Ciudad Virtual Gran Hermandad Blanca Banner

Ikwashendwna, los salvaguardianes de la Madre Tierra

Separador

hermandadblanca.org Madre tierra new gaia Ikwashendwna, los salvaguardianes de la Madre Tierra sabiduria y conocimiento evolucion unidad petición intrenacional naturaleza madre tierra danza del sol conciencia description multimedia

En la reciente Danza del Sol celebrada en Colombia sucedieron muchas cosas mágicas. Los jefes Lakota que llevaron su danza del Norte y se la ofrecieron a sus hermanos nativos del Sur recibieron a cambio una potente ofrenda de manos de los abuelos presentes: un compromiso para salvaguardar el derecho de origen de la Tierra.

Muchos de estos abuelos son los intermediarios entre las fuerzas celestiales y los hombres. Su sabiduría y conocimiento permite el equilibrio entre las fuerzas y uno de ellos advierte que un gran dolor se acerca, pues los “Hermanos Menores” (la humanidad) no están interesados en proteger a la naturaleza.

Pero al mismo tiempo, a través de Ikwatunduna, su intérprete, dice que desde el vientre de la Madre Tierra le han enviado una palabra: “Ikwashendwna”, que es un abogado divino para reclamar a nivel espiritual del derecho de origen de la Madre Tierra y de todos sus elementos. “Mi Madre (la Tierra) me hace presentar hoy aquí para hacerles saber su sentir y para ver cómo podemos aliviar su dolor y la enfermedad que ella tiene. Cada uno de nosotros sabe cómo la Madre se está sintiendo y si tuviéramos sus ojos veríamos de dónde viene esa enfermedad. Cuando lo hagamos tenemos que ir unidos a sanarla. Si no lo hacemos ahora el planeta no va a sobrevivir”, advierte.

“La Madre dice que la medicina debe ser encontrada con su abogado o representante y debe ser a través de una petición, una solicitud o un acuerdo internacional, de acuerdo a lo que su abogado nos diga. Para eso estamos todos hoy aquí y así lo vamos a dar a conocer al mundo, sin miedos. Nuestros hermanos del Norte deben dar su palabra de que van alinearse con esta petición”. Acto seguido el jefe Galen de los Lakota dijo un enfático “Si” y todo su séquito puso su firma y estampó su huella dactilar con tinta sobre la petición que día a día crece.

El abuelo agregó a través de su intérprete: “Llevamos un proceso de firmar esta petición de esta manera pues los políticos nos ofrecen promesas pero no hacen nada ni de corazón ni de gratis y siempre terminan mintiendo”. Agregó que “la palabra Ikwashendwna es un estado de conciencia universal y es la líder de esta batalla pues habla desde la unidad. Si no lo hacemos así no podremos avanzar en el mundo de los políticos y los abogados. Todos los que se preocupan por la Madre (Tierra) deben estar Unidos como Uno y así la verdad avanzará hasta lograr un acuerdo de unificación universal”.

“También tenemos un abogado físico que llevará esta palabra por todo el planeta para salvaguardar los derechos de origen de nuestra Madre. Antes hicimos muchas peticiones individuales, pero nos faltaba este apoyo espiritual y así la Madre con su lógica nos dio esta palabra y así el abogado físico se une al abogado espiritual que va a llevar nuestra petición a la corte espiritual mientras el abogado físico la llevará a que se convierta en un decreto constitucional. Estamos reclamando el Mayor Derecho Antiguo, el Derecho de Origen de la Madre (Tierra) y confiamos plenamente en nuestro abogado espiritual”, cerró el abuelo.

Ikwatunduna me dice que de esta manera, todos somos uno y así nadie puede reclamar el derecho sobre las semillas ni sobre el agua ni sobre cualquier otro elemento de la Madre. “Como imagen y semejanza de nuestra Madre, somos semilla y debemos proteger este conocimiento para no seguir destruyéndola. Ninguna madre crea hijos para que éstos la destruyan, sino para protegerla y que la ayuden en su casa y en su vida”.

El abuelo había mencionado además que los que crean que son hechos a imagen y semejanza de la Madre deben unirse y dejar atrás las divisiones. “La palabra Ikwashendwna es para despertar, entendernos y salvarnos de nuestra propia destrucción. Cada uno debe buscar en sus orígenes hasta encontrar su unificación con los cinco elementos (agua, tierra, aire, fuego y éter). Vernos en espejo nos demostrará de qué estamos formados y así comenzaremos a transformarnos y veremos cómo unidos podremos sanar a la Madre”.

”El enemigo quiere destruir el conocimiento de los mayores, por eso sólo si hay unidad, volverán brillar el sol y la luna. Sabios y ancianos deben guiar a los más jóvenes a brillar como las estrellas. Pregunten en su corazón hasta que hallen las respuestas”, sentenció.

//////////////////////

Escrito por Claudio Alvarez-Dunn, apenas un canal que estaba en el lugar indicado para poder compartir esta información con el resto de sus hermanos.

DEJANOS AQUI TUS COMENTARIOS



Sientete libre dejando un comentario en respuesta al articulo...
Y si deseas que tu imagen aparezca en tu comentario solo debes tener activado tu cuenta en gravatar!




Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.