si pasas tu vida expresando para todos los demás en vez de para ti, tu alma encontrará alguna otra manera de expresarse a través de ti. Podría ser una enfermedad; eso crea una experiencia maravillosa. Podría ser a través de la pobreza; es otra experiencia maravillosa, desde la perspectiva de tu alma, y es una expresión.

Así que queridos amigos, tienen una elección. La mayoría de las personas pasan la mayor parte de sus vidas ocultando su propia creación. Únicamente expresan cuando es para alguien más, o cuando alguien les da permiso. La mayoría de las personas pasan la mayor parte de su vida laboral trabajando para otra persona, creando cosas, o servicios, o lo que sea, para alguien más. Oh, a veces encuentran maneras de expresarse un p

oco en eso, pero sobretodo es para otra persona.

La mayoría de las personas tienen un miedo de expresarse. Pero queridos amigos, si quieren ser un creador, si quieren recuperar su propio creadorazgo, tienen que expresarse. Eso significa que tienen que emplear su energía haciendo las cosas que les trae gozo en el momento. Tienen que hablar las palabras que necesitan hablarse, cuando necesitan hablarse.

Y eso no significa únicamente las palabras con que otras personas se van a sentir bien. A veces significa decir las palabras que van a provocar que alguien más se sienta herido. Pero si esas palabras son su verdad, queridos amigos, hay que hablar. Ustedes tienen que expresarse. 

La mayoría de las personas tienen un enorme temor de expresarse, de dejarse ver. Y usted tiene buenas razones para eso, querido amigo, porque en otras vidas, tal vez incluso en esta vida, has sido severamente castigado por expresarte. Pero queridos amigos, los tiempos son diferentes ahora, y ustedes están despertando, y están creando una nueva realidad. Y en esta realidad nunca más volverán a ser castigados por expresarse.

Oh, pueda que las personas se molesten. Pueda que salgan de su vida. Pueda que los despidan de su trabajo. Pero querido creador, no tienes necesidad de ellos más. No tienes necesidad de personas en tu vida que te vayan a juzgar, y no necesitas estar empleando tu energía para beneficio de otro.

Un creador invierte la energía de él o ella en aquellas cosas que le traen gozo en el momento, en aquellas cosas que son una verdadera expresión del sí mismo, y entonces la vida se encarga de todas las necesidades de él o ella. No tiene sentido, queridos amigos, para su mente, porque todo lo que su mente ha conocido es que tienen que trabajar duro para alguien más para ganarse la vida. Todo lo que su mente ha conocido es que tienen que poner algún tipo de valor en la vida antes de que la vida se haga cargo de ustedes.

Pero queridos amigos, esa es una de las mentiras más grandes y más viejas que hay. ¡No es cierto! Porque querido creador, ¡tu propia existencia añade tanto valor a la vida que ni siquiera te lo puedes imaginar! Tu estado natural es la abundancia, y la libertad, y el gozo.

Es sólo un sistema de creencia, un sistema de creencia muy, muy limitado, que tienes que ganarte la vida, porque ya todo les pertenece, queridos amigos. Sin embargo, ustedes crearon un sistema de creencia que eran pequeños, que eran limitados, por lo que se convirtió en su realidad. Pero les decimos otra vez, es la mentira más grande que haya habido jamás.

Cuando eliges expresarte, querido creador, oh, tu vida va a cambiar. Es muy probable que pierdas tu trabajo. Podrías perder tu casa. No necesariamente, pero es posible. Podrías perder un montón de cosas que considerabas importantes. Pero queridos amigos, es sólo con el fin de hacer espacio para algo mejor.

Esas cosas, si se van de su vida es porque ya no les sirven. Es posible que su mente no lo comprenda; probablemente no lo hará, pero es la verdad, queridos amigos, ¡y si permanecen claros en su expresión de ustedes mismos su vida estará llena de cosas que son mucho mejor para ustedes!

Hay una etapa que todo creador que despierta atraviesa. Se llama “deconstrucción,” y vamos a hablar mucho más sobre esto en nuestra próxima lección. Esta es la etapa en la que se libera todo lo que no les sirve, con el fin de dar cabida a todo lo que son.

Es una etapa incómoda para el humano, pero es necesario. Y queridos amigos, es sólo tan incómodo como el nivel de su resistencia a soltar lo que pensaron que eran. Es sólo tan incómodo como su resistencia a expresarse.

Entonces, ¿cómo sería, queridos amigos, expresarse?

Si pudieran hacer cualquier cosa que quisieran, si supieran que no pueden equivocarse y que siempre serán cuidados y que todas sus necesidades siempre serán satisfechas, ¿qué harían, queridos amigos?

¿Qué les dirían a los demás?

¿Qué pasarían su tiempo haciendo?

¿Con quién pasarían su tiempo?

Oh, no podemos darles las respuestas a esas preguntas, queridos amigos. Nadie puede, porque son únicas para ustedes. Así que si quieren recuperar su creadorazgo, es hora de ponerse en contacto con ésas preguntas y sus respuestas. Es hora de tomar una decisión.

Pueden optar por ocultarse, seguir ocultándose. Pueden optar por la ilusión de la seguridad que tienen en su trabajo, en su hogar, en su pequeña vida humana sin importancia. O pueden optar por entrar en lo desconocido, expresarse, descubrir un gozo que nunca habían conocido antes, y descubrir al creador maestro que son.

¿Cuál eligen, queridos amigos?

Oh sí, da miedo. Piensan que tienen seguridad en su trabajo. Y para muchos de ustedes, saben que si se permiten expresar quien realmente son, esa seguridad se habrá ido. No para todos, porque algunos de ustedes realmente han encontrado maneras de expresarse en sus trabajos, pero la mayoría de ustedes no. La mayoría de ustedes harían algo completamente diferente si tuvieran la oportunidad. Bueno queridos amigos, tienen esa oportunidad ahora.

Esa seguridad a la que se aferran, queridos amigos, no es seguridad en absoluto, es una ilusión. Miren cuántas cosas podrían salir mal. Su jefe podría tener un mal día y despedirlos de todas maneras. Ustedes podrían enfermarse. Así que muchas cosas podrían salir mal que despojarían esa ilusión de seguridad. Podría ocurrir en cualquier momento, entonces, ¿dónde estarían?

Queridos amigos, al tomar la decisión de expresarse, de dejar que pase lo que tenga que pasar, encontrarán un tipo totalmente nuevo de seguridad. Porque encontrarán que siempre serán cuidados, porque ustedes son un creador, queridos amigos. Y ustedes, Todo Lo Que Son, siempre están cuidando a su humano.

Pero Todo Lo Que Son es compasivo. Les permite la libertad de vivir esa pequeña vida sin importancia durante el tiempo que quieran. Pero la verdad real es, queridos amigos, que no pueden equivocarse. Porque su alma, su divinidad, Todo Lo Que Son, siempre hará lo correcto. Elijan lo que elijan, hagan lo que hagan, no pueden hacerlo mal. Siempre resultará ser lo que había que hacer si se lo permiten. Si confían en ustedes mismos.

Y descubrirán que cuanto más confían en ustedes mismos, más dejan salir su propia voz, más se expresan, más la vida los cuida y más se darán cuenta que todas sus necesidades son satisfechas y más. Y junto con ello, queridos amigos, van a sentir más gozo y más satisfacción de lo que alguna vez han conocido, y sentirán un nuevo tipo de pasión que entrará en su vida.

Entonces, queridos amigos, ¿cuál es su elección? ¿Están listos para empezar a expresarse a ustedes?

Puede ser que no sepan cómo sería en este momento, porque lo han tapado durante mucho tiempo. Se han ocultado durante tanto tiempo. Llevará algún tiempo —no tanto como piensan, pero llevará algún tiempo— para que se redescubran. Pero queridos amigos, comiencen por formularse la pregunta: Si supiera que todo iba a estar bien, ¿qué haría ahora mismo?

Comiencen a vivir la respuesta a esa pregunta, queridos amigos.

Ahora bien, muchos de ustedes se formularán esa pregunta, sólo que la cambiarán. Se preguntarán, “Si no estuviera haciendo lo que estoy haciendo ahora, ¿qué haría con mi vida? ¿Qué otra carrera elegiría?

Y queridos amigos, esa pregunta los enviaría dando vueltas a la confusión cada vez.

La pregunta es, ¿Si supiera que todo iba a estar bien sin importar lo que haga, qué quería hacer ahora mismo?

La respuesta podría ser la de dar un paseo, tal vez incluso tomar una siesta. Incluso podría ser vegetar enfrente del televisor un rato. Podría ser hacer algo, hacer algo creativo. Podría ser cualquier cosa, queridos amigos, cualquier cosa que puedan hacer ahora mismo.

Su mente es una cosa difícil. Otra cosa que podría hacer es, que cuando hacen esa pregunta podría responder, “Bueno, si pudiera hacer lo que quisiera hacer, me iría de viaje por todo el mundo, o compraría una casa de un millón de dólares,” cuando tal vez tengan diez dólares en el banco. Y entonces su mente dice, “¿Ves, acaso no es eso una locura? Y te envía de vuelta a tu trabajo, o a tu pequeña vida sin importancia.

No queridos amigos, de las cosas que pueden hacer ahora mismo, si superan que todo iba a estar bien, ¿qué elegirían?

Si supieran que sin importar lo que elijan todo va a estar bien, ¿cuál sería su elección? ¿Qué harían en este momento, queridos amigos?

¿Pueden confiar en ustedes mismos lo suficiente para vivir desde ese lugar?

Cuando lo hacen, comenzarán a descubrir su propio creadorazgo, y esa es una promesa. Pero hay que hacerlo realmente.

Somos completos.

 

Lección 14: Deconstrucción

 

 

Queridos creadores, hay una etapa que todo creador que despierta atraviesa. Se le ha llamado “deconstrucción.”

 

Porque queridos amigos, el sueño se está desvaneciendo. A medida que ustedes se despiertan a quienes son, el sueño tiene que disolverse, y con él todo lo que era parte del sueño.

 

Ahora bien, como un creador, ustedes tienen la oportunidad de volver a visitar el sueño. Tienen la oportunidad de jugar en el sueño, con pleno conocimiento de quiénes son. Pero el sueño ya no es el suyo, queridos amigos. Ya no es su verdad.

 

Y así llega un punto en su despertar en que todo lo que alguna vez pensaron que eran, desaparecerá. Todo lo que alguna vez pensaron que era importante deja de tener importancia, y todo lo que les da un sentido de identidad, o un sentido de propósito o significado, es arrebatado. No somos nosotros los que lo arrebatamos, queridos amigos. No es algún Dios que lo arrebata. Es ustedes, y únicamente ustedes.

 

Su mente, su mente humana, no entiende este proceso. Pero no es su mente la que lo está haciendo, queridos amigos, es ustedes, el ustedes total. Esto puede ser una etapa dolorosa y terrible, si luchan contra ella.

 

Si están dispuestos a permitir que esto suceda —es probable que ya les esté sucediendo—  queridos amigos, probablemente es lo que los atrajo a este material. Probablemente ya hayan estado experimentando a su vida cayéndose a pedazos. Probablemente ya hayan estudiado bastante material acerca de ser un creador, y se hayan preguntado por qué no está funcionando; su vida debería ser cada vez mejor, no peor. Pero queridos amigos, es un proceso natural.

 

Este proceso en realidad se trata de volver a casa a ustedes. Para que recuperen su creadorazgo deben recuperar todo lo que son, pero desde hace mucho tiempo piensan que son pequeños. Han encontrado su identidad en las cosas a su alrededor. Han encontrado su identidad en los propósitos humanos y en los significados humanos. Pero ésos no son ustedes, queridos amigos. A fin de que recuperen su creadorazgo, todas esas cosas tienen que irse.

 

Muchos de ustedes han perdido relaciones que eran muy valiosas para ustedes. Muchos de ustedes están en el proceso de perder relaciones, de perder las personas que son queridas para ustedes. Eso se debe a que han elegido despertar, queridos amigos, volver a quienes ustedes son, y  tenían su identidad amarrada a esa relación. Usaron esa relación para darse significado, para darse cierto sentido de realización. Nunca funcionó completamente, pero se esforzaron mucho para que funcionara.

 

Queridos amigos, este tiempo de despertar es el tiempo de re-crear la relación con ustedes, y cualquier relación que se interponga en el camino será removida de su vida. Cualquier cosa en su vida que se interponga en el camino de que vuelvan a casa a ustedes será despojada. Cualquier cosa que les diera un sentido falso de seguridad se les quitará.

 

No suele ocurrir todo a la vez, y no es quitado por nadie más que por ustedes, queridos amigos. Pero en la medida en que encuentren identidad, o seguridad, o realización, o significado en cualquier cosa fuera de ustedes, y en la medida en que estén indispuestos a liberar ese sentido de significado y realización y seguridad, en esa medida queridos amigos, estas cosas deben ser despojadas de su vida.

 

Así que pueden hacerlo de la manera difícil, o pueden hacerlo de la manera fácil. La manera difícil es tratar de aferrarse. La manera difícil en cuanto a evitar expresarse con el fin de aferrarse a una falsa seguridad. De la manera difícil en cuanto a evitar hablar su verdad, para no herir a nadie que sea querido para ustedes y hacer que los dejen. Eso simplemente creará miseria en su vida, queridos amigos, porque si están leyendo o escuchando este material, entonces ya han tomado la decisión en algún nivel, y el proceso ya ha comenzado.

 

Pueden posponerlo el mayor tiempo que gusten. Pueden resistirse a ello, y hacerlo mucho más largo de lo que requiere tomar. Pero va a pasar, queridos amigos, porque lo han elegido. Porque no pueden recuperar todo lo que son, no pueden despertar del sueño y ser el maestro que son, a menos que estén dispuestos a liberar el sueño. Y sí, esa relación con ese querido amigo apreciado suyo es parte del sueño, y también lo son todas las otras cosas que son queridas para ustedes.

 

 

La manera fácil es dejar que se vayan. La manera fácil es reconocer que ustedes son un creador, que todo lo que necesitan está dentro de ustedes.

 

Si pueden encontrar el lugar donde pueden soltar su relación, todos los días, donde realmente puedan dejarlo ir a él o a ella, y sonreír acerca de ello, entonces ellos tal vez no se tengan que ir, queridos amigos. Cuando encuentran el lugar donde pueden decir lo que sea que tengan que decir, aunque cause que ellos se vayan, o que se enojen con ustedes, entonces es posible que ellos no tengan que irse. 

 

Cuando pueden confiar en ustedes mismos tanto, cuando pueden honrarse tanto, cuando pueden hacer su relación consigo mismos su relación primordial; entonces queridos amigos, pueden relacionarse con los demás en un nivel completamente diferente.

 

Oh, algunos de ellos no van a entender, y van a salir de su vida. Y en la medida en que ustedes hayan encontrado el significado y el gozo en su vida a través de ellos, va a doler. Pero queridos amigos, este es el momento de enamorarse de ustedes mismos, y eso es algo que discutiremos más a medida que avanzamos.

 

Este es el momento de encontrar su realización dentro de ustedes. Es el momento de volver a casa a ustedes, de darse cuenta de que sin importar lo que esté pasando en su mundo exterior, ustedes son un creador grandioso y magnifico. Ustedes son un maestro.

 

Este es el momento de dejar que el sueño se disuelva, queridos amigos, de dejarlo ir, y todo en él, porque únicamente entonces se puede volver a casa. Únicamente entonces hay espacio para todo lo que son, y únicamente entonces serán capaces de crear la vida y la experiencia que soñaron.

 

Llegará un momento en que mirarán hacia atrás a este tiempo de deconstrucción, y recordarán lo mucho que dolió. Y también se darán cuenta lo preciado y magnifico que este tiempo es, porque aquí es cuando de verdad, en verdad, comienzan a volver a casa a ustedes.

 

Somos completos.

 

Lección 15: La Búsqueda del Significado

 

 

Queridos creadores, en esta lección deseamos discutir el significado.  

 

Porque desde que olvidaron quiénes eran, queridos amigos, han estado buscando el significado. Como un ángel hace mucho tiempo han buscado el significado, y luego vinieron a la Tierra porque pensaron que podrían encontrarlo aquí. Y aquí en la Tierra han buscado y buscado el significado, y de alguna manera siempre los ha eludido.

 

Oh, han pescado pedacitos de ello. Han creado grandes mitos, grandes historias, y religiones. Han buscado el significado cuidando a otros. Han buscado el significado en el aprendizaje y la expansión. Han buscado el significado por todas las partes que podían imaginar buscarlo, queridos amigos, y siempre ha llegado un momento en que encontraron que el significado que pensaron que habían encontrado realmente era insignificante. Siempre llegó un momento en que tuvieron que enfrentar la falta de sentido de la vida, y siempre salieron corriendo de ese lugar, y salieron en busca del sentido en una dirección diferente.

 

Pero queridos amigos, es hora de enfrentar la verdad: La vida no tiene sentido.

 

Oh, su humano rehúye de eso. ¿Cómo puede ser? ¿Por qué he pasado por tanto dolor y tanto trauma y confusión? ¿Por qué he pasado por todo lo que he pasado, si no tiene sentido?

 

Queridos amigos, no tiene sentido.

 

Ah, pero cuando se puede aceptar eso, entonces pueden encontrar algo mucho más profundo. Entonces comenzarán a ser capaces de ver y sentir un nivel completamente diferente de la vida.

 

No es necesario el significado, queridos amigos. Su existencia es significado suficiente.

 

Todo Lo Que Fue no necesitó significado cuando formuló esa gran pregunta, “¿Quién soy?” Únicamente tenía curiosidad.

 

Tú eres el que eres, querido creador. No necesitas ningún significado. Existes, y eso es todo lo que importa. E incluso eso no importa, porque no hay nada más. No puedes no existir.

 

Oh, pero en su búsqueda del significado han creado una gran experiencia; muchas, muchas grandes experiencias. Pero ellas no tienen ningún significado, en el sentido de que ellas no se tratan de lograr algo. Ellas no les dan más significado del que tenían antes. Oh, los han hecho mucho más grandes de lo que eran antes, mucho más sabios, pero ellas no les han dado más significado del que tenían antes, queridos amigos.

 

Así que han pasado sus vidas en busca de significado. Han pasado esta vida buscando y buscando el significado. Aquí y allá pensaron que lo habían encontrado, quizás en una religión que luego los defraudó, quizás en un amante que luego se fue, quizás en sus hijos, quizás en su trabajo. Han tratado de encontrar el sentido en tantos lugares diferentes, y todos los han defraudado. Porque queridos amigos, no hay otro significado aparte de ustedes.

 

Ahora ha llegado el momento de soltar esa búsqueda del significado. Fue parte de un sueño, queridos amigos, y ya no es real. Ahora ha llegado el momento de volver a casa a ustedes. Porque al volver a casa a ustedes, descubrirán algo que va mucho más allá del significado.

 

Muchos de ustedes han perdido su pasión. Muchos de ustedes, queridos creadores, han perdido su sentido de propósito, y han perdido la pasión que va de la mano con eso. Muchos de ustedes ya no entienden lo que están haciendo aquí, y no pueden dilucidar por qué es que ya nada los inspira.

 

Por eso, queridos amigos. Porque siempre antes, en cada vida que han vivido en la Tierra y en toda su existencia antes de venir a la Tierra, su pasión ha estado atada en esa búsqueda del significado, en su sentido de propósito. Pero ahora, queridos amigos, el sueño está terminando. Está desapareciendo, y con ello todas ésas ilusiones de propósito y significado. Ahora tienen que enfrentar el hecho de que no hay ningún significado, y no hay ningún propósito. Se trata simplemente de ustedes. Se trata simplemente de existencia, y conciencia.

 

Déjense sentir eso, queridos amigos. ¡Déjense sentir la grandeza de eso!

 

Porque queridos amigos, cuando no hay significado ni propósito, son verdaderamente libres. Son libres de experimentarse. Son libres de expresarse, y son libres de experimentar la grandeza de la vida de cualquier manera que elijan. Sin significado están realmente realizados. Sin significado, pueden realmente vivir.

 

Queridos amigos, van a encontrar una nueva pasión, pero será diferente. Será una pasión por la vida, aquí en este momento. Su nueva pasión no estará atada a un propósito. No se tratará de alcanzar o lograr algo. Se tratará simplemente de experimentarte a ti, querido creador, y todo lo que eres.

 

Muchos de ustedes se aferran a sus trabajos, a sus relaciones, o a las cosas en su vida, porque piensan que les dan un sentido de significado. Y si eso sigue funcionando para ustedes está bien, queridos amigos. Pero si no es así, y sospechamos que si están leyendo o escuchando esto, entonces probablemente no lo esté, entonces es hora de soltarlo. Es hora de hacerle frente a su propia falta de sentido,  y en eso descubrir algo mucho más grandioso y mucho más maravilloso de lo que jamás hubieran imaginado.

 

Somos completos.

 

Lección 16: Ustedes Han Creado Nueva Energía    

 

 

Queridos creadores, en nuestra última lección hablamos de la falta de sentido de la vida, y es fácil para el humano quedar atascado ahí, desesperarse, preguntarse: ¿Entonces de qué se ha tratado todo esto? ¿Cuál era entonces el punto de toda esta miseria y sufrimiento que he pasado?

 

Bueno queridos amigos, en esta lección deseamos discutir algunas de las cosas que han logrado. Porque cuando decimos que no hay un significado a la vida, o a la existencia, no queremos decir que no exista ninguna razón para ello. O quizás una mejor manera de decirlo es, no queremos decir que no hayan logrado nada.

 

Porque queridos amigos, como hemos comentado anteriormente, el Espíritu tiene el deseo de expresarse, expandirse, y experimentar. El Espíritu no necesita nada.  No hay ningún destino al que el Espíritu tenga que llegar. Pero al Espíritu le encanta expresar y experimentar, y expandirse.

 

Oh, es una creencia común entre los humanos que el Espíritu es estático, que el Espíritu ya sabe todo lo que hay que saber. Pero queridos creadores, nada podría estar más lejos de la verdad.

 

Oh, hay una sensación,  porque en el instante de la pregunta la respuesta también estuvo presente, hay una sensación en la que el Espíritu sí sabe la respuesta a la pregunta, y el Espíritu ya ha visto todos los potenciales de la experiencia de la pregunta y la respuesta. Así que en esa medida, hay una sensación en la que el Espíritu sí lo sabe todo, pero sólo en cierto sentido.

 

Y querido creador, tú eres el Espíritu, así que lo mismo se puede decir de ti. Sabes todo lo que hay que saber, hasta cierto punto que vamos a discutir en un momento, porque ustedes, queridos amigos, son el Espíritu. Ustedes son Dios también.

 

Pero hay otra sensación en la que, al tener la experiencia de descubrir la respuesta a la pregunta, ustedes han expandido a Todo Lo Que Es mucho más allá de lo que el Espíritu nunca imaginó. Se han expandido a sí mismos mucho más allá de lo que nunca imaginaron.

 

La verdad es que, queridos amigos, ustedes han cambiado a Todo Lo Que Es. Y debido a lo que han logrado en su estadía en la Tierra, el omniverso entero los venera profundamente. ¡Ustedes han cambiado todo!

 

Oh, pueda que no lo parezca desde su perspectiva humana. Pero queridos amigos, ustedes han cambiado a Dios. Ustedes han cambiado a Todo Lo Que Es.

 

Desde el punto de vista de los ángeles que no han estado en la Tierra aún, ustedes se encuentran entre los más grandes de los grandes, los más valientes de los valientes, y los tienen en el más alto honor. Es debido a ustedes que los otros ángeles están haciendo cola para venir a la Tierra, y para ir a las otras Tierras que ahora se están creando.

 

Porque queridos amigos, la Tierra fue la primera. No hay otros mundos en ninguna parte como la Tierra, pero ahora están empezando a surgir por todas partes. Y queridos amigos, algunos de ustedes se irán a las otras Tierras después de salir de esta, ya que necesitan maestros. Necesitan ángeles con experiencia, y algunos de ustedes optarán por ir allí para ser los maestros de ésos ángeles que vendrán a través de ésas Tierras.

 

Algunos de ustedes volverán a esta tierra de una manera nueva, en una nueva conciencia. Oh, muchos de ustedes están en el proceso de entrar en esa nueva conciencia sin tener que irse y volver. Y serán los maestros de los nuevos ángeles que vendrán.

 

Hay muchos de ellos, queridos amigos, que están naciendo ahora. Ya hay muchos de ellos presentes en la Tierra que nunca han estado aquí antes. Ellos empezaron a entrar en tan sólo en los últimos años, y ahora hay muchos. Y los estarán buscando, querido creador, como un faro y como una guía para que les muestren el camino.

 

Debido a lo que ustedes han hecho ellos no tendrán que pasar por cientos y cientos y cientos de vidas como lo han hecho ustedes. No tendrán que experimentar la intensidad del trauma y el dolor que ustedes han experimentado. Ellos serán capaces de recuperar su propia divinidad, su propio creadorazgo, mucho más rápido y mucho más fácilmente debido a lo que ustedes han hecho, queridos amigos.

 

Ustedes han ayudado a abrir un camino. Ustedes han explorado lo desconocido de la conciencia. La han trazado y mapeado. Debido a eso, queridos amigos, a los ángeles que justo ahora están empezando su estadía terrenal les resultará más fácil que a ustedes. ¡Puede ser que incluso ustedes deseen haber esperado!

 

Oh, pero eso no está en su naturaleza, de lo contrario habrían esperado. Vinieron aquí, queridos amigos, porque vieron el potencial y querían estar entre los primeros. Eran un explorador y un aventurero por naturaleza, por lo que cuando se lanzó el llamado para que vinieran voluntarios a este gran experimento de la Tierra ustedes respondieron a ese llamado. Y porque lo hicieron, todo ha cambiado.

 

Pero eso no es todo, querido creador. Porque cuando dejaste el hogar trajiste consigo una inmensa cantidad de energía. Pero se trataba de una cantidad finita. Se podría decir que cuando se formuló la pregunta. “¿Quién soy?” y la respuesta surgió, una tensión se creó entre ellas. Un campo de potencial no expresado se creó entre la pregunta y la respuesta, entre lo negativo y lo positivo.

 

Se podría decir que el uno se partió en dos, y al igual que lo positivo siempre busca lo negativo, como el electrón siempre trata de ocupar su lugar, así una enorme tensión se creó entre la pregunta y la respuesta. Se convirtieron como en dos polos de una batería, y en medio estaba toda esta energía, todo este  potencial de energía, y ustedes han estado utilizando esa energía desde entonces.

 

Se han familiarizado tanto con esa energía que pensaban que era ustedes, y puesto que han empezado a darse cuenta que son más que humanos, han llegado a creer que son en realidad un ser de energía, que están hechos de energía. Pero queridos amigos, no lo están. Ustedes son conciencia.

 

Pero han utilizado energía. Han utilizado energía para moldearse en un ser. Han usado energía para crear materia, pues la materia no es más que energía que vibra de una manera determinada para que parezca sólida. Así que crearon un cuerpo energético, y luego permitieron que ese cuerpo, esa energía, se convirtiera en un cuerpo físico. Y utilizan esa energía todo el tiempo, queridos amigos. Todo lo que hay, está formado de energía. 

 

Pero siempre ha habido una cantidad finita de energía, queridos amigos. Únicamente podía haber un límite a la tensión entre la pregunta y la respuesta. Es enorme. Está más allá de lo que un humano puede captar o imaginar, pero sigue siendo limitada y funciona bajo ciertas reglas. Es muy familiar para ustedes, porque aquí en la Tierra especialmente, han llegado a entender estas reglas, o al menos algunas de ellas.

 

Así que queridos creadores, siempre ha habido una cantidad finita de energía en el omniverso. Incluso su ciencia lo sabe. Pero ahora, debido a lo que ustedes han logrado, debido a lo que se han convertido, algo nuevo está ocurriendo.

 

En sólo los últimos años de lo que llaman tiempo, una nueva clase de energía ha sido creada. Oh, no se encuentra en algún laboratorio en alguna parte. No fue creada por la manipulación de los científicos. Está siendo creada por ustedes, queridos amigos, y por otros creadores como ustedes.

 

En cierto sentido se podría decir que es el máximo logro de un creador, porque siempre en el pasado ustedes han dependido de ese campo de energía que se creó cuando dejaron el hogar. Siempre en el pasado necesitaron utilizar esa energía; necesitaron acatar sus reglas. Siempre en el pasado estuvieron conectados a través de ese campo de energía, a través de esa gran pregunta y respuesta, a todos los demás y a Todo Lo Que Era.

 

Pero ahora, queridos amigos, ustedes y muchos otros están dando el paso final de un creador. Han creado nueva energía dentro de ustedes. Ya no dependen de ese campo. Ya no dependen de nadie más. Realmente se están convirtiendo en su propio ser soberano. Y esta nueva energía entra en su vida ahora mismo.

 

Ahora bien, esta energía no funciona como la energía a la que están acostumbrados. Es muy diferente. Discutiremos eso más a medida que avanzamos, pero por ahora comprendan que esta energía es completamente diferente, ya que es suya, sólo suya.

 

No es controlada por su mente. De hecho, no se controla, queridos amigos, y si tratan de controlarla, se volverá contra ustedes. Pero si la permiten, les servirá de maneras que ni siquiera pueden imaginar.

 

Les cambiará su vida. Les traerá las cosas que necesitan cuando las necesitan. Les servirá en todos los sentidos. Pero no escomo la energía a la que están acostumbrados, queridos amigos. No es predecible por su mente. No es lógica. Pero siempre les servirá si se lo permiten.

 

Así que queridos amigos, queridos creadores, no queden atrapados en la trampa humana del significado. Porque cuando pueden hacerle frente a la falta de sentido de la vida, entonces pueden ver la grandeza de la vida, y de quienes ustedes son, y de lo que han logrado. Ustedes son un creador. Siempre han sido un creador, a pesar de que se les haya olvidado.

 

Y ahora queridos amigos, a medida que el sueño se desvanece y recuerdan quiénes son; como todo lo que pensaban que era importante llega a carecer de sentido y se vuelven a conectar con el Ser de ustedes, la vida adquiere una nueva grandeza increíble.

 

Ahora llega el momento de celebrar, queridos amigos. Ahora llega el momento de celebrar todo lo que son y en todo lo que se han convertido. Y ahora llega el momento de enamorarse de ustedes. 

 

Somos completos.

 

Lección 17: Enamorarse de Ustedes Mismos

 

 

Queridos creadores, sin duda han escuchado a la gente hablar de amarsea sí mismo, porque no hay nada que sea más importante para un creador. Pero amarse, enamorarse de sí mismo, saca a la luz un sinnúmero de cuestiones.

 

Se les ha enseñado durante eones de tiempo, en realidad comenzaron a aprender antes de que el tiempo existiera, que es malo amarse, que no son dignos de amor. Se les ha enseñado a poner las necesidades de los demás por delante de las suyas, y que son indignos de satisfacer sus necesidades primero. Pero queridos amigos, eso es completamente al revés.

 

Ahora bien, sus maestros han puesto muchos ejemplos, mostrando apersonas que parecen vivir únicamente para sí mismos, que no se preocupan por los demás, y que, al menos en la superficie, se proponen amarse a ellos mismos más, y en el proceso dañan a mucha gente. Pero queridos amigos, ésas personas no se aman. La verdad es que se odian, y la única manera que pueden encontrar de sentirse dignos es hacer a todos los demás más pequeños que ellos. Es la antítesis del verdadero amor a uno mismo, queridos amigos.

 

Cuando uno realmente se ama, no hay por qué menospreciar a nadie. No hay por qué alimentarse de nadie más, y el servicio llega de manera natural cuando sea apropiado.

 

Por otro lado, queridos amigos, sus maestros muestran a otros que viven su vida desinteresadamente, que se degradan con el fin de servir a los demás. Y todo el mundo lo mira y dice, “¡Oh, él es tan maravilloso!” Pero queridos amigos, nosotros lo miramos, y nos sentimos tristes, porque en realidad no es diferente a aquellos que degradan a los demás.

 

Estas personas también se odian. Se sienten indignas, y la única manera que conocen para encontrar paz interior es entregándose en servicio a otros. No funciona muy bien, y los mantiene a ellos y a aquellos que sirven atascados. Los mantiene atascados en una mentira.

 

Porque queridos amigos, queridos creadores, ustedes son Dios, también. Ustedes son un ser grandioso y magnífico. Son uno de los pocos ángeles que tuvieron el valor de venir a la Tierra, de enfrentarse a sí mismos. Ustedes, queridos amigos, han cambiado a Todo Lo Que Es, y todos los ángeles en el universo los miran con respeto y admiración.

 

Todos los ángeles en el universo, queridos amigos, aspiran a ser como ustedes. ¿Pueden dejar eso entrar? Merecen ese honor, queridos amigos, y merecen el amor más grande que hay.

 

Queridos amigos, cuando un ángel comienza a enamorarse de sí mismo, todo cambia. Cuando un ángel llega a entender quién es, cosas maravillosas comienzan a suceder.

 

Échenle un vistazo a su historia. ¿Quiénes fueron las personas que realmente crearon la mayoría de los cambios? ¿Quiénes son las personas que más los inspiran? ¿Acaso no son los que saben quiénes son, al menos hasta cierto punto? ¿Que saben lo que quieren y están dispuestos a vivirlo? ¿Acaso no son los que se aman lo suficiente para vivir su verdad?

 

Es hora de enamorarte de ti, querido creador. Y en ese enamorarse contigo, le servirás al mundo, y a toda la humanidad, y a Todo Lo Que Es, mucho más eficazmente de lo que jamás lo has hecho antes. Cuando realmente te amas, sólo entonces eres capaz de amar verdaderamente a los demás, porque sólo entonces puedes verlos como tu verdadero igual.

 

Si no te amas a ti mismo, entonces sólo tienes dos opciones: debes verte a ti mismo como mejor que otros o peor que otros. Si te ves como mejor que otros, entonces constantemente tienes que degradarlos. Constantemente tienes que rebajarlos y hacerlos pequeños con el fin de hacerte más grande, con el fin de darte significado. Si te ves como menos que otros, entonces constantemente tienes que degradarte, hacerte pequeño, de nuevo para darte un poco de significado.

 

Cuando realmente se aman, queridos amigos, no tienen necesidad de significado. Porque simplemente son, y están satisfechos.

 

Cuando realmente se aman no tienen necesidad de nada más, por lo que son capaces de estar con los demás como verdaderos iguales. Son capaces detener verdadera compasión por ellos. Son capaces de permitirles vivir su camino elegido sin juicio, sin necesidad de que sean diferentes con el fin de satisfacer sus insignificantes y pequeñas necesidades humanas.

 

Cuando se aman, queridos amigos, la vida en la tierra se vuelve mágica y maravillosa. Cuando se aman elevan a todos los demás, y emiten una luz, un faro al mundo que inspira a otros a algo más que sus pequeñas vidas humanas. Cuando se enamoran de ustedes, hacen más por la humanidad de lo que pueden hacer de cualquier otra manera.  

 

Pero enamorarse de ustedes saca a la luz cuestiones, queridos amigos. Va a sacar a la luz todas esas partes de ustedes de las que se avergüenzan, que han escondido, y de las que todavía están huyen. Va a sacarlas a la luz, y traerlas a su conciencia, porque es hora de vuelvan a casa.

 

Es fácil fingir que se aman, siempre que puedan ignorar todas esas partes de ustedes que no les gustan. Pero queridos amigos, no dura mucho.

 

Para enamorarse de ustedes, y para recuperar su creadorazgo, también tienen que enamorarse de todas esas partes de ustedes. Tienen que dejar que vuelvan a casa. Tienen que sentirlas. Tienen que abrazarlas, y darles la bienvenida a casa.

 

Puede ser algo difícil y retador. Pero querido creador, tú eres un maestro, y puedes hacerlo. Y cuando lo haces, tu vida nunca volverá a ser la misma.

 

Durante las siguientes lecciones vamos a discutir mucho más acerca de enamorarse de ustedes mismos, y les daremos algunas maneras prácticas de hacerlo y comenzar el proceso. Porque queridos amigos, esta es la clave para recuperar todo lo que son, y para ser todo lo que son. Y esta es la clave para la vida de sus sueños, y mucho, mucho más.

 

¿Están listos, queridos amigos? ¿Están listos para enamorase de ustedes?

 

Somos completos, por ahora.

 

Lección 18: Su Relación con Ustedes

 

 

Queridos creadores, ¿cómo se enamoran de ustedes mismos?

 

Hemos hablado mucho sobre la aceptación y la confianza, porque esas son las claves, queridos amigos. Cuando se aceptan a sí mismos, enamorarse es natural. Cuando confían en ustedes mismos, enamorarse simplemente sucede. Porque eso es lo que han estado buscando todo este tiempo, queridos amigos.

 

Se han estado buscando a sí mismos. Pensaron que era a otra persona, pero en realidad era a ustedes mismos. Desde que salieron del hogar, desde que explotaron en billones de billones de sí mismos, se sienten fragmentados. Sintieron que faltaba una parte de ustedes. Y en cierto sentido así era, queridos amigos. Pero en otro sentido eran plenos y completos, y siempre lo han sido.

 

Pero cuando entraron en el vacío —en cierto sentido era el espacio entre la pregunta y la respuesta— cuando entraron en ese vacío sintieron como si hubieran sido despedazados, porque esa es la naturaleza de la dualidad. La pregunta y la respuesta eran parte de un todo, y ahora estaban separados en dos partes opuestas.

 

La energía que experimentaron en el vacío tenía una polaridad. Tenía atributos positivos y negativos; había luz y oscuridad, masculino y femenino, pregunta y respuesta, arriba y abajo, y todas las partes diferentes de la dualidad. Tenía dolor y placer, sufrimiento y dicha, bueno y malo.

 

Por lo tanto queridos amigos, se sintieron fragmentados. Sintieron como si hubieran sido despedazados en billones de billones de pedazos, y desde entonces han estado buscándose. Pero han estado buscando fuera de ustedes, y sólo se pueden encontrar dentro de ustedes.

 

Oh, así que a menudo se encontraban con otro ángel, y ese ángel les recordaba a ustedes, a algo dentro de ustedes que estaban buscando. Y miraban a este ángel y era un ser tan grandioso y maravilloso, y ustedes se enamoraban. Pero nunca duró, queridos amigos. Nunca duró, porque este  otro ángel no era ustedes. Provenía de la misma fuente que ustedes, pero no era ustedes.

 

Porque queridos amigos, a pesar de que en cierto sentido explotaron en billones de billones de sí mismos cuando formularon esa pregunta, “¿Quién soy?” todavía contenían todo lo que son y todo lo que alguna vez han sido dentro de ustedes. Siempre han sido plenos y completos, ya que no podía ser de otra manera. Y cada uno de esos otros ángeles, ellos también son plenos y completos, y ellos no son ustedes.

 

Pero provienen de la misma fuente que ustedes, por lo que les recordaban a ustedes mismos y se enamoraron de ellos. Pero tenían diferentes agendas a las suyas. Tenían diferentes ideas y diferentes deseos, y tarde o temprano llegaba un  punto en que tomaban una decisión que no era la misma que la suya, y se marchaban. O ustedes se marchaban, pero de cualquier manera ustedes experimentaban el dolor. Volvían a experimentar el trauma de haber sido despedazados.

 

Conocen la historia, queridos amigos. La han vivido en la tierra durante tantas vidas. En esta vida muchos de ustedes se han preguntado por qué es que sus relaciones simplemente nunca han funcionado. Se enamoran, y rápidamente se desenamoran, o el otro se desenamora, o sin importar lo mucho que se amen simplemente no pueden hacer que funcione. Se preguntan por qué siguen haciendo eso una y otra vez.

 

Queridos amigos, es porque esta vida —si se sienten atraídos por este material— entonces esta vida para ustedes se trata de algo diferente. Esta vida se trata de enamorarse de ustedes, y su alma no va a permitir que nada ni nadie se interponga en el camino de eso.

 

¿Han notado cómo las cosas parecen ser diferentes para ustedes delo que son para los demás? ¿Han notado cómo otros pueden entablar una relación y parece que lo hacen durante mucho tiempo a pesar de que haya problemas, y de alguna manera son capaces de simplemente ignorar esos problemas? Eso se debe a que ellos se encuentran en un lugar diferente, queridos amigos. No son conscientes de sí mismos como son ustedes. Todavía están dormidos y felizmente soñando.

 

Ustedes están despertando del sueño, queridos amigos. Están empezando a ser capaces de notar la diferencia entre ustedes y el otro, porque están empezando a recordar quiénes son. Ahora es el momento de que ustedes vuelvan a casa a ustedes, de que se enamoren de ustedes.

 

Porque eso es lo que han estado buscando, queridos amigos. Por todos estos eones de tiempo, por todo lo que pasó antes de lo que ustedes llaman tiempo, se han estado buscando a sí mismos. Sus relaciones ya no funcionan tan bien porque una parte de ustedes sabe que los otros no son ustedes, y ellos no pueden no pueden sustituirlos.

 

Queridos amigos, cuando se enamoran de ustedes, encontraran que sus relaciones cambian. Cuando se enamoran de ustedes, ya no las necesitan. Ya no necesitan nada de nadie más, y eso abrirá la puerta a un tipo totalmente nuevo de relación con otras personas.

 

A partir de ese lugar serán capaces de bailar con otros, de disfrutar la vida con ellos, y de celebrar todo lo que son con ellos, pero no los necesitarán. Sus relaciones serán diferentes, y en muchos aspectos serán mucho más grandiosas. Pero primero, queridos amigos, tienen que enamorarse de ustedes, porque hasta que eso no ocurra sus relaciones con otros no van funcionar.

 

Entonces, ¿cómo puede uno enamorase de uno mismo?

 

Para empezar, dirijan su atención al interior. Porque durante casi toda su existencia han estado enfocados en el mundo que los rodea, en el universo que los rodea. Han estado tratando de manipular y cambiarlo y hacerlo de la forma que ustedes quieren que sea.

 

En esta vida, como su consciencia se ha desarrollado, como han comenzado a despertar del sueño y han descubierto que son un creador, trataron de dirigir ese poder creativo hacia el mundo que los rodea. Trataron de utilizarlo para manipular al mundo exterior, para convertirlo en lo que querían que fuera. Pero no funciona de esa manera, queridos amigos.

 

Ha llegado el momento de dirigirse hacia adentro. Ha llegado el momento de dirigir su atención a su mundo interior, porque allí, queridos amigos, es donde funciona su poder creativo. Y cuando cambian su mundo interior, entonces su mundo exterior va cambiar para que coincida. Pero sólo entonces, queridos amigos,  porque el mundo que los rodea siempre es un reflejo de su mundo interior.

 

Así que ahora llega el momento, queridos amigos; si reclaman su creadorazgo y todo lo que son, ahora llega el momento de dirigir su atención hacia el interior. Porque todo lo que buscan está dentro de ustedes. Todo lo que necesitan está dentro de ustedes, queridos amigos.

 

Somos completos.

 

Lección 19: ¿Dónde Se Alimentan?

 

 

Entonces queridos creadores, ¿cómo se enamora uno de sí mismo?

 

En nuestra lección anterior discutimos como es el momento de dirigir su atención hacia el interior, ya que únicamente cambiando su mundo interior pueden crear su mundo exterior. Pero ¿qué significa eso?

 

En nuestras próximas lecciones vamos a discutir distintas maneras de hacer esto, distintas maneras en que se pueden abrir al amor a sí mismo. Porque hasta que se abran al amor a sí mismo, queridos amigos, no pueden realmente amar o ser amados por otro.

 

Hablaremos más sobre la naturaleza del amor, y del amor con los demás, en una lección futura. Pero por ahora, sepan esto: No pueden amar a otro, o ser amados por otro, más de lo que se aman a sí mismos. No puede suceder, queridos amigos.

 

Así que en esta lección deseamos dirigir su atención a las maneras en que se alimentan, a los lugares donde obtienen su energía. Porque queridos amigos, queridos creadores, han estado usando energía desde que salieron del hogar.

 

Como ya hemos comentado, se creó energía increíble en el potencial, en la tensión, entre la pregunta y la respuesta, entre los lados de la dualidad, y ustedes han estado utilizando esa energía. Algunos lo llaman el Campo de Energía, o el Campo de Potenciales.

 

Como se les olvidó quiénes eran, queridos amigos, comenzaron a alimentarse de la energía de los demás. Conocían a un ángel. Ese ángel les recordaba la parte de ustedes que estaban buscando, y se enamoraban de ese ángel. Y entonces trataban de aferrarse a ese ángel, y cuando ellos querían hacer algo diferente a lo que ustedes querían, trataban de convencerlos u obligarlos a hacer lo que ustedes querían, porque pensaban que necesitaban su energía. Pensaban que ellos los estaban llenando.

 

A veces funcionaba durante un tiempo y los mantenían cerca, porque su energía estaba alimentando algo dentro de ustedes. Y lo mismo les ocurría a ellos, queridos amigos. También se estaban buscando a sí mismos y pensaban que lo habían encontrado en ustedes, así que se alimentaban de su energía.

 

Eso continuaba por un tiempo, pero tarde o temprano, queridos amigos, tenía que terminar. Porque no hay dos ángeles que tengan los mismos deseos, no hay dos ángeles que estén exactamente en el mismo camino, y tarde o temprano tendrían que irse cada uno por su lado.

 

Oh, luchaban y batallaban para mantener a ese ángel con ustedes, y eso simplemente los alejaba más rápido. Entonces se sentían perdidos y vacíos y solos, y se preguntaban qué había pasado. Se sentían débiles y pequeños, porque ya no tenían su energía para alimentarse. Así que encontraban otras maneras de alimentarse, o a otros ángeles para alimentarse.

 

En algún momento empezaron a formar grupos, porque encontraron que era más fácil controlar a otro ser si habían más de ustedes haciéndolo. Pero ningún ser puede ser controlado, por lo que finalmente eso también terminaba, y ellos se iban y formaban su propio grupo.

 

Entonces se libraban batallas, porque las batallas, queridos amigos, es otra manera en que nos alimentamos de la energía de los demás. En la batalla hay ganadores y perdedores. En la batalla los ganadores se alimentan de enormes cantidades de energía de los perdedores, y toman esa energía y la utilizan como propia. Lo que no se dan cuenta es que los perdedores se alimentan también, de otra manera. O los perdedores van y se alimentan de otros a fin de reponer la energía que el ganador ha tomado. Y así el ciclo continúa.

 

Y se volvió muy intenso, queridos amigos. Los ciclos de alimentación de energía y de robo de energía se volvieron tan intensos entre los ángeles que toda la creación empezó a ponerse más lenta. Y fue entonces cuando la Tierra fue creada, porque un Consejo de representantes de todas las familias angélicas fue convocado, porque para este tiempo ustedes se habían formado en familias. Familias de energías similares, muchos, muchos miles de familias.

 

Y así, los representantes de ésas familias se reunieron, queridos amigos. Algunos de ustedes se encontraban entre ésos representantes. Y un plan se creó, porque ustedes no sabían lo que iba a suceder si todo seguía poniéndose más lento. Temían que todas las cosas dejaran de existir, y entonces dijeron, “Tenemos que entender lo que está sucediendo. Tenemos que crear un lugar donde podamos desacelerar todo, y llegar a una nueva comprensión de lo que está sucediendo.”

 

Y así la Tierra fue creada, y ustedes vinieron a la Tierra. E hicieron lo mismo una y otra vez, sólo que de una forma mucho más lenta, y lo hicieron una y otra vez.

 

Entraban a una vida en la Tierra. Entraban indefensos, como un nuevo bebé, y se alimentaban de la energía de su madre, y de sus padres, y luego de su comunidad. Porque esa es la forma en que se creó, queridos amigos. No era algo malo, es sólo la forma en que se creó.

 

Y entonces ustedes conocían a alguien y se enamoraban de esa persona, y se alimentaban de su energía y ellos se alimentaban de la suya, y el ciclo continuaba. Se alimentaron de la energía de su comunidad. Se alimentaron de la energía de sus amigos y de sus enemigos.

 

En un determinado momento encontraron que si podían reunir la energía de suficientes personas podían controlar su energía, al menos durante un tiempo, y se sentía muy bien. Les daba poder, porque el poder, queridos amigos, no es más que robo de energía. El poder es la sensación que se siente cuando están llenos de energía de los demás, y cuando son capaces de controlar esa energía y manipularla. Pero el poder es una ilusión, queridos amigos. No se pueden aferrar a esa energía por siempre, y tarde o temprano su dueño la llamará de vuelta y ustedes quedarán pequeños y vacíos.

 

Y así manifestaron estos ciclos, una y otra vez. Durante muchas vidas en la Tierra era sólo la manera en que funcionaron las cosas. Ustedes entraron dependientes de la energía de los demás. No les quedaba más remedio que alimentarse de su energía, porque ese era el modo en que se había implementado el sistema.

 

Pero ahora ha llegado el momento que todo es diferente. Ahora están despertando. El sueño se está desvaneciendo, porque todo eso, queridos amigos, estaba en el sueño. Ahora están regresando a sí mismos, y ahora es el momento de recuperar la energía en su interior.

 

Porque dentro de ustedes, queridos amigos, está toda la energía que podrían necesitar. Y ahora hay un nuevo tipo de energía que ustedes están creando. Ya no dependen de la energía de cualquier otro. Ya no dependen de la energía de ese gran campo de la dualidad. Ya no dependen de nada fuera de ustedes.

 

Así que nos gustaría que le echen un vistazo a su vida. Sólo percátense de dónde se alimentan. No traten de cambiarlo en este momento. No es malo, queridos amigos, simplemente es. Es la forma en que siempre ha sido, pero queremos que se percaten de ello. Busquen los lugares donde obtienen energía de los demás.

 

Oh, esto ocurre de muchas maneras diferentes. Cuando alguien los mira y sonríe, y ustedes sienten una pequeña oleada dentro de ustedes, un poco de placer, acaban de alimentarse un poco de su energía, queridos amigos. Una vez más, no es malo. Sólo queremos que se percaten de ello.

 

Cuando algo sucede y ustedes se ganan a otra persona de alguna manera, por pequeño o grande que sea, y sienten esa sensación de satisfacción, acaban de robar algo de su energía, queridos amigos. Cuando se enamoran de alguien, lo que realmente se siente es la energía que les están dando.

 

Una vez más, no es algo malo. E incluso si regresan totalmente a ustedes mismos y se alimentan por completo del interior, todavía encontrarán placer al bailar con la energía de los demás. Pero será diferente. Será consciente, y no será robar. Será más como una danza, queridos amigos, en lugar de una lucha.

 

Cuando ven un partido, un partido de cualquier deporte que les guste, percátense de lo que está pasando con las energías. Percátense de cómo los participantes en el juego se alimentan de la energía del público, y de cómo el público se alimenta de su energía.

 

Noten las cosas en la vida, queridos amigos, que los hace sentir bien, o que los hace sentir mal. Todo es flujo de energía. Cuando se sienten bien, la energía está fluyendo hacia adentro. Cuando se sienten mal, la energía está fluyendo hacia afuera. Sólo sean conscientes de ésas cosas.

 

Sean conscientes de las personas alrededor de las que se sienten bien, y las de alrededor de las que se sienten mal. Noten dónde ustedes se sienten agotados, y noten dónde van a recargarse.

 

Hablaremos más sobre la marcha acerca de qué hacer con estas situaciones, pero por ahora queremos que simplemente las noten. Empiecen a darse cuenta de dónde se alimentan, y de lo que se alimenta de ustedes.

 

La parte más importante, queridos amigos, es dónde se alimentan ustedes, ya que otros sólo pueden alimentarse de ustedes en la medida en que se alimentan de otros. No es necesario cambiar a aquellas personas que se alimentan de ustedes. Todo lo que tienen que hacer es percatarse de la alimentación, y luego dirigirse hacia adentro y satisfacer sus propias necesidades dentro de ustedes. Entonces ellos ya no serán capaces de alimentarse de ustedes.

 

Si confrontan a otra persona en cuanto a que se alimentan de ustedes, ese mismo acto en sí, queridos amigos, es sólo ustedes alimentándose de ellos, y eso perpetúa el ciclo y lo intensifica. No es necesario, sólo regresen de nuevo a ustedes.

 

Ustedes son plenos y completos y divinos y soberanos, queridos amigos. Tienen dentro de ustedes todo lo que alguna vez pudieran necesitar o desear. Todo, sin excepción.

 

Cuando regresan a eso, su vida será diferente. Ya no necesitarán más la energía de los demás, y ellos ya no serán capaces de quitarles su energía. Y entonces serán capaces de bailar con ellos de una manera totalmente nueva.

 

Así que tómense algún tiempo, queridos amigos. Tomen un cuaderno si lo desean, y hagan una lista de las formas en que se alimentan del mundo que los rodea. No se trata sólo de las personas. Puede ser animales, puede ser cosas. Puede ser un propósito, o una misión en la vida. Puede ser logros.

 

Cada vez que algo en el mundo exterior, en el mundo que los rodea, parece darles una sensación de bienestar, o de malestar o temor, hay una transferencia de energía ocurriendo, queridos amigos, y queremos que se percaten de ellas.

 

Y somos completos.

 

Lección 20: Aceptándose A Uno Mismo   

 

 

Entonces queridos creadores, una vez más, ¿qué significa enamorarse de uno mismo?

 

Porque en esta lección una vez más volvemos a la aceptación. Porque,  ¿no han notado, queridos amigos, que cuando se enamoran de otra persona hay un periodo de tiempo en que los aceptan y casi todo acerca de ellos?

 

Hay un periodo de tiempo en que ven a alguien por quien realmente son. Ven al ángel dentro de ellos. Ven su alma, y por un tiempo es como si ellos no pudieran hacer nada malo. Oh, ellos siguen siendo la misma persona que siempre han sido, pero ustedes no los ven de esa manera, y casi todo lo que ellos hacen, ustedes lo aceptan.

 

Queridos amigos, es hora de dirigir esa aceptación hacia ustedes. Enamorarse es algo natural, cuando aceptan a la persona de la que están enamorados. Cuando conocen a otra persona y la encuentran atractiva, hay una parte de ustedes que elige no ver nada negativo, o que elige ver cualquier aspecto negativo que pudiera haber en esa persona de una manera diferente, o hasta lo redefinirían como algo positivo. Es una elección que hacen, queridos amigos. Por lo general se trata de una elección inconsciente, pero es una elección.

 

Oh, hay un montón de química involucrada. Hay una gran cantidad de hormonas moviéndose por su cuerpo cuando sienten una atracción por alguien, y esas hormonas y químicos en su cuerpo les ayudan a ver únicamente lo que quieren ver. Y que, por supuesto,  es por eso que por lo general no dura mucho tiempo.  Porque una vez que hayan pasado algún tiempo con esa persona y la química en sus cuerpos desaparece, entonces empiezan a verlos como una persona real. Entonces empiezan a verles sus defectos, sus aspectos negativos así como sus aspectos positivos. Y luego, muy pronto, se encuentran desenamorándose.

 

En este punto tienen otra elección que hacer. Esta vez se trata de una elección consciente: tienen que decidir si tirar la toalla y dejar a esa persona, o si deben continuar a aceptarlas tal y como son.

 

Al tomar esa decisión de continuar a aceptar a alguien tal y como son, entonces abren la puerta para un tipo de amor totalmente nuevo. Y si es una elección que se puede mantener, que ambos pueden mantener, pueden tener una relación maravillosa y descubrir un amor más profundo del que jamás han conocido.

 

Por supuesto, con otras personas hay muchos factores involucrados, y no siempre es tan fácil hacer o mantener esa elección, sin importar cuánto se esfuercen. A veces encuentran que simplemente no son compatibles, que tienen deseos diferentes, o que tienen que renunciar a demasiado de sí mismos para llevarse bien. Sin embargo eso nunca funciona, queridos amigos.

 

Cuando renuncian a sí mismos para llevarse bien con otra persona no funciona, porque al renunciar a sí mismos fallan en amarse a sí mismos, y no se puede amar a otra persona más de lo que se aman a sí mismos.  Simplemente no es posible, queridos amigos, a pesar de todo lo que se les ha enseñado por vidas y vidas. No es posible amar a alguien más, o ser amado por otra persona, más delo que se aman a sí mismos.

 

Y así, muy a menudo, llegan a un punto en su relación con otra persona en que, con el fin de mantener su propia integridad, uno o el otro tiene que cancelarla relación. Y cuanto más despiertos y conscientes estén, más en contacto están consigo mismos, más pronto eso sucede. Y es por eso que muchos de ustedes han estado luchando con sus relaciones en esta vida.

 

Así que ahora ha llegado el momento, queridos amigos. Si desean recuperar su creadorazgo, si desean ser todo lo que son, ha llegado el momento de dirigir su amor hacia el interior, de dirigir su aceptación y su afecto hacia el interior.

 

Es una elección, queridos amigos. Con otra persona hay químicos involucrados que muy a menudo lo vuelven una elección inconsciente por un breve periodo de tiempo, pero aun así, como hemos dicho, en algún momento deben hacer una elección consciente. Sin importar lo maravillosa que sea la relación, sin importar lo compatibles que ustedes dos sean; en algún momento, a fin de permanecer enamorados, tienen que hacer una elección consciente de aceptar los defectos de la otra persona. O lo que ven como sus defectos, porque es sólo su percepción, queridos amigos.

 

Ahora bien, cuando se trata de ustedes, no se pueden dar el lujo de esas hormonas y químicos en su cuerpo para que los cieguen. Y eso es algo bueno, queridos amigos, porque para enamorarse de sí mismos no funciona si se ciegan a una parte de ustedes.

 

Enamorarse de sí mismos es una elección. Es una de las elecciones más difíciles que hay que hacer, y una de las más gratificantes. Es una elección consciente que deben hacer, y es una elección constante que tienen que hacer una y otra y otra vez, por cada día de su vida.

 

Se torna más fácil sobre la marcha, porque al igual que cuando eligen aceptar a otra persona de la que se enamoran de una manera mucho más profunda y más significativa de lo que lo hicieron cuando era sólo los químicos corriendo por su cuerpo, así también, cuando toman esa decisión de aceptarse a ustedes y a todo acerca de ustedes, se encontrarán enamorándose de ustedes de forma natural. Y cuanto más se enamoren de sí mismos, más fácil será aceptarse a ustedes.

 

Así que nos gustaría que se miren en el espejo queridos amigos, tan pronto como tengan la oportunidad; que se miren a los ojos, que miren su cuerpo, y tomen una decisión. Díganselo en el espejo.

 

Querido sí mismo, querido yo: Te amo, y elijo aceptarte y aceptar todo acerca de ti. Elijo aceptar mi cuerpo tal como es, y elijo amarme tal como soy. Elijo aceptar todo, TODO, acerca de mí.

 

Y elijo darme el cariño, y la atención, y la aceptación, y el amor, y la confianza, que le daría a mi más adorado amante. Elijo hacer mi relación conmigo mismo mi relación principal, y elijo nunca más permitir que otra relación se interponga entre yo y yo mismo.

 

¿Pueden hacer una elección, queridos amigos? ¿Pueden mirarse a los ojos en el espejo y decirse eso?

 

Cuando lo hacen, su vida empezará a cambiar. Cuando lo hacen, comenzarán a descubrir quiénes son. Empezarán a descubrir su creadorazgo, y empezarán a descubrir su propio amor por ustedes. Y entonces el mundo que los rodea, que no es sino un reflejo del mundo dentro de ustedes, empezará a cambiar, y empezará a reflejar ese amor.

 

Somos completos.

 

Lección 21: En La Confianza Es Donde Se Hace Realidad

 

 

Queridos creadores, en esta lección regresamos a la confianza.  Pues se podría decir que cuando se trata de amarse a uno mismo, la confianza es la hora de la verdad. La confianza es donde se hace realidad.

 

Porque cuando toman esa decisión de enamorarse de ustedes, de aceptarse a ustedes tal como son, ello plantea cuestiones, queridos amigos. ¡Oh, plantea cuestiones importantes!

 

Pues la verdad es, que no están muy contentos con ese cuerpo suyo. No están contentos con cómo se ve, con cuánto pesa, o con sus dolores y achaques, o con otras cosas que podrían estar pasando dentro de él. Y la verdad es, que no están muy contentos consigo mismos. No están muy contentos con las cosas que han hecho. No están muy contentos con la forma en que su vida se siente como un desastre. No están muy contentos con su incapacidad de controlar la vida, y hacerla de la manera que quieren que sea. No están muy contentos con la forma en que aparecen en el mundo.

 

Oh, hay tantas cosas que salen a la luz cuando eligen amarse. Ha habido muchas veces en que han fracasado tan estrepitosamente, así que, ¿cómo podrían confiaren ustedes mismos?

 

Pero queridos amigos, si no confían en otra persona, entonces no están aceptando a esa persona. Es tan sencillo como eso. Si sienten que no pueden confiar en ellos, se debe a que hay algo en ellos que no pueden aceptar.

 

No es bueno ni malo. Es simplemente la forma en que es, y lo mismo puede decirse de ustedes. Sienten como si hubieran hecho todas estas cosas malas. Que han fallado tantas veces, y que no han tenido éxito en las cosas que más les importan.

 

Perdieron la confianza en ustedes desde hace mucho, mucho tiempo. Perdieron la confianza cuando primero se encontraron fuera de Todo Lo Que Era, perdidos y solos en el vacío, sintiéndose como si hubieran sido despedazados en billones de billones de fragmentos. Pensaron que habían hecho algo malo, por lo que dejaron de confiar en ustedes mismos. Y desde entonces, a lo largo de su viaje, ha habido muchas veces en que fracasaron, o en que pensaron que hicieron algo malo.

 

Pero ahora ha llegado el momento, queridos amigos, de ver las cosas de manera diferente, de ver la verdad de quién y qué son, y de por qué hicieron ésas cosas. Porque queridos amigos, nunca hicieron nada malo.

 

Cuando salieron del hogar fue por su propia elección, y por la elección del Espíritu. Pues ustedes querían conocerse, y no hay manera de conocerse más que experimentando todo acerca de ustedes. Y eso incluye lo bueno y lo malo, ya que ambos son parte de ti, querido creador.

 

La verdad es que nunca han fallado. Nunca, jamás.

 

La verdad es que nunca, jamás, han hecho nada malo.

 

Pues todo ha sido un juego, queridos amigos. Todo fue una experiencia destinada a ayudarlos a descubrirse. Y aquellas personas con quienes sienten que fueron injustos, estaban jugando el juego con ustedes.  

 

Ellos son seres eternos, queridos amigos, igual que ustedes. Son creadores soberanos, al igual que ustedes, y eligieron, en algún nivel, jugar ese juego con ustedes y experimentar su lado de esa interacción. Y lo más probable, queridos amigos, es que ellos hayan jugado ese juego con ustedes antes, sólo se invirtieron los papeles. Lo más probable es que en algún momento en el pasado les hicieron daño a ustedes de una manera similar a como ustedes les hicieron daño esta vez.

 

Oh, no es venganza, queridos amigos. Es un maravilloso acuerdo que hicieron con sus amigos angélicos, a entrar a esta vida y jugar entre sí, a fin de que cada uno pudiera experimentar todo lo que hay para experimentar. Accedieron a ser el agresor en una vida, o el abusador, y ellos accedieron a ser la víctima para que cada uno pudiera experimentar cómo era. Y accedieron a cambiar los papeles en otra vida, y dejarlos a ellos ser el abusador y ustedes la víctima.

 

Fue un gran juego, queridos amigos, y les ayudó a descubrir quiénes son. Y ahora ha llegado el momento de que el juego llegue a su fin. Ahora ha llegado el momento de que ustedes recuerden quiénes son y por qué jugaron el juego. Y en ese recuerdo, queridos amigos, llega la confianza.

 

Pero para recordar, es necesario confiar en ustedes mismos.

 

La confianza es una elección. Como humanos consideran a la confianza como algo que se debe ganar. Pero no se puede ganar, queridos amigos, porque sin importar qué tan confiable pudiera ser otra persona, llegará un momento en que los defraudarán. Deben hacerlo, porque ellos deben ser sobre su propio camino y ustedes deben ser sobre el suyo, y sus necesidades y las necesidades de ellos nunca pueden coincidir por más de un periodo de tiempo.

 

Pero más que nada, la confianza en ustedes es una elección. Es una elección elegir ver su vida con otros ojos. Es una elección ver su vida desde una perspectiva mayor. Es una elección ver su vida desde la perspectiva del gran creador, en lugar de desde la perspectiva de la víctima humana pequeña.  

 

Puede ser una elección difícil, queridos amigos, pues hay muchas partes de ustedes, y muchos otros, a los que todavía no han perdonado. Y hay una parte de ustedes que quiere mucho no perdonarlos.

 

Pero queridos amigos, si quieren recuperar su creadorazgo, entonces deben perdonarlos. Porque hasta que no lo hagan, no pueden ser un creador. Hasta que no perdonen a todo el mundo fuera de ustedes, y hasta que no perdonen a cada aspecto de ustedes, estarán atrapados en su victimismo y en su juego de ser pequeños.

 

Así que, queridos amigos, es hora de confiar en ustedes. Es hora de verse desde la perspectiva de quien realmente son, y ver su vida como el maravilloso juego que ha sido. Pues lo han jugado bien, queridos amigos. Es difícil ver eso desde el punto de vista humano, pero lo han jugado bien y no tienen absolutamente nada de qué avergonzarse.

 

Inhalen eso, queridos amigos.

 

Ustedes no tienen absolutamente nada de qué avergonzarse, no más de lo que necesitan estar avergonzados de las cosas que soñaron anoche.

 

Así que elijan, queridos amigos. Mírense en el espejo; mírense a los ojos, y decidan confiar en ustedes mismos:

 

Querido sí mismo, querido yo,

 

Me he avergonzado de ti, y lo siento. Y a partir de hoy elijo aceptar todo acerca de ti, y a partir de hoy elijo confiaren ti. ¡Elijo confiar en ti absoluta y completamente!

 

Elijo confiar en todo lo que sale de mi boca, y todo lo que hago, y todo lo que no hago.

 

Elijo confiar en mi cuerpo, y que sabe lo que tiene que hacer para cuidarse. Elijo confiar en que mi cuerpo sabe cuánto debe pesar, y que sabe cómo lidiar con los cambios que están ocurriendo dentro de él.

 

Elijo confiar en mi mente y en todo lo que piensa.

 

¡Elijo confiar en la TOTALIDAD de mí!

 

¿Pueden hacer esa elección, queridos amigos? ¿Pueden mirarse en el espejo y decirse eso, y decirlo en serio?

 

Somos completos.

Lección 22: El Perdón

 

 

Queridos amigos, queridos creadores, en nuestra última lección hablamos del perdón, y en esta lección deseamos abordarlo con mayor profundidad.

 

El perdón es uno de los conceptos más malinterpretados entre los humanos, queridos amigos, y uno de los más importantes. Porque el verdadero perdón no es sólo olvidarse de algo que sucedió. El verdadero perdón no se trata de la otra persona. El verdadero perdón no se trata de una disculpa; no depende de que alguien diga que lo lamentan.

 

El verdadero perdón es una elección. No es una elección que tiene que ver con cualquier otra persona, porque el verdadero perdón es una elección de ver las cosas de manera diferente, y de pensar de manera diferente.

 

Un hombre sabio dijo una vez, “El universo no perdona, porque no culpa.” (Wayne Dyer, en su libro Cuando lo creas, lo verás.)

 

Queridos amigos, el verdadero perdón se trata de cambiar su propia percepción a ver que nunca nada malo pasó. El verdadero perdón se trata de recordar quiénes son, de recordar que ustedes son un ser creador magnifico y soberano, y que han creado todo en su vida y nada de ello está mal.

 

Cuando alguien hace algo que no les gusta, el verdadero perdón está en el reconocimiento de que ustedes crearon eso. Ustedes crearon esa experiencia, no ellos. Ellos simplemente participaron en el juego de ustedes, de acuerdo al guión de ustedes. 

 

Cuando la mayoría de las personas perdonan, dicen algo como esto: Te perdono por lo que has hecho, pero que no se repita.

 

Queridos amigos, eso no es perdón en absoluto. Es una mentira, y es una negación de todo lo que son. Es una negación de su propio creadorazgo, de su propia soberanía, e incluso de su propia humanidad.

 

El verdadero perdón consiste en no culpar a los demás para empezar, ya que fue tu creación, querido amigo. Sin importar qué fuera, fue tu creación, no la de ellos. Oh, ellos crearon su propia experiencia de ello. Pero no crearon tu experiencia de lo sucedido, y no te hicieron daño de ninguna manera.

 

Sólo hay un ser en todo este universo, queridos amigos, que puede hacerles daño, y ese es ustedes. Y aun así, es una ilusión.

 

Pero ahora viene lo más difícil. Porque si van a tomar ese tipo de responsabilidad, entonces deben dirigir ese perdón hacia ustedes mismos. Y una vez más, el perdón significa que ni siquiera se tienen que culpar a ustedes mismos.

 

El perdón significa aceptación absoluta de todo lo que ustedes son y de todo lo que han hecho. El perdón significa verlo por lo que es, por un sueño.

 

Ustedes no se culpan por las cosas que sueñan por la noche. ¿Por qué deberían culparse por las cosas que hicieron en este sueño grandioso y maravilloso de la vida en la Tierra? Porque eso es todo lo que es, queridos amigos.

 

Sin importar lo mal que se sintió la experiencia, lo que sea que fuese –quizás fueron abusados de niños, quizás alguien los traicionó o los trataron mal– sin importar lo que fuera, ustedes eligieron tener esa experiencia para saber lo que se siente.

 

Oh, sin embargo han estado atascados allí, porque se les olvidó perdonarse. Pensaron que la otra persona se los había hecho, y más que eso pensaron que ustedes habían hecho algo malo para crear esa experiencia, que no se habían resistido lo suficiente, o tal vez incluso que lo disfrutaron. Y se sintieron culpables y avergonzados. 

 

Y en esa negación de quienes ustedes son, queridos amigos, porque eso es todo lo que la culpa y la vergüenza es, siguieron regresando y volviendo a crear la misma cosa una y otra vez, y siguieron haciéndose daño.

 

Ahora es el momento de cambiar ese ciclo, queridos amigos, y sólo hay una manera de hacerlo. Eso es recordar quiénes son, y perdonarse, ver la ilusión de todo lo que ha sucedido, verlo como el sueño que realmente es, verlo como una gran experiencia que los ha ayudado a conocerse.

 

Hay muchos, muchos aspectos de ustedes, queridos amigos, que están ahí afuera en otros reinos, separados de ustedes. Están separados de ustedes porque ustedes los alejaron, porque ustedes no pudieron perdonarlos, porque les temían y se sentían avergonzados de ellos. Y queridos amigos, para recuperar su creadorazgo tienen que traer a esos aspectos a casa, y eso significa que tienen que perdonarlos.

 

A medida que empiezan a enamorarse de ustedes mismos, a medida que hacen ese compromiso de amarse, todos esos aspectos se agolparán en su memoria, porque quieren volver a casa, queridos amigos. Son parte de ustedes, y quieren unirse. 

 

Pero no pueden volver hasta que haya un espacio seguro para ellos al cual volver, y cuando ellos los escuchan comprometerse a amarse y a confiar en ustedes van a acercarse. Y van a atizarlos y a golpearlos ligeramente, porque necesitan saber si ustedes son de verdad o no, si hablan en serio o no.

 

Ustedes van a sentirlos. Van a sentir sus sentimientos. Van a sentir su vergüenza, su temor, y su dolor. Y si ustedes reaccionan y tratan de arreglarlo, o tratan de no sentirlo, o entran en la vergüenza y tienen miedo de ustedes mismos, entonces van a retroceder. Ellos no quieren ser procesados, queridos amigos. Ellos no quieren ser entendidos. Simplemente quieren ser perdonados. Simplemente quieren ser aceptados, y amados, y que se confíe en ellos.

 

¿Están listos para dejarlos volver a casa, queridos amigos?

 

Ellos incluyen la parte de ustedes que fue traicionada. Ellos incluyen la parte de ustedes que fue violada cuando niño. Ellos incluyen la parte de ustedes que violó o traicionó a alguien. Ellos incluyen la parte de ustedes que creó esas experiencias dolorosas.

 

¿Están listos para darles la bienvenida a casa, queridos amigos?

 

¿Están listos para verlos bajo una luz diferente?

 

¿Están listos para verlos como seres grandiosos y maravillosos que les ayudaron a conocerse?

 

¿Están listos para dejarlos fusionarse con ustedes? ¿Para hacerles sentir su amor?

 

¿Están listos para abrazarlos de la forma en que abrazarían a un niño asustado, o a su amante más querido?

 

Eso es perdón, queridos amigos.

 

Somos completos.

 

Lección 23: Vergüenza, Culpa, e Indignidad  

 

 

Queridos creadores, en esta lección deseamos discutir la vergüenza, y la culpa, y la indignidad, ya que estos son algunos de los mayores problemas que se interponen en el camino, que los separan a ustedes y a todo lo que son. Estos son algunos de los mayores problemas que los separan a ustedes y a su creadorazgo.

 

Los sentimientos de vergüenza e indignidad están muy, muy profundos en los humanos, y se remontan a hace mucho tiempos. Ustedes primero sintieron indignidad, y los sentimientos de vergüenza y culpa cuando primero se encontraron fuera de Todo Lo Que Era. Se sintieron perdidos y solos. Se sintieron destrozados en un billón de billón de pedazos. Se sintieron como si hubieran sido destrizados, y no podían recordar por qué. Pensaron que habían hecho algo malo, y que habían sido desterrados, o como mínimo, que habían cometido un error absurdo y que se habían perdido.

 

A medida que empezaron a avanzar, y se encontraron a otros e interactuaron con ellos, las cosas no siempre resultaron de la manera que esperaron. A veces lo que decían o hacían ocasionaba que el otro se sintiera heridos, y entonces sintieron vergüenza. A veces lo que hacían no funcionaba como lo esperaban y entonces sintieron más vergüenza y más indignidad.

 

A veces sin proponérselos permitían que otro se alimentara de su energía, y el resultado fue que se sintieron pequeños e indefensos e indignos.

 

Y entonces vinieron a la Tierra, queridos amigos, y una vez más pasaron por un intenso, difícil proceso de fragmentarse, de meterse abajo en la densidad de la materia física. Oh, fue un muy difícil, y de cierta manera un muy doloroso proceso, pero fue uno que ustedes eligieron voluntariamente y con entusiasmo. Pero sin embargo, cuando llegaron a la Tierra no podían recordar por qué estaban allí.

 

Y una vez más se sintieron perdidos y solos. Se sintieron como si hubieran sido fragmentados y destrozados. Se sintieron como si hubieran perdido el contacto con algo muy valioso. Sintieron un gran agujero en su interior, porque se habían separado de la mayoría de quienes eran.

 

Incluso su alma, la parte de ustedes que permanece en los otros reinos mientras están en la Tierra, que mantiene un equilibrio para ustedes, una ancla para que no se pierdan aquí, incluso esa parte de ustedes no es todo ustedes. E incluso ella no podía recordar plenamente de dónde habían venido.

 

Así que comenzaron a regresar a la Tierra, vida tras vida, cada vez olvidándose aún más quienes eran, cada vez sintiéndose más pequeños, y más solos. Oh, a veces alcanzaban a ver otra parte de ustedes; a veces sentían una agitación en su interior, y sabían que ustedes no se limitaban solamente a ser este pequeño humano. Y querían tan desesperadamente volverse a conectar con ello, pero no pudieron encontrar un modo.

 

Entonces se amontonó la vergüenza sobre la vergüenza, y se sintieron más y más indignos. Buscaron la solución en otros. Buscaron la solución en el poder, en la alimentación de los demás. Descubrieron que si podían alimentarse lo suficiente de la energía de otras personas –por supuesto que no sabían que eso era lo que era– pero si podían controlar y manipular a suficientes personas, descubrieron que durante un tiempo se sentían mejor consigo mismos.

 

Pero demasiado pronto todo eso se vino abajo. Las personas se rehusaron a ser controladas por más tiempo, y se volvieron contra ustedes y se alimentaron de su energía. Entonces se sentían aún más pequeños y más solos de lo que se habían sentido antes, y se sentían aún más avergonzados y aún más indignos.

 

Con el tiempo la humanidad llegó a un punto tan bajo que llegó a creer, a creer sinceramente, que el género humano era malo por naturaleza. Ustedes llegaron a creer que no había esperanza. La humanidad desarrolló una idea de Dios, de un Dios en algún lugar en el cielo que tenía poder sobre todas las cosas, y en especial sobre las personas, y llegaron a creer que habían disgustado a ese Dios.

 

La humanidad creó una creencia de que el género humano, en sus primeros días, había disgustado a ese Dios, y estaban sentenciados al tormento y sufrimiento eternos a causa de eso. Llegaron a creer que no era suficiente que sólo ustedes vivieran una buena vida, porque sus padres habían pecado, y los padres de ellos habían pecado, y sus padres antes de ellos habían pecado, y de alguna manera ustedes tenían que cargar con la responsabilidad de eso.

 

No era cierto, queridos amigos, pero llegaron a creerlo con todo su corazón, porque era la única explicación que tenían por el suplicio que sentían. Entonces se sintieron aún menos dignos y sintieron aún más vergüenza.  

 

Entonces se dedicaron a tratar de complacer a Dios. Trataron de vivir una vida buena y honorable, y a menudo fracasaron estrepitosamente, pues descubrieron que había partes de ustedes que no podían controlar.

 

Oh, se esforzaron tanto. Sintieron que su cuerpo y sus necesidades y deseos e instintos eran malignos, y se esforzaron tanto por controlarlos. Trataron de controlar su mente. Trataron de controlar todo acerca de ustedes.

 

Pero queridos amigos, un ser creador soberano no se puede controlar por mucho tiempo, y finalmente, alguna parte de ustedes iba a estallar en cólera, en alguna gran explosión, y harían cosas que nunca imaginaron que podían hacer. Les harían daño a las personas, o incluso si no herían a los demás hacían cosas que estaban en contra de las reglas, entonces sentían más vergüenza y más indignidad.

 

Y entonces se serenaban y se esforzaban aún más por controlarse. Se unieron a la iglesia y se hicieron un monje o un sacerdote, y dedicaron su vida a Dios, y más importante aún, a ser una buena persona. Entonces su trabajo se volvió imponer esta religión, esta moral, a los demás, y obligarlos a vivir por las mismas reglas y castigar a cualquiera que no lo hiciera.

 

Y eso llevó a atrocidades contra otros humanos, porque en nombre de Dios sintieron que tenían que salir y castigarlos, e incluso asesinarlos y torturarlos si no se comportaban de la manera que la iglesia dictaba que debían hacerlo.

 

A veces por un tiempo, en su rectitud se sentían justificados en lo que hacían, y se alimentaban de la energía de aquellos que castigaban. Y se sentían poderosos y moralmente superiores, y sentían como si estuvieran haciendo la obra de Dios. Sentían que tenían un propósito en la vida, y que esa vida tenía un poco de significado, así que intensificaron sus esfuerzos.

 

Pero tarde o temprano su humanidad volvía a la superficie, y veían lo que habían estado haciendo. Veían el sufrimiento que habían creado en nombre de Dios, y entonces se sentían pequeños y avergonzados e indignos una vez más.

 

A veces entraban en una vida con un gran deseo de servir a Dios y le pedían –le rogaban– a Dios que les mostrara el camino, que les ayudara, y se encontraban en miseria. Encontraban que nada salía como querían que saliera, y entonces se sentían pequeños y avergonzados. Sentían como si hubieran fracasado, como si le hubieran fallado a su propio creador.

 

Llegó un punto en que la conciencia comenzó a cambiar un poco. Un nuevo conocimiento empezó a introducirse en la conciencia, y el ser que la historia registra como Jesús de Nazaret, o como Yeshua Ben Joseph, fue enviado a la Tierra con un nuevo mensaje. Fue un mensaje destinado a aliviar la vergüenza de la humanidad, y funcionó hasta cierto punto, pero pronto el mansaje fue distorsionado. La humanidad no estaba lista para ello, pero se sembró una semilla, una pequeña semilla de esperanza. Una esperanza de que quizás, sólo quizás, hubiera una manera de salir de este lío, una manera de volver a caer en gracia con Dios.

 

Pero muy pronto, incluso ese mensaje se perdió, por un tiempo; hubo aquellos aquí y allá que lo mantuvieron vivo. La esperanza se distorsionó hacia otra manera de alimentarse de la energía de los demás, todo en nombre de Dios.

 

Durante muchos siglos la semilla parecía haber desaparecido. Pero no lo había hecho, queridos amigos. Fue creciendo aquí y allá. Aquí y allá la gente comenzó a despertar, sólo unos pocos, pero ésos pocos comenzaron a cambiar la conciencia.

 

De vez en cuando se cruzaban con algunas de ésas personas, o escuchaban de ellas  o de las cosas que hacían, y se sentían pequeños en comparación a ellos. A menudo los ignoraban y decían que tenían que ser del diablo, y regresaban a su fe y se preguntaban por qué su vida era tan miserable. Y seguían sintiéndose  pequeños y avergonzados y solos. 

 

Se marchaban en cruzadas. Salían y trataban de convertir al mundo al Cristianismo, o la religión a la que pertenecían, ya que se les había enseñado que Dios no podía volver, que Dios no podía aceptar de vuelta a la humanidad, hasta que todos los que no creían hubieran sido destruidos; hasta que todos en la Tierra creyeran en la forma que su iglesia enseñaba. Sin embargo nunca funcionó, queridos amigos. Nunca funcionó, y entonces se sentían pequeños y avergonzados una vez más.

 

Entonces ahora llegan a esta vida, y una vez más entran pequeños, indefensos, y ya conllevando una sensación de vergüenza y de indignidad. Y debido a que son un creador, y debido a que el mundo que los rodea siempre refleja el mundo en su interior, crearon muchos acontecimientos y muchas circunstancias en esta vida que refuerzan este sentimiento de vergüenza y de indignidad.

 

Pero al mismo tiempo, algo nuevo está ocurriendo dentro de ustedes. A lo largo de sus últimas vidas han comenzando a despertar, y ahora en esta vida –pudo haber comenzado desde el principio, o pudo haber sido sólo recientemente– que empezaron a tomar conciencia de algo más, de algo más grande que ustedes el humano. Ahora ya están empezando a despertar en serio, y ahora es el momento de soltar esa vergüenza, esa indignidad.

 

Oh, no pueden luchar contra ello, queridos amigos. No pueden alejarlo. ¿Por qué? Porque en realidad no existe. En realidad no es real. Es una ilusión que ustedes crearon; es una manera de pensar que ustedes han elegido. La vergüenza y la indignidad es sólo una manera de pensar. Es una historia que se siguen contando a sí mismos, una y otra vez, y ahora es el momento de contarse una nueva historia.

 

Oh, su mente contraatacará, su mente discutirá. Dirá, “Todo suena fantástico, pero ¿cómo sé que es cierto? ¿Cómo sé que puedo creerlo? ¿Cómo sé que no es más que otro truco, otro juego, creer que soy un creador?

 

Queridos amigos, si miran profundamente dentro de ustedes, saben que es verdad. Pero sin embargo, ya están aprendiendo que las historias que se cuentan son lo que crean su realidad, así que ¿no sería mejor contarse una nueva historia, ya sea cierta o no?

 

No hay ninguna “Verdad,” queridos amigos. Únicamente existe lo que ustedes eligen, porque eso se convierte en su realidad. Lo que sea que elijan se hace realidad, es verdad, si así lo permiten.

 

Oh, eso es difícil para su humano, para su mente de comprender, pero así son las cosas, queridos amigos. Y si estuvieran libres de la vergüenza y la indignidad, y si estuvieran libres para ser quienes son y para vivir su creadorazgo conscientemente, entonces es hora de contarse una nueva historia.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Esa es la única manera, queridos amigos. Es una elección, porque la vergüenza que sienten no es más que una historia que se siguen contando. Eso es todo lo que es. ¡Eso es todo lo que siempre ha sido! Así que si quieren liberarse de ello, entonces tienen que elegir contarse una nueva historia.

 

Ustedes son un grandioso creador, queridos amigos. Existen fuera de esta historia que han vivido durante tanto tiempo. Esa parte de ustedes de la que se han sentido tan separados está volviendo a casa ahora, o intentándolo. No puede entrar hasta que la dejen. No puede entrar mientras estén eligiendo la vergüenza, mientras se estén contando la muy traída y vieja historia.

 

Ustedes no van a morir y volver a casa a algún lugar lejano donde se reunirán con todo lo que son. No funciona así, queridos amigos. Es únicamente aquí en la Tierra que se pueden reunir completamente con todo lo que son.

 

Oh, y eso desafía todo lo que se les ha enseñado, pero es la verdad, queridos amigos. Existen miles de humanos que han despertado, hay miles de Maestros Ascendido en los otros reinos, que les pueden decir que es verdad. Porque ellos, cada uno de ellos, reclamó su creadorazgo y su maestría aquí en la Tierra.

 

No, cuando uno  muere, si no ha recuperado a su Sí Mismo, estará de vuelta tarde o temprano. Estarán de vuelta en la Tierra, o irán a las nuevas Tierras que se están creando ahora mismo en el patrón de la Tierra, y vivirán otra vida. Y quizás otra, y otra, hasta que elijan permitirse volver a casa a ustedes; hasta que elijan dejar de contarse esa traída y vieja historia de vergüenza e indignidad, y contarse una nueva historia de quien realmente son.

 

Queridos amigos, en sus relaciones aquí en la Tierra con otros, han aprendido que si continuamente avergüenzan y reprenden a la otra persona, y las hacen pequeñas y las tratan como indignas; han aprendido que tarde o temprano ellas se van. Los dejaran. Pero si las alaban, si las tratan como su igual, si las tratan como si ellas son buenas y merecedoras, se acercan más a ustedes en la mayoría de los casos. En algunos casos ellas están tan atrapadas en su propia vergüenza que no pueden manejar eso. No pueden manejar escuchar de manera diferente, así que se marchan y se alejan gateando y viven su vergüenza más. Pero eso no se trata de ustedes, queridos amigos.

 

Cuando se enamoran de alguien, cuando realmente se enamoran, ¿cómo tratan a esa persona? ¿La tratan como que si ellos fueran vergonzosos o malvados? ¿O los tratan como si fueran el más grandioso ángel que jamás han conocido, y dignos de la mayor alabanza y de todas las cosas mejores que la vida puede ofrecer?

 

Bueno queridos amigos, para enamorarse de ustedes mismos, tienen que empezar a tratarse de la manera en que tratarían a su amante más querido. Y eso quiere decir contarse una nueva historia.

 

¿Han notado cuán a menudo se echan la culpa? ¿Cuán a menudo se cuentan la historia de que son estúpidos? ¿Que son indignos? ¿Que son pequeños? ¿Que no cuentan?

 

Escúchense, queridos amigos. Escuchen su dialogo interno, las cosas que se dicen en su mente. ¿Qué pasaría si le dijeran ésas cosas a su amante?

 

Queridos amigos, si quieren recuperar su creadorazgo; si quieren ser todo lo que son y poner fin a este ciclo de vergüenza y miseria, entonces es hora de empezar a hablarse de la manera que le hablarían al más grandioso amante que jamás han conocido.

 

Su mente dice, “¡Oh, pero no es cierto!”

 

¡Queridos amigos, queridos creadores eso es HABLAR MIERDA! Esa es la mentira más grande que se haya dicho.

 

¡Supérenlo, queridos amigos! Porque la verdad es que son un ser grandioso y magnífico. ¡No hay ningún ser en ningún lado en el universo, en ningún lado en el omniverso, que sea más grandioso que ustedes! Y cuando comienzan a contarse esa historia, su vida cambiará.

 

Cuando comienzan a hablarse en su mente, y con su voz cuando se miran al espejo, de la forma que le hablarían a su amante, al amante más preciado, entonces queridos amigos, empezarán a enamorarse de ustedes mismos. Pero sólo entonces.

 

Así que queridos amigos, nos gustaría que se tomen un tiempo; cojan un cuaderno, miren dentro de ustedes, y escriban algunas de las historias que se cuentan, algunas de las maneras en que se avergüenzan a sí mismos. Y por cada una queremos que se cuenten –y anótenlo– una nueva historia. Una historia de su grandeza, una de su valía, y de lo maravillosos que son.

 

Queremos que miren ésas cosas de las que están avergonzados, y queremos que encuentren una manera diferente de verlas, que encuentren una manera de verlas bajo una nueva luz donde pueden celebrar las experiencias que fueron; donde pueden celebrar en lo que los han convertido, la sabiduría que adquirieron de ellas, los regalos que les dieron. Porque queridos amigos, en cada experiencia, sin importar lo buena, lo mala, hay un regalo. Hay un precioso regalo. ¡Encuéntrenlo, queridos amigos!

 

Es fácil cuando las experiencias son buenas, pero han estado huyendo con tanta fuerza de ésas malas experiencias que nunca se han tomado el tiempo de recibir sus regalos. Y queridos amigos, de muchas maneras ésos regalos son incluso más preciosos e incluso más valiosos que los regalos de las buenas experiencias.

 

No importa lo mala que fue la experiencia. Si fueron violados, si fueron casi matados a golpes; incluso si ustedes le hicieron ésas cosas a alguien más, hay un regalo para ustedes, queridos amigos, un grandioso, magnífico, y oh tan precioso regalo.

 

Es hora de dejar de huir de ustedes, queridos amigos. Es hora de elegir soltar sus historias de vergüenza, y de indignidad.  Es hora de darle la bienvenida a casa al dolor en su vida, y encontrar los regalos que están envueltos dentro de ello. Porque cuando lo hacen, se encontrarán a sí mismos.

 

Encontrarán aquellas partes de ustedes que han estado faltando durante tanto, y encontrarán su propia completitud. Finalmente se sentirán realizados y completos, y conocerán su propio creadorazgo.

 

Somos completos.

 

Lección 24: Transformando la Adicción

  

 

Queridos creadores, uno de los mayores bloqueos para amarse a uno mismo, y una de las mayores formas en que la vergüenza y la indignidad se manifiestan en la humanidad, es la adicción. Queremos darles una nueva perspectiva sobre la adicción, y sobre la manera de ir más allá de ella.

 

Una adicción ocurre, queridos amigos, cuando tratan de controlarse a sí mismos.  

 

Recuerden, un creador no controla nada. Un creador no hace sino crear, y luego crear de nuevo. Un creador libera la creación de él o ella, y esto también es válido para el propio sí mismo del creador. Porque sí, ustedes se están creando a cada momento, y ahí reside una clave importante para que descubran.

 

Queridos amigos, la conciencia no puede ser controlada. Ustedes no pueden ser controlados, y cuando lo intentan siempre crea problemas. Cuando creen que existe tal cosa como el bien y tal cosa como el mal, y que deben evitar el mal y hacer el bien, establecen una dinámica en su vida que únicamente puede terminar de una manera. Y esa es su propia destrucción.

 

Cuando ustedes se obligan a hacer cualquier cosa, o a no hacer nada; cuando tratan de controlarse de alguna manera, todo su ser se rebela. Ya que el gran ser soberano que son se niega a vivir en la limitación. Ustedes deben ser libres, queridos amigos, y cuando no se sienten libres, tarde o temprano van a estallar y a restablecer su libertad, o su sentido de libertad.

 

Así que eso es lo que ocurre con las adicciones, queridos amigos. Se les ha enseñado que hay tantas cosas que deben evitar, y entre más se esfuerzan más intenso se vuelve el deseo de hacer esas cosas, o experimentarlas, hasta que por fin ese deseo se vuelve tan grande que llega a ser incontrolable.

 

Entonces hacen lo que sea, sólo que lo hacen sin conciencia. Lo hacen en reacción. Lo hacen en rebelión contra las reglas, en vez de conscientemente para su propio disfrute, y entonces un desequilibro es creado. Entonces se sienten terribles y tratan de volver al control, y luego esa parte de ustedes estalla de nuevo y el ciclo se profundiza, y pronto se encuentran adictos a algo.

 

Y queridos amigos, no se puede curar una adicción de ningún modo excepto uno. Pueden encontrar maneras de manejar esa adicción. Ustedes pueden incluso encontrar formas de hacerla que parezca desaparecer, mediante más control, mediante diferentes medios de control. Pero queridos amigos, en realidad no va a ningún lado en absoluto. Sólo cambia su forma.

 

Si son adictos al alcohol, oh, hay muchos programas que los ayudan a liberar esa adicción, pero con demasiada frecuencia lo hacen mediante el control, mediante la vergüenza y la culpa, mediante el fomento a reconocer su propia indignidad. Oh, parece que funciona. A menudo parece que cura esa adicción al alcohol. Pero échenle un vistazo queridos amigos, en dónde más saldrá esa adicción a la superficie. Podría manifestarse en una adicción al sexo, o a la comida, o de muchas maneras diferentes que son mucho más sutiles, mucho más difícil de siquiera reconocer, y mucho menos de enfrentar.

 

No, queridos amigos, una adicción no se puede curar mediante la vergüenza, mediante el control o la manipulación, o mediante cualquier otro medio, sino uno. Y eso, queridos amigos, es liberarse.

 

Si realmente quieren sanar una adicción la solución no consiste en luchar contra ella, porque lo único que eso puede hacer es empeorarla o cambiarla de forma. Si realmente se quieren liberar de una adicción, la solución es aceptarla

 

Oh, eso va en contra de todo lo que han aprendido. ¿Aceptar mi adicción? preguntan. ¿Acaso eso no la hará más grande? No, queridos amigos, no lo hará.

 

Cuando aceptan su adicción y todo lo relacionado con ella; cuando aceptan la parte de ustedes que quiere infringir esa regla, y cuando se permiten hacer eso conscientemente, entonces las cosas cambiarán. Entonces la adicción se desvanecerá, porque ya no será necesaria.

 

Miren queridos amigos, las adicciones tienen un propósito, y es un propósito muy importante. Ese propósito es liberarlos.

 

Oh, a menudo no funciona muy bien. Es un juego interesante que ustedes han creado, una batalla interesante consigo mismos. Queridos amigos, cuando realmente se liberan  ya no tendrán más necesidad de adicciones, y ellas ya no serán parte de su vida.

 

Si quieren liberarse de una adicción a cualquier cosa, entonces no se impidan hacer eso. En cambio, háganlo conscientemente. Háganlo con plena conciencia, y tómense el tiempo para disfrutarlo. Tómense el tiempo para realmente sentirlo. Tómense el tiempo para realmente sentirse a ustedes mismos, para realmente tener la experiencia.

 

Cuando están actuando desde una adicción, una parte de ustedes se está esforzando mucho por no sentir, por no tener la experiencia, porque se sienten culpables por ello. Queridos amigos, es eso lo que mantiene a la adicción operando, pues entonces siguen haciendo esta cosa una y otra vez. Siguen consumiendo la droga, o comiendo los alimentos, o bebiendo alcohol, o fumándose el cigarrillo, o lo que sea. Pero no se dejan sentirlo. No se dejan tener la experiencia completa, con plena conciencia, entonces ustedes nunca están realizados.

 

Y eso nos lleva a otro aspecto de las adicciones, queridos amigos, porque la mayoría de las adicciones se han diseñado especialmente para ayudarles a evitar sentirse. ¿Por qué? Debido a que tienen miedo de sí mismos. Se avergüenzan de sí mismos, y entonces crean adicciones para que los mantengan insensibles, para evitar que sientan. 

 

Pero queridos amigos, queridos creadores, no pueden avanzar hasta que estén dispuestos a enfrentarse y aceptarse. No pueden recuperar su creadorazgo, no pueden liberarse de la miseria de la vida, hasta que estén listos y dispuestos a sentirse a sí mismos, sin distracciones, sin insensibilizarse.

 

Muchas personas son adictas a la música. Oh, y creemos que la música es algo maravilloso, maravilloso. Pero la mayoría de las personas son adictas a ello. Casi no pueden estar en ningún lugar sin escuchar música alto, ya que les ayuda a no sentirse.

 

Inténtenlo, queridos amigos. Intenten apagar su música y simplemente sentarse consigo mismos un rato, y vean lo que sucede. Lo más probable es que será una experiencia muy incómoda para ustedes.

 

Queridos amigos, si quieren recuperar su creadorazgo, si quieren enamorarse de sí mismos, entonces es hora de entrar en esa experiencia.

 

No estamos sugiriendo que dejen de escuchar música por completo. Pero que empiecen a darse tiempo a solas consigo mismos, sin nada que vaya a distraer a su mente o los distraiga de sentirse a ustedes. Oh, al principio parecerá el infierno. Pero entren en ello, queridos amigos. Es ustedes, y ustedes son un ser hermoso y grandioso.

 

Pero cuando entran en sí mismos van a tener que enfrentar todos esos aspectos de ustedes de los que están avergonzados, de los que han tratado de escapar. Van a tener que sentirlos, y van a tener que darles la bienvenida a casa. Porque queridos amigos, no hay otra manera de recuperar su creadorazgo y de ponerle fin a sus ciclos de miseria en la Tierra.

 

Casi todos los humanos son adictos a sentirse bien. Casi todos los humanos en la Tierra hacen casi cualquier cosa por evitar esos “malos” sentimientos. Puesto que han evolucionado en su conciencia, algunos de ustedes han encontrado nuevas formas de evitar los malos sentimientos.

 

Encontraron cosas como la meditación. Oh, la meditación puede ser una manera maravillosa de evitar esos malos sentimientos. Puede ser algo útil para calmarse cuando las cosas se ponen inconsolables. Pero con demasiada frecuencia, queridos amigos, la meditación se usa como un escape, como una manera de escaparse de uno mismo, como una manera de salir de su cuerpo y de ir a otro lado donde es más tranquilo, más pacífico.

 

Y es por eso que no van a encontrar una lección sobre la meditación en este programa, porque queremos que entren de nuevo en su cuerpo. Queremos que entren en ustedes mismos, tener todo lo que son, incluyendo todas esas experiencias de sentimientos negativos y todos esos pensamientos locos en su mente. Queremos que permanezcan en su cuerpo. Porque queridos amigos, ahí es donde se encontrarán a sí mismos.

 

En todas esas partes feas de ustedes es donde realmente se encontrarán a sí mismos. Es hora de traerlas a casa, queridos amigos.

 

Es hora de soltar las reglas, de soltar la vergüenza, y de traer esas partes de ustedes a casa.

 

Y como hemos dicho antes, traerlas a casa no significa arreglarlas o cambiarlas. Traerlas a casa significa aceptarlas y dejarlas ser parte de ustedes. Una vez que lo hacen ellas se integrarán dentro de ustedes, y ellas se equilibrarán. Pero si quieren recuperar su creadorazgo y su completitud, deben dejarlas ser parte de ustedes.

 

Deben dejarse a sí mismos tener la experiencia que sea que quieran tener, y sentirla. Porque cuando viven por las reglas, queridos amigos, vivirán por la adicción y la vergüenza. No hay otra manera.

 

Así que queridos creadores, ¿están dispuestos a liberarse?

 

Tomen su cuaderno, hagan una lista de las formas en que tratan de controlarse y al mundo que los rodea. Comiencen por ser conscientes de lo mucho que tratan de controlar, y luego tomen una decisión.

 

Elijo vivir libremente. Soy un ser creador soberano. No necesito reglas ni restricciones. Elijo la libertad para mí mismo, y elijo experimentar, sentir, todo lo que yo soy.

 

Hagan otra lista, queridos amigos. Hagan una lista de las cosas que evitan, y los sentimientos, y las circunstancias, y experiencias que evitan. Incluyan las cosas pequeñas —las comidas, los gustos— que evitan, además de las cosas grandes. No son más que experiencias, queridos amigos. No los pueden dañar.

 

Lo único que los puede dañar es su resistencia a esas experiencias. Y hasta eso es una ilusión, porque ustedes realmente no pueden ser dañados. Pero va a crear miseria en su vida.

 

Cuando toman la decisión y empiezan a ver todo como vida, como ni más ni menos que una experiencia, un montón de cosas cambiarán. Encontrarán que las cosas que no les gustaban antes, ahora realmente les gustan. Pueden encontrar que las cosas que pensaron que les gustaban, no son tan divertidas.

 

Mucho va a cambiar, queridos amigos, cuando se permitan tener la experiencia. Y sus adicciones se desvanecerán.

 

Somos completos.

 

Lección 25: Amarse a Uno Mismo Incondicionalmente

 

 

Queridos creadores, todos han escuchado hablar del concepto de amor incondicional, y saben cómo puede transformar una relación. Pues lo mismo es cierto de su relación consigo mismos.

 

En las relaciones con los demás el verdadero amor incondicional a menudo parece ser una fantasía, porque es difícil aceptar a alguien incondicionalmente cuando quieren algo diferente a lo que ustedes quieren, o cuando están en un camino diferente al de ustedes y ellos no ven las cosas de la misma manera que ustedes.

 

Pero queridos amigos, cuando se trata de ustedes no hay otra manera. Con otras personas pueden optar por ir a otro lugar, por no estar tan cerca de ellos. Pero con ustedes mismos no tienen esa opción, al menos no si quieren recuperar su creadorazgo y ser todo lo que son.

 

Porque nunca se pueden escapar de sí mismos, queridos amigos. Lo han intentado. Desde el momento en que salieron del hogar, desde el momento en que dejaron a Todo Lo Que Era y comenzaron su viaje, han estado tratando de escaparse de partes de ustedes; de las partes de ustedes que no entendían, que no les gustaba, de las que se avergonzaban, o a las que les temían; o que simplemente estaban demasiado llenas de dolor para que las enfrentaran,  para que fueran capaces de encargarse de ellas.

 

Entonces hay fragmentos de ustedes esparcidos por todo el omniverso, y llega un momento en la evolución de cada alma en que todos esos fragmentos deben volver a casa. Ese momento es ahora, queridos amigos.

 

Si están tomando la decisión de recuperar su creadorazgo, de despertar del sueño y ser todo lo que son, entonces ese momento ha llegado. Y queridos amigos, sólo hay una  manera de que eso ocurra, y es el amor incondicional.

 

Oh, las personas discuten sobre el significado de la palabra. Dicen, “Bueno, puedo amar a esa persona, pero no puedo aceptar lo que hacen.”

 

Y nosotros decimos, eso es una mentira. Eso no es amor incondicional.

 

El amor incondicional y la aceptación incondicional son una y la misma cosa, al menos en lo que a nosotros respecta; al menos en lo que a la reintegración de ustedes respecta. Ustedes no pueden ser plenos, no pueden ser un creador consciente, a menos que estén dispuestos a amarse a ustedes mismos, y a todo lo que son y a todo lo que han sido, sin ninguna condición en absoluto.

 

Esos aspectos, esos fragmentos de ustedes, queridos amigos, están allá fuera esperando. Ellos quieren volver a casa. Pero no pueden volver a casa hasta que se haga un espacio seguro para ellos.

 

A fin de que se haga ese espacio seguro ustedes tienen que soltar todo el juicio. Tienen que darles la bienvenida exactamente como son, sin intentar cambiarlos, o arreglarlos, o sanarlos, o procesarlos, o cualquier otra cosa que no sea simplemente abrir sus brazos y darles la bienvenida a casa como el niño querido y perdido que son.

 

Al intentar arreglarlos, al intentar cambiarlos, o comprenderlos, o hacer terapia con ellos, simplemente los alejan, queridos amigos. Ustedes han hecho lo suficiente de eso, y es hora de seguir adelante. Es hora de pasar al siguiente nivel de ustedes. Y ese nivel, queridos amigos, es la aceptación absoluta.

 

Está de moda en el mundo de hoy, si se sienten mal, si su vida parece fuera de control, parece que lo que hay que hacer es ir a un terapeuta y arreglarlo. Pero queridos amigos, es hora de ir más allá de eso.

 

Ahora, no estamos diciendo que la terapia sea mala, o que no sea útil. Hay un tiempo y un lugar para cada cosa, y la terapia puede ser muy útil para las personas en un determinado momento de su evolución. Ha sido muy útil para ustedes.

 

Pero queridos amigos, si se sienten atraídos por este material, si se encuentran en el punto de tomar la decisión de ser todo lo que son y de ser un creador consciente, entonces es hora de que vayan más allá de la terapia. Es hora de que se acepten incondicionalmente, y de que dejen de tratar de arreglarse.

 

Queridos amigos, al intentar arreglar cualquier cosa niegan su creadorazgo. Al intentar arreglarse a sí mismos de cualquier manera, están negando su creadorazgo. Un creador no arregla ni controla las creaciones de él o ella. Un creador no hace sino crear, y crear de nuevo, y de nuevo. Y un creador libera esas creaciones.

 

Así que, ¿están listos, queridos amigos, para amarse y aceptarse incondicionalmente?

 

Oh, escuchamos a tantas personas decir, “Bueno, podría aceptar mi cuerpo si pesara unas cuantas libras menos,” o “Podría aceptarme mejor si tan sólo no perdiera el control en ciertas situaciones,” y así sucesivamente, queridos amigos. Ustedes están llenos de excusas de por qué no se pueden aceptar.

 

Ha llegado el momento de dejar de lado esas excusas, de tomar la decisión. Porque eso es todo lo que es, queridos amigos. Es una elección, y es hora de tomar la decisión de aceptarse, y amarse, sin ninguna condición en absoluto.

 

Es hora de tomar la decisión de amar su cuerpo exactamente como es, y de dejar de tratar de arreglarlo o cambiarlo. Entonces lo liberarán para que encuentre su propio equilibrio, ya que sabe cómo, queridos amigos. Pero ese equilibrio puede que no sea lo que su mente piensa que debería ser. Puede no ser lo que su sociedad y cultura les han dicho que debe ser. Puede que ni siquiera sea lo que su doctor piensa que debería ser.

 

¿Pueden confiar en su cuerpo tanto, queridos amigos? Porque eso es lo que un creador hace.

 

¿Pueden sentir la agitación dentro de ustedes, y todos esos sentimientos que no entienden, que los pone tan incómodos; pueden abrirles sus brazos? ¿Pueden dejar de tratar de arreglarlos o mantenerlos lejos de ustedes? ¿Pueden dejarlos entrar y ser sentidos?

 

Nunca se pueden escapar de ellos, queridos amigos. Siempre van a estar ahí, justo al filo de su conciencia, llamando a la puerta, rogándoles que los dejen volver a casa. No importa la cantidad de terapia que hagan, no importa lo mucho que mediten, no importa lo que hagan o lo mucho que se esfuercen por comprenderlos y arreglarlos de modo que no tengan que sentirlos, todavía van a estar ahí, queridos amigos.

 

Los pueden alejar por un tiempo, pero siempre volverán hasta que los dejen volver a casa, hasta que se permitan sentirlos sin tratar de sanarlos de alguna manera. Entonces van a transformarse, pero sólo entonces. Entonces se convertirán en una parte de ustedes, y se sumarán a quienes son, a la riqueza y grandeza de quienes son. Y van a añadir a su gozo, y ustedes serán un poco más plenos, y un poco más del creador que son. Y ustedes estarán un poco más equilibrados.

 

Así que, queridos amigos, ¿pueden mirarse en el espejo, pueden verse a los ojos, y hacer un compromiso de soltar todas las condiciones sin excepción que se hayan impuesto sobre sí mismos?

 

Pueden mirarse a los ojos, y a su propio cuerpo, y decir, ¡te amo no importa qué! ¡Te amo sin ninguna condición! ¡Amo todo lo que eres, y todo lo que has sido, y todo lo que has hecho!

 

¿Se pueden decir eso a ustedes, queridos amigos?

 

Porque al hacerlo su vida va a cambiar, y el mundo a su alrededor va a cambiar para reflejar el equilibrio, y la completitud, y el amor, dentro de ustedes. Porque así funciona un creador.

 

Somos completos.

 

Lección 26: Escuchándose a Ustedes

 

 

Queridos creadores, uno de los mayores obstáculos para las relaciones con otras personas es una imposibilidad de escucharlos. Y lo mismo es verdad en su relación consigo mismos.

 

Si desean tener una relación exitosa con otra persona tienen que escucharlos, y si desean tener una relación consigo mismos tienen que escucharse.

 

En la mayoría de los casos escuchar es una habilidad que debe aprenderse. Todo Lo Que Era no tenía necesidad de escuchar a nadie, porque no había nadie a quien escuchar. Todo Lo Que Era simplemente quería expresarse, y así por eones de tiempo ustedes, queridos amigos, han tenido dificultades para  aprender lo que significa escuchar.

 

Cuando el Espíritu formuló esa gran pregunta, “¿Quién soy?” tuvo que aprender la manera de escuchar la respuesta. Cuando ustedes se encontraron a sí mismos en el vacío y empezaron a descubrir a los demás, todo lo que querían hacer era contarles todo sobre ustedes. Pero queridos amigos, ¡todo lo que ellos querían hacer era contarles a ustedes sobre ellos! Y luego se preguntaban por qué peleaban, por qué no se llevaban bien. Y han jugado eso desde entonces.

 

Se requiere de una persona muy consciente para ser capaz de escuchar realmente al otro. Se requiere de una persona muy sabia para ser capaz de dejar de lado las propias agendas de él o ella, y las propias necesidades de él o ella para expresar, lo suficiente como para escuchar a otra persona.  Pero hasta que lo hagan, no pueden realmente tener una relación. Oh, pueden compartir la vida de muchas maneras, pero en realidad no pueden tener una relación a menos que cada uno pueda tomarse el tiempo de dejar de lado sus propias necesidades, sus propias ideas, sus propias agendas, y escuchar atentamente a la otra persona.

 

Eso significa que tienen que dejar de lado su necesidad de arreglarlos, y de sanarlos, y de resolver sus problemas por ellos, porque cuando lo están haciendo no están escuchando. Están tratando de aplicarles sus propias agendas, y no los están escuchando. Y no los están comprendiendo. Y no están en una relación con ellos.

 

Hasta que puedan escuchar a otra persona no pueden estar en una relación con esa persona; sólo pueden estar en una relación con sus propias ideas acerca de esa persona. No pueden estar en una relación con la persona verdadera, ya que nunca se han dado la oportunidad de conocer a esa persona. Ustedes únicamente saben lo que piensan de ellos.

 

Oh, y la verdadera escucha no significa únicamente estar en silencio y permitir que las palabras entren. La verdadera escucha significa ser curioso. Significa querer saber lo que ellos tienen que decir. Significa querer entenderlos, y de vez en cuando hacer preguntas para ayudarse a entenderlos un poco mejor cuando no están claros. Eso es escuchar, queridos amigos.

 

Pero aquí de nuevo la verdad es que no pueden escuchar a otra persona mejor de lo que se escuchan a sí mismos. Oh, podrían discutir con eso. El querido John está discutiendo con eso mientras sale de su boca. Pero miren queridos amigos, las agendas pueden ser muy sutiles. Es fácil encontrar un lugar donde se puede escuchar a alguien más porque quieren que ellos piensen lo mejor de ustedes, porque quieren que la energía que les están dando, o que podrían darles si sólo escucharan bastante bien.

 

Así que les decimos, no pueden realmente escuchar a otro a menos que se puedan escuchar a sí mismos. No pueden liberar sus agendas para otro a menos que puedan liberar sus agendas para ustedes.

 

¿Alguna vez se han tomado el tiempo para escucharse, queridos amigos? Muy pocas personas lo hacen.

 

La gran mayoría de ustedes se mantienen tan ocupados que no se pueden escuchar. Escuchan música durante todo el día para distraerse de ustedes mismos. Beben alcohol, o fuman cigarrillos, ingieren alimentos, o van a fiestas, o trabajan durante muchas horas, todo para evitar tener que escucharse a sí mismos.

 

Oh, hacen otras excusas. Encuentran otras razones en las qué creer. Pero si miran, queridos amigos, nosotros pensamos que verán que en realidad es simplemente otra manera de evitarse a ustedes.

 

¿Alguna vez han escuchado a su cuerpo? ¿Alguna vez le han preguntado a su cuerpo lo que necesita, y lo que quiere, y luego escuchado su respuesta? ¿Alguna vez confiaron en esa respuesta y obraron en consecuencia? La mayoría de las personas no lo han hecho.

 

Así que los invito, queridos amigos, a tomar la decisión de escucharse a sí mismos, y luego actuar sobre esa elección. Tómense un tiempo cada día sólo para estar consigo mismos. Apaguen la música, toda, y simplemente estén consigo mismos.

 

Este no es un tiempo para la meditación. Es un tiempo para que ustedes escuchen lo que está sucediendo dentro de ustedes, para que escuchen a todas las partes de ustedes y lo que están tratando de decirles.

 

Tomen un cuaderno y anoten todos los pensamientos que están pasando por su mente.

 

No traten de apagar sus pensamientos; ese es un juego mental sin sentido. En cambio, observen sus pensamientos, y anótenlos.

 

Háganse una pregunta, y luego anoten lo que llegue, no importa lo descabellado que pueda parecer.

 

Háganle una pregunta a su alma, y luego anoten lo que llegue, no importa lo loco que pueda parecer.

 

Pregúntenle a su cuerpo lo que quiere, lo que necesita, y luego anoten lo que le llegue a su mente, no importa lo tonto y loco que pueda parecer.

 

Se sorprenderán, queridos amigos. Al empezar a escucharse, descubrirán cosas sobre ustedes que no sabían antes. Abrirán puertas dentro de ustedes. Sanarán heridas que han estado abiertas y sangrando durante mucho tiempo, y comenzarán a descubrir lo grandiosos que realmente son.

 

¿Están listos para escucharse, queridos amigos?

 

¿Están listos para tomar esa decisión, la decisión consciente de escucharse?

 

Cuando esos sentimientos difíciles entran que no entienden, pueden preguntarles lo que necesitan. Pídanles el mensaje que les traen. Pregúntenle a esa parte de ustedes lo que necesita.

 

Si hay un dolor en su cuerpo, pregúntenle de qué se trata y lo que necesita. Se los dirá, queridos amigos, si tan sólo escuchan.

 

La próxima vez que están conduciendo solos en su auto y se sienten tentados a poner música, ¿por qué no dejarla apagada y estar consigo mismos?

 

Déjense sentirse. Déjense escuchar lo que se están diciendo, lo que su cuerpo está tratando de decirles. Déjense escuchar lo que su alma está tratando de decirles. Déjense escuchar lo que todos esos aspectos y fragmentos de ustedes están tratando de decirles.

 

Se sorprenderán, queridos amigos. Y cuando comienzan a escucharse de verdad, comenzarán a enamorarse de ustedes mismos.

 

Escuchen, queridos amigos. Escuchen a su propio sí mismo.

 

Oh, y escuchen hasta a su mente. Pregúntenle a su mente lo que necesita.

 

Muchos de ustedes le temen tanto a su mente, y le temen a esta cosa que llaman ego. Pero queridos amigos, si tan sólo les preguntan lo que necesitan, y los escuchan, aprenderán algo totalmente nuevo acerca de ustedes mismos. Y encontrarán que ellos son algunas de sus partes más valiosas, algunas de sus creaciones más grandiosas.

 

Somos completos.

 

Lección 27: Restauren A Su Ego

 

 

Queridos creadores, es fácil enamorarse de las partes de ustedes que les gustan. Si las pueden encontrar, porque la mayoría de las personas están tan llenas de vergüenza que no hay muchas partes de ellos de las qué gustar, o que ellos sientan que les pueden gustar.

 

En sus círculos de nueva era se ha hecho popular enfocar una gran cantidad de esa vergüenza en lo que llaman ego. Y muchas personas dirán, “Puedo amarme, todo menos a mi ego. Porque debo alejar a ese ego. Debo soltarlo y sacarlo a empujones de mi vida, porque me mete no más que en problemas.”

 

Queridos amigos, su ego es parte de ustedes. No pueden alejarlo. No pueden sacarlo a empujones de su vida. Oh, se han esforzado tanto. Algunos de ustedes piensan que en realidad lo han hecho, pero ese es su ego hablando, queridos amigos. ¡Sólo a su ego se le ocurre que el ego puede ser expulsado!

 

Su ego es esa parte de ustedes que los mantiene vivos en la Tierra. Y la verdad es queridos amigos, lo crean o no, su ego es esa parte de ustedes que recuerda quiénes son. ¡Dejen que eso se impregne por un momento!

 

Su ego es de hecho la parte de ustedes que recuerda quiénes son.

 

Su ego es la parte de ustedes que recuerda su grandeza. Pero han estado tratando de olvidar su grandeza todo este tiempo, porque creían que no eran valiosos. Y otras personas creían que ustedes no eran valiosos, por lo que trataron de expulsarlo de ustedes. Ellos trataron de matar su grandeza.

 

Sin embargo, su ego se acordaba. Su ego siempre se acordó, y sin importar lo mucho que se esforzaban por matar su grandeza, sin importar lo profundo que se sumergían en la vergüenza y la indignidad, su ego siempre estuvo ahí; siempre tratando de recordarles quiénes realmente son; siempre tratando de recordarles que son un ser grandioso y maravilloso y especial.

 

¿Alguna vez han notado, queridos amigos, que cuando su ego da guerra no son ustedes los que se quejan? Es la gente que los rodea. ¿No es interesante?

 

La gente que los rodea se queja porque cuando ustedes actúan como si fueran un ser grandioso les recuerda, y eso los atemoriza. Porque ellos todavía están atrapados en su propia indignidad.

 

Oh sí, su ego ha creado tremendo lío en su vida. Pero piensen en ello de esta manera, queridos amigos:

 

Si toman un amoroso y gentil animal y lo ponen en una jaula, y lo atormentan, y lo privan de comida, y lo atacan, y le dicen lo malo que es, ¿qué le pasa a ese animal? No puede morir. Su ego no puede morir, pero su ego es como el animal en esa jaula.

 

Cuando privan al animal de comida, y lo atormentan, se vuelve loco. Se enloquece, y se convierte en un monstruo. Y ataca en la desesperación. Crea tremendo lío. Y de vez en cuando se escapa de su jaula, y  empieza a arrasarlo todo. Y entonces ustedes lo hacen entrar de nuevo y el ciclo se intensifica.

 

Queridos amigos, la solución al problema de su ego es lo mismo que para todo lo demás. Es hora de amarlo. Es hora de alimentar a su ego, queridos amigos.

 

Han escuchado a la gente hablar de la importancia de no alimentar a su ego. Y les decimos, ¡ha llegado el momento de alimentar a su ego!

 

Ha llegado el momento de reconocer que lo que ha estado tratado de mostrarles todo este tiempo es cierto. ¡Ustedes son un ser grandioso y magnifico, y no tienen que inclinarse ante nadie más!

 

Es hora de que se comporten como tal, de que acepten eso sobre sí mismos. Es hora de alimentar a su ego con la verdad que ha estado tratado de contarles. Es hora de escucharlo.

 

Y al hacerlo, su ego regresará al equilibrio. Al alimentarlo, se calmará. Ya no será un monstruo, y les servirá.

 

No hay ninguna parte de ustedes, queridos amigos, de la que puedan prescindir.

 

Con el fin de ser el creador que son, necesitan cada parte y aspecto y fragmento de ustedes sin excepción. Todos tienen que volver a casa. Todos tienen que ser amados. Especialmente los que son como su ego, su mente, y todas las otras partes de las que se han esforzado tanto por eliminar.

 

No las pueden eliminar, queridos amigos. No se pueden separar de una parte de ustedes. Pueden poner una parte de ustedes en una jaula. Pueden tratar de no verla. Pueden tratar de matarla, tratar de ocultarla, pero eso únicamente la convierte en un monstruo. Y sólo puede crear más caos en su vida.

 

Es hora de volver a casa a ustedes, queridos amigos, y eso no quiere decir irse a alguna parte grandiosa de ustedes en el cielo en algún lado. Eso significa volver a casa a todas esas partes de ustedes de las que se han esforzado tanto por alejarse. Significa volver a ellas, abrirles los brazos, abrirles su corazón, y dejarlas ser parte de ustedes. Y eso incluye a su ego.

 

Dejen que vuelva a casa, queridos amigos. Reconozcan la verdad que ha estado tratando de decirles por tanto tiempo.

 

Eres un ser tan grandioso, y eso era todo lo que estaba tratando de decirles. Dejen que entre.

 

Sí, la gente se opondrá. Pretenderán que están dolidos, porque no los están tratando de la manera que solían hacerlo. Pero eso se trata de ellos, queridos amigos. Ya no tienen que someterse a ellos nunca más.

 

Ustedes no son más grandiosos que ellos, cuando se trata de quienes ustedes son realmente y de quien ellos son realmente. Pero queridos amigos, ellos están eligiendo ser pequeños, así que desde su perspectiva ustedes serán más grandiosos de lo que son ellos.

 

Que así sea, queridos amigos, ellos deben transitar su propio sendero. El amor más grande que ustedes les pueden mostrar es permitirse ser tan grandiosos como son.

 

Somos completos.

 

Lección 28: Sean Vulnerables Consigo Mismos

 

 

Queridos creadores, en sus relaciones con los demás, uno de los conceptos de los que se ha hablado en los últimos años es el concepto de la vulnerabilidad. Porque para estar en una relación con otra persona, deben ser vulnerables. Pero, ¿qué significa eso?

Algunas personas piensan que uno esencialmente se acuesta y deja que los demás lo pisoteen. Queridos amigos, eso no es vulnerabilidad. Eso es alimentación de energía. Eso es auto decepción, y eso es negación de todo lo que son.

La verdadera vulnerabilidad se trata de dejarse mostrar. Se trata de dejar que las personas vean quien realmente son.

Oh, se han estado ocultando, queridos amigos. Desde el principio, desde el momento en que se encontraron en el vacío, se han estado ocultando. Han temido dejar que cualquiera vea dentro de ustedes, porque temían que ellos vieran su vergüenza y pensaran menos de ustedes. Así que por fin los humanos están empezando a aprender que para amar a alguien se tiene que ser vulnerable.

Oh, eso hace surgir cuestiones. Hace surgir temor. Hace surgir su vergüenza. Y saben hacia dónde vamos con esto, queridos amigos, pues para amarse, para estar en una relación consigo mismo, tienen que ser vulnerables. Tienen que dejar que todo lo que son  resplandezca, y brille sobre el mundo sin excusa, sin disculpa. Y tienen que dejar que su oscuridad brille, junto con su grandeza.

Podrían decir, ¿Cómo puede brillar su oscuridad? ¿Acaso no sería eso lo contrario a la oscuridad?

Y decimos, salgan de su mente. Decimos, cuando dejan que su oscuridad brille, cuando dejan que se vea junto con todo el resto de ustedes, ¡brillarán más intensamente en el mundo de lo que jamás se han imaginado!

Porque queridos amigos, sin su oscuridad no pueden ser completos. Hasta que no estén dispuestos a dejar que todo ustedes se vea, especialmente por ustedes, pueden ser un creador. Y no pueden servirle al mundo o la humanidad.

Oh, eso no quiere decir que necesiten cotorrearle a todo el mundo sobre todas las cosas malas que han hecho. No queridos amigos, el que necesita ver todo lo que son es su propio sí mismo. Con el que necesitan ser realmente vulnerables es con su propio sí mismo.

Podrían decir, Bueno eso es fácil, ya sé lo malo que soy.

¡No queridos amigos, se han estado ocultando de eso durante eones! Oh, tienen una noción de ello, así que se han estado ocultando. Lo han estado alejando, esforzándose mucho por no mirarlo.

Pero queridos amigos, es hora de mirar. Es hora de amarlo. Es hora de dejarse reconocer que hubo una razón para todas esas cosas. Es hora de que se dejen tener los regalos que se han dado en esas partes de ustedes, porque son muchos y son grandiosos.

Es hora de abrirse a ustedes, queridos amigos, y decir, ¡Este es quien soy, y estoy orgulloso de mí!

Entonces comenzarán a enamorarse de ustedes mismos. Entonces comenzarán a ver la grandeza de todo ello, y la perfección de todo ello.

Siempre y cuando no miren, todo es simplemente un montón de vergüenza acumulada en un rincón oscuro. Pero cuando permiten que la luz de su conciencia brille sobre ello, queridos amigos, van a descubrir las partes más preciosas de ustedes. Y  se enamorarán de ustedes mismos. 

Así que abran sus corazones, queridos amigos. Abran sus corazones a todo lo que son.

¡Porque ustedes son tan grandiosos, y son tan magníficos! ¡Y cada una de esas cosas de las que están tan avergonzados les ha añadido un color, queridos amigos, que los hace tan grandiosamente hermosos!

Abran su corazón. ¡Vean la belleza de todo lo que son!

Somos completos.

 

Lección 29: Su Mundo Los Refleja  

 

 

Queridos creadores, llegados a este punto escuchamos a muchos de ustedes preguntar, ¡Está bien, está bien, lo entiendo! Tengo que amarme más. Sin embargo, este programa iba a ser sobre crear, así que, ¿cómo creo más dinero en mi cuenta bancaria? ¿Cómo me deshago de la enfermedad en mi cuerpo, o las libras extras que carga? ¿Cómo encuentro a mi alma gemela? Porque, ¿acaso de eso no se trata crear?

 

Queridos creadores, tantos humanos quieren el atajo. Tantos humanos simplemente quieren hacer su sueño un poco más cómodo.

 

Y sí, ciertamente pueden crear todas esas cosas. Pero hay que entender que el mundo a su alrededor refleja lo que está dentro de ustedes.

 

Ustedes creen que si tan sólo piensan los pensamientos correctos, si se repite “¡Soy abundante!” en su mente una y otra vez las veces suficientes, que va a haber dinero apareciéndose por arte de magia en su cuenta bancaria. Pero no funciona de esa manera, queridos amigos.

 

Muchas personas hablan de la ley de atracción, y enseñan a pensar esos “pensamientos correctos,” o a decir las afirmaciones correctas, con el fin de crear lo que quieren, y se van y se esfuerzan mucho en ello. Sentimos pena por ustedes cuando vemos la cantidad de esfuerzo que ponen en ello y, en cualquier caso, su situación se pone peor.

 

Oh, a veces tienen un éxito temporal repentino. Algo inesperado se presenta y piensan, ¡Ves, funcionó! Ahora, ¡si tan sólo pudiera hacerlo de nuevo! Pero cuando se dan cuenta, están justo donde estaban antes.

 

No funciona de esa manera, queridos amigos. La ley de atracción responde a quien tú eres, no lo que piensas.

 

Su mente no es ustedes. Se trata de una herramienta que utilizan, y sus pensamientos tienen muy poco poder creativo.

 

Queridos amigos, ustedes son un creador. Pero si quieren cambiar lo que crean, tienen que cambiar quienes son. Si quieren abundancia en su vida, tienen que ser abundantes. Si quieren que su cuerpo esté sano, entonces tienen que ser sanos. Si quieren a su alma gemela, entonces tienen que ser su alma gemela.

 

El mundo que los rodea, al menos la parte de él que les afecta, siempre es un espejo perfecto de quienes ustedes están siendo. Y no hay excepción.

 

Por eso, queridos amigos, es que este programa se trata de crear, se trata de recuperar su creadorazgo, se trata de aprender a amarse. Porque hasta que no lo hagan el mundo a su alrededor sólo puede reflejar su propia vergüenza, y miseria, e indignidad, y carencia.

 

Somos completos.

 

Lección 30: ¿Quiénes Están Siendo?

 

 

Entonces queridos creadores, ¿cómo hacerlo realidad?

 

Hemos estado hablando mucho de cómo amarse, de cómo aceptarse, y de cómo ser todo lo que son. Hemos utilizado un montón palabras bonitas, y es fácil para la mente decir, Oh, ahora lo entiendo. Pero, ¿por qué mi vida no ha cambiado?

 

Entonces, ¿cómo hacerlo realidad?

 

Pueden pensar en amarse desde ahora hasta siempre, y nada va a cambiar. Pueden pensar en su mente, ¡Elijo amarme! Desde ahora y hasta siempre, y no mucho va a cambiar hasta que actúen de acuerdo a esa elección y sigan actuando de acuerdo a ella, una y otra y otra vez.

 

Recuerden, queridos amigos, el Espíritu está principalmente interesado en dos cosas: experiencia, y expresión.

 

La experiencia los ayuda a entender quiénes son. Les ayuda a expandir, y a evolucionar. Pero la expresión es lo que hace que sea real. La expresión es lo que crea.

 

Entonces, ¿cuál es su expresión, queridos creadores?

 

¿Se están expresando amor, o simplemente están pensando en ello?

 

¿Están viviendo la abundancia, o están luchando contra la carencia y deseando ser abundantes?

 

¿Están viendo su cuerpo como hermoso, o como feo?

 

¿Están siendo la persona que es plena y completa y que se ama en la forma en que atraería a la pareja de sus sueños, o están deseando que él o ella aparezcan y los complete?

 

¿Cuál es su expresión en la vida, queridos amigos?

 

Su mundo siempre refleja lo que sea que estén expresando. Sin embargo, cambiar su expresión no es tan simple como cambiar sus pensamientos y decir algunas afirmaciones, pues la mayor parte del tiempo lo que ésos en realidad expresan es la energía detrás de ellos de carencia, e inseguridad, e indignidad.

 

Cuando miran su cuenta bancaria y ven lo vacía que está, y comienzan a afirmarse a ustedes mismos, ¡Soy rico! ¡Soy rico! Queridos amigos, las palabras no tienen sentido. Lo que importa es la energía detrás de ellas, y esa energía está gritando, ¡Soy pobre! ¡Soy pobre y lo odio, y me odio por ello! Entonces eso es lo que atraen.

 

No les vamos a dar afirmaciones en este libro, queridos amigos, o en este programa de audio, porque las afirmaciones en su mayoría simplemente son un juego mental, un truco mental. Y tu ser, querido amigo, ve a través de ello. El universo ve a través de ello. De hecho, el universo ni siquiera puede oír esas palabras, porque la energía detrás de ellas grita tan fuerte que las ahoga.

 

Si quieren recuperar su creadorazgo, queridos amigos, entonces tienen que cambiar quiénes son y lo que están expresando. No las palabras, ni los pensamientos, pues esos en su mayoría no significan nada. Hay que cambiar la energía detrás de ellos

 

Si quieren amor en su vida, entonces tienen que amarse, y tienen que expresarse ese amor a ustedes mismos. Tienen que vivirlo, y serlo.

 

No es suficiente simplemente mirarse en el espejo de vez en cuando y decir, “Te amo.” Uno tiene que estar en relación con uno mismo. Tiene que escucharse a uno mismo. Tiene que tocarse a uno mismo, y expresar su afecto por uno mismo. Tiene que mirarse a los ojos y sentir “Te amo.”

 

Tienen que tratarse, en cada momento de cada día, de la misma manera que tratarían a esa gran alma gemela con la que sueñan.

 

Porque queridos amigos, vamos a ser muy directos aquí: La pura verdad es, el amante con el que sueñan, la pareja, y alma gemela, y compañero del que sueñan, no puede entrar en su vida hasta que ustedes estén tan enamorados de ustedes mismos que ya no les importa si algún día ellos aparezcan o no; hasta que ustedes estén tan felices consigo mismos que ya no importa si tienen una pareja o no.

 

Oh, van a atraer a otros seres maravillosos a su vida, y se enamorarán. Recordarán otros tiempos que han estado con ese ser, sentirán pasión, y luego sentirán lucha. Y es probable que, no vaya a funcionar tan bien al final.

 

Y donde están ahora queridos amigos, si están estudiando este material, es probable que termine muy pronto. Pues la creación está ocurriendo muy rápidamente, y el mundo a su alrededor tiene que reflejarlos a ustedes.

 

La verdad es que el alma gemela que han estado buscando durante tanto tiempo es ustedes. Se trata de su propia alma, su propio espíritu. Y ahora ha llegado el momento de que se reúnan con todo lo que son, y ustedes no van a permitir que nadie se interponga en eso.

 

Y sí, queridos amigos, hay seres maravillosos en el mundo, almas gemelas maravillosas, que son compatibles con ustedes y que pueden ser esa pareja que ustedes anhelan. Pero no pueden entrar a su vida, y ciertamente no pueden permanecer en su vida, hasta que ustedes estén tan plenos y tan felices dentro de ustedes mismos que ya no importe.

 

Lo mismo puede decirse de la abundancia, queridos amigos. Cuando piensan en la abundancia, ¿qué piensan inmediatamente?

 

Para la mayoría de ustedes, su primer pensamiento es sobre dinero y sobre cuánto tienen o no tienen. Pero queridos amigos, existe mucho más a la abundancia que el dinero, y pueden vivir abundantemente en estos momentos.

 

Pueden experimentar la vida como una persona rica ahora mismo, si lo eligen.

 

Oh, puede ser que no puedan hacer ese crucero de lujo, o viajar por todo el mundo, o comprar el auto nuevo del que sueñan, o la nueva casa, en estos momentos. ¡Pero pueden vivir como una persona rica!

 

¿Cómo sería la vida si fueran ricos?

 

Si tuvieran todo el dinero que podrían soñar, y fueran capaces de viajar; si tuvieran ese hermoso auto, esa hermosa casa, ¿qué harían con su tiempo? ¿Cómo vivirían?

 

Oh, su primer pensamiento es, “Saldría y viajaría, compraría esto y compraría aquello.”

 

Pero en algún momento, querido amigo, van a haber terminado con eso. Van a tener todas las cosas que pueden imaginar tener. Habrán visto todos los lugares que quieren ver. Entonces, ¿qué?

 

Sin importar lo ricos que sean, en algún momento van a volver a casa. Van a sentarse en esa hermosa casa y decir, “¿Y ahora qué?”

 

Entonces, ¿qué, queridos amigos?

 

Imaginen que están allí ahora mismo. ¿Qué quieren hacer consigo mismos?

 

Están sentados en ese hermoso sofá en su hermosa casa. Han comprado todo lo que se imaginaron comprar. Han viajado tanto que sólo necesitan estar en casa y descansar. No hay nada más que comprar.

 

Ahora, ¿qué hacen queridos amigos?

 

Sea lo que sea, háganlo en este momento.

 

No se necesita dinero para vivir abundantemente, queridos amigos. Sí, el dinero añade algunas opciones agradables a la mezcla, pero no es necesario tener dinero para vivir abundantemente.

 

La mayoría de las personas sienten que están esclavizadas por el dinero, y vive la mayor parte de su vida, pasa la mayor parte de su tiempo y la mayor parte de su energía, tratando de obtener dinero. Y, de hecho, es una forma de esclavitud.

 

Entonces, ¿cómo ir más allá de eso?

 

Sólo tienen que elegir, queridos amigos, y luego actuar en consecuencia.

 

No pueden crear abundancia cuando son un esclavo. Va en contra de las leyes del universo. Va en contra de todo lo que son. Simplemente no es posible. Primero tienen que liberarse.

 

Y entonces llega su mente y dice, ¡Pero no puedo! ¿Cómo puedo ser libre si no tengo dinero?

 

Pueden, queridos amigos, es una elección sencilla.

 

Es una elección de ser liberes. Es una elección de vivir esa libertad, de dejar de participar en la lucha y la esclavitud. Pero para hacerlo realidad tienen que expresar esa libertad. Tienen que vivirla. Tienen que actuar en consecuencia.

 

Lo mismo es cierto, queridos amigos, de su cuerpo. Si quieren que su cuerpo esté sano tienen que tratarlo como si estuviera sano, en lugar de tratarlo como si estuviera enfermo.

 

Cuando su cuerpo se enferma van al doctor y el doctor les dice, “Oh sí, estás enfermo y necesitas estos medicamentos o estas pastillas.” O corren a sus doctores “naturales”, y ellos les dan pastillas un poco más naturales.

 

Entonces atiborran a su cuerpo con todas estas medicinas, y en su mayoría queridos amigos, todo lo que están haciendo en realidad es diciéndole a su cuerpo que está enfermo. Entonces su cuerpo está enfermo, y permanece enfermo.

 

Cuando comienzan a tratar a su cuerpo como que está bien, entonces queridos amigos, su cuerpo empezará a reflejar eso.

 

Ahora bien, no queremos decir que necesariamente tienen que dejar todas las pastillas, pero necesitan crear una relación con su cuerpo. Su cuerpo es un ser, queridos amigos. Es una parte de ustedes, pero también es un aspecto de ustedes, en cierto sentido es su propio ser. Y ustedes tienen que enamorarse de ese ser si quieren estar sanos.

 

Si entran en una relación con otra persona, y esa persona está atada a ustedes de por vida y no se pueden ir, y si tratan a esa persona de la manera en que tratan a su propio cuerpo, ¿qué va a pasar?

 

Si no pueden irse—lo harán si pueden— pero si no se pueden ir pronto enfermarán y morirán.

 

Es hora de tratar a su cuerpo de una manera diferente, queridos amigos. Es hora de tratar a su propio cuerpo de la forma en que tratarían a su más querido amante. Es hora de ver a su cuerpo como sano. Es hora de preguntarle lo que necesita, lo que quiere, y dárselo en lugar de lo que ustedes piensan que necesita. Entonces su cuerpo regresará al equilibrio.

 

Así que queridos creadores, el mundo a su alrededor, incluyendo su cuerpo, incluyendo todo en su experiencia, sin excepción, es un espejo perfecto de ustedes.

 

Como un creador, cuando llegan y tratan de manipular al mundo a su alrededor, cuando tratan de manipular su cuerpo, cuando tratan de arreglarlo y cambiarlo, cuando tratan de arreglar las cosas que no les gusta en su mundo, simplemente crean más de ellos, queridos amigos. Niegan su propio creadorazgo, y la vida permanece más o menos lo mismo. Incluso podría empeorar.

 

Así que si quieren recuperar su creadorazgo, si quieren recuperar su vida y ser quienes realmente son, entonces es hora de dirigirse hacia dentro. Es hora de amarse, y empezar a expresar quienes ustedes realmente son.

 

No son este pequeño humano, queridos amigos. Eso es sólo un juego que están jugando. Son un creador grandioso y magnífico, y cuando empiezan a expresar eso —no proyectando su poder sobre el mundo a su alrededor, sino viviendo como un ser magnífico— entonces el mundo, incluyendo su cuerpo y su cuenta bancaria, comenzará a reflejar eso.

 

Así que saquen sus cuadernos, queridos amigos. Tomen un poco de tiempo, y escriban acerca de su expresión. No escriban acerca de lo que quieren que sea, escriban acerca de lo que es.

 

Oh, se les ha enseñado que nunca deberían escribir acerca de o pensar en cómo son las cosas, que en lugar de eso deben pensar en la forma que quieren que sean las cosas. Pero queridos amigos, hasta que reconozcan lo que es, no pueden avanzar más allá de ello.

 

Cualquier otra cosa que intenten hacer simplemente es una reacción a lo que es. Primero tienen que reconocer lo que es verdad para ustedes en este momento, y encontrar una manera de aceptarlo y amarlo exactamente como es. Sólo entonces serán capaces de avanzar.

 

Muchos de ustedes temen que si reconocen lo que es, va a crear más de ello. Pero no funciona de esa manera, queridos amigos.

 

No son sus pensamientos los que crean. Es quienes están siendo, y cuando evitan pensar en, o hablar de, o escribir de, la manera en que las cosas son en este momento, están evitándose y están viviendo desde la carencia y la indignidad. Y eso es lo que están creando.

 

Así que respiren profundamente. Suelten todos esos temores, y échenle un vistazo honeste y abierto a quienes están siendo en este momento, y a lo que están expresando en este momento. Anótenlo sin importar lo feo que sea, sin importar lo limitado que sea. Anótenlo. Reconózcanlo: Esto es quien estoy siendo

 

Los librará, queridos amigos. Y luego pueden mirarlo y decir, ¡Miren qué creador tan grandioso soy! ¡Este es quien he estado siendo, y miren lo que he creado en mi vida para que coincida con eso!

 

Entonces empezarán a ver lo grandiosos que son. Verán qué creador tan poderoso son, y siempre han sido. Entonces será más fácil para ustedes empezar a cambiar su expresión, y cuando su expresión cambia, cuando están siendo cambios, el mundo a su alrededor va a cambiar. Porque así es como ocurre la creación, queridos amigos.

 

Somos completos.

 

Lección 31: ¿Cuál es Su Expresión?

 

 

Queridos creadores, lo más grandioso que un creador puede hacer es expresarse. El amor más grande que cualquier ser puede mostrar a otro, o a ellos mismos, es el de expresar su verdadero sí mismo.

 

En su realidad humana, queridos amigos, expresión y acción son una misma cosa. Así que, ¿cuál es su verdadera expresión?

 

Para la mayoría de ustedes, lo que están haciendo en este momento en su vida probablemente no tenga mucho que ver con su verdadera expresión. Para algunos de ustedes sí, pero si se sienten atrapados en su vida, si la vida es una lucha para ustedes, si no están experimentando gozo en cada momento, entonces no están expresando quien realmente son. No están viviendo quien realmente son.

 

Para muchos de ustedes cuando les preguntamos, ¿cuál es su verdadera expresión? Su mente queda en blanco. No tienen ni idea. Entonces su mente rápidamente se recupera. Entonces comienza a buscar todas las posibilidades de carrera que podría haber para ustedes: Bueno, ¿y si hago esto, o aquello, o hiciera algo más con mi vida? Y muy pronto simplemente están confundidos.

 

Queridos amigos, la expresión de ustedes mismos, o de su verdadero sí mismo, no tiene nada que ver con una carrera.

 

O quizás una mejor manera de decirlo es que a medida que recuperan su creadorazgo se convertirá en su carrera. Pero no tiene nada que ver con un trabajo, o con qué tipo de acción van a tomar por el resto de su vida.

 

Su expresión se trata de, ¿qué van a hacer ahora, con este momento de su vida?

 

Porque queridos amigos, este momento es todo lo que existe. Su pasado terminó y se ha ido, y ya no existe. Su futuro no está escrito. No existe.

 

Lo único que existe es este momento del ahora, y pueden hacer lo que quieran hacer con este momento.

 

Entonces, ¿qué eligen, queridos amigos, queridos creadores? ¿Qué es lo que quieren hacer con su vida hoy?

 

Oh, ahora su mente entra de un salto con miles de cosas diferentes acerca de lo que tienen que hacer; acerca de los compromisos que tienen; acerca de todas las cosas que tienen que hacer para tener el dinero para pagar su alquiler a fin de mes, o su hipoteca, y todas sus otras cuentas.

 

Pero queridos amigos, esas cosas los mantienen pegados, y si quieren vivir como el creador grandioso y magnifico que son, tienen que superarlas. Tienen que volver a ustedes, y a este momento, y preguntarse de nuevo, ¿Qué me traería gozo en este momento, sólo por este momento? Porque ahí es donde se encuentra su expresión divina, queridos amigos.

 

Oh, no va a tener ningún sentido para su mente. Su mente va a volver a gritar de nuevo diciendo, ¿Pero cómo voy a pagar el alquiler? ¿Cómo voy a pagar mis cuentas? ¿Cómo voy a mantener a mi familia? ¿Cómo voy a cuidarme?

 

Queridos creadores, ¿cómo ha estado funcionando hasta ahora?

 

Lo han estado haciendo de la manera en que se les ha enseñado durante toda su vida. ¿Cómo ha resultado para ustedes?

 

¿Por qué están leyendo este libro, o escuchando este programa de audio? ¿Es su vida de la manera que quieren que sea? ¿Están experimentando gozo todo el tiempo? ¿Se sienten libres? ¿Se sienten felices y vivos, y llenos de energía? ¿Refleja el mundo que los rodea sus sueños?

 

Queridos amigos, un hombre sabio dijo una vez que no se puede resolver un problema desde el mismo estado mental con que se creó el problema. Su mente ha estado tratando de crear su vida durante mucho tiempo, y miren donde los ha llevado. ¿Acaso no creen que sea hora de darle a su Sí Mismo Divino una oportunidad?

 

Pero queridos amigos, su sí mismo divino no crea por medio de su mente, y su mente va a estar muy confundida por un tiempo. Pero le pueden hablar a su mente, queridos amigo. Le pueden pedir que se relaje. Lo quiere hacer. ¡Quiere desesperadamente ser relevada de la carga que ustedes le ha puesto!

 

Su mente nunca fue concebida para ser la controladora y la autoridad de su vida, o para cargar con la responsabilidad de comprender todo y de manejar su vida. Ese nunca fue el trabajo de su mente, queridos amigos, y su mente está cansada. Está exhausta. Necesita descansar. Quiere que se le libre de esa responsabilidad.

 

Así que le pueden hablar a su mente: Querida mente, eres una de las partes más preciadas de mí, ¡y has hecho tu trabajo tan bien! Has superado cada expectativa que alguna vez tuve de ti, pero ahora es el momento de relajarte. Es el momento de descansar. Porque es hora de que una parte diferente de mí maneje mi vida. Es hora de permitir que la verdadera parte creadora de mí esté a cargo de mi vida. Así que descansa, querida mente, y observa lo que pasa.

 

Queridos creadores, su sí mismo divino no se hará cargo de su vida sin su permiso. Les ha dado libertad, y les permitirá salir del paso tanto tiempo como deseen. Le permitirá a su pequeño sí mismo humano, y a su pequeña mente humana con su perspectiva extremadamente limitada, tratar de manejar su vida durante el tiempo que deseen.

 

Pero si quieren cambiar su vida, si quieren crear una vida más allá de sus sueños, entonces es hora de entregarle la creación y el manejo a su sí mismo divino; a su espíritu, y a su alma. Ellos se están acercando, queridos amigos, porque quieren unirse a ustedes aquí mismo. Quieren estar plenamente fusionados con ustedes, aquí mismo en este cuerpo en la Tierra.

 

Nunca han tenido esa oportunidad antes, queridos amigos. Siempre su esencia divina mantuvo la distancia. Fue una elección mutua, porque ustedes querían mantener a esa parte de ustedes a salvo y querían ser capaces de sumergirse completamente en la experiencia de la Tierra sin distracción.

 

Pero ahora ha llegado el momento. Ahora están despertando, y ahora ha llegado el momento para que todos ustedes vuelvan a estar juntos. Pero no ocurre afuera en algún otro reino, ni en algún cielo no-físico. Ocurre aquí mismo en la Tierra, queridos amigos. Su esencia divina quiere entrar y ser parte de su vida aquí mismo.

 

No hay ningún lugar más hermoso o maravilloso para experimentar el estar vivo que la Tierra, y su esencia quiere entrar y celebrar con ustedes en todo lo que se han convertido, y todo lo que han experimentado y llevado a cabo.

 

¿Están listos para permitir eso, queridos amigos? ¿Están listos para vivir su vida desde un lugar diferente?

 

De ser así, entonces es hora de empezar a escuchar a su corazón en lugar de a su mente, porque su sí mismo divino les habla a través de su corazón. Se relaciona con la vida a través de su corazón.

 

Entonces, ¿qué les trae gozo, queridos amigos?

 

¿Qué pueden hacer hoy que se siente gozoso para ustedes?

 

Los detalles de la vida, queridos amigos, se resolverán solos. Cuando entran en su creadorazgo, cuando permiten que su esencia divina se encargue del manejo, oh, las cosas van a cambiar. Podrían perder su trabajo. Podrían incluso perder su casa, si eso es lo que le sirve al propósito de su alma. Pero si eso sucede, queridos amigos, es que hay algo mejor para ustedes.

 

Su mente no puede ver eso. Su mente no puede ver más allá de los pocos potenciales limitados que conoce. Pero querido creador, los potenciales son casi infinitos, y cuando eligen vivir y actuar desde su corazón, desde lo que les trae gozo en lugar de desde el temor, todo empezará a fluir. Todo empezará a resolverse.

 

Llegará un tiempo en que mirarán hacia atrás y dirán, No entiendo lo que pasó. ¡No entiendo cómo todas estas cosas se resolvieron, y cómo se pagó el alquiler!

 

No tendrá sentido para su mente, querido amigo, pero serás mucho más feliz de lo que eres ahora mismo, y todo en tu vida será bueno.

 

Oh, puede ser una transición difícil, pero sólo porque siguen regresando al temor. ¿Y si no tengo dinero para pagar el alquiler? ¿Y si no puedo pagar la hipoteca o las otra cuentas? 

 

Bueno, ¿qué pasa si no pueden, queridos amigos? ¿Qué pasa si no pueden?

 

¿Acaso piensan realmente que su esencia divina está entrando en su vida para vivir en la pobreza, para morirse de hambre? No, queridos amigos, eso es lo que hace su humano.

 

Su esencia divina está aquí para celebrar. ¡Su esencia divina está aquí para traer la gran abundancia que es su estado natural! Pero no puede hacerlo a menos que estén dispuestos a soltar y dejar que suceda.

 

No tendrá sentido, queridos amigos, y su divinidad va a asegurarse, si se lo permiten, de que las cosas que ya no les sirven sean eliminadas de su vida. ¿Pueden dejar que eso suceda?

 

Porque lo nuevo no puede entrar mientras lo viejo todavía esté allí. No pueden crear sus sueños mientras todavía estén apegados a su carencia de ellos, y a las cosas que representen esa carencia.

 

Así que queridos amigos, ¿qué harían si tuvieran un millón de dólares en el banco? ¿Qué harían en este momento?

 

Bueno, la mayor parte del tiempo cuando les formulamos esa pregunta la persona responde algo como, “Compraría una casa nueva, o me iría en un crucero, o donaría a esta o a aquella organización benéfica, o a esta o aquella causa,” y empiezan a hablar de todas las cosas en las que gastarían el dinero. Y rápidamente, están justo de nuevo en una conciencia incluso más profunda de la forma en que no lo tienen, y eso es lo que crean: más de no tenerlo.

 

Entonces nos gustaría que vayan aún más lejos, queridos amigos.

 

Imagínense que es un corto tiempo en su futuro, y algo maravilloso ha ocurrido. Algo que nunca soñaron sucede, y de repente tienen todo el dinero que podrían necesitar o querer. Así que salen y gastan montañas de ello.

 

Compran la casa de sus sueños y el auto de sus sueños. Salen y viajan; ven el mundo. Y encuentran que algo maravilloso le había sucedido al mundo también, y que todos los problemas del mundo se habían resuelto.  Ya no existen más causas, ya no existen más problemas que resolver. La gente vive en armonía, hay abundancia para todos y libertad total. La tierra misma está regresando al equilibrio. ¡Todo es maravilloso y hermoso!

 

Así que aquí están. Han regresado de sus viajes llenos de gozo, sintiéndose realizados y felices. La pareja perfecta ha entrado a su vida para hacerles compañía y para compartir esta gran celebración con ustedes.

 

Y ahora están de vuelta en casa, esta hermosa casa en un lugar tan hermoso y maravilloso. Están sentados en su sala de estar descansando, mirando por la ventana a la maravillosa vista, y la vida es buena.

 

Han contratado a otras persona para que cuiden de todos los detalles de su vida, para limpiar la casa, cocinar su comida, administrar su dinero, cualquier otra cosa que no les gusta a ustedes mismos hacer.

 

Su cuerpo ha vuelto al equilibrio. Se sienten mejor que nunca. Se sienten mejor que cuando eran jóvenes. Tienen mucha energía para lo que quieran hacer.

 

Sus sueños más grandiosos se hicieron realidad, y la vida es perfecta.

 

Y ahora ha llegado el momento de decidir qué hacer después.

 

Ya no hay nada en qué gastar dinero que les interese. Porque hay dinero de sobra y pueden conseguir lo que quieran en cualquier momento que lo quieran, y ya han conseguido todo lo que pueden desear.

 

Ya no existen causas en las que participar, porque todos los problemas del mundo se han resuelto.

 

Ustedes son felices y completos. No hay lugar a donde ir, a donde llegar.

 

Sólo existe este momento para experimentar, y pueden hacer lo que quieran con él.

 

Entonces, ¿qué podría ser?

 

Queridos creadores, todo eso puede ser real. Es real, ¡porque lo acaban de crear y es absolutamente real!

 

Pero no están seguros de creer eso, por lo tanto está afuera en otra dimensión en algún lado, esperando. Si lo quieren hacer realidad, entonces tienen que actuar como si fuera real.

 

Entonces, ¿qué van a hacer, queridos amigos? ¿Si todos sus sueños se han hecho realidad, qué hacen para expresarse?

 

En este momento, aquí mismo, ahora mismo, si supieran que todos sus sueños se han hecho realidad, ¿qué harían? ¿Cómo se expresarían?

 

La respuesta es diferente para todos, queridos amigos, pues cada persona en la Tierra es un ser divino único y soberano, y cada expresión verdadera de cada persona es diferente. ¿Cuál es la suya?

 

Queridos creadores, el mundo que los rodea es un espejo perfecto del mundo dentro de ustedes, y cuando deciden vivir como si sueños se hubieran hecho realidad, el mundo comenzará a reflejar eso.

 

Lleva tiempo. Hay que tener valor. Se requiere el valor de ir más allá de su mente, de confiar en ustedes mismos absoluta y completamente. Se requiere el valor de confiar en su esencia divina, de permitirle que cree su vida. Se requiere el valor de permitir que las cosas que ya no les sirven sean apartadas de su vida. Se requiere el valor de verse como un tonto para la gente a su alrededor que no entiende, que todavía están atrapados en sus juegos humanos.

 

Y oh, ellos les dirán lo que piensan. Los mirarán, mientras su vida parece derrumbarse, y dirán, “¿Qué estás haciendo? ¿Te has vuelto loco?”

 

Queridos amigos, no se han vuelto locos. Simplemente están creando su nueva vida, y si confían en sí mismos todo se arreglará.

 

La mayoría de la gente piensa que ser un creador se trata de controlar su vida desde la perspectiva humana. Pero queridos amigos, eso únicamente los mantiene atrapados.

 

Un verdadero creador no hace sino crear, y experimentar. A veces no se ve de la forma en que él o ella esperaban, y entonces un creador simplemente lo acepta, lo libera, y crea de nuevo.

 

La mayoría de las personas tienen miedo de perder lo que ellos ven como su seguridad, con su trabajo, y todas las pequeñas cosas de la vida humana. Pero queridos amigos, ¡miren todo lo que puede salir mal!

 

Al recuperar su creadorazgo, ¡eso es verdadera seguridad! Porque entonces, queridos amigos, no hay nada que pueda salir mal.

 

Cuando ya no depende de su mente manejarlo, entonces encontrarán que la vida simplemente fluye, y todo lo que necesitan siempre está ahí cuando lo necesitan. Puede que no sea las cosas que su mente creía que necesitaban, pero será mejor. Si confían en ello.

 

Así que vuelvan a esa hermosa casa en su imaginación, donde todo es perfecto. Donde se han realizado todos sus sueños. No hay nada que haga falta en su vida.

 

¿Qué hacen ahora?

 

Sientan en eso, queridos amigos, y háganlo realidad.

 

¡Tráiganlo aquí!

 

Comiencen a vivir esa expresión de ustedes, y poco a poco esa realidad comenzará a tomar forma en esta dimensión.

 

Somos completos.

 

Lección 32: Imaginación

 

 

Queridos creadores, en esta lección deseamos hablar de la imaginación, pues la imaginación es la forma en que crean. La imaginación es la forma en que expresan.

 

Ahora muchos humanos, en particular aquellos que han comenzado a despertar, que han empezado a explorar la idea entera de ser un creador, confunden la imaginación con lo que se llama visualización. Creen que si simplemente evocan las imágenes correctas en su mente, que esas imágenes entonces han de tomar forma y las cosas que visualizan han de entrar en la materia.

 

Pero queridos amigos, para la mayoría de ustedes, lo que se llama visualización no es más que un truco de la mente. Es como tratar de pensar los pensamientos correctos. Es como decirse afirmaciones una y otra vez ya sea que lo crean o no. Todos son trucos mentales y juegos de la mente, queridos amigos, y no funciona. Su mente no tiene más poder para crear su vida, y las cosas en ella, de lo que su pulgar tiene para dirigir lo que hacen en su vida cotidiana.

 

La imaginación es más profunda, queridos amigos. La imaginación proviene de todo ustedes. Pero los humanos no confían en la imaginación.

 

Hace mucho tiempo los humanos dejaron de confiar en la imaginación. Se les ha enseñado que la imaginación es juego de niños, y que todo es simulado y una pérdida de tiempo. Se les ha enseñado que es fantasía, e irreal. Y para muchos de ustedes, y para todos ustedes en alguna vida u otra, se les ha sacado a golpes, literalmente.

 

Pero queridos amigos, la imaginación es la clave para crear. Es la esencia de la creación. Cuando imaginan algo, se convierte en realidad.  No hay excepciones. Ahora bien, puede estar afuera en otra dimensión en alguna parte, pero es absolutamente real.

 

Y entonces la pregunta es, ¿cómo la trae uno a esta dimensión?

 

Bueno, lo primero, queridos amigos, es que se tienen que dejar imaginar. La verdad es que toda esta realidad física que ustedes piensan que es tan real, ¡no es nada más que su imaginación!

 

Tú, querido ángel, junto con muchos otros, se reunieron, y se imaginaron un lugar llamado Tierra. Y se imaginaron viviendo en este lugar, y colocando una porción de su conciencia en un ser biológico. Todo se lo imaginaron, queridos amigos, y aún lo están imaginando. Y cuando dejen de imaginárselo, ya no será real, para ustedes.

 

Todo es imaginación, queridos amigos, cada pedacito de ello.

 

¿Significa eso que no es real? Por supuesto que no.

 

Oh, en sus términos humanos, ciertamente lo hace. Pero queridos amigos, la experiencia es real.

 

Las cosas, son una ilusión. Lo que ustedes piensan que es real es sólo una ilusión. Sin embargo, la experiencia que han tenido dentro de esta ilusión, dentro de esta escena imaginada, es absolutamente real, y los acompañará para siempre. Y queridos amigos, pueden tener una experiencia igual de real en su propia imaginación, como en todo lo que existe en la Tierra en la forma física.

 

Pero dicen, “No sólo quiero imaginar esa nueva casa. ¡Quiero experimentarla aquí en la Tierra! Quiero experimentar ese nuevo auto, o ese cuerpo sano y equilibrado. ¡Quiero vivirlo aquí en la Tierra!

 

¡Y nosotros decimos, que pueden, queridos amigos! Pueden traer todo eso aquí a la Tierra. Pueden traerlo a esta dimensión. Pero lo primero que tienen que hacer es imaginárselo, y luego tienen que creerlo, y tienen que permitirle que entre. Tienen que actuar como si fuera real.

 

Oh, algunos de ustedes, ustedes dicen, “Está bien, voy a imaginarme un millón de dólares en mi banco.” Y luego regresan de su imaginación y dicen, “Lo vi y lo sentí. Me lo imaginé en mi cuenta bancaria así que debe de estar en camino. Así que saldré y acumularé otra compra en mi tarjeta de crédito para obtener eso que quiero.”

 

Pero piensen en eso, queridos amigos. ¿Qué están diciendo realmente?

 

Están diciendo que no creen que sea real.

 

Oh, no estamos diciendo que las tarjetas de crédito sean malas. Son una maravillosa herramienta que se han imaginado, queridos amigos, y que han creado, y son muy útiles para ciertas cosas. Pero piensen en cómo las usan.

 

¿Las utilizan para su conveniencia, como una herramienta conveniente? ¿O las utilizan desde un lugar de carencia, desde un lugar de creer, imaginar, que no tienen suficiente dinero así que se lo tienen que pedir prestado a alguien más?

 

El mundo se convierte en lo que ustedes creen que es, queridos amigos, lo que imaginan que es. Y sí, ustedes se están imaginando cada momento de cada día.

 

Se imaginan muchas cosas diferentes. ¿Pero cuáles son las que deciden que sean ciertas, queridos amigos?

 

Cuando dicen, “Sólo tengo unos cuantos dólares en mi cuenta bancaria, así que tengo que gastar mi energía ganándome más en vez de hacer lo que realmente quiero hacer,” están eligiendo hacer a esos pocos dólares su realidad.

 

Cuando miran a su cuerpo y dicen, “Mi cuerpo es un desastre. Pesa demasiado. Tiene cosas ocurriéndole en el interior que no me gustan, que no se sienten bien,” y luego le dan de comer todo tipo de medicamentos y suplementos y todas esas cosas, y no se toman el tiempo para escucharlo y preguntarle lo que quiere, ¿qué están haciendo una realidad, queridos amigos?

 

Están eligiendo creer que lo que ven es real, que lo que ven con sus ojos es real. Pero no es así, queridos amigos, no más que ese lugar maravilloso que se imaginaron en nuestra última lección, y ese cuerpo maravilloso y sano. Sin embargo, han tomado la decisión de hacerlo real, por lo que es su experiencia.

 

Sus ojos verán lo que ustedes eligen, queridos amigos.

 

Hace mucho tiempo los humanos llegaron a creer que lo que podían ver con sus ojos y tocar con sus dedos, o con sus otros sentidos físicos, era todo lo que es real. Pero queridos amigos, eso es sólo una parte del juego. Es sólo algo más que imaginaron, y pueden cambiar esa imaginación.

 

Ustedes lo hacen todo el tiempo cuando imaginan algo diferente. Sin embargo, nunca permiten que se haga realidad, porque tan pronto como hayan terminado de imaginarlo vuelven a lo que llaman realidad, y exteriorizan esa supuesta realidad.

 

Todo es cuestión de lo que eligen, queridos amigos. Todo es cuestión de lo que eligen que sea verdad. Pueden optar por permitir que esos pocos dólares en su cuenta bancaria sea su realidad, o pueden optar por permitir una realidad diferente.

 

Todo es lo mismo, queridos amigos. La supuesta realidad que creen que es cierta no es más real que cualquier otra cosa que imaginan, y las otras cosas que imaginan no son menos reales que eso. Todo es cuestión de cuál eligen exteriorizar, expresar.

 

Ahora la cosa se complica aquí, porque su mente únicamente conoce una realidad. Su mente fue creada para mantenerlos en esta realidad terrestre compartida, esta imaginación terrestre compartida, por lo que hace todo lo posible por realizar ese propósito que ustedes le dieron hace mucho tiempo.

 

Su mente no es la sede de su inteligencia, o la fuente de ello, como han llegado a creer los humanos. Su mente es pero un dispositivo de interface entre su conciencia y su biología, entre ustedes, el verdadero ustedes, y su cuerpo.

 

Su mente es una herramienta diseñada para interactuar con esta imaginación que han elegido hacer real. Está diseñada para manejar algunas de las funciones básicas de su biología, para que su conciencia no tenga que estar ocupada con eso. Su finalidad nunca fue ser su conciencia, queridos amigos.  Su finalidad nunca fue estar a cargo de su vida.

 

Lo mismo puede decirse de sus ojos, y de sus otros sentidos físicos. Fueron diseñados para interactuar con esta imaginación tridimensional.  Son como las herramientas que se usan en un videojuego; interactúan con otras cosas dentro de ese juego, pero en realidad no tienen ninguna realidad fuera del juego y no tienen nada que ver con quien ustedes realmente son.

 

Así que es hora de hablar con su mente, queridos amigos.

 

Díganle a su mente lo bien que les ha servido, porque lo ha hecho, queridos amigos. Los ha mantenido aquí en esta experiencia. Les ha servido tan bien. Ha hecho su trabajo.

 

Y no la dejarán aquí, queridos amigos. Su mente se ha convertido en una parte valiosa de ustedes, muy valiosa, y se la llevarán con ustedes. Pero aun así simplemente será una herramienta, ya no estará a cargo de su vida. Ya no será la ilusión de su conciencia.

 

Y ella quiere eso, queridos amigos. Luchará contra ello, porque cree que tiene que hacerlo. Cree que ese es el trabajo que ustedes le dieron, y en este momento no está muy segura si hablan en serio.

 

Porque hace mucho tiempo ustedes crearon a su mente, y dijeron, “Querida mente, sin importar lo que pase, sin importar lo que haga y sin importar lo que diga, has de mantenerme aquí en esta ilusión de la realidad. Has de hacer todo lo posible por bloquear mi percepción de otras realidades, por impedirme que crea en mi propia imaginación o en cualquier cosa que no se pueda tocar o ver o percibir con mis sentidos físicos.”

 

Así que su mente ha estado haciendo su trabajo, queridos amigos. Es como un guardián que colocaron en la puerta, y dijeron, No me dejes salir de este edificio sin importar qué. Sin importar lo que diga o haga, asume que no soy yo y no me dejes salir.

 

Pero ahora es el momento de salir de este edificio, queridos amigos. Hay mucho más fuera de él, y es hora de dejarse salir. Así que hablen con su mente. Tranquilícenla. Se la van a llevar con ustedes, pero es hora de que su relación con ella sea diferente. Ustedes han completado su misión en este edificio, y ha llegado el momento seguir adelante.

 

Su mente también lo sabe, queridos amigos, pero ha estado haciendo su trabajo por largo tiempo y es difícil para ella soltar. Así que tranquilícenla, ayúdenla a comprender. No están tratando de deshacerse de ella. Dejen de avergonzarla, a toda costa.

 

Como ustedes han venido a explorar ser un creador, lo más probable es que hayan escuchado lo mala que es su mente, cómo tienen que meditar para salirse de ella.

 

Queridos amigos, no es necesario salir de su mente. Su mente es un aspecto de ustedes, y es uno de sus aspectos más valiosos, una de sus creaciones más valiosas. No es necesario deshacerse de ella. Sólo tienen que cambiar su relación con ella.

 

Es hora de amar a su mente, de aceptarla plenamente y por completo, de darle la bienvenida a su asociación en su vida. Pero sólo su asociación, porque ha llegado el momento, queridos amigos, de que ustedes sean un socio también, porque quien realmente son ha de ser el socio mayoritario. Ha llegado el momento de que ustedes tomen el control y el manejo de su vida de su mente. 

 

Ustedes son el capitán de su propio barco, queridos amigos. Su mente es como su primer oficial, y la dejaron a cargo mientras salían a experimentar este gran juego. Pero ustedes son el capitán, y ahora ha llegado el momento de relevar a su primer oficial, de soltar a su mente y dejarla descansar, ya que solamente ustedes pueden guiar su barco, el barco de su vida, al territorio donde se dirigen. Su mente no puede hacerlo.

 

Así que hablen con su mente. Díganle que puede descansar ahora. Díganle que ha sido relevada de sus responsabilidades por su vida. Díganle que va a ver algunas cosas extrañas, pero está bien, porque ustedes lo tienen todo bajo control.

 

Así que queridos amigos, es hora de recuperar su propia imaginación, porque esa es verdaderamente la esencia de su creadorazgo.

 

Cuando ustedes imaginan algo se hace real, tan real como cualquier cosa que conocen, tan real como cualquier cosa que hayan experimentado. Pero se queda en otra dimensión hasta que lo elijan, hasta que decidan traer esa experiencia a su vida aquí.

 

Así que ustedes, queridos amigos, cada uno de ustedes, ha creado muchas, muchas realidades diferentes. Piensen en las cosas que imaginaron cuando eran un niño. Todas son reales. Todas están allá fuera en algún lugar, en alguna dimensión, ¡totalmente reales! Pero nunca decidieron traerlas aquí, porque no creyeron que fueran reales.

 

Piensen en los sueños que han tenido durante toda su vida. Cada uno es real, queridos amigos, y lo pueden traer aquí si quieren, si creen en ello.

 

Y entonces dicen, Bueno, me lo creeré cuando lo vea.  

 

Queridos amigos, ustedes a estas alturas ya deberían saberlo. La vida no funciona de esa manera, y esa es una mentira humana.

 

Queridos amigos, lo verán cuando lo crean, y cuando actúen como tal, y no antes.

 

Lo que nos gustaría es que le echen un vistazo a su vida. Saquen su cuaderno, y le echen un vistazo a lo que están haciendo realidad.

 

No son las cosas grandes en su vida, queridos amigos, lo que importa. Son las pequeñas cosas, las cosas en las que nunca piensan; la manera en que eligen pasar su tiempo en cada momento, y por qué. Escriban sobre ello, queridos amigos.

 

Tomen una hora de su reciente vida, tomen una hora de hoy que ya hayan vivido, y piensen en las elecciones que hicieron y las acciones que tomaron durante esa hora. Anótenlas, y luego escriban acerca de por qué tomaron esas decisiones.

 

Y luego escriban sobre la realidad que esas elecciones estaban eligiendo, la realidad sobre las que ésas elecciones se basaron.

 

Y luego piensen: ¿Quieren seguir haciendo esa realidad real? ¿Quieren seguir alimentando esa realidad?

 

¿O quieren elegir una realidad diferente y empezar a hacer eso realidad? Y de ser así, ¿cómo sus elecciones, sus pequeñas elecciones de momento a momento, cómo serían diferentes?

 

Vuelvan a esa hermosa casa que se imaginaron en nuestra última lección, esa hermosa vida donde todo está arreglado y todo es perfecto.

 

¿Cómo viven su día en esa vida, queridos amigos, en esa realidad? ¿Cómo hacen sus elecciones?

 

Imagínense una hora de su día en esa vida. Escriban algunas de las decisiones que tomaron allí, y de dónde provienen, y luego vean si se puede llevar a la práctica incluso algo de eso en su vida aquí.

 

Porque queridos amigos, si esperan a que llegue nunca lo hará. Ustedes no pueden llegar allí desde aquí; simplemente tienen que estar allí.

 

La mayoría de los humanos pasan toda su vida, y muchas, muchas, muchas, muchas vidas, a la espera de que su barco entre, y nunca lo hace, porque su barco únicamente puede entrar cuando ellos lo traigan.

 

Oh, ellos lo han imaginado, lo han creado, todo está allá afuera. Todo lo que han soñado está allá afuera, queridos amigos. Es real, pero no va entrar a su experiencia aquí en la Tierra hasta que lo hagan su experiencia en la Tierra, hasta que actúen como si fuera real. 

 

Así que ahora vamos a volver a esa hermosa realidad de nuestra última lección. Simplemente permítanse volver allí, a sentirla.

 

Están sentados en su hermosa sala de estar. Están mirando por la ventana. ¿Qué hay ahí afuera, queridos amigos?

 

El mundo ha cambiado. Las personas se llevan bien.

 

Pero más que eso, su mundo es perfecto. ¿Qué apariencia tiene, queridos amigos?

 

¿Cómo está decorada su sala de estar?

 

¿Qué tipo de auto hay en su garaje, o en la entrada de su casa?

 

¿Qué tipo de casa tienen? ¿Es una gran mansión en una colina?

 

Podría ser una casa rodante, una furgoneta que se desplaza. Podría ser cualquier cosa que deseen, queridos amigos, y puede ser que tengan más de una. ¿Qué apariencia tiene?

 

¿Quién está ahí con ustedes?

 

Recuerden que esta es su imaginación, queridos amigos. No tienen ninguna responsabilidad en su imaginación para con nadie más, ya que ellos son creadores también, y depende de ellos imaginar sus propias vidas.

 

Si se encuentran atascados en la preocupación de quién podrían o no incluir, entonces véanlos sin rostros.

 

¿Cómo se sienten, las personas en su imaginación, en esta maravillosa realidad? Las personas que están a su alrededor, ¿cómo se sienten? ¿Qué tipo de personas son?

 

No les den nombres ni caras en este momento. Simplemente imagínense cómo se sienten.

 

Oh, ustedes han estado viajando. Han recorrido muchos lugares.

 

O no, quizás no desean viajar. Quizás simplemente les encanta estar en casa.

 

Sea lo que sea, queridos amigos, ¿qué han estado haciendo desde que esta gran abundancia entró en su vida? ¿Qué han estado haciendo con ella?

 

¿Dónde han ido?

 

¿Cómo han estado pasado su tiempo?

 

¿Qué otras habitaciones tienen en esta hermosa casa?

 

¿Cómo son? ¿Qué hacen ustedes ahí?

 

Ahora vuelvan a su sala de estar. Es hora de elegir lo que van a hacer con el siguiente momento de su vida.

 

Quizás elijan comenzar una nueva aventura.

 

Quizás elijan simplemente sentarse ahí en su cómoda silla y mirar por la ventana.

 

¿Qué irán a elegir, queridos amigos, y por qué elegirían eso?

 

¿Cuál es la energía detrás de su elección?

 

¿Cuáles son las suposiciones en que la elección se basa?

 

Ahora vuelvan a su vida aquí en la Tierra.

 

¿Cuántas de esas suposiciones pueden traer de vuelta con ustedes?

 

¿Cómo se puede comenzar a tomar decisiones, y a actuar, desde el mismo lugar que eligen y actúan en ese maravilloso sueño?

 

No es una mentira, queridos amigos. Eso realmente existe, y es tan real como cualquier cosa que se encuentra ahora en su vida.

 

Únicamente está esperando a que ustedes lo elijan. Únicamente está esperando que ustedes empiecen a actuar como si fuera real, que empiecen a hacer las pequeñas decisiones diarias en su vida de la misma manera en que las hacen en esa vida.

 

Si ustedes fueran esa persona que se acaban de imaginar ser, ¿cómo serían diferentes, queridos amigos?

 

No estamos hablando en lo que gastarían el dinero, o las grandes decisiones que les gustaría hacer, porque esas no importan. Esas se encargaran de sí mismas. Lo que importa son las pequeñas elecciones, las que hacen en cada momento de cada día. ¿Cómo serían esas elecciones diferentes si fueran esa persona que se acaban de imaginar ser?

 

Ahora, ¿pueden empezar a vivir su vida desde ese lugar?

 

Cuando lo hagan, las cosas comenzarán a cambiar.

 

La mayoría de ustedes va a sentir a ese cambio iniciarse, y van a correr de nuevo a la vieja manera. Van a decir, ¿Ven? No funciona. ¡Casi fue un desastre!

 

Queridos amigos, la vida con la que sueñan es diferente a la vida que tienen, de lo contrario no estarían leyendo este libro o escuchando este programa ahora mismo. ¡Se requiere de un cambio!

 

Las actuales circunstancias de su vida, las cosas que están en su vida ahora mismo, y muchas de las personas, no caben en esa realidad. Simplemente no lo hacen, queridos amigos, y ustedes no las quieren ahí. Si quieren esa vida, tienen que permitir que el cambio se dé. No se puede tener ambas cosas, y si lo intentan los destrozará. 

 

Recuerden nuestra lección sobre la deconstrucción. Cuando cambian su realidad hay un periodo de caos, o aparente caos, y tienen que soltar lo viejo. Muchas personas se aferran tanto a lo viejo porque es todo lo que conocen. Les aterra la idea de perderlo, entonces se quedan atascados.

 

Entonces, ¿cuál es su elección, queridos amigos? ¿Cuánto desean esa maravillosa vida? ¿La desean lo suficiente como para dejar que las cosas de lo viejo se desvanezcan? 

 

Dicen, Pero necesito sujetarme de lo viejo hasta que lo nuevo llegue.

 

Y nosotros les decimos, queridos amigos, no puede suceder. Hay que soltar, porque las cosas viejas los sujetan a ustedes, queridos amigos.

 

Si están jugando un videojuego y quieren jugar un juego diferente, tienen que soltar al viejo, y todo en él. Tienen que detener el juego y comenzar uno nuevo, porque no pueden jugar los dos al mismo tiempo. Así que si desean traer esa nueva y maravillosa vida a su realidad, tienen que permitir que lo viejo se vaya.

 

Van a tener que dejar ir cosas que contienen recuerdos inolvidables. Pero queridos amigos, esos recuerdos son de lo viejo. Siempre van a ser parte de ustedes y siempre se puede volver a ellos, pero cuando se aferran a las cosas que constantemente se los recuerdan, esas cosas también constantemente los mantienen aquí en su vieja realidad.

 

Muchas de las personas en su vida están tan atascadas en sus viejas realidades que no van a ser capaces de unírseles en su nueva realidad, y van a tener que dejarlos ir. Pero queridos amigos, ustedes son un ser eterno e infinito, y también lo son ellos. En realidad ellos no van a ninguna parte, y habrá otras personas que entran a su vida que sí encajan en su nueva realidad.

 

Así que recuerden quiénes son, queridos amigos. Ustedes son el soñador.

 

Nada nunca se pierde, ya que todo era parte de su imaginación y siempre estará con ustedes. Pero si desean esa nueva realidad, tienen que permitir que lo viejo salga de su experiencia.

 

Se necesita mucha confianza. Se necesita mucha confianza en ustedes mismos.

 

Su mente va a gritar, Si hago lo que amo en este momento en lugar de hacer lo que tengo que hacer para ganarme el dinero para pagar mis cuentas a fin de mes, ¿qué me va a pasar? ¡Voy a perderlo todo! ¡Me voy a morir de hambre! ¡Seré un indigente en la calle!

 

No, queridos amigos, no lo harán. No a menos que elijan esa realidad. No a menos que empiecen a actuar así, y entonces lo harán. Pero no tienen que elegir esa realidad, queridos amigos.

 

El mundo que los rodea es un reflejo exacto y perfecto de su imaginación, y en particular de la parte de su imaginación que deciden exteriorizar.

 

¿Eligen ser indigentes? Si no, no lo serán.

 

¿Eligen morirse de hambre? No lo harán a no ser que lo elijan, a no ser que por medio de sus acciones y de sus pequeñas elecciones momento a momento lo hagan realidad.

 

Inhalen el cambio, queridos amigos, e inhalen esa nueva vida.

 

No salgan y compren un montón de cosas nuevas con su tarjeta de crédito, porque eso no es lo que haría esa persona que vive en ese maravilloso hogar. Esa persona sólo compraría algo con su tarjeta si ya tuviera el dinero para pagarlo, y cargarlo a su cuenta sería simplemente una conveniencia.

 

No, son las pequeñas elecciones, queridos amigos; son las pequeñas elecciones momento a momento de elegir cómo actuar en cada momento, y lo que deciden hacer en cada momento. Esas son las que hacen la diferencia.

 

Pónganse en contacto con esa persona que vive en esa casa maravillosa. Es ustedes, queridos amigos, y es absolutamente real.

 

¿Cómo es que actúa esa persona? ¿Cómo toman sus decisiones en cada momento de su día?

 

¿Cuáles son las suposiciones sobre las que basan esas elecciones?

 

Y permitan que su vida cambie. Si pierden su casa se debe a que hay una mejor que les espera, o quizás se deba a que necesitan mudarse con el fin de hacer algunas conexiones diferentes.

 

Su alma conoce todos los potenciales, queridos amigos, y todas las posibilidades. ¿Están listos para darle el control de su vida a su alma, a su esencia divina?

 

¿De dónde creen que vino ese maravilloso sueño? Su alma quiere vivir esa gloriosa vida también, queridos amigos. Quiere compartirla con ustedes. Quiere vivirla como ustedes. Nunca ha sido capaz de hacerlo por completo antes, y ahora puede. ¿Pueden permitir que eso suceda?

 

¿Pueden permitir que su alma maneje su vida? ¿Pueden confiar en sí mismos tanto?

 

¿Pueden tomar decisiones que los hagan felices en cada momento?

 

¿Pueden hacer las cosas que se sienten gozosas para ustedes en cada momento?

 

¿Pueden permitir que el futuro se encargue de sí mismo?

 

¿Pueden vivir para el gozo de este momento?

 

¿Pueden permitir que el cambio se produzca, para que la nueva realidad pueda entrar?

 

Somos completos.

 

Lección 33: Permitir y Gratitud

 

 

Queridos creadores, el cambio toma tiempo. Crear en su realidad lleva tiempo, y ustedes deben estar muy agradecidos por eso.

Imaginen por un momento, cómo sería si todos nuestros sueños se hicieran realidad en un instante. Oh, al principio creen que sería lo más maravilloso que ha pasado. Pero piensen de nuevo, queridos amigos, porque siempre hay dos lados para todo lo que sucede.

Para que un sueño se haga realidad, para que algo nuevo entre en su vida, algo viejo tiene que salir de su vida. De lo contrario, no habría espacio para él. Para que ustedes tengan una casa nueva su vieja casa tiene que irse, porque no pueden vivir en ambas a la vez. Para que ustedes puedan tener abundancia en su vida, su conciencia de carencia tiene que irse. Para que ustedes sean libres, su conciencia de ser una víctima tiene que irse.

Porque para un creador libre y soberano no hay lugar para ser una víctima, para la culpa de ningún tipo. No hay lugar para quejarse de la gente que los rodea, o del gobierno, o de esa persona que los traicionó. No hay lugar para eso en la vida de un creador, por lo que todo tiene que irse.

La mayoría de las personas en su vida ahora mismo están tan atrapadas en su propia conciencia de carencia, y de victimismo, que no serían capaces de participar en la vida de sus sueños. Por lo que tendrían que irse. Ellas ya no serían capaces de ser parte de su vida, o al menos no una parte importante, y sería muy probable que los juzgaran muy severamente. Oh, habrá otros que tomen sus lugares en su vida, otros seres maravillosos que entren y compartan la vida con ustedes. Pero queridos amigos, queridos humanos, ¡ustedes se apegan tanto a los seres individuales!

¿Qué harían si su familia ya no fuera parte de su vida? ¿Su madre, su padre, sus hermanos y hermanas, sus tías y tíos?

Oh, muchos de ustedes ya han estado lidiando con eso, pero, ¿qué harían si todos ellos los juzgaran, si tuvieran que separarse de ellos a fin de ser quienes son? ¿Para no tener que escuchar sus juicios y críticas todos los días?

Y queridos amigos, ¿qué me dicen de sus amigos? ¿Sus amigos más cercanos? ¿Qué me dicen de su pareja? ¿Qué me dicen de sus hijos? ¿Qué pasa si no son capaces de unirse a ustedes en la vida de sus sueños?

Porque cada uno, querido amigo, es un ser creador soberano, cada uno de ellos tiene su propio camino que transitar. Y pueden o no estar listos para despertar. Pueden o no estar listos para ser todo lo que son.

Así que hay una gran posibilidad, queridos amigos, de que al recuperar su creadorazgo y al crear la vida que sueñan, hay una gran posibilidad de que no vayan a ser parte de ella. O al menos, de que vaya a haber una gran distancia entre ustedes y ellos. ¿Cómo se sentirá eso, queridos amigos?

Y volviendo a nuestro punto de origen, ¿cómo se sentiría si todo eso sucediera a la misma vez, en un instante?

¿Cómo se sentiría  si en un momento, de repente todos se fueran todos?

¿Si de repente todos los que conocen ya ustedes no les gustaran, y su vida estuviera llena de extraños?

¿Qué pasaría si de repente su casa y todo lo conocido desapareciera, y en su lugar una hermosa casa nueva pero extraña, y en un lugar desconocido?

Verán, no sería muy divertido. Y es por eso que tan a menudo, cuando alguien  gana la lotería, destruye sus vidas y pronto terminan peor de lo que estaban antes. Porque muy pocos humanos pueden manejar esa clase de cambio. Es muy traumático, queridos amigos.

Y así, en esta lección deseamos hablar de permitir y de la paciencia.

Ustedes entendieron al crear esta realidad que los humanos no pueden cambiar en un instante, porque demasiado cambio, y todo el sistema humano sufre un colapso. La biología sufre un colapso. La conciencia humana, la mente, sufre un colapso. Así que crearon esta realidad con un desfase, para que no pudieran fundirse al crear demasiado nuevo demasiado rápido.

El desfase se está volviendo muy corto, queridos amigos. En comparación con lo que ha sido en el pasado es increíblemente corto ahora, pero todavía está allí. Y se quedará allí todo el tiempo que lo necesiten.

Por eso es que, queridos amigos, cuando entran en su imaginación y se imaginan esa maravillosa, hermosa, nueva casa y nueva vida, por eso es tan real como es, no entra en su realidad física, en sus dimensiones físicas inmediatamente. Comienza a cambiar a su realidad de forma gradual.

Ustedes cambian su conciencia poco a poco, porque eso es realmente todo lo que es, queridos amigos. El cambio va a suceder tan rápido como permitan que su conciencia cambie.

Se necesita mucha paciencia para  navegar la transición del sueño a ser el soñador. Se necesita mucho de permitir.

Los humanos son criaturas de costumbres, y las costumbres no cambian de la noche a la mañana. Es por eso que queremos que se enfoquen en las pequeñas elecciones en su vida, porque ésas son las que son tan habituales, y ésas son las que crearán las grandes decisiones. Pero se necesita tiempo y paciencia para cambiar un hábito. Toma conciencia, y se necesita permitir.

Permitir, queridos amigos, no es más que la aceptación absoluta y la confianza absoluta. Con el fin de cambiarse a sí mismos, tienen que aceptar quienes son. Con el fin de cambiar su vida, tienen que aceptar lo que su vida es. Tienen que permitir que sea exactamente como es, y tienen que confiar en ella. Tienen que confiar en ustedes, y en todo lo que son.

Tienen que confiar en que existe una buena razón para donde están en este momento, y tienen que confiar en que están exactamente en el lugar correcto en este momento. Tienen que confiar en que su cuerpo está haciendo exactamente lo que necesita hacer en este momento. Tienen que confiar en que su conciencia está justo donde debe estar en este momento, que la gente en su vida es la que necesitan que esté ahí en este momento, que es necesario tenerla allí en este momento.

Permitir se trata de aceptar y confiar en que todo es perfecto exactamente como es en este momento.

Oh, pero su mente grita, ¿Por qué querría hacer eso? Mira el desastre que mi vida es. ¡Mira el desastre que soy! Soy tan consciente de mi carencia que no tengo dinero. La vida es una lucha constante para sobrevivir, y no tengo el dinero para hacer las cosas que quiero hacer. Mira el desastre en que se encuentra mi cuerpo. Mira lo que pesa, o los achaques y dolores y enfermedades que carga. ¿Cómo puedo aceptar eso como perfecto?

Bueno queridos amigos, después de todo lo que han aprendido hasta ahora, ¿cómo no hacerlo?

Ustedes lo crearon por una razón. Ustedes crearon cada pedacito de ello por una razón, y hasta que no lo acepten, y confíen en ello, están atrapados. No se puede seguir adelante, porque hasta que no acepten todo lo que son y todo lo que han creado, están en guerra consigo mismos. Están luchando contra sus propias creaciones.

Hasta que  no acepten lo que es, ésas cosas en su vida, la carencia, el dolor, son tan grandes en su realidad que no pueden ver nada más. No pueden sentir nada más. Por lo que no tienen ninguna oportunidad, ningún espacio, para crear algo nuevo, porque el drama en su vida exige toda su atención, y eso es lo que siguen creando.

La solución, queridos amigos, es permitir. Absoluta aceptación y absoluta confianza en sí mismos, exactamente como son, y de su vida, exactamente como es.

Y paciencia, queridos amigos. Porque muchas veces escuchan estas palabras, o palabras parecidas – ustedes ya saben que son ciertas: Dicen, “Está bien, voy a aceptar, por ahora, esto que no me gusta.” Y entonces se habla de aceptarlo, por unos días, a veces, pero todavía está ahí. Y entonces vuelven a gritar de nuevo diciendo, “¡No funcionó! ¡Nada cambió! ¿Por qué no funcionó?”

Querido creador maravilloso, funcionó a la perfección. Debido a que realmente no lo estabas aceptando, estabas tratando de conseguir que cambiara. Creíste que un pequeño truco mental lo cambiaría. Creíste que si sólo tenías algunos pensamientos diferentes al respecto, cambiaría. No funciona, queridos amigos.

La verdadera aceptación significa acoger a lo que sea en su vida, exactamente como es. Sólo entonces va a cambiar. Sólo entonces se equilibrará. Sólo entonces tendrán su conciencia disponible para crear algo nuevo.

El camino del creador, queridos amigos, el camino del maestro, es el camino de permitir. Es el camino de permitir que todas las cosas sean exactamente como son. Es el camino de cambiar su propio punto de vista hasta que puedan ver la perfección de todo lo que es. 

No pueden simplemente decidir aceptar algo, queridos amigos. Eso es sólo un truco de la mente. Para aceptar realmente algo tienen que verlo de otra manera. Tienen que cambiar su propia perspectiva. Tienen que escucharse a sí mismos, y al mundo que los rodea, hasta que entiendan por qué está ahí, hasta que puedan ver la belleza y la perfección de ello.

Si deseas paz en la tierra, debes ser capaz de ver la belleza y la perfección incluso de la guerra y la violencia en el mundo. Sí, sabemos que esto es difícil de tragar, pero es cierto, porque las guerras y la violencia están ahí por una razón. Están llevando a cabo una función vital en la conciencia. Esa función está casi completa y se desvanecerá, pero sólo cuando las personas estén dispuestas a cambiar su perspectiva sobre ello, a ver más allá de la superficie, y a ver la perfección de ello exactamente como es.

Si quieren paz en la Tierra, queridos amigos, deben ser capaces de ver la belleza y la perfección incluso de la guerra y la violencia en el mundo. Sí, sabemos que es difícil de tragar. Pero es verdad, queridos amigos, porque las guerras y la violencia en el mundo están ahí por una razón. Están llevando a cabo una función vital en la conciencia.

Oh, esa función está casi completa y se desvanecerá, pero sólo cuando la gente esté dispuesta a cambiar su perspectiva sobre ello, a ver más allá de la superficie, y a ver la perfección de ello, exactamente como es.

Si quieres la paz en la Tierra, querido creador, tienes que crear paz dentro de ti. Si deseas ponerle fin a las batallas en el mundo, entonces tienes que dejan de luchar contra esas batallas. Y más que nada, tienes que dejar de luchar contigo mismo y con tus propias creaciones.

Así que saquen su cuaderno de nuevo, queridos amigos. Tómense su tiempo para mirar a su propia vida. Miren las cosas en su vida a las que se resisten, las cosas que les molestan. Vean si pueden sentir debajo de ellas. Vean si pueden sentir por qué podrían estar en su vida. Vean si pueden encontrar una manera de verlas de manera diferente. Vean si pueden encontrar una manera de sentir gratitud y apreciación por ellas.

Porque cuando se puede estar agradecido por incluso las cosas malas en su vida, o lo que llaman cosas malas, cuando se puede estar agradecido por ellas y no verlas como malas ya, sino simplemente como cosas que están ahí y que contienen regalos maravillosos para ustedes; cuando se puede sentir esa gratitud queridos amigos, su vida cambiará. Y más importante aún, su experiencia de vida va a cambiar, y el mundo que los rodea empezará a reflejar eso.

Un creador acepta todas las cosas exactamente como son. Un creador permite que todas las cosas sean exactamente como son. Un creador puede sonreír desde el fondo del corazón de él o ella, y estar lleno de gratitud por todo, exactamente como es.

Oh, he escuchado a mucha gente hablar de la importancia de la gratitud, y luego los llevan a estos ejercicios de pensar en todas las cosas maravillosas en su vida por las que pueden estar agradecidos. Y queridos amigos, eso es algo maravilloso. Es un lugar maravilloso para empezar.

Pero cualquiera puede hacer eso. Hace falta un maestro, hace falta un verdadero creador, para sentir gratitud por todo. No sólo por las cosas buenas, sino por todo.

Hace falta un maestro creador para sentir gratitud por las libras en su cuerpo, por la enfermedad que dice el doctor que tiene, por los achaques y los dolores que siente.

Hace falta un maestro creador para sentir gratitud por el poco dinero que tiene en este momento.

Hace falta un maestro creador para sentir gratitud por estar solo en este momento, y por no tener la pareja de sus sueños que los distraiga de este momento más preciado de toda su existencia.

Hace falta un maestro creador para mirar a la violencia y la agitación en el mundo y ver la perfección de ello, y para entender el increíble salto de conciencia que está facilitando.

Hace falta un maestro creador para mirarse a sí mismo, y mantenerse erguido y confiado y decir, ¡Yo soy un ser grandioso y magnifico y yo soy perfecto en todos los sentidos, EXACTAMENTE COMO SOY!

¿Están listos para ser ese maestro, queridos amigos? ¿Están dispuestos a ser un maestro creador?

Somos completos.

 

Lección 34: El Amor Más Grande

 

 

Queridos creadores, el amor más grande que se puede expresar a cualquier otro ser, es amarse a sí mismo. Es expresar su verdadero sí mismo.

 

El mayor servicio que se puede realizar para el mundo o para cualquier otro ser, es permitir que su verdadera expresión resplandezca.

 

Muy a menudo los humanos pasan por la vida viviendo la expresión de todos los demás, haciendo lo que otros quieren que hagan, diciendo las cosas que ellos piensan que los demás quieren oír. Y lo hacen en nombre del amor, y de no herir los sentimientos de la otra persona, y se entregan a sí mismos en servicio, pensando que, al hacerlo, benefician a la humanidad. Pero queridos creadores, es justo lo contrario.

 

Al renunciar a sí mismos para servir a los demás, en realidad toman más energía de ellos de la que les dan. Cuando se hace las cosas que otra gente desea, en lugar de lo que se quiere, en realidad se les está desempoderando a ellos y a ustedes. Cuando se dice las cosas que se cree que la otra gente quiere escuchar en lugar de hablar su verdad, se les roba energía a ellos y se establece una dinámica que tarde o temprano – y para ustedes, queridos creadores, será antes – dará lugar a mucho más dolor y daño que si simplemente se hablara su verdad en el momento.

 

Miren queridos creadores, cuando se está en su verdad, cuando se está en su propia expresión clara, cuando se permiten decir lo piensan y se hace lo que se dice, y cuando se opta por hacer las cosas que les sirven, entonces se le agrega energía al mundo. Se convierten en un faro brillante de plenitud, y en lugar de tomar energía, en realidad se da energía sin siquiera intentarlo.

 

El problema más grande que el mundo tiene en este momento es que muchas personas están tan enfocadas en todos los demás, en lugar de sí mismos. Cuando se enfocan en cuidarse, en vivir para ustedes; cuando se vuelven lo suficientemente egoístas para ponerse en primer lugar, para decir las palabras que quieren ser dichas, que ustedes quieren decir, y para hacer las cosas que les traen a ustedes gozo, le servirán al mundo más profundamente de lo que alguna vez le han servido en todas sus vidas en la Tierra.

 

Cuando le dicen su verdad a la gente que los rodea, sí, puede ser que se enojen. Algunos de ellos podrían salir de su vida. Pero querido creador, si ese es el caso ellos ya no pertenecen a su vida, y es hora de dejarlos ir. De lo contrario, vas a crear miseria para ti y para ellos.

 

Sin embargo, la mayoría, después de su enojo inicial de que ustedes ya no los alimentan, haciendo lo que quieren que hagan o diciendo lo que quieren que digan, van a empezar a verlos en una nueva luz, y se sentirán más atraídos a ustedes.

 

A todo el mundo le gusta una persona que está llena de sí misma, que puede decir su verdad; que dice su verdad sin titubeos, y que vive desde un lugar de gozo y no desde un lugar de servicio y de cuidar de los demás.

 

A la gente le gusta la gente así. Se sienten atraídos a ellos, porque se sienten bien a su alrededor. No se sienten agotados a su alrededor, porque esa persona no se alimenta de su energía. Quieren estar cerca de ellos, porque esa persona es un brillante ejemplo para ellos.

 

Deben recordar, queridos creadores, que cada persona es un creador ellos mismos, lo sepan o no, y están creando su propia experiencia, sea lo que sea.

 

Cuando ustedes juegan a sus deseos, cuando se inhiben con el fin de proteger sus sentimientos, cuando renuncian a lo que quieren debido a lo que ellos quieren, se niegan no sólo su propio creadorazgo, sino el suyo también. Están metiéndose en la mentira de que tienen algún poder para crear en su experiencia o que ellos tienen algún poder para crear en la suya.

 

Queridos amigos, sólo hay una manera de mantener una relación verdaderamente sana con los demás, y es soltar esa relación todos los días.

 

Se debe hacer su relación con ustedes su relación primordial, porque sólo entonces se puede ser el creador que se estaba destinado a ser, y sólo entonces se puede verdaderamente amar a otra persona. Y sólo entonces se puede ser de cualquier servicio significativo para el mundo.

 

Oh, muchos de ustedes se opondrán. Muchos de ustedes ven las relaciones a su alrededor que parecen lo suficientemente sanas, y las personas involucradas están totalmente comprometidas a servir a los demás. Pueden haber experimentado una relación como esa en su vida, pero, ¿cómo está funcionando ahora, queridos amigos?

 

Miren, una relación como esa puede funcionar en el sueño hasta cierto punto, donde ambas personas son inconscientes y están dormidas, donde el objetivo principal de la relación es la compañía y la perpetuación de la especie. Pero aún así no funciona del todo bien, y ellos sólo pueden permanecer en ella porque están demasiado dormidos para que les importe o para hacer algo diferente.

 

Probablemente han notado que no ha estado funcionando muy bien en su vida últimamente. Eso se debe a que se está despertando, y ya no se pueden relacionar con los demás desde un lugar de estar dormidos o de la manera en que lo hicieron cuando estaban dormidos. Se debe hacer primordial a su propia relación con su propio sí mismo, y se debe tratar a la relación con el cuidado, el respeto, y la consideración con los que se habría tratado a una relación con su amante más querido en el pasado.

 

Dicen, Bueno, ¿y qué pasa con los grandes santos, personas como la Madre Teresa y otros, que pasaron sus vidas dando desinteresadamente a los demás?

 

Queridos amigos, ellos estaban viviendo una parte maravillosa del juego. Estaban viviendo una maravillosa experiencia, y participando en las experiencias de todos los demás, pero la verdad permanece: estaban tomando tanto o más energía de aquellos a quienes sirvieron de lo que dieron. No era visible en la superficie, pero lo hacían, y si se mira más profundamente se puede ver. Aquellas  queridas almas, muchas de ellas pasarán por muchas vidas más a medida que aprenden a volver a casa a ellos mismos, y entonces van a servirle a la humanidad de una manera mucho más grandiosa de lo que alguna vez lo hicieron.

 

Así que queridos creadores, el amor más grande es amarse a sí mismos. Y como dice la maravillosa canción, el amor más grande que se puede enseñar a sus hijos es que se amen a sí mismos, que sean leales a sí mismos por encima de todo.

 

El amor más grande que le pueden mostrar a cualquier otro, y el mayor servicio que pueden realizar para el mundo, es amarse a sí mismos, es ser leales a sí mismos, es vivir para sí mismos, es poner sus propias necesidades por encima de las necesidades de cualquier otra persona.

 

Ustedes saben lo que les dicen cuando se suben a un avión. Les hablan de las máscaras de oxígeno, les dicen que si ésas máscaras llegan a caerse, que hay que ponerse la propia antes de ayudar a otro a ponerse la suya. Deben ponerse su máscara incluso antes de ponerle la máscara a su hijo, porque si no lo hacen es probable que ambos mueran. Porque si no cuidan de sí mismos primero, es muy probable que no serán capaces de cuidar de los otros.

 

Pues lo mismo es cierto en toda la vida, queridos amigos. Si no cuidan de ustedes primero no tienen nada que darle al mundo, o a la gente querida a su alrededor. Y terminarán, terminan, robando más energía de ellos de la que dan.

 

Oh, todos han visto a personas que son realmente egoísta, que van por la vida engrandeciéndose a sí mismos, haciéndose mejor que todos los demás. Y no estamos hablando de eso, queridos amigos.

 

Esas personas se sienten tan pequeñas y tan inseguras que la única manera que conocen para sentirse mejor acerca de sí mismos es alimentarse de la energía de los demás, de hacerse parecer importante. Y no estamos hablando de eso.

 

De eso no se tratan ustedes, queridos amigos. Si están resonando con este material, entonces están mucho más allá de eso, y conocen la diferencia.

 

Un creador comprende su grandeza, y la grandeza de todos a su alrededor. Un creador no tiene necesidad de hacerse más importante que nadie más. Un creador simplemente se hace cargo de él o ella misma, y se yergue confiado en su propia grandeza. Y desde ese lugar un creador puede ver la grandeza de todos, sin importar el tipo de experiencia que están creando.

 

Un creador puede mirar a la persona que está en el más bajo de los lugares y ver a Dios. Un creador puede mirar a esa persona con tanta compasión que él o ella pueden permitir que esa persona tenga su experiencia.

 

La verdadera compasión, queridos amigos, no es lástima. No se trata de unirse a una persona en su desdicha, y no se trata de intentar cambiarlos o intentar arreglar su vida. La verdadera compasión ve a Dios en la otra persona. La verdadera compasión ve el creador que es esa persona y celebra la grandeza de su creación, aunque no sea la creación que ustedes elegirían.

 

Esa persona puede estar creando gran desdicha para sí misma, pero esa es su elección, queridos amigos. ¿Pueden dejarlos que la tengan? ¿Pueden dejarlos que tengan la experiencia que ellos han elegido?

 

Al tratar de arreglarla para ellos únicamente la refuerzan, y les roban su energía y los llevan aún más bajo. Cuando vuelven a sí mismos, recuerden quienes ellos son realmente, y permítanles la libertad de tener su miserable pequeña experiencia, entonces ustedes se convierten en un ejemplo para ellos. Ustedes se convierten en un faro de esperanza, y en un recordatorio, de que se puede hacer una elección diferente. Puede que ellos no lo hagan en esta vida. Pero hará una diferencia, queridos amigos, y su próxima vida será diferente debido a ello.

 

El amor más grande que se puede expresar a cualquiera, en cualquier lugar, desde su amante más querido a toda la humanidad, es cuidar de su propia creación; es volver a casa a ustedes; ser su propio soberano, sí mismo divino; vivir su vida para ustedes y para nadie más.

 

Algunos de ustedes dirán, “Eso suena maravilloso, pero tengo hijos y no puedo hacer lo que quiero porque tengo que cuidarlos.” O tal vez hay alguien más que depende de ustedes, y que tienen que cuidar en lugar de a sí mismos.

 

Y queridos amigos, tenemos que decirles que al hacer esa elección, no les están haciendo ningún favor a sus hijos o a esas otras personas. De hecho, les están robando su energía con el fin sentirse mejor consigo mismos, con el fin de sentir que son una buena madre o un buen padre, o una buena persona.

 

Queridos amigos, sus hijos serán mucho más felices, y crecerán para ser personas más fuertes, si dejan de ponerlos delante de ustedes. Puede ser que a ellos no les guste, pero la verdad es, queridos amigos, que a los hijos les gusta mucho menos cuando sus padres renuncian a sus vidas por ellos. ¡Y oh, ellos lo saben! Y les hace sentirse desdichados consigo mismos.

 

Ellos quieren verlos en su plenitud. Quieren verlos viviendo su vida por ustedes. No quieren verlos viviendo su vida por ellos, porque entonces se sienten responsables de su sufrimiento. Y entonces se perpetúa ese sufrimiento, querido amigo. Se lo pasan a ellos. Les enseñan a poner a otros delante de ellos, y luego  ellos le pasan ese sufrimiento a sus hijos.

 

Oh, tan a menudo la gente decide quedarse en la desdicha. Eligen permanecer en relaciones desdichadas, o en trabajos desdichados, debido a sus hijos. Dicen, “Hay que esperar hasta que nuestros hijos crezcan para divorciarnos, o para conseguir un trabajo nuevo, porque los niños necesitan esa seguridad.”

 

Queridos amigos, están haciendo a sus hijos desdichados. En su corazón de corazones preferirían mucho más que ustedes se divorcien, para que pueda haber paz en la casa y para que puedan interactuar con ambos padres en un entorno tranquilo. Y preferirían mucho más correr el riesgo de no tener suficiente dinero, o incluso comida suficiente que verlos desdichados en su trabajo.

 

Queridos amigos, ¡no les están proporcionando seguridad! Se están proporcionando una ilusión de seguridad para ustedes, y están alimentando su propio sentido de indignidad con la energía de ellos.

 

Es hora de volver a ustedes.

 

Cuando se es leal a sí mismo, cuando se hace lo que se tiene que hacer para cuidarse, entonces son un ejemplo para sus hijos. Ellos son creadores también, queridos amigos, y van a crear lo que necesitan en la vida sin su ayuda.

 

Cuando se comienza a ser el creador que se es, cuando se comienza a amarse a uno mismo más de lo que se ama a sus hijos, sólo entonces se estará realmente amándolos a ellos.

 

Y cuando se hace esa elección, queridos amigos, las cosas saldrán bien. Hemos  hablado de ello antes.

 

A la seguridad que se piensa que se están aferrando ahora es una ilusión. Hay un millón de cosas que podrían salir mal en cualquier momento que se los quitaría todo.

 

Cuando se vuelven a sí mismos encontrarán la seguridad real. Pueda que no sepan lo que va a ocurrir de un momento a otro, y pueda que no sepan cómo van a pagar sus cuentas o cómo se va a comprar la comida de un momento a otro. Pero siempre estará ahí, queridos amigos. Cuando se vuelven a ustedes, cuando se empieza a expresar a su verdadero sí mismo, las cosas cambiarán. Pero lo que se necesita siempre estará ahí.

 

Eso es seguridad real, queridos amigos, ya que no depende del mundo exterior. Y no hay nada que pueda salir mal a menos que se vuelva su atención hacia el mundo exterior.

 

Así que vuelvan a ustedes, queridos amigos. Enamórense de ustedes. Expresen su verdadero sí mismo, y si no se puede hacer eso donde están ahora mismo, entonces vayan a otra parte.

 

Si no se puede expresar a ustedes en el trabajo que tienen, entonces encuentren un trabajo diferente, o inicien un negocio, o cambien su enfoque a lo que sea que les trae gozo. Podría ni siquiera ser un trabajo o un negocio, y queridos amigos no importa, porque cuando se está expresando a sí mismo sus necesidades serán satisfechas. ¡Su alma se encargará de ello!

 

Cuando se está haciendo activamente lo que les trae gozo, se les guiará. Y de alguna manera, de formas que nunca esperaron, nunca soñaron que fuera posible, las cosas les llegan. El dinero les llegará. Todas las cosas que se necesitan simplemente aparecerán en su vida, y ustedes estarán bien. Sus hijos estarán bien. ¡Pero tienen que dar la cara por ustedes!

 

Y queridos amigos, no estamos diciendo estas cosas como ángeles que no tienen experiencia en la Tierra. Sólo pregúntenle a John, el autor de este material. Él ha vivido muchas, muchas, muchas vidas en la Tierra, y él está hablando su propia verdad que ha aprendido con la experiencia. Muchos de los que le estamos ayudando con este mensaje hemos estado en la Tierra, hemos descubierto nuestro propio creadorazgo, y sabemos cómo es.

 

Y ahora hay muchos otros en la Tierra que les dirán lo mismo, que el amor más grande que existe, el amor más grande que se le puede mostrar a cualquiera, es amarse así mismo. Es vivir para sí mismos.

 

Porque cuando lo hacen se abren a todo lo que son. Se alimentan desde el interior, así que ya no necesitan la energía de los que los rodean. Entonces su alma, su esencia divina, entra y se une a ustedes aquí, y todo lo que se necesita simplemente llega. En el momento en que se necesite, está ahí.

 

Hay muchas personas en la Tierra que pueden dar fe de ello, queridos amigos, a la verdad de eso, y no son más especiales que ustedes. No son más grandiosos que ustedes. No tienen capacidades o habilidad más allá de las que ustedes tienen. Son sólo humanos, queridos amigos, y están aprendiendo a amarse a sí mismos. Y muchos de ellos ni siquiera son mejores en eso que ustedes. Ellos simplemente han hecho una elección.

 

Porque eso es realmente todo lo que se necesita. Simplemente hacer la elección, y luego vivir esa elección.

 

¿Están listos, queridos amigos? ¿Están listos para ser quienes son? 

 

¿Están listos para expresar el amor verdadero, el amor real?

 

El amor más grande, más verdadero, más real que existe es la expresión de un creador divino como tú.

 

Somos completos.

 

Lección 35: Elegir La Vida

 

 

Queridos creadores, hemos cubierto una gran cantidad de territorio. Hemos hablado de cómo la recuperación de su creadorazgo se trata muchísimo de enamorarse de ustedes. Hemos hablado de cómo la recuperación de su creadorazgo se trata de aceptarse, y de confiar en ustedes, y de cómo se trata de la aceptación de todas las cosas como son. Hemos hablado de cómo su alma, su esencia divina, quiere entrar y unirse a ustedes el humano, aquí mismo en su cuerpo, aquí en la Tierra.

 

Porque queridos amigos, aquí es donde está la vida. No hay lugar en todo el universo, en todo el omniverso, como la Tierra. No hay lugar como este, donde se puede entrar en un cuerpo y realmente estar vivo.

 

Oh humanos, ángeles, desde que por primera vez vinieron a la Tierra han querido irse, han querido irse a casa. Se sintieron tan desdichados aquí, tan constreñidos, y tan impotentes, y siempre han creído que cuando uno muere se irían a casa y se reunirían con todo lo que son. Pero queridos amigos, así no es como funciona, porque no hay ningún hogar al cual regresar. 

 

Verán, cuando estallaron en un billón de billón de ustedes y partieron a descubrirse a sí mismos, no se dividieron en billones de billones de pedazos. En lugar de eso se expandieron en un billón de billón de ustedes. Así que ya ven, no hay ningún ustedes fragmentado al cual regresar. No hay ningún hogar fragmentado al cual regresar. No hay ninguna unicidad a la cual regresar, porque tú, querido creador, contienes todo eso en tu interior, y no es lo mismo que lo que está contenido dentro de otro.

 

Porque cuando ustedes se expandieron, cuando Todo Lo Que Era se expandió en un billón de billón  de sí mismo, cada uno se convirtió en su propi ser, su propia conciencia. Y así como nunca pueden entrar de nuevo al vientre de su madre, así nunca pueden volver a lo que era.

 

Pero tú querido creador, después de que saliste del hogar, después de que dejaste a Todo Lo Que Era, sí te fragmentaste. El ser único que es tú empezó a fragmentarse a sí mismo. Dejaste una gran parte de ti oculta en otro reino, en un capullo por decirlo así, para mantenerla a salvo mientras te marchabas a tu viaje, y para mantener un equilibrio para ti para que no te perdieras. A eso le llamamos tu esencia divina. Pero queridos amigos, es suya. No le pertenece a nadie más. Ellos tienen la propia.

 

Cuando vinieron a la Tierra dejaron otra parte de ustedes en los reinos no físicos que rodean a la Tierra; se podría llamar a eso su alma. Es importante señalar que las definiciones son sólo parcialmente ciertas, porque no hay palabras que puedan describir adecuadamente la realidad de ustedes. Ustedes son un ser infinito de conciencia, y las palabras son físicas y limitadas.

 

Así que se fragmentaron una vez más. Cada vida que han pasado en la Tierra, en cierto sentido, es otro fragmento de ustedes. Cada uno, en cierto sentido, es su propio ser. Es una parte de su propia conciencia. Es una parte de quienes ustedes son.

 

Como un creador continuamente están creando aspectos de sí mismos. En cierto sentido se les podría llamar fragmentos de sí mismos. Ustedes los crearon para manejar los diferentes aspectos de su vida: Tienen un aspecto que va a trabajar; tienen un aspecto que es el amante. Tienen muchos aspectos de ustedes, queridos amigos, y cada uno maneja una parte diferente de su vida.

 

Es algo maravilloso ser capaz de crear aspectos, pero de vez en cuando uno de ellos se separa de ustedes. Por alguna razón, quizás por un trauma, quizás porque  a ustedes no les gustó o sus resultados, o por cualquier otra razón no logra reintegrarse a ustedes cuando su propósito se completó. Hay algunos aspectos que ustedes crearon y que enviaron a explorar a algún aspecto de la vida, a explorar a algún otro reino, y ese aspecto se perdió y no pudo encontrar su camino de vuelta.

 

Así que ven queridos amigos, hay muchos, muchos, muchos fragmentos de ustedes, y ahora ha llegado el momento de que los traigan a todos a casa. Oh, creyeron que esta sería como cualquiera de sus vida, que al morir volverían a su alma y serían plenos una vez más. Pero queridos amigos, así no es. En esta vida, si lo eligen, se trata de la reintegración de ustedes mismos.

 

La parte de ustedes a la que se unen cuando mueren no es el ustedes total. Es la parte de ustedes que dejaron en los reinos que rodean a la Tierra, para que mantuviera un equilibrio para ustedes mientras estaban en la Tierra, pero no es el ustedes total. Está conectado al resto de ustedes. Está conectado a todas esas vidas, a todos esos aspectos de ustedes, y está conectado a su esencia divina, a su espíritu.

 

No queridos amigos, la integración pasa aquí en la Tierra. Y le pueden preguntar a cualquiera de los Maestros Ascendidos, a cualquiera de los seres que verdaderamente han recuperado su propia divinidad, su propio creadorazgo, y ellos les dirán lo mismo: lo hicieron aquí en la Tierra.

 

Verán, la Tierra fue un gran experimento, y ha tenido éxito más allá de las expectativas más locas de cualquiera y mucho más allá de cualquier otro experimento que fuera probado. Por lo que es aquí queridos amigos, aquí en la Tierra, que recuperan su creadorazgo, que recuperan todo lo que son. Luego se moverán hacia otros reinos, pero como un ser completamente diferente de lo que alguna vez han sido; como un maestro soberano. Como un creador completo.

 

Así que queridos amigos, ha llegado el momento. Si optan por recuperar su creadorazgo en esta vida, entonces ha llegado el momento de dejarse estar vivo aquí en la Tierra.

 

Ustedes han pasado la mayor parte de su existencia en la Tierra intentando escapar, anhelando el reencuentro con su creador, consigo mismos. Pero queridos amigos, ese reencuentro va a pasar cuando se deje de intentar escapar, cuando se elije estar vivos, vivir y experimentar la vida aquí mismo, ahora mismo, en su cuerpo, en la Tierra. 

 

Es por eso que no enseñamos la meditación. Oh, puede ser algo maravilloso. Les puede ayudar a volver a ustedes, a sentir su esencia, a serenarse cuando están estresados. Pero por lo general también se trata de dejar su cuerpo, de marcharse a otras dimensiones, de desconectarse de su vida aquí en la Tierra. Y queridos amigos, queremos que regresen de nuevo a esta vida, a vivirla plenamente. 

 

Queremos que expandan su conciencia mientras están plenamente conscientes y presentes en su cuerpo y en su vida. Porque cuando se recuperan a sí mismos, cuando integran todo lo que son, se darán cuenta de los otros reinos. Serán capaces de expandir su conciencia hacia fuera a ellos y al mismo tiempo mantenerse plenamente presentes, plenamente despiertos y alertas e inmersos en su vida humana.

 

Su alma, su espíritu, quiere entrar y experimentar la vida con ustedes, como ustedes, pero no puede hacerlo cuando están tratando de alejarse de la vida, cuando se están escondiendo de la vida y huyendo de su experiencia.

 

Sus aspectos, todos esos aspectos fragmentados de ustedes, quieren volver a casa. Pero no pueden volver a casa hasta que se haga un espacio seguro para ellos. Muchos de ellos están asociados con la Tierra, sus otras vidas. Todos los fragmentos que crearon durante esas vidas, todos siguen ahí. Sus energías están atrapadas en la tierra. Están atrapados en los reinos cercanos a la Tierra.

 

Ellos necesitan que ustedes estén plenamente arraigados en la Tierra. Necesitan que ustedes estén plenamente inmersos en estar vivos en la Tierra antes de que puedan volver. Necesitan que ustedes estén aceptando todas las cosas como son, porque estarán trayendo un montón para que ustedes acepten.

 

Así que queridos creadores, si quieren recuperar todo lo que son, si quieren ser el creador que son, entonces ha llegado el momento de elegir la vida, de elegir estar vivo aquí mismo en la Tierra, de elegir participar en su vida en vez de tratar de escapar de ella.

 

Es hora de dejar de tratar de ser “espiritual,” queridos amigos, porque ustedes son espiritual y no pueden evitarlo. Es hora de enfocarse en ser humano. Es hora de dejarse disfrutar de los placeres de ser humano.

 

No hay otro lugar en ninguna parte donde pueden experimentar estar en la biología igual que se puede como un humano. No hay otro lugar en ninguna parte donde pueden tocar a otro ángel igual que se puede como un humano. No hay otro lugar en ninguna parte donde pueden experimentar el placer de comer alimentos, o de ser tocados, o de hacer el amor, o de bailar, o de todos esos maravillosos placeres de la vida humana. Tampoco hay otro lugar donde pueden experimentar el dolor igual que se puede como un humano, y desde su perspectiva de ángel eso es una experiencia tan increíble como cualquier otra cosa.

 

No hay otro lugar como la Tierra, queridos amigos. Todavía no. Hay algunos lugares nuevos que se están creando mientras hablamos, en la imagen y el patrón de la Tierra, y algunos de ustedes van a ir ahí como maestros, porque todos los ángeles quieren lo que ustedes han descubierto queridos amigos, y sólo hay una manera de conseguirlo. Y ahora mismo, la Tierra lo es.

 

Así que, ¿están listos para estar vivos en la Tierra?

 

¿Están listos para dejar de tratar de escapar, e inhalar la vida aquí mismo en la Tierra?

 

¿Están listos para participar plenamente en la experiencia de ser humano?

 

Cuando lo hacen, queridos amigos, su vida cambiará. Comenzarán a descubrir un aspecto completamente nuevo de la vida que nunca han conocido. Descubrirán una profundidad de belleza, y una especie de compasión, y un gozo que nunca han conocido.

 

Así que inhálenlo, queridos amigos. Inhalen la vida, exactamente como es, aquí mismo, ahora mismo.

 

Somos completos.

 

Lección 36: Háganse el Amor a Sí Mismos

 

 

Queridos creadores, cuando se enamoran de otra persona, una de las maneras más maravillosas de expresar ese amor es a través del intercambio de cariño, a través  del tacto, a través del cariño físico. Y eso, queridos amigos, es una de las expresiones más grandiosas y más profundas de ustedes que hay, y no hay ningún lugar donde puedan hacerlo como lo pueden hacer aquí en la Tierra.

Oh, como ángeles pueden compartir sus energías, pueden fusionar sus energías. Pero no es lo mismo, queridos amigos. No es lo mismo que ser capaces de tocar a otra persona, de ser tocados por otra persona.

En otras lecciones hemos hablado de lo importante que es enamorarse de sí mismo, de enamorarse tanto de sí mismo que ya no importa si hay otra persona en su vida o no, y muchos de ustedes se han opuesto a eso. Muchos de ustedes se han entristecido por eso, porque dicen, “Puedo aceptarme. Puedo amarme de muchas maneras, pero necesito ser tocado. Necesito que otra persona me abrace.”

Queridos amigos, es hora de hacer eso por ustedes mismos. Y ustedes pueden.

Oh, el humano se rebela, porque el humano no está acostumbrado a eso, y se les ha enseñado a través de muchas, muchas, muchas vidas que está mal. Pero queridos amigos, si se quiere ser un creador, si se quiere ser todo lo que son, si se quiere integrar a todo lo que son y estar vivos, totalmente vivos como el ser creador soberano que son, si se quiere recuperar su creadorazgo y crear la vida de sus sueños, entonces es hora de voltear ese cariño a su propio sí mismo. Porque hasta que no se haga son limitados, y dependen de otros.

Pueden haber notado cómo otros se alejan de su necesidad de ser tocados, de su necesidad de lo que sea que sienten que necesitan de ellos. Es porque ustedes están robando su energía, queridos amigos.

Ustedes tienen en su interior todo lo que necesitan, y todo lo que quieren, incluyendo la capacidad de tocarse.

No estamos diciendo que no es bueno ser tocado por otro, o tocar a otro. ¡Es algo maravilloso! Pero se vuelve mucho más maravilloso cuando ya no se necesita. Se  convierte entonces en un intercambio real, en lugar de un robo de energía.

Así que tómense un tiempo, queridos amigos. Inténtenlo.

Tómense su tiempo para estar consigo mismos. Tomen un baño caliente. Acuéstense en su cama o dondequiera que se sientan cómodos, cuando no hay nadie, y simplemente tóquense. Acaríciense. Dense a sí mismos el afecto y el cariño que le darían a su amante más querido. 

Acaríciense tiernamente, desde su cabeza hasta abajo a sus pies, de la forma en que sueñan ser acariciados y tocados por un amante. Se sorprenderán, queridos amigos, cuando se dejan hacerlo. Se sorprenderán de lo bien que se siente.

Su mente puede estar diciendo, “Oh, lo he intentado, y no funcionó. No me hizo nada.”

Pero, ¿realmente lo intentaron, queridos amigos? ¿Realmente se tomaron el tiempo, por lo menos una hora, para simplemente estar consigo mismos, y tocarse con afecto y cariño, para tocarse de la misma manera que tocarían a un amante?

Inténtenlo, queridos amigos.

La verdad es que va a hacer más por ustedes que cualquier otra cosa. Es una de las cosas más profundas y poderosas que pueden hacer para sanar su cuerpo. Es una de las cosas más profundas que pueden hacer para sanar su alma, y su corazón, para sanar las heridas de su vida, y de todas sus vidas, para sanar las heridas de sus aspectos, y para hacer un espacio seguro al que ellos vuelvan a casa. 

Queridos amigos, cuando se toman el tiempo para expresarse amor de la misma manera que se lo expresarían a su amante, su ser entero va a responder. Cambiará su vida, y encontrarán ese lugar en el que están enamorados de sí mismos, y en el que realmente no importa si tienen a otro humano en su vida o no.

Y desde ese lugar atraerán a otros que se han enamorado de sí mismos. Y desde ese lugar serán capaces de bailar con ellos, y de compartir con ellos de formas de que nunca antes soñaron; de maneras que son plenas, que no son necesitadas; de maneras que se tratan de vivir aquí mismo y ahora mismo. 

Pero en primer lugar queridos amigos, antes de poder crear la relación de sus sueños, tienen que enamorarse de sí mismos. De lo contrario, sólo van a crear otra relación necesitada que, tarde o temprano acabará en el desastre y la decepción.

Sí, entendemos que la vida es maravillosa cuando se tiene una pareja. Hemos estado allí, muchas, muchas, muchas veces, y es difícil para el humano comprender la forma en que podría ser incluso mejor con uno mismo como su pareja, cómo podría haber un lugar donde realmente no importa si se tiene una pareja humana o no. Pero queridos amigos, podemos decir por experiencia propia, que es un lugar magnifico para estar. 

Ahí es donde se comienza a experimentar todo lo que son, donde se comienza a experimentar su creadorazgo.

Ahí es donde se comienza a experimentar su completitud, y ahí es donde se puede tener un tipo de relación completamente nueva con otro ser.

Y ahí es donde su cuerpo puede equilibrarse de nuevo.

Queridos amigos, su cuerpo es un aspecto de ustedes. No es ustedes, pero es un aspecto de ustedes, al igual que su mano o su pie es un aspecto de ustedes. En esta vida, si lo eligen, si optan por recuperar su soberanía y su creadorazgo en esta vida, tendrán la opción de llevarse su cuerpo con ustedes cuando se vayan. Oh, no va a mantener su forma física, ya que sólo hay necesidad de ello en la Tierra, pero la energía de ello se va con ustedes. No se quedará atrapada en la tierra como lo ha hecho en sus otras vidas. Se irá con ustedes, y serán capaces de regresar a la tierra en cualquier momento que lo deseen y re-crear su cuerpo en un instante.

Pero antes de que eso pueda pasar, queridos amigos, hay que hacer las paces con su cuerpo. Si su cuerpo tiene libras de más en él se debe a que está tratando de protegerse, porque no se siente  seguro o no se siente amado. Si su cuerpo tiene enfermedades, y dolores y achaques dentro de él, se debe a que no se siente seguro o amado. Se debe a que ustedes no están optando por la vida. Se debe a que ustedes todavía están tratando de escaparse de la vida y su cuerpo los está obligando, y está muriendo lentamente.

Así que, queridos amigos, la solución es amar a su cuerpo. La solución es tratar a su cuerpo con el afecto y el cariño con el que tratarían a su amante. La solución es tomarse un tiempo para hacerse el amor a sí mismos

Y no estamos hablando de tener relaciones sexuales consigo mismos. Que puede ser una parte maravillosa de ello, pero así como eso no puede ser la única parte de hacerle el amor a otra persona, tampoco es la única parte de hacerse el amor a sí mismos.

¿Cuándo fue la última vez que se tomaron el tiempo para acariciarse, para apapacharse, hasta para besarse y abrazarse a sí mismos, de la forma en que lo harían con un amante?

¿Cuándo fue la última vez que se tomaron el tiempo para acariciar su propia cara? ¿Para acariciar sus brazos y sus piernas, y el resto de su cuerpo, de la forma en que acariciarían a un amante?

Probablemente nunca lo han hecho, queridos amigos. La mayoría de las personas no lo han hecho.

Cuando lo hagan, va a traer problemas, porque se les ha enseñado a través de eones de tiempo y muchas, muchas, muchas vidas que es malo. Se les ha enseñado que su cuerpo es malo, que la carne es mala. Se les ha enseñado que está mal, y que es peligroso, tocarse, o amarse de modo alguno.

Pero queridos amigos, esta única cosa es la clave. Es el secreto para recuperar su creadorazgo, para ser todo lo que son.

Esta única cosa, hacerse el amor a sí mismos en todos los sentidos, es la única cosa que hará más que cualquier otra cosa para transformar su vida, para sanar su cuerpo, para traer gozo a su vida, y para convertir la vida que sueñan en una realidad. Esta única cosa, más que nada, va a crear un espacio seguro para que su propia esencia divina entre, esté con ustedes, sea ustedes.

Es muy difícil, queridos amigos, enamorarse de alguien y no ser capaz de hacerles el amor. Se crea un desequilibrio en ustedes y en su vida. Se crea una dinámica energética que está desequilibrada, y que a la larga crea problemas. Estar enamorado es un estado maravilloso de ser humano, pero tiene que expresarse. Y lo mismo es cierto de estar enamorados de sí mismos, queridos amigos. 

No se pueden enamorar realmente de sí mismos, o permanecer enamorados de sí mismos, a menos de que se hagan el amor a sí mismos. Y no se puede ser el creador que son, no se puede recuperar su pleno creadorazgo, a menos de que se pueda estar enamorado de sí mismo, porque hasta ese momento seguirán estando fragmentados. Sus aspectos no pueden volver a casa. Su alma y su esencia, su espíritu, no pueden unirse a ustedes, fusionarse con ustedes, hasta que puedan estar enamorados de sí mismos, hasta que puedan amar todo sobre ellos. Su cuerpo no se puede sanar, no totalmente, hasta que puedan amarlo.

Todo su ser anhela su amor, queridos amigos, y hacerse el amor a sí mismos es la manera más profunda que se pueden dar a sí mismos su amor. Es sin duda la clave de su creadorazgo y de todo lo que son, y de más gozo y más satisfacción en su vida de lo que alguna vez siquiera soñaron. Y lo crean o no, es también la clave para atraer a la pareja de sus sueños; la que no los necesita, pero que puede compartir su vida con gran gozo. Pero primero tiene que ser ustedes, queridos amigos. Primero tiene que ser ustedes.

Así que tomen una hora, no con otra persona, y eso es muy importante. No se puede compartir hacerse el amor a sí mismo con otra persona, por lo que cambia y se convierte en la otra persona.

Esto se trata de ustedes, queridos amigos. Tómense al menos una hora, y simplemente estén consigo mismos. Acaríciense. Háganse el amor a sí mismos, y a su propio cuerpo. Y sigan haciéndolo queridos amigos, igual que lo harían con un amante, y observen cómo cambia su vida.

Observen cómo su cuerpo empieza a sanar, a volver al equilibrio. Y observen cómo el gozo vuelve a su vida.

Somos completos.

 

Lección 37: El Aliento de Vida

 

 

Queridos creadores, ustedes han oído hablar del aliento de vida. Casi todas las tradiciones de la creación hablan del aliento de vida, de cómo el creador le infundió vida a la Tierra y a los humanos, y los vivificó. Pero lo que a la mayoría de las tradiciones se les olvida, queridos amigos, es que el creador eras tú.

 

Tú, querido creador, eres así de poderoso. Puedes tomar un objeto e infundirle vida. La gente lo ha hecho, queridos amigos. Ha habido escuelas de  misterios de la vida donde una de las lecciones era crear una estatua de barro e infundirle su propia esencia a esa estatua hasta vivificarla, hasta que empezara a caminar y hablar como ustedes.

 

Tú eres así de poderoso, querido creador. No hay ningún ser o Dios en ningún lugar en este universo, o en este omniverso, o en cualquier dimensión, que sea más poderoso que tú. ¡Inhalen eso, queridos amigos!

 

La mayoría de ustedes también han oído hablar de la importancia de inhalar su cuerpo, y por supuesto saben que si no respiran se mueren rápidamente. Sin embargo, respirar es mucho más que sólo llenar sus pulmones de aire.

 

Miren queridos amigos, fueron ustedes los que le infundieron vida a su cuerpo cuando entraron en él, cuando nacieron, y ha sido ustedes los que le han infundido vida a su cuerpo en todo momento desde entonces. No es sólo el aire. Es la vida misma, porque su cuerpo no habría vivido mucho tiempo en absoluto si no hubieran seguido infundiéndole vida. Su cuerpo depende en todo momento de su energía vital. Depende en todo momento de la vida de su esencia.

 

Cuando la gente piensa en inhalar vida, piensa en conectarse con el cielo o la Tierra, en inhalar energía vital de algún lugar lejano, de algún lugar fuera de ellos. Y queridos creadores, queremos que empiecen a pensar en la vida como su propia esencia, su propia conciencia, y cuando respiran queremos que respiren eso en su cuerpo.

 

La mayoría de la gente empieza a retener la vida que le dan a su cuerpo a los pocos años de haber nacido. ¿Por qué? Porque no confían en sí mismos.

 

Se olvidaron de quiénes eran. Otras personas les dijeron que eran pequeños, les dijeron que eran malos, y por lo tanto una parte de ellos comenzó a morir. Parte de ellos comenzó a querer irse, y así poco a poco comenzaron a cortar el flujo de su propia esencia en su cuerpo.

 

Es por eso que envejecen, queridos amigos. Su cuerpo fue diseñado para durar muchos miles de años si querían. Sabe cómo renovarse continuamente, durante el tiempo que lo deseen. Pero se les olvidó quiénes eran, y ya no estaban tan seguros de querer estar aquí, por lo que comenzaron a cortar el flujo de energía a su cuerpo, el flujo de su propia esencia y su propia conciencia. Entonces su cuerpo comenzó a morir de hambre, lo mismo como si se hubiera cortado el flujo de aire o el flujo de alimentos o agua, a su cuerpo.

 

Su cuerpo comenzó a carecer de esencia de la vida, y entonces se preguntaron por qué estaba empezando a envejecerse, por qué no era tan fuerte como solía serlo, por qué comenzó a aumentar de peso, a desarrollar enfermedades y achaques y dolores.

 

Únicamente existe una razón queridos amigos, y se debe a que cortaron el flujo de su propia esencia en su cuerpo. No nutrieron a su propio sí mismo, por lo que su cuerpo comenzó a morir de hambre.

 

Así que queridos creadores, si quieren devolverle la vitalidad y la salud a su cuerpo, infúndanle vida.

 

¿Cómo se hace? Se hace respirando conscientemente.

 

Comiencen con la respiración física. Llévenla hasta el fondo dentro de ustedes.

 

Oh, no es necesario ningún patrón particular de respiración. No es necesario respirar de una manera determinada, excepto de manera consciente, y profunda en ustedes.

 

La mayoría de la gente apenas respira. Apenas respira la cantidad mínima necesaria para evitar que su cuerpo muera en el acto. Observen cómo respiran.

 

¿Son superficiales sus respiraciones naturales? ¿Sólo van parcialmente hacia sus pulmones?

 

Empiecen a respirar hasta su vientre.

 

Sean conscientes de su cuerpo mientras respiran. Coloquen sus manos en su vientre y siéntanlo entrar y salir cuando respiran.

 

Préstenle atención a sus hombros. Permítanles que se relajen.

 

Cuando respiran superficialmente sus hombros tienden a subir y a bajar. Cuando respiran profundo hasta su vientre su vientre entra y sale, y sus hombros se relajan más.

 

Simplemente sean conscientes de su respiración. Tómense unos momentos todo el día para ser conscientes de su respiración. Algunas personas encuentran que es útil fijarse un pequeño recordatorio cada hora, cada media hora, o tan a menudo como se sienta bien para ustedes, para recordarles que deben parar y respirar vida hasta sus seres.  

 

No hay ninguna técnica en particular, queridos amigos. No pueden equivocarse. No se tiene que pensar ninguna idea particular. Basta con tomar una respiración  consciente, hasta su vientre.

 

Descubrirán que esa respiración, esa respiración consciente, va a resolver más problemas en su vida que cualquier otra cosa. Descubrirán que,  junto con hacerle el amor a su propio cuerpo, al infundirle vida comenzará a cambiar su cuerpo. Comenzará a vivificarse más. Comenzará a equilibrarse.

 

No se trata de la cantidad de aire que se respira. No se trata de ninguna técnica. Sólo se trata de infundirse vida a ustedes. No es necesario imaginar a la vida entrando por la parte superior de su cabeza o desde ningún otro lugar. ¡Simplemente inhalen vida! ¡Es su propia esencia, queridos amigos! No tiene que venir del cielo. No tiene que provenir del campo. No tiene por qué venir de ningún otro lugar. ¡Es ustedes!

 

Basta con tomar una respiración consciente, y permitir que la vida llene su cuerpo.

 

Eso es todo. Ni siquiera se tiene que pensar en ello. Simplemente sean conscientes de su respiración. Respiren conscientemente, con conciencia.

 

Y a medida que el aire fluye por su ser, así también la esencia de ustedes. Así también la vida de ustedes.

 

También pueden infundirle vida a las cosas y a las circunstancias a su alrededor, queridos amigos. Si hay algo que está pasando que no les gusta, inhálenlo. Inhálenlo hacia ustedes, porque al hacerlo estarán inhalándole su esencia. No para controlarlo, no para cambiarlo. Simplemente para proporcionar conciencia.

 

Queridos amigos, eso le da la oportunidad de cambiar si es necesario, si se quiere. Pero más que cualquier otra cosa cambia su relación con ello, y ya no afectará a su vida si esa es su elección.

 

Ahora, lo único que no queremos que hagan es tratar de infundirle vida a otras personas, o a las cosas de otras personas, porque eso sería tratar de controlarlos o manipularlos. Eso es para que ellos lo hagan, queridos amigos, no ustedes. Lo mejor que pueden hacer es infundirse vida a ustedes, inhalar su propia esencia a ustedes. Inhalen su experiencia de ellos, pero no traten de cambiar sus vidas.

 

Ustedes conocen la historia de la mariposa, queridos amigos, de la oruga que entra al capullo, que se desintegra en ese capullo y se convierte en masa blanda. Y entonces empieza a volver a formarse en una forma nueva, y llega un momento en que debe salir del capullo, y es un proceso muy difícil.

 

La abertura por la que debe salir en realidad no es lo suficientemente grande, pero si viene alguien y le abre el capullo, morirá. Nunca será capaz de volar, ya que tiene que pasar por esa experiencia, por esa experiencia traumática y dolorosa de estrujarse por esa pequeña abertura con el fin de exprimir la vida, los fluidos hacia sus propias alas para poder volar.

 

Lo mismo puede decirse de todos y cada uno de ustedes, queridos amigos, y todos a su alrededor. Ellos son creadores. Ellos están buscando desesperadamente a sus propios sí mismos. Cada uno de ellos, ya sea que lo sepan conscientemente o no, está tratando de encontrarse a sí mismo, y no se les puede ayudar en eso, queridos amigos. Si lo intentan, simplemente los harán retroceder.

 

Es un viaje individual que toda persona debe tener, así que permítanles tener el suyo. Inhalen su propia esencia a ustedes y a las cosas de su vida, pero no a otras personas.

 

Cuando lo hacen, queridos amigos, se convertirán en un faro para ellos. Se convertirán en un ejemplo encomiable. Se convertirán en una prueba de que ellos también pueden hacerlo, y ustedes harán más por ayudarlos en su viaje que cualquier otra cosa que podrían hacer interfiriendo con su vida o tratando de hacer su vida más fácil. 

 

Así que dejen a los demás ser, queridos amigos, ellos van a encontrar su propio camino. Infúndanse vida a ustedes.

 

Somos completos.

ESPACIO PATROCINADORES
ESPACIO PATROCINADORES
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
Un comentario
  1. User comments

    Hola, Muchas gracias por este compendio de lecciones. Siento que he llegado adonde debia. He leido mucho y sentia que no era suficiente, pues solo se hablaba de lo positivo y yo sentia que para tener armonia que es lo que busco, yo debia tener en cuenta tanto lo bueno como mis sombras y no veia como integrarlo y ahora ya lo encontre. Pues ahora manos a la obra, a aceptar, a confiar y a vivir como la creadora que soy. Oh esto es maravilloso.
    Mil Bendiciones para todos y para el Autor.
    Con amor
    Trini

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend